Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» A Hope's Tail
Hoy a las 8:32 pm por Gar'Shur

» El deber de un jefe
Hoy a las 3:44 pm por Varok

» Strindgaard
Hoy a las 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Hoy a las 1:19 pm por Bizcocho

» Pero sin presiones eeh!
Hoy a las 12:37 pm por Lujuria

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El aleb de las cosas

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Jue Jun 18, 2015 12:03 pm

Sencillamente, no podía hacerlo.

-Mirad, lo siento mucho, pero no os puedo prometer que-

-No –le cortó Vilem-. Sí que puedes prometerlo.

Bediam sacudió la cabeza.

-No os puedo prometer que os salvaré –admitió-. Sé que es lo que queréis oír, pero no puedo.

Vilem robó carta y se la lanzó al alquimista, irritado. Éste contraataco y las cartas acabaron en la pila del jinete, que golpeó la mesa, frustrado.

-Tranquilízate –le pidió su tío-. Está siendo honrado y deberías agradecérselo.

Bediam robó carta, pero no atacó a nadie.

-Lo único que te pedimos es que… lo intentes –explicó Al mientras robaba.

El alquimista le miró a los ojos. El posadero parecía cansado.

-Yo… -musitó.

-Pareces un buen tipo –continuó Al-. Sé qué harás todo lo que esté en tu mano para tratar de ayudarnos. Eso es más que suficiente para mí.

Le tendió la mano a Bediam, sin dejar de mirarle.

-Por favor –le pidió.

El alquimista suspiró y se pasó la mano por el pelo, indeciso. ¿Era la decisión correcta? ¡Prácticamente se lo estaban suplicando! Pero no dejaba de ser comerciar con la esperanza de alguien enfermo… Transporte a cambio de esperanza, un buen trato para él, muy beneficioso. Al ver que no reaccionaba, el posadero retiró la mano.

-¿Es por el dinero? –inquirió Vilem-. Si quieres, puedo pagart-

-Dioses, no –se escandalizó Bediam.

Al cogió carta, y se la echó al alquimista. Éste podía defenderse, pero no lo hizo.

-¿Intentas timarnos? –preguntó el posadero.

-No, claro que no –replicó Bediam.

-¿Harías todo lo que estuviese en tu mano para curarnos, si aceptases el trato? –insistió.

-Por supuesto –contestó con sinceridad.

Vilem robó, pero no tiró. Ni siquiera miró su carta.

-Pues entonces solo hay una decisión sensata –murmuró el posadero-. Te toca jugar.
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Jue Jun 18, 2015 1:38 pm

Era por la mañana y hacía frío. Se habían levantado con las primeras luces, habían cogido pan, queso y un odre de agua de la cocina de Al y, tras agenciarse al caballo, habían partido hacia el sur.

Vilem no puso a prueba su memoria, y sencillamente siguió el camino. Se cruzaron con un par de viajeros, pero eso y ver como el sol ascendía por el cielo fue lo único que pasó en su recorrido. Pararon al cabo de unas horas para que el caballo descansara y para estirar las piernas.

Bediam había aceptado el trato, claro. Antes de que cayese la noche, llegarían al pueblo donde Kheme se encontraba (o eso decía el mapa) y muchas dudas se resolverían. Al alquimista no le quedaba ni una moneda abollada, así que si se habían equivocado y ella no estaba allí, las cosas se iban a poner muy feas.

-Debemos seguir –comentó el jinete, pasado un rato.

El alquimista asintió y volvieron a montar. El ruido de los cascos del caballo les impedía hablar cómodamente, así que permanecían en silencio, cada uno abstraído en su mundo. ¿Qué le diría Kheme cuando le viera? ¿Podría ayudar a Al y su sobrino? ¿Lo haría aunque pudiese…? Al fin y al cabo, no la conocía de nada. Podía haberle dado una dirección falsa, solo para que dejase de incordiarla. Esa posibilidad le heló la sangre. ¿Habría sido víctima de un engaño? Tragó saliva. Pronto lo sabría.

Hicieron otras tantas paradas, aunque permanecieron en el más completo silencio, solo roto para avisar Vilem de que reanudaban la marcha. Fue un día duro y el alquimista acabó con el interior de las piernas lleno de ronchas y rozaduras.

Tuvieron que decidir en un par de ocasiones la ruta a seguir, pues el camino se bifurcaba. En esos momentos, Bediam agradeció la presencia del jinete, que parecía saber a dónde se dirigía.

Aún no habían salido las lunas cuando llegaron a un modesto pueblo. Los dos hombres y el animal resoplaban por la intensa jornada, y dieron gracias por haber llegado finalmente. Bajaron de la montura a duras penas, y estuvieron unos instantes masajeándose las piernas para aliviar su rigidez.

-Bueno, ya hemos llegado –anunció Vilem.

-¿Estás seguro de que éste es el pueblo del mapa? –inquirió Bediam.

-Ésta es la zona -contestó el jinete, mientras hacía estiramientos-. Así que tiene que ser aquí.

-Eso espero –murmuró el alquimista.
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Vie Jun 19, 2015 1:54 pm

Ambos avanzaron por el pueblo, sin tener muy claro a dónde dirigirse. Una anciana descansaba en un banco a la puerta de una pequeña casa.

-Disculpe –dijo el alquimista-. Buscamos a…

-Sí, sí –le interrumpió la mujer con una sonrisa-. Venís por Kheme.

Los dos hombres se miraron, sorprendidos.

-Está en el otro extremo del pueblo, por allí –les indicó-. Daos prisa, por la noche no atiende a nadie.

Algo aturdidos, jinete y alquimista siguieron la dirección que la mujer les había dado. No tardaron en encontrar una pequeña aglomeración de personas, demasiadas para el tamaño del pueblo.

-Aquí debe ser –conjeturó Vilem.

Se acercaron allí, y pudieron ver como parte de los allí presentes formaban una cola, que acababa en un carromato al que le habían colocado un toldo y unas telas para conseguir cierta intimidad. Había un cartel clavado en la puerta que ponía “Se atenderá de uno en uno”.

Bediam se adelantó hasta el carromato, pero alguien le agarró de un brazo.

-¡Eh, a la cola! –le increpó.

-¿Está ahí dentro Kheme? –preguntó el alquimista.

-Sí, está dentro –respondió el otro, sin soltarle-. Pero tendrás que hacer la cola para verla, como todo el mundo.

La gente le miraba con recelo, así que Bediam prefirió no discutir y se colocó en la cola, junto a Vilem.

-¿Estás seguro de que es ella? –inquirió el jinete.

-Eso parece –contestó el alquimista, algo aturdido. No se esperaba algo así, la verdad.

El cielo se fue oscureciendo y la cola fue menguando y, cuando las lunas ya asomaban, fue su turno.

Ambos entraron en la tienda. Dentro pudieron ver a una mujer de unos cuarenta, con el pelo de color paja, sentada en el borde del carromato. Les dedicó una amplia sonrisa y les saludó con una inclinación de cabeza.

Era Kheme.
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Sáb Jun 20, 2015 1:04 pm

-Buenas –les saludó-. ¿En qué puedo ayudaros?

Bediam esperó unos segundos, pero la mujer no le reconoció. No fue el comienzo que había esperado.

-Soy Bediam –le recordó, un poco molesto.

Ella entrecerró los ojos, tratando de hacer memoria.

-No me suena tu nombre –reconoció al final.

-No sé si te lo llegué a decir –admitió el alquimista, tratando de no pensar en lo poco alentadora que estaba resultando la bienvenida.

La mujer no respondió nada, se quedó mirándoles, expectante.

-Me dijiste que acudiera aquí para… -empezó a decir, mientras sacaba el mapa que ella le había dado.

-Aaaah –recordó Kheme, mientras se llevaba el índice a la barbilla-. Tú eres el chico de Naoren, al que dieron la paliza.

-–reconoció Bediam, avergonzado.

-¡Haber empezado por ahí! –dijo la mujer, sonriente-. Bueno, ¿y qué quieres?

Vilem le miraba extrañado, y con razón. Aquello no estaba resultando como había esperado.

-Uhm… Cuando hablamos, me dijiste que me enseñarías alquimia si venía aquí –recordó Bediam.

Kheme frunció el ceño.

-¿Yo dije eso? –se sorprendió-. No me suena.

Fue como una patada en la boca del estómago.

-No recuerdo tus palabras exactas, pero sí –aseguró Bediam con voz quebrada-. Me diste el mapa y me dijiste que viniera.

La alquimista se rascó la cabeza, tratando de recordar.

-Sí, claro –murmuró, abstraída-. Te dije que vinieras.

Entonces algo se iluminó en su mente.

-Aaaaah, ya me acuerdo –se felicitó-. Nunca habías hablado con otro alquimista, ¿verdad?

Bediam asintió, recuperando algo de confianza.

-¡Y te dije que vinieras para poder hablar! –exclamó.

El alquimista palideció. ¿…qué? A la mujer no se le pasó por alto el cambio de expresión del chico.

-¿No era eso lo que querías? –dudó- ¿Hablar de alquimia?
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Sáb Jun 20, 2015 6:08 pm

Bediam no fue capaz de responder nada. Se quedó allí, mirándola, atónito. Kheme esperó pacientemente, a pesar de que aún había personas que esperaban ser atendidas.

-Yo pensé que… -murmuró el alquimista.

-Siento si te di a entender algo que no es –se excusó la mujer-. No fue mi intención.

Bediam fue a decir algo, pero se había quedado en blanco.

-¿Te importa que hablemos luego? –preguntó ella- Hay gente esperando.

Vilem se despidió con un gesto y salió de la improvisada estancia. El alquimista permaneció unos segundos aturdido, sin entender que estaba pasando. Una cabeza se asomó por entre las telas.

-¿Habéis acabado? –preguntó-. He visto salir a uno.

Bediam se disculpó con un hilo de voz y salió de allí también. Buscó a su acompañante con la mirada, y lo encontró sentado en el porche de una casa, con la mirada perdida. Caminó pesadamente hasta él y se sentó a su lado. El ambiente era deprimente.

-Lo siento mucho, Vilem –murmuró el alquimista.

Éste no contestó, siguió mirando al infinito.

-No recuerdo sus palabras, pero me empezó a hacer preguntas sobre cómo se hacía una poción… -recordó-. Me puso a prueba y me hizo ver cuánto me faltaba por aprender. Y, joder, luego me dijo que me enseñaría.

El jinete se sacudió el polvo de los pantalones, y permaneció callado.

- No sé cuáles fueron sus palabras, pero eso fue lo que me dijo –afirmó Bediam, convencido.

-Pues parece que no fue eso exactamente, ¿no? –replicó Vilem, hastiado- Ni siquiera se acordaba de quien eras.

El alquimista bajó la cabeza, abatido. Tenía razón, no tenía sentido seguir negando lo evidente: había malinterpretado lo que Kheme le había querido decir. Se había hecho falsas esperanzas y lo había arriesgado todo. Visto con perspectiva, había sido estúpido, ¿no había decidido la noche anterior que no iba a arriesgarlo todo en un juego de azar? Al final lo había hecho de todos modos. Y había perdido.

-Bueno, ¿y ahora qué? –insistió el jinete.

Bediam se encogió de hombros.

-No sé –admitió-. Ha dicho que hablaremos luego.

-Me refiero a mañana –matizó el jinete-. ¿Quieres que te lleve de vuelta a Nanda?
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Sáb Jun 20, 2015 6:51 pm

El alquimista le miró, sorprendido.

-No me queda dinero –le recordó.

Vilem hizo un ademán, restándole importancia.

-Tengo que volver de todos modos –respondió-. No me importa llevarte.

Los dos hombres se quedaron en silencio, envueltos por el fracaso. Repartieron la comida que les quedaba y dieron cuenta de ella mientras veían como la escasa cola que quedaba iba disminuyendo, hasta que no finalmente todo el mundo tuvo su turno.

Ahora solo quedaban ellos.

Pasados unos minutos, Kheme asomó la cabeza, y salió del carromato. Se desperezó, agradecida, y empezó a mirar a todos lados, hasta que les vio. Se acercó con paso tranquilo, y se sentó en el suelo frente a ellos, con las piernas cruzadas.

-Vaya caras –comentó-. No está siendo un buen día, ¿eh?

Vilem resopló y compuso una tosca sonrisa. Bediam trató de espabilarse. Aprovecharía al máximo aquella experiencia, por mucho que hubiese perdido.

-¿Por qué me dijiste que viniese aquí? –le preguntó, directo.

A la mujer no pareció importunarle su tono. Le miró con aplomo y le sonrió.

-Tenías muchas preguntas y no era un buen momento para contestarlas –le recordó-. Sabía que aquí tendríamos tranquilidad. Por eso te dije que si querías hablar, que vinieras.

-Me diste a entender que me enseñarías –le increpó.

Ella sacudió la cabeza.

-No –aseguró-. Estoy segura de que no.

Bediam apretó los dientes, exasperado. Tenía ganas de gritar y desahogarse, pero el tono tranquilo tanto de Vilem como de Kheme le hacían sentir ridículo y pueril. Respiró hondo y trató de serenarse.

-¿Por qué no? –quiso saber.

Kheme empezó a darse golpecitos en el cuello, algo incómoda.

-No me interesa –admitió.

-¿No aceptas estudiantes? –se extrañó el alquimista.

Ella hizo un gesto de “más o menos” con la mano.


Última edición por Bediam el Dom Jun 21, 2015 7:07 pm, editado 1 vez
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Sáb Jun 20, 2015 8:11 pm

-A ver, no estoy en contra de enseñar mi disciplina –argumentó-. Pero una tarde, un rato. No quiero tener un mocoso detrás a todas horas.

-Yo no soy un mocoso –se defendió Bediam.

Ella sonrió.

-Esa es otra –añadió-. Eres demasiado mayor para ser aprendiz.

-No empezaría de cero –matizó Bediam-. E insisto, no soy un niño, así que no tendrías que lidiar con problemas de actitud.

-No entra en mis planes tomar un aprendiz ahora mismo –se excusó la alquimista-. Si cambio de idea, serás el primero en saberlo.

Bediam suspiró, frustrado, y se dejó caer sobre el porche.

-Genial –gruñó con voz ronca.

Kheme ignoró por completo su berrinche y le dedicó su sonrisa a Vilem.

-Bueno, ¿y a ti qué te trae por aquí? –le preguntó- ¿También te dije que fueses mi aprendiz?

El jinete negó con la cabeza.

-Le traigo desde Nanda –le explicó-. Me dijo que tal vez tú podrías curar mi enfermedad.

Al oír el nombre de la ciudad, Kheme arrugó la nariz.

-¿Eres de Nanda? –le interrogó.

El jinete dudó, pero asintió.

-Lo siento, no trato a la gente de las Nalini –sentenció, tajante-. No quiero tener nada que ver con esas ciudades.

-¿Por qué? –se extrañó Vilem.

La mujer frunció el ceño. El tema no parecía gustarle demasiado.

-Casi me queman viva la última vez que fui a una Nalini –explicó-. Soy persona non-grata en Narenda, ¿sabes?

-Narenda no es Nanda  -se defendió Vilem.

-El nombre se parece mucho –bromeó la mujer, aunque no sonreía-. Y están hermanadas, en más de un sentido.

-No tendrías por qué ir a la ciudad –insistió el jinete-. Estoy aquí.
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Sáb Jun 20, 2015 8:18 pm

La mujer negó con la cabeza.

-Pero volverás a ella –matizó-. Y puede que le cuentes a alguien que te hice algo o que te hice beber algo. Y puede que enfermes y te mueras. Y aunque no tenga nada que ver conmigo, en las Nalini son muy de buscar a alguien a quien culpar, sobre todo si es extranjero.  

Vilem abrió los ojos, sorprendido.

-¿No eres de la Espada?

Ella compuso una sonrisa tensa.

-Malettiana –contestó-. Aunque no me dedicara a lo que me dedico, solo por ser de donde soy ya generaría recelos. Estoy segura de que la Orden no necesita demasiadas provocaciones para echarse encima de mí.

Bediam pudo ver por el rabillo del ojo como mudaba la expresión de Vilem. Maletta era, sin duda, la región de Valashia que más malestar generaba. Shading lindaba con el triunvirato y en Dalkia la Orden tenía una fuerte presencia, por lo que esas regiones eran hacia las que menos antipatía se sentía. En Halteese había muchos Mhere y eso no era del gusto de muchos… Pero Maletta lindaba con el mar de arena y la estepa, y se decía que los Sikti tenían poder allí. Pensar en Maletta era pensar en magia oscura y en cultos macabros. Así que Kheme tenía motivos justificados para mostrarse reservada y cauta. Él mismo había tenido problemas por su oficio, y eso que era de la Espada.

-Así que me abandonas a mi suerte –masculló el jinete.

La alquimista se acercó a él, aunque sin tocarlo.

-Sé que piensas que no es justo y estoy de acuerdo –contestó, muy seria-. No te culpo por lo que pasa, eres víctima de esta situación… Pero sé que sabes lo que pasaría si algo saliese mal. Lo he visto en tus ojos al decirte que era de Maletta.

Vilem desvió la mirada y, tras unos segundos, se levantó.

-Tenía que intentarlo –comentó secamente.

Se giró hacia el alquimista, que se había incorporado al ver que el otro se levantaba.

-Si quieres que te lleve a Nanda mañana, saldremos con las primeras luces –anunció-. Buenas noches.

Dicho eso, se alejó a paso ligero.
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Dom Jun 21, 2015 11:58 am

Los dos alquimistas permanecieron callados mientras la figura del jinete se perdía entre las casas.

-Si me enseñaras, yo podría curarle –dejó caer Bediam, al cabo de un rato-. Si algo saliese mal, yo asumiría las consecuencias.

-No seas pesado –se quejó Kheme-. No vas a ser mi aprendiz.

El alquimista suspiró y volvió a tumbarse sobre el suelo de madera. No dejaba de pensar en lo mal que había salido todo.

-Eso no significa que no vaya a contestar a tus preguntas –le recordó la mujer-. Tenemos toda la noche.

Bediam sonrió, pensando en cuanto se podía de sacar de contexto esa frase. Ella tenía razón: no debía malgastar la oportunidad de hablar por fin con otro alquimista. Era algo con lo que había fantaseado mucho y ahora estaba malgastando la oportunidad enfurruñándose.

-Pues vete preparando, porque tengo muchas –bromeó.

Kheme sonrió y se levantó.

-Vamos al carromato –sugirió-. Ya me empieza a doler el culo de estar sentada en el suelo.

Hombre y mujer se sacudieron el polvo y fueron hasta la improvisada estancia de ella.

-¿No vives aquí? –dudó Bediam.

Kheme negó con la cabeza, mientras rebuscaba entre unas bolsas.

-No, solo estoy de paso –respondió-. Me voy mañana.

El alquimista frunció el ceño.

-¿Entonces por qué me citaste aquí? –se extrañó-. Si hubiese tardado un día más, no habríamos coincidido.

Kheme finalmente encontró lo que buscaba, y sacó de entre sus enseres dos manzanas bastantes grandes. Le ofreció una a Bediam, pero éste ya había cenado y reusó.

-Vengo todos los años, en las mismas fechas –le explicó, mientras masticaba la pulpa de la fruta-. Si hubieses llegado más tarde y hubieses preguntado por mí, te habrían dicho que el año que viene volvería.

-¿Y tendría que haber esperado un año para verte? –inquirió Bediam, atónito.

-Básicamente –respondió ella-. No voy dando la dirección de mi casa al primero que me cruzo, ¿sabes?
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Bediam el Dom Jun 21, 2015 12:03 pm

-Bueno, ya –admitió el alquimista-. Pero tampoco te ocurrirá tantas veces que un joven alquimista quiera hacerte preguntas, ¿no?

Ella se rió.

-No siempre son alquimistas –matizó-. No tengo ningún problema en despejar las dudas de cualquiera que me quiera preguntar algo.

-Excepto si es de las Nalini –puntualizó Bediam, venenoso.

A ella no le hizo gracia el comentario y su rostro se ensombreció.

-Siento lo de tu amigo –se disculpó-. Pero el triunvirato no es un buen lugar para practicar nuestro arte.

Bediam se mordió la lengua para evitar volver a pedirle que le acogiese como aprendiz. Debía evitar que se cerrase en banda.

-¿Y entonces por qué estás en la Espada? –se interesó el alquimista, tratando de desviar el tema- ¿No estarías mejor en Valashia?

Ella bufó.

-Dalkia es mucho peor que las Nalini –se quejó amargamente-. Y ese estado de guerra casi constante no me gusta. No quiero morir en un camino, y estoy casi siempre en los caminos.

Cuando se acabó las dos manzanas, se levantó y empezó a rebuscar de nuevo entre sus cosas. No tardó en localizar un saco de forraje y salió de la consulta improvisada. Bediam la siguió, pues no sabía qué hacer. Detrás del carromato, atado a un árbol, había un burro.

-Te presento a Francesc –dijo Kheme mientras le colocaba la bolsa de forraje-. Ves con cuidado, muerde.

El burro empezó a comer con bastante desgana. Parecía tener malas pulgas y el alquimista no se acercó.

-Entonces, ¿vas con el carromato por los pueblos haciendo venta ambulante? –quiso saber Bediam.

Ella se encogió de hombros.

-No todo el tiempo, pero sí –confirmó-. Siempre voy a los mismos pueblos por las mismas fechas, así que ya me conocen y no suele haber problemas. Es un trabajo tranquilo.
avatar
Bediam

Mensajes : 190
Link a Ficha y Cronología : Bediam
Compendio básico de alquimia (notas incluidas)



Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El aleb de las cosas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.