Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Junglas de Lustria
por Strindgaard Ayer a las 5:37 am

» [Campaña] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Amelie Winter Ayer a las 1:40 am

» Un Dios entre Nosotros.
por Azura Vie Mayo 17, 2019 9:05 pm

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Karasu Vie Mayo 17, 2019 3:34 pm

» Noche de Muerte [Campaña]
por Strindgaard Vie Mayo 17, 2019 12:18 pm

» [Reclutamiento y OFF] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Rimbaud Vie Mayo 17, 2019 3:54 am

» Encuentro desafortunado
por Shirei Jue Mayo 16, 2019 3:23 am

» Reglas de Noreth
por Adorno Azurbanipal Dom Mayo 12, 2019 3:03 am

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Sáb Mayo 11, 2019 4:59 pm

» Nas~
por Alegorn Vie Mayo 10, 2019 1:53 am



De un corazón tallado nació su realidad. H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
De un corazón tallado nació su realidad. SiUh6o7
De un corazón tallado nació su realidad. KRfbrcG
De un corazón tallado nació su realidad. 9fBXn98

De un corazón tallado nació su realidad.

Ir abajo

De un corazón tallado nació su realidad. Empty De un corazón tallado nació su realidad.

Mensaje por Porrazo el Vie Abr 17, 2015 7:08 pm

No se puede... - susurraba, entre corte y corte - No se puede... - repetía al hundir la daga - No se puede... -sentenciaba al cortar la espalda - ¡No se puede! - alzaba a la noche, al hundir los dedos en la carne - ¡NO SE PUEDE! - gritaba alto, con su voz de mil voces.
 
Madre, no se puede y no lo entiendo - continuaba rezando, esta vez descuartizando el cuerpo muerto. - ¿Por qué no puedo dibujar como antaño? ¿Por qué todo me sale tan mal? Todo representa fealdad - tiró un brazo destrozado lejos, donde no pudiese verlo - Todo feo, todo mal, todo sale desquiciado; sin sentido, sin muertos a los que ver danzar - comenzó a llorar desconsolado, mientras troceaba las partes del niño que acababa de matar. Las lágrimas caían rojas, pues se mezclaban con la sangre que le bañaba la cara de haber estado comiendo antes - ¿Como lo hago madre?  NO SÉ COMO HACERLO, MADRE. - apuñaló el cuerpo muerto, furioso, descontrolado, picando la carne del desafortunado mientras se perdía en su sin pensar- ME PROMETISTE INMORTALIDAD, ME PROMETISTE GRANDES COSAS; YO QUERÍA MÁS, QUERÍA SER FUERTE, QUERÍA AYUDAR A LA GENTE, QUERÍA PINTAR - cruzó los brazos, llorando sobre el cuerpo que acababa de destrozar.
 
Se levantó impune, caminando hacia la puerta de la cabaña. Las paredes estaban repletas con las heces de las tripas que les había sacado a los miembros de la familia que había asesinado; el suelo estaba bañado en la sangre de los cuatro cuerpos que se había encargado de despedazar; la puerta estaba repleta de arañazos, provocados por la mujer a la que había obligado a escuchar mientras torturaba a los niños que había capturado. Aún tenía nítida esa voz desesperada; gritaba: ''¡Déjame entrar, déjame entrar!''.
 
La Sombra caminó ensimismado, con pasos cortos, alejándose del lugar. Ya no tenía hambre, el calor de la sangre se había agotado; ya no encontraba emoción con la cual parlamentar. Continuó vagando largo rato, sin saber muy bien hacia donde dirigirse o qué hacer. Así llevaba varias semanas, de poblado en poblado, matando a tantos y dejando a tantos otros. Se había corrido el rumor por toda la comarca de que un monstruo vagaba por las tierras, asesinando de forma indiscriminada a todo ser vivo con el que se cruzaba. El que fue llamado ''Jane'' antaño, ahora se estaba convirtiendo en un cuento de terror; esos cuentos que se le cuentan a los niños, asustándoles con ''Duérmete o vendrá La Sombra''. Jane lo había escuchado, había visto a esa misma madre asustar a sus niños con el nombre de La Sombra al anochecer. Todo el tiempo estuvo escondido debajo de la cama, apenas respirando, dormitando en un estado de semi-inconsciencia desde que Morgana había decidido desaparecer. Se había retirado a los confines de su alma, dejándolo solo una vez más


- Sueños grises - susurró, sin saber muy bien por qué.
 
Se detuvo, mirándose las manos; la luz de dos de las tres lunas iluminaban la rojez que recubría sus dedos y a Nereida. ¿Acaso lo había hecho otra vez? ¿Había vuelto a matar sin querer? ¿Donde estaban los restos de Jane a los que tan desesperádamente se había aferrado? - ¿Quien es Jane? - se preguntó, de nuevo sin saber muy bien por qué - Hola Jane - se habló a si mismo, con un tono de amarillo moteado. Se paró frente a un tronco, imaginándose en él a un gran orco, armado con una apestosa mirada y una armadura pesada - ¿Sabes, Jane? Ayer me comí a un hermano - comenzó a rajar el tronco, haciendo cortes aquí y allá, danzando a su alrededor distraídamente - Estaba rico, pero que creo que habría estado mejor salpimentado - sonreía, con cierto brillo infantil coronándole la mirada - No te creas, Sombra, yo creo que están mejor rebozados - se rió, aumentando la velocidad de sus cortes, con las astillas saltando del árbol. – ¿Por qué nunca hemos hablado? – preguntó La Sombra con curiosidad – Tu madre nunca ha querido que nos cruzásemos, está recelosa de lo que te pueda contar – respondió – Me tengo que marchar; Morgana viene. No le digas nada de lo que acabamos de conversar – Y se retiró, cuando La Sombra ya había finalizado con su tarea de cortar.
 
-  ¿Con quien hablabas, Jane? – habló Morgana.


De repente La Sombra cayó en conciencia de que él era Jane, desapareciendo la ilusión en sus ojos para ser sustituida por tristeza - Con nadie, querida Madre… -abrió los brazos, extendiéndolos ante su creación – PERO MIRA LO QUE HE DIBUJADO – en el tronco había un corazón tallado, perfectamente definido por la infinidad de cortes que había ido trazando; Nereida había abandonado su naturaleza violenta, para convertirse en su pincel.
Porrazo
Porrazo

Mensajes : 8
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

De un corazón tallado nació su realidad. Empty Re: De un corazón tallado nació su realidad.

Mensaje por Miss Style el Vie Abr 17, 2015 10:02 pm

¡Lindo Hjira y muy bien escrito! ¡Me gusta! Cumple su propósito y sirve de paso como abre bocas a la cronología del personaje. Espero que lo hayáis disfrutado tanto como yo en leeros. ¡Muy bien hecho!
Miss Style
Miss Style

Mensajes : 395
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.