Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reunión en sueños [Partida Publica]
Hoy a las 1:15 am por Skurk Äsping

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 8:32 pm por Atlas y Axis

» [Evento] El Cuestionario Diario
Ayer a las 3:20 pm por Alegorn

» - Apocalipsis now -
Ayer a las 5:59 am por Niris

» [Off , reglas y reclutamiento] Reunión en sueños
Sáb Ene 20, 2018 9:47 pm por Jan Egiz

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Sáb Ene 20, 2018 4:16 am por Strindgaard

» Creación de reglas estandarizadas para las resurrecciones de personajes
Jue Ene 18, 2018 7:41 pm por Señorita X

» Reglas de Resurrecciones
Jue Ene 18, 2018 7:36 pm por Staff de Noreth

» Un error a la vez [Libre]
Jue Ene 18, 2018 3:28 am por Jan Egiz

» Escucha el Llamado de los Caídos.
Miér Ene 17, 2018 4:16 am por Strindgaard

» Maleficarum [Solitaria +18]
Vie Ene 12, 2018 8:09 am por Lujuria

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Ene 11, 2018 2:55 am por Almena

» Sistema de corrección de partidas por pares
Miér Ene 10, 2018 1:33 pm por Strindgaard

» El cofre maldito [Privada con Masterización]
Lun Ene 08, 2018 8:29 pm por Vanidad

» Reglas de Noreth
Lun Ene 08, 2018 7:38 pm por Rectina Pomoviejo




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Que flojera da pensar un titulo para la hijra (?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Que flojera da pensar un titulo para la hijra (?

Mensaje por Pereza el Miér Mayo 11, 2016 8:09 pm

__Según el senderó de tierra que atravesaba la jungla de Uzuri iba dando paso a un camino asfaltado de piedras doradas, la espesura del bosque comenzó a disminuir, dando pasó a los rayos del sol que deslumbraron a la mujer del conductor del carromato, despertandola de su siesta.
__-¿Ya te despiertas, querida?
__-¿Dónde estamos?-preguntó la mujer bostezando mientras se estiraba.
__-Debemos de andar a punto de salir de Uzuri. Hemos entrado en territorio de Ozma hace apenas un minuto.
__Catherine Stapleton respondía a la voz ronca y cansada de su marido, Henry, asintiendo con su cabeza levemente mientras corría con el brazo el telón del carromato para encontrar en su interior a su hija Essi, de doce años, dormida. La chica estaba en posición fetal, encogida entre un montón de jaulas de animales y con el kull de bronce con el que habia estado jugando durante la mayor parte del viaje, aún en la mano.
__Una sonrisa se dibujó en el rostro de la mujer al ver la apacible estampa de su hija. Sonrisa que desapareció poco después al encontrarse con la mirada directa que le dirigía uno de los animales enjaulados, un perezoso.
__-De verdad que esos bichos me ponen los pelos de punta-exclamó la mujer aún su voz de recién levantada.

__La familia Stapleton se dedicaba a la venta de mascotas exóticas, un tipo de mercancía poco habitual pero del que muchos nobles se antojaban, y por lo tanto, un negoció bastante fructífero gracias a los precios que podían alcanzar las criaturas indicadas en los lugares indicados.
__El recorrido anual de la familia acababa de iniciarse hacia apenas unas semanas en Eblumia, donde habían comprado un cargamento de criaturas marinas que podrían vender dentro de poco en Ciudad Esmeralda; y había continuado por la jungla de Uzumi donde se habían avituallado de la mayoría de las especies que luego venderían por los territorios de Thargund:  monos, lagartos, pajaros de colores, serpientes, quimeras, perezosos, arañas, canguingos...

__El viaje les solía llevar solo medio año y les permitía vivir el restó de éste de forma cómoda, en su hogar. Sin embargo, este año iban retrasados; lo normal era que llegarán a la Ciudad Esmeralda para el Dia de Ozma, pero ya hacia dos semanas desde que se celebro.
__El motivo del retraso era una enfermedad. O a esa conclusión habían llegado ellos, ya que a pesar de que no moqueaban o sentían dolor de ninguna clase, los tres se cansaban mucho más pronto de lo habitual, comían poco, se estaban desainamos e incluso (el motivo principal del retraso) se quedaban dormidos conduciendo.
__Ante estos síntomas no  habian conseguido encontrar otro remedio que el hacer frecuentes descansos, lo que había alargado la travesía.


__Dos horas de trayecto más tarde, con una breve parada en medio para una necesitada siesta del conductor, se encontraron ante la incomparable visión de la Ciudad Esmeralda, y media hora más tarde se encontraba en sus puertas, justo delante de una carreta de repollos y delante de uno de telas y formando parte de una gran cola de mercaderes que esperaban para que los guardias dieran el visto bueno a lo que transportaban. Una nueva medida de seguridad tras los acontecimientos ocurridos en el día de Ozma.
__La espera no fue muy larga realmente, pero fue suficiente para que Henry se adormeciera de nuevo.
__-¡Coles podridas! ¿¡Qué clase de porquería crees que aceptamos!?-exclamó uno de los guardias despertando al señor Stepleton.-¡Se acabó! ¡Quemad el carro! A saber qué clase de enfermedades puede provocar...
__-¡No! ¡Mis repollos!-gritaba impotente el pobre mercader mientras veia como los guardias incineraban sus vegetales.
__-¡Llevaos a ese mercader! Enseñadle a no montar escándalos-ordenó el guardia a sus hombres, luego se dirigió hacia la carreta de los Stepleton mientras les hacia un gesto para que avanzara-Muy bien, ¿qué tenemos aquí?
__-Vendemos animales exóticos. Vamos a al mercado.-respondió Henry con gentileza.
__-¿Animales... eh?-el guardia se dirigió hacia la parte de atrás del carromato para comprobar la mercancía, pero al meter la cabeza dentro del telón y descubrir la gran cantidad de animales y jaulas que transportaban, sintió una pereza inmensa. La sola idea de tener que comprobar cada una de las jaulas, ya le cansaba. Sentimiento que exteriorizó con un sonoro resoplidoPuuuff... Esta bien... adelante...
__-Gracias
__Henry espoleó a sus mulas y el carromato se adentró en las murallas de la ciudad. Habitualmente, y dada la hora, cualquier comerciante se hubiera dirigido al mercado para colocar su puesto, pero un poco tarde, pero aun no era medio día, aún habría tiempo para poder vender algo. Sin embargo, los Stapleton no necesitaron más que un intercambio de miradas para decidir por unanimidad que buscarían una posada y se tomarían el día libre para descansar del viaje.

__No tardaron mucho en llegar a una posada hecha de esmeralda, como el resto de edificios de la ciudad, y cuyo cartel citaba: "El Enano Durmiente" en una letra que recordaba a la rúnica y  con un dibujo enano barbudo echándose una siesta junto a un pico.
__-Essi, cariño, ya hemos llegado-comenzó a decirle Catherine a su hija, acariciándole la cara para que despertará, mientras su marido se bajaba del carro y se adentraba en el edificio para arreglar el hospedaje-¿Cariño? *bostezo* Vamos, despierta, ya estamos aquí.__-uhm... urg...-se escuchó proveniente del carró mientras una mano se levantaba ligeramente y volvía a caer.
__-¡Essi!-exclamó Catherine con su tono de madre.
__-uhm... cinco minutitos más...
__-Si, aqui esta el carró-Henry salió de nuevo de la posada junto con un enano que se dirigió a tomar las riendas del carromato para llevarlo a la parte trasera de la posada-¿Qué es lo que pasa Cath?
__-Tu hija, que no se quiere levantar... *suspiro* ¿Podrías cargarla hasta la habitación?
__El rostro de Henry ilustró la poca gracia que le hacia la petición de su mujer, pero ésta le respondió rápidamente con una mirada acusatoria que hizo que el hombre se rindiera con un <<Esta bien>> y cargará a su hija en brazo hasta la habitación que les habían dado, en la segunda planta.

__Nada más llegar a la habitación, se tumbaron cada uno en una cama y no tardaron más de un minuto en caer rendidos al cansancio y al sueño.
__La estancia quedó en una calma digna de un diccionario.
__Una calma casi sobrenatural, ya que no sé oía ni siquiera el barullo de la calle.
__Solo el tranquilo respirar de la familia.
__Y de pronto, el sonido de un kull que cae sobre madera. El kull de bronce con el que la pequeña Essi había estado jugueteando durante la mayor parte del viaje y que ahora se había desprendido de su mano. La moneda rodó por el piso metro y medio, comenzó a dar vueltas sobre sí misma y finalmente quedó vibrando en el suelo sin desvelar a ningún miembro de la familia.
__Sin embargo, la vibración no se detuvo como cabría esperar, si no que comenzó a incrementarse y poco después de la moneda comenzó a formarse una neblina que adoptó la forma parecía a un primate y se condensó hasta hacerse sólido.
__El ser se arrastró por la estancia hasta llegar a la cama donde se encontraba la niña y alargó su brazo para tocarla. La muchacha ni se enteró. Tampoco lo llegaron a notar sus padres cuando el demonio se acercó a tocarles. Y la vida de los Stapleton se acabó en esa posada. En esa habitación donde reinaba la calma.






__Casi 2 hora después de que la familia se tumbara en esas camas para no volver a levantarse, la ventana de su habitación se abrió de par en par y de ella saltó un perezoso de metro setenta de altura, con un cuerpo adelgazo que le hacia parecer más humanoide y ataviado con un pantalón del señor Stapleton.
__El demonio aterrizó sin ser advertido en el patio interior de la posada, dónde guardaban los vehículos de sus inquilinos. Se metió rápidamente en el carromato de los vendedores de mascotas y terminó de alimentarse allí dentro.
__Cuando volvió a salir del carromato, se le veía risueño. Hacia demasiado tiempo desde la última vez que reunió suficiente energía para contrarrestar su afección. Su cuerpo le estaba pidiendo aprovecharlo, moverse; y como tampoco tenía nada mejor que hacer, eso fue lo que hizo. Dando un único salto desde el carromato mismo, se enganchó al tejado del muro del patio y desde allí cayó a la calle, y sin reparar en los desconcertados transeúntes, comenzó a correr como alma que lleva el diablo.
__Se sentía bien, muy bien; incluso no pudo evitar reirse mientras esquivaba a un grupo de comerciantes saltando agachado a través de ellos. Por desgracia tuvo que terminar su carrera pocos minutos después de iniciarla, en la entrada de una plaza, por culpa del flato.
__-...y está claro que las tácticas actuales de nuestro lideres no funcionan! ¿¡Cómo si no se concibe que dos demonios hayan entrado y salido de nuestra gran ciudad tan impunemente!? Hay que contraatacar, llevar la lucha a sus asquerosas fronteras del foso y entrenar a más caballeros que sepan combatir contra esos pecaminosos seres...-oyó bramar el perezoso a un pregonero desde el centro de la plaza, rodeado de una multitud que vitoreaba cada una de sus palabras.
__-Perdone-Pereza llamó la atención de un transeúnte, un enano, más con la intención de recuperar fuerzas que de realmente hablar-¿de qué va todo eso?
__-¿Uhm? ¡Oh! Pues no me he enterado del todo, solo soy un conductor de paso, pero según he oído, hace unos días, durante la fiesta del día de Ozma, capturaron a una demonesa en la ciudad.
__-¿Una demonesa?
__-Si, una demonesa, con alas, cola, patas de cabra y toda la pesca... una de Lluuhgua al parecer. La arrestaron follándose a un guardia. El caso es que fueron a ejecutarla en público y apareció otro demonio, uno informe, con muchos ojos, brazos y alas, según me han dicho... éste se llevó a la otra y escaparon de la ciudad matando a algunos guardias por el camino. La gente está que trina con razón...
__-Ya veo...
__-Bueno, que tengas un buen dia, nagar.
__El enano desapareció en la multitud antes de que el demonio pudiera decir una palabra. Mucha energía no había podido reabastecer del enano, aunque si le había dado tiempo a recuperar el aliento y se había llevado una información interesante. Estaba claro que no era buena idea permanecer mucho tiempo en aquella ciudad si estaban poniendo en marcha planes contra su especie. Lo más sensato sería emplear sus recuperadas fuerzas en llegar hasta la siguiente villa en vez de corretear por las calles de la ciudad verde.

__-¡Allí esta!-una pareja de guardias armados con lanzas le rodearon en un instante-Varias personas dicen haber visto un demonio delgado y peludo huyendo a plena luz del día por la calle principal, parece que tú encajas con esa descripción...-exclamó uno de ellos apuntándole con la lanza
__-Vamos Rolan, esta claro que es un alguna clase de nagar, no un demonio, la gente simplemente esta alterada...-le dijo el otro guardia, mucho más joven que el primero, a su compañero
__Pereza señalo a éste guardia con la mano mientras asentía repetidamente con la cabeza mirando al primero.
__-Puede ser, pero eso no explica qué hacía corriendo a toda velocidad en plena calle...-respondió éste, inspeccionando minuciosamente al demonio de arriba a abajo sin retirar su lanza.
__-¡Oh! Eso... Tiene una explicación completamente validad y razonable... verá, llevó más de un mes de viaje en carromato sin poder estirar las piernas a gusto... ¡Simplemente me apetece correr!
__-Claro, ¡y voy yo y me lo trago! ¡Los bolsillos! Seguro que has robado algo, asqueroso woe...
__Pereza levantó las manos un momento, y luego volvió del reves los bolsillos del pantalón que llevaba para demostrar que estaban vacíos.
__-¿Le vale? No he robado nada, solo me apetecía correr, ya se lo he dicho...
__-Um... esta bien... Por esta vez te has librado, perezoso, pero cuidado con lo que hacer.
__-Ay... Estoy seguro de que no miente Rolan, a mi no me parece mala persona, es más mira, para que te quedes tranquilo...-el guardia sacó un amuleto de su bolsillo y antes de que el demonia se percatará siquiera de lo que pasaba le tocó con él en el brazo.
__El amuleto comenzó a brillar y abrasó por completo la piel de la zona donde había entrado en contacto con Pereza, que lanzó un alarido de dolor.
__-¡Por Ozma...!-la cara de los dos guardias se puso pálida-Es un demonio... ¡¡ES UN DEMONIO!! ¡¡¡A MI LA GUARDIA!!! ¡¡¡DEMONIO!!!
__Pereza se lanzó rápidamente sobre los dos guardias, tirándolos al suelo, se levanto dando un voltereta y salio corriendo por una callejuela lateral, aun lastimándose de la quemadura.

__Se notaba que la ciudad había sufrido un ataque poco antes, la guardia no tardo casi nada en reforzar la seguridad en todas las puertas de la ciudad, así como de tener patrullas por todas las calles buscando al demonio. Pereza solo podía huir de callejón en callejón, evitando a los guardias y escondiéndose mientras intentaba acercarse a las puertas más cercanas.
__Avanzaba muy lento. Prefería hacerlo así, lento pero seguro, para no arriesgarse a ser descubierto por los guardias, quienes se estaban tomando su tarea de buscarle mucho de forma más exhaustiva de lo normal. Y  aun con la habilidad del demonio para ocultarse en objetos estuvo a punto de ser descubierto en más de una ocasión.
__Con todo consiguió llegar hasta la calleja más cercana a la puerta, donde lo único se que impedía finalizar su fuga eran dos docenas de soldados que hacían gala de su dominio de la magia divina mientras inspeccionaban minuciosamente a todo aquel que quisiera atravesar el portón. Intentar atravesar escondiéndose en algún objeto que llevase alguien seria demasiado arriesgado, si alguno de esos hechizos le tocaba seguramente no viviría para ver anochecer.
__Sin embargo, a Pereza este hecho no se le pasó por la cabeza ni un instante y sin darse cuenta de que debia considerar este hecho, se imbuyó en la camisa del primer tipo que pasó cerca del callejón en dirección hacia la puerta, un alfarero llamado Lorenzo Taech que se dirigía a recibir a un familiar que llegaba de visita.
__Lorenzo siguió su camino sin darse cuenta del nuevo inquilino de su vestimenta, y así, fue detenido por uno de los guardias.
__-Lo siento señor, pero estamos buscando a un delincuente y nadie puede salir de la ciudad sin que le demos el visto bueno. ¿Puede decirme su nombre y a dónde se dirige?
__-Claro, sin problema. Soy Lorenzo Taech y voy a recibir a un familiar que llega hoy.
__-Tranquilo soldado, yo me encargó de éste.-exclamó desde detrás otro de los guardias, este llevaba una armadura algo más decorada, distinguiendole como algun oficial.
__-Si señor-el primer guardia saludo a su superior y se dirigió hacia otro transeunte
__-Hola Taech, ¿Cómo va el dia?
__-Bastante bien por ahora, Marco, bastante bien... ¿Qué es todo esto?
__-Bueno, oficialmente no deberia decirte nada, pero al parecer han encontrado a otro demonio en la ciudad, no quieren que escape.
__-Oh! Menudos días locos vivimos... Demonios en Ciudad Esmeralda... ¿Qué era lo siguiente?
__-Y qué lo digas amigo... Bueno, ¿Hoy venia esos primos tuyos no?
__-Así es, iba justo a verlos, según me dijeron planeaban comer aqui al lado, en Castro Verde.
__-Me alegro por ti, vamos a acabar esto rápido...
__-¿Qué tengo que hacer?
__-Nada, te tocó con un talismán de estos y ya puedes seguir
__El tal Marco, sacó el talismán y lo dirigió hacia Lorenzo, a punto estuvó el demonio de salir de la camina e intentar huir corriendo, pero por suerte decidió esperar, y la mano del guardia se torció hacia el antebrazo del alfarero, sin tocar ninguna parte de su ropa.
__-Bueno, pues ya esta. Que tengas un buen dia Taech
__-Igualmente Marco, suerte con la caza.

__Los primos de Lorenzo no llegaron nunca a reunirse con él en Castro Verde. Unos mercaderes que salían de la ciudad en dirección a Ujesh-Varsha encontraron al alfarero cerca del camino de losas amarillas tres días después, durmiendo plácidamente. Al comprobar que no se despertaba, decidieron "tomar prestada" su bolsa de monedas. Lo que no sabían es quién iba oculto en una de ellas.


Fin del comunicado
avatar
Pereza

Mensajes : 88
Link a Ficha y Cronología :
Pereza
¡Invéntate tú mismo el título!

Nivel : 3
Experiencia : 490 / 1500

Volver arriba Ir abajo

Re: Que flojera da pensar un titulo para la hijra (?

Mensaje por Señorita X el Jue Mayo 12, 2016 9:49 pm

Después de tanto tiempo, al menos es merecedor de tener color, por fin. Supongo que más vale tarde que nunca.

UN saludo
avatar
Señorita X

Mensajes : 1245
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.