Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La fuga (priv. Calígula) [Phonterek]
Hoy a las 12:56 am por Calígula

» El secuestro de Gr´olKos "El clan cuchilla sangrienta"
Ayer a las 3:30 pm por Lilith Schwarz

» [Evento] Los Cuentos Perdidos de Noreth
Ayer a las 10:57 am por Lamb

» Buenas
Vie Dic 15, 2017 3:27 pm por Balka

» A Hope's Tale
Jue Dic 14, 2017 10:56 pm por Gar'Shur

» Anhouk, la forjadora
Jue Dic 14, 2017 9:33 pm por Bizcocho

» Demonología: Adulterium [+18]
Mar Dic 12, 2017 10:23 am por Envidia

» Aulenor Abe
Dom Dic 10, 2017 6:33 pm por Bizcocho

» - Apocalipsis now -
Sáb Dic 09, 2017 10:11 pm por Balka

» Una mala decisión
Sáb Dic 09, 2017 1:56 pm por Bizcocho

» Calígula, el demonio del mar
Sáb Dic 09, 2017 1:13 am por Calígula

» Aracnofobia [Campaña]
Vie Dic 08, 2017 10:27 pm por Vanidad

» Un paseo inesperado [Priv. Celeste Shaw]
Mar Dic 05, 2017 10:06 am por Celeste Shaw

» Locuras en Santa Timotea para Jóvenes Azuzables [Priv. Eudes]
Sáb Dic 02, 2017 9:26 pm por Isarika Endier

» The Shining of a Thousand Suns (Privada)
Miér Nov 29, 2017 6:51 pm por Vanidad




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Quiero ver

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Quiero ver

Mensaje por Xhadesh el Jue Jun 02, 2011 1:17 am

Las colinas de cristal. Hacia allí había convencido a Sahgi de ir. Sabía de buena mano, que en aquel lugar alejado de su ciudad natal, existían ríos de magia líquida ¡Magia pura! Y le interesaba, más que eso, la interacción que sus habitantes podían tener con ella, sin sufrir cambios debido a la contaminación. Seguramente, con ello, podría saber cómo devolver a un humano a la forma original. ¡No por el! A él no le interesaba más ser un humano; había vivido en carne propia la forma de vida tan egoísta que llevaban, también, el odio a lo desconocido, el odio irracional que sentían hacia aquello que les era extraño. Él, para sí mismo y para Sahgi, sólo existía como hörigue, siempre había sido así, aunque ambos supieran que otrora fue humano.

Xhadesh iba montado en Rains, vigilando que sus barriles de compuestos fueran bien acomodados. Se acercó lo más que pudo a su montura, y le acarició la cabeza en forma de agradecimiento.
-Te devolveré tu cuerpo, te lo prometo.
Dentro de su mochila de viaje, casi saliendo, agarrado al tirante y a su hombro, viajaba Kryza, su hámster.

Giró el rostro hacia su costado, mirando a la mujer más linda para sus ojos (aún para el ojo que iba tapado). Ella andaba en su caballo Tormenta, y al mirarla, se tuvo que descubrir el ojo derecho para verla bien y casi babear de tanto mirarla.
-Que linda te ves…

Lo soltó sin más. Por impulso, cariño, amor… ¡Por todo eso! Y aún así, con algo de nerviosismo. Como si fuera la primera vez que se lo decía y aún le supiera raro pronunciarlo.
-¿Estás segura de que vamos a las colinas de cristal? No sé cómo se porten los minotauros. Mi familia siempre habló de ellos como si fueran animales y nada más, y encima, se dice que hay algunos enanos con ellos. Los enanos no tienen fama de ser los más amigables…
Eso era lo que él sabía, no estaba seguro, y no podía confiar en los prejuicios de su familia. Familia que lo dio por muerto e ignoró, aún teniéndole enfrente.

No era que quisiera evitar las colinas de cristal por faltar a esa promesa con Rains, no se había olvidado de ella. Y tampoco quería dejarlo en el olvido. Rains, aunque fuese una “criatura”, seguía siendo uno de los únicos que confiaba en él. Lo que pasaba, era que no quería que los prejuicios de su familia fueran verdaderos, y pusiera en peligro a Sahgi.

-Si tú no quieres, podemos cambiar el rumbo. Dicen que la tierra de los elfos es bellísima, y tiene una estructura genial. Además ¡he escuchado historias de una ciudad flotante! Por cierto –respiró hondo y miró hacia el cielo, para volver la mirada hacia sus ojos, y nuevamente hacia el frente-, te amo.





A rose that won’t bloom
Winter’s kept you
Don’t waste your whole life trying
To get back what was taken away
avatar
Xhadesh

Mensajes : 44
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Sahgi el Jue Jun 02, 2011 2:20 am

Cuando me decía que me veía linda, me daba una cosa… una de esas cosas por dentro que te hacen cosquillitas, pero luego crees que es de mentiras… pero antes (eso, o ni yo me escuché entre sus propios murmullos) que pudiera contestarle con uno de mis repetitivos “bha” prosiguió con su soliquio; como era su costumbre.

Me limité a mirarle y asentir con una tierna sonrisa. Por más que estuviera algo voladito de sus sesos, sabía ser la cosita más linda y tierna que habría visto jamás (obviando sus cuernos, claro está… aunque le daban un toque psicodélico que no dejaba de enloquecerme). Otra de sus cualidades era que solía cumplir sus promesas y que no sabía mentir…

***

¿Que cómo habíamos llegado hasta ahi?

Primero que nada, ese “ahí” era un camino desolado, sobre unas montañas y a gran altitud. Unas matas de pasto y cardos crecían ralos una vez cada tanto y el aire frío posaba sobre nuestros rostros como si fueran repetidas caricias hechas con trozos de hielo.
Sobre nosotros y a nuestra diestra, el resto de la montaña, laderas y nubes que amenazaban con posarse sobre nuestros rostros. Bajo nuestros pies un fuerte camino, más camino de piedra, más rocas en él y un profundo vacío sobre la siniestra.

Tor caminaba tranquilo, todo estaba bien. Y mientras “él” charlaba me perdí por unos segundos entre mis ocasionales divagues. Xha me había convencido de ir a las colinas de Cristal. Hogar de Minotauros, Enanos, pero sobretodo de los mayores sacerdotes de Higlet la diosa de… bueno, nuestra diosa. La señora de aquellos que no tienen esperanza, que han nacido condenados, de quienes luchan día a día para poder tener un lugar y no ser desprovistos de él. Aquella deidad es muy poco venerada, y solamente es recordada gracias a unos pocos que la siguen –y dicen haberla visto- y transmiten su enseñanza a través de los siglos.

Se dice que Higlet es la madre de cualquiera que desee ser su hijo y no tiene reservas para con ellos. No pide nada a cambio, si es que realmente has llevado una vida que valga la pena ser vivida. Su principal santuario se encuentra oculto en un lugar aledaño al mayor poblado enano de las colinas y ahí deseo ir. No solamente por curiosidad, no solamente por desvelar sus secretos y desear que sean verdad sus historias… sino porque muy dentro de mí, deseo pedirle algo de su gracia y que me guíe en mi camino… en nuestro camino.

…minotauros. Mi familia siempre habló de ellos como si fueran animales y nada más, y encima, se dice que hay algunos enanos con ellos. Los enanos no tienen fama de ser los más amigables


Volví de ese pequeño ensimismamiento. Minotauros… si él supiera que gracias a que uno de ellos me contó sobre esta diosa no les tendría tanto miedo. Suspiré hondo y esperé a que acabara. Cuando mencionaba a su familia me daba muchísimo coraje. ¿Qué pensaría cuando le dijera de esta diosa? Él creía que íbamos por su ocurrencia… pero realmente íbamos por ella. Se que él no cree en esas cosas, que le gusta esas cosas de la ciencia… pero… simplemente la necesito, necesito su sabiduría, necesito el consejo de una madre. O al menos saber de sus enseñanzas.

Si tú no quieres, podemos cambiar el rumbo. Dicen que la tierra de los elfos es bellísima, y tiene una estructura genial. Además ¡he escuchado historias de una ciudad flotante! Por cierto”… y al fin acabó con un hermoso “Te amo.

Era mi turno de responderle… ¿cómo hacerlo? Debería de encontrar las palabras adecuadas para revelarle esa creencia oculta en el mismo fondo de mi alma…

Al final tomé la palabra: “ Yo te amo aún más mi querido Xha… y con respecto a eso de los minotauros… pues, tu familia cree que eres algo como un monstruo, y entre eso y un simple animal, creo que me quedo con los últimos” largué una carcajada y lo miré a su ojo. No quería hacer que se sintiera mal, pero debía hacerle saber que no eran tan malos… luego retomé la palabra con más aplomo: “… los enanos no me molestan y en cuanto a cambiar de rumbo para ver a unos elfos y sus ciudades… pues, podremos hacerlo luego de esto. Sabes… tengo un interés especial por el lugar al que nos dirigimos… también tiene historias geniales, que quisiera vivir o reproducir contigo, si me dejas”.

Le volví a mirar; y acerqué a tormenta hacia Rains para alcanzar a mi amado e intentar acariciarle pese a la diferencia de alturas entre ambas monturas. “Realmente te amo” le sonreí y pregunté “¿Cuánto crees que falte? Ya tengo hambre y me siento algo cansada…”.
avatar
Sahgi

Mensajes : 13
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Xhadesh el Jue Jun 02, 2011 2:54 am

-Mi familia son unos monstruos ¿Eso insinúas? –Preguntó con un tono fingido de sequedad, mientras trataba de aguantar una risita que le nacía del corazón- Jajajaja, vale, vale. Sólo porque tu lo quieres amor, pero… La verdad, me da miedo que los minotauros sí que te quieran hacer algo ¿Me prometes que estando ahí, no te separarás de mi?

Terminó de escucharla, e instintivamente, como si lo supiera, Rains trató de andar con el pecho más pegado al suelo, casi a ras, para que estuviera a la misma altura de Tor y pudiera tomarle por una mano.
-Yo también te amo Sasa –era la primera vez que le llamaba así. Esperaba que no le molestara-, muchísimo. Y… Está bien, matamos dos pájaros de un tiro. Escuchamos esas historias, exploramos un poco el lugar, sin hacer enojar a nadie, y me ayudas a investigar lo que necesito… Quiero devolverle su cuerpo a Rains. Seguramente también fue humano, hace tiempo.

Mirarla a los ojos era un poema, y entablar una conversación con ella, era de lo más divertido. No sólo compartían opiniones, sino que también estaban en desacuerdo y ¡se pelean! Eran toda una pareja, con cariño como se debe ser, y con un respeto profundo entre ellos.
-¿Estás muy cansada? –era subjetivo, no se podía contabilizar el cansancio; pero era una pregunta que siempre hacía. Se preocupaba siempre por la salud de ella, y por ella en general- No sé cuanto falte mi cielo, nunca he ido allá. Papá… El anciano humano, siempre dijo que eran dos soles de camino, pero desde donde empezamos a andar… No sé, no tomé ninguna referencia ¡Tonto de mí!

Trató de alzar un poco el pescuezo, para ver más hacia adelante, pero era casi imposible ver nada más; no tenía ninguna capacidad de extender y mejorar su visión solo con estirar el cuello. Era cierto que habían acantilados, e iban cerca a unas montañas, pero era impredecible decir a qué distancia estaban…
-Pero podemos parar. Aquí… ¿Llevas algo en ese zurrón? Si tienes hambre, te puedo cocinar, y podemos improvisar algo para acampar.

El frío ya se dejaba sentir, y el suelo estaba empezando a teñirse no del rojizo al caer el atardecer, sino del verde oscuro y débil que dan las tres lunas al anochecer. Llevaban todo el día viajando, casi sin parar más que por necesidades vitales, y estirar las piernas un poco. Era cierto que él también tenía hambre, pero no lo haría público si es que ella le decía que no, así funcionaba para él.

Guió a Rains hasta un pequeño terreno, más cercano a una pared de rocas, que al acantilado; y tapizado con pasto verde en el suelo.
-Podemos acampar acá, si quieres mi amor.





A rose that won’t bloom
Winter’s kept you
Don’t waste your whole life trying
To get back what was taken away
avatar
Xhadesh

Mensajes : 44
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Sahgi el Jue Jun 02, 2011 4:08 pm

“Sasa” esa palabra era un tanto… no me gustaba del todo, pero no quise hacerle ningún comentario, para que no pensara nada y quizá la olvidara. Si me decía eso en público seguramente me daría un ataque de vergüenza. Si, yo no era la mujer ideal, después de todo, no dejaba de ser un monstruo.

Asentí ante sus palabras y a la promesa de no separarme de su lado. Realmente odiaba hacer eso, y casi nunca lo hacía, exceptuando aquellos momentos en los que divagaba con sus cosas locas y todo eso. De hecho, aunque él no fuera muy bueno peleando mano a mano y generalmente yo nos sacaba de aprietos, con él me sentía más segura y tranquila. Y jamás cambiaría ese sentimiento por nada. Le amaba.

Estás muy cansada” me preguntó dulcemente. Le miré y dejé que acabara de hablar. Gran parte del tiempo me encantaba escucharlo hablar, divagar, lo que fuera, me encantaba cuando demostraba sentimientos o cuando demostraba lo que fuere. No cuando pensaba en cosas raras, en el futuro, la “evolución” y eso.

Se ofreció para cocinar algo, probablemente él tenía más hambre que yo. Jamás me lo decía, pero siempre lo intuía. Cuando preguntó si tenía algo en mi zurrón lo confirmé y con una semi sonrisa le dije que si.

Podemos acampar acá, si quieres mi amor. ” dijo una vez que se habían situado con Rains sobre uno de los pocos lugares con algo de hierba y que parecía resguardarnos del frío.


-Está bien; pasaremos la noche aquí, pero solo si construyes una trinchera o algo así para poder pasar calientitos..-Y abriendo el bolso me dispuse a enumerarle los víveres con los cuales cargaba; aunque ya sabía de memoria cuáles eran, a él le gustaba estar seguro de todo y a mi eso no me importaba.


-En el zurrón traigo algo de chasque, nos da de sobra para ambos; unas zanahorias, papas, manzanas y limón. -Con todo eso y una buena fogata se podría hacer algo realmente rico, pero sabía que faltaba algo.


-Iré a caminar por ahí mientras te ocupas del campamento, creo que el viento tiene algo que decirme –dije levantando la nariz para sentir un delicioso aroma a fresco, era difícil de explicar y quería saber de qué se trataba-


-Quieres algo? -le pregunté como solía hacerlo cuando me quería escabullir por ahí; y comencé a trepar por algunas rocas para llegar a un punto alto.


Después de unos minutos, me encontraba a un lado de la montaña, sobre un pequeño riachuelo. Aproveché para lavarme… el agua estaba muy fría. Aquél olor aún estaba por allí. Pero la noche ya había caído y era casi imposible buscar, además de peligroso. Ya en mi vida me había metido en suficientes problemas como para seguir haciéndolo aún.


Al otro día probablemente iría al mismo lugar con todos para continuar explorando y orientarnos mejor. Por lo pronto, me metí hasta menos de la mitad del rio –que tendría unos cinco metros de ancho, y algo así como metro y profundidad en su zona más profunda- sumergí mi cabeza en el agua y estuve por unos minutos en esa posición, hasta que los peces se acostumbraron a mi presencia y comenzaron a pasar junto a mi, dándome la oportunidad de atrapar a un par… bastante grande.


En seguida volví al campamento. Y sin mirar mucho los adelantos de mi querido, me lancé a sus brazos y comencé a besarlo. Pero lo sentí algo extraño, y pronto, escuché un sonido como si alguien se aclarara la garganta tras de mí…
avatar
Sahgi

Mensajes : 13
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Xhadesh el Vie Jun 03, 2011 12:03 am

-¡Cuidate! –Le dijo luego de mirar y re mirar a su alrededor, ya casi cuando Sahgi desaparecía por el camino.
A su alrededor había árboles, muchos árboles. Ramas secas debajo y ramas anchas, como las que daría una palmera, pero más bien de color marrón. No las había visto antes, pero serían ideales para poder cubrirse; ese tipo de hojas sería ideal para detener el viento usado como paredes, e ideal para ponerlo en el suelo como una cama; obviamente no dejaría sólo aquello, una sobretela para que quedara el calor. Y las ramas del suelo estarían ideales para encender un fuego.

Lo primero sería encender el fuego. Tendría que juntar la leña primero y encender el fuego. Luego… No tenía nada para cortar las ramas ¡Qué difícil! Pero… Tormenta llevaba atados las espadas de Sahgi. Así que no sería problema.

Se quitó la mochila y le quitó la carga a Rains, para dejarlo libre. Luego se acercó a Tor y le desató una de las espadas de su mujer, para dejarla en el suelo. El caballo tenía una propensión a ir con su dueña, así que ahora que estaba cerca, tenía que aprovecharlo.

Ya sin mochila y sólo con sus manos y su cuerpo para ayudarse, bajó prácticamente a rastras por el acantilado, sujetándose a cualquier rama o roca que estuviera bien fija. Tampoco era un acantilado como tal, hay que decirlo. Era una bajada empinada, pero que con suerte o práctica, se podía sortear.
Al llegar abajo tomó varias ramas secas y las arrojó hacia arriba, una tras otra; ayudándose de ambas manos… Era conocido que él era algo inútil en deberes físicos.
Tras lanzar una buena cantidad de ramas, lo suficiente para mantener el fuego al menos hasta el amanecer, volvió a subir el empinado y regresó al lugar que había elegido para acampar. Encontró a Rains echado en el suelo, recargado contra la pared; al saludarle, el animal bostezó con pereza y volvió a acostarse.

Juntó pasto seco, y juntó algunas de sus tiritas de algodón para ayudar a empezar un fuego. Sobre ese fuego, dejó algunas ramas secas y formó una fogata. Con su pedernal lo hizo golpear y golpear, hasta empezar un fuego con una chispa, y lo alimentó y cuidó hasta que las ramas empezaran a arder.

Tomó entonces la espada y despertó a Rains para que le ayudara a alcanzar las ramas de los árboles. Rains acudió con él, con tanta pereza como bostezó hace poco, y, dejando que su amose montara en él, fue hasta los árboles y se paró a dos patas, recargado en el tronco, para ayudar a Xha.
El antropomorfo empezó a cortar varias ramas, arrojándolas hacia su campamento para llevar a cabo sus ideas.

Regresó hasta el fuego y acomodó varias para que quedara esponjado el suelo, acolchonado; luego los acomodó y los puso con cuidado para formar una pared y un techo. Era algo demasiado pequeño, pero para ellos dos, era útil.
-¿Amore? –preguntó, escuchando un ruido, y un bostezo de Rains.
-No… Cateh.
-¿Cateh? –preguntó, primero con indiferencia, y luego de acordarse, con alegría- ¡Cateh!

Por un momento, olvidó sus menesteres y salió a recibirlo con alegría y un abrazo ¡El viejo Cuernostorcidos estaba frente a sus ojos! El viejo, era un amigo de los años en que dejó de ser humano y empezó a ser un antropomorfo. Había sido el primero en ayudarle, brindándole plata cuando estuvo falto de ella, y aún mejor, dándole alimento y sustento hasta que pudiera valerse por sí mismo.

-¡Vi a Rains aquí, y creí que no te vería más nunca!
-¡Y yo a ti!

Olvidó por un segundo la comida, y empezó a hablar con el fauno; hablándole de sus andanzas, y más importante: De su “esclava” (no le dijo que era su esposa, porque era un secreto entre ellos). Empezaron a hablar de todo; de su futuro, de su viaje, de todo. Y entonces, cuando aún seguían, Sahgi se lanzó a sus brazos y empezó a besarlo. Xha le regresó cada beso, primero con un poco de nerviosismo pero luego tan tranquilo como siempre. Cuando Cateh mismo se hizo presente, Xha la abrazó por la cintura y le hizo mirar al fauno.
-Es ella, mi… -¿A Sahgi le gustaría que lo dijera? No sabía, pero sí sabía que era su secreto, y que nadie más lo conocía- mi compañera.









A rose that won’t bloom
Winter’s kept you
Don’t waste your whole life trying
To get back what was taken away
avatar
Xhadesh

Mensajes : 44
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Sahgi el Miér Jun 08, 2011 10:20 pm

Ella es mi… mi compañera

Esas palabras fueron un detonante para mi cuando Xha me hizo ver a un ser medio desnudo que estaba frente a nosotros. Pequeño, de patas con ranuras… cola de chivo y piel de humano hasta la cintura. Un par de cuernos y una imagen de mala muerte casi impasable.

¿De cuando hasta acá yo soy compañera de alguien? ”Le pregunté a Xha, dándome la vuelta hacia él y pasando del “invitado”. Aún no sabía como comportarme cuando él decía esas cosas. Nuestro “matrimonio” era una unión de hecho. Ningún Dios nos había bendecido con su mano pura como para poder andar ventilándolo.

Y sabía que Xha no comprendería eso; pero mi real interés por llegar al templo de la Diosa era para que finalmente ella decidiera si debíamos estar juntos o no. Temía porque algo se gestara en mis entrañas y padecer algún castigo divino por vivir y actuar sin el consentimiento de nadie.

Xha no solía comportarse así y Rains y el “pequeño amigo”-así es como yo le llamaba a Kryza- parecían estar familiarizados con este ser, asique decidí no interponerme en sus asuntos y no parecer del todo agresiva ni fuera de lugar; no fuera a ser que Xhadesh le contara lo nuestro y este ser creyera que soy una “mala mujer”.

Aunque no me importaba que creyera, pero sí me importaba lo que Xha creyera que este ser creyera, lo que me llevaba a un pensamiento cerrado que comenzaba a confundirme. Opté por sentarme cerca de la fogata que hizo mi macho y escuchar de lo más campante su conversación.

Al parecer este fauno tenía muchas interrogantes en su mirada, y parecía no saber cómo reaccionar ante mi presencia.

Cuando ambos retomaron su conversación recordé que había traido los peces, por lo que los tomé, “preparé” y puse en el fuego. Luego, tormenta, fiel a su ama como siempre se presentó ante mi, para que “le diera la orden de la noche”, esto es, quitarle cualquier arreo que llevara y permitirle o no que se vaya a pastar lejos.

Lo acaricié con algo de remordimiento, ¿realmente sabría lo que hace tal como yo o simplemente me hacía caso por temor? Como fuere, ambos nos llevábamos muy bien, y si él algún día decidía escapar, le dejaría en libertad.

Comencé a quitarle los arreos y faltaba una de las cimitarras. Me coloqué la que estaba en su lugar y permití que Tor hiciera lo que deseara, mientras buscaba mi otra arma.

Al encontrarla, lancé un gruñido y me abalancé contra Xha con cierta furia. Estaba algo molesta por esa presencia desconocida, pero lo que colmó mi paciencia fue el hecho de que “él” hubiera usado “mi” cimitarra para cortar cosas que podrían romperles el filo o desafilarlas.
avatar
Sahgi

Mensajes : 13
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Xhadesh el Jue Jun 09, 2011 1:35 am

Resultaba que Cateh estaba en medio de un negocio que justamente tenía que ver con un minotauro de radicaba en las colinas de cristal. El viejo fauno desde siempre había dedicado su vida a la compra-venta de compuestos medicinales y venenos, todos con base herbal. Según lo que le contó esa misma noche, Starqu había comerciado con él menos de media carreta de Manethire, una extrañísima yerba que tenía la propiedad de propiciar el flujo de la magia a través del cuerpo del hechicero, debido a que sus raíces eran alimentadas con magia pura en estado líquido.
Pero que también tenía la propiedad, si se le combinaba con nuez vómica, resultaba en un líquido capaz de detener el flujo de la magia por cierto tiempo en la víctima.

Aquello, aunque sonara demasiado alquímico y de poco interés para cualquier persona, a Xhadesh le encantaba en demasía; pues si lograba sacarle la receta exacta al fauno, lograría valerse también de aquel compuesto. Y más aún, teniéndole ya en su poder, quizás lograría que no fuera necesario ser bebido para que ejerciera su “poder”. El extracto de la nuez vómica podía ser inhalado, así que si descubría la forma de que el “licor” de manethire fuera inhalado también, podría incluir cierta cantidad de esto en sus bombas y lograr que tengan un efecto mucho mejor que la sola explosión.

-Es noche ya.
-Y tanto. No quiero que suene mal mi invitación; me gustaría que pasases la noche cerca de nuestro campamento, más no en él; y que mañana en cuanto pudiéramos, vayamos juntos hasta las colinas.
-¿No es molesto para ninguno de ustedes?
-Para mí no lo es, y para Sahgi no debería serlo.

No era que decidiese por ella, ni que se sintiera su dueño; hacía mucho que habían dejado de ser amo y sirviente. Suponía eso porque la conocía y era prácticamente cierto que no pasaría nada…
Xhadesh cayó al suelo, levantando un poco de viento y haciendo que el fuego danzara un poco. Sin acomodarse en el suelo, ni dejar de tener sus brazos cruzados ni su mirada perdida hacia la pared, lo supo.
-¿Qué… haces?
No terminó de saberlo al primer momento, pero al segundo sí que lo sentía: El continuo clacketeo-clicketeo que escuchaba cerca de su oreja, eran los dientes de Sah mordisqueándole el cuerno; y la frescura que le recorría la mitad del rostro, no era más que la saliva de ella recorriéndole la mejilla.
-Cateh ¿puedes disculparnos? Mañana luego de que el sol encienda, me gustaría que esperaras fuera del campamento para ir con nosotros.
El fauno, mirando aún a su amigo tirado en el suelo y con una “sanguijuela” pegada a él, mordiéndole el cuerno, asintió y salió de la improvisada vivienda sin decir más nada.

-Amore mío… ¿Por qué tus dientes están sobre mi cuerno?





A rose that won’t bloom
Winter’s kept you
Don’t waste your whole life trying
To get back what was taken away
avatar
Xhadesh

Mensajes : 44
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Sahgi el Jue Jun 09, 2011 5:13 pm

Tardé en responderle, porque no quería dejar de agarrármelas con sus cuernos, ya que temía que si le “agredía” en otra parte del cuerpo lo pudiera romper. Podría ser muy fuerte, pero era bastante frágil, y sobretodo cuando yo me le aventaba, o le hacía algo.

Mis dientes están sobre tu cuerno porque… porque usaste mi cimitarra y…y… nada! Dájame”” solía decirle “dájame” cuando sabía que tenía todas las de perder en una de nuestras pequeñas “discusiones”.

Dime, ¿quién era ese fauno?, ¿por qué le andas invitando para juntar“nos” mas tarde? Porque… ¿si seremos todos, no?” le dije con tono inquisidor. Y antes de que pudiera contestar seguí con mi conversación-puesto que realmente, si lo había citado era por algo, y estaba segura de que me aclararía todo cuanto antes- pero un poco más tranquila: “¿sabes?, encontré un riachuelo algo más arriba, y un olor que no puedo identificar aún… es.. como conocido, pero al mismo tiempo extraño. Se siente fresco y muy rico…”.

Al cabo, me rendí y esperé su explicación mientras acomodé las cosas para poder cenar. Mientras el tomaba la palabra le serví uno de los peces, y como él no había puesto otra cosa en el fuego, le pasé unas zanahorias que había cortado con mis propias garras.

Luego, como siempre, él no podía detenerse de balbucear y decir cosas y yo… me metí en la casa improvisada… y comencé a quitarme casa prenda de mi ropa y sacarlas afuera una por una, procurando que Xha se diera cuanta de ello.

Luego de pelear, siempre me daban ganas… bueno, digamos que el ambiente se calentaba un poco entre nosotros… y… pues, se podría decir que en esas noches ambos dormíamos muy bien…
avatar
Sahgi

Mensajes : 13
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Xhadesh el Mar Jun 14, 2011 1:51 am

Silencio… Silencio… Silencio total.
-… ¡Deja mi cuerno ya! ¡Dájame! – le “gritó” más en tono de broma que como un regaño. Siempre lo hacía para pelearle-jugando. Al mismo tiempo se giró y dejó de ser una piedra, para tenerla entre sus brazos y hacerle cosquillas hasta que se retorciera entre sus brazos… “Odiaba” las cosquillas ¡y eran la venganza perfecta!

-Sí, use tu espada –dijo una vez más tranquilos, ya por cenar-, pero fue para tener donde dormir… Y… sabes que yo no llevo cosas con filo… Debería comprar un cuchillo…
Estaban fuera de la pequeña campaña que había improvisado, pero que les protegería al menos por esa noche, eso seguro. No era su especialidad hacer “hogares”, pero era el funcionamiento de cualquier trinchera, y de eso sí que sabía. Por la parte teórica más que nada, pero sabía, sí.
-Lo invité a venir con nosotros, porque también viaja a las colinas de cristal, y dice que lleva un mapa, y que de aquí, está a medio día, o algo así… -Se vio interrumpido por la misma mujer que le había atacado a preguntas y mordidas.
No se terminaba de acostumbrar, aún no. Era… frustrante que le preguntara, y cuando estuviera respondiendo, volviera a atacar una y otra vez, como si lo quisiera matar a preguntas.
-¿En serio? Hiciste bien en no ir –le dio un beso en la frente y la tomó por una mano-, iremos mañana al amanecer. Pero antes de ir, necesito preparar otros krack… ¿Sabes? Pensé agregar algo de estricnina en las bolsas; así… ¡les forzaría a aspirarla!

Entre pescado, zanahorias; grandes sorbos de agua y alguna cosa más, siguió divagando; contándole algunas anécdotas de cuando estuvo con el fauno. No sabía si se las había contado antes, pero las repetía una y otra vez con asombro y alegría, como si volviera a vivir lo que alguna vez pasó.
Al acabar, agradeció la cena y juntó un poco más de agua para limpiarse las manos, así como poner más leña al fuego para no dejarlo morir. Con él cerca pasarían la noche sin frío, y al siguiente día podría cocer ahí la nuez.

Estaba en poner más leña y dejarla acomodada para que siguiera prendido al menos un par de horas más, cuando giró a la “casa de campaña” y vio los brazales de Sahgi, su cota, su falda… sus prendas, una a una, regadas en la entrada; se puso en pie y se guardó el parche en el bolsillo del pantalón, seguido se desabrochó la camiseta de manta que llevaba aquel día, y se adentró en la campaña para mirarla tan mujer; tan divina y bonita. Tan pura y tan sensible. Tan tierna.
La enredo en sus brazos y la llenó de caricias, mientras terminaba de tapar la entrada, ahora con la ropa de Xhadesh.

Siguió acariciándola en la intimidad, mimando cada centímetro de su piel; recorriéndola toda, estudiándola, con las yemas de los dedos. Mirándola completa de vez en vez, y viviendo una y otra vez en sus ojos, en sus benditos ojos que lo habían atrapado desde la primera vez que la miró.
Y no durmieron mucho aquella noche. Estuvieron juntos, como un solo ser; abrazados hasta fundir los cuerpos en uno solo. Se cansaron amándose, y durmieron acariciándose.





A rose that won’t bloom
Winter’s kept you
Don’t waste your whole life trying
To get back what was taken away
avatar
Xhadesh

Mensajes : 44
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Sahgi el Jue Jun 23, 2011 2:58 am

Si tengo un punto débil, ese es el amor que siento por mi hombre… y claro… como me deja luego de una noche de amor desenfrenado, delirios ardientes, caricias, mordidas y besos. Eso era lo que Xha era para mi; y más.

Antes de que el Sol saliera salí a dar mi vuelta matutina. Tenía ese mal hábito desde mi niñez. Hice mis cosas… aproveché a lavarme bien en el río que ahora parecía más cristalino y hermoso de lo que había sido en la noche. Y es que, aunque el astro rey aún no hubiera despertado; el agua cristalina parecía reflejar su propia luz interna. Era como algo mágico.

Cuando acabé incluso de asearme, seguí observando mi reflejo. Parecía que el agua quisiera jugar conmigo, o sería un invento de mi propia imaginación… de pronto, unas lucesitas que estaba dispersas, comenzaron a reunirse en una especie de bola amarilla y cuando quise acordar salían de la humedad hacia mi rostro incrédulo. Se trataba de pequeños bichitos de luz…

Extraño… Extraño su comportamiento y el lugar en el que estaban, teniendo en cuenta que ya estaba algo frío para ellos. Y más aún, cuando se diluyeron en el aire, que comenzaba a ponerse más cálido.

Miré ladera abajo. El campamento estaba tal y como lo había dejado y comencé mi descenso. Esperaba ansiosa por ir con mi amado a cureosear el lugar de donde provenía aquél aroma. Aún estaba ahí, latente. Parecía más y más fuerte.

El Sol comenzaba a salir. Era maravilloso verlo en sus matices anaranjados y liláceos. Definitivamente, nos encontrábamos en un lugar muy privilegiado. Los pasos de Tor, me trajeron a la realidad. Aquél fauno estaba rondando… él lo sabía y vino a confiármelo. Le acaricie lentamente su hocico y le hice señas de que permaneciera en silencio –era una especie de símbolo de tranquilidad- mientras me iba metiendo al lecho improvisado.

Ahí estaba él, tan ingenuo, tan lindo, tan desprotegido. Babeaba como un cachorro y eso lo hacía tan tierno. Se encontraba recostado de costado, con un brazo bajo su cuerno y el otro a un lado, como buscando mi cuerpo. Me acerqué a él. No me daba el corazón para despertarle de aquél sueño tranquilizador que estaba viviendo. Y es que, no era su costumbre dormir plácidamente.

Muy suavemente le acaricié y poco a poco, volví a mi lugar entre sus brazos. Cerré mis ojos y perdí la noción del tiempo. Desperté junto a Xha, cuando sentí que su cuerpo se estremeció… gracias a las palmas de quien supuse era el fauno.

Buenos días-le dije dándole un beso entre sus labios, y repitiéndolo con algo más de pasión. ¿Cómo amaneciste? Espero que mejor que yo… aunque sería difícil…-y haciendo una breve pausa para verle vestir y escucharle le comenté al salir de la pequeña casa improvisada- A propósito… parece que tu amigo ya llegó.

Al salir, me topé con el fauno que tenía cara de enojo. Le miré, me reí de su estado anímico y me senté a observarlo y a ver qué tendría que decir mi marido. Después de todo, había juntado todas sus cosas sobre Reins y lo esperaba presto para marchar…. Sin desayunar!
avatar
Sahgi

Mensajes : 13
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Quiero ver

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.