Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La Esfinge de los Hielos
por Katarina Hoy a las 9:48 pm

» Empatía [Evento]
por Celeste Shaw Hoy a las 4:15 pm

» Ficha de Anya Bal'Sagoth
por Alegorn Jue Dic 13, 2018 10:29 pm

» Un error a la vez [Libre]
por Jan Egiz Jue Dic 13, 2018 9:58 pm

» La protección del gato negro [Privada]
por Brown Hat Jue Dic 13, 2018 6:58 pm

» Adios al hogar.
por Rufus Fortis Miér Dic 12, 2018 11:51 pm

» Presentación
por Capitán Pescanova Miér Dic 12, 2018 10:11 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Miér Dic 12, 2018 10:06 pm

» Con Honor, Sin Wenkunegen
por Kromul Miér Dic 12, 2018 3:23 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Strindgaard Miér Dic 12, 2018 4:18 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Demonología: Carnipactum [+18]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Lujuria el Vie Ene 08, 2016 6:53 pm

...Ruidos de espadas, gritos y fuertes rugidos era lo único que se escuchaba, el campo de batalla estaba infestado de demonios, todos distintos pero claramente tenían similitudes unos con otros, el paisaje era muerto, árido, sin color, el sol parecía estar muriendo pues una tenue luz era lo único que iluminaba el cielo gris, a lo lejos un demonio mas grande que muchos otros parecía estar ganando el combate por el solo.

Asmodea miró sus manos, tenía dos espadas bañadas en un líquido negro, después miró su cuerpo, una especie de armadura le cubría algunas partes vitales, sin darse cuenta la demonesa estaba en el fulgor de una batalla. A unos pasos de ella un demonio se aproximaba a su posición, se tambaleaba al correr pero no por heridas, en su mano derecha agitaba un enorme garrote mientras que la izquierda le servía como soporte para mantener el paso, asmodea apenas pudo reaccionar cuando el garrote de aquel demonio bajo de golpe justo encima de ella, la demonesa había brincado hacia un lado, para ser recibida con un golpe por otro demonio mas grande que ella...


----------------

Un fuerte dolor hizo despertar a Asmodea de su sueño, lentamente abrió los ojos para ver qué sucedía, su instinto le decía que se pusiera de pie y se defendiera pero su cuerpo no obedecía tal orden, solo se movia lenta e inutilmente, fue justo en ese instante cuando Asmodea noto de donde provenía el dolor al mirar su hombro y otras partes de su cuerpo todavía con una saetas enterradas.

Asmodea que se había incorporado de golpe y se encontraba sentada en el suelo se dejó caer para volver a quedarse inconsciente.

----------------

… Cuando la demonesa alzó la mirada para ver quien le había propinado aquel golpe se encontró de cara con Amón, un ser de gran tamaño y fuerza, con el carácter más explosivo de todos los demonios. Asmodea intentó salir de su vista pero era inútil, el demonio le tenía en la mira, la demonesa corrió entre cientos de demonios que le seguían en la batalla a ella y a Amón pero su escape era infructuoso, Amon corria detras de ella golpeando cuanto demonio se le pusiera enfrente sin importar si era súbdito suyo o de Asmodea. sin darse cuenta la demonesa había quedado atrapada entre grandes rocas que formaban pasillos, era un callejón sin salida, asmodea temblaba de miedo, sujetaba sus espadas en posición defensiva, esperando a que Amon entrara en su vista para poder hacerle frente, unos segundo mas tarde la bestia apareció saliendo de entre las rocas, soltó un fuerte bramido y pego carrera contra asmodea, la demonesa cerró los ojos esperando el golpe de su muerte, pasó un segundo y nada, pasaron dos segundos y nada, pasaron cinco segundos y todavía no llegaba el golpe. Cuando Asmodea abrió los ojos otros demonios estaba encima de Amón, y varios más seguían llegando por encima de las rocas, al principio le parecieron seres diferentes pero no tardó en darse cuenta de lo que pasaba. Asmodea volteo lo cabeza a lo alto de las rocas, ahí estaba, el señor de la Avaricia había llegado por la retaguardia, el demonio bajo de un salto y aterrizo a un lado de Asmodea.

-Al fin te apareces- Dijo Asmodea casi sin aliento

-¿Porque no me esperaste?- respondió Balaam...


----------------

Cuando la demonesa despertó alcanzó a escuchar como hablaba el demonio.

-¿No me creerás tan estupida para entrar asi nomas o si?- pregunto Asmodea mientras se sentaba mirando que tenía varía heridas, volteo la cabeza para ver a los lados, había aproximadamente unas cuatro o cinco saetas con su sangre cerca de ella.

-¿Como en los viejos tiempos no?- dijo Asmodea mientras miraba al demonio que tenía enfrente.

-Ya dejate de tonterias, esa sustancia tuya nunca me agrado, coge una forma decente y larguemonos de aqui- dijo Asmodea la ver que su compañero seguía siendo una sustancia negra sin forma definida. La demonesa a pesar de su naturaleza muy en el fondo sentía alivio y alegría por haber encontrado a su compañero, pero no podía permitir demostrar esos dotes de humanidad en ella, solo actuo como si fuese un encuentro casual para no incomodar al demonio. Asmodea se puso de pie con mucha dificultad.







avatar
Lujuria

Mensajes : 165
Link a Ficha y Cronología : Lujuria
Peccata Carnalia

Nivel : 2
Experiencia : 700 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Avaricia el Sáb Ene 09, 2016 8:05 pm

Aún con un virote en su mano, Avaricia se echó atrás para dejar sitio a la demonio cuando fue a levantarse. ¿Aún le quedaban fuerzas después de haber sido acribillada hasta el punto de ser difícilmente diferenciable de un colador?

¿Como en los viejos tiempos no?

Aquella pregunta le desconcertó totalmente. Ladeó lo que en aquel momento podía considerarse su cabeza, observando en silencio con sus múltiples ojos a su infernal acompañante.

-¿De qué estás hablando?

Sus siguientes palabras confirmaron lo que sospechaba: le conocía. Y ella creía que él la conocía, o que la recordaba al menos. Cualquier otro diría “seguro que te has confundido de persona” pero Avaricia no creía que nadie pudiera confundirse en su caso. No supo en aquél momento si celebrar o no que al fin había encontrado un demonio que pudiera despejar las lagunas de su memoria. Pero sabía una cosa: quería saber quién era.

-Primero: hace unos segundos estabas inconsciente. No soy un experto en anatomía, pero creo que no estás para corretear por el bosque cual ninfa en primavera.

No hubo “segundo”. Al menos en aquél momento. Una parte de él se arrepentía de haber conocido a aquella mujer. La otra, deseaba saber más.

-Segundo…-dijo al fin.- Mi memoria no es lo que era. ¿Me conoces?

No preguntó “¿te conozco?”, pues eso no le importaba tanto como lo que ella pudiera saber sobre él. Aunque… ¿confiaría en un demonio?

Nadie en su sano juicio lo haría. Ni siquiera otro demonio.



-Diálogos.        "Pensamientos"
avatar
Avaricia

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Lujuria el Dom Ene 10, 2016 12:03 am

Asmodea río a carcajadas para después terminar escupiendo sangre sujetándose el abdomen quejándose de sus heridas, las palabras del demonio le habían causado suma gracia, aunque al mirar al demonio que tenía enfrente la gracia se le fue de la cabeza pues este ni siquiera se había inmutado en pronunciar un solo sonido, después solo quedó ese silencio incómodo.

-¿Es en serio?- pregunto Asmodea con incredulidad. La demonesa vio que el silencio seguía reinando, sabía que su compañero no tendría todo su poder pero su condición era extrema.

-Pues si de verdad no me reconoces, debes estár en un estado incompleto, de hecho todo demonio entra incompleto pero en tu caso una gran parte de tu ser se encuentra atrapado en el vínculo que une este plano con el nuestro- Dijo Asmodea mientras estiraba los pies.

-Si te conozco, en nuestro plano somos demonios de alto rango y tenemos una alianza- añadió Asmodea mientras intentaba ponerse de pie infructuosamente.

-Si me crees o no, no importa, cuando recuperes tu memoria tu solo me buscaras tarde o temprano- río cruelmente la demonesa. -Yo por ejemplo, no puedo poseer otro cuerpo, y nuestros poderes se ven diezmados o en algunos casos ausentes.-

-Lo que tenemos que hacer es simple, tenemos que invocar el resto de tu espíritu para que puedas acceder a tu ser completo o por lo menos a tus memorias.- añadió la demonesa mientras caminaba alrededor de Avaricia. -Solo que hay ligeras dificultades, es forzoso que lo haga otro ser nativo de este plano- añadió Asmodea

-Es curioso, esta forma tuya nunca la vi en nuestro plano, claro que tu apariencia siempre fue diferente pero esto es simplemente absurdo, quizá esta sea tu verdadera apariencia.- Asmodea río por un segundo soltando una risita burlona. -Y yo que tenía planeado fornicar contigo apenas te encontrase- finalizó Asmodea soltando un suspiro para después coger una rama que tenia a la mano y usarla de bastón e incorporarse de pie.


Última edición por Lujuria el Dom Ene 10, 2016 5:37 am, editado 1 vez







avatar
Lujuria

Mensajes : 165
Link a Ficha y Cronología : Lujuria
Peccata Carnalia

Nivel : 2
Experiencia : 700 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Avaricia el Dom Ene 10, 2016 12:39 am

Lo que decía la mujer tenía sentido, pero el que hubiese perdido una parte de él en el camino a Noreth no era ningún secreto para Avaricia. Sin embargo, la siguiente afirmación de la demonesa desencadenó en él la risa. Varias fauces surgieron de su cuerpo, todas ellas riendo a carcajada limpia. ¿Quería realmente que creyera que ambos eran demonios de alto rango? Él tal vez, pero ella…

-¿Suelen dejarse capturar los demonios de alto rango como tú por un grupo de adoradores de los dioses?-preguntó con tono de mofa.- ¿Son tan descuidados como para descubrirse en una ciudad en mitad de una festividad religiosa? Por favor, aclárame mis dudas. ¡Quizás he vivido una gran mentira estos últimos años!

Si tuviera esa capacidad, Avaricia habría llorado de la risa. Desde luego que no la creía, y mucho menos que él hubiese formado alianza con alguien tan descuidado y… vulgar. Sí, vulgar era una de las palabras más suaves para describirlo.

-¿Y cómo pretendes invocarlo, oh, Gran Demonio…?-la siguió con la mirada mientras caminaba en círculos a su alrededor, llevándose una mano a lo que podría considerarse su barbilla, fingiendo una actitud pensativa.- Todavía no me has dicho tu nombre. Asumo que ya conoces el mío, ¿cierto?-se cruzó de brazos. De muchos brazos.- Tsk, tsk...Qué maleducada.

Avaricia continuaba con su actitud burlona y escéptica, volviendo a reír cuando mencionó que de haber tenido un cuerpo distinto, habría fornicado con él nada más verlo.

-Ten cuidado con dónde metes eso, mi querida amiga.-respondió con sarcasmo en su última palabra, señalando a sus genitales masculinos con la mirada.- No sabes con qué frecuencia se pierden esas cosas…

Ensanchó una sonrisa sibilina, observando cómo intentaba levantarse con ayuda de un improvisado bastón. ¿Dónde pretendía ir? Ignoraba si también veía en la oscuridad, pero sería mucho más entretenido descubrir la respuesta por sí mismo.




-Diálogos.        "Pensamientos"
avatar
Avaricia

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Lujuria el Dom Ene 10, 2016 5:34 am

… Asmodea se encontraba sentada en una especie de trono, miraba con aburrimiento el fino arte de los muros de uno de los palacios de su padre, un palacio pequeño e insignificante que al señor del caos no le gustaba en absoluto, en él miraba como sus demás hermanos penetraban el cuerpo los seres desconocidos, encontraba deprimente las expresiones de excitación en los relieves del palacio y sentía sumamente falsas las víctimas de las esculturas. Sin esperarlo las puertas de su salón se abrieron de golpe, por ellas entraron en orden, Balaam hijo de Yigionath, Abrahel hermana menor de Asmodea, y un séquito del príncipe de la avaricia

-Lo siento mucho hermana a llegado y entrado sin que pudiésemos detenerlos…- se apresuró a decir Abrahel hincándose frente a su hermana mayor.

-Mis más sinceras disculpas, pero la importancia y la prisa hace que las formalidades me tengan sin cuidado- hablo Balaam.

-Habla pues si tanta prisa tenéis…- dijo Asmodea mientras hacia un ademan con su mano derecha para deshacerse de su hermana.

-Amón la bestia os pisa los talones y a mi esta por hacerlo, propongo una alianza y asi combatir hombro con hombro…


Asmodea divago por un momento en sus memorias recordando el día en que había conocido al que fuese su compañero, por un segundo se había desconectado de la realidad, hasta que un comentario del demonio la trajo en sí.

La demonesa tenía las facciones llenas de satisfacción, el comportamiento de su compañero le causaba gracia tanto para volver a dibujar una sonrisa de lado a lado en su cara y de vez en cuando soltar risas burlonas por los comentarios del demonio. Asmodea caminaba lentamente como inspeccionando al demonio, rodeándolo continuamente con un paso acomplejado.

Antes de que la demonesa pudiese dar otro paso otro de los comentarios del demonio le dejo incrédula, ella notaba la ausencia de su memoria pero no se hacía una idea de cuanto hasta que escucho la palabra nombre.

Asmodea rompió en risas lastimándose las heridas haciendo que continuase el sangrado -Di lo que quieras, pero estás en peor condición que yo.- respondió la demonesa soltando un tono de burla en su respuesta. -Mi nombre es…- la demonesa hizo una pausa viéndolo a los ojos más grandes y que suponía eran la cara del demonio. -Es Asmodea…- respondió para después hacer una reverencia ayudándose de su bastón a manera de chiste, una reverencia que le había causado un dolor y un nuevo sangrado, Asmodea se llevó la mano libre a la herida y puso gesto de dolor mientras enseñaba los dientes. Con dificultad la demonesa tomó su bastón improvisado y dibujó un símbolo en el piso. -Ese es mi emblema- Añadió señalando al dibujo que estaba en el piso.

-Te preguntaría tu nombre… ¿Pero creo que no lo sabes o sí?- dijo Asmodea intentando disimular su dolor al hablar. -Sin temor a equivocarme, te puedo decir que aquí los que te conocen te llaman Avaricia, porque de eso te alimentas- añadió Asmodea. -En cuanto a tu nombre… es información clasificada, tendrás que ganarte la información- informó la demonesa. -Por cierto, llámame Lujuria, y no divulgues mi nombre.

-Veras, así como a ti te falta tu memoria, yo quiero recuperar mi poder- hablo la demonesa tratando de mantener la atención de Avaricia. -Lo que hay que hacer es complicado, es un ritual de invocación como cualquier otro pero hay que hacer un pequeño sacrificio, hay que dar algo para recibir otra cosa a cambio, el problema es el pago, debe ser algo tuyo, y no cosas materiales, sino algo más valioso, en mi caso, por ejemplo, mis alas, mi cola, o incluso algo más espiritual como tu alimento.- Asmodea miró de reojo de Avaricia. -Yo sola no puedo, necesito de tus habilidades, así como tu las mías.

Asmodea sacó un pedazo de piel, estaba viejo y había perdido su apariencia, de un lado tenía el dibujo que Asmodea había dibujado antes en el piso y del otro un símbolo diferente. -Es la prueba del pacto que hicimos en el plano demoníaco…


Última edición por Lujuria el Mar Ene 12, 2016 4:05 pm, editado 1 vez







avatar
Lujuria

Mensajes : 165
Link a Ficha y Cronología : Lujuria
Peccata Carnalia

Nivel : 2
Experiencia : 700 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Avaricia el Dom Ene 10, 2016 6:08 pm

-¿Peor condición?- fingió una voz dolida, llevándose dos manos hacia su cuerpo, posándolas sobre su “vientre”.- ¿Me estás llamando gordo?

Quizás el tomárselo con humor y burlarse de las palabras de Asmodea era la forma que tenía la parte de Avaricia que no estaba convencida de querer saber sobre su pasado de obstaculizar el avance de la que sí lo quería.

Asmodea… trató de recordar algo sobre ese nombre, observando fijamente a la demonio en la oscuridad. Asmodea…

Una voz lejana se escuchaba en la oscuridad , recordó el demonio, cuando llegó al mundo. Era Vorus, su invocador. Sonaba impaciente, iracundo, como si hubiese esperado mucho tiempo a algo que no se presentó cuando debía. A alguien, mejor dicho. Dijo un nombre, uno que no tuvo ningún sentido para él cuando escuchó su eco mientras “nacía”, brotando de aquél útero humano. Ese nombre era Lujuria.

En aquél momento, aún vigilando atentamente a su acompañante, Avaricia había asociado ambos nombres, entrelazándolos con inseparables cadenas en su memoria. Él conocía a Asmodea. Y sabía cómo se presentaba Asmodea. Lo que no sabía era de qué la conocía, y si era amiga o enemiga. Ella hablaba de una alianza, pero Avaricia no estaba tan seguro. Si Vorus había pronunciado aquél nombre, ambos estaban relacionados. El mago le había arrastrado hasta Noreth contra su voluntad… y ella le había ayudado.

Asmodea seguía hablando, mostrándole símbolos en la arena y un pedazo de piel. Avaricia escuchaba, pero no prestaba atención. Algo dentro de él hervía de furia, se sentía traicionado. Era un sentimiento que no podía explicar, que no sabía de qué parte de él provenía, pero suficientemente fuerte como para que abandonase su actitud despreocupada y se lanzara contra Asmodea con un infernal siseo que brotó de diversas bocas abriéndose y cerrándose amenazadoramente.

Aprovechando la debilidad actual de Asmodea, su voluble cuerpo se enroscó sobre el de ella, como si de una serpiente se tratara, inmovilizándola y haciéndola caer al suelo aún entre sus anillos.

-¡¡DESSSSSSAPARECISTE Y PRETENDISTE ARRASSSSSSSSTRARME CONTIGO!!

Avaricia, aquél que llevaba más de veinte años vagando por Noreth, no fue quien dijo aquello. No directamente, al menos. Algo, muy dentro de él, encerrado, estaba realmente furioso con la demonesa…

Pero, para su fortuna, el Avaricia que no recordaba de dónde o de quién provenían esas palabras aflojó su agarre, relajando su actitud. Su “cabeza” se acercó a la de ella, aún sin liberarla, mirándola fijamente a los ojos y aprovechando la situación para obtener la información que buscaba.

-Tú eres la verdadera responsable.-murmuró en un tono que, si bien no era en absoluto violento, seguía resultando amenazador.- Tú me trajiste a Noreth. Por tu culpa perdí mis recuerdos y parte de mi identidad. ¿Por qué? Dime la verdad, y tal vez me muestre benévolo.



-Diálogos.        "Pensamientos"
avatar
Avaricia

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Lujuria el Dom Ene 10, 2016 8:19 pm

...Asmodea reía desde la comodidad de su trono, las palabras de Balaam eran casi estúpidas, una alianza, como si fuera a realizar tal cosa, era mejor rendirse y dejar que su padre solucionara las cosas que hacer una alianza. -Que te hizo pensar que aceptaría tal cosa como para que vinieses así de confiado en mi respuesta-

-Confío en que tu sentido común se anteponga a tu necedad, Amón es más fuerte que nosotros, y si le hacemos frente solos no tendremos la más mínima posibilidad, mas sin en cambio unidos podemos hacerle frente, su ira lo ciega esa es nuestra ventaja- el señor de la avaricia era perspicaz, sabía que Asmodea tenía complejo de superioridad así que actuó humilde y sumiso.

-Una alianza es algo serio, en eones no se ha sabido de algún pacto entre demonios, ¿Tan desesperada crees que estoy?- La demonesa se contoneaba desde su asiento jugueteando con su cola y mordiéndose las uñas.

-Tan desesperada como yo- Balaam se había inclinado poniendo su puño sobre su pecho.

-Desgraciadamente acertaste en la desesperación- Asmodea se puso de pie y caminó hasta donde estaba Balaam, la demonesa estiró su mano derecha mostrando su palma, en ella ya tenia un trozo de piel que parecia ser de humano, mientras que con la otra afilaba las uñas y las hacía crecer.

-Sabía que no eras estupida- Balam estiró igualmente su mano y la puso encima de la de Asmodea, juntando palma con palma, de la unión comenzó a brotar una luz, los dos demonios separaron sus manos por el calor que las marcas hacian en la piel, el pedazo de carne aún caliente yacía en el suelo aun sacando humo y ahora con las quemaduras de ambos en cada lado, mostrando el símbolo de Balaam en la cara que se apreciaba desde arriba.

-La alianza está hecha, que la traición no estae en nuestro camino…- Balaam se agacho y recogió el trozo caliente de carne.


------------------------------

La reacción de Avaricia no había sido lo que Asmodea pensaba, la demonesa todavía no le daba la vuelta al trozo de carne para mostrar el otro lado, el otro símbolo que parecia grabado a fuego, cuando se vio completamente atrapada, dejando caer el trozo de piel, cayendo del lado donde estaba el segundo Simbolo, uno de un triángulo.

Asmodea escupió más sangre, tosiendo fuertemente. Por su cabeza pasó una idea tonta,la muerte, por un instante pensó que Avaricia la iba a estrangular ahí mismo, hasta que después se vio tirada en el piso nuevamente, sus heridas volvían a sangrar, esta vez más fuerte.

-Si yo tuve que ver con tu llegada a este plano, pero si me matas nunca entenderás todo- Asmodea tenía la voz entrecortada y la boca llena de sangre, miraba a Avaricia pidiéndole piedad con los ojos. La demonesa noto que de su mano había escapado el trozo de piel seca, inmediatamente lo busco con la mirada por todos lados hasta que lo vio justo a los pies de Avaricia.

Joder, necesito energía, pensó la demonesa, en su estado no podría siquiera hacerle una ofrenda a su padre para que le ayudará, su energía estaba por los suelos y hacer una ofrenda en ese estado era una locura.

-La verdad es que tenía que estar a tu lado- Asmodea apenas podía hablar. -Y me fue más sencillo traerte a mi que ir yo contigo-

Asmodea estaba tirada, tenía algo de miedo, las reacciones de Avaricia no eran las que ella esperaba y si por algún motivo este se cabreaba seguro ella pagaría las consecuencias, con mucha dificultad se fue arrastrando hacia atrás con los codos, lo hacia lo más lento que podía para no llamar tanto la atención, miraba con cautela a su acompañante, teniendo los pies flexionados como si tuviera miedo de ser violada.

-Qué te parece si dejamos esta plática para otro momento, cuando ambos estemos más tranquilos.- unos ruidos estaban llamando la atención de la demonesa, ruidos de algo que se acercaba.

La piel de Asmodea estaba fría, los ruidos que había escuchado eran los guardias de la ciudad, la idea de que la encontrarán no le gustaba mucho y su condición era pésima. -¿Escuchaste eso?- Intento cambiar la conversación.

La demonesa seguía echándose para atrás, buscaba llegar a un tronco para apoyarse y ponerse de pie, al menos así podría intentar escapar de la guardia o incluso de Avaricia.







avatar
Lujuria

Mensajes : 165
Link a Ficha y Cronología : Lujuria
Peccata Carnalia

Nivel : 2
Experiencia : 700 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Avaricia el Miér Ene 13, 2016 10:15 pm

No iba a matarla, aquello sería estúpido por su parte. ¿Lo sería? La duda estaba presente.

Mientras recuperaba la compostura, escuchaba las palabras de su acompañante, quien todavía se atrevía a hablarle entre enigmas. ¿Así que eso era lo que los humanos sentían cuando él se lo hacía a ellos?

-¿Y por qué crees que yo querría estar a tu lado?-preguntó con unas sonrisas irónicas.- ¿Por qué iba a confiar en ti, cuando tratas de aprovecharte de la información que posees sobre mí para tratar de controlarme?

¿No era acaso eso lo que pretendía? A saber qué tipo de ritual quería efectuar esa lasciva mujer. Siempre había letra pequeña en los pactos con demonios, sino que se lo dijeran a él.

Su serpenteante figura se agachó al escuchar el mismo sonido que Asmodea, escudriñando la oscuridad y, al mismo tiempo, sin quitarle varios ojos de encima a su acompañante.

La guardia había llegado hasta ellos. Cómo les habían encontrado era algo que escapaba a su entendimiento, pero estaban ahí y no había tiempo que perder. Por el ruido que armaban, el demonio juraría que aún no sabían exactamente donde estaban, por lo que no perdió tiempo en reptar cual sierpe entre la hierba y alejarse de allí a toda prisa, dejando atrás a Asmodea.

Se detuvo.

Lo pensó dos veces.

Suspiró resignado.

Se dio la vuelta.

-Sube.-ofreció su “lomo” para llevar a la mujer lejos de allí, herida como estaba no podría dejar atrás a los guardias.- Pero no me apuntes con eso.-añadió, señalando a sus genitales.
off:
Perdona la tardanza, pero he andado ocupada estos días con el trabajo. Si quieres en tu siguiente post puedes controlarme para decir que salimos de ahí, así tendrás más juego.



-Diálogos.        "Pensamientos"
avatar
Avaricia

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Lujuria el Jue Ene 14, 2016 5:08 pm

-Rápido, quiero que se dispersen en todo el bosque, no pueden estar lejos.- El general Mont que aún estaba herido cabalgaba su caballo dirigiendo sus tropas entre la negrura del lugar.

-Tu fin está cerca, pero antes serás la carnada- Frente al general estaba un hombre atado por las manos con una soga unida a la silla del jinete que acompañaba al general, era el Barón Carkadia, sus finas ropas estaban mugrientas y rotas, su piel que antes parecía cuidada tenia múltiples cortes, sus zapatos habían desaparecido junto a sus fuerzas. Había sido arrastrado por el camino detrás de los caballos golpeando el suelo enraizado del bosque. -Tu amigo querrá verte supongo- añadió el general refiriéndose al demonio que anteriormente había salido de su boca.  

-----------------------------------

La demonesa no dudo ni un solo segundo en aceptar el ofrecimiento de Avaricia, ya con más confianza y aun con algo de miedo logró ponerse en pie y subir al cuerpo del demonio que ya había tomado una forma similar al de una serpiente.

Los ruidos cada vez se hacían más fuertes, pero no parecían seguir algo en específico, ambos demonios voltearon de golpe al escuchar cómo caía una rama, cuando la vista estuvo despejada y la rama no estorbaba divisaron las antorchas, los soldados ya no estaban lejos, avaricia no perdió tiempo y en menos de un segundo ya había salido a toda velocidad.

Para desgracia de los dos, la guardia ya tenía varios puntos del bosque cubiertos, a donde quiera que Avaricia se torcía para girar a la distancia ya estaba un guardia con su antorcha buscando.

-Es inútil, estando en el piso no conseguiremos escapar- comentó Avaricia mirando con desdén a la demonesa que se sentía muy cómoda y parecía estar disfrutando del paseo.

-Siempre está la opción de matar a alguno, pero si resulta ser un mago divino puede causarnos problemas- Asmodea miraba sus heridas, aun sangraban y para ella combatir en ese estado era suicidio, además el combate no era su mejor atributo.

Avaricia no respondió al comentario, seguía su camino velozmente, alzando sus ojos de vez en cuando para ver a la distancia, como era de esperarse Avaricia no tardó en toparse con otro guardia blanco, la demonesa que ya había agarrado el deber de avisar de los guardias le advirtió casi por inercia, las palabras de Asmodea llegaron a oídos sordos, avaricia no detuvo el paso ni cambio de dirección, aumentó su velocidad y en lo que parecía ser su cabeza se abrió una boca, una de las más grandes que poseía, de ella salía la saliva de un depredador que saboreaba su presa, Asmodea volvió a advertir pero era tarde, el demonio había pegado un salto tremendo sin que envidiarle a las verdaderas sierpes, se abalanzó sobre el guardia y con una precisión perfecta aterrizó sobre su presa, Asmodea que apenas tenía fuerza para detenerse de su compañero salió despedida por el aire y abrió las alas perforadas para amortiguar el golpe, cuando levantó la cabeza avaricia tenia fuertemente enroscada a su víctima, y su boca oprimía fuertemente la mano derecha de su rival, aquel hombre que apenas podía respirar trataba de moverse y soltarse pero era inútil.

Asmodea se puso de pie y antes de que avaricia terminase de matar al mago dio un fuerte grito. -¡No lo mates!- Asmodea necesitaba una víctima de la cual alimentarse, una era suficiente para recuperar sus energías. Avaricia al oír el grito volteo con todos sus ojos a ver a Asmodea, enseguida de eso mostró los dientes de todas sus bocas, y soltó un bramido. -Por favor, Déjame alimentarme de él, así podré ponerme en pie y escaparemos más fácil, incluso podría ayudarte a pelear si lo deseas, o mejor aún puedes irte y dejarme, ¿O porque regresaste por mi sino era para salvarme la vida por segunda vez?- pregunto Asmodea.

Avaricia no hizo ningún ruido, lentamente aflojo la fuerza de su agarre y el sujeto que estaba casi inconsciente cayó al piso, respiraba muy lento y parecía tener la vista perdida.

Asmodea no titubeo, se acercó con lentitud, como cuando una fiera aprovecha toda su energía para guardarla y usarla en la persecución, pero no porque tuviera que esconderse, su cuerpo débil era todo lo que daba. El sujeto todavía sin entender la situación solo ponía su mano izquierda frente a él tratando de detener el paso de Asmodea. La demonesa miro a avaricia con un poco de burla. –Si te apetece te puedes unir, no me molestaría en absoluto- dijo Asmodea entre risas y ya con un tono de excitación en sus palabras.

+ 18:
El falo de la demonesa que antes parecía no tener vida inmediatamente cobro fuerza sin necesidad de que lo tocara, Asmodea soltó una risa de lo más depravada y ninfómana posible comenzando a estimular su falo, solo tardo unos segundos en eyacular un líquido amarillento pálido y profusamente oloroso, de aspecto infeccioso su semen había bañado el cuerpo de su víctima.

Aquel tipo que estaba sumamente débil sucumbió ante la maldición del señor de la depravación que auxiliaba a su hija, haciendo que de la nada comenzara a  masturbarse frente a ellos, Asmodea se acercó al sujeto pues estaba fuertemente excitada y le propino un golpe con su puño para aumentar el dolor que este sintiera, aquel hombre resistía la magia profana pero pronto su espíritu débil no aguanto, aumentando la velocidad a la que estimulaba sus genitales se había provocado una hemorragia escandalosa en su pene.

La demonesa que ya había recuperado un poco de su fuerza se puso de pie frente al infortunado sujeto y le acerco su genital masculino a la cara. –Hazlo- la voz de Asmodea sonaba más seductora, el sujeto que estaba consiente de todo lo que hacía trataba de negarse, sus ojos pedían a gritos que no lo hiciera pues de ellos escurrían las lágrimas, pero su cuerpo le pedía la carne de su captora, poco a poco su boca abierta fue acercándose al falo de Asmodea para terminar introduciéndolo de lleno en la cavidad del guardia blanco.

Avaricia que estaba a unos metros de lugar se limitó a cuidar las proximidades, ignorando la invitación anterior de Asmodea. –Termina pronto para poder irnos de aquí- ordeno avaricia viendo como el cuerpo del hombre comenzaba a desmayarse por la hemorragia fálica.

-Listo- Asmodea que tenía la cabeza del guardia en sus manos frente a ella empujo el cuerpo ya casi muerto. –Aun no estoy llena… necesito uno más.







avatar
Lujuria

Mensajes : 165
Link a Ficha y Cronología : Lujuria
Peccata Carnalia

Nivel : 2
Experiencia : 700 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Avaricia el Sáb Ene 16, 2016 10:10 pm

Avaricia sabía que tenía que haberse marchado. Asmodeo no haría más que retrasarle, y jamás se arriesgaría a ser capturado por aquellos lameculos de los dioses por ella. No después de saber que le traicionó una vez. O, al menos, eso le decía aquella lejana parte de él que todavía no reconocía. Trataría de permanecer un poco más a su lado para tratar de escapar, pero de resultar rodeados por la Guardia Blanca, la dejaría atrás sin ningún tipo de remordimiento. De hecho, era una idea que cada vez le atraía más.

-Oh, claro, adelante por favor.-dijo sarcástico ante la necesidad de Asmodea.- Viola a otro para que sus compañeros puedan alcanzarnos.-su tono se volvió más severo.- Eres un incordio, no debería haber abandonado a mi anfitrión. Debería haberme quedado en primera fila y ver cómo desaparecías en lo que se tarda en chasquear los dedos.

El demonio parecía realmente molesto por la actitud soberbia que la Demonesa había adoptado con él al negarle la información, y no parecía que esa actitud fuera a cambiar. El sonido de los cascos de los caballos se unió al de las botas metálicas de los hombres que les perseguían. Si bien los pocos árboles que había y la oscuridad jugaban a su favor, las antorchas y las luces mágicas que los guardas tenían consigo o habían convocado les bastarían para encontrarlos. Avaricia tenía la ventaja del camuflaje y su visión en la oscuridad, pero Asmodea, a ojos del demonio, era una presa fácil.

Los perseguidores estaban cada vez más cerca.

-Dime una razón para no abandonarte aquí y ahora. Y piensa bien tus palabras.



-Diálogos.        "Pensamientos"
avatar
Avaricia

Mensajes : 101
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Demonología: Carnipactum [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.