Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
por Vanidad Mar Abr 17, 2018 9:24 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Lun Abr 16, 2018 11:05 pm

» Escucha el Llamado de los Caídos.
por Strindgaard Dom Abr 15, 2018 9:48 am

» Buenos dias y, por si no los veo, buenas tardes, buenas noches.
por Señorita X Sáb Abr 14, 2018 11:40 am

» Un caballero, un enano, una bruja y un demonio entran en un bar...
por Margaret Orgaafia Sáb Abr 14, 2018 1:00 am

» hola vengo a presentarme y conocer a pjs y divertirme
por Skurk Äsping Vie Abr 13, 2018 1:21 pm

» Ficha Jasper Lisbone(en proceso)
por Jasper Lisbone Jue Abr 12, 2018 4:20 am

» Huli está de vuelta!!!!
por Evelyn Blake Vie Abr 06, 2018 9:55 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Alegorn Vie Abr 06, 2018 5:22 pm

» Hyaku Monogatari
por Huli Vie Abr 06, 2018 4:26 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Veronika el Lun Mayo 02, 2016 11:10 pm

El vagar por el bosque por la noche no era algo de lo que podríamos enorgullecernos ni mi escudero ni yo. Pretendíamos llegar al atardecer como tarde a algún poblado que pudiéramos encontrar en algún punto del bosque de Physis, mientras tratábamos de ir hacia el cada vez más frío norte. Quería volver a casa, y poder ver a Madre y a mi hermana, y darles una parte de mis ganancias, y procurarles así un sustento.

Cuando me fui de allí, no lo había pensado, pero mi padre había muerto. Y mi madre no tenía ni una sola forma de ingresar dineros para la casa. Me preocupaba el estado de mi familia.

Pero tal y como estaban las circunstancias, era momento de detenerse. Sumida en mis cavilaciones, acabamos por detenernos en un claro del bosque, y en el momento en el que mi caballo detuvo el movimiento de sus cascos, los sonidos del bosque empezaron a llegar hasta mí. Podía oír el cántico de los grillos que, tímidamente, empezaban a cantar con un bajo volumen que fue creciendo, todo con un suave sonido de fondo de un río de sonido tranquilo y melodioso.

Toda la imagen del bosque quedaba teñida de un tono carmesí, por el intenso brillo de Sanctra, la luna Roja, que descansaba en lo más alto del cielo, y en su plenitud de ser.

Me habían advertido que tenía que tener especial cuidado en la Luna Roja llena, porque de no hacer el ritual tal y como se me pedía, Selene podría enfurecer.

Me preguntaba ¿Por qué Sanctra sería tan irascible? Sabía que representaba el amor pasional, y en general, cualquier pasión cuasiextremista, pero… No terminaba de comprenderle.

Descabalgué del noble animal sobre el que iba montada, y observé a mi compañero de viaje.

– Jack. Voy a hacer el ritual de esta noche. Por favor, cuida del caballo, y de nuestras pertenencias. Quizás tarde un poco, porque aquí hay un rio, y es más complicado buscar un meandro con fácil acceso. No te preocupes por mí ¿de acuerdo?

Repuse colocando a Jack la mano sobre el hombro, dándole dos palmadas en la espalda.

Jack respondió con diligencia, sin demasiado entusiasmo, comprendiendo lo que eso significaba.

- De acuerdo Seño.. Digo Veronika. Procura tener cuidado, por favor.

- Lo tendré

Repuse mientras me alejaba del caballo, con paso lento y tranquilo, sumiéndome de nuevo en la espesura del bosque, siguiendo el murmullo sosegado del rio.

El ruido se fue intensificando hasta que, sin darme cuenta, di un paso casi en falso, y noté mi pie en el aire.  A punto de caerme al agua, hice un esfuerzo por no caer, y caí de espaldas en la tierra, manchándome de tierra la camisola y el pelo. Me levanté de nuevo, tras gemir por el golpe, y me puse en pie, cuidando de no caerme en el rio.

Vaya con el rio… Tendré que tener más cuidado

Me acerqué al tronco de un frondoso sauce que crecía en la orilla del río, y me deshice de la armadura y de la camisola, colgando ambas de la rama. También me quité los zapatos, y las calzas, quedándome con el corsé y los pantalones puestos. Tomé asiento en la orilla del rio, metiendo los pies en la suave corriente de agua que recorría el rio. Estaba fresca, pero tranquila y suave, así que me quedé así por unos minutos para acostumbrarme a su temperatura.

Después, cuando ya me sentí satisfecha con la temperatura del agua, me levanté de nuevo, y tras desatarme los cordones del corsé, lo dejé caer al suelo, deslizándose por mi piel blanquecina, dándome lugar a relajar mi espalda y mi pecho nada más lo noté libre de toda presión, que se dejaba ver en todo su esplendor. Respiré hondo, aliviada, mientras me quitaba los pantalones, y las bragas, y lo colgaba todo de la misma rama del árbol.

Antes de meterme en el rio, contemplé mi imagen reflejada con un tono rojizo por el brillo de la luna sobre la superficie del rio. A pesar de que había hecho esto ya unas cuantas veces, no terminaba de acostumbrarme a verme desnuda. ¿Era yo una especie de hombre encerrado en el cuerpo de una mujer?

Francamente, esperaba que no fuera así.

Me volví a sentar sobre la orilla del rio y me dejé caer a sus aguas, sumiéndome hasta el cuello, mientras cerraba los ojos para hacerme una con el rio, con la naturaleza, y con todo lo que me rodeaba


Ficha de Veronika
Andanzas de Veronika
Diálogos de Veronika ( slategrey )    -  Diálogos de Jack (#339900 ) - Pensamientos ( #3399ff )
avatar
Veronika

Mensajes : 86
Link a Ficha y Cronología : Veronika
Andanzas y Pericias de Veronika

Nivel : 1
Experiencia : 50 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Aelwyd Morningstar el Mar Mayo 03, 2016 2:50 am

Los rayos rojizos de la Luna se filtraban de soslayo entre las ramas de los árboles. Había escuchado hablar de las noches cuando la Luna Roja estaba llena. Sin embargo, nunca pensé que sería un espectáculo tan maravilloso. Incluso sin sentirme cansada, la propia señora carmesí me llamaba a dormir. ¿Quién podría negarse? Era una noche hermosa, y estar en el bosque la hacía aún mejor.

Había estado caminando durante todo el día, recorriendo las carreteras y caminos principales durante un largo tiempo. La idea de cortar camino por el bosque era ciertamente tentadora. ¿A donde me dirigía? A donde me lleven los pies, y a donde haya gente que necesite ayuda, alguna aldea o ciudad. Incluso los viajeros desahuciados recibirían mi auxilio.  

El caminar flanqueada por árboles tan altos y rodeada de una bella escenografía cautivaron mi atención. No es como si nunca antes hubiera visto un bosque, eso sería ridículo. Aun así, quedé fascinada. Incluso me detuve a contemplar un búho que se había posado en la rama de un fresno. El pájaro estaba dormido, pero eso no le quitaba la belleza. Y así, sin que me diera cuenta, la noche calló sobre el mundo.

Los sonidos de la naturaleza eran como una canción de cuna. De hecho, me empezaba a sentir somnolienta, cosas rara porque no estaba fatigada y tenía energías para continuar, por lo menos, hasta el amanecer. Aunque, de poco serviría si mi cuerpo se lesionaba. Era evidente que tenía que tomar un descanso, y el bosque parecía la alcoba perfecta.

Deambulé un poco más, haciendo crujir el suelo del bosque bajo mis pies. Y, cómo un guía metafísico, el fluir de un río captó mi atención. Era un susurro distante, que clamaba mi nombre sin decir ni una palabra. Dormir junto a una corriente de agua siempre es lindo y cómodo. La tierra húmeda y el barro son dos problemas menores, pero el agua siempre es bienvenida.

Fue cuando estaba cerca del río que escuché ese sonido. Un peso estrellándose contra el suelo; una caída. Y una protesta posterior. Con velocidad, hice mi mano hacia la empuñadura de mi espada, Ashenone. No la desperté de su sueño desenvainandola, solo me mantuve a la espera, mientras avanzaba lentamente. La luz roja de la luna ya no me hacían sentir tan bien con los alrededores, en lugar de eso, cargaba la atmósfera, como si fuera el presagio de una batalla. Debía estar preparada.

No fue hasta estar frente al río que me detuve, contemplando el reflejo de la luna en su superficie. Me escondí detrás de un pino para examinar el área. No estaba sola, además de los animales, eso estaba claro. El reconocimiento visual me hizo percatarme de la presencia ajena. Era una mujer, sumergida hasta el cuello en el lago, arropada por un sauce y la luz roja de la luna.  No podía reconocer el color de su cabello o las facciones de su rostro, pero la escena innegablemente era hermosa, digna de un cuento para niños.

Me quedé detrás del árbol, observando a la mujer. ¿Por qué  hablaba con ella? No lo se, sinceramente. Quizás no debía hacer más que mirar. Además, ella estaba... ¿desnuda? Si, en efecto, no llevaba ni una prenda de ropa encima. Sería de mala educación arribar a alguien en tales condiciones. Además, si todo salía bien, me dormiría tras el árbol y ella ni se enteraría de mi presencia.  
avatar
Aelwyd Morningstar

Mensajes : 18
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Veronika el Mar Mayo 03, 2016 11:16 pm

Notaba mis cabellos hundirse bajo las aguas, cayendo alrededor de mi cuello como si fuera una cortina. El agua estaba fría, pero mientras me mantuviera en movimiento, lo podría soportar sin demasiado problema. Sin embargo, era algo extraño. En las noches de Luna Roja, me solía suceder. Mi cuerpo estaba con algo más de temperatura, y me sentía más sensible a las sensaciones de temperatura. ¿Quizás era solo parte de mi imaginación?

Sin embargo, en el fondo del sonido del agua meciéndose a mis alrededores, oía el susurro del viento pasando entre la hierba, en un sonido suave y melodioso.

Pero esto fue levemente interrumpido por el sonido de algo pisando la hierba con suavidad, con un leve rechine metálico.

Pasos. Una persona.

Dudaba que fuera Jack, porque él no llevaba armadura ¿Y quién podría ser? Fuera como fuere, debía saber quién era.

Me salí cuidadosamente del rio, en un meandro en el que la tierra estaba casi a la altura del agua, caminando cuidadosamente, mientras con mis brazos ocultaba mis vergüenzas. Qué tontería, si lo piensas detenidamente, preocuparse por que te vean cuando quizás estás amenazada con sufrir daño.

A pesar de que el tacto de la hierba bajo la planta de los pies era agradable, no podía nada más que pensar en el peligro que quizás me acechaba. Me acerqué hasta el árbol donde la ropa reposaba, y traté de buscar mi espada. Tonta de mí, la había dejado olvidada sobre el caballo, junto a Jack.

Contuve el instinto natural de maldecir, y simplemente traté de ponerme las bragas y pantalones mal puestos, aproximándome al tronco lentamente, para mirar al otro lado, tratando de encontrar a la persona que se había acercado con tal sigilo.

-¡¿Quién anda ahí?!¡Mostraos!


Ficha de Veronika
Andanzas de Veronika
Diálogos de Veronika ( slategrey )    -  Diálogos de Jack (#339900 ) - Pensamientos ( #3399ff )
avatar
Veronika

Mensajes : 86
Link a Ficha y Cronología : Veronika
Andanzas y Pericias de Veronika

Nivel : 1
Experiencia : 50 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Aelwyd Morningstar el Miér Mayo 04, 2016 8:54 pm

Es posible que no haya actuado con el sigilo suficiente, pues la mujer advirtió mi presencia. Podría haber escuchado a algún animal, pensé, pero yo no escuché nada además del agua del río. Moverme con cautela nunca fue mi fuerte, honestamente. Además, la armadura me delataba.

Primero en principal, ¿por qué estaba siendo sigilosa?  El motivo por el que arribé a este lugar era para socorrer a quien lo necesites. Claro que, al ver a la mujer tan apacible y disfrutando del agua, tuve que cambiar mis planes. Pero, yo no pretendía asaltarle o causarle algún tipo de daño. Es más, creo que mi secretismo la había asustado.

Analice los movimientos de la mujer; ella salió del lago, cubriéndose sus virtudes. Ahora que podía verla con claridad, la mujer me pareció bella, y su figura atractiva. ¿Qué estaba haciendo?, espiando a una mujer desde las sombras, ¡qué descaro! Debía salir de mi escondite y disculparme, absolutamente.

Me había ocultado detrás de un tronco, a una distancia prudente de la mujer. Ella buscaba donde, al parecer, había dejado sus ropas. Con lentitud, abandoné la sombra del árbol y dejé que la luz roja de la luna se reflejara en mi armadura, así como en la superficie del río.

-¡Estoy aquí! - Anuncié mi presencia - No pretendo hacerte daño. Lo siento si te he asustado. Buscaba un lugar para pasar la noche y escuché un ruido, pensé que alguien podría necesitar ayuda.
avatar
Aelwyd Morningstar

Mensajes : 18
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Veronika el Miér Mayo 04, 2016 9:26 pm

Miraba a un lado y a otro, nerviosa mientras me ponía los pantalones, aunque me había olvidado casi deliberadamente de mi camisa de lino. Ahora había cosas más importantes que ocultar mis pechos.

Sin embargo, nadie parecía querer hacer acto de presencia. Me estaba alterando y poniendo nerviosa ¿Quizás fue imaginación mía? No, estaba segura de haber oído un rechine metálico. No podía ser parte de mi imaginación.

Y entonces ahí fue cuando lo volví a oír. El mismo rechine metálico. Suave, lejano, apagado, pero ahí estaba.

Me volví hacia el origen del sonido, y apareciose una cabellera dorada cayendo cual cortina sobre los hombros de una armadura oscura. Su piel recibía la tenue luz de la luna roja, y su armadura la reflejaba. Era sin duda una moza que provocaría discusiones entre los caballeros más gallardos. Pero era raro encontrar a una moza con armadura, y sola.

Me relajé al pensar que era una mujer que simplemente vagaba por la zona. Quizás me había alarmado demasiado.

- No os preocupéis. Temía que fuera un bandido, un villano, queriendo atacarme desprevenida, desprovista de mi ropa y mis armas

Relajándome definitivamente, tomé la camisa de lino de forma más tranquila, y me la superpuse sobre la espalda, dejando que su tela rodeara mis abultados senos.
- Estos senos que me dieron por parte de madre y que no necesito…

Sin abrocharme la camisa, me acerqué hasta la muchacha con paso suave, con los pies descalzos, y le tendí la mano, en seña de saludo.

- Dispensadme de lo ocurrido, y de mis inapropiadas fachas. Me llamo Veronika ¿Y vos?


Ficha de Veronika
Andanzas de Veronika
Diálogos de Veronika ( slategrey )    -  Diálogos de Jack (#339900 ) - Pensamientos ( #3399ff )
avatar
Veronika

Mensajes : 86
Link a Ficha y Cronología : Veronika
Andanzas y Pericias de Veronika

Nivel : 1
Experiencia : 50 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Aelwyd Morningstar el Dom Mayo 15, 2016 8:48 pm

Las hojas de las copas de los árboles se arremolinaron con la brisa nocturna, haciendo que las sombras danzasen junto con la luz carmesí, haciendo que la cara de la mujer se iluminase de distintos ángulos, dejando ver sus facciones que, de cierto modo, habían permanecido en la penumbra del bosque.

¿Qué estaba haciendo una mujer como ella sola en el bosque? Y, si como decía, no tenía armas, era una presa fácil para los malvivientes que pudieran estar rondando la zona. Ella era, definitivamente, alguien de alta cuna. Se notaba por la forma en cómo hablaba y las palabras que utilizaba. ¿Era una noble que viajaba hasta una ciudad y decidió pasar la noche en el bosque? Puede ser, pero ¿qué noble se bañaría en un río a la mitad de la noche?, ¿Quizás una bandida muy educada? Posibildiad que rezaba no fuera verdad, pero era muy válida, dadas las condiciones del entorno.

-Un placer- Dije al estrechar la mano ajena - Me llamo Aelwyd, del Torreón del Alba. Lamento mucho haberte espiado, estaba buscando un lugar donde pasar la noche y escuché un ruido, pensé que alguien podría necesitar ayuda. -  

Observé las ropas de la mujer, parecía que no le molestaba que la vean desnuda -o no mucho, por lo menos-. Yo estaría bastante avergonzada si alguien me observara desnuda.

Me quedé en silencio durante unos instantes, buscando algo que decir y debatiéndome si debía irme o no. Lo cierto es, que el lugar era perfecto para pasar la noche, el ruido de las aguas del río harían que  me durmiera rápidamente, solo debía recostarme contra un árbol. Pero, si la mujer era una bandida, es posible que no estuviese sola. Y eso sería malo. Aquella noche no tenían intenciones de luchar, pero si una contienda explotaba, tendría que defenderme. Quizás, si le preguntara...

-Disculpa -Rompí el silencio al fin - pero, ¿qué estás haciendo en este bosque tan.... indefensa? -
avatar
Aelwyd Morningstar

Mensajes : 18
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Veronika el Dom Mayo 15, 2016 9:43 pm

El juego de luces y sombras resaltaba en el cabello de mi interlocutora, que parecía avergonzada, y se disculpaba con presteza por espiarme. Al contrario. Era yo quien simplemente, estaba ahí, nadando. Cualquiera tiene derecho a pasear por el bosque, y encontrarse casualmente con una mujer. ¿O no?

Era extraño. Pero algo parecido había ocurrido tiempo atrás, cuando conocí a Jack. Y con él me había enfadado, y mucho. Con esta mujer, aparte de que no le conocía…. Supongo que se debía a que es mujer. No me preocupaba que me observara con descaro. Quizás no lo pensaba, o quizás no le daba importancia a que una mujer me observara. Era extraño ¿por qué no me importaba?

Aun así, me paré a observarle con más detenimiento. Llevaba una armadura oscura, aparentemente de buena calidad, y botas a juego. Había mencionado que era del Torreón del Alba. No conocía aquel lugar, pero siempre había leyendas al respecto. Luego podría preguntarle, si se siente en confianza para responder.

- Por favor, no os disculpéis. Mea culpa por bañarme al raso de noche. He sido un poco… inconsciente y descuidada.

Repuse ante su comentario, dispensándole de la que fuera que creyera que era su responsabilidad. Sin embargo, ella no parecía del todo convencida, porque me observaba en silencio. ¿Qué pasaría por su mente ahora mismo? ¿Quizás… le estaría pareciendo indecente por mi parte presentarme así, aunque ella sea quien esté disculpándose?

Su pregunta fue la puntilla a la duda que me empezaba a carcomer por dentro, y noté mis mejillas sentirse cálidas y rojizas.

- Pues…. Verás… Estos baños que hago desnuda, no los hago porque quiera, que también…. Solamente venía de viaje con mi escudero, y he visto que había luna llena, y bueno…

¿Pero por qué demonios me estaba sonrojando?¿Por qué me daría vergüenza contar esto a nadie? Es más ¿por qué era sensible a las cosas?

¿Quizás tenía que ver con la tan afamada luna roja, Sanctra, maestra de las pasiones, y dueña de los amores que la gente encontraba bajo su suave y tenue luz?

¿Acaso era otra cosa? ¿O simplemente, con las mujeres me comportaba de forma más delicada?


Ficha de Veronika
Andanzas de Veronika
Diálogos de Veronika ( slategrey )    -  Diálogos de Jack (#339900 ) - Pensamientos ( #3399ff )
avatar
Veronika

Mensajes : 86
Link a Ficha y Cronología : Veronika
Andanzas y Pericias de Veronika

Nivel : 1
Experiencia : 50 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Aelwyd Morningstar el Lun Mayo 16, 2016 1:52 am

Sigo haciendo incapié en la forma de hablar de aquella mujer. Cada palabra que decía me aseguraba que, en efecto, estaba frente a una persona de alta estirpe. De verdad, ¿qué estaba haciendo en el bosque?

Repasé sus últimas palabras; entonces no estaba viajando sola. Un escudero... Entonces no era una bandida. Me sentí aliviada, no quería combatir ni agregar más rojo al suelo del bosque. El cual, por cierto, había estado muy tranquilo; esperaba ver a alguna criatura nocturna, además de aquél búho. Otra cosa; no esperaba que la mujer se sonrojada debido a mi pregunta, la cual quizás estuvo fuera de lugar. ¿Había tocado un tema que no me concernía?  Pero, ¿qué tenía que ver la luna?

-Perdóname -volví a disculparme - no debería haberte preguntado, tus asuntos no me conciernen.-

Llevé mi mano hacia el pomo de mi espada, dejando descansar mi brazo sobre el arma dormida. La brisa volvió a soplar, esta vez acariciando mi cabello dorado. La armadua comenzaba a sentirse pesada, ¿por qué? no estaba cansada ni fatigada, aún así, tenía un sueño muy poderoso. ¿Un efecto del bosque? No lo se con seguridad, pero era extraño, eso lo doy por cierto.  

Y, hablando de sueño, la mujer -Veronika- también podría estar queriendo dormir, y yo le estaba quitando su tiempo. Puede que no, pero es mejor prevenir que lamentar en ciertos casos.

-Bueno, lamento haberte robado tu tiempo - Dije, apartándome y haciendo mi cano hacia un árbol de los alrededores. Desenfundé mi espada y la clavé en el suelo, enterrando su hoja en la tierra, y la usé para distribuir mi peso y sentarme, usando el tronco como respaldo. -Como dije, buscaba un lugar para pasar la noche, y este parece más que adecuado.-
avatar
Aelwyd Morningstar

Mensajes : 18
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Veronika el Lun Mayo 16, 2016 10:39 am

Quizás fuera debido a que me daba vergüenza tener que desnudarme en un bosque, al amparo de la naturaleza y sus frescas y verdes hojas. Sin embargo, todavía no comprendía el por qué me ruborizaba contarle a esta mujer qué estaba haciendo yo aquí. Y visiblemente parecía preocupada porque no pareciera que se inmiscuyera en mis pensamientos.

Me abotoné la camisa con calma, mientras negaba enérgicamente con la cabeza, agitando mis cabellos chocolate alrededor de mi rostro.

- No hay nada que perdonar. Es sólo que… No entiendo por qué esto me da vergüenza contarlo, cuando debería ser algo normal de expresar…

Repuse notando una sonrisa aparecerse en mi rostro que trataba de ocultar mi nerviosismo a este respecto. Nunca nadie me había dicho cómo debía actuar con respecto a mis rituales, pero a mi entender, lo más natural, e incluso, lo más adecuado, era expresarlo, para que conocieran, entre otras cosas, mi labor en Noreth.

Podía ver su brazo apoyarse sobre la empuñadura de su espada,  y a pesar de que era un gesto natural, me encendió la tensión bajo mis músculos. No pareciera que fuera a hacer uso de ella, pero, esta noche todo parecía más extremo.
La mujer seguía actuando como si su sola presencia me estuviera importunando. Y me gustaría poder hacerle entender que no era así. Además, en cierto modo, encontrarse a una caballera era tan raro, que lo menos que podía hacer era tenerle cómoda.

Aun así, la tensión se vio acentuada cuando desenvainó su espada, y la clavó en la tierra. Curioso uso de una espada, nunca lo habría contemplado así.
- No es molestia. Estoy de acuerdo contigo en que este es un lugar excelente.

Entonces me detuve a pensar. Sí que era un lugar adecuado para pernoctar, sin embargo… No podría dejar a esa mujer sola. Podría pasar cualquier cosa mientras duerme. La compañía da seguridad, o eso dicen ¿no?

Cuando terminé de abotonarme la camisa, me arrodillé junto al tronco del árbol donde había colgado mi vestimenta, y me dispuse a ponerme las calzas y las botas, algo agachada, pero procurando estar frente a la muchacha.

- Se me ocurre algo

Me levanté lentamente, y tomé la cota de malla y la camisola, posándolas en un brazo que dejé extendido frente a mi torso.

Permítame un momento, que vuelvo sin demora. Quisiera hacerle una proposición.

Repuse antes de marchar hacia la profundidad del bosque. No quería hacer que Jack se preocupara, y era el mejor momento para dejarle a él la armadura, y si acaso, tomar una espada por si acaso sucediera algo en la noche.

Obediente, encontré a Jack sentado en el suelo con las piernas cruzadas, usando el lomo de su asno, que se encontraba apaciblemente tumbado, como apoyo de su espalda, mientras le acariciaba la piel de su lomo.

- ¿Y bien?¿Cómo ha ido?

Repuso el muchacho, alzando el rostro para poder observarme a los ojos.

- Muy bien. Me he topado con otra caballera, y vamos a hablar de nuestros asuntos. Además, pernoctaré con ella. –

Repuse dejando mi armadura sobre mi caballo. Entonces tomé la vaina de una de las dos espadas cortas con mi mano desnuda, y la dejé caer suavemente junto a mi costado.

- Cuida del caballo y de nuestras pertenencias. Si quieres, acércate un poco, pero no quiero espías ¿De acuerdo? Seriamente le dispuse, aunque esbozaba una sonrisa que se abría paso entre mis labios, porque en cierto modo, solamente estaba bromeando.

Jack solamente asintió, bajando la vista a mis pies con lentitud. Quizás habría recordado algo que no quería devolver a lo recóndito de su mente.

Yo simplemente traté de ignorarlo. Para mí, era agua pasada, y todos podíamos cometer errores. Ya no era nada que me afectara, en absoluto.

Volví hacia el claro que acababa de abandonar, buscando perseguir el rumor del río, que cada vez se hacía más claro y fuerte, hasta llegar nuevamente junto al río.

-Estoy de vuelta. Te quería proponer algo, Aelwyd. He pensado que, tal vez, sea conveniente mantenernos unidas para protegernos de posibles ataques de bandidos. Dormir al raso en un bosque sin compañía es bastante más peligroso que con alguien a tu lado que pueda proteger tus espaldas. ¿Qué os parece la idea? Por supuesto, si no estáis de acuerdo, marcharé por donde acabo de venir, y os dejaré a solas

Repuse tomando asiento frente a ella, dejando caer mis posaderas sobre la hierba que rodeaba el cauce del rio. Mantuve la mirada observando su rostro, procurando mantener la vista sobre sus ojos del color de la miel. Reiteraba mi pensamiento. Esta mujer podría haber causado muchos altercados entre hombres que le desearan o propusieran su compañía. Y aun así, estaba sola.


Ficha de Veronika
Andanzas de Veronika
Diálogos de Veronika ( slategrey )    -  Diálogos de Jack (#339900 ) - Pensamientos ( #3399ff )
avatar
Veronika

Mensajes : 86
Link a Ficha y Cronología : Veronika
Andanzas y Pericias de Veronika

Nivel : 1
Experiencia : 50 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Aelwyd Morningstar el Lun Mayo 16, 2016 10:03 pm

Una vez sentada y usando el tronco como respaldo, el sueño comenzó a ganar terreno. Mientras la mujer hablaba, yo luchaba por no cerrar los ojos. Por supuesto que escuché todo lo que ella dijo, en verdad parecía avergonzada de explicar el porqué de sus acciones. Honestamente, esperaba que ella se despidiera de mi y regresara con su escudero, sea donde sea que lo había dejado. Por lo que, cuando se marchó con su inesperada ocurrencia, no esperé que regresará.

Me acomodé todo lo que el suelo y el árbol me permitieron, irguiendo mi cabeza y enderezando la columna. Las raíces del árbol estaba sobresalidas, por lo que tenía que acomodar mis piernas entre los espacios vacíos. Inevitablemente, terminé sentada sobre una. No era mi primera vez durmiendo así, por lo que la incomodidad duraría poco.  Suspiré mientras observaba la imponente luna carmesí. <<Todo esto es obra tuya, ¿verdad?>>, pensé. No recordaba el nombre del astro, ni tampoco sus propiedades ni los poderes que se le atribuían, pero la noche -hasta el momento- había sido inusual.

No me dormí, pero descansé mis ojos, acunada por el ruido de las aguas. La naturaleza era algo tan hermoso, el mundo que los dioses nos concedieron a los mortales. Nuevamente escuché a un búho en la lejanía. Agudicé el oído para captar al pájaro nuevamente, pero intercepté el sonido de pisadas crujiendo sobre el suelo del bosque y ¿metal?. Espabilé al mismo tiempo que dirigía mi atención a la supuesta dirección de los ruidos. De las profundidades del bosque surgió Veronika. Como he explicado, no esperaba que volviese. Curiosamente, me sentí aliviada y un poco... ¿feliz? de verla. Honestamente, estuve a punto de empuñar la espada si no la hubiera visto.

-Es un buen punto- Concedí. -Es posible que me despierte al amanecer y seguiré mi camino a partir de ahí. Sin embargo, eres libre de pasar la noche aquí, si gustas. -  Contemplé a mi, aparentemente, nueva acompañante. Perderse en sus ojos azules era invertible, como si una fuerza fuera de mi entendimiento forzada a mi mirada coincidir con la de ella. No era una mujer fea, todo lo contrario, era verdaderamente hermosa; una doncella digna de ser una reina. Durante unos instantes, me pregunté si tenía pareja, o si estaba desposada.

-La luna es hermosa, ¿verdad? - La pregunta salió de mi boca en contra de mi voluntad. ¿Por qué quería iniciar una conversación?  
avatar
Aelwyd Morningstar

Mensajes : 18
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Los rios de mi vida [Privado Aelwyd y Veronika]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.