Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Un paseo inesperado [Priv. Celeste Shaw]
Hoy a las 9:05 am por Celeste Shaw

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Ayer a las 4:11 pm por Balka

» Pero sin presiones eeh!
Mar Nov 21, 2017 3:21 pm por Polvoso Von Lipwig

» The Shining of a Thousand Suns (Privada)
Mar Nov 21, 2017 10:46 am por Lia Redbart

» Varok Martillo de Trueno
Mar Nov 21, 2017 12:34 am por Varok

» Reglas de Noreth
Lun Nov 20, 2017 10:56 pm por Varok

» El deber de un jefe
Lun Nov 20, 2017 5:51 pm por Bizcocho

» A Hope's Tail
Lun Nov 20, 2017 1:09 pm por Gar'Shur

» Strindgaard
Dom Nov 19, 2017 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Dom Nov 19, 2017 1:19 pm por Bizcocho

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El Comienzo De La Leyenda

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Comienzo De La Leyenda

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 28, 2011 7:19 pm


El Comienzo De La Leyenda

Parte 1: El Encuentro

Por los bosques de Erimar cabalgaba Link, montado en su caballo, a trote ligero, pero sin llegar a galopar, tenia una ligera sonrisa de medio lado en el rostro, mientras sentía el aire en su rostro, acababa de salir de su ciudad, de la ciudad donde siempre había estado, era la hora de vivir aventuras, pero había algo que Link no sabía y es que en ese bosque se encontraría con sorpresas que no había imaginado... allí empezaría su futuro... su leyenda...

Jamás, antes en sus 16 años, había salido de la ciudad... bueno, ni tanto, ni solo, en los elfos... solo seria un bebé, apenas un recién nacido, por eso aun le trataban muchos como a un niño, a pesar de que ya tenia la edad de un guerrero... bueno, al menos la supuesta.
Al muchacho siempre le comía la cabeza el pensar en el tiempo, en la equivalencia entre los años elficos y los humanos, pero era lo que tenia que ser, era un humano, por muy elfo que pareciese, y debería quedarse con ese problema de edad...

El bosque estaba bastante tranquilo, pero empezaba a adentrarse en el corazón del bosque, y era dificultoso el paso entre la maleza, así que disminuyó con una señal a Epona, su caballo, la velocidad, a un paso ligero para poder atravesar esa zona sin demasiados problemas... no le gustaba la idea de que un montón de ramas le golpeasen la cara a toda velocidad... Con ese paso podía evitarlas, o apartarlas con las manos, en ultima instancia cortarlas con su espada, pero no estaba en esa situación, tampoco era cosa de abrirse pasos a espadazos por el bosque, no era un amante de la naturaleza, pero como elfo la respetaba, sabia que no era bueno molestarla.

Finalmente llegó a la orilla de un pequeño riachuelo, no era lo suficientemente grande como para ahogarse, pero era bastante para beber, e incluso bañarse, así que decidió que seria un buen lugar para descansar hasta la mañana, llevaba un buen rato cabalgando, desde el alba exactamente, y ya era medio día, una pausa para comer estaría bien.

De las alforjas sacó un pequeño bocadillo que le había metido su madre a escondidas al parecer, sonrió mirando la envoltura de hojas y sacó el pan, con un trozo de carne, posiblemente de algún ave, gallina o polo, y le dio un mordisco, los elfos no solían comer mucha carne precisamente, pero el era humano, y tenia un cierto gusto por esta, su familia cuidaba animales de granja, y tenia la posibilidad de comerlos en alguna ocasión, como en esa, su madre, considerada, le había dejado un bocadillo posiblemente hecho en esa misma mañana, y aunque estuviese frío, seguía estando delicioso.

No parecía que fuese a pasar nada especial, con el adormecedor arrullo de las aguas del río, y el estomago lleno parecía que el día transcurriría la mar de tranquilo, y eso era algo que siempre alegraba a Link, a pesar de querer ser un guerrero, lo hacia por defender a los necesitados, mas bien se le podría considerar un paladín... pero preferiría siempre no tener que defender a nadie, no por no esforzarse, si no porque era mejor la paz.

Sin embargo, la paz... sobretodo la de sus oídos... no duraría mucho más... cerca de allí había una pequeña hada, que no se había dado cuenta de donde se había metido... y un águila miraba atentamente la luz que emitía lo que sería su próxima presa...
Mas lejos de ese lugar... bastante mas lejos, se hallaba otra persona... una elfa que portaba un arco... el destino de esos tres, quedaría ligado en cuando se encontrasen...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Comienzo De La Leyenda

Mensaje por Navi el Sáb Mayo 28, 2011 8:22 pm

Los gruñidos, el miedo, la carrera eso sin duda lo recordaría de aquella primera noche que paso tras aventurarse fuera de su lugar de nacimiento.
En la oscuridad de la noche, en pleno campo casi sin lugar donde esconderse con la única compañía de ratoncitos y conejos que buscaban alimentos entre la hierba mientras un pequeño destello azul les sobrevolaba, el hada responsable de este brillo había aprendido muchas cosas pero no que si vas por ahí emitiendo un brillo en plena noche muchas cosas podrían interesarse por que lo producía.

Por esa zona muy por arriba una lechuza volaba inspeccionando el terreno buscando presas, como la mayoría de las noches se habría comido algún ratón o conejo de los que abundaban por allí sin embargo aquella noche una lucecilla azul en la distancia llamo su atención.

Atraída por aquello se fue acercando más a ella hasta que literalmente estaba encima de la pobre Navi que desconocía lo que estaba sobre su cabeza, se lanzo a por ella y por sorpresa la agarro en su pata derecha y reemprendió el vuelo.

La pobrecilla estaba muy asustada, -¡Hey!, suéltame pájaro, suéltame ¡ya!- aporreaba sus patas sin conseguir el efecto deseado hasta que finalmente recordó que se había traído su estoque y como pudo lo desenfundo y clavó en la pierna que le agarraba haciendo que gritase de dolor y la soltase sobreviviendo a la caída por suerte y por tener alas.

El resto de la noche fue una carrera por la vida que concluyo con el depredador buscándose otra cosa y la hada ya llegada otro bosque donde se sentó en una rama con la mano sobre el corazón intentando tranquilizarse y dormir a las pocas horas antes del amanecer.

Aunque logro dormir el amanecer le trajo un nuevo problema avícola, había dormido en una rama justo al lado del nido de un águila, el sueño del hada perduró hasta cerca del mediodía y quizás habría durado más de no ser porque el águila propietaria del nido había vuelto con comida para sus crías que comenzaron a piar exaltadas cosa que la despertó.
Intento evadirse en silencio pero la vista del pájaro la detecto enseguida momento en que salio disparada metiéndose entre las ramas volando entre los árboles intentando deshacerse de su perseguidora la cual creía que era un depredador que iba a por sus crías.

En su nueva carrera por la vida atravesó árboles hacia un riachuelo donde pudo distinguir una figura humana, desesperada como estaba voló hacia esa figura con el bicho tras ella mientras le gritaba -Hey, el de verde, ¡ayúdame!-



Última edición por Navi el Lun Mayo 30, 2011 10:14 pm, editado 1 vez
avatar
Navi

Mensajes : 4
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El Comienzo De La Leyenda

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 28, 2011 11:26 pm

Un día tranquilo en el bosque de Eirinimar. Yo apenas acababa de salir de palacio para empezar a buscar a mi hermano, Rheo, ese idiota vago, pero que tanta falta me hacía. Caminaba con el arco y el carcaj a la espalda y el bastón usándolo para apoyarme, aunque no era lo más adecuado tratándose de una reliquia mágica de mi familia, pero bueno, era mejor que nada. La verdad es que no tenía ni idea de cuánto hacía que había salido del palacio, solo sé que ya estaba cansada y que escuchaba el canto de un río cerca.

Varié mis pasos hacia la derecha y llegué a un pequeño claro en el bosque, por allí discurría un río, no muy grande, pero sí suficiente para bañarme. Con cuidado me fui quitando la ropa, las zapatos, el vestido y bueno, todo en general. Y me metí al agua, no sin antes dejar las cosas bien dobladas sobre una rama baja de allí. El agua, cristalina y de la cual se podía ver el fondo, estaba perfecta, ni muy fría ni muy caliente, y la corriente de allí era agradable, casi para dejarse llevar.

Me mojé la cabeza y me puse nada un poco mientras daba algunos sorbos de agua. Salí pronto, tampoco quería arrugarme como una pasa allí dentro. Ahora debía de secarme, y qué mejor modo de hacerlo que tenderme un rato al aire libre, de todas formas no había nadie. Hice una improvisada cama con hojas y ramas caídas, pues tampoco quería hacer daño a ningún árbol, y me tumbé allí, bocabajo y con unas cuantas hojas por encima, el clima del lugar era insuperable, fresco viento que soplaba entre los árboles ayudaba a que me secara rápido, y menuda suerte, pues pronto escuché una voz.

-¡Vamos! ¡Es por aquí te digo! – dijo una voz infantil, como la de un niño. Pero no estaba solo, se escuchaba una segunda voz, pero esta femenina y un poco más aguda, seguramente más joven. Rápidamente deshice de una patada esa cama y me escondí detrás de un arbusto, cogiendo mi ropa y mis cosas, que tampoco eran muchas. Mientras ellos parloteaban yo me vestía, pero justo cuando terminé de ponerme el vestido y de colocar el último gancho de este me sorprendió que ambos lloraran ¿Qué les pasaría?

-Yo… yo quiero volver a casa, Aldan – dijo la niña. El chico se sentó a su lado y la rodeó con los brazos. Ambos estaban sucios y parecían hambrientos, seguramente perdidos por una senda traicionera que cualquiera podía seguir si no estaba atento a su camino. Con cuidado de no asustarlos salí, solo con el bastón, para que no se asustaran al verme con el arco. Me acerqué a ellos con cuidado, parecían asustados, pero al escucharme su cara cambió.

-¿Qué os pasa, pequeño? – pregunté, aunque fuera obvio era mejor empezar por algo sencillo.

-Que… que estamos perdidos – respondió el chiquillo mientras, instintivamente se ponía delante de ella - ¿Nos vas a hacer daño? Eso hacéis los elfos ¿no? Matar a los que se adentran en los bosques. –

Sonreí mientras dejaba mi bastón en el suelo y le limpiaba la cara con la manga de mi vestido – No, tranquilo. Yo no soy de esos elfos, yo soy una elfa buena. –dije para calmarlos - ¿De dónde eres? A lo mejor puedo ayudarte a encontrar tu casa, y la de ella-dije mientras le sonreía a la chiquilla rubia – Mi nombre es Zelda, ¿Cómo os llamáis vosotros? – pregunté mientras me sentaba donde anteriormente había estado mi “cama” de hojas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Comienzo De La Leyenda

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 30, 2011 10:30 pm

Link se deleitaba devorando su bocadillo con avidez, no estaba nada mal, y menos aún después de las horas cabalgando... abría el apetito, no cabía duda, y que mejor que comer un delicioso bocadillo cuando se tiene hambre...
Pero... algo le interrumpió, una voz aguda y chillona, que le dio un susto, la tranquilidad del bosque interrumpida.

Se giró con velocidad y sacó su espada, pensando que podría haber algo allí peligroso, pero lo que vio fue una bola de luz azul volando directamente a su cara, y tras ella un pájaro.
Con velocidad y una muestra de reflejos asombrosa se apartó del camino de la bola de luz azul, echándose a un lado, parecía que de ella había salido el sonido, el ave quería comérsela, no entendía nada, pero tenia una solución que calmaría al ave...

Su bocadillo de un rápido giro de su mano lanzó el trozo que le quedaba, a un lado del águila, a poca distancia, algo que calmó su atención, y al percatarse de la comida se lanzó a por el alimento lanzado.
Tras verla desaparecer entre los árboles, Link se relajó y guardó de nuevo s espada en su vaina, a la espalda, tras el escudo, y se giró para ver la bola de luz voladora.

Ahora, ya mas quieta, pudo apreciar unas grandes alas de insecto a su espalda... parecía... una luciérnaga con enormes alas... pero dudaba que fuese eso, mas bien era mas similar a un hada.

-¿Eh? ¿Hola? ¿Puedes entenderme?-Dijo Link, en élfico, su idioma natal, pero al percatarse de esto prosiguió en el común.-¿Te encuentras bien eh... ¿Hada? Eres un hada... ¿cierto?

Aun tenía muchas dudas de que era aquello, pero no tardaría mucho en averiguarlo... y más tarde, mucho mas tarde, desearía jamás haber rescatado al hada de aquel águila... no porque fuese malvado, si no porque Navi era muy, pero que muy molesta en algunas ocasiones...

Mientras tanto... Zelda, aquella elfa, tenia su aventura particular con un par de niños, aunque solo tardaría un poco en reunirse con Link y Navi...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Comienzo De La Leyenda

Mensaje por Navi el Lun Mayo 30, 2011 11:38 pm

Su cabeza se iba haciendo más y más grande conforme se acercaba, en plena huida se había visto obligada a volar todo lo rápido que hubiese podido en el bosque y desde que vio ayuda hasta que se dirigió hacia ella rápidamente apenas había pasado un segundo en el cual no había tenido tiempo ni se le había ocurrido que quizás fuese demasiado rápido para los reflejos de aquel hombre.

Por suerte quizás, logró no chocarse contra el ni contra los árboles que estaban tras el, cuando se dio la vuelta tras pararse a pocos centímetros de la corteza de uno de aquellos árboles se giro y vio al águila volando lejos de ella y ella lejos de su pico sonrío y se aproximo al extraño agradecida.

-¡Pues claro que soy un hada! ¿Qué esperabas que fuese si no?¿uno de esos escarabajos raros y brillantes o una mariquita azul?- le decía mientras lo inspeccionaba revoloteando a su alrededor mirando con atención sus ropas, armas y demás, antes de seguir hablando se paro frente a el mirándole los ojos azules, su color favorito y cuando trato de volver ha hablar tosió débilmente, entre hablar y que no había bebido nada desde hacia bastante tenía la garganta seca y dolida, con la carrera de antes no se había dado cuenta pero ahora no tenia nada detrás que se la tratase de comer.

Bajo al riachuelo y se arrodillo en su oriya para refrescarse la garganta y poder volver a darle las gracias al señor de verde, volvió a revolotear hasta el y se poso en su hombro.
-¿Sabes? pareces buna persona, me acabas de salvar de aquel pajarito malo que quería comerme y tus ojos son azules, ¡me encantan! hacen juego con mi bonito color natural , bueno, gracias por ayudarme a no acabar disuelta en el estomago de un bicho con plumas-

Navi se levanta, anda por su hombro hasta el cuello donde le da un abrazo antes de impulsarse para atrás con las alas y volver a volar cerca de el -hay, elfito, no me has dicho todavía tu nombre, ¿cómo te llamas? yo soy Navi, tu quizás… ¿Juan?¿Ariyan?¿Hezky?¿Herdi? venga, no te quedes callado y dímelo-
avatar
Navi

Mensajes : 4
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El Comienzo De La Leyenda

Mensaje por Invitado el Dom Jun 05, 2011 5:30 pm

Los niños se sentaron a mi lado y más o menos se calmaron, el niño, de cabellos marrón claro, me respondió a la pregunta con timidez – Yo… yo me llamo Aldan, y ella el Gabriela – dijo mientras señalaba a la niña, un par de años más pequeña que él y con los mismos ojos. Seguramente fusen hermanos – Vale, Elías. Dime ¿Cómo os habéis perdido? – pregunté mientras le acariciaba el pelo a ambos. Estaban nerviosos, mucho. Me recordaron a cuando Rheo hacía algo demasiado gordo y sabía que lo iban a pillar, se ponía a temblar o a jugar con el agua. Negué con la cabeza para apartar de mi cabeza esos recuerdos y devolví la atención a los niños.

La niña se abrazó a mí mientras que temblaba, debía tener frío, o miedo – Tranquila, pequeña – dije mientras la abrazaba un poco más fuerte. Pero en ese momento pude escuchar una rama quebrarse no muy lejos. No tenía frío, tenía miedo, y no era para menos. De entre los árboles, más concretamente de entre un matorral, surgió un enorme lobo negro que pisaba con fuerza en el suelo, de sus fauces restallaba la saliva espumosa típica en los lobos, sus orejas estaban tiesas, y sus dientes, blancos, afilados y enormes esperaban ansiosos para caer sobre mi carne o la de los niños.

Di un fuerte grito, muy agudo y que seguramente se escucharía por todo el bosque, pero me dio igual. Lo hice por el miedo, pero sin darme cuenta también lo había desorientado un poco con el fuerte y agudo sonido de mi voz. Cogí el bastón de maga y puse a los niños detrás de mí. Nunca había luchado de verdad, realmente siempre había visto como lo hacía Rheo, con la espada, con una gran clase y elegancia, pero yo… yo tenía el arco por tradición y por costumbre. Apenas sabía usarlo, y el bastón era simplemente un viejo regalo de mi madre.

El animal avanzó unos pasos hacía mí y yo retrocedí mientras que intentaba pensar en cómo hacerlo parar. Busqué en mi cabeza las palabras de algún hechizo, pero todo lo que me venía eran solo balbuceos inútiles que no servían para lanzar ningún hechizo, y mientras tanto el animal seguía avanzando, deseando hincarme el diente. Ya apenas estaba a un metro cuando conseguí recordar las palabras de un hechizo - ¡Rawkfits! – pronuncié con fuerza. En mi mano apareció un dardo, como una astilla gorda, y cuando señalé con el bastón al lobo, que ya lo tenía casi encima, este salió dispara, hincándose en su cuello y desapareciendo en su carne. Se tambaleó un segundo, momento en el cual, asiendo el bastón ambas manos y elevándolo sobre mi cabeza le di con todas mis fuerza en el centro de su cabeza. Dio un quejido y cayó desplomado al suelo, inconsciente, cosa que yo no tardé en hacer, quedando también inconsciente en el suelo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Comienzo De La Leyenda

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.