Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La Esfinge de los Hielos
por Strindgaard Hoy a las 3:29 am

» Rufus Fortis
por Alegorn Hoy a las 3:21 am

» Presentación
por Strindgaard Hoy a las 2:42 am

» Rey Verde (Privada)
por Kromul Hoy a las 2:11 am

» Ficha de Anya Bal'Sagoth
por Anya Bal'Sagoth Sáb Dic 08, 2018 11:16 pm

» Sudor y Veneno
por Skurk Äsping Sáb Dic 08, 2018 7:43 pm

» Asfet.
por Skurk Äsping Sáb Dic 08, 2018 7:14 pm

» Gor'Kenar Bal'Sagoth
por 3 Bal'Sagoth Sáb Dic 08, 2018 6:53 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Inari Sáb Dic 08, 2018 1:15 pm

» Grumbar Bal'Sagoth
por Grumbar Bal'Sagoth Vie Dic 07, 2018 11:07 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Pecrey Addams el Mar Oct 04, 2016 1:25 pm

Todo era muy extraño para Pecrey, a pesar de su forma de ser, su actitud, y su frialdad innata, no podía evitar el instinto de buscar protección de vez en cuando.
Inconscientemente se había ocultado detrás de aquella mujer que parecía extrañamente amable… Cuando la misma posó su mano encima del niño para acariciarlo, la reacción fue un breve sobresalto. Pero el niño no se movió, más bien se relajó… ¿qué era eso?. Estaba acostumbrado al frio mundo, a la dura realidad, a la crueldad de los vivos y el cobijo de los muertos, pero he ahí una mujer que no era fría, sin ningún motivo aparente… seguro habría algún motivo oculto.

Pecrey después se apartó de la mujer y se acercó a Anima, manteniendo la distancia… poco a poco llegaba el resto de la gente, mientras la mujer serpiente, harta de esperar quito la sábana blanca de la trampilla y la abrió con su fuerza, claramente superior a la del niño.
Era una situación peculiar, ¿que era aquello que tenían enfrente?. El joven mago no lo sabía a ciencia cierta, pero sentía la inmensa cantidad de energía como un marinero siente cuando está a punto de llover. La mujer, que de ahora en adelante Pecrey vera como la adulta más confiable del grupo. Advirtió al grupo que había algo poderoso, delante… Debía de serlo definitivamente… y La mujer también debía de tener dotes de magia para notarlo.
La habituación en general era sospechosa, o al menos intrigante. A medida que iban entrando, veía más y más sábanas blancas cubriendo las paredes. Y todo tenía el aspecto de no haber estado un alma en aquella habitación en un buen tiempo. Pero no cuadraba con el encierro que había sufrido en esa taberna… ¿por qué una habitación inhabitada es la única salida?

Pero lo peor no era ese pensamiento… si no el hecho de que cuando el ultimo de nosotros hubo entrado, se cerró la maldita trampilla.
Se encendieron las luces de las lámparas, iluminando así la habitación pero ese detalle era insignificante… pues SE HABIA CERRADO LA TRAMPILLA….

El niño ya pensaba que pronto se reuniría con su familia… Pecrey pasó del sobresalto, a la sorpresa, un leve momento de incertidumbre, y luego aceptación de que su final se acercaba… lo que dio pasó a que se apagara emocionalmente del todo…
Pecrey se quedó vacío… solo le quedaba esperar a su final, pronto estaría con su familia, sus ojos volvieron a ser fríos como lo eran cuando entro por primera vez a la taberna, antes de comer y conocer a nadie… si no más.

EL hombre alcohólico que nos acompañaba entonces destapo la figura más peculiar del lugar una enorme pared en una sábana… que resultó ser un enorme espejo.
Después de un momento de ceguera temporal y problemas respiratorios, el niño observo el espejo con detenimiento… los marcos del mismo, la anchura los detalles, no era un espejo barato eso estaba claro… vio los reflejos de los demás, y luego el suyo propio.
Pero su propio reflejo lo miraba con una mirada viva y encendida, y con una sonrisa enérgica y amplia…

-Genial… esto tiene pinta de ser una magia molesta…- Dijo Pecrey resignándose a seguirle el juego al espejo, se sento en el suelo a esperar a ver que hacían los demás… aunque aún no había caído, que no había visto el reflejo de Anima.

Mientras estaba sentado, el niño dijo algo molesto. –Me gustaría que si quisieran acabar con nosotros no nos hagan esperar tanto, esto es aburrido-


avatar
Pecrey Addams

Mensajes : 15
Link a Ficha y Cronología : Pecrey

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Celeste Shaw el Sáb Oct 22, 2016 4:11 pm

Asiento con la cabeza al hombre encapuchado y lo sigo escaleras abajo, con cuidado. Miro a mi alrededor, para ver si hay algún tipo de trampilla o pasadizo que se me haya escapado antes, o simplemente algo que no haya visto antes. Pero no, por las escaleras no hay nada extraño. Sin embargo, sigo con la espada desembainada, prefiero pecar de demasiado cautelosa que de imprudente. Siempre va bien tomar precauciones.

Llegamos abajo y veo una puerta abierta, forzada más bien. Muevo levemente las alas, se me empiezan a agarrotar de tanto tiempo quietas. Realmente a veces son un engorro, sobre todo porque son muy grandes. Pero tampoco me quejo demasiado, la verdad es que creo que tengo suerte de poder volar. No soportaría estar todo el rato entre las multitudes de las ciudades.

Entro por esa puerta, los demás ya están ahí. Escucho atentamente y empiezo a reflexionar. Magia... Si es así, poco podré hacer, ya que no sé nada de magia. Pero absolutamente nada. Miro hacia abajo por el hueco, está bastante oscuro. Espero a que bajen, prefiero quedarme la última. Pero tengo que comprimir mucho las alas para poder caber por el hueco de la escalera, ¡odio comprimirlas tanto! Luego se me entumecen, me duelen y no puedo volar bien. Bueno, por suerte es sólo un momento. Cuando acabo de pasar por el hueco y estoy bajando por la escalera, muevo un poco las alas, pero hasta que no llego abajo no las extiendo. Me quedo en una esquina y me estiro por completo, incluso extiendo bien las alas, que estaban medio entumecidas.

Las recojo, aunque sin comprimirlas tanto contra mi espalda, y me acerco a los demás. Las paredes están cubiertas por sábanas blancas, aunque por el polvo y la suciedad se han vuelto grises. Hay un objeto en medio, también está cubierto por una de esas sábanas, que pronto retiran. Me alejo un poco, con un brazo en la cintura y el otro agarrando la espada, que todavía mantengo en posición defensiva. El objeto... es un espejo.

Me veo en él (cómo no). Sin embargo, mi reflejo es algo... distinto. Tiene una sonrisa en la boca y sus ojos son chispeantes, cálidos. Además, no lleva armas y su gesto es abierto, hospitalario. ¿Soy yo? Es... alguien contrario a mí. Tiene mi mismo aspecto, pero la personalidad no es así, estoy segura. No tiene mi personalidad, sin que el gesto es todo lo contrario al mío, que es hostil, desconfiado. Se la ve confiada, feliz. Me alejo un paso de ese espejo. No sé por qué, no me acaba de dar buena espina. Respiro hondo, aunque no aparto la mirada, por mucho que me inquiete.
avatar
Celeste Shaw

Mensajes : 336
Edad : 20
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Cronología

Nivel : 2
Experiencia : 310 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Iris Melita el Sáb Oct 22, 2016 8:02 pm

Tras descubrirse la sábana, me di cuenta de lo que teníamos ante nuestros ojos. Un enorme espejo, el más grande que jamás en mi vida hubiera visto, ni creído poder ver. E instantáneamente ese espejo se quedó descubierto, sentí una sensación sobrecogedora.

La energía poderosa venía de este gigantesco espejo que se acababa de descubrir ante nosotros.

Una enorme soledad me envolvió, a pesar de saber que estaba rodeada de personas con buena fé, y que Faiza estaba a mi lado. Me sentía de la misma forma que si estuviera cayendo por un largo agujero en la tierra, que acabara en el pozo más negro que hubiera en todo Noreth.

Pero toda esa sensación desapareció, en cuanto vi que, frente a mí, tenía mi figura, observándome. Pero no era mi mirada de preocupación, ni siquiera de alegría o de templanza.

Era la mirada desgarradora de alguien que me estudiaba concienzudamente. De alguien que, de tenerme a su alcance, me arrancaría el corazón y sacaría todo el provecho que pudiera de mi cuerpo antes de dejarme en el sitio.

Mientras tanto, Faiza se observaba a sí misma, agitando la cabeza de un lado a otro, totalmente patidifusa por lo que se estaba encontrando. La Faiza reflejada se miraba a sí misma con una sonrisa cordial, pero cuando me miraba a mí, era con odio, un odio parecido al que tenía la Iris reflejada.

Un corto destello cegó a todo el mundo en la sala, y al pasar éste, en el espejo dejó de reflejarse nada. Sólo se veía la estancia, sin embargo, no aparecía el reflejo de cada uno de nosotros.

Y entonces fue cuando aparecieron. Frente a todos los presentes, aparecieron sus versiones reflejadas repentinamente, cada una con una personalidad contraria a su versión original.

Enmudecí de forma instantánea, no pudiéndome creer lo que veía. Frente a mí, una Iris cuya mirada desprendía un color rojo, y odio aparentemente más fuerte que el que jamás hubiera podido pensar que nadie pudiera tener.
La Iris Reflejada sonreía para sí, pero era una sonrisa maliciosa, que se centraba en mí.

- Así que nos habéis liberado. Os lo agradezco profundamente, aunque… En realidad no Su sonrisa se disipó de repente.

Aquella mujer se acercó a mí con unas rápidas zancadas, pero se detuvo en cuanto Faiza se interpuso entre nosotras, siseando cual serpiente enfurecida.

- Quita de enmedio. ¿Acaso no me lo quieres poner fácil? Destruiré a todo aquel que se interponga en mi camino.

La Faiza reflejada estaba mirando la escena, sin moverse de su sitio, y sin dejar de tener esa sonrisa calmada que tenía antes.

Todo esto era extraño ¿Cómo habían salido estos reflejos de allí? ¿Y qué querían hacer?

Cuando la Iris reflejada hizo el amago de hacer una canalización mágica de algún tipo, Faiza le golpeó violentamente con la cola en el costado, cosa que hizo chocar contra la pared y caer al suelo a la Iris reflejada. Pero ésta se levantó rápidamente, con la mirada inyectada en sangre.

Percry Reflejado, aprovechando la coyuntura, corrió hacia los originales, y, sosteniendo la mano de su original, insistió en que debían huir de allí.

- ¡Huid de aquí! ¡Os matará a todos si os quedáis! -

La Iris reflejada corría hacia nosotros tan deprisa, que parecía que volaba, pero la versión reflejada de Strindgaard le agarró y le mantuvo quieta, mientras Percry reflejado nos llevaba a través de la trampilla que nos sacaría de aquel cuarto.

OFF:

Notas orientativas de lo que acaba de pasar. Primero que nada, todo aquello que observéis, incluido las puertas, cuadros, etcétera, estará al revés. Quiere decir, que lo veréis como si estuviera reflejado en un espejo. Todo lo que estaba a la izquierda, ahora está en la derecha.

Por otra parte, hemos creado unos seres que tienen una apariencia parecida al original, pero la personalidad es la totalmente opuesta. He asumido que ahora Strindgaard, el reflejado, se preocupa por la gente, dado que el original no se preocupa por nadie más que por sí mismo. Percry se vuelve un niño feliz y voluntarioso para ayudar, mientras que Faiza se siente bien con todo el mundo menos con Iris original. La Iris reflejada es el ser más monstruoso y horrible por ahora, del mundo reflejado, mientras que Celeste reflejada es una especie de mujer aparentemente hospitalaria y amable, pero que luego desata el daño cuando menos lo esperas.

Ahora mismo los personajes pueden (o no) haber subido a la taberna, y tienen libertad de movimientos. Como siempre, mandad MP a Seño cuando sepáis qué vais a hacer.


Ficha de Iris Melita

(green) Dialogo de Iris- (orange) Diálogo de Faiza- Pensamientos- Narrativa
avatar
Iris Melita

Mensajes : 36
Link a Ficha y Cronología : Iris

Nivel : 1
Experiencia : 50 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Strindgaard el Jue Nov 10, 2016 4:13 am

El aire viciado del sótano, lleno de polvo y respiraciones entrecortadas, de pronto se volvió denso y asfixiante. Era magia, no cabía duda, aquel tabernero se estaba cobrando de sus botellas y el dinero robado con sobrado interés. ¡Mi vida no valía tan poco! ¿Y si se trataba de un demonio en busca de alimento o algo más? ¿O era algún conocido del noble que mató Kerem en busca de venganza? ¿O un nuevo culto en busca de sangre para sacrificios? ¿O quizá sabían que era un demonio y me pensaban exorcizar?
¿O quizá la cerveza me estaba poniendo paranoico?

Al otro lado del espejo yo seguía con un rostro bonachón y una sonrisa cálida. ¡Mi total opuesto! Sólo un necio sonreiría con tanta elocuencia, un inocente de la vida, o un loco. Miré a los desdichados acompañantes que me había ofrecido el azar para asegurarme de no ser el único en haber visto algo extraño en su reflejo: sus rostros me dieron una rotunda respuesta.

Un instante después, un leve cambio en la presión del aire, casi imperceptible, me hizo ponerme en alerta. Tensé los músculos como un gato a punto de saltar, puse mi mente en recaudo y la preparé para lo que venía.
Un breve resplandor me obligó a cerrar forzosamente los ojos, giré la cara para evitar los haces de luz y di un paso atrás pues el licor había afectado mis sentidos y el equilibrio no me acompañaba.
Entonces, los sentí, luego abrí los ojos y ahí estaban, ¡fuera del espejo! Un reflejo y un reflejado, frente a frente.

Qué interesante. —Me aventuré a decir.
Mi reflejo hecho carne y hueso ladeó la cabeza al oír mi voz, pude notar que el espejo ahora estaba vacío a su espalda, y también que el anillo con el rubí y la piedra umbría los portaba en su mano izquierda en vez de la derecha como yo.
Gracias por liberarnos. —Me replicó, como no, con una sonrisa radiante.
Para servirte —Dije—. Strindgaard. —Me presenté.
Yo también soy Strindgaard.
Vaya, un tocayo.
Estiré la mano esperando a que la cogiera y poder empujarlo contra el espejo. Su apretón fue algo delicado y antes de que hiciera nada me dijo preocupado:
Deben huir.
… Os lo agradezco profundamente, aunque… En realidad no…
El frágil reflejo de la ninfa envuelta en tules, dio una zancada hecha una furia, rápidamente la bífida muchacha se interpuso y salvó a su amante.
Quita de en medio. ¿Acaso no me lo quieres poner fácil? Destruiré a todo aquel que se interponga en mi camino.
Qué muchachita tan odiosa. Es como un borracho camorrero, esos son los peores.
Deberías preocuparte. —Me reprochó mi reflejo. Lo miré colocando los brazos en jarra, ¿quién se cree el cabrón?
¿Sabías que no eres más que una extensión de…?
Pude ver de reojo como la mujer nuevamente se ponía complicada, pero esta vez fue en serio. La lamia la golpeó y la hizo terminar contra la pared. Un cuadro cayó al suelo, un cuadro que ahora en vez de blanco, estaba pintado.

¡Huid de aquí! ¡Os matará a todos si os quedáis!
Mi tocayo, que no perdía el tiempo como yo, se lanzó a detenerla y el pequeño mocoso me cogió de la mano para llevarme arriba. Pobre, no sabía que la trampilla estaba cerrada.
¡Hey, suelta! —Me liberé de sus pequeños dedos y me puse a la defensiva—. No me toques niño, no vaya a ser que tus dos madres y sus cuchillos me dejen como colador.

¿Acaso ninguno de los otros lo había notado? Solo había una manera de terminar aquella locura. Saqué una botella de mi morral, un licor transparente y verde, leí la etiqueta para saber qué era lo que estaba a punto de desperdiciar y resultó ser licor de menta. Lo lancé con todas mis fuerzas contra el espejo, sin saber si rompiendo aquel cristal terminaría con la existencia de aquellas bestias o acabaría con el único portal que sería capaz de llevárselos de este mundo.
Y de paso, como estaba jodiendo mucho la mujer de los tules, le lancé también una botella a ella dirigida a su cabeza. A ver si con eso se dejaba de gritar.

La primera botella en vez de hacer trizas el espejo simplemente lo traspasó como si de una ventana abierta se tratase, estallando en el suelo del otro sótano. Luego de parpadear incrédulo unos segundos noté que al otro lado del espejo los cuadros estaban blancos.
La segunda botella hizo amago de llegar a la cabeza del reflejo la ninfa, pero cuando estuvo a menos de un metro, la mirada fulminante de la mujer hizo estallar el cristal en mil pedazos, haciendo que el vidrio y el líquido en su interior se transformaran en esquirlas brillantes como una nube de espuma.
Eso no se ve todos los días.
Creo que no has entendido lo preocupante de vuestro predicamento.
Un instante después fui arrastrado hacia el primer piso por ese extraño conjunto de reflejos y reflejados. Strindgaard, cerró la portezuela por fuera para contener a la monstruosa ninfa en un intento tan vano como desesperado.
Acaba de hacer añicos una botella con la mente —Le dije a aquel loco—, ¿crees que eso la contendrá?
Lo agarré de la capa y lo llevé al comedor.

¿Sabes si existe alguna manera de contener a esa bestia? —Miré a los demás reflejos—. ¿Alguno sabe?
Fui hasta la ninfa y a pesar de que la lamia casi se me lanza encima, y la encaré.
¡Menudo álter ego te has sacado! ¡Tú debes saber cómo detenerla! Quizá algo que te haga muy bien a ella le haga muy mal.
Un grito se oyó desde el sótano y luego golpes.
Comencé a recorrer el comedor buscando algún arma o algo que pudiera ayudar mientras desde lejos se podía oír los golpes y el astillar de la madera de la portezuela, me tapé los oídos para concentrarme, entonces noté que algo estaba mal allí. Todas las botellas etiquetadas tenían sus nombres invertidos.
Me quedé quieto en medio de la sala, recordé los cuadros.
Ya no estamos en Esmeralda, ¿cierto?
Strindgaard ladeó la cabeza.
¿A qué te refieres?
Corrí directo a la puerta de entrada. La perilla giró sin ningún problema. Sentí que había pasado mucho tiempo desde que se me había ocurrido entrar a comer allí, y ahora estaba libre, pero, a pesar de que el sol brillara como siempre, la torre del Palacio Esmeralda estaba hacia el oeste desde donde me encontraba y no al este como recordaba. Las personas que caminaban tranquilas por las calles se detenían al verme y se alejaban asustadas como si hubieran visto un demonio en vez de un humano disfrazado de uno.
Strindgaard puso una mano en mi hombro.
Te estás comportando muy extraño, asustas al resto.
Ustedes no fueron los que salieron, fuimos nosotros quienes entramos.
Entra, llamas la atención de la gente. Saben que eres un Reflejo.
Tú eres el reflejo.
Aquí yo soy el original.



El mal es un punto de vista.
avatar
Strindgaard

Mensajes : 719
Edad : 29
Link a Ficha y Cronología : Strindgaard
No todo el que anda errante está perdido


Nivel : 7
Experiencia : 431 /3500

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Pecrey Addams el Jue Mar 02, 2017 12:24 pm

Los siguientes sucesos fueron una mezcla de inquietantes, confusos y curiosos. Todos estaban de mayor o menor medida confusos con sus retratos, Pecrey seguía sentado cuando un estallido de luz lo obligo a apartar la mirada y cerrar los parados con fuerza, Anima incluso levanto sus dos brazos y los posicionó enfrente de sus ojos para intentar mitigar el resplandor.

No fue mucho tiempo cegado, pero para cuando los ojos se volvieron a acostumbrar a la iluminación normal, algo había cambiado. En primer lugar, no encontraba su reflejo frente al espejo. En segundo lugar, el denso aire mágico que sentía desde el principio había sufrido algún tipo de cambio. Un cambio que no llegaba a comprender.
Y por último y más importante, sus reflejos estaban ahí en la sala con ellos. Pecrey ahora viendo la situación se levantó, miro su otro yo atentamente, lo examinó, ahora que se fijaba ese Pecrey no tenía tantas ojeras como él mismo, lo cual destacaba más la diferencia en el brillo de su mirada.

Pecrey se mantuvo en silencio un segundo, estudiaba la situación todos tenían dobles en la sala, y luego busco a Anima, seguía a su lado, sin hablar mucho, lo normal… Pero Anima no tenía ningún doble. Anima era el miembro extra, convertía el grupo en impar, era el único sin copia… y eso era extraño, ¿tal vez por estar muerto? ¿Por ser un espectro?

- Así que nos habéis liberado. Os lo agradezco profundamente, aunque… En realidad no- Con esa frase se volcó todo en caos. La mujer estaba deseosa de matar, se lo notaba, el niño acostumbrado a la muerte notaba esas cosas. Pero las otras copias se lo impidieron, de hecho su propia copia lo instó a escapar por sus vidas.

Cuando aquel niño preocupado corrió cogió de la mano a Pecrey para moverlo, este se soltó incrédulo… Vale primer punto, podían tocarse… aunque no le gustó nada que lo tocara su otro yo. Seguidamente el niño reflejado busco a uno de sus compañeros que también se soltó. Pero finalmente todos accedimos a salir de ahí por nuestra seguridad.
Todo era extraño, en algún momento aquel hombre que los acompañaba había tirado una botella contra el espejo traspasándolo… eso era aún más extraño, claramente era la fuente de aquel hechizo… el pequeño nigromante sentía que alejarse de ahí tampoco era la solución, pero una retirada momentánea era necesaria. Una vez arriba en la taberna todo era distinto.

Después de que saliéramos del sótano y atrancáramos como pudiéramos estábamos todos en el salón principal, aquel hombre había intentado salir y volvió con una cara de pesar, mientras su homologo le decía que aquí, él era el verdadero.

El niño volvió a buscar con la mirada a Anima, que en todo ese tiempo se quedó siempre a la espalda de Pecrey. Este le devolvió la mirada, se notaba confusión en los ojos vacíos de ese cadáver, igual nadie lo notaría pero Pecrey sí. Y eso demostraba que este mundo, esta magia no era algo normal, y que Anima tampoco entendía nada al respecto. Pero lo que si entendía el niño. Es que tenían ventaja numérica.

Siendo que el homólogo del hombre y la copia del propio Pecrey estaban aparentemente de su parte, sumando la presencia de Anima. Tenían mayoría, pero aun así aquella mujer parecía bastante inútil, al tiempo que su copia era amenazante e imponente, seguramente en números, su copia valía por dos y ella por menos uno. Lo cual volvía a complicar la situación.

-Rayos, si tengo que morir ahora hubiera preferido que sea de una forma menos problemática, y al menos en mi mundo…- dice el niño de mala gana una vez acabado de analizar la situación… está claro que están atrapados en algún sitio.

-Me pregunto si al morir aquí nuestro espíritu se quedaría atrapado de por vida- Pregunta en voz alta, pero mirando a Anima. Este le devolvió la mirada, y con un gesto demostró no saber la respuesta. –Vale, entonces busca armas en la cocina, necesitaremos defendernos- Anima asintió, y se dirigió rápidamente detrás de la barra y busco un par de cuchillos grandes y volvió con ellos… No era mucho, pero era algo.
----
Off: disculpa la enorme cantidad de dias que tuve de tardanza, pero bueno ya estoy otra vez ilusionado con este rol ! asi que adelante!!! y bueno queda claro que Pecrey no es mucho de trabajo en equipo, pero se mantendra en grupo igualmente.


avatar
Pecrey Addams

Mensajes : 15
Link a Ficha y Cronología : Pecrey

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Celeste Shaw el Jue Mar 16, 2017 8:32 am

Cuando llego a esa sala, veo que hay reflejos de todos nosotros en un espejo. Pero... son distintos, algo distintos. Ese no es un espejo normal, lo sé. Miro al mío, veo que la silueta tiene una ancha sonrisa en el rostro, una sonrisa hospitalaria. Sin embargo, sus ojos me inquietan. Parecen cálidos, pero no lo son. Hay un fondo de maldad en ellas, y de la peor maldad. Esa que pasa desapercibida y sale en el momento menos esperado. Es una de esas personas que parecen lo mejor por fuera, pero por dentro son lo peor que hay, auténticas víboras.

Y yo me pregunto por qué son tan distintos a nosotros, los reflejos. ¿Son acaso lo contrario a nosotros? Si el mío es así, ¿soy yo alguien que enseña los dientes pero por dentro es un cacho de pan? No, ¿verdad? No lo creo, yo no soy así. Ya se encargó mi maestro de hacer que no fuera así, de arrancar todo lo bueno que tenía. ¿O solamente lo escondió bajo toda esta frialdad? Quizá sea así. No lo sé, no me conozco lo suficiente. A lo mejor solamente enterró lo bueno y dulce que hay en mí, ¿quién sabe? Por otro lado, ¿por qué estamos atrapados aquí? Si estamos todos nosotros, debería colaborar. Los reflejos son peligrosos, sobre todo el de la oráculo y el mío. Los otros... No lo sé, no lo creo. Pero hay que ir con mucho cuidado, o nos van a matar.

La voz del reflejo del niño me sobresalta. ¿Nos matará? ¿A todos? No se lo pondré fácil. No, de ningún modo. Mi reflejo se queda mirándolo todo, aparentemente con preocupación. ¿Es que no piensa hacer nada? Ah, cierto, si es una víbora cubierta de dulce. Si puede ayudar sin arriesgarse, lo hace. Y, si no, pues se va a quedar quieta. Es de esperar que actúe así.

Subo deprisa, junto con los otros, y el reflejo del niño nos guía. Se cierra la trampilla y saco mi espada. Entonces veo que algunos van a la cocina, en busca de cuchillos o algo que pueda servir como arma, y recuerdo mi daga, que he roto antes intentando forzar una cerradura. Yo con la espada me basto, pero todos los demás deberían tener armas a mano. Bueno, aunque sea un cuchillo de cocina, supongo que ya servirá. ¿Tendrán armas los reflejos? Eso es lo que dudo.

-¡Coged cualquier cosa que sirva de arma! Un objeto contundente puede valer, pero si es un cuchillo mejor. Me quedo vigilando la trampilla.

Me posiciono al lado de la trampilla. Si se abre, voy a intentar atacar a lo que sea que haya ahí. Será uno de los reflejos, estoy segura de ello.
avatar
Celeste Shaw

Mensajes : 336
Edad : 20
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Cronología

Nivel : 2
Experiencia : 310 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Iris Melita el Dom Abr 02, 2017 3:36 am

OFF: Como recordatorio, Celeste sigue teniendo la espada rota, como mucho tiene la daga.


ON

Todo era un caos. Había sido arrastrada hasta el piso superior sin saber bien por qué ni cómo. Lo que sí sabía es que yo había liberado a un ser sediento de sangre, y muy peligroso. Todo esto ... ¿sería mi culpa? Si lo era, tendría que ponerle remedio yo misma. Pero no sabía cómo hacerlo, no ahora mismo.


El adicto al alcohol se acercó a mí, y a pesar de que Faiza se interpuso, traté de relajar sus ánimos, colocando una mano sobre su hombro.

El hombre parecía estar enfadado conmigo. Como si yo fuera la culpable. Si él lo pensaba, probablemente los demás también.
– Lo siento… No sé qué podría hacer contra ella ahora mismo…

Que dijera alguien algo así sobre mí era como colocar una losa de mármol sobre mi pecho. Me resultaba doloroso, incómodo y difícil de tragar. Pero había de asumir la responsabilidad de mi existencia, porque mi existencia es la que propició la existencia de esa versión abominable de mí misma.
Mientras tanto, la trampilla crujía por los golpes que se podían oír, atronadores, desde abajo. Hasta las bisagras rechinaban porque algo tiraba de ellas. No podríamos estar mucho más tiempo aquí.
Faiza estaba confusa. Ella tampoco sabía bien qué estaba diciendo el humano aficionado al alcohol, pero su sentido de supervivencia era lo que primaba. Buscaba con la mirada la puerta de la calle, viendo cómo el humano iba hacia allí junto a su versión extraña de este mundo, y deslizándose, se acercó hasta ellos, observando a uno y a otro.

-¿Qué esssstais haciendo? Vámonosss de aquí. Esssto es peligrossssso.

Por mi parte, oía los fuertes porrazos en la trampilla, y quise salir del sitio. Sabía que debíamos hacer una retirada táctica y buscar un sitio donde escondernos.


Fui hacia el exterior de la taberna, con más cuidado que los otros dos humanos, y efectivamente, todo estaba al revés.

Más golpes fuertes. La madera de la trampilla se estaba astillando.

- No hay tiempo. Iros de ahí

Faiza me siguió fielmente, saliendo de la taberna, mientras podía ver desde la puerta cómo la trampilla se combaba mientras rechinaba con un sonido estruendoso.

Percrey reflejado salía por delante de mí, señalando una calle no muy lejos de allí.

- ¡Por allí, seguidme! -

El niño corría cual demonio, y yo, espantada por la situación, traté de seguirle el paso lo más rápido que me permitían las piernas. Faiza me seguía, deslizándose como si apenas rozara el suelo. Si no fuera porque sabía quién era, parecería que estuviera siguiéndome para darme caza y devorarme como un animal salvaje, pues su cara denotaba rabia. Esperaba que no fuera hacia mí.


Los rezagados verían cómo la trampilla salía volando contra el techo, y caía a un lado, astillada y doblada como si fuera papel. La Iris reflejada salía flotando del piso de abajo, y la Faiza reflejada le seguía como si de una paje se tratase, mirando a un lado y a otro indiferentemente.


Al final el reflejo de Percrey les llevaría a un refugio, una pequeña casita oculta en la zona menos rica de la ciudad, pero aparentemente oculto de todo. Se encontrarían delante de la puerta, una puerta humilde y estropeada de madera.


Ficha de Iris Melita

(green) Dialogo de Iris- (orange) Diálogo de Faiza- Pensamientos- Narrativa
avatar
Iris Melita

Mensajes : 36
Link a Ficha y Cronología : Iris

Nivel : 1
Experiencia : 50 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Iris Melita el Jue Mayo 04, 2017 10:45 pm

OFF


SUpongo que si a estas alturas nadie ha respondido es que nadie quiere seguir la partida. Si a alguien le interesase, avisad por favor.


Ficha de Iris Melita

(green) Dialogo de Iris- (orange) Diálogo de Faiza- Pensamientos- Narrativa
avatar
Iris Melita

Mensajes : 36
Link a Ficha y Cronología : Iris

Nivel : 1
Experiencia : 50 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Strindgaard el Jue Mayo 04, 2017 11:45 pm

OFF: Yo quisiera. De hecho, había olvidado este rol xD Te contestaré cuanto antes.



El mal es un punto de vista.
avatar
Strindgaard

Mensajes : 719
Edad : 29
Link a Ficha y Cronología : Strindgaard
No todo el que anda errante está perdido


Nivel : 7
Experiencia : 431 /3500

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Celeste Shaw el Vie Mayo 05, 2017 9:03 am

OFF. Perdona, he estado con mil cosas en la cabeza y, como sabes, no he escrito apenas nada. Me gustaría seguir con la partida.
avatar
Celeste Shaw

Mensajes : 336
Edad : 20
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Cronología

Nivel : 2
Experiencia : 310 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: El reflejo no miente[ Libre /Con masterización]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.