Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
por Vanidad Mar Abr 17, 2018 9:24 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Lun Abr 16, 2018 11:05 pm

» Escucha el Llamado de los Caídos.
por Strindgaard Dom Abr 15, 2018 9:48 am

» Buenos dias y, por si no los veo, buenas tardes, buenas noches.
por Señorita X Sáb Abr 14, 2018 11:40 am

» Un caballero, un enano, una bruja y un demonio entran en un bar...
por Margaret Orgaafia Sáb Abr 14, 2018 1:00 am

» hola vengo a presentarme y conocer a pjs y divertirme
por Skurk Äsping Vie Abr 13, 2018 1:21 pm

» Ficha Jasper Lisbone(en proceso)
por Jasper Lisbone Jue Abr 12, 2018 4:20 am

» Huli está de vuelta!!!!
por Evelyn Blake Vie Abr 06, 2018 9:55 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Alegorn Vie Abr 06, 2018 5:22 pm

» Hyaku Monogatari
por Huli Vie Abr 06, 2018 4:26 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Un triste dia de leñador

Ir abajo

Un triste dia de leñador

Mensaje por tyrel barba larga el Lun Dic 14, 2015 2:32 pm

Habia sido una noche horrible, la luna se habia llenado de su luz resplandeciente, y yo como en toda luna llena me aleje de la aldea mas cercana y caze un ciervo antes de transformarme para que mi otro yo se divirtiera antes de buscar otra cosa que arañar, masticar y tragar. Sentía como la luna me bañaba con su luz y comencé a sufrir grandes cambios, lo ultimo que recuerdo es que de apoco mi vista se veía borrosa y empezaba a perder el control de mi propio cuerpo, primero piernas luego brazos y al final mi conciencia. Al alba me desperté y como si fuera poco una vez mas después de la transformación me encontraba desnudo tapado por unas hojas, tenia mucho frio y la cabeza me daba vueltas, de apoco comencé a recuperar la vista y obtener fuerzas nuevamente y entonces logre sentarme y vi una silueta a lo lejos.
La sombra comenzó a acercarse, comencé a buscar mis armas pero no estaban "tendré que pelear con mis puños" ,pero antes de que yo me levantara y me pusiera en posición defensiva, la silueta me arrojo mis ropas  mis armas. -vaya que fiesta te haz montado chico jaja- dijo soltando algunas carcajadas y con una sonrisa en la cara, era un señor de unos aproximados 80 años, era pelón, su cara no era de pocos amigos resplandecía de felicidad, tenia unos pequeños anteojos que al parecer todavía le servían, usaba una camisa con franjas verticales de color turquesa y tirante en los pantalones. Me levante y me coloque mis ropas que de echo le faltaban una lavadita, y a su usuario también -Gracias, ¿como me encontró?- pregunte colocándome la ropa -jaja bueno estaba cerca de aquí revisando unos pinos con unos troncos bastante fuertes ya que me servirían mucho en mi trabajo y escuche unos gruñidos bastante fuertes, me acerque y eras tu envuelto en tus pieles tambaleándote por todos lados...Ahora que lo pienso parecías en verdad un oso jaja- dijo esbozando una sonrisa en su cara.

"Seguro que su ceguera no lo dejo ver con claridad y pensó que estaba ebrio o algo así" pensé, cambie el tema y comencé a mirar a todos lados y no vi a ningún ayudante de el, si era leñador en su edad no podría llevar tronco el solo ni menos esos gigantes pinos con troncos bastante gruesos entonces pregunte -¿Yyy si usted es leñador como suponía llevar los pesados maderos usted solo, acaso no tiene algun ayudante?-  el leñador me miro y me dijo - *Puaj*....No hable de ayudantes, el que tuve era un pobre desgraciado alcohólico y pervertido que utilizaba su salario para embriagarse en la taberna, nunca llegaba a tiempo y ademas andaba en malas juntas, cuando lo corrí de el empleo dijo que algún día el iba a vengarse de mi jaja, pero no le creo nada siempre decía cosas asi a todos los que lo trataban mal, ahora mis mejores ayudantes son mis herramientas y mis cansadas yeguas para llevar estos troncos al aserradero- me contesto el señor.

En ese momento rugio mi estomago de hambre como si este tuviera vida propia -al parecer tiene hambre señor, venga- El leñador comenzo a guiarme por el hermoso y espeso bosque hasta llegar a una pequeña aldea que deberia de tener solo unas 15 casas, una taberna, una tienda de proviciones, una herreria y un aserradero.

El abuelo vivía casi a la salida de la ciudad, era una casa blanca simple, al parecer vivia solo, eso era bueno ya que si tenia una familia me sentiría bastante incomodo y hablaría menos de lo que hablo actualmente...pues me equivoque, si tenia, al abrir la puerta vio a una señora casi de la misma edad que el preparando la comida en una caldera que estaba justo al lado de la cama, y a unos niños saltando y corriendo a todos lados, -familia, eh llegado jaja y traje a un invitado es un forastero pero todavía nose como se llama- exclamo dirigiéndose a su familia -m-me llamo Tyrel señor- respondi a su comentario -aaah mucho gusto Tyrel, yo me llamo Sigfrod, ella es mi esposa Marta y ellos son mis hijos, Antoine y Tvar y......Ala que me falta un hijo jaja, ¿Marta donde esta Idelia?- a lo que la señora respondio -dijo que iria  a pasear por ahi-
-aaah esta niña siempre paseando, debería ayudarte en la casa-
-déjala son sus años jóvenes que los aproveche...¿y ese hombre?
-es Tyrel lo encontré en el bosque desnudo y ebrio jaja-  la señora fruncio el seño y dijo -no no no borrachos en mi casa no, recuerdas con el otro asqueroso que era tu "ayudante", hasta quiso casarse con Idelia- a lo que el leñador contesto -el no es asi es un hombre bueno, lo veo en sus ojos- dijo mirándome -B-bueno no hay nigun problema si usted quiere puedo irme, entiendo su negatividad-  diciendo esto me di media vuelta y iba a comenzar a caminar cuando la abuela me dijo -Lo siento vuelva vuelva es bienvenido a nuestra humilde morada sientese con nosotros que pronto estara lista la comida-.

La mesa era de madera y cojeaba de una pata pero no importaba, lo que importaba era la comida. Yo callado como siempre, comía mientras que los pequeños me preguntaban una que otra cosa que les llamaba la atención de mi yo y les respondía con una forzada amabilidad en mi voz.

Al terminar la señora recogió las cosas y quedamos yo y el leñador en la mesa, la abuela mientras dejaba las cosas sucias en una fuente me pregunto  -¿señor Tyrel usted seria tan amable de ayudar a mi esposo en su trabajo, ya que el necio no quiere aceptar ayuda?- rapidamente su esposo contesto -calla Marta, que no necesito ninguna ayuda yo puedo solo, ademas Tyrel tiene que viajar ¿no es cierto?-  entonces respondí -claro que me tengo que ir, pero lo ayudare estoy en deuda con usted- dije, el señor me miro y pregunto tomando de su jarro la cerveza que le quedaba -¿enserio? el trabajo es difícil, tampoco tengo muchos kulls que ofrecerle y con su tamaño no cabe una cama mas aquí- yo no quise seguir discutiendo sobre el tema y dije firmemente -no importa, usted es una de las pocas personas que me tendió la mano y me ofreció ayuda, asi que estoy trabajando para usted por ahora-.

Al decir esto el leñador acepto y luego de unos minutos fuimos a su puesto de trabajo me enseño como usar la maquinaria, eran troncos grandes y pesados que había que colocar en una especie de deslizadero para que una sierra que funcionaba con un molino y engranajes cortara el leño en dos, así pasamos todo el dia, hasta que comenzó a caer la noche, hoy no había peligro, fuimos a la taberna donde había música, risas, bailoteos y riñas cortas que luego de un momento eran dirigidas afuera por la dueña de la taberna, nos sentamos y trajeron unas cervezas para pasar el cansancio.

Pasaban las horas y ya no quedaban muchas personas en la taberna, el señor tambaleaba se notaba que estaba pasado de copas, pero yo era un poco mas fuerte aguantando las bebidas, íbamos de camino a la casa cuando la señora de Sigfrod sale de la casa corriendo y gritando -SIGFROD SIGFROD SE LA LLEVARON SE LA LLEVARON- la señora rompió en llanto abrazando al leñador -¿que paso?- pregunte acelerado a la señora, esta extendió el brazo y me paso un sobre mugriento con una carta sucia y mal cuidada en su interior, con dificultad pude leer la carta que decía: "Tenemos a tu hija Irelia viejo, te lo advertí te espero en el bosque espero que nos encuentres pronto o sino tu sabes que le haré a tu hermosa hija" ,arrugue la carta y dije al viejo hombre  -vamos por ellos, les haremos que paguen- dije con firmeza.

El señor entro a la casa corriendo y tomo una espada casi oxidada con la que pretendía luchar, nos adentramos y rastre las pisadas eran 4 pisadas una de ellas era mas profundas que las otras, de seguro era la persona que cargaba a Irelia.

Después de un rato a lo lejos se avisto a la luz de la luna una niña iluminada que estaba amarrada y sola llorando con una mordaza en la boca -IRELIA IRELIA- corrió el viejo a ayudarla, pero era muy obvio que era una trampa  -NO SIGFROD ES UNA TRAMPA- grite, pero fue muy tarde, una espada ensarto desde la oscuridad debajo de las costillas de el leñador, cayo al suelo escupiendo sangre por la boca -no no no esto no es posible-dije acercándome a el, la sombra corrió hacia la chica que había visto a su padre caer al suelo ensangrentado.

Sus gritos de lamento eran mucho mas tristes y desgarradores que una muerte en batalla, sentía que me hervía la sangre de ira, pero el señor puso una mano en mi cara y me dijo con sus ultimas fuerzas -sa..salva..a...Irelia..olvídate de mi...gracias..po..por la ayuda..y dile a...mi esposa que..no podre...llegar...a cenar hoy..ja- esos fueron las ultimas palabras de el leñador antes de dar su ultimo respiro y morir con una sonrisa en la cara, mi cara seguía inexpresiva, pero mis cejas se fruncieron y mi cara se lleno de rabia, me levante, exhale muy fuerte y rugí el grito de el clan, los bandidos que celebraban la muerte de el leñador, burlándose de la pobre niña, quedaron estupefactos cuando escucharon el grito, poco a poco me acerque a ellos y deje que mi otro yo cometiera la venganza.

Un bandido no perdió tiempo y corrió hacia mi con su espada en mano y me dio un ataque frontal, a lo que yo respondí esquivándolo y levantando a este de su cuello, apretando su garganta lo mas fuerte que podía, lo lance contra sus otros aliados y aproveche de transformarme. La escena fue cruenta y sangrienta mate a todos, separando las piernas y los brazos de sus cuerpos mientras vivían para que sintieran el miedo y el dolor antes de morir, deje para el final a el autor de todo esto y de la carta, el asqueroso que antes era el ayudante de el difunto leñador, lo destroce a puñetazos hasta que su cara se deformara y dejara de emitir algún sonido y respirar. Al volverme humano vi que la chica tenia sus ojos cerrados al parecer no quería ver la sangrienta lucha. Su aspecto era de una joven de 17 años, su color de pelo era azabache y tenia unos ojos verde esmeralda  hermosos, la desate y dije -mantén los ojos cerrados, soy amigo de tu padre te llevare a su casa- tome a la niña y a el cadáver, y comencé a caminar en dirección a la casa.

Solo había silencio y llantos individuales, el abuelo yacía en la cama muerto con unas flores que puso su esposa, al día siguiente fue enterrado debajo de el aserradero, me despedí de su familia, les di unos kulls que habia sacado de los bandidos, les di las gracias y me marché. Ese hombre leñador nunca lo olvidare, era una persona que no se encuentra mucho en estos tiempos, una persona que te da la mano sin pensarlo dos veces, una persona que piensa en los demás antes que el, pero.... tengo que seguir mi camino y encontrarlo.... para hacerlo pagar y poder asi volver a mi clan.


Última edición por tyrel barba larga el Mar Dic 15, 2015 2:46 pm, editado 1 vez
avatar
tyrel barba larga

Mensajes : 16
Edad : 18
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un triste dia de leñador

Mensaje por Mister Orange el Mar Dic 15, 2015 3:07 am

Bien, su hijra esta casi aprobado, es una historia interesante, no es difícil de leer y lleva un buen ritmo, pero, tiene un serio problema con dos puntos; Ortografía y Puntuación.

Hay momentos en que su historia debe de pausarse y leerse nuevamente, ya que la idea se pierde al no haber separaciones en esta. Los párrafos son excesivamente largos, recuerde que las ideas de un mismo tipo, van con punto seguido y las que pueden separarse, con el punto aparte.

Quizás esta usando word para escribir sus post, pero este no es infalible (lo se por cuenta propia) y a veces, dos palabras pueden variar con mucha facilidad.

El hijra de por si, esta aprobado, pero no le puedo dar color, hasta que haga lo siguiente.

Lea su texto, y revise tanto puntuación como ortografía. Esto es para que aprenda, no lo considere un castigo ni una falta de respeto. Pero, tratamos de que acá los futuros escritores y roleros, puedan superarse continuamente.
avatar
Mister Orange

Mensajes : 1109
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un triste dia de leñador

Mensaje por tyrel barba larga el Mar Dic 15, 2015 2:48 pm

Listo, arregle faltas de ortografía, puntuación y separe un poco mas los parrafos para que se entienda mejor
avatar
tyrel barba larga

Mensajes : 16
Edad : 18
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un triste dia de leñador

Mensaje por Mister Orange el Miér Dic 16, 2015 1:45 am

Ya lo veo mucho mejor, espero que esta revisión le haya sido de experiencia para sus futuros roles. Asi que procederé a darle su exp, diamantes y color, al igual que los permisos para que pueda postear en todas las zonas visibles del foro.
avatar
Mister Orange

Mensajes : 1109
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un triste dia de leñador

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.