Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Fue una buena estadía
por Malina Ayer a las 11:30 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Strindgaard Ayer a las 11:20 pm

» Ratquest [Campaña]
por Egil Dom Oct 14, 2018 11:12 pm

» Tiempo de caza [ Solitaria ]
por Balka Dom Oct 14, 2018 9:37 pm

» Egil
por Egil Dom Oct 14, 2018 5:59 pm

» Elíacer. [Grifo](Terminada.)
por Alegorn Vie Oct 12, 2018 12:20 am

» Un Dios entre Nosotros.
por Strindgaard Miér Oct 10, 2018 5:02 am

» La Esfinge de los Hielos
por Katarina Lun Oct 08, 2018 11:07 pm

» A Tale of Two Fluffs
por Vanidad Lun Oct 08, 2018 9:05 pm

» El Cuervo sobre el Muerto
por Reuven Lun Oct 08, 2018 1:57 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Al-Ándalus para los vándalos. (+18)

Ir abajo

Al-Ándalus para los vándalos. (+18)

Mensaje por Zahka el Mar Jun 30, 2015 11:18 pm

Se encontraba hasta los mismísimos cojones; un par de islas recorridas por su cuenta y aún ni un jodido tripulante más. El Cabrón Rojo, que parecía inagotable, surcaba con mayor velocidad que nunca, tal vez por sus ansias de volver a casa; aquella de la que procedió tras la obscena muerte del puto Pato Zamudio. Ese hijo de puta se lo merecía, ¿por qué llamar payaso al bufón? Sólo un imbécil haría semejante gilipollez; no era buena idea enfadar al adalid de los repelentes hermanos Grrongol. Esos repelentes y todopoderosos espíritus, que, una vez más parecían querer comunicarse con el arlequín, por como brillaba su máscara. A pesar de cuánta frustración pudiera contener en aquellos momentos, lo cierto era que la mente de Zahka cambiaba pronto de pareceres. No necesariamente por la ilusión de sus ídolos queriendo hablar con él; tal vez sólo porque quizás una de sus numerosas y malditas personalidades se hubiese alegrado de su descontento anterior, enfermándole con la nueva sonrisa que ahora se dibujaría en su rostro. Enseñando sus asquerosos y grises dientes, esas putas navajas que guardaba tras sus labios manchados de sangre de cualquier mierda que hubiera matado recientemente, se reverenció ante sus grandiosos Krik y Krak.

- ¡Qué no tienes el zapato desatado, Bufón! – Dijo Krak, el primero de aquellas dos figuras flotantes que bailoteaban alrededor del mayor mástil del barco.

- ¡Ni siquiera tienes cordones… - alegó Krik, que acompañó esas palabras con algo más de veracidad - …Ni tampoco cordura, Bufón!

- ¿K’ocorro, doococoto do mo ormo corropto? (¿Qué ocurre, diosecitos de mi alma corrupta?) – Les asaltó Zahka, cambiando todas las vulgares vocales por la que le salió de los huevos, como hacía a veces cuando le daba la gana; porque sí.

- ¡Lo has roto, lo has roto, puto, puto, puto seas, Krik! – culpaba aquella pequeña figurita tan ridículamente alocada, golpeando a su gemelo cual niño pequeño enfadado por la pérdida de uno de sus tontos juguetes. Puede que ni siquiera fuera su favorito, pero uno de los suyos a fin de cuentas.

- ¡Pero si aún no le dije nada, aún no le dije nada, puto, puto, puto seas, Krak! – se defendía, tanto de la acusación como de los cabezazos de su igual, repitiendo los insultos e imitando los porrazos.

- ¡HOHTIA PUTA! – gritó sorprendido el adalid con total naturalidad, corriendo hacia la borda para contemplar en la lejanía, a los pies de la costa, detrás de todas las rocas que aún debería esquivar con tal de llegar a la puta isla, a un enorme ser extraño. - ¡¿QUÉ L’HABÉI HECHO?! (¡¿Qué le habéis hecho?!) – volvió a dirigirse a sus cabrones modelos a seguir, que habiendo llevado la pelea a otro extremo, ahora parecían uno solo; Krak tenía a la mitad del otro dentro de su boca.

- ¡Al Tubby ya lo convertimos, Bufón! – contestó Krak tras escupir a su hermano.

- ¡No hay tiempo, no tiempo! – zarandeaba Krik al primer tarado -  ¡TIEMPO, KRAK!

- ¡VISITA LA ISLA, BUSCA A LOS OTROS, QUE YA ELLOS TE LO DIGAN TODO, BUFÓN! – se esfumaron los dos putos locos sin más que añadir, o tal vez con mucho más que decir, quién sabe; los espíritus hacen cosas muy raras.

Pero las prisas de aquellos no importaron a Zahka, cuya impaciencia había sido elevada hasta el punto de comenzar a soplar a la vela del barco. Tal vez no fuera la mejor idea para alguien con una mente normal, pero para el mestizo, en ese instante, pareció algo lógico y coherente, o no, porque reía con fuerza. Era un poco idiota el condenado, o tal vez solo le pareciera divertido.


Última edición por Zahka el Miér Jul 01, 2015 6:36 pm, editado 1 vez


Ficha
Cronología interpretativa


· Diálogos ·


Zahka     ·     Derecho    ·     Izquierdo    ·     Duquesa de Alba

MediumPurple  ·   LightCoral  ·  DarkCyan  ·  Azure
avatar
Zahka

Mensajes : 35
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Al-Ándalus para los vándalos. (+18)

Mensaje por Porrazo el Miér Jul 01, 2015 12:23 am

- Que mierda de má' (Que mierda de mar)- dijo Porrazo, mientras hacia el amago de rascarse los huevos cual gandul de puerto. Su mirada estaba clavada desde hacía horas en el horizonte, observando las ondulaciones del agua y la luz del sol bailar sobre su superficie. No veía el momento para que Krik y Krak le encargase organizar otra sangría, que prendiese fuego a aquel puto lugar, no quedarían ni las cenizas.

- Er agua arde... - se estaba obnubilando, ese brillo anaranjado y rojizo que danzaba en sintonía con las olas se parecía demasiado al fuego lamiendo su combustible. Por su cabeza pasaron infinidad de escenas, todas ellas relacionadas con el fuego que lamía su pútrida alma. El olorcillo a chamuscado comenzó a acariciarle las fosas nasales ¿Donde había fuego? Siempre mantenían el fuego alejado de él en los momentos de calma para que no organizase una carnicería sin sentido... cuando no convenía.

- ¡Vamos Krik, frota más fuerte! - Krak se encontraba estirado panza arriba mientras su hermano, Krik, le frotaba rápidamente los huevos con lo que parecía ser yesca y pedernal - ¡Tiene que salir fuego! ¡Este hijo de puta no se despierta si no ve fuego! ¡Lo hicimos demasiado tonto del culo! - El pequeño y ficticio pene de Krak había adquirido un brillo rojizo a medida que Krik lo había ido frotando.

- Acín no... (Así no)- susurró la voz grave y rota de Porrazo, que observaba todo desde su posición calmada, desesperándose por dentro ante la ineptitud de los hermanos Grrongol - ¡Tu cállate bastardo! ¡Debimos haberte dado el poder de soltar chorros de fuego por el pene para demostrarte que el nuestro puede estar perfectamente On Fire! - le espetó Krak - ¡Vamos Krik, dale más fuerte, que este gilipollas aprenda lo que es un dolor de huevos! -y Krik, cabreado, usó la yesca y el pedernal para aplastar los huevos  de Krak a maldad. En cuanto hizo esto, un chorro de fuego salió despedido de la puntita enrojecida del Grrongol. Los ojos de Porrazo se recrearon con la escena, con aquél magnífico fuego que había salido despedido directamente de la polla de los hermanos a los que adoraba como sus únicos dioses - 

- ¡Eres un hijo de puta, Krik, así no era! - dijo Krak, entre lágrimas y sujetándose la entrepierna.

- ¡Pues ha funcionado, Krak, tu furia ígnea a conmovido a nuestro adalid! - rió Krik, deleitándose con la sonrisa psicótica que se había dibujado en el rostro.

- ¡Quémalo todo, mátalo todo, conquista este maldito lugar, demuestra que eres uno de nuestros adalides, maldito saco de putrefacta basura! ¡Dale sentido a mi dolor de huevos! - gritó Krik, riendo al tiempo que gemía de dolor, incitándole a comenzar una de sus famosas matanza.

- ¡PANDA DE HIJO' DE PUTA! ¡MARICONE' DE MIERDA! ¡VENÍ' Y EMPEZÁ' A MATÁ' A TÓ' ER MUNDO! - rugió Porrazo, prendiéndose en llamas y comenzando su pesada caminata por las calles de aquella ciudad de mierda. Sus ojos brillaban con el mismo fulgor que el fuego que lo rodeaba - ¡ZUHVIAREVENTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA! (Os voy a reventar) - volvió a gritar, empalando con su espada la pierna de un borracho medio dormido, pisándolo y prendiéndole así fuego para que se retorciese de dolor. Los amariconados tripulantes del futuro barco que tenían pensado robar, salieron a las calles desde el bar en el que habían estado bebiendo y profanándose los culos.

- ¡Er Jefazo ha disho! ¡Ha masacrá', maripozone'! - espetó uno de ellos, con su polla en una mano y la espada en la otra. Todos reaccionaron ante la voz gutural que clamaba por fuego y muerte;cuando no había fuego de por medio,  Porrazo era completamente ignorable, pero cuando lo había... obedecías, te cagabas de miedo o las dos cosas. La guinda del pastel solo estaba por llegar, rítmicos temblores de tierra se producían cada vez con más intensidad frente al bar. A lo lejos, una figura rechoncha y de pelaje verdoso corría hacia el lugar. Parecía ser Tubby, aunque unas cien veces más grande que la cosita mona que había sobrevivido a ser comido o muerto por violación entre la tripulación. Su sonrisa era inconfundible, aunque verlo sujetar un jodido árbol con solo su mano derecha hacía dudar de si era él en realidad.

- ¡Este es un regalito, un regalito! - gritó Krik.

- ¡Os ayudará a zumbar fuerte a estos hijos de puta! ¡Destrozadlos de una puta vez, sarta de maricones! - sentenció Krak.

No hizo falta más para que la tripulación se pusiese en marcha con los destrozos, quemando todo lo que podían para que Porrazo no perdiese el irrefrenable hambre de muerte que se apoderaba de él cuando presenciaba el fuego. Este último se había dedicado a ignorar a todos los demás y a meterle su espada por el culo al borracho en llamas, impregnándola con mierda y sangre por igual.

-¡CAGONDIÓ', QUE BIEN CIENTA UNA PUTA NOSHE DE JUERGA! (Me cago en dios, que bien sienta una noche de fiesta) - rió Porrazo, retorciendo la espada a gusto mientras el borracho llameante daba por finalizada su penosa existencia.

-¡Uish, Jefazo, que costumbres más feas te hemos pegado!- todos rieron en conjunto, cómplices en la broma.
avatar
Porrazo

Mensajes : 8
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Al-Ándalus para los vándalos. (+18)

Mensaje por Zahka el Miér Jul 01, 2015 7:47 am

Pasados unos minutos se encontraba llegando a la porquería del muelle. Para su sorpresa, parecía que ya le estaban preparando una bienvenida: Un grupo de los maricones que formaban parte de su tripulación corría hacia allí con un tipo desnudo en lo alto. Se trataba de Bremancio. La manera más acertada de describirle era la de mascota del barco; un elfo con la polla en la nariz y ésta última en el lugar de los testículos, que era usado constantemente para las tareas menos dignas, y otras tantas cosas que probablemente pocos quisieran escuchar.

- ¡Vamos, julandrones, que mi fabulosidad necesita de un poco de calor carnal! – gritaba una voz desde el agua. Era Mister-Miss Yagger, un tiburón-hombre, de color rosa, con un aspecto muy poco feroz para como realmente era. Flotaba boca arriba, con el rabo endurecido, ansioso por penetrar algún puto culo inocente.

- ¡YA VA, NUESTRA REINA! – le respondía uno de sus subordinados.

- ¡Pa’l que acierte, sadomasoquismo con su papasita esta noche! – los animaba con regalos que, de algún modo, motivaban a los esclavos. Siendo que cualquier ser con grado medio de cordura huiría en dicha situación, había mucho que opinar sobre los gustos sexuales que tenían aquellos jodidos mariposones.

En el borde del puerto, mecieron al come-hierbas preparando el lanzamiento. Tras la cuenta atrás, lo arrojaron con el ano apuntando hacia el agua. Yagger, que no les permitiría fallar de todas maneras, de un salto, impulsándose desde el agua, le empaló con su tronco de carne. Todos aplaudieron; todos menos el bufón, que lanzó su nube opaca a la ubicación del escualo.

- Cucú, ¿quién zoy? – le bromeó el bufón, con una voz tan seria como pudo poner, mientras aquel perdía la vista por unos instantes.

- ¡Míster Captain! ¡SUGOI DESU NE! – exclamó con un tono agudo, pareciendo una niña pequeña. Una niña fea de cojones, intimidante, pero alegre por verle después de algún tiempo; uno largo, aunque no tanto como su mini-Yagger.

Poniendo al fin los pies en el muelle, sus esclavos homosexuales le recibieron con gritos de nenazas mientras preparaban una especie de cruz de madera. Yagger, que se masturbaba usando su nuevo juguete sexual, que aún acoplado a su miembro gritaba de dolor, puso al tanto al mestizo.- ¿Y ya habéi’ empeza’o sin mí, partía’marica? (¿Y ya habéis empezado sin mí, panda de maricas?) – les insultó indignado el arlequín. Tubby, que se podía distinguir perfectamente entre todas las casas, corría, tal vez feliz, hacía aquella zona en la que se podía divisar humo, con un árbol en la mano. Sin pensárselo dos veces, el mestizo echó a correr en la misma dirección que el gigante verde.

Allí estaba aquel trozo de carne pútrida andante, dando órdenes y haciendo de las suyas. Llamaba la atención con su envoltura de fuego, como si fuera el puto amo. – “Ehte ce cree mu chulo me parese a mi ya” (Este se cree muy guay, me parece a mí ya) – pensó, buscando alguna manera de volverse el centro de atención, por como era su ego. Se acordó entonces de los afeminados y su creación; y volvió a buscarlos, aunque ya les tenía a la espalda.

-“Cuchadme, qu’engo una idea to guapa pa infundí er temó entre las gente y difundí er podé de la tripulación, quillos…” (Escuchadme, que tengo una idea muy buena para infundir el temor entre las gentes y difundir el poder de la tripulación, chiquillos) – les expuso el mestizo su plan, en el que entraban solo unos apartados muy básicos: una cruz de madera, muchos clavos, Bremancio, una buena masturbación y poco más.

En nada, se reunirían con Porrazo y el resto, eso sí, con una pancarta personalizada y Zahka al frente, cantando y saltando sonriente:

“Ar Bremancio vamo’ a usá, (“Al Bremancio vamos a usar,   

Pa’ hacero entendé,             Para haceros entender, 
 
Que corga’o’n la crú’stá,    Que colgado en la cruz está,
 
Tan zolo por jodé.                Tan solo por joder.

Ci en nue’tra contra e’tás, Si en nuestra contra estás,

No dude’ ar penzá,              No dudes al pensar,
 
Que tu virginidad aná      Que tu virginidad anal 

Pronto te robarán.”            Pronto te robarán.”)  



- ¡KAEPTEIN ZAHKA AR RE’CATE! (¡Capitán Zahka al rescate!) – Saludó a los demás parándose en seco aún a unos cincuenta metros, firme, llevando su mano a la frente y alzándola posteriormente al aire, adelante, con brazo y dedos completamente estirados. Cualquiera hubiera pensado que era un gilipollas muy colgado; no hubieran fallado.


Ficha
Cronología interpretativa


· Diálogos ·


Zahka     ·     Derecho    ·     Izquierdo    ·     Duquesa de Alba

MediumPurple  ·   LightCoral  ·  DarkCyan  ·  Azure
avatar
Zahka

Mensajes : 35
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Al-Ándalus para los vándalos. (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.