Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Junglas de Lustria
por Strindgaard Dom Mayo 19, 2019 5:37 am

» [Campaña] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Amelie Winter Dom Mayo 19, 2019 1:40 am

» Un Dios entre Nosotros.
por Azura Vie Mayo 17, 2019 9:05 pm

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Karasu Vie Mayo 17, 2019 3:34 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Strindgaard Vie Mayo 17, 2019 12:18 pm

» [Reclutamiento y OFF] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Rimbaud Vie Mayo 17, 2019 3:54 am

» Encuentro desafortunado
por Shirei Jue Mayo 16, 2019 3:23 am

» Reglas de Noreth
por Adorno Azurbanipal Dom Mayo 12, 2019 3:03 am

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Sáb Mayo 11, 2019 4:59 pm

» Nas~
por Alegorn Vie Mayo 10, 2019 1:53 am



Mi primer viaje H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
Mi primer viaje SiUh6o7
Mi primer viaje KRfbrcG
Mi primer viaje 9fBXn98

Mi primer viaje

Ir abajo

Mi primer viaje Empty Mi primer viaje

Mensaje por Locke el Miér Feb 18, 2015 5:43 am

Con un palo le doy un par de golpes a las brazas que apenas he conseguido encender, para luego alimentar con el mismo objeto. Las ocasiones en que me veo obligado a acampar en campo abierto son pocas, y aunque el ejército te puede volver en un superviviente, nunca estuve muy dotado para sobrevivir a campo abierto por mí mismo. Un problema que debía corregir pronto si pensaba hacerme un nombre como viajero…

La lluvia es una horrible enemiga para las criaturas voladoras, las plumas mojadas pierden su ligereza, y ergo, su habilidad para generar vuelo, pese a que hubiera preferido llegar al pueblo antes de que cayera el chaparrón, este se adelanto a mis cálculos, y he me aquí atrapado en una cueva mientras cae la lluvia.

Aun recuerdo la primera vez que Salí de viaje lo suficientemente lejos de la ciudadela para tener este mismo problema… de hecho, fue la primera vez que se me dio una misión de transportar un paquete a una ciudad “vecina”.

Mi trabajo era sencillo, transportar un paquete de lo que parecían ser ropas ceremoniales en servicio de un sacerdote a una ciudad a mas o menos tres días de camino, y volver. Sonaba fácil… y en retrospectiva lo fue… pero en ese momento…
Había llegado a la central de mensajería bastante temprano, poco antes de que saliera el sol, sin embargo el sitio seguía siendo una versión muy ordenada de lo que el común de la gente llamaría “Revoltijo enloquecedor”, mi jefe, tras un breve saludo e instrucciones me entrego el paquete, el cual yo simplemente metí dentro de mi mochila y tras recoger unas pocas provisiones adicionales finalmente empecé mi viaje.

La ciudad tenía puntos de alzada y aterrizaje para salir de la ciudad, como es lógico, yo busque el que me permitiría salir en línea recta hacia mi sitio de destino.

Cuando las puertas se abrieron para permitirme pasó hacia el gigantesco balcón, una superficie plana y extendida, fui saludado por el sol que empezaba a salir entre las montañas, dándonos su luz en un glorioso nuevo día. Yo salude a mi tiempo, alzando mis alas orgullos y luego alzándome al cielo e iniciando mi viaje.

Sobre el viaje tengo muy pocas cosas que contar, el cielo es un reino tranquilo, y la providencia me bendijo con buen clima durante toda mi travesía, un sol radiante que se ocultaba a momentos para ofrecer un momento de relajante sombra a mi espalda sudada por la mochila y mis alas cansadas de cargar mi peso.

No me di muchos descansos, y solo acampe en la punta de las blancas montañas que rodeaban el camino a mi destino, usando cualquier cueva como refugio temporal, una vez hubiera comprobado que su uso era completamente seguro para un Divium solitario, volar de noche no era un problema, las estrellas y la luna ellas me dicen por donde voy.

Tres días volé… y tres noches también, lo cual eventualmente me llevo a la ciudad que buscaba, donde me deje caer en uno de sus amplios balcones de aterrizaje, y tras unos breves saludos en las armoniosas lenguas de nuestros dioses, me permitieron el acceso y me dirigieron al templo donde debía hacer mi entrega.

Al templo no se me permitió acceso, y desde adentro se podía escuchar el indistinguible sonido de jadeo y lamentos en honor a Yade… Tal vez no se me permitió entrada por qué se trataba de una celebración para parejas y me encontraba solo… y me pareció por un momento notar que el paquete se trataba de un tipo muy particular de… ropa interior con, un sitio para colocar un cuerno y mejor no pensar demasiado en ello. Un monaguillo me atendió, y tras agradecer mi trabajo, me entrego unas pocas monedas de propina.

Teniendo un día, para gastar decidí darme un momento para explorar la ciudad, y que mejor lugar para realizar esta actividad que: El mercado.

Pese a que monte mi mejor sonrisa y prepare el poco dinero que me pago el monaguillo para ser gastado en cualquier idiotez que mi corazón deseara, el mercado era esencialmente una repetición de lo que podía esperar encontrar en mi ciudad natal… al menos hasta que pude llegar a lo que parecía ser una tienda siendo llevada por una criatura carente de alas: un humano.

Su tienda no era muy diferente a las otras, y pese a que los pasillos entre sus mercaderías eran notoriamente muy anchos para el hombre en ellos, eran cómodos para clientes con algo colgando de sus espaldas.

Conversamos por unos pocos minutos… y tras esto, el hombre me convenció de comprar una botella de una bebida extraña para los Divium, pero que entre hombres era algo que se bebía de forma relativamente usual, este brebaje iba por el nombre de “Whiskey”…

Lo que recuerdo es que al día siguiente amanecí en una taberna de muy, muy bajo nombre y con un cráneo de zorro cubierto en una sustancia que con toda fuerza de mi alma deseaba fuese esperma de cera derretida…

Mi viaje de regreso fue normal, así como mi historia con la entrega, pero nunca, nunca, nunca nadie supo sobre el brebaje humano.
Locke
Locke

Mensajes : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Mi primer viaje Empty Re: Mi primer viaje

Mensaje por Turbulencia el Miér Feb 18, 2015 6:11 am

Algo elemental, sencillo y común. Me agrada, pues de este modo su pj tiene varias opciones a seguir señor Locke.

bienvenido sea Smile
Turbulencia
Turbulencia

Mensajes : 355
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.