Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Junglas de Lustria
por Strindgaard Dom Mayo 19, 2019 5:37 am

» [Campaña] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Amelie Winter Dom Mayo 19, 2019 1:40 am

» Un Dios entre Nosotros.
por Azura Vie Mayo 17, 2019 9:05 pm

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Karasu Vie Mayo 17, 2019 3:34 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Strindgaard Vie Mayo 17, 2019 12:18 pm

» [Reclutamiento y OFF] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Rimbaud Vie Mayo 17, 2019 3:54 am

» Encuentro desafortunado
por Shirei Jue Mayo 16, 2019 3:23 am

» Reglas de Noreth
por Adorno Azurbanipal Dom Mayo 12, 2019 3:03 am

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Sáb Mayo 11, 2019 4:59 pm

» Nas~
por Alegorn Vie Mayo 10, 2019 1:53 am



Lluvia H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
Lluvia SiUh6o7
Lluvia KRfbrcG
Lluvia 9fBXn98

Lluvia

Ir abajo

Lluvia Empty Lluvia

Mensaje por Darkeray el Miér Nov 26, 2014 11:45 pm

LLUVIA


Mi respiración intranquila, mi corazón palpitante, mi sudor goteando por la frente, la humedad calándome los huesos... Esa era mi única compañía en esta noche, pues Gabriel hacía mucho que me había dejado mentalmente, con la mirada clavada en el camino, y mi perro, Sobras, permanecía agazapado y tenso en el suelo. Sólo unos minutos más, unos segundos, y podríamos hacernos famosos y ricos.

El tiempo seguía transcurriendo, y tras 5 minutos, el ruido amortiguado de unos cascos de caballo comenzaron a oírse en la penumbra

CLOC CLOC, CLOC CLOC, CLOC CLOC

Sobras se tensó aún más y mostró sus afilados dientes, aún ensangrentados tras su ataque, Gabriel soltó un entrecortado suspiro.

CLOC CLOC, CLOC CLOC, CLOC CLOC

Unos pocos metro más, unos pocos metros más...

CLOC CLOC, CLOC CLOC, CLOC CLOC

Y al fin apareció entre la bruma y la lluvia que comenzó a caer, el Caballero Errante, hacía 3 días que rondaba por la zona, y por primera vez, lo estaba viendo con mis ojos.

Se acercó poco a poco, poco a poco se acercó, y al fin, se detuvo, al fin se percató del venado que había abatido Sobras.


Allí se quedó, inerte en la oscuridad, cualquiera podría pensar que era una estatua en el medio del camino. Pasaron unos lentos 2 minutos más o menos, y no se movió, allí seguía, mirando fijamente al ciervo. Gabriel empezó a impacientarse y a resoplar,y juraría estar oyendo el ritmo de su corazón desbocado por los nervios.

Entonces, al fin, cuando ya parecía que el tiempo se había detenido por completo, el Caballero se movió, desmontó del caballo, y comenzó a acercarse al cadáver.

-Un poco más, un poco más, vamos, un poco más -murmuraba Gabriel-

Mi respiración intranquila, mi corazón palpitante, mi sudor goteando por la frente, la lluvia empapando mi ropa...

Cuando estaba a tan solo dos pasos del venado, Gabriel gritó con todas sus fuerzas:

-¡¡¡AHORAAAA!!!

En un instante, tiró de la cuerda, un clic sordo sonó y la imperceptible red reforzada se contrajo y se elevó del suelo, elevando al Caballero, que profirió un ensordecedor grito

Decenas de aves levantaron el vuelo , el propio caballo se espantó y huyó... Tras unos segundos de silencio,acompañado por los ladridos de Sobras, Gabriel gritó entusiasmado:

-Le tenemos jajajaja, le tenemos Marcus, le tenemos, esto nos va a dar fama mundial, ya verás, tenemos al mito, al Caballero Errante, Darkeray, jajajaja.

Mientras tanto, Darkeray, que simplemente no opuso resistencia, enmudeció, lo único que hacía era clavar su mirada en nosotros, no sabría decir que estaba pensando o expresando, pero nos estaba observando atentamente...

Fue entonces, en medio de aquella euforia, cuando Sobras, que se había mantenido tenso todo el tiempo, alerta, y preparado para atacar al mínimo movimiento brusco, empezó a aullar suavemente, dió vueltas sobre sí mismo, y se tumbó en el suelo, lamentándose de manera casi inaudible.

Extrañado, me agaché para acariciarlo y consolarle, pobre animal, estaba frío y temblaba. Por su parte, Gabriel, empezó a hiperventilar de forma exagerada, y cuando le pregunté que le ocurría, me contestó con rabia:

-Nada Marcus, déjame sólo, estoy bien, sólo necesito salir de este bosque, me estoy asfixiando, y tengo frío.

+Gabriel... -susurré mientras miraba por unos segundos al aprisionado Caballero- no me parece que esta haya sido una buena idea, deberíamos dejarle libre, no ha hecho daño a nadie

-¡¡¡NO!!! -vociferó Gabriel- me niego, ahora que lo tenemos, no pienso dejarle ir, la gente pagará mucho dinero para tenerlo y estudiarlo -y girando la cabeza, dijo fríamente- y tú, creía que estabas conmigo

+Lo sé Gabriel lo sé, pero ambos sabemos que casi me has obligado a venir, yo no quería hacer nada

-Pues muy bien, más dinero para... ¡¡¡AGH!!!

Gabriel gritó de dolor, sorprendiéndome y asustándome a la vez, y no fue hasta que me fijé atentamente, que pude descubrir que mi compañero estaba siendo atravesado por un costado, pues la punta de algo ensangrentado con las vísceras de mi compañero, asomaba por la ropa, y si bien no parecía haberse agujereado nada importante, quedó muy malherido.

Con las manos temblorosas, intenté coger mi daga mientras me alejaba prudencialmente del atacante. Mientras tanto, el cuerpo retorcido por el dolor de Gabriel, resbaló lentamente hasta caer al suelo, y fue entonces, cuando vi a nuestro agresor, el venado, el ciervo que habíamos cazado gracias a Sobras se había levantado, la cabeza, colgando boca abajo por la falta de apoyo y sujeción en el cuello, me miraba con unos ojos vacíos de vida.

Ignorándome a Sobras (que había corrido a mi lado asustado) y a mí, el ciervo comenzó a morder pacientemente las cuerdas de la red mientras el Caballero, impasible, permanecía con su mirada penetrante puesta en mí.

Petrificado allí, contemplé sin poder hacer nada, como el ciervo iba liberando poco a poco a Darkeray, que tras unos 10 minutos, cayó pesadamente apoyándose en las piernas y, dándome la espalda, acercó sus dedos a la boca, silbó, y tras unos segundos, apareció el siniestro caballo al galope, deteniéndose junto a su amo y relinchando ruidosamente.

El Caballero, con tranquilos y pausados movimientos, cogió algo de una pequeña alforja de un costado del caballo y se montó en él, entonces, mirándome de nuevo, me arrojó unas hojas, dejándolas caer suavemente al suelo y, pronunció una frase, una única frase que parecía salir de las más oscuras profundidades:

-Estas hojas, reducirán la hemorragia, pero si no le ayudas, morirá...

Y mientras lentamente se alejaba en su montura, seguido de cerca por el venado muerto, yo me acerqué a Gabriel, humedecí las hojas y las apliqué en la herida, cargué con mi compañero, y me marché por el camino opuesto, silencioso, traumatizado... Aterrado


CLOC CLOC, CLOC CLOC, CLOC CLOC


"Acaricié el lomo de Muerte,  y me dejé llevar por el continuo vaivén, la lluvia seguía cayendo ¿sería de la que cala, o de la que sólo moja? No sé, no lo podré saber
Mi caza recién adquirida me sigue fielmente hasta la fogata que encenderé para comerla, hacía mucho que no comía ciervo, ¿que sabor tenía un ciervo? No lo recuerdo, tampoco importa, no volveré a comer y saborear una excelente comida, pero nada me impide fingirlo. La fantasía es mi único refugio, mi pequeño santuario en todo esto.
Acaba de venir Mantus, me acompañará esta noche pues ha olido la comida, puedo compartirla, no me hace falta alguna... Pobre animal, no sé si será consciente de que nunca necesitará alimentarse o cazar de nuevo, siempre me lo pregunto....
Preguntas preguntas y más preguntas, lo único que acompaña a mis pensamientos son las preguntas, incómodo no poder responderlas, más cuán satisfactorio es tener algo que me distraiga de la realidad.
La lluvia sigue cayendo ¿será de la que cala, o de la que sólo moja? No sé, no lo podré saber"



CLOC CLOC, CLOC CLOC, CLOC CLOC
Darkeray
Darkeray

Mensajes : 167
Link a Ficha y Cronología :
Ficha
Cronología

Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.