Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hyaku Monogatari
por Aulenor Sáb Abr 21, 2018 3:50 am

» Polimorfismo, nuevo rasgo para el foro
por Señorita X Vie Abr 20, 2018 10:37 pm

» Revolución en Rodelfia
por Casandra Von Schuyler Vie Abr 20, 2018 6:20 pm

» Polimorfismo
por Staff de Noreth Miér Abr 18, 2018 8:08 pm

» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
por Vanidad Mar Abr 17, 2018 9:24 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Lun Abr 16, 2018 11:05 pm

» Escucha el Llamado de los Caídos.
por Strindgaard Dom Abr 15, 2018 9:48 am

» Buenos dias y, por si no los veo, buenas tardes, buenas noches.
por Señorita X Sáb Abr 14, 2018 11:40 am

» Un caballero, un enano, una bruja y un demonio entran en un bar...
por Margaret Orgaafia Sáb Abr 14, 2018 1:00 am

» hola vengo a presentarme y conocer a pjs y divertirme
por Skurk Äsping Vie Abr 13, 2018 1:21 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Un loco sueño de ratones y guitarras.

Ir abajo

Un loco sueño de ratones y guitarras.

Mensaje por Taliesin el Jue Jul 14, 2016 3:38 am



El pequeño ladronzuelo perdió el aliento cuando se encontró con la reina. Las lunas asomaban sus rostros por los ventanales cargados de cortinas de rica seda, atravesando con sus oblicuos rayos el gran salón penumbroso. El silencio era denso como una manta gruesa entre las paredes, el que tan solo era roto por los mordiscos del fuego sobre la madera dentro de la chimenea. El corazón exaltado del roedor se podía oír como un diminuto tambor de batalla, allí, clavado a los pies de un piano, no era más que una motita de polvo sobre la basta alfombra, pero ella posó su mirada sobre él a la distancia, con la misma facilidad que el búho encuentra su presa en medio de la oscuridad de la noche.
La reina se levantó del mullido sillón donde descansaba y se alejó del amparo de las llamas para acercarse con cautela.
¿Quién anda ahí? —preguntó a la distancia, curiosa.
Taliesin estaba quieto como una roca, envuelto en miedo, con su ratonil mano instintivamente pegada al florete y dispuesto a usarlo. Sabía que nadie más habitaba el palacio, pero su mente estaba siendo alimentada por el terror, y la reina, con la luz de la chimenea en su espalda y el rostro envuelto en sombras, a ojos del pequeño ratón, era una informe bestia de cabeza puntiaguda.

Pegó su espalda a la pata del piano a medida que ella se acercaba, sudando frío, dispuesto a correr y desechar toda su misión, pero cuando Ozma atravesó la lluvia de luz que proyectaban los ventanales, vio su rostro y su silueta enfundada en un vestido níveo de encajes perlados que brillaban con el resplandor de las lunas y se maravilló ante tal imagen. No cabía duda, era la reina. Seguramente hubiera caído de rodillas, de no haberlas tenido entumecidas.
Ella lo miró entre extrañada y divertida, ladeó su grácil cabeza y dijo con una ligera sonrisa.
Pero qué vistoso ratoncillo.
Talie se relajó, «Nunca hubiera imaginado que la reina fuese tan bonita —pensó—, y que hermosa voz tiene, es como caminar entre los lirios una mañana de primavera.» El miedo fue remitiendo, de pronto se sentía plácido, su corazón dejó de martillear y se comenzó a beber la belleza de la reina.
Ozma se agachó frente a él, su sonrisa era radiante, tomó al roedor entre sus manos y lo alzó.
Vaya, qué elegante. Y tienes hasta una diminuta guitarra en tu espalda —dijo jocosa—. ¿Tienes nombre pequeño bardo?

Talie se sonrojó, estaba eclipsado por su aura. Se tardó unos segundos en responder, antes de que su mente, en algún sitio profundo sonsacara la voz, para gritarle que estaba en aprietos. «¡La mismísima reina me ha descubierto infiltrado en el impenetrable Palacio! —se dijo perplejo—. Mi suerte está echada, mi amo estará decepcionado
¿No sabes hablar? —La voz de la reina le seguía sonando maravillosa, pero su halo de magia se había disipado lo suficiente para que el pequeño pudiera pensar claro. «Pero la reina es tan amable, no parece preocupada o molesta. ¿Qué hará conmigo?»—. ¿Has venido a hacerme compañía, a cantarme una canción?

Los ojos de la reina tenían brillo propio en medio del oscuro salón, Talie asintió sin quitar la vista de ellos, pensando en la sonrisa de ella, que se acrecentaba expectante, cuando el pequeño bardo colocó su guitarra entre los dedos.

Una musica tenue y tímida comenzó a surgir de la guitarra, la cual fue adquiriendo cuerpo con el pasar de los segundos, espantando el silencio del salón hasta los rincones, llevándose la oscuridad con un barrido de notas.
La reina giraba feliz sobre la alfombra, Talie se contagiaba de su felicidad y sonreía junto con ella. Ambos bailaron al rededor del salón, cerca de la chimenea y bajo la luz de las lunas.

Hace mucho tiempo que no oía música —dijo ella para cuando la canción terminó. Tenía las mejillas sonrosadas por los giros y el baile—. ¿Tocarás otra más?
Talie volvió a asentir, llevó las manos a las cuerdas y comenzó, esta vez fue una canción lenta y triste, que hizo que la reina agachara la cabeza y se escondiera en su sillón. Se acurrucó con las manos estiradas, viendo al pequeño bardo pulsar las cuerdas. La música le hizo recordar su soledad, el fuego crepitaba pero apenas y contenían las sombras.

Ella miró al ratón cuando la segunda canción terminó.
¿Tocarás una tercera? —Él sonrió—. ¿Y una cuarta y una quinta? ¿Tocarás para mi todas las noches cuando me sienta triste? ¿Has venido a hacerle compañía a tu solitaria reina, pequeño?

Talie miró a su reina con tristeza. «No sabía que tuviera un alma solitaria. Es una pena que tenga que vivir aquí encerrada. ¿Qué sería de mí si me quedo a acompañarla? —por un momento esbozó aquella idea en su cabeza, se imaginó tocando para ella, él, el minio roedor que había vagado tanto tiempo por todo Esmeralda terminaba al fin en el Palacio, haciendo música para la mismísima reina. Le gustó aquella imagen, pero se le vino inmediatamente después la de su amo, quien lo había rescatado de ese camino, le había tratado como nadie y le había dado un propósito—. Mi amo confía en mí. Debo recordar mi misión

El pequeño comenzó a tocar, la reina se comenzó a relajar, sus manos dejaron de sostener al pequeño, el sopor cayó sobre los párpados de Ozma. Talie dejó que el letargo la consumiera y a pesar de que se había quedado dormida luego de los primeros minutos, tocó la canción completa. Sonrió al verla, estaba en el mismo sitio donde la encontró, plácida y tranquila. «Cuando despierte pensará que todo fue un sueño. Un loco sueño de ratones y guitarras




La sabiduría máxima es tener sueños lo bastante grandes para que no se pierdan de vista mientras se siguen.
avatar
Taliesin

Mensajes : 20
Link a Ficha y Cronología : Taliesin

Nivel : 2
Experiencia : 200 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Un loco sueño de ratones y guitarras.

Mensaje por Señorita X el Jue Jul 14, 2016 2:59 pm

Hijra totalmente acertado y aceptado. Le daré color y sus diamantes iniciales. Un saludo
avatar
Señorita X

Mensajes : 1264
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un loco sueño de ratones y guitarras.

Mensaje por Taliesin el Jue Jul 14, 2016 8:49 pm

Srta X, quisiera saber si puedo utilizar mi hijra como comienzo de una partida.




La sabiduría máxima es tener sueños lo bastante grandes para que no se pierdan de vista mientras se siguen.
avatar
Taliesin

Mensajes : 20
Link a Ficha y Cronología : Taliesin

Nivel : 2
Experiencia : 200 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Un loco sueño de ratones y guitarras.

Mensaje por Señorita X el Jue Jul 14, 2016 11:31 pm

Claro. Puede conectarla directamente a una partida, o incluso citar el post como primer post. Como prefiera.
avatar
Señorita X

Mensajes : 1264
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un loco sueño de ratones y guitarras.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.