Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Y solo los más pequeños quedaron atrás...
por El Cazador Hoy a las 4:31 am

» Ficha de Shabh
por Shabh Ayer a las 10:09 pm

» [Campaña] La Ciudad de Oro, Dinas Aur.
por Brown Hat Ayer a las 3:11 pm

» Nuevo en el foro
por Alegorn Ayer a las 2:04 pm

» Propuesta para una Saga
por Celeste Shaw Miér Nov 07, 2018 6:56 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Vanidad Mar Nov 06, 2018 8:47 pm

» Ayanne Waden
por Alegorn Mar Nov 06, 2018 7:24 pm

» El Cuervo sobre el Muerto
por Katarina Mar Nov 06, 2018 2:08 pm

» Un Zarpazo en la Tormenta.
por Ayanne Mar Nov 06, 2018 12:45 am

» Buenas
por Strindgaard Dom Nov 04, 2018 12:23 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Hyaku Monogatari

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ir abajo

Re: Hyaku Monogatari

Mensaje por Huli el Miér Jun 20, 2018 7:16 pm

Tas quedarse sola, bueno, en compañía con los zorros de Inari, Huli sintiose un tanto desvencijada, suspiró profundo dejándose caer al suelo, no supo en qué momento llegaron al pequeño templo, estaba cansada, pero no podía dormir, su cuerpo se sentía adolorido, la espalda, la cintura, la cadera… todo le dolía, su yukata si antes estaba hecha girones, ahora estaba peor.  Los zorros se dispersaron por un momento, posteriormente se acercaron a ella tendiéndole primero un cuenco con agua, otro llevaba una corteza de árbol con frutillas y bayas, y un tercero sacaba una manta de entre las pocas cosas que quedaban en el lugar, Huli les sonrió pero era tanto su estrés en ese momento, que no se sentía con las ganas de probar bocado alguno, aun así bebió el agua y se recostó momentáneamente abrazando la lámpara a su pecho, esta brillaba con un ligero, muy, muy leve brillo azulado, se imaginó por breves momentos ¿Cómo sería su fulgor completo en ese color?.

-¿Estará bien Aulenor?-  Preguntó para sus adentros observando el techo a medio caer del templo,  las estrellas aún lograban vislumbrarse, pero el purpúreo color que apenas asomaba en el firmamento,  daba a conocer que el amanecer estaba cerca, no supo cómo, ni en qué momento pero se quedó dormida debido al cansancio de su cuerpo, poco a poco sus ojos se fueron cerrando, su cuerpo comenzó a pesar cada vez menos, sintió que flotaba en el suelo y finalmente quedose dormida, estaba tan cansada que incluso su mente no daba para soñar algo, al menos eso creía ella…

Entre aquel silencio sepulcral, una voz se hizo presente, era una voz femenina, pero a pesar de serlo sonaba profunda, casi de ultratumba. –Huli…- Nombró una vez a la cambiaformas, -Huli…- Pronunció su nombre una segunda vez, la cambiaformas abrió los ojos de improvisto, pero no podía mover su cuerpo, intento gritar y la voz tampoco fluyó de sus labios, ahí, frente a ella, una mujer con los cabellos cubriéndole el rostro y un par de cuernos que nacían desde su frente hacía arriba hacia acto de presencia. Por entre las hebras de sus cabellos sus labios se notaban rojos, y a pesar de que sus manos estaban casi cubiertas por un kimono parecido al de Inari, su piel parecía ser del mismo color que el fulgor de la lámpara de mano, Huli trató de reaccionar, pero no podía hacerlo…

AO ANDON:

-Pequeña Huli, que trabajo tan pesado te han encargado ¿Cierto?-

Hasta ese momento, la peliblanca finalmente pudo reaccionar, se sentó de inmediato alejándose lo más que pudo de aquella figura espectral, y tomó de inmediato la lámpara abrazándola a su pecho. -¿Quién eres tú?- Preguntó aturdida y a la vez alterada al ser extraño.

-Ay, no te preocupes por esa cosa, ni si quiera puedo tocarla, moriría si lo hago… - El espectro acomodó sus cabellos dejando ver unos blanquecinos ojos, llevaba puesto un blanco kimono con tocados azules, y emanaba un resplandor del mismo color. -¿Sabes quién soy? Soy Ao Andon, la hermana menor de Inari, esa mujer siempre buscando quien remiende sus problemas, y ahora dando con una inocente jovencita que muy apenas ha de poder con su vida, ¿Es cruel verdad? ¿Por qué no terminas por destruirla y terminamos con esto?-

Huli negó con la cabeza, se levantó de inmediato, tomó su yumi y lo dirigió hacia Ao Andon. –No, aléjate de mí, no voy a destruirla, a quien destruiré será a ti, no sé cuánto tiempo me lleve, y tampoco sé cómo hacerlo, pero no me detendré hasta completar la misión.-

-Vaya, eres una jovencita muy decidida, bien… si en algún momento cambias de opinión, sólo llámame, piensa que te puedo dar lo que desees…- Ao Andon desapareció  en una nube azulada de vapor, Huli no se había dado cuenta, pero aún seguía dormida, justo en el instante en el que el espectro azul se esfumó, la cambiaformas abrió los ojos completamente agitada con el pecho hundido debido a la presión que Ao Andon había ejercido sobre la fémina. Los zorros de Inari estaban ahí, estaban atentos… no había rastro del espectro, ni si quiera los animales parecían estar alerta o algo por el estilo ¿Qué había querido decir la demonio con eso? ¿Por qué se le presentaba a Huli? ¿Por qué parecía comunicarse con ella?

Incorporó su cuerpo para salir del templo, Aulenor e Inari apenas llegaban con los demás humanos a cuestas, el sol mostraba sus primeras albas, los ojos de Huli se entrecerraban un tanto cansados, no estaba segura de decirle a Inari lo que había ocurrido u ocultárselo, regresó momentáneamente  al templo y recostó su adolorido cuerpo abrazando su yumi.








Pálida en invierno, parda en primavera, marrón en el verano y pelirroja en el otoño ¿Quién es?
avatar
Huli

Mensajes : 196
Edad : 29
Link a Ficha y Cronología : Huli
Fox Tales

Nivel : 3
Experiencia : 1175/1500

Volver arriba Ir abajo

Re: Hyaku Monogatari

Mensaje por Aulenor el Vie Ago 10, 2018 7:50 am

__Guiado por Inari, Aulenor llegó hasta un pequeño templo, dónde descargó los cuerpos inconscientes de aquellos que se habían convertido, ha duras penas habia conseguido recogerlos y sobre todo cargarlos, pero ese había sido el plan después de esto y no podían dejarlos solos en el bosque.
__Al entrar en el construcción, el nagar se encontró a Huli y a los zorros que iban con ella. La cambiaformas estaba tumbada, de espaldas, y aun así se le notaba incomoda, se veía que seguía dolorida.

__-Perdón, creí ver 'alguien.-se excusó el nagar el escamado al verla, bajando la cabeza lastimeramente para luego buscar la mirada de Inari, y poco después, tratando de cambiar el tema, mirar al exterior.-Pa'ece que ya esta 'maneciendo.
__Huli no pareció inmutarse por la llegada o las paradas de su compañero. Seguía tumbada, abrazando fuertemente su yumi. Inari fue quién primero se percató de qué pasaba algo raro, acercandose a ella y descubriendo lo perdido de su mirada.
__-¿Hay algo que quieras contarme?-preguntó la diosa.
__Huli negó con la cabeza. Rápidamente, nerviosa. <<Estoy bien. Estoy bien.>> repetía.
__-¿Pasó algo?-se preocupó entonces el nagar. Pero la chica seguía simplemente negando con la cabeza, sin voltearse siquiera.
__La diosa estaba bastante segura de que aquello no era verdad, pero tal y como había anunciado el escamado, estaba amaneciendo. Debía retirarse cuanto antes, no podía perder más tiempo allí. Así pues, se dirigió hacia la puerta del templo y todos los zorros blancos la siguieron.
__-Mis zorros y yo tenemos que retirarnos-explicó a Aulenor antes de partir, y señalándole a la cambiaforma, añadió-. No está bien, cuidala.

__Durante un largo rato tras la marcha de la zorra, el silenció reino en la estancia. Huli se mantenía en aquella posición, tumbada, abrazando su arco mientras miraba a la pared. El nagar, sentado junto a la entrada, no apartaba sus ojos de ella, pensando en qué debía sin encontrar respuesta satisfactoria.
__-Aulenor...-al fin, un debíl susurro rompió el silencio. Huli no se había movido por lo que su compañero no pudó ver sus ojos, inundados en cansanció, cuando con una voz profunda confesó-La vi.
__-¿A quién?-acercandose para sentarse a su lado, no había más que pudiera preguntar, no comprendía las palabras de la cambiaformas.
__Al sentir la cercanía del nagar, Huli se incorporó, apresando su arco entre las piernas, cubriendo en un principio su rostro con las manos, echándose el cabellos hacía atrás y acabando posandolas en sus propios hombros. Dejando caer su cabeza en un gesto que denotaba un sutil estrés.
__-A la hermana de Inari, Ao Andon, estuvo aquí, yo...-su voz se rompió un poco-no sé si fue un sueño, o fue real... pero estuvo aquí
__Aulenor no consiguió entenderla de inmediato, tardó unos instantes en reaccionar. Levantandose de un brinco se llevó la mano a su katana, mirando hacia todos lados en su busqueda. Al no encontrar nada, se agachó de nuevo para ponerse a la altura de la cambiaformas.
__-¿'Tas bien? ¿Qué ha hecho? ¿Dijo algo? 'Pera... ¿No se suponía que no salia de una casa?
__Huli, ante las continuas preguntas del nagar volvió a cubrirse el rostro desesperada. Negando de nuevo con la cabeza repetidamente.
__-No lo sé, yo... yo no sé, te digo que no sé si fue real, o fue un sueño, pero ella "estuvo aquí" me dijo, que si destruía la lámpara, todo esto se acabaría, y nuestras vidas regresarían a la normalidad... como si... como si afirmara que esto no es asunto nuestro.-Suspiró  descansando la barbilla cobre las palmas de ambas manos-SNo Aulenor, no estoy bien, por que no sé si fue real...

__-¡Vale, vale! ¡Tranquila!-asustado por al reacción la joven, Aulenor alzó sus brazos sin saber qué hacer, acabó tratando de acariarle la cabeza, como hacía con su hermano, y Huli, más por la sopresa de aquel gesto que por otra cosa se frenó-So-son diosas 'si que podería haber sido una visión... creo... ¡Seguro que fue real de una forma o otra!-comenzó algo inseguro, tomando fuerza según seguía hablando-'Demas, no importa lo que haya dicho. Ella es la mala. Eso ya lo hemos visto. Y Inari es la buena. Tú lo sabes. 'Si que lo que tenemos que hacer es seguir con el plan y derrotarla. No serve asustarse cuando ya has decidido que vas a luchar y no huir.-hizo una pequeña pausa, tratando de buscar contacto visual con los ojos de Huli.-¡Vamos Huli! Hace un rato m'as salvado, y una diosa nos ha elegido como campeones, no puedes venirte abajo así. ¡Tú, yo y Inari, vamos a ganar!
__-Tienes razón-los ánimos de Aulenor debieron de funcionar, porque tras dibujarle en la cara una sutil sonrisa a la peliblanca, la expresión de esta cambió, y con una mirada más decidida se acercó la lampara para observarla detenidamente.-Hay otra manera de liberar a las personas, ella me dijo, que no puede tocar si quiera la lámpara, que si lo hace "morirá" no sé si funcione de igual manera con los poseídos.
__-'Pongo que poderiamos probarlo.-respondió el escamado acercando la cabeza.-O preguntarle a Inari. Pero por ahora creo que deberíamos dormir. Ya amanece, no hay monstros y estoy cansado.


Fin del comunicado
avatar
Aulenor

Mensajes : 342
Link a Ficha y Cronología :
Aulenor
Las Andanzas de Aulenor

Nivel : 4
Experiencia : 300 / 2000

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.