Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Junglas de Lustria
por Strindgaard Dom Mayo 19, 2019 5:37 am

» [Campaña] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Amelie Winter Dom Mayo 19, 2019 1:40 am

» Un Dios entre Nosotros.
por Azura Vie Mayo 17, 2019 9:05 pm

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Karasu Vie Mayo 17, 2019 3:34 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Strindgaard Vie Mayo 17, 2019 12:18 pm

» [Reclutamiento y OFF] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Rimbaud Vie Mayo 17, 2019 3:54 am

» Encuentro desafortunado
por Shirei Jue Mayo 16, 2019 3:23 am

» Reglas de Noreth
por Adorno Azurbanipal Dom Mayo 12, 2019 3:03 am

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Sáb Mayo 11, 2019 4:59 pm

» Nas~
por Alegorn Vie Mayo 10, 2019 1:53 am



Renacer H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
Renacer SiUh6o7
Renacer KRfbrcG
Renacer 9fBXn98

Renacer

Ir abajo

Renacer Empty Renacer

Mensaje por Alanna el Miér Abr 15, 2015 6:49 pm

La joven se encontraba tirada en mitad de un claro, en medio de la nada, habían pasado 4 años desde la última vez que ese diminuto cuerpo pisó el suelo. Aunque ella no lo sabía en realidad. Despacio, sintiendo como cada parte de su cuerpo se volvía pesada, abrió los ojos, y sin saber por qué, empezó a llorar.
Las lágrimas caían a borbotones por la cara, limpia y pura de la elfa, que no lograba moverse aun con libertad, tenía una pequeña angustia en el pecho, pero notaba que sus lágrimas poco enían que ver con eso. El cielo nocturno, repleto de estrellas, le daba la bienvenida de una forma cálida, como si todas y cada una de las constelaciones hubiesen estado esperando su regreso.

Dio un fuerte suspiro, provando sus pulmones, notó como el aire, puro y limpio la llenaba por dentro. En ese momento empezaron los sollozos. No tenía idea alguna de lo que había sucedido, lo último que recordaba era haber intentado escapar de la casa de una bruja, y luego... nada. Logró levantar un brazo para taparse los ojos, se sentía pesada y ligera al tiempo, alegre y triste, tenía tantas emociones mezcladas dentro de si misma que no lograba captar nada.

Tras unos minutos de sollozos desgarrados, las lágrimas salían con calma, su mente, anteriormente nublada, empezaba a despejarse, sintió la hierva clavarse en su piel, las primeras gotas de rocío bañaban su cara y se mezclaban con sus lágrimas. Intentó recordar algo, pero solo había imagenes inconexas sobre lobos y luz. No entendía de dónde salían esas cosas, de pronto tuvo algo claro, no sabía como, pero lo sabía, ella había estado muerta, no sabía como ni cuando, ni tampoco durante cuanto tiempo, pero había muerto y no tenía idea alguna de como había logrado volver. Tampoco le importaba, el mero hecho de volver a estar viva le parecía una bendición, y de nuevo, claras gotas saladas rodaron por su rostro, esta vez de alegría, carcajadas y sollozos se unieron creando un sonido extraño y dulce, y las preguntas se amontonaron en su mente, ¿cuántos años tenía ahora?, ¿qué habría sido de su hogar? Quería volver, ver cómo había cambiado todo, conocer de nuevo a la gente que conoció en su anterior vida y ver como había cambiado todo.

Con un suspiro, se atrevió a levantarse, empezó despacio, su cuerpo temblaba como un cervatillo que empieza a andar por primera vez, y le dolía moverse, pero no se detuvo. Logró ponerse por fin en pie, y miró a su alrededor. Estaba sobre una pequeña colina, algo alejadas se veían las luces de un pueblo, miŕe a mi alrededor, allí estaban mi bastón, mi arco y mis flechas, como nuevos. Eran demasiadas emociones juntas, a la elfa le costaba hacerles frente, pero quería comenzar a vivir de nuevo, le habían hecho un increible regalo y quería empezar a disfrutarlo cuanto antes, se sentía como una niña pequeña a la que le acababan de decir que iría a jugar en el barro.

Bajó al pueblo intentando correr, aunque aun estaba algo floja, lo que provocaba que diese tropezones en su carrera, se sentía tan euforica por poder volver a correr, en su carrera, dió un fuerte grito, como de victoria:

- ¡WAHOOOOOO!
- gritó con una enorme sonrisa abriendo los brazos.

Llegó a la ciudad, aun no era tan tarde y la gente aun iba por la calle, las mujeres empezaban a llevar a sus hijos a casa, secandose las lágrimas avanzó hacia el campanario, que se veía a lo lejos, y llamó a la puerta de la iglesia, una monja, que al parecer se encargaba de vigilar la congregación, abrió una rendija de la puerta y preguntó por su nombre:

- Disculpeme hermana, mi nombre es Alanna. ¿Podría decirme dónde me encuentro y en que año estoy?- la joven se imaginaba que si lo hubiese preguntado por la calle, la habrían tratado de loca.

Escuchó la respuesta de la mujer, se encontraba en Thonomer, y habían pasado 4 años desde su defunción, la mujer, preocupada por sus preguntas, le ofreció asilo. Alanna lo rechazó con una sonrisa amable y se encaminó hacia Erinimar, quería ver su hogar de nuevo y se sentía entusiasmada.
Alanna
Alanna

Mensajes : 146
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Renacer Empty Re: Renacer

Mensaje por Miss Style el Miér Abr 15, 2015 8:29 pm

Bien querida, al parecer tu elfa es bastante entusiasta.

Solo par observaciones: Cuidado con expresiones como wahooo, jajajaja u otras que imitan los sonidos pero no son gramaticales en sí, y otra cosa, tened presente siempre el entorno como también la puntuación.

Acá tienes el inicio de tu cronología.
Miss Style
Miss Style

Mensajes : 395
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.