Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La Esfinge de los Hielos
por Katarina Hoy a las 9:48 pm

» Empatía [Evento]
por Celeste Shaw Hoy a las 4:15 pm

» Ficha de Anya Bal'Sagoth
por Alegorn Jue Dic 13, 2018 10:29 pm

» Un error a la vez [Libre]
por Jan Egiz Jue Dic 13, 2018 9:58 pm

» La protección del gato negro [Privada]
por Brown Hat Jue Dic 13, 2018 6:58 pm

» Adios al hogar.
por Rufus Fortis Miér Dic 12, 2018 11:51 pm

» Presentación
por Capitán Pescanova Miér Dic 12, 2018 10:11 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Miér Dic 12, 2018 10:06 pm

» Con Honor, Sin Wenkunegen
por Kromul Miér Dic 12, 2018 3:23 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Strindgaard Miér Dic 12, 2018 4:18 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Partida Forja de Estrellas

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ir abajo

Re: Partida Forja de Estrellas

Mensaje por Evelyn Blake el Lun Ene 18, 2016 9:22 pm

Cada uno hacia lo que podía, ella había cortado una antena, su compañera le había atizado unos cuantos puñetazos al bicho que catalogaría como mordisquitos, incluso el guía estaba haciendo un trabajo decente, puesto que clavo un puñal en uno de los bichos, ganándose un poco de respecto por parte de la mujer zorro. Solo un poco. Esquivo con gracilidad un golpe de una de las patas. Podían con esas cosas, estaba resultando relativamente fácil, solo tenía que dar un buen golpe ascendente y apuñalarle el cerebro… Pero las cosas no siempre salían como ella planeaba, casi nunca lo hacían en realidad.

Apareció…eso, esa aberración oscura con bocas, tentáculos y vete a saber que más. Nadie pondría en duda que eso no era humano, pero con la adrenalina quemándole las venas, Evelyn no tuvo tiempo de pensar demasiado antes de que viera al caballo disparado contra los gusanos, y al pobre mercader apartarse de él. Ni siquiera llego a acabar de pensar el primer motivo por el cual eso era mala idea cuando el caballo salió por patas seguido de los gusanos… Había sido muy fácil, puede que no fuera tan mala idea. A medida que sus emociones de combate bajaban, fue irritándose cada vez más por la actitud del guía, cualquier pizca de respeto que pudiera tener segundo antes se desvaneció como una polilla que se acercaba demasiado a una llama. Soltó una palabra nada propia de una señorita para acallar la discusión. – Seguro que podemos recuperar algunas cosas, no creo que se lo puedan tragar entero, ahora… ¿podemos concentrarnos EN ESA COSA?- señalo al ser con el estoque. No era una experta en bestias, ni siquiera una estudiante, es más, tendría suerte si podía distinguir un conejo de una liebre, pero se veía a leguas que eso no era natural, ni siquiera sobrenatural como un espíritu, esa cosa era simplemente… antinatural, pero incluso aunque no fuera obvio, lo habría notado, cada vez que la miraba le ardía la sangre, algo en su interior sabía que esa cosa era mala algo más que el instinto, algo en su mismísima esencia la identificaba sin problemas, aunque su mente no supiera ni siquiera por dónde empezar a clasificarla. Que adoptara una forma “humana” y empezara a hablar no ayudo, en absoluto. Fue la primera en contestar, aun con el estoque hacia la bestia y con una pose de combate. Muy posiblemente el desagrado prácticamente genético que sentía por esa cosa le hizo sobrellevar la sorpresa de que hablara más rápidamente. Su tono era seco, frio, impropio de ella. Si la sed de sangre tuviera color, habría brillado con el fulgor de mil soles. Solo el hecho de que supiera que sus sensaciones eran algo irracional, juntamente con el desconocimiento de la fuerza del ser había impedido que atacara, de momento. Que se pusiera a hablar en vez de atacarlos había ayudado un poco. –Así que nuestro QUERIDO y ESTIMADO guía se olvidó de mencionar la aberrante masa de tentáculos que pretendía ir con nosotros… que haríamos sin él… aparte de ser mucho más ricos…- La mujer que los había estado acompañando se acercó a esa cosa, como quien acaricia un perro para demostrar que no muerde. Sus colas se deserizaron un poco, pero seguía en guardia, era una completa desconocida, nada garantizaba que estuviera diciendo la verdad. –Y lo hizo por la bondad de su corazón, estoy segura de ello… sin ningún tipo de interés oculto… solo es un buen samaritano que resulta ser una horrible masa oscura...-


Habla Narra Piensa

<3:

avatar
Evelyn Blake

Mensajes : 139
Link a Ficha y Cronología :
Evelyn
Cronología

Nivel : 4
Experiencia : 225 / 2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Partida Forja de Estrellas

Mensaje por Shanata Chandra el Mar Ene 19, 2016 10:16 pm

Desde que aquellos gusanos de tierra aparecieran la percepción del tiempo de Shanata se vió alterada por la inminente batalla, volviéndose todo de alguna manera más lento a su alrededor. Excepto las garras y pinzas de aquel maldito gusano que amenazaban con despedazar a sus adversarios, en aquel momento más precisamente amenazaban con matarla a ella. Y si no fuera por la experiencia de la mercenaria y por las insistentes distracciones del hombre-cabra quizás habría salido peor parada del lance.

Shanata pensó que podría romper aquella extraña armadura que el animal poseía, pero el tacto resultó extraño para ella. Donde esperaba encontrar algo duro como piedra descubrió una superficie ligeramente maleable donde quedó grabado su puño. De esta forma no se destruía, pero a cada golpe iba dejando su marca en el caparazón. Un golpe afortunado  hizo que una de las patas quedara colgando por un fino hilo. La criatura de revolvió con furia tratando de alcanzarla, un salto atrás la salvó de una fea herida. Y dió gracias de tener a Uma para alumbrar a la criatura y poder ver sus movimientos.

Fue toda una sorpresa cuando una masa oscura e informe saltó sobre el gusano. La reacción instintiva de Shanata fue la de saltar hacia atrás, apartarse de lo desconocido. Por suerte, aquella cosa estaba atacando también al gusano, lo cual fue todo un alivio para la mercenaria. Que nunca había visto ni oído sobre nada semejante y que se parecía a la oscuridad misma.

Tras unos segundos de lucha que parecieron eternos el mercader lanzó al caballo contra el gusano y la masa oscura. Por suerte o por desgracia el caballo evitó la pelea y los enemigos, tan maltrechos como estaban, fueron tras de él. Dejando al grupo atrás con un mal sabor de boca y más de un problema entre manos. Con la respiración agitada por el esfuerzo.

Vigo se había lanzado contra el Sr. Relumbrón, el caballo que había huido hacia el bosque era el suyo y al parecer llevaba bastantes de sus posesiones en él. Motivo de sobra para estar enfadado, aunque debería de aprender a controlar ese genio. Pues no había dado tiempo a reaccionar cuando ya había golpeado al mercader amenazando su vida. Tendría que tener un ojo puesto en aquel guía, le sería fácil tomar venganza en unos caminos que solo él conocía y Shanata se veía en la obligación de que todos llegaran a salvo y de regreso.

Se acercó al Sr. Relumbrón y le tendió una mano para ayudarle a levantarse. -¿Está usted bien? Si le sirve de consuelo, nos ha ahorrado un rato de lucha. Esos bichos eran duros de pelar. -Comentó más bien en voz baja la mercenaria.

La masa viscosa que era lo que había llamado toda la atención de Shanata, que no le quitaba ojo mientras una sucesión de bocas y ojos se modelaban hasta alcanzar a formar algo remotamente humano y había comenzado a hablar. Dándole la oportunidad de explicarse. Al parecer Vigo y la norteña sabían ya de su existencia, sin embargo, había decidido callarlo. Había salvado a Karakari de su muerte, pero eso no lo convertía en una criatura amigable por más que sus palabras dijeran lo contrario.

Shanata no sentía aquel tipo de decisiones como suyas ya que deberían de quedar en manos de aquella gente que la había contratado, pero era reacia a llevar a esa cosa merodeando por allí. Aunque mientras sirviera bien al grupo podría tolerarlo, no tan de su opinión parecía ser Evelyn que parecía algo histérica y tal vez tuviera toda la razón y deberían echarlo -¿o echarla?- a patadas de allí. Y aquello parecía sensato, pero había tratado de protegerlos, lo que llevaba a Shanata a dudar.

Recogió la manta que había dejado caer al suelo mientras hacía la guardia y se la echó por encima de los hombros. -Uma. -La piedra que llevaba al cuello se apagó, dejando a todos los allí reunidos en manos de las llamas de la hoguera.

-¿Qué hacemos con… eso? -Preguntó finalmente y a falta de un apelativo mejor, señalando al susudicho. -Quizás deberíamos votarlo. -Propuso finalmente antes de hacerse a un lado para calmar a su agitado caballo Galadari, que se movía agitadamente.
avatar
Shanata Chandra

Mensajes : 6
Link a Ficha y Cronología : Shanata Chandra

Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Partida Forja de Estrellas

Mensaje por Polvoso Von Lipwig el Jue Ene 21, 2016 2:46 pm

“Los sucesos fortuitos tienden a suceder todos juntos.”

Postulado de Tylczak sobre la probabilidad


Probabilidades de que una persona “cuerda” empiece a escuchar voces sin algún trauma cerebral de por medio,...Escasas

Probabilidades de que una expedición sea atacada en medio de la noche por un par de bestias insectoides asesinas...Pocas

Probabilidades de que un caballo con el trasero achicharrado, cambie la dirección de su “carrera enloquecida” por miedo a pegarse con un par de bestias...Más de las que el “tarugo” del jinete creía…

Probabilidades de que el caballo elegido por el mencionado “tarugo”  fuera precisamente, propiedad del guía… 1 de 6...es decir,  suficientes para estar seguros que eso pasaría.

Probabilidades de que un ser salido de la peor pesadilla de una noche de indigestión, aparezca en medio de una batalla para salvarte el pellejo … En tus sueños húmedos...

Probabilidades de que un ser de tal naturaleza y apariencia tenga “buenas intenciones”...¿Eres tonto de la cabeza o que te pasa?

::::::::::::::::::: O ::::::::::::::::::::

Polvoso no era una persona combativa, cuando alguien le insultaba él acostumbraba a responder con la mejor de sus sonrisas y salir de sus problemas con su habilidad de no callarse la boca…por tal, es fácil de entender la sorpresa que le causó  el que su rostro se hubiera cruzado por accidente, en la trayectoria de  aquel fortísimo objeto llamado “puño-lanzado-con-ira” , propiedad claro, de la persona menos indicada… el bien amado guía del grupo...Vigo.

Con la cara hecha un asco y su humanidad tendida en el piso, Polvoso no entendía por qué de repente, el mundo se había vuelto tan ruidoso… a su alrededor algo hacia un ruido infernal que le taladraba el cerebro, era como … como…. como una pareja de esos gigantescos Mamuts lanudos que habitan en los  glaciares a la mitad de su rito de apareamiento… y el dolor…oh. Dios...el dolor... sentía su boca ...o más bien sentía que “algo”  gordo, roto y que chorreaba un líquido con sabor metálico estaba ocupando el lugar que usualmente ocupaba su boca….un zumbido ...y el ruido aquel se convirtió en algo que sonaba  como…

-... TU VIDA!!!

De entre toda aquella confusión una voz familiar se le acercó y pudo reconocer una mano que se le ofrecía justo frente a su rostro..por instinto más que por entendimiento, el mercader tomó a esa amable mano y se apoyó en ella para incorporarse. Poco a poco el mundo retomaba su forma,y color… y justo algo en la mente de Polvoso le reclamó - “¿Dónde quedaron tus modales?”

-Ggdisas , e hizo lo que pretendió ser una educada reverencia hacia quien le había ayudado.

Ya de pie, las cosas parecían más claras, viscosas pero claras… parecía que algo tenía molestos a la todos, Evelyn se encontraba en una pose tan tensa como la cuerda de un arco, Shanata por igual señalaba hacia un lugar al lado de donde estaba la chica de los tatuajes, quien hablaba en aquellos momentos al grupo...algo acerca de su vida.. y un rio, vaya, así que se trataba de una pescadora… ¿o tal vez una lavandera?..no tenía mucha pinta de eso último, pero tampoco va uno a juzgar un libro por su apariencia.

Lo siguiente, fue darse cuenta del porqué, que todos estaban tan agitados, “ALGO” estaba “de pie” al lado de la chica, y ese “ALGO” lo estaba mirando fijamente, y también miraba fijamente a Evelyn, y a Vigo y además estaba volteando hacia la otra chica… al mismo tiempo…

Escuchó claramente como aquel “ALGO”, le hablaba.

"No les hagas caso, amigo, ellos son demasiado orgullosos para ver que les has salvado la vida."

Algo desconcertado el mercader le respondió a la voz que creyó escuchar

-Ddieqemnne fabdaas? Ffi tdffos tsn ssssdo dddui ddababbes, ,, dijo poniendo ambas manos con la palma hacia arriba y  encogiendo un poco los hombros.

Nno supo si alguien le había escuchado, pues al parecer todos estaban ocupados discutiendo de qué iba aquel “ALGO” que al parecer les había dicho algunas cosas, pero  “ESA COSA” como le había oído a Evelyn al parecer no era bien recibida,  “ESO” tal como Shanata lo había definido no era algo a lo que uno se acostumbrara fácilmente.

La cosa iba mejorando en cuanto a su percepción y la memoria del mercader regresaba a donde debía estar, … "La noche… los Insectos…la "COSA ESA", , el caballo...los objetos perdidos.. y el golpe" ...recordó, entonces....el amorfo ser debía ser el mismo que había atacado al insecto aquel que estuvo a punto de arrancarle la cabeza,  pero.. no,  no tenía sentido aquello era mucho más grande,  y este  tenía forma humana, aunque los ojos y las bocas eran los mismos.

Mientras que Evelyn descargaba todo su veneno sobre del aparente hecho de que la existencia de “ESA ALGO” fue ocultada del grupo tanto por KaraKari como por Vigo,  - "Asi que ese era el nombre de la chica del río?",, pensó, meintras tanto  Shanata proponía una votación al respecto de lo que haríamos con “ESO”,¿debía quedarse o debíamos irnos por nuestro lado?, Claro que si la dejabamos botada en el camino, KaraKari se iba con ella, y un brazo tan fuerte no puede solo despreciarse.

-Yy ppppomgo qesssa cssa (dijo señalando al oscuro ser) m..cmpalle , dijo señalandose a si mismo, ll bssqe (señalando en la dirección donde se escucharon los relinchos) bsscar lsdsesprrjos dl..cddallo (haciendo señas como  excavando en el piso), d..cpedademss lgggo dllol pdido,

Polvoso hizo una pausa para respirar, con trabajos podía hablar y hacerlo le representaba un gran esfuerzo.

Lggien qse qde a cqidrrr lscsas,¿ (dijo señalando las cosas),  dd  tdosss mds n..pdmosss drrrmir (dijo negando con la cabeza)

Su propuesta era “clara”,  el le debía al guía al menos hacer el intento, por otro lado los demás tendrían razones para estar molestos con él aunque no lo demostraran, al final si algo pasaba entre el oscuro ser y polvoso en el medio de aquel bosque nadie le extrañaría demasiado.


--- OFF ROL ---:
Eh... pues...espero que haya quedado claro lo que le propuse al grupo.. ustedes disculparan pero  Vigo ha dejado a Polvoso con la boca hecha una linda esfera navideña.




"When a thief kisses you, count your teeth"

Ficha de Personaje

Diálogos
Pensamientos
avatar
Polvoso Von Lipwig

Mensajes : 212
Edad : 38
Link a Ficha y Cronología : Polvoso
Entradas y Salidas

Nivel : 2
Experiencia : 30 /1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Partida Forja de Estrellas

Mensaje por Snarl el Vie Abr 15, 2016 2:11 pm

PARTE VIII


Incluso en el caos mas terrible, pueden surgir momentos de tranquilidad.

Viejo soldado veterano.

Recapitulando, los ventureros estaban en una mala posicion, si bien la perdida de muchos enseres, mapas y por que no decir, “pequeña” fortuna del guía, habían desaparecido de la vista, era probable que lo mas importante en ese instante, era el amasijo de bocas y ojos que se retorcían frente a todos ellos. El guardia solo se llevo sus dedos a la sien, como si todo aquello hubiera ido de mal en peor y ahora estuviera atado de manos y pies a esos individuos. El mercader intentaba hablar, claramente, tener la boca hinchada, no le favorecía y sus palabra,s si bien eran casi incomprensibles, sus gestos descartaban las posibilidades lejanas y dejaban ver cierta lógica. Mas, el meollo del asunto y lo realmente importante, era saber que hacer con ese ser retorcido y oscuro. Claramente, este ultimo parecía interesado en avivar la llama de ira del guía, cosa no muy difícil, pero que el pareció apartar con un fuerte golpe en su propia mente, ya tendría tiempo para pensar en venganza o simplemente, cobrar lo suyo.

Todos parecían dudar de ese ser, y claro, no era para menos, su llegada, su apariencia o incluso su forma de hablar,delataban que no era alguien muy natural, o siquiera, por decirlo de alguna manera, vivo. La mujer Vikhar se había acercado a este y parecía abogar a su favor, como si realmente eso despejara dudas. Se puede decir que un lobo es manso, pero cuando esta constantemente mostrando los colmillos, es difícil considerarlo dócil. Al final, todo quedaba en manos de los aventureros, ¿Que hacer con esa cosa? Claramente, si le decían marcharse, perderían un brazo que podía blandir una espada o en el peor caso, un escudo de carne para huir. Mas si le dejaban quedarse, era un riesgo o quizás, tentar a la muerte mas de lo necesario.

Entre mas tiempo perdieran, entre mas demoraran en hacer algo, esos bichos podrían volver, el recuperar lo que se pudiera, si es que habían dejado algo, era arriesgado, y no cualquiera podría hacerlo. Vigo suspiro y mientras se apoyaba en un árbol para pensar, dio una pequeña idea.

-No podemos confiar plenamente en esa cosa, pero, si bien ya la había visto, esperaba que se hubiera marchado, al parecer estaba errado.- Mientras miraba a Karakari, guardo su espada y siguió conversando.- Mas, no podemos perder ningún brazo en estos momentos, el bosque no es sencillo y prefiero tener una espada mas no dejar mas peso sobre los demás. Así que, como hiciste la vez anterior, mientras te quedes dentro de la mujer, nos puede acompañar.- Esa era su opinión, pero los demás podían pensar diferente, al final, ellos decidirían realmente.

Lo que si estaba claro, era que se debían de recuperar algunas cosas del guía, o seria mas que difícil ir a ciegas mientras eras acosado por no muertos y bestias. Mirando a los aventureros, el guía suspiro nuevamente y se encamino hacia donde habían ido los insectos y el caballo, diciendo algunas cosas antes de marcharse, claro, portando una antorcha para iluminarse. -Volveré con lo que necesitamos, decidan que hacer con esa “cosa” y nos pondremos en marcha al volver, es mas seguro el bosque que quedarse a merced de esos bichos- La ira del hombre aun se palpaba, pero parecía demasiado tranquilo, especialmente, por que debía de arriesgarse a ser comido, por los actos del “buen” mercader.

De cualquier manera, mientras el guía estaba fuera, se podía ver a la distancia como la antorcha se movía de un lado para otro, a veces subiendo y otras bajando, los aventureros deberían decidir que hacer con la “cosa”, podían seguir el consejo de Vigo o podrían decidir otra cosa, eso ya estaba en las manos de ellos.

Mientras, no muy lejos, el guía seguía buscando sus cosas, si bien no era difícil seguir el rastro, entre mas se acercaba a su objetivo, mas peligroso era, por suerte, o quizás no tanta, cuando llego, encontró  los restos del animal, había sido devorado casi en su totalidad, y sus pertenencias,se habían desperdigado.Fue por fortuna, que logro recuperar algunas de ellas, los mapas estaban manchados, se habían perdido dos de los cinco amuletos, y de su bolsa de monedas, solamente quedaban la mitad, por lo menos,no había sido una perdida total, aunque ver como había disminuido su capital, era algo que fácilmente le causaba ira y molestia.

Cuando el guía había vuelto,ya parecían haber decidido algo y sin perder mucho tiempo,  aunque había cansancio aun, repartió los amuletos, uno para si mismo, uno para las mujeres y otro para el sátiro y el mercader. -Escuchen, este bosque da con la mina, normalmente los no muertos se quedan dentro, pero algunos de ellos salen y merodean por el lugar. Estos son atraídos por las cosas con vida y atacan, mientras tengan los amuletos, no se acercaran, a menos que los ataquen o molesten, no se separen mucho de el o serán devorados.- La explicación fue sencilla y tacita, si se alejaban mucho del amuleto, serian devorados, como simples animales.

Con eso dicho, el guía se interno en el bosque, con la antorcha por delante y el resto de los aventureros atrás de este. Si hasta ese momento, el huraño Vigo no parecía muy fiable, ahora deberían de confiar,en el y en lo que decía, ya que, ser comidos por cadáveres, no era para nada bonito o agradable. Mientras se avanzaba, los primeros cincuenta metros fueron tranquilos,las ramas a veces cubrían parte del camino, pero con la ayuda de las espadas, se abrían paso. Mas, cuando el bosque comenzaba a ponerse mas y mas oscuro, los primeros no muertos aparecieron. Eran simples esqueletos, apoyados en los arboles, como si algún viajero hubiera decidido descansar bajo su sombra, pero claro, aquellos esqueletos observaban con ojos como dos pequeñas llamas o luces,aun vivas y observando el movimiento de los que perturbaban su paz.

-Mientras no sean perturbados y no se alejen de los amuletos, no seremos atacados ... Si es que no nos encontramos con algo mas inteligente- La ultima parte de la oración, dejaba claro que si bien, los amuletos servían, no funcionarían si el no muerto atacaba a conciencia y fuera mas inteligente que los típicos zombies o esqueletos. Aun era de noche, mas el alba estaba por despuntar, la luz traería algo mas de paz a los cansados corazones y cuerpos, especialmente, porque con la luz del sol, podrían descansar un par de horas.


~La familia ... ¿Que sentido tiene cuando hay que despedazarla con tus propias fauces? ... ¿Cuando hay que caminar entre los cadáveres de aquellos que llamaste hermanos y pisar sus entrañas para seguir viviendo? ... la familia ... ~






~Sobrevivir es lo importante ... La forma no~
avatar
Snarl

Mensajes : 333
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Partida Forja de Estrellas

Mensaje por Evelyn Blake el Lun Abr 18, 2016 7:50 pm

Los integrantes del grupo parecían sorprendentemente relajados teniendo en cuenta que se encontraban ante una pesadilla de cuento, puede que no hubiese hecho falta esconderse dentro de un cuerpo, a lo mejor si lo hubiese pedido amablemente habrían dejado a esa masa viscosa de bocas unirse al grupo por la cara, Evelyn no podía creérselo, en el mejor caso era algún tipo de espíritu o elemental oscuro, en el peor, un demonio, pero aparentemente para los humanos les daba igual mientras pagara impuestos o algo así, inaudito. –A ver si lo entiendo… vas a dejar que se quede porque necesitamos gente para pelear, así, ¿tal cual? ¿Dormirás tranquilamente sabiendo que algo puede reptarte en la oscuridad y poseerte? ¿COMO NOS DARIAMOS CUENTA SIQUIERA?- No podía ni siquiera entender porque estaban discutiendo eso, necesitaba alejarse de todo eso.

Sin decir una sola palabra más, prácticamente arranco su amuleto mágico de manos del guía y trepó a un árbol para despejar su mente. Acomodo su espalda contra el tronco y miro la luna como un lobo, intentando relajarse. Se tapó usando su capa como manta y pensó lo que haría a continuación. Quedarse implicaba dormir poco, muy poco, no iba a dormir tranquila sabiendo que tenía algo así durmiendo al lado, al menos tenía un oído mejor que el resto, lo oiría venir, pero la despertaría hasta el mínimo sonido, pero podría cumplir la voluntad del anciano, seguramente su última voluntad. Además, le daban pena esos no-muertos, pasarse la eternidad haciendo… cosas de no-muerto en una mina oscura y húmeda debía ser horrible para cualquier alma, si podían liberar aunque solo fuese a un par de esos desgraciados, ya habría valido la pena. Y luego estaba el pago, un arma mejor realmente le iba a venir muy bien.

Suspiro mientras bajaba del árbol de un salto, iría a dar un paseo para poner en orden sus ideas. Cogió una de las ramas de la fogata para que le hiciera de antorcha y avanzó por el bosque. Fue un paseo tranquilo, sin más de esos insectos raritos, pero siempre estaba atenta de la dirección que tomaba, en caso de tener que salir por patas hasta la relativa seguridad del campamento. Fue entonces, durante su relajante paseo, que empezó a oír unos pasos vacilantes, renqueantes, aunque no llegó el olor a podredumbre que habría esperado.

Evelyn avanzó hacia esa dirección, con cautela, comprobaría que esos amuletos funcionaran de verdad antes de meterse de lleno en una mina infestada de no-muertos. No le costó mucho encontrar al cadáver andante, aunque no se trataba de un cadáver medio podrido como había esperado, sino que era un esqueleto con un andar pesado y vestido con harapos raídos, con unos ojos llameantes, una visión lamentable que la lleno de profunda pena, pero después de hacer un bailecito, ese muerto siguió ignorándola, funcionaban. Entonces volvió, sin más, por más ganas que tuviese de librarlo de su miseria, recordó las palabras de ese horrible guía, no quería arriesgarse a ser perseguida por una horda de esqueletos, sonaba horrible y seguro que le echaban la culpa.


Habla Narra Piensa

<3:

avatar
Evelyn Blake

Mensajes : 139
Link a Ficha y Cronología :
Evelyn
Cronología

Nivel : 4
Experiencia : 225 / 2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Partida Forja de Estrellas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.