Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La fuga (priv. Calígula) [Phonterek]
Ayer a las 12:56 am por Calígula

» El secuestro de Gr´olKos "El clan cuchilla sangrienta"
Sáb Dic 16, 2017 3:30 pm por Lilith Schwarz

» [Evento] Los Cuentos Perdidos de Noreth
Sáb Dic 16, 2017 10:57 am por Lamb

» Buenas
Vie Dic 15, 2017 3:27 pm por Balka

» A Hope's Tale
Jue Dic 14, 2017 10:56 pm por Gar'Shur

» Anhouk, la forjadora
Jue Dic 14, 2017 9:33 pm por Bizcocho

» Demonología: Adulterium [+18]
Mar Dic 12, 2017 10:23 am por Envidia

» Aulenor Abe
Dom Dic 10, 2017 6:33 pm por Bizcocho

» - Apocalipsis now -
Sáb Dic 09, 2017 10:11 pm por Balka

» Una mala decisión
Sáb Dic 09, 2017 1:56 pm por Bizcocho

» Calígula, el demonio del mar
Sáb Dic 09, 2017 1:13 am por Calígula

» Aracnofobia [Campaña]
Vie Dic 08, 2017 10:27 pm por Vanidad

» Un paseo inesperado [Priv. Celeste Shaw]
Mar Dic 05, 2017 10:06 am por Celeste Shaw

» Locuras en Santa Timotea para Jóvenes Azuzables [Priv. Eudes]
Sáb Dic 02, 2017 9:26 pm por Isarika Endier

» The Shining of a Thousand Suns (Privada)
Miér Nov 29, 2017 6:51 pm por Vanidad




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Gran Torneo De Blitkrieg

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Björki Gotriksson el Sáb Jun 18, 2011 7:20 pm

Mi pasión por rozar los barrotes de la celda con el hacha empezó a disminuirse cuando escuché una nueva tanda de voces. Algunos decían subnormalidades, otros hacían preguntas coherentes, y una voz femenina avisó de algo muy agradable. Puerta abierta. Miré el cerrojo y vi que así era. ¿Cerrojo por dentro? ¿Pero qué coño? Salí de la celda, e iba a decir alguna genialidad cuando de repente escuché las palabras de un hombre lobo. Apoyando el cabezal del hacha contra el suelo, me apoyé contra la pared. ¿Esos “cuartos” eran nuestros? ¿Y dónde estaba la maldita cocina? ¿Y el puñetero lavabo? Humanos... No saben cómo se hace una casa de verdad.

Poco después, de otra jaula salió un hombre con rasgos de león. Les escuché hablar con evidente gesto de aburrimiento. Entonces me fijé en los que nos acompañarían. Había una mujer con una guadaña y un palillo de dientes al que los humanos llaman katana, un ser que no sabía si era humano o qué era, una tía vestida a lo dominatrix, y por último, un humano enorme, que bien parecería un matador en versión humana. Mi barba era más larga que la suya, aunque la suya no se quedaba atras, y al igual que la mía, estaba sobrecargada de adornos. Me acerqué a él y me puse a su lado. Dándole un ligero codazo, le dije, con tono curioso:

-¿Tú sabes qué coño pasa aquí? ¿Dónde nos han metido?-

Fue entonces que algo pegó un fogonazo. Debido al instinto de batalla, en cero coma estaba en posición de combate, cerrando el ojo sano unos instantes para no quedarme ciego, y en cuanto me recuperé lo abrí. Sin embargo, lo que vi fue raro de cojones. Un divium que parecía divertirse jugando a las mascaritas se apareció delante nuestro, y empezó a responder a las dudas de todos los que allí estábamos.

¿Estadio, nosotros jugadores de Blitzkrieg, reclutados sin avisar, terminar el partido para salir de allí? ¿Pero quién coño nos había secuestrado? ¿Una secta? ¿Un proxeneta? ¿El descastado de mi primo desaparecido? Lo mejor fue que tal como vino, el pajarraco se fue. Cerré el ojo de nuevo para evitar el fogonazo, y tras eso, lo volví a abrir.

El primero en hablar fue un tipo de aspecto perfectamente olvidable. Iba bien vestido, y esas cosas. No me fijé mucho en él en detalle. Ante sus palabras, miré al hombre lobo y al hombre león y les dije, con tono desganado:

-Eso, decirnos cómo se juega a esto. Prrimerro de todo, ¿se puede matar? Porque parra chutar una pelota me voy a jugar con niños. Y segundo, ¿qué prremio hay?-

Tras eso, me quedé esperando a las respuestas, con el hacha apoyada en el hombro y sin mediar palabra. Así que no era un secuestro, si no que querían jugar a un juego. Espero que al menos sea uno divertido.
avatar
Björki Gotriksson

Mensajes : 86
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Illua el Sáb Jun 18, 2011 11:47 pm

Off: bien bien... Sanguine y Bargho, fuera de la partida, dos turnos saltados, por lo tanto (gracias a que dejé los equipos abiertos *yao face* hago un cambio nuevo, equipo Gamma: Illua, Ashtarea, y Agrid, equipo Omega: BJ, Zeph y Aeolian.)
Suerte, señores, nuevo mastereo el sábado que viene (si hacéis los post antes pues antes lo pongo xD)
----------------------------------------------------------------------------------

Tras la desaparición del divium... o la divium... tampoco quedó muy claro si era hombre o mujer... la voz era suave, femenina, pero ancestral y misteriosa, había hombres con ese tipo de voz, sobretodo los diviums, que tenían fama de "afeminados" al igual que los elfos, pero como decían algunos, un divium no es mas que un elfo con alas.

Analizaba sus palabras, estaban en un estadio, para un extraño juego, donde al parecer, tradicionalmente se raptan a los jugadores, pillándoles desprevenidos ¿Razón para eso? posiblemente por trampas, por que no hubiese una preparación previa y se demostrase todo el potencial de uno mismo, bueno, al menos eran las teorías de la mujer, que tampoco iban mal desencaminadas.
Habían sido seleccionador por su potencial, por lo que se deducía que los habían observado y pensaban que eran suficientemente buenos para jugar, que eran aptos para el juego, curioso, aunque no hubiese notado la presencia de nadie en los últimos días vigilándola, no era difícil conocerla, frecuentando tabernas y preguntando a los taberneros no costaría mucho.

La única manera de salir del estadio, era terminando el partido, en el cual, les iban a ayudar veteranos, jugadores de otros años, parecía que eran el hombre lobo y el hombre león... Finalmente, parecía que el divium era el que manejaba todo el lugar, el jefe de todo, el mas importante... Curioso... Sus pensamientos se vieron interrumpidos por las palabras de sus compañeros, que preguntaban a sus "veteranos" por la situación... estúpidos, en vez de analizar un poco las palabras para sacar conclusiones preferían dejar marchitar su intelecto y que se lo diesen todo hecho... pero bueno, que preguntasen, sacaría mas información, sin revelar ella ninguna.

La primera fue una mujer vestida de negra, parecía querer usar sus encantos con el hombre lobo para que le explicase la situación, una perdida de tiempo a juzgar por Illua, puesto que, el ser les había dicho que ellos les explicarían mas cosas, no hacía falta un intento de seducción, pero ya veía como actuaba esa mujer, más datos... Lo mejor de que ninguno se parase a pensar por si mismos, es que no notarían que ella si lo hacia, deberían estar demasiado centrados en recibir toda la información claramente que no verían su estilo, algo que sacó una sonrisa mental a Illua, el cerebro, que gran don y que desaprovechado...

-Encantado, pero en el campo de juego, es tradición explicar las cosas en medio del juego, jeje... así es mas emocionante, bueno, al menos me presentaré, soy Yaus, y mi amigo felino es Trian

-Un placer

Mas datos... no darían información del juego antes de empezar el mismo... ¿Seria por temor a que se hiciesen trampas? ¿O simplemente por el hecho de que es mas emocionante jugar a algo que desconoces? No veía la diversión en ello, pero es cierto que es algo... distinto... Analizó a sus otros compañeros, un chico, no parecía demasiado adulto, sus facciones eran afiladas, similares a las eficaz, pero sin serlas del todo, un rostro que reflejaba amabilidad... demasiada para el gusto de Illua, pero había aprendido a no fiarse del aspecto, era rubio, no parecía un guerrero que luchase a hachazos, lo único que podían deducir los presentes, sin embargo, de Illua, era que se trataba de una espadachín, y que llevaba a la espalda su guadaña, con aquel filo curvo asomando de su hombro izquierdo, un arma peligrosa, a la par que eficiente, y que portaba un libro colgando en uno de sus costados, como de costumbre, posiblemente ni llegasen a imaginar que poseía el don del tiempo, pero claro, nunca podría estar segura del poder de investigación de las personas, no subestimar era una de sus normas auto impuestas.

Otro era un enorme hombre el si tenía aspecto de bravo guerrero, y portaba un gran martillo, algo que le hacía ver que se trataba de un hombre basado en la fuerza física... si debía de combatir contra el no seria demasiado difícil despistarle... seria fuerte, pero con su dominio del tiempo y su velocidad podría incrustar su katana en su cuerpo aparentemente desprotegido, pero debería tener cuidado... un error podría llevarle a la muerte... ¿Por que pensaba en el combate? era su naturaleza, era una mercenaria... bueno, al menos algo similar, si analizaba a alguien era por su peligrosidad en combate, y ese lo era físicamente, pero tenía pinta de no poder rivalizar con su velocidad, posiblemente pudiese sesgar su carne con la velocidad de su katana.

El otro, era un enano, una raza recia, más dura que aquel hombre, igualmente, parecía solo basarse en la fuerza, dejándole así una velocidad muy baja, y siendo por tanto fácil despistarlo con movimientos ágiles y golpear en los puntos débiles, eran fuertes y resistentes, debería tener cuidado con el, puesto, que además de fuerte, los enanos eran bastante resistentes a la magia, y eso la ponía en una ligera desventaja, de todas formas... por muy remitentes que sean, un corte descendente en su cráneo con la velocidad de su katana lo eliminaría de los problemas... pero algo le decía, que no era tan fácil dar un corte al enano, debería frenarlo un poco antes...

Había una persona más, una chica, pero no podía saber mucho de ella, solo que no tenía pinta de guerrera, y dado que no había hecho comentario alguno, deducir sobre ella era complicado.

Terminado el análisis de los nuevos, se fijó en los veteranos, estos eran mas complicados de analizar... pero podía estar seguro de que ninguno eran magos, tanto licántropos como antropomorfos (el felino debía ser uno de ellos) poseía el don de la magia, sin embargo... debían de ser mas poderosos que todos ellos, y eso era algo que Illua temía, puesto que sus apariencias apenas reflejaban información útil como en los otros, sonrió, ya la descubriría.

-¡Oh! y respecto al premio, eso lo descubriréis al final del partido, y... disculpad a Trian, si, es muy silencioso, pero es que parece ser que no le han dado pescado esta mañana... Pero ¿matar? ¡amigo! podrás golpear todo lo que quieras, podrás usar todo lo que quieras, por algo os trajeron con las armas-Dijo mirándose las garras.-Claro que matar... será si puedes... cuando entremos al campo podrás intentar matar, otra cosa es conseguirlo, ya lo comprenderéis...

El hombre león le miró fulminante y después lanzó una carcajada, Illua asintió con una leve sonrisa.

-Ya veo, no nos diréis nada... pues... ¿Cuando empieza el partido? cuanto antes acabemos antes podremos volver, y, debo ser sincera, me pica un poco la curiosidad sobre todo esto...
avatar
Illua
Duelista Sombría

Mensajes : 167
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Zephyrae el Jue Jun 23, 2011 7:10 pm

Si la alada criatura de figura de ángel había resultado misteriosa en sus palabras los dos veteranos de este extraño juego habían sido por demás claros. No nos dirían nada del juego y eso estaba bastante bien, no había nada como una sorpresa o dos en una competencia a manera de los viejos juegos y duelos de magia en mi tierra.

En estos era común que no existiera regla alguna, nadie buscaba normalmente el herir a su oponente y el ingenio y la astucia muchas veces eran mejor vistos y contemplados dignos de la victoria que el poder puro, aun así como el enano había tenido bien a decir esos muchas veces eran juegos de niños carentes de peligros. Aquí convendría estar mucho más preparado para encarar funestos destinos, como sea una oportunidad de vivir algo como esto posiblemente solo ocurriría una vez, o más en el caso de nuestros caninos y felinos acompañantes.

Las palabras de estos dos por lo menos daban pista alguna de que podríamos esperar. No hablaban como si fueran a verse en el campo de juego como aliados, posiblemente quienes aquí estábamos no terminaríamos participando del mismo bando. Eso ya de por si era interesante, al mantenerme de este tamaño y mis alas ocultas mi feérica naturaleza se mantenía oculta así como mis arcanos poderes, en estos casos la sorpresa muchas veces era la mejor ventaja que uno podía tener en los encuentros.

Zephyrae no conocía nada de los presentes a excepción de lo que las apariencias mostraban y aun esas podrían ser engañosas.

La dama de impresionante espada y extrañas vestimentas mantenía en su porte fluidez en cada movimiento, dando clara muestra de su buen uso de la espada, aun así sus vestimentas no parecían las de un guerrero pues más que la protección en el combate parecían enfatizar la movilidad, elgran libro que portaba a la vista le hacía aun más misterioso y su clara curiosidad y anhelo de ya iniciar esto por otro parte mostraba un espíritu intrépido.

Otra de las bella mujeres que aquí se encuentran esta vestida toda de negro, tampoco es su vestimenta la de quien espera recibir ataques en el combate, fuera de las dagas que porta en el cinto. Su naturaleza es todo un misterio pues ha permanecida mucho más callada que los otros.

La otra de las mujeres es todo un enigma, su ropa elegante y cuidadosamente elegida así como cada detalle que le adorna hablan de un amor por la belleza propio de un alma joven mientras que por el contrario su postura y actitud muestran una altivez y ferocidad que parecieran chocar con sus dulces rasgos. No porta nada que le haga parecer combatiente más que esa agresiva naturaleza que se ve en su mirada. Posiblemente una compañera de arcanas artes en su ausencia de armas.

Por el contrario los hombres del grupo muestran claras tendencias bélicas, siendo en su contraste impresionantes el inmensamente alto guerrero humano y el mucho más bajo pero también de imponente apariencia enano. Ambos cubiertos de tatuajes y fuertemente armados, sus cuerpos mostrando las cicatrices de quien no es ajeno a las heridas de la batalla. Del gigantesco humano no he conseguido entender aun palabra alguna, mientras que lo dicho por el enano claramente le muestra impaciente por iniciar el juego y de una violenta personalidad quizás solamente hable así para imponerse aun más o quizás realmente sea portador de un gran deseo de muerte.

Los veteranos también se ven claramente armados y sus poderosas formas dan idea más de un poderío físico que mágico. Aun así en el ambiente se logra sentir una poderosa magia que oculta de mis sentidos el poder de mis compañeros y espero también mantenga oculto el mío que normalmente puede ser sentido por otros practicantes del noble arte de la magia.

Tras examinar cuanto he podido decido que lo mejor será por el momento mantener mis verdaderos talentos tan ocultos como sea posible así como mi naturaleza feérica. Con esto en mente procuro revisar mi espada para no pasar mas que por un espadachín y guardarla nuevamente tras la inspección. –Si no hemos de averiguar más del juego hasta estar en este vayamos de una vez, mi nombre bellas damas y nobles caballeros es Zephyrae y espero que este juego llegue a ser único y divertido para todos. – Digo al tiempo que procuro una reverencia las hermosas mujeres y un firme asentir de cabeza a los guerreros aquí reunidos. – Muestren pues el camino y demos inicio a esto que sin duda es buen momento para empezar a divertirnos.
avatar
Zephyrae

Mensajes : 124
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Astarthea el Sáb Jun 25, 2011 9:51 am

***Versión de “la Astarthea” osada y desvergonzada***

No tardé mucho en descubrir que la puerta de la celda se encontraba abierta, y de un modo poco delicado para mi gusto...me caí de bruces al suelo cuando quise apoyarme en los barrotes para mirar fuera. Mascullé un “Maldita sea...” y además un “¿Cómo diablos dejan una celda abierta?” y me puse en pié lentamente, recogiendo las faldas de mi vestido con una mano mientras con la otra, apoyada en el suelo, me ayudaba a levantarme.

Aún un poco encorvada en el movimiento de ponerme en pie me quedé paralizada ante lo que vi. Coloqué mi brazo derecho para protegerme los ojos de aquel resplandor. No es que me molestase, pero supongo que fue un acto reflejo, como cuando sales a dar un paseo con el sol en lo más alto tras haber pasado días encerrada en casa. Te ciega, no te deja ver durante unos segundos, e incluso puedes sentir cierta molestia en la vista...eso mismo ocurrió en aquella ocasión.

De la luz pareció emerger un ser alado que pareció responder a las preguntas de alguien...o de todos. Tras la explicación volvió a desaparecer tal y como había llegado, con la luz. Aunque esta vez no me afectó tanto. Tras sus palabras dí gracias a Elhías de que fuese yo quien estaba fuera, y no “ella”, quien se abría metido de nuevo en la celda, cerrado la puerta y hecho un ovillo en una esquina, esperando despertar de lo que, con seguridad, creería una pesadilla.

Tras la desaparición del ser alado miré a mi alrededor, sin encontrar aún las palabras apropiadas para aquel momento y aquel suceso. Allí pasaba algo raro, eso seguro. Me había quedado dormida leyendo y había despertado allí, con más gente. Con gente que parecía igual de confusa que yo.
Por un lado había una chica con el cabello azul y corto, la cual era la que había hecho tantas preguntas antes de que el ser alado apareciese, los receptores de las preguntas no eran menos extraños...un lobo y un...¿gato? Dioses...aquello no podía estar pasando.
Por otro lado había un humano...un...¿humano?¡Pero si era enorme? ¿Cuántas cabezas me sacaba? Negué con la cabeza ligeramente, mejor no averiguarlo y mucho menos pensarlo. Y sus armas...mejor no mirarlas de nuevo, si aquello era un juego en el que combatíamos entre nosotros, tendría que rezar a Elhías para que no me tocase luchar contra él.
Un poco más lejos había otra chica, éramos tres, esta muchacha vestía de negro completamente. Y parecía de lo más normal, quizá fuese parecida a mí, aunque se la veía poco asustada respecto a la situación en la que nos encontrábamos, incluso podría decir que la veía más que dispuesta a comenzar aquel juego.
Continúe observando mi alrededor y mi mirada se detuvo en un muchacho, de cabellos rubios y muy joven. Éste no parecía ser tan bélico como el grandullón.
Por último, mi mirada se posó en un hombre de muy pequeña estatura. Parecía alguien preparado para la guerra, al igual que el hombre grandote. Tampoco me hubiese gustado luchar contra él.
De hecho no me hubiese gustado luchar contra ninguno, yo solía ser mucho más optimista que “la otra”, pero cuando tenía que reconocer una derrota la reconocía, y cuando tenía que reconocer que más valía una retirada a tiempo que una batalla perdida, también lo hacía. Y aquella parecía ser la mejor ocasión para poner en práctica aquello de la retirada a tiempo.

Hubo muchas preguntas sin respuesta por parte de mis...¿compañeros? ¿Podía llamarlos así? Supongo que si, al menos hasta que aquel maldito juego acabase. Y sus preguntas sin respuestas también era falta de información para mí.
El primero en presentarse fue el chico de cabellos rubios, Zephyrae, creí entender. Fue entonces cuando creí que era el momento de hacer saber que no era muda, y mucho menos idiota o cobarde.

-Mi nombre es Astarthea. - Fue lo único que dije, colocando ambas manos en mis caderas y moviendo la cabeza para apartar mi cabello de mi rostro, a “la otra” le gustaba ocultarse tras la melena, pero a mí no. A “la otra” le encantaba ocultar su descendencia élfica, pero a mí me gustaba aquella peculiaridad.

Después, simplemente esperé. No sabía nada de aquel juego y mucho menos sabía qué debía hacer. Sólo de una cosa estaba segura...aquel juego iba a resultarme muy largo y pesado. Yo no disponía de armas, como los demás, mi única arma era mi mente. Por lo que si no luchaba con alguien como compañero lo tenía muy crudo, mi don servía de apoyo...no de ataque en sí.
Mi don podía usarse simplemente como distracción o como complemento a otro don de distinta naturaleza.

Spoiler:
Intentaré poner al principio de cada post quién "cuenta" su historia, si una versión de Astarthea o la otra, puesto que son tan diferentes Razz



avatar
Astarthea

Mensajes : 67
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Illua el Dom Jun 26, 2011 12:27 am

Off: lo primero, es que ya basta la bromita de no postear -.- que siempre falta alguien, y cada vez más personas, y a algunos, si no os aviso ni os enteráis de que toca postear... En fin, ya me pongo seria, a aquel que no me postee con justificación previa (previa es de días antes, no el día que toca postear decirme que os salte) recibirá un castigo, así que, si no queréis que me quede con alguno de vuestros dedos, manos, brazos, o alguna cosita mas divertida... postead...
Ohm... perdonad este gigapost, pero os explico los poderes de los objetos y eso para que los sepáis de antemano, que luego veáis que no cambio nada, y las reglas lo mismo, os las pongo en off para que veáis que no me las invento luego.

---------------------------------------------

Illua miró al joven rubio y a la chica que no había dicho nada antes, la cual parecía algo más inteligente, posiblemente, al igual que ella misma hubiese estado analizando a los presentes, allí había alguien con cerebro, bien, se alegraba... en cierto modo, ahora sabía que no tendría que tratar con inútiles, aunque también podría ser malo si era enemiga... aunque eso pondría más interesante el juego.
El rubio se presentó como Zephyrae, y parecía un hombre algo... refinado, su forma de hablar apuntaba a una cierta nobleza, al menos eso parecía, ya que usaba una forma culta de la lengua, no como la basta de los otros hombres, sonrió, aunque no estuviese segura de no ser la única de una familia adinerada, ese hombre y su vocablo más refinado indicaba que no era un basto guerrero, por su espada, inspeccionada, parecía más un refinado espadachín... usaría técnicas de esgrima nobles posiblemente, sin trucos sucios de espada... claro que... jamás podía estar segura de nada, de todas formas, ella daba la misma imagen que aquel hombre, con su gran katana en el lado izquierdo, y la guadaña en su espalda, no parecía mas que una espadachina, aunque guardase muchos secretos.

-¡Que modales los míos! mis disculpas, mi nombre es Illua, un placer, Zephyrae, y lo mismo a usted, Astharthea-Dijo inclinando levemente la cabeza a modo de saludo, como sus padres le habían enseñado, no era que le encantase hacer reverencias, pero para engañar con el aspecto iba de maravilla... Astarthea... parecía fría, le hacia recordar a si misma, analizando, con una mente fría... podría ser una fantástica compañera o una ardua oponente. Esperaba que lo primero.

-Bueno bueno, presentaciones... ¿Acabadas? El enano y el gigante parecen no tener ganas de presentaciones, mas bien de empezar... salgamos... al final del pasillo hay un sello, lo reconoceréis enseguida, brilla mucho, si os colocáis sobre el os llevará al campo, a vuestras respectivas posiciones, allí veréis a quienes tendréis de compañeros en el equipo. El gato y yo nos quedamos a sacar a los que quedan de su sueño profundo... saldremos enseguida... ¡Suerte con los equipos!

Illua asintió y se puso en camino por el pasillo, que doblaba a la izquierda unos metros después de empezar, no había perdida, nada mas girar se veía un circulo brillante en el suelo, de color verde, que emitía una preciosa luz esmeralda. Suspiró antes de meterse dentro... un fogonazo de luz la envolvió, segundos después, se encontraba en un extraño lugar...

Quedó unos segundos abrumada, en el cielo brillaba el sol con cierta fuerza, y se encontraba en un enorme estadio, en la arena, el suelo, precisamente era así, una ligera capa de arenilla cubría el suelo de piedra, y rodeando todo el estadio estaban las gradas, repletas de gente, a muchos... muchos metros de ella, había algo en la pared... al girarse, vio un a cosa igual, pero estaba más cerca, y pudo verla mejor, parecía un circulo de piedra pegado a la pared, de forma que el agujero quedaba a los lados, y delante la gruesa piedra, de un palmo de anchura. En el centro del campo, volando a gran altura, parecía hallarse aquel Divium de las mascaras...

Sus compañeros no tardaron demasiado, a un lado, a la siniestra, apareció Astarthea, y a su diestra el enorme humano gigante... A lo lejos aparecieron el enano, el rubio, y la mujer de negro...
Y posteriormente aparecieron el hombre gato y el licántropo, el licántropo ante ellos, mientras que el hombre gato en el equipo rival, al instante aparecieron cuatro personas más, entonces el licántropo, y el felino, con las mismas palabras les dijeron un par de cosas rápidas sobre el juego a los participantes.

-Bueno, este juego trata sobre colar la pelota, la cual se llama Kugelblitze, Blitz o blitze para abreviar, en esos círculos de piedra, el que meta más veces la Blitz será el equipo que gane, los que estén de la mitad para este lado son de nuestro equipo, los otros del contrario, fíjate en las líneas del suelo para verlo, en este juego se pueden usar armas y poderes, lo que se quiera, el campo mantiene con vida a los jugadores, así que podréis usar vuestros poderes sin temer hacer explotar a los otros... aunque si a una persona la golpean mucho muy seguido si puede resultar herida... pero bueno, no os preocupéis de eso... hay normas que ya os iré explicando... o descubriréis vosotros según avance el juego, como la más importante, y que afecta siempre... no se puede permanecer ante tu propio Bogen... el circulo de piedra... no demasiado, claro, esto es porque en Blitzkrieg no hay "porteros" como en otros juegos, los que incumplen las normas son castigados.

-¡Señores y señoras, damas y caballeros, este torneo de Blizkrieg comienza ahora... pero este año, como novedad y para dar más juego, se ha decidido otorgar a los participantes unos objetos especiales para que los utilicen en el torneo de ayuda... procedo a entregarlos... Equipo gamma, contra equipo omega-Dijo el ángel, y repentinamente, de sus mascaras volaron unas luces hacia cada uno de los participantes... cuando la luz quedó flotando ante ellos, pudieron oír en su mente una vocecilla que les indicaba su uso... Una voz que solo podían escuchar ellos, cada uno la suya, dejando en secreto las de los demás. Cuando dijo el nombre de los equipos, señaló a cada uno, el del licántropo gamma, y el del león omega.

-Soy la luz de la oscuridad... estaré en tu muñeca, solo deséalo y te entregaré las llamas de la oscuridad...-La luz se volvió una pulsera dorada y se colocó en la muñeca derecha de Illua, que a un gesto, hizo aparecer una llama negra y azulada en la mano, que extinguió con una sonrisa al momento.

-Soy la luz de la fuerza, seré tu guante, siempre que golpees notarás la fuerza en tus puños-Dijo una luz, que impactó contra la mano derecha de Agrid, convirtiéndose en un guante marrón.

-Soy la luz de la protección, extiende tu mano hacia delante, y mi luz te defenderá de aquello que se interponga-Dijo su luz a Astarthea, antes de fundirse en un bello broche de un ave.

-Soy la luz de la velocidad, permaneceré a tus pies y haré que el viento sople afín a ti-Dijo la luz a Yaus, justo antes de volar a su pata diestra y formar en ella cinta de cuero rojo.

-Soy la luz de la precisión, en tu vista estaré, y mas lejos tu visión llevaré-Le dijo a una arquero elfa que estaba en el equipo de Illua, a la derecha.

-Soy la luz del poder, en tu báculo me internaré, y tu magia aumentaré-Dijo la luz, antes de meterse en el báculo de uno de los nuevos del equipo de Illua, que parecía ser un mago humano, ataviado con una túnica negra y un báculo de madera.

-La luz de la sabiduría soy, y conocimiento te daré, mientras en tu mente siga, mejores curaciones harás-Dijo otra luz, a una mujer, esta ataviada con ropajes blancos, chocó con su mano, y en esta apareció un báculo blanco con un cristal que brillaba tenuemente en su punta.

-La luz de la potencia soy, más empuje tendrá vuestro poder, mientras en vuestro carcaj yo esté.-Dijo la luz a un divium, metiéndose en el interior de su carcaj el cual cambió a un color blanco completo.

-La luz del herrero yo soy, mientras permanezca en tu espada, jamás se desafilará, golpea y golpea y golpea, su filo solo mejorará-Dijo la luz al hombre gato, mezclándose con su espada y grabando en ella una extraña runa.

-La luz de la maldad soy yo, tómame como daga, y verás mis efectos, un cruel veneno yo daré, a aquel a quien su sangre me roce-Dijo la luz, convirtiéndose en una daga negra en las manos de Aeolian.

-La luz de la frescura me hago llamar, y mantendré tu mente clara y limpia para que tus conjuros siempre listos estén-Dijo una luz antes de chocar con su frente, convirtiéndose en una diadema con dos alitas a los lados.

-Soy la luz de la guerra, en tu brazo me resguardo, y con la destrucción que provocará tu mazo-Le dijo al enano, terminando finalmente por convertirse en un brazalete hecho aparentemente de piedra.

Finalmente, el ángel sacó una brillante esfera azul celeste, que emitía un suave pero a la vez potente luz blanca, y la dejó caer, quedando en el centro del campo, mientras decía la ultima frase.

-¡Que empiece el torneo!

----------------------------------------------------------------------

Off 2: Por si no quedaron claros los objetos, el de Illua lanza llamas negras, el de Agrid le hace mas fuerte el brazo diestro, el de Astarthea puede crear "un muro de protección" delante de ella (esto no es 100% efectivo, recuérdalo, si es muy fuerte puede romperse, y si va por el lado no te protege) el del licántropo le hace mas rápido, el arquero de Gamma tiene mas precisión, el mago de gamma tiene magia mas fuerte, el mago de omega cura mejor, el arquero (divium) de omega tira flechas perforantes, el hombre gato tiene una espada afiladísima que no se estropea, Aeolian tiene una daga con veneno, los efectos de este ya los veréis, Zephyrae tiene una diadema que le permite poder lanzar hechizos siempre (Vamos, no necesita cargarlos tanto y tiene menos posibilidad de fallarlos) y BJ tiene ahora un mazo destructor, véase que si os golpea os hará mucha mas pupa, si golpea un objeto podría... desintegrarlo... pero eso depende de que objeto sean, las armas al igual que los pjs también están protegidos, sin embargo... bueno, ya veréis que destruir obstáculos puede ser útil.

Luego, el campo, una imagen, cada punto es uno de los pjs, os pondré una lista de quien es quien, pero podréis ver, que el color coincide con la luz que os toca, el amarillo para Agrid, el gris para bj, etc... La bolita azul celeste brillante del centro es la Blitz. Las flechas indican por donde se mete la bola, por si no se entendió en el post, los arcos no son gigantes, eh medirán un metro y medio como mucho de diámetro mayor, y uno de menor (dejando medio metro de grosor de piedra) la blitz es como una pelota de baloncesto... o un poco mas pequeña, por lo que cabe de sobra en el aro.

Spoiler:


    -Illua

    -Agrid

    -Astarthea

    -Yaus

    -Elfa Gamma

    -Mago Humano Gamma

    -Sacerdotisa Humana Omega

    -Divium Arquero Omega.

    -Trian

    -Aeolian

    -Zephyrae

    -Björki


Luego, finalmente, las reglas del campo ^^


    Reglas:
    No existen porteros: Permanecer ante el propio aro durante demasiado tiempo tiene pena de Voltio.
    Uso de objetos obligado: Se deben usar los objetos en este campo (No hace falta que acierte, pero deben ser usados al menos una vez cuando empieza el juego, no vale una prueba del objeto antes del partido, como hace Illua) si no se cumple se tendrá un Paro de 10 segundos en el siguiente.
    Prohibido el vuelo alto: Está prohibido volar a más de 3 metros bajo pena de Gravedad.
    Prohibido usar el efecto Blitz en los primeros 3 minutos: Está prohibido usar el efecto especial de campo de la Blitz antes de que pasen tres minutos, bajo pena de Rebote.
    Empatía: En este campo está prohibido hacer explotar la Blitz contra un jugador. (La explosión de Blitz se produce cuando la bola golpea a gran velocidad contra algo o alguien, produciendo una explosión, que no llega a herir, pero si duele, o destroza objetos, la Blitz es inmune a la explosión, por lo que después de golpear sale rebotada sin daño alguno) quien lo haga recibirá una Duplicación Empática.


Cada equipo, como veis, tiene 3 pnj's, uno veterano (líder) y otros dos de apoyo, pues bien, los lideres los controlo yo, pero los otros 2... son de su equipo, resumiendo, el arquero divium y el curandero de omega, podéis controlarlo los de omega, pero eso si, os recomiendo que habléis las acciones que harán entre el grupo, no vaya a ser que uno quiera hacer algo, otro otra cosa, y acabe la cosa mal, discutirlo off rol, ya sea por mp o por el tema que abriré en el subforo Fuera Del Personaje, así decidís lo que harán ^^ (podéis elegir, entre si hacerlo privado, en secreto para que los del otro equipo no lo vean, o hacerlo publico ^^ es cosa vuestra, pero recordad que aunque lo hagáis publico, los pj's no saben la estrategia, si no seria metagaming.) Aquí dicho post:
Tablón Táctico De Blitzkrieg (Click para entrar)

Si tenéis dudas Mps a esta cuenta o a Doctor Who.

Espero que os guste el rol, perdonad este postaco, pero había muchas cosas que poner, luego no quiero quejas, espero que os guste la partida ^^
Oh, solo una cosa mas, pido por favor que terminéis vuestro post en cuando el Divium comienza el partido, creo haberos dado suficiente información para hacer un post decente hasta ese momento, no empecéis a jugar hasta el próximo turno ^^
(Dejé muchos huecos pare rellenar que podéis usar, el pasillo de piedra, si había antorchas en el, si estaba oscuro, lo que queráis si deseáis rellenar, pero no creo que haga mucha falta, hay mucha información en el post)


Última edición por Illua el Vie Jul 01, 2011 11:36 am, editado 1 vez
avatar
Illua
Duelista Sombría

Mensajes : 167
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Lydian el Vie Jul 01, 2011 9:24 am

Recopilando hechos desde mi último movimiento; luego de haberme comunicado e insinuado levemente con el hombre-lobo, un humano que había pasado desapercibido hasta esos momentos para mi comenzó a hablar dándose a presentar como Zephyr, bueno, en realidad tan solamente había hecho unas cuantas preguntas acerca de lo que estaba sucediendo tal como yo, pero luego sería él mismo quien dijese su nombre. Segundos después me algo impresionada y agarrada por sorpresa me vi obligada a esconder mi cabeza en el pecho del hombre-lobo quien parecía seguir inmune ante mis atributos femeninos, lo cual en cierto modo se lo agradecía. El caso es que el guerrero enano me pareció algo repulsivo de primera impresión, también de segunda y de tercera, etc. Era grotesco aunque trate de hacer que no se notase en mi rostro. Acto seguido el hombre-lobo se presentó como Yaus y luego a su ¨amigo¨ como Trian, pero para mi desgracia no menciono nada de utilidad a excepción de querer dejarme con la tranquilidad de que luego el juego sería explicado una vez diese comienzo y durante el desarrollo de este. Suspiré profundamente en resignación para apoyar mi frente contra el pecho del hombre-lobo, ya no en intento de seducción ni nada por el estilo, simplemente necesitaba despejar mi cabeza y hasta cierto punto el que no se hubiese visto tentado por mi cuerpo me daba a sentir cierto grado de seguridad estando con él.

– Oye, ¡Cómo qué lo descubriremos! – Exclamé confusa, algo exaltada y nerviosa aún con la cabeza en su pecho mientras un escalofrío recorría mi espalda, ¿debería pelear contra ese enano o Trian? De ser así ni tiempo quería darme para mirar a los otros participantes masculinos, Trian de por si se veía mucho más rudo que Yaus aunque sabía que eso no significaba que fuese más fuerte, pero se mostraba imponente y el enano, bueno... Si era de temer, pero si debía cuidarme de alguien sería de la otra mujer, la de cabellos azules, ante ella probablemente me presentaba como una presa fácil y no podía permitir que me viera de ese modo, siendo guerrera en un campo desconocido las probabilidades de que ella tuviese ventaja eran mayores. – Elhias, por favor ayudame – Dije por lo bajo mientras me separaba de Yaus una vez que otra voz femenina y Zephyr se presentaron. Trate de guardar la compostura una vez que por fin me apoyaba sobre mi misma volviendo a ser la sobria e introvertida mujer de siempre.

Yaus entonces dio las instrucciones de como llegar al estadio, y rezando nuevamente a Elhias me dispuse a seguirlas, para próximamente encontrarme en el susodicho estadio tan peculiar como la manera de llegar a este. Una vez en la arena observe quienes estaban conmigo, a mi derecha se encontraba el enano, a la derecha del enano Zephyrae y en frente del enano Trian formando una flecha que apuntaba directamente hasta el otro equipo. Justamente los dos hombres con los que menos quería pelear estaban en mi equipo y para más ventaja, era la única mujer hasta donde entendía por el momento. – Mi dios, gracias – Dije sabiendo que Elhias estaba escuchando como siempre mis plegarias. Lo único que lamentaba era que con esa formación dos cosas habían fallado. Una; tendría que enfrentarme a la mujer de cabellos azules. Dos; Yaus estaba en el equipo contrario y habría que ser realmente estúpido para intentar lo de la seducción de nuevo.

Sacudí la cabeza en cuanto Trian comenzó a hablar explicando las reglas del juego. Blitz, bien, esa era la parte importante, debiamos meterla por el aro de piedra, pero ¿qué demonios era una blitz? ¿El campo nos mantendría con vida, por cuanto, cuánto dolor podíamos llegar a sentir? Muchas preguntas, poco tiempo. – Bien Trian, pero, ¿qué demonios es una blitz? – Pregunté inmediata y apresuradamente una vez este termino de hablar, casi entre medio que comenzaran las palabras del divium de las mascaras situado en lo alto del estadio.

Seguidamente me tape los ojos y la cara con mis ante brazos al ver una luz acercándose rauda y veloz hacía mi, luego para hacer las cosas más inesperadas una voz entro en mi cabeza, como si fuese una daga y para agregar más sorpresas, mi mano empuñaba esta nueva daga que se me había sido otorgada. – ¡Pero qué...! – Fue lo único que alcance a exclamar antes de que viera el objeto ahora en mis manos. Entonces vi fijamente al divium justo en el instante que este dejaba caer una especie de esfera al centro del estadio dando así el inicio al juego.

Estaba nerviosa, realmente nerviosa. No tenía idea que hacer, podía asustarlos a todos usando mi risa diabolica, pero eso también afectaría a mis aliados por lo que debía guardarme ese hechizo, lacerar era una buena opción, pero estaba demasiado lejos del oponente. Una sentencia negra no era mala idea, pero tampoco podía actuar tan precipitadamente, ¿o si? Una cosa era segura, no quería enfrentarme contra la peli-azul y si podía evitarlo a distancia sin que esta se enterase de quien la había tocado... ¡Presto!

Eso si, no era tan fácil como llegar y lanzar el hechizo, debía de asegurarme de estar a cierta distancia, eso era algo básico que todo aprendiz de magia debía aprender y yo ya hace mucho había dejado de ser una principiante. Guarde la daga que me habían otorgado junto con las otras y me moví rápidamente hasta estar a un lado de la sacerdotisa humana de mi equipo – aunque no sabía que era o no estaba segura –, no podía llegar y atacar o descubrirían que era yo la hechicera. Así pues saque una de mis dagas – no la venenosa – y mire a mis oponentes desafiante. Luego sería cosa de esperar, quien más se acercase a mi recibiría lacerar, si ninguno se acercaba me acercaría un poco más y utilizaría maldición negra contra la peli-azu y si alguno quería tomar la Blitz, recibiría lacerar de todos modos. Supuse por lógica que la Blitz era la cosa que lanzó el enmascarado divium y esperaba estar en lo correcto.
avatar
Lydian

Mensajes : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 02, 2011 11:08 am

Miré a ambos lados nervioso y a la vez ansioso por empezar. Me sudaban las manos por las ganas de una buena pelea. Rodeado como estaba de mujeres y de un tipo que no parecía poder aguantar un manotazo como Thor manda me resigné a aceptar que el único que allí me ofrecería algo de combate decente sería el enano. El hombre lobo también parecía fuerte, pero no era especialmente grande, y el otro llevaba las cintas de cuero, no iba a atacar a un novato por las buenas. Cada cual andaba haciendo presentaciones. Había visto hacer cosas parecidas a Rothgar y Musashi. Presentarse antes del combate era algo que yo no tenía tan bien visto como ellos. El nombre el algo que solo debe revelarse a aquel que lo merezca, no a cualquiera que puede ser una sucia rata tramposa o un vulgar asesino.

-Agrid Hugrakkur – dije de en tono duro y rudo, como era típico en mí. Mi voz sonó grave y más tarde que la de los demás, y a diferencia que la mujer no incliné la cabeza, lo que hubiera sido muestra de servidumbre. En lugar de eso me golpeé tres veces el pecho con la mano cerrado y la mirada fija en todos ellos -Ánægjulegt að hitta þig! –dije en vikhar, no esperaba que me entendiese, pero era una costumbre de mi pueblo presentarse así, y por mucho que ellos fueran una panda de bárbaros sin honor alguno tenían sus tradiciones, tradiciones a las que mi honor y mi orgullo nórdico me impedían dar la espalda - Leyfðu okkur að berjast við heiður að mæta Óðni! – añadí finalmente mientras me golpeaba una cuarta vez el pecho, esta vez con la siniestra en lugar de con la diestra. Hacer eso era una señal de fortaleza y resistencia para mi tribu. Demostrábamos al otro ser capaces de soportar nuestras propias fuerza y le deseábamos lo mejor en el combate que divertiría a los dioses hasta que al morir nos llevaran a su lado.

Miré de mala manera al tipo que nos acompañaba. Ahora había que confiar en la magia para llegar al campo mediante un símbolo en el suelo. Gruñí por lo bajo mientras que torcía la esquina para ver aquel enorme círculo de color esmeralda, resignándome a entrar. Dejé escapar de nuevo un par de gruñidos bajos y me metí en el dichoso símbolo de marras, refunfuñando y dejándome arrastrar por la magia hacia un campo de arenisca. En apenas un segundo noté la arena bajo mis pies dispersándose con cada paso. Una suave brisa me mecía la trenzada barba mientras que un sol que caía a plomo justiciero me hizo achicar los ojos para ver mejor, o mejor dicho, para ver simplemente. Escuchaba los gritos de la gente, los gritos de euforia y ganas de combate. Sin duda alguna, una arena. Ahora estábamos divididos en dos equipos. En el lado contrario pude divisar a duras penas la ropa negra de una de las mujeres y también la barba rojiza del enano. El cabello rubio de lo que parecía ser otro humano no lo logré encontrar en la distancia, mas aseguré que estaba allí porque faltaba en mi lado del campo.

Escruté con la mirada al equipo que me había tocado y contuve un suspiro. Dos mujeres y un hombre-perro. Escuché atentamente sus palabras y asentí. Estaba permitido el uso de armas y de la fuerza para poder meter una pelota en el agujero de la pared. Pues por mí podían meterse la pelota en otros agujeros, por lo que a mí respectaba solo iba a repartir ostias como panes contra el que se me pusiera de por medio. Mi vista se centró en la del enano, estaba claro que de allí era el único capaz de hacerme sudar la gota gorda para derrotarle, los demás iban pobremente armados o tenían una forma física deficiente.

Sonó una voz y me giré, martillo en mano y listo para vapulear algún rostro o aplastar algún cráneo, pero era de nuevo aquel pajarraco que tenía la poca honra de ocultar su rostro bajo una máscara. Cobarde, gente así solo podía ser catalogada de cobarde. Negué con la cabeza mientras pensaba en qué hacer ahora. Ojala supiera como había llegado allí, a lo mejor podía regresar del mismo modo. Cerré los ojos con fuerza y ceñí más el mazo a mi diestra cuando una luz apareció delante de mí y voló fugazmente a mi mano armada. Uno… dos… tres… a los cuatro segundos finalmente abrí los ojos, esperando encontrarme con que me faltaba una mano, un dedo o un brazo, pero en lugar de eso me encontré con un guante ¿La luz de la fuerza? Magia, seguro magia. Negué con la cabeza y me resigné, al menos me daría más fuerza. Luego aquel grito de inicio. Una sonrisa en mi rostro y el martillo hacia atrás en la diestra.

-Eftir Ásgaaaaaaaaarð – Grité desde el lugar, esperando al primero que me golpease para tener un motivo a devolver el golpe. Miré al enano y por un momento tuve la sensación de que nuestra miradas se cruzaron: batalla, fragor, el público rugiendo por espectáculo y la sangre hirviendo por pelea.

---
Off:
Spoiler:
las traducciones de siempre xD

1) Encantado de conoceros

2) Lucharemos con honor para entretener a Odín

3) (Aunque esta creo que es obvia xD ) Por Asgard.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Zephyrae el Sáb Jul 02, 2011 6:30 pm


El tiempo de presentaciones fue breve. y aun desconocía el nombre de varios de los presentes cuando guiados por Yaus y Trian fuimos llevados al camino del torneo.

Las respuestas al parecer deberían de esperar, el camino no era partícularmente largo pero todo el sitio se veía impresionantemente sólido, capaz de resisitir cualquier cosa. Esto daba razones para que me preguntara que tan fuerte debía de ser el estrépito sobre nosotros para que los gritos de la muchedumbre atravesaran estos gruesos muros.

Mientras avanzábamos por el largo corredor pude ver como de las puertas que habían golpeado nuestros guías salían más participantes. Una humana de dulce apariencia portando ligero arco, se le vaía llena de gracia ya la precer entusiasmo por lo que estaba por iniciar, tras de ella no muy lejos una hermosa Divium de blancas alas, su porte firme a la hora de andar ysu expresión regia, recordándome de muchas maneras los duros razgos de las hadas que ostentan el peso de la autoridad en las cortes de Phusis, avanzando como quien se muestra a dar sentencia y ordenar ejecución, no pude dejar de sentir leve escalofrío al recordar cuantas veces por una travesura u otra había tenido que contemplar ese tipo de miradas en rostros hermosos. Tras de ella parecían avanzar otros dos participantes. Un arco y creo qeu un cetro me pareció observar pero las alas de la angelical criatura bloquearon en gran medida mi vista.

Como fuera el tiempo para observar en el camino parecía haber terminado, llegando al final del corredor una serie de intrincadas runas cubrían el suelo, su magia claramente poderosa, de acuerdo a mis estudios y las enseñanzas de mi padre la de la transportación. Era claro una magia intricada y qeu solía requerir un gran poder, más para permanecer activa constantemente y enviar a tantos como esta parecía hacer. Su fuente de poder desconocida, posiblemente relacionada con este extraño lugar y de ser así sin duda la magia del sitio sería poderosa.

El pasar por el portal de la runa fue grato como me suele ser la sensación de la energía mágica, mi ser es más magia y viento que carne y hueso, el atravesar el portal fue como una brisa fresca en todo mi cuerpo recordándome mi tierra y trayendo algo de nostalgia a mi corazón, nostalgia que no tuvo tiempo suficiente para echar raíces pues no había pasado un solo momento de desvanecerse la mágica luz del portal de mis ojos cuando me encontré ante uan de las más impresionantes vistas que en momento alguno he contemplado.

Alrededor de nosotros se erigia una inmensa estructura, abierta al cielo de manera similar al nido de un ave pero no había forma en que pudiera imaginar un ave de tales magnitudes, en la base una enorme arena de juego, plana y con líneas marcadas claramente en sus arenas, en donde nos veíamos aparecer distribuídos, a mi lado la mujer de hermosos cabellos negros , el enano cuya piel parecía no tener espacio alguno para otro tatuaje y si en alguna parte aun lo reservaba no estaba seguro de querer saber de ello así como la felina criatura que se nos había presentado, sus felinos razgos dando a la sonrisa que dirigía a sus alrededores un aire depredador cual gato presto a jugar con los ratones.

Pero lo más impresionante no era en realidad la estructura que nos rodeaba sino cuanto ser se encontraba en las gradas que se elevaban al cielo desde unos pocos metros por encima de la arena. Estas se encontraban llenas de gente, la distancia no me permitía distinguir bien pero a pesar de ser en su mayoría humanos me parecía contemplar miembros de otras razas en pequeños y grandes grupos distribuidos por el lugar. La impresionante enormidad de sus números era suficiente para aturdir los sentidos, cientos, no miles y miles de personas llenando el lugar hasta hacerle parecer una colosal y viva criatura, sus gritos incrementándose más y más conforme los participantes íbamos apareciendo, el entusiasmo y fuerza de vida contenida y concentrada a nuestro alrededor algo jamás visto por mí, no era esta la vida de los grandes bosques que suavemente se expandía para llenarlo a uno, era esta la vida del parto, del nacimiento e oncluso de la muerte. Era la vida liberada en toda su potencia buscando nacer a algo nuevo, mostrando todo su poder y llenándome de pronto de entusiasmo, de anhelos de lucha, de la propia fuerza del espíritu que le da a la vida el poder de salir adelante sin importar que. Si antes me había maravillado ante el arcano poder del lugar, en esta ocasión me maravillaba ante el espíritu que se creaba de los gritos y el entusiasmo de todos los presentes.

La alada criatura que había visto en el corredor hace solo momentos, que parecían una eternidad tras esto, apareció flotando al centro del lugar. Su presencia recibida primero con gran júbilo y poco a poco con reverente silencio. Las voces se apagaron y ante el anterior estruendo el silencio parecía absoluto hasta ser llenado con la voz de las criaturas. una breve explicación, algo de objetos de poder y aun aturdido por todo lo contemplado nad pude reaccionar cuando una brillante luz volo de una de sus máscaras y se impacto contra mi rostro, mi visión cegada y sintiendo elinflujo de poderosa magia buscando en mí, ajustándoe a aquello que requeriría, la magia quedando en mi mente y a la vez tomando forma alrededor de mi cabeza cual sutil diadema decorada con motivo de alas. El efecto de esta magia regresando claridad a mis pensamientos.

Pocas reglas nos explico Trian, pude saber por sus indicaciones que mis compañeros incluirían aquellos a mi lado así como las dos hermosas mujeres que vi portando arcos en el corredor. El que no deberíamos permanecer cerca del gran arco de piedra tras de nosotros por mucho tiempo y como el objetivo sería introducir la esférica blitz en el círculo que se formaba en el arco de piedra de nuestros oponentes.

El silencio a nuestro alrededor volviéndose cada vez más tenso, la gente en el público conteniendo el aliento cual depredador al acecho esperando solo el momento adecuado para lanzarse sobre su presa y ese momento no estaba lejano pues el Divium, rodeado majestuosamente de impresionante aura dio finalmente la aguardada señal.

El juego comenzaba, el rugido de la bestia se lograba escuchar proveniente de miles de bocas a la vez. Un rugido que más que llenarme de miedo el corazón me llenaba de entusiasmo, de vida y de anhelos por triunfar. El juego había comenzado y yo era ya parte de el y el de mí.



avatar
Zephyrae

Mensajes : 124
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Illua el Sáb Jul 02, 2011 9:29 pm

Off: En fin... Astarthea... no posteó este turno, BJ queda a control mío dos turnos (sin contar este, no hay mucho que decir, chicos... juguemos, tienen hasta el sábado que viene. Revisen el tablón táctico.
------------------------------------------------------

La bola cayó y el juego comenzó, un del otro equipo, empezó sin esperar a nada ni a nadie, una conducta estúpida a juzgar por Illua, era mejor no anticiparse, era la mujer que se había vestido de negro, no parecía una guerrera, pero no había que anticiparse, se dirigió a otra, de ropas blancas, y que portaba un arco y un bastón, aunque Illua solo alcanzaba a ver el bastón, dado que la distancia a la que se encontraban era sorprendente...

El licántropo dijo unas palabras a sus compañeros antes de empezar el también a jugar.

-Bueno, en esto sería mejor tener una táctica... yo me enfrento a Gatito, de el no os preocupéis, pero cuidad a los otros, generalmente los nuevos hacen de apoyo a los veteranos, os explicaré más cosas con forme salga la situación, y ahora... voy para allá, el gato ya va a por la pelota...-Tras las palabras, arqueó la espalda y empezó a correr, a una velocidad más que sorprendente, no solo era más rápido que un humano, si no más que un licántropo, era sorprendente, y al cansó el centro del campo bastante antes que el gato, a pesar de que este había salido antes de su posición.

-Os contaré algo, si tomáis la Blitz y la usáis de una determinada manera se puede hacer un efecto especial con ella, lo entenderéis cuando lo veáis, ah... y si la lanzáis con fuerza contra alguien o algo explotará pero no os preocupéis por la pelota, quedará intacta... vosotros planead algo, yo voy por la pelota... y vaya con la chica de negro, no ha esperado ni un momento... bueno, peor para ella.-Les dijo el hombre león a sus compañeros, antes de emprender la carrera, espada en mano, al centro a por la blitz.

El hombre lobo había corrido hacia la pelota, pero Aeolian, posicionada al lado de la sacerdotisa, invocó una extraña lanza con su poder, dirigida al hombre lobo, por desgracia para esta la situación le salió mal... El hombre lobo, ahora más acelerado, vio aquel objeto dirigirse hacia el, y con una agilidad sorprendente, dio un salto hacia atrás cuando la lanza volaba hacia el, haciendo que el proyectil pasase por debajo de el en un salto, y acabase desvaneciéndose al perder fuerza, el licántropo sonrió de medio lado antes de proseguir su carrera y coger la blitz unos segundos antes de el antropomorfo, debido a que este había empezado antes y Aeolian le había retrasado un poco, aunque Illua desde su posición se sorprendió de la agilidad que tenía el licántropo para poder evitar aquel ataque, miró la zona de la que venía, y vio a la sacerdotisa junto a la mujer de negro, sonrió, creía que era hora de empezar...

Se llevó las manos a la boca, como si se intentase limpiar la cara, disimulando así las palabras que pronunciaba en voz baja a velocidad sorprendente, y al acabar sacó su katana, para correr hacia el centro del campo, de nuevo, sorprendiendo a los presentes, pues ella parecía que también era tremendamente rápida, y con aquel disimulo con el que había camuflado el conjuro, seguiría pasando desapercibida su hechicería. El enano del oro grupo, también hecho a correr, su mirada se había cruzado con la del guerrero, a pesar de que muchos, muchísimos metros les separaban, y empezó una aproximación con su mazo en las manos, y de paso también podría intentar golpear a la humana de cabellos azules.

El mago de túnica negra que había posó su mirada en la mujer que también vestía de negro, y la que vestía de blanco, y sonrió siniestramente, muy cerca, demasiado para desgracia suya... Apuntó disimuladamente a ambas, tampoco quería revelar que pretendía lanzar un conjuro contra ellas.
A los pies de estas apareció un circulo rojo con varios símbolos, solo uno, pero que abarcaba tres metros de diámetro, lo suficiente para que ambas cupiesen dentro...
Mientras, más cerca, estaba una arquear elfa, que extrajo su arco y apuntó a Aeolian y a su maga, dos juntas, no le parecían muy buenas... sonrió al ver que se hallaban juntas... colocó dos flechas en el arco y tensó la cuerda, dudaba fallar a dos objetivos juntos con dos flechas... pero cuando tensó la cuerda, vio como la imagen se ampliaba en su cabeza... El efecto de su luz... Sonrió de nuevo soltando la cuerda de su arco lanzando así el doble tiro, Aeolian y la Sacerdotisa se hallaban ante un ataque doble por dos flancos... ¿Verían ambos? ¿Solo uno? ¿Cual evitarían?

Illua se acercaba al centro del campo, con la katana sacada, lista para la acción, al igual que el enano, mientras los veteranos ya peleaban por la Blitz, y otros jugaban una estrategia conjunta sin saberlo. Desde luego, la idea de Aeolian de camuflar sus conjuros con los de otra persona parecía inteligente, más, eso los convertía en un punto llamativo.
Trian lanzó un espadazo al licántropo, que tenía en su posición la blitz, pero el ataque fue evitado cuando se agachó velozmente, la agilidad del hombre bestia era una ventaja considerable... Al agacharse propinó una patada al hombre león, que este recibió en una pierna, cayendo al suelo, momento en el que aprovechó el hombre lobo para ponerse en pie, y pasar por la derecha de Trian a gran velocidad, encontrándose con el enano por el camino, y acercándose a Zephayrae y al aro.
avatar
Illua
Duelista Sombría

Mensajes : 167
Edad : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Björki Gotriksson el Dom Jul 03, 2011 7:02 pm

Durante un largo rato no hice caso de nada a mi alrededor. Se nos iban a dar las explicaciones en el campo, y eso era todo lo que necesitaba saber. Seguí en silencio a los demás, sin perder de vista al vikhar. Si me tocaba como compañero de batalla, íbamos a ser imbatibles. Si me tocaba como rival... Al juego podrían darle por el culo, mi único objetivo sería darme de hostias con él hasta que uno de los dos ganara. O hasta que ambos cayéramos inconscientes.

Tras explicarnos las reglas de juego el hombre gato que venía en nuestro equipo y ver a mis compañeros, sonreí al ver que el vikhar era rival. Clavé mi mirada en la suya, mientras movía las manos para acostumbrarme al regalo que me había dado el campo. El resto para mí se había vuelto secundario. Sencillamente estaba esperando a las palabras de mis compañeros. El gato nos dijo algo acerca de que se podía hacer un efecto con la pelota, pero a mí me era igual.

Observé entonces a los otros dos apoyos de nuestro equipo. Eran un par de muchachas, a las que se veía con aspecto algo delicado. ¿Eso significaba que tan solo el hombre gato y yo éramos capaces de sacudir toñas medianamente fuertes? ¿Que los otros miembros de nuestro equipo no eran capaces de dar una hostia en condiciones? Joder. Pues íbamos apañados.

Lo peor fue cuando la humana de negro, sin esperarnos, empezó a moverse. Estuve por gritarle algo, pero decidí dejarla estar. Al fin y al cabo, a mí solo me importaba una cosa. Las hostias. Y la gente con pintas de mago no me gusta. Tanto el chucho como el micho empezaron a correr hacia la pelota, el perro a gran velocidad, mientras la tía de negro le tiraba un hechizo o algo al hombre lobo. Me puse en un sitio donde el vikhar me podría ver, y alcé el hacha, soltando un rugido de batalla. Tras eso, empecé a correr a la vez que una de las humanas del equipo contrario.

Mi velocidad era ligeramente superior a la de un humano normal, a pesar de tener yo las piernas cortas, gracias a mi extenso entrenamiento en montañas y llanuras persiguiendo orcos y goblins. Llevaba el mazo agarrado con la mano derecha, rozando el suelo, para darle más potencia de impulso cuando llegara hacia el vikhar. Solté un grito de batalla que resonó por todo el estadio:

-¡Por Karzun! ¡Que nadie toque al vikhar! ¡Es mío!-

Mientras seguía corriendo, vi que el hombre lobo se encontraba conmigo en el camino. Aprovechando que llevaba la cabeza del mazo arrastrando mientras yo cogía velocidad, me tiré al suelo, agarrándolo con ambas manos, y di una voltereta aprovechando la forma esférica de mi cuerpo. Aprovechando la inercia de la voltereta y lo que solía confundir ese movimiento, extendí el mazo a medida que me incorporaba del giro, dejándolo perpendicular al cuerpo y agarrado con ambas manos, para dirigirlo al cuerpo del licántropo. Tras eso, tanto si lograba hacerle caer como si él me esquivaba y pasaba de largo, mi intención era seguir corriendo, con el vikhar en mi punto de vista todo el rato, volviendo a arrastrar el cabezal del mazo por el suelo para ganar inercia en cuanto llegara al vikhar.
avatar
Björki Gotriksson

Mensajes : 86
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gran Torneo De Blitkrieg

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.