Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha de Mivam Durotar
por Mivam Hoy a las 5:50 am

» Urna
por Amelie Winter Hoy a las 2:27 am

» [Priv. Karasu y Dahana] Hierbas Quemadas
por Karasu Ayer a las 4:50 pm

» Ficha de Shirei y Baku
por Alegorn Ayer a las 1:47 am

» Rastro sin huellas [Privado]
por Eshed Dylan Ayer a las 12:36 am

» Miedos [Privada con Celeste Shaw]
por Kromul Jue Mar 21, 2019 9:34 pm

» Asfet.
por Skurk Äsping Jue Mar 21, 2019 7:10 pm

» Un Dios entre Nosotros.
por Strindgaard Jue Mar 21, 2019 4:59 am

» Misión Fallida: Hijra de Shirei y Baku
por Shirei Jue Mar 21, 2019 4:53 am

» Fuego y Hielo
por Dahanajan Dess Jue Mar 21, 2019 1:53 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


La osesna perdida

Ir abajo

La osesna perdida

Mensaje por Anwed Kared el Mar Sep 22, 2015 12:35 am

Un nuevo día había nacido, el ruido del bullicio no había cambiado. Se había levantado y podía escuchar como las carretas se iban moviendo de un sitio a otro, dando a entender que los engranajes de la ciudad habían vuelto a moverse. Salió de aquella habitación que tenía bastante emparejado y con unos ánimos para empezar el día. Sus días se habían vuelto una rutina pero a él no le importaba. Lo primero que suele realizar siempre es una carrera por los alrededores de la ciudad, después entrenar con la espada y por último se acercaba por el clan por si había algún cambio o alguna misión.

Una vez que había entrado en aquel lugar, que tanto le maravillaba, fue directamente hacía la barra. En esa zona era donde todo el mundo hablaba sobre las nuevas misiones y además se iban adjudicando. Empezó a escuchar las descripciones de varias hasta que se fijó en una en particular. Se acercó hasta el mesero y le indicó que esa la iba a realizar él. El mesero le había escaneado con su ojo, de arriba abajo y dudó durante varios instantes para luego aceptar. Habría que indicar que Anwed había realizado pocas misiones para ese clan.

La misión en un principio se le antojaba que la misión era bastante sencilla pero no entendía porque nadie la había escogido antes que él. El reporte básico de la misión fue la captura de un oso que estaba destrozando el ganado de una granja. Fue directamente hacía la localización exacta de esas granjas para buscar información sobre aquel oso. Quería comprobar si el rastro que dejaba era el mismo o por si el contrario eran varios osos. Para acelerar este trabajo se transformó en halcón y se puso a revisar el rastro que había dejado.

Empezó a seguir unas huellas un tanto gigantescas que se iban adentrando por la maleza de aquel bosque. Lo bueno que tenía es que se sabía de arriba abajo aquel bosque, lo había explorado infinidad de veces. Aquellas huellas se iban adentrando hasta llegar hasta una gran cueva. Bajó hasta la superficie para después pasar a su forma corpórea y adentrarse en aquel lugar. Era bastante raro porque la cueva estaba bastante ordenada como para que habite un oso en aquel lugar. Poco a poco se fue adentrando por aquel lugar buscando pistas, pero había algo bastante extraño… Intento escuchar algún tipo de ruido, sea por la respiración o movimientos que lo delatase que estuviese ahí dentro, pero no escuchó realmente nada. Fue poco a poco llegando hasta aquel lugar hasta que empezó a divisar una forma un tanto extraña. Cuanto más se acercaba, más se daba cuenta que parecía un cuerpo humano lo que estaba ahí descansando.

Fue con un paso bastante lento para intentar que no le escuchase. Una vez que llegó a su lado pudo divisar que era una joven y que tenía la boca manchada de sangre. Tardó poco en adivinar que aquella joven podía ser un metamorfo. Esperó en aquella cueva hasta que la joven despertó, una vez que se había despertado entró con cuidado. Algo había salido mal, se tendría que a ver chocado con algo porque había generado algún tipo de ruido que asustó a la joven. Esta se transformó insofacto en un oso e intentó protegerse.

- Tranquila, no he venido a hacerte nada. Además yo también soy como tú.- Al decirle eso, se transformó rápidamente en el halcón para después volver a su forma corpórea.- ¿Lo ves? – Después de eso la muchacha se había relajado y poco a poco había vuelto a su forma humana.

Durante un largo periodo de tiempo estuvo hablando con aquella joven para saber lo que había ocurrido. Y era bastante sencillo, su grupo de osos se estaban trasladando y ella se había perdido. Anwed se había decidido a ayudarla, su misión le indicaba que tenía que capturar a la bestia y ella no era ninguna bestia. Solo era una muchacha desorientada sin saber muy bien que hacer.

Le indicó que se quedará en aquella cueva sin salir hasta que el volviese, decidió salir fuera a explorar el terreno. Durante bastante tiempo estuvo buscando el lugar donde procedían, hasta que logró escuchar varios sonidos conocidos de osos. Volvió hacía aquella cueva para buscar a la joven y poner rumbo directo hacía el lugar. El trayecto fue algo pesado porque la joven decidió transformada en el oso e iba en un paso bastante lento. Anwed decidió imitarla y estuvo dando vueltas alrededor de ella e indicándole hacía donde tenía que ir.

Una vez que había llegado allí, la dejó con todos sus familiares y decidió marcharse hacía la ciudad. Se había hecho muy tarde y tendría que entregar su reporte. Una vez que llegó allí mintió sobre la situación que había pasado. Si les tuviese que indicar que ella era un metamorfo y que estaba matando para alimentarse, los granjeros pedirían explicaciones. Simplemente les indicó que aquel oso había tomado una ruta y se había marchado por lo más profundo del bosque y que seguro que no volvería más a la ciudad. No volvería porque simplemente la habría perdido.


Ω El halcón fue el primero en planear en las alturas para saludar al sol, y sus agudos chillidos resonaron en las paredes de roca y en los barrancos, en los ásperos despeñaderos entre los que corría espumante. Ω
Anwed Kared
Anwed Kared

Mensajes : 44
Edad : 27
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: La osesna perdida

Mensaje por Señorita X el Mar Sep 22, 2015 10:49 am

Una respuesta interesante al hijra, caballero.
Señorita X
Señorita X

Mensajes : 1269
Edad : 25
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.