Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
por Vanidad Mar Abr 17, 2018 9:24 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Lun Abr 16, 2018 11:05 pm

» Escucha el Llamado de los Caídos.
por Strindgaard Dom Abr 15, 2018 9:48 am

» Buenos dias y, por si no los veo, buenas tardes, buenas noches.
por Señorita X Sáb Abr 14, 2018 11:40 am

» Un caballero, un enano, una bruja y un demonio entran en un bar...
por Margaret Orgaafia Sáb Abr 14, 2018 1:00 am

» hola vengo a presentarme y conocer a pjs y divertirme
por Skurk Äsping Vie Abr 13, 2018 1:21 pm

» Ficha Jasper Lisbone(en proceso)
por Jasper Lisbone Jue Abr 12, 2018 4:20 am

» Huli está de vuelta!!!!
por Evelyn Blake Vie Abr 06, 2018 9:55 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Alegorn Vie Abr 06, 2018 5:22 pm

» Hyaku Monogatari
por Huli Vie Abr 06, 2018 4:26 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Una tarde lluviosa para contactar espiritus

Ir abajo

Una tarde lluviosa para contactar espiritus

Mensaje por Pecrey Addams el Lun Abr 11, 2016 2:29 pm

Tarde lluviosa como la que le gusta a Pecrey, el sol apenas podía traspasar las grises nubes que se despojaban del exceso de agua. Los arboles cercanos con apenas hojas hubieran deseado estar en verano y aprovechar el agua, pero el frio desolaba y las hojas no eran las más verdes del año.

Pecrey había salido a dar una vuelta por el poblado, la zona más cercana al cementerio. Caminaba bajo la lluvia que le empapaba la ropa, pero estaba tranquilo, buscaba para entretenerse si algún fallecido reciente había ocurrido, algún entierro, alguna cosa. Poca suerte tuvo solo una mujer completamente vestida de luto que volvía con un ramo seco de flores, seguramente había cambiado ese ramo por uno fresco en alguna tumba.
El muchacho se le acercó y entabló una breve conversación. La mujer, triste aun por la perdida, era amable y hasta maleable podría decirse. Pues parecía la típica viuda vacía que no sabe qué rumbo tomar y se dejaba llevar por la corriente. Posiblemente su alma se quedaría en este mundo, vagando también sin rumbo, si no conseguía sobreponerse.
Pero la mujer, madura y con algunas arrugas en la cara que se dejaban entrever entre el velo negro que la cubría, decía que la habían recomendado una médium, una poderosa mujer que la ayudaría a hablar con su difunto esposo, y que la ayudaría a reconciliarse consigo misma.
Pecrey, con la curiosidad del niño que es, se despidió de la mujer a la cual siguió a escondidas, pues había decidido localizar a esa médium.

Media hora después, de un paseo errático, en el que posiblemente la mujer decidía su destino observando las hojas revolotear secamente por la plaza central. Había un carruaje, de una madera clara, chocaba con el ambiente oscuro del lugar, la tarde lluviosa era más negra que aquella madera.
La mujer estuvo dentro del carruaje media hora más, hasta que finalmente salió, con un semblante más sonriente, y sin el velo negro en la cara. La mujer se fue sin percatarse de la presencia del chaval detrás de los arbustos. Y Pecrey se acercó a examinar el carruaje.

No parecía nada del otro mundo, era normal, se podría decir que alegre si se comparaba con su hogar ennegrecido. A un lado colgaba un cartel simple, tallado en madera.

“Quien busque su pasado, presente o futuro, con Miriam ha de hablar, nada de este mundo o del otro se le escapa”


No era el letrero más original, pero parecía ser lo suficientemente bueno para atraer la atención de clientes.

Pecrey entro, sin tocar ni avisar de su presencia, y una vez dentro una mujer, podría decirse que de la edad de su abuela, si aún la tuviera. No llegaba a ser anciana, pero estaría cerca. Algunas canas daban contraste a su cabello. Las arrugas daban relieve a su cuerpo, pero la mirada, la mirada era más viva, de lo que suele que había visto en cualquier persona, sobretodo más viva que las suyas propias.

Unos segundos de silencio pasaron.  Ánima se revolvía dentro del subconsciente de Pecrey.
“Pecrey… esa mujer puede sentirme” advirtió su compañero, notaba como la mirada atravesaba el iris del muchacho y entraba en su alma, pudiendo ver que no era una sino dos las que se resguardaban en ese cuerpo.

-Hola señora- dice Pecrey para romper el hielo, mas la mujer no necesitaba que rompieran el hielo, en seguida recogió una baraja de cartas de una mesa que estaba bien sujeta dentro del carruaje, e invito al muchacho a sentarse con un gesto.

-Hola pequeño, soy Mirriam, y podría ayudarte a contactar con algún ser querido del mas allá- dice con un tono suave, no llegaba a ser dulce, pero si amable.
El muchacho dudó, era imposible que pudiera ayudarle, el alma de sus ambos padres habían desaparecido del mundo de los espíritus, como podría si quiera contactar con ellos.
La anciana, por alguna razón, y al no tener respuesta siguió su discurso.

-Pequeño, noto en ti una presencia extraña, una carga enorme, un pesar que te entristece, no me equivoco al pensar que eres huérfano verdad? Ven siéntate, te ayudare gratis-
Si bien el dinero no era importante para el joven Pecrey, era necesario de vez en cuando para sobrevivir en la sociedad que se regía por las monedas. Así que ciertamente fue un alivio escuchar eso. Pensándoselo mejor, y en contra de lo que sentía que era rechazo por parte de su acompañante, Pecrey acepto y se sentó.

-Mi madre y mi padre murieron hace unos años, en un incendio en mi casa-… -Me encantaría poder hablar con ellos- la voz, infantil, y quebrada podría hacer dudar a cualquiera, pues cuando hablaba de sus padres, el tono le temblaba, las lágrimas de su alma florecían y brotaban en su mente, y solo en la voz podía notarse ese dolor.
-No hay problema- dijo la mujer.

Tras varios procedimientos en los que se preparaba la Medium, tomando las manos del niño, y con una vela extraña y azul encendida en medio de la mesa, empezó el llamamiento.
La mujer balbuceaba algunas cosas extrañas, miraba hacia arriba como si atravesara el techo con la vista y observara el cielo. El aire se tornaba repentinamente cargado, incluso una fuerza misteriosa comenzaba a agitar el carruaje. Y luego todo paro, silencio absoluto, y la mujer miro fijamente al joven.

-Que es lo que ocurre..- el tono era ciertamente un poco alarmado.
-Está en ti, pero no… no puedo llamarla no está en ninguna parte, pero al mismo tiempo la siento aquí-
La mujer, vuelve a balbucear algunas cosas pero esta vez mirando fijamente a Pecrey a los ojos, Ánima no aguanto.
Salió del cuerpo del joven gritando con una voz, más bien con 10 voces al unísono. -Déjanos en paz maldita mujer-.
 La mujer no quería soltar las manos del niño, no le temía, y seguía balbuceando algunas palabras, Ánima sentía como algo dentro de si se revolvía, sentía como era sacado poco a poco del cuerpo del niño, como era llamado.

Pero Pecrey si soltó a la mujer. –Ya basta, no le gusta lo que haces- le espeto a la anciana, que miraba extrañada.
-No puedo llamar a tu madre, no está entre nosotros, ni como espíritu, su alma no la puedo encontrar, pero al mismo tiempo puedo sentirla, en ti, en eso….-

La mujer se dio la vuelta, pensativa.
-Si no quieres mi ayuda, será mejor que te marches- Y así fue, Pecrey no quería separarse de Ánima, ya conseguiría la forma de dar con su madre.


avatar
Pecrey Addams

Mensajes : 15
Link a Ficha y Cronología : Pecrey

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Una tarde lluviosa para contactar espiritus

Mensaje por Señorita X el Mar Abr 12, 2016 10:28 am

No me termina de satisfacer del todo, pero como hijra en sí, es válido. UN saludo, le daré color
avatar
Señorita X

Mensajes : 1263
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.