Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Junglas de Lustria
por Strindgaard Ayer a las 5:37 am

» [Campaña] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Amelie Winter Ayer a las 1:40 am

» Un Dios entre Nosotros.
por Azura Vie Mayo 17, 2019 9:05 pm

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Karasu Vie Mayo 17, 2019 3:34 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Strindgaard Vie Mayo 17, 2019 12:18 pm

» [Reclutamiento y OFF] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Rimbaud Vie Mayo 17, 2019 3:54 am

» Encuentro desafortunado
por Shirei Jue Mayo 16, 2019 3:23 am

» Reglas de Noreth
por Adorno Azurbanipal Dom Mayo 12, 2019 3:03 am

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Sáb Mayo 11, 2019 4:59 pm

» Nas~
por Alegorn Vie Mayo 10, 2019 1:53 am



El inicio de la profecia... H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
El inicio de la profecia... SiUh6o7
El inicio de la profecia... KRfbrcG
El inicio de la profecia... 9fBXn98

El inicio de la profecia...

Ir abajo

El inicio de la profecia... Empty El inicio de la profecia...

Mensaje por Gallego el Dom Oct 05, 2014 4:32 pm

Habian pasado dos dias desde que zarpara del poblado y aun calculaba faltaban tres dias para el puerto mas proximo.

Sin darme cuenta, mientras estaba al timon, desde mi popa una nave ganaba terreno rapidamente, mientras que yo tranquilo y en calma navegaba donde masomenos intuia estaria mi destino.  De repente Nix, sin que yo le diera mucha importancia, atribulado como lo estaba en mis pensamientos, empezo a graznar sin pausa hasta el punto de sacarme de mi mente. Me di vuelta dispuesto a lanzarle lo mas cerca que tuviera a mano.

En cuanto gire irritado vislumbre el navio. Un imponente bergantin de tres palos, velas amarillentas y mascaron de triton
se alzaba a menos de 2 varas(180 m, 1 vara de Alincante=91,6 m) en mi popa. En su mastil se alzaba un pabellon de fondo negro, una media luna acostada y una calavera sobre ella, a un costado un reloj de arena y al otro un corazon.

Enseguida supe que estaba en problemas, ese era el pabellon de Jack Sharkson, pirata de reputacion en estas aguas. Lo unico que atine, y fue lo mejor que pude hacer, fue dejar el timon, izar las velas y correr a alzar el pabellon blanco en el mastil. A los 5 minutos un bote se desprendia de la amura de babor(parte de adelante de la derecha) y bogaba hacia mi nave. Si bien habia izado el pabellon blanco, no estaba dispuesto a sacrificarme sin dar lucha, por lo que agarre mi cimitarra
una adarga(escudo) y una lanza de una mano y espere a los piratas.

Un pie cubierto en una bota de cuero rojizo piso la baranda de mi nave, tomo impulso y salto. De repente un hombre de botas rojizas
pantalones negros y amplios y capote rojo escarlata, ondeando al viento, estaba sobre mi cubierta. Los musculos del torso del humano eran destacables y la cicatriz que le cruzaba medio pecho aun mas. De tez morena, rasgos juveniles y  despreocupados, este hombre con el torso al aire y sombrero de ala ancha se alzaba ante mi sonriente y casi provocativo me miraba. Tras él seis hombres mas saltaron. El unico que destacaba era un humano de apenas unos 1,50 m
que portaba vestimentas pardas y un estoque en su costado diestro. Dio un paso hacia delante y sus hombres se dispusieron a rodearme. Alerta como estaba no confiaba en estos hombres. Sin embargo estaba mas dispuesto a luchar y derramar mi sangre en mi cubierta que huir como conejo asustado... no, nunca le dirian a Wa'úhr, "conejo asustado".

-Ja! Mira lo que tenemos aca Grund, un orco que rinde su nave pero nos planta cara al subir. -La voz del hombre era potente y risueña, no concordaba con el hablar de un hombre que rondaria los 50, si no mas bien los 25 o 30.

-Es un orco contramaestre, mucha fuerza y poca cabeza. Ellos son asi, primero hacen una cosa y despues la otra. Recien se comportaba razonablemente y ahora tienta la muerte.-Dijo al que llamaban Grund, el hombre del estoque.

-Si. Ja! Son estupidos.-Comento uno de los piratas riendose como puerco.

-Si son tan estupidos entonces podras derrotarlo facilmente, verdad Ulong? -Respondio el hombre de botas rojizas y sombrero de ala ancha

-Ehh... uhmmm.

-Dejemelo a mi capitan, "Negro" podra con el sin pestañar.-Comento un hombre alto fornido de tez oscura ante las dudas de su compañero.

-¿Que decis orco? ¿Te animas a luchar con "Negro"?

-No busco problemas, solo navego hacia la ciudad de Neang para atender mis asuntos. Soy un humilde pescador que no tiene mucho dinero, ni nada de valor. Les ruego encarecidamente me dejen continuar mi viaje en paz nobles marineros.

-Ja! Nos dice nobles! Muy bien orco, te propongo lo siguiente: Vence a "Negro" y te dejaremos tranquilo, en cambio si te vence te confiscaremos tu nave, tus pertenencias y tu libertad... quien sabe, tal vez negro te  confisque la vida... De lo contrario te lo confiscaremos todo inmediatamente.


-Al parecer no tengo mas remedio, verdad? Sin embargo yo no busco probl...

-No me importa lo que busques orco, lo que yo busco es diversion y sagre y quiero que la de alguno de los dos se vierta en cubierta.

-No hay mas remedio?

-No hay mas remedio.

-Asi sea.

Apenas termine de decir mi ultima palabra gire 90° en direccion hacia donde estaba "Negro" y le arroje mi lanza con toda la fuerza que pude. El arma volo recta, impulsada por mi brazo, en direccion hacia el humano de piel oscura atravesandole el esternon y sobresaliendo por su espalda. Cayo como un costal de harina sin reaccionar, al parecer le habia roto la columna. Atonitos los hombres y con la boca abierta no reaccionaban hasta que de repente el humano llamado Grund desenvaino su estoque y arremetio sorpresivamente contra mi. Antes que pudiera reaccionar su arma estaba hundida en mi pecho y la sangre emepezaba a manar. Como hierro helado se hundio en mi carne y como hierro ardiente salio de ellas al ser retirado por su dueño. Apenas trancurrieron unos instantes cuando emepeze a ver todo borroso y perder la estabilidad.

Desenvaine mi cimitarra con la vista borrosa y la cabeza abombada. En cuanto lo hice cai sobre una rodilla y sosteniendome con mi arma vislumbre con el mirar completamente ofuscado como una silueta parda se paraba frente a mi y dirigia una obejeto de color marron oscuro contra mi.
Todo negro...

Desperte y durante un buen rato solo estuve con la cabeza recaida sobre el pecho, atado y con la cabeza y pecho doloridos, en una habitacion que estaba en penumbras. Me quise mover. Estaba atado fimemente.

-Es inutil, no podras moverte. Estas bien atado. -La voz surgia de la esquina que estaba frente a mi izquierda.

Me sobresalte ante esa voz profunda y cavernosa. Al concentrar mi mirada de donde habian provenido esas palabras apenas vislumbre una silueta negra.

-¿¡Quien sos, que queres... porque me tienen aca!?

-Soy Sharkson, el capitan Jack Sharkson. Lo que quiero no te importa... en cuanto a tu retencion... uhhm... en cuanto a ello tal vez lo aclaremos mas adelante. Por ahora quiero que me cuentes tu historia.

-Qu?... eh?... mi qu?... que tiene que ver mi historia!? Soltame y lucha si sos un hombre... solo un cobarde mantendria a su merced a un enemigo vencido a traicion!

-Hace mucho que navego en pos de alguien como vos! -Dijo sin darme importancia, como si nunca hubiera hablado. De repente se adelanto erguido e imponente, sin que se le terminara de vislumbrar la cara, apareciendo de entre las penumbras y golpeando la mesa con su puño mesa exclamo.-Asi que mas vale que hables!... ¿"Ojo Rojo"?. -Diciendo esto ultimo con un tono que era una mezcla de ironica e inquisitiva.

-Ehh... Ojo que? no entiendo nada... no se a que te referis.

Se escucho una respiracion profunda en la habitacion como quien se arma de paciencia ante un niño para explicarle por enesima vez lo mismo.

-Soy Sharkson, el capitan Jack Sharkson, hace mucho que navego las aguas buscando a alguien particular. Un rumor se extiende por las costas del Norte, como el fuego por el aceite, segun las gentes augurado por un adivino ermitaño.
En muchas ciudades este rumor ha cobrado relevancia y los oraculos han decidido hablar. "El hijo del trono, dos veces muerto, ha sido convocado por el ojo rojo del mar, de entre los peces ha vuelto a nacer acompañado del vuelo negro".
Yo personalmente fui a consultarlos y me dieron su augurio:
"Aquel que se fue y volvio para ser arrastrado y perdido, es hora de que vuelva. De madera, de sal, de plata o de oro perder el tiempo es perder el tiempo y al navegante perdido nunca le sobra."
Personalmente estoy cansado de esta busqueda y no termino de comprender el mensaje ya que los oraculos son oraculos y no se hartan nunca de hablar de una manera totalmente misteriosa y cansina.
Aun en mi ignorancia puedo ver cosas basicas como tu ojo rojo, que sos marinero y que vsas "acompañado de el vuelo negro" osea tu cormoran con complejo de perro.
Asi que empeza a hablar y contarme tu historia si sos tan amable, y si no lo sos tambien.

-Uhhmm... Veo... Bien vera capitan Sharkson ni yo se mi historia, hace 3 años desperte en un poblado atado luego de un ataque de fiebre...-Asi durante un par de horas hablamos, siempre en penumbras y sin ser desatado, contandole mi vida, o lo que sabia de ella.-...y entonces dedici que era hora de abandonar el poblado y conocer mi anigua vida y me tope con su barco.
Y esa es toda mi historia capitan.


-Interesante, y me decis que tuviste un sueño donde te viste como un marinero con su flota y que de una montaña
escupia una gigantesca ola que arrasaba con tu nave... y tu nombre era?


-Asi es. Mi nombre es Wa'úhr

Hablando por lo bajo y casi inaudiblemente mientras se frotaba la barbilla oculta por las sombras el capitan Sharkson meditaba

-Mmhmm... Segun lo que se y lo que el dice la montaña y la ola podrian ser de el dia de la desaparicion de Angro...
ademas su ojo concuerda con el de la bandera y lo que dicen de "Ojo Rojo"... que ademas era orco... y para colmo su nave tenia el nombre de este orco... son demasiadas coincidencias. Debere llevarlo ante el comandante, esto me supera. Debemos estar todos juntos y decidir.
-Dirigiendose de nuevo a mi con su voz cavernosa.- Bien, Wa'úhr. He decidido y debes decidir vos tambien. Tengo que comunicarte que permaneceras a bordo y a nuestra merced durante un tiempo. Sin embargo te doy a elegir, podes formar parte de nuestra tripulacion, exactamente con el mismo derecho que tiene cada uno de los que son parte de ella, o bien pasar el resto del viaje encerrado en las bodegas. Vos elegis.

-Bien, teniendo en cuenta que me dirigia a reclutar mi banda de piratas no tendre problema en unirme a ustedes ante tan pocas
posibilidades de elegir mi propio rumbo. Solo me gustaria pedirle dos gracias.


-Pida y vere que puedo hacer.

-La primera es que me dejen conservar a Nix... mi cormoran.

-Sea concedida. Y la segunda?

-La segunda que conserven mi nave por favor.

-Su segunda gracia a sido cumplida antes de ser pedida ya que 8 hombres han subido a ella y tomado un rumbo distinto al nuestro. Asi que no vera a su Buenaventura por un tiempo.... o tal vez nunca... pero ha sido concedida de todos modos. Viendo que decide tomar un puesto entre nosotros le doy la bienvenida a "El Despiadado", terror de las 7 bahias. Se le acaba de asignar el puesto de Oficial Carpintero ya que el nuestro ha muerto en el anterior asalto y andamos escasos de gente adecuada para ese puesto, asi que usted Oficial con la historia que me ha contado se hara cargo de ese puesto y tendra al grumete Erun bajo supervision.

De repente pego un chiflido, un joven de unos 15 o 16 años entro en la estancia y ante un gesto vago de la mano del capitan
el muchacho emepezo a desatarme. Cuando solto las cuerdas me di cuenta lo mucho que me habian cortado la circulacion volviendose doloroso cada instante. Despues siguieron las correas que me sujetaban el torso y para terminar las piernas. En cuanto me termino de liberar de mis ataduras cai redondo al suelo sin control de mi cuerpo sintiendo como si mil agujas se me clavaran en cada poro de mi piel.

Cuando pude moverme el capitan ya no estaba, al menos a mi vista, y ahora tenia delante mio al hombre de botas rojizas y sombrero de ala ancha tendiendome la mano para ayudarme a levantar. Siempre sonriente sin dejar de hacer un gesto amistoso este hombre me condujo entre charlas hasta donde estaba mi hamaca, mostrandome mis herramientas y presentandome a Erun, un niño mudo de apenas 12 años. Despues de eso se hizo una reunion general en el barco y Lark Scarlata, el hombre de botas rojizas y sombrero de ala ancha, desde el castillo de popa subido a la baranda, tomado de un cabo me dio la bienvenida junto a la tripulacion. Luego de eso tras presentarse algunos todos volvieron a sus responsabilidades y Lark me mostro cuales eran mis deberes.

Asi navegamos 5 dias sin cruzarnos ningun otro navio mas alla de una vela perdida en el horizonte. Las gracias y pequeños trucos que hacia Nix hicieron que la tripulacion le tomara cariño de inmediato y por consiguiente tambien un poco al amo. Al unico al que no se frotaba Nix era a Grund, el hombre del estoque, al cual mas de una vez habia atacado y siempre le bufaba. A mi Grund no me caia demasiado bien, ya que el me habia envenenado y asi habia terminado aca, y tuve la oportunidad de devolderle el golpe el dia que lo atrape queriendome hacer trampas en los dados...
lastima que no fuera una apuesta por dinero o segun las leyes de pirateria habria muerto... aquel dia hice que de un solo golpe pasara tres dias tirado en la enfermeria. Aquello dio el toque final para que la tripulacion me tomara en estima, ya que es el condestable de la nave y no deja que ni una miga extra salga de sus reservas lo que le ha ganado, junto  a su actitud arrogante, el desprecio de la tripulacion. Aunque por su habilidad con el estoque nunca nadie se habia animado a plantarle cara, ademas que nunca lo habian agarrado haciendo trampas....

Mientras, le rezo a los dioses del mar que nos lleven sanos a nuestro rumbo en direccion hacia la puesta de sol a la que nos dirigimos con el viento de estribor haciendo que nuestra bandera ondee hacia la izquierda. Por ahora vienen tratandonos bien...


Hoja de Personaje:
http://www.cuentosdenoreth.net/t5331-n-locnil-zarvastor-el-gran-kabur

El juego no es nada, el jugar lo es todo
Simkim. La espada de Joram II
Gallego
Gallego

Mensajes : 10
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

El inicio de la profecia... Empty Re: El inicio de la profecia...

Mensaje por Turbulencia el Mar Oct 07, 2014 7:44 am

Disculpe por la tardanza, bien, su Hijra ha quedado bien aceptada, en cuanto se conecte algún admin pediré que le otorguen su color ¡Suerte y sea usted oficialmente bienvenido! Smile
Turbulencia
Turbulencia

Mensajes : 355
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.