Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha de Mivam Durotar
por Mivam Hoy a las 5:50 am

» Urna
por Amelie Winter Hoy a las 2:27 am

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Karasu Ayer a las 4:50 pm

» Ficha de Shirei y Baku
por Alegorn Ayer a las 1:47 am

» Rastro sin huellas [Privado]
por Eshed Dylan Ayer a las 12:36 am

» Miedos [Privada con Celeste Shaw]
por Kromul Jue Mar 21, 2019 9:34 pm

» Asfet.
por Skurk Äsping Jue Mar 21, 2019 7:10 pm

» Un Dios entre Nosotros.
por Strindgaard Jue Mar 21, 2019 4:59 am

» Misión Fallida: Hijra de Shirei y Baku
por Shirei Jue Mar 21, 2019 4:53 am

» Fuego y Hielo
por Dahanajan Dess Jue Mar 21, 2019 1:53 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Por que sólo una cosa importa

Ir abajo

Por que sólo una cosa importa

Mensaje por Ramlidé el Sáb Mayo 16, 2015 1:41 am

Por que sólo una cosa importa


... Lejos de las murallas de Phonterek, en los campos que colindan con el bosque De Silvide se asienta un improvisado y temporal campamento Shike. Es mediodía y el sol se alza sólo en el cielo, despejado, brillante y cálido; es un día estupendo.

Tumbado al pie de un árbol, bajo su sombra, con las piernas cruzadas y las manos bajo la cabeza se encuentra Sokka, descansando la comida y disfrutando del día, a su lado y tumbada con él, está Owari. Todo el campamento está en silencio y parecía que nada lo perturbaría hasta que en un momento determinado se empezó a oír el silbido del vuelo de una flecha, con su correspondiente impacto al pie de una de las carpas, era una flecha incendiaria por lo que la carpa empezó a arder.

Al instante Sokka dio la alarma, rápidamente el campamento se puso alerta pero antes de poder hacer prácticamente nada, docenas de hombres armados irrumpieron en medio del campamento reduciendo a todo el mundo, eran un puñado de bandidos; Sokka se levantó y cogió a Owari de la mano, se acercaron a Shiri y de dentro de uno de los macutos desenvainó su espada listo para combatir.

Su toma de iniciativa alertó a un par de bandidos, pudo rechazar sus ataques hasta que uno logró golpearlo con el culo del arma en la cara dejando en ella una herida, en la mejilla izquierda, Sokka cayó al suelo, inconsciente debido al duro golpe. Aquel bandido era grande y fuerte. Tumbado en el suelo, Sokka pudo oír en su estado de semi-inconsciencia los gritos de socorro de Owari, el ruido de la masacre, el rugido del fuego incendiándolo todo, los gritos de euforia de los bandidos...

Este recuerdo es lo que le ronda a Sokka por la cabeza constantemente tras abandonar a los suyos, la incursión de los bandidos, el saqueo y el pillaje, el caos generado por el incendio, no eran nada para él comparado con el secuestro de Owari. Sokka llevaba unos días vagando por el bosque De Silvide junto con Shiri, sin pista alguna sobre el paradero de los bandidos ni de Owari, sin comida, sin agua; cada vez más extenuado continuaba su camino, sin rumbo, obsesionado con encontrarles.

Quizás una coincidencia del destino, quizás guiado por los dioses de Noreth, mientras Shiri y Sokka cruzaban una colina en el bosque sobre la que se alzaban tantos árboles que lo ensombrecían todo, un pequeño traspié los hizo caer por una empinada cuesta rocosa, resbaladiza debido al humedecido musgo. Bajo ella estaba Owari con la ropa rasgada, el cuerpo lleno de hematomas, rasguños y sangre.

Nada más verla, Sokka no pudo creer lo que estaba viendo, pero rápidamente sus ojos se humedecieron e irremediablemente sufrió un duro ataque de ansiedad que lo hizo gritar, impotente comenzó a golpear el suelo, a tirarse del pelo; tanto su respiración como el flujo de su pensamiento estaban acerelados, impotencia, frustración, odio, desolación, decepción e ira fueron los sentimientos que inundaron su cabeza en ese momento. Tras un rato en ese estado de locura y como después de todo ataque de ansiedad, la adrenalina de su cuerpo se desvaneció y aunque aparentemente más calmado, su estado de intranquilidad, su preocupación y su tristeza aumentaban a ritmos desorbitados; se acercó al cuerpo de Owari y abrazándolo se tumbó junto a él, durante horas.

Tras reconocer lo ocurrido, se negó a asumir el hecho de que jamás volvería a verla, sin tener claro como hacerlo, sin importarle las consecuencias, él iba a reclamar el alma de Owari, volvería a estar con ella, reconocería su olor, el tacto de su piel y el calor de su cuerpo; volvería a oír su voz, a escuchar su risa y hasta que no lo consiguiese no descansaría.

Se levantó y de uno de los macutos sacó una manta, con cuidado envolvió el cuerpo de Owari en ella y lo subió encima de Shiri, consiguió andar medio día más hasta encontrar un pequeño asentamiento humano, no sabía que ocurriría al entrar sin preguntar, pero nada más cruzarse con uno de los habitantes de ese lugar, cayó desfallecido al suelo, sus fuerzas habían llegado a su fin.

Se despertó en una cama de paja en medio de la noche y con el máximo sigilo que pudo conseguir, abandonó la casa en la que estaba con la intención de buscar el cuerpo de Owari, estaba tendido fuera, envuelto en la misma manta y custodiado por Shiri, pasó allí el resto de la noche, casi sin pegar ojo. Lo despertaron por la mañana los habitantes de aquel lugar, Sokka les contó lo ocurrido y le prestaron su ayuda, entre todos construyeron una pira funeraria e incineraron el cuerpo de Owari. Y como cuando se marchó del campamento Shike, Sokka se fue enseguida de la aldea, aprovisionado esta vez, siguiendo el río y sin un destino geográfico claro, él iría allí donde pudiese reclamar el alma de Owari.


Palabras - "Pensamientos"
Ramlidé
Ramlidé

Mensajes : 56
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.