Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Noche de Muerte [Campaña]
por Lia Redbart Ayer a las 11:16 pm

» [Campaña] La Ciudad de Oro, Dinas Aur.
por Frank Morgan. Lun Sep 17, 2018 2:43 am

» Tentrei, la Balada Carmesí
por Tentrei Iskusstvo Jue Sep 13, 2018 4:39 pm

» Almena Ysun
por Bizcocho Miér Sep 12, 2018 12:41 pm

» Izvir van Rhamis | En construcción
por Bizcocho Mar Sep 11, 2018 12:15 pm

» No tuvo caso...
por Tentrei Iskusstvo Dom Sep 09, 2018 9:50 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Balka Dom Sep 09, 2018 9:01 pm

» Sangre, Perfume y Sueños Alados [Priv. Celeste]
por Tanets Iskusstvo Jue Sep 06, 2018 10:50 pm

» El Cuervo sobre el Muerto
por Katarina Jue Sep 06, 2018 9:33 pm

» Perdición en la Noche (Partida Libre)
por Etlhan VII Jue Sep 06, 2018 4:43 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Hogar, Fétido Hogar | Hijra de Zaparshka

Ir abajo

Hogar, Fétido Hogar | Hijra de Zaparshka

Mensaje por Varen Tethras el Dom Jul 17, 2016 10:18 pm

¿Hace cuanto que estaba caminando? Había perdido la cuenta, siendo que mis pasos cada vez parecían ser mas pesados. Mantenía la cabeza gacha, recitando pequeñas oraciones para así pasar el tiempo. Era un día común y corriente, nada que pudiera destacar o que me fuera de interés, mas allá de mi destino. Mantenía la vista puesta en los arboles y las hojas. disfrutaba de la hermosa creación de Gaia, sin contar que podía sumirme en ella sin ningún tipo de temor. Inhalaba con fuerza, pensando en cuanto tiempo tardó en formarse un lugar tan espléndido. Los mortales a menudo olvidamos lo efimeros y transitivas que son nuestras vidas en este mundo. ¿Cuanto mas me quedaría? ¿Sería alimento para buitres o gusanos? Una pequeña sonrisa escapo de mis labios, nadie podía hacer esto, pensar en convertirse en carroña y sonreír como si fuera el destino mas alegre del mundo. El sol comenzaba a ocultarse en el horizonte, marcando el fin de un día. Como era costumbre, necesitaba refugiarme de los elementos externos. La temperatura podía descender demasiado rápido, siendo que no podía imaginarme otra situación peor que la hipotermia. Decidí aumentar el paso, transformando mis pies para seguir adelante con mas velocidad. Mis patas se hundían de a poco en el barro fétido que ahora parecía ser el suelo.

No necesitaba transformarme para notar la putrefacción de este lugar... Algo estaba mal... Hacía minutos me refrescaba con la brisa, olía la vida en la savia de los árboles y podía escuchar el cantar de los pájaros. ¿Acaso era una ilusión? Procedí a moverme en dirección de un cadáver cercano. Estaba muy deteriorado... ¿2 o 3 semanas? No, parecía que simplemente se pudrió. No había ni marcas de depredadores pequeños o de que hubiese lucha. Solo desfalleció... Exhale, un poco preocupado por el ambiente de esta zona. Mañana temprano, haría mis oraciones a Gaia. Esta tierra necesitaba de sus cuidados, pero no podía hacerlo si no descansaba como me correspondía. Debido a la extensa planicie además de la falta de vegetación, la opción mas segura era descansar en un lugar natural. Corrí hacia una cueva cercana, buscando protección. Sentía como si algo no estuviese del todo bien, pero puede que fuera mi imaginación. Quizás el agotamiento me estaba afectando, además de que el intenso olor pútrido incluso llego a marearme. Llegue al final de la cueva, solo para darme cuenta de que parecía estar habitada. ¡Mierda! Ahora resulta que estoy invadiendo la propiedad de otro mas. Una tenue luz al final, funciono como aviso y faro para llegar a una sala redonda. Camine por la habitación revisándola.

Me agache para acariciar la madera antigua, dándome cuenta que hace mucho fue abandonada. Ahí... Un leve gemido me saco un poco de mi terreno. "El dueño esta aquí..." Me giré para observar que efectivamente había un hombre. Pero ese sujeto estaba demasiado enfermo. Su piel era de un color violeta, como si estuviese a punto de estallar en pus y sus ojos estaban cosidos. Tuve que cubrir mi nariz debido a que emanaba un hedor asqueroso, creo que el animal fuera me sería mas agradable. Podía casi saborear lo decadente de su apariencia. ¡Maldito olfato! Comencé a toser, escupiendo en el suelo. Por si fuera poco, aquella cosa comenzó a levantarse. - ¡Espera! No deberías de levantarte amigo, estas enfermo... Déjame ayudarte. - No podía permitir que una criatura de Gaia marchará tan enferma, debería de sanarle y en caso de que no se pudiera, darle un fin digno a su vida. Ignoro mi comentario, siendo que comenzó a balbucear en un idioma apenas entendible. - ¡He dicho que te detengas!- Alzar la voz solo espoleo a esa cosa, haciendo que avanzará de manera mas veloz hacía mi. Pude olerlo. Era corrupción, no podía llamarse podredumbre. He olfateado cadáveres, restos de animales y excremento en los bosques, pero este aroma que entraba por mis fosas nasales distaba de ellos. Mi cuerpo se entumeció de manera instintiva al observar como los elementos naturales parecían ceder ante la presencia de ese monstruo.

Intentaba hallar fuerza en mi cuerpo para moverme o huir, sus movimientos eran torpes. No me pondría un dedo encima en mi forma de batalla, pero aun así. ¿Porque no reaccionaba? Estaba a unos 8 metros de mi, cuando hice lo único que podía ocurrir. Elevar una oración...

"Gaia... Dame fuerza... Dame valor, coraje y tenacidad para luchar contra esta abominación que insulta tu creación. Alimenta mi ira, enciende el fuego del cazador que hay en mi... Que la forma humana desaparezca y que se levante uno de tus orgullosos ¡Campeones!"


Escuche un rugido animal en mi cabeza. Detrás de mi, salto un enorme jaguar que comenzó a luchar con esa cosa. Sus garras, poderosas, desgarraban su rostro. Sus colmillos mordían con ferocidad su carne putrefacta, provocando que la misma pululara sangre y otros fluidos repugnantes. Gracias a su agilidad, aquella bestia parecía dominar el combate, además de mantener una ferocidad implacable. Me tomo segundos darme cuenta... Principalmente fue el horrible sabor en mi boca y el golpe que me mando a volar un par de metros estrellandome contra una mesa. No existía tal jaguar... Era yo... Era la voluntad de Gaia. Estas abominaciones no tenían cabida en su mundo, infectadas y corruptas, no había manera en que permitiera su existencia. - ¡PREPÁRATE PARA CONOCER LA FURIA DE UN HIJO DE GAIA, BESTIA INFERNAL! - ¿Porque temer? Gaia, me cuidaba y si moría, me recibiría en la muerte. ¡Que todos los monstruos de la naturaleza teman este día! Porque ahora se cual es mi verdadero legado. Quemar la tierra para purgarla de tal mal, cueste lo que cueste. Mis fauces se abrieron proliferando una oración, para después dar un fuerte salto contra el rostro de aquella profanadora figura. Mis garras golpearon su cráneo con dureza, hasta que logre llegar al cerebro. La soltura de mis movimientos y la torpeza de los suyos me otorgaron el combate, aun así, luche con un mínimo de consciencia... La imagen de los lugares más hermosos que he visto decayendo por seres como este, me produjo una sed de ira incontrolable... Asumo que esto era la "Niebla Roja"... Estaba mal... Pero mientras retiraba los pedazos de carne de esta perdida bestia de mis garras, solo podía pensar en lo bien que me hizo sentir acabar con su vida...

avatar
Varen Tethras

Mensajes : 60
Edad : 23
Link a Ficha y Cronología : Varen Tethras

Historias de un Enano

Nivel : 2
Experiencia : 150 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Hogar, Fétido Hogar | Hijra de Zaparshka

Mensaje por Señorita X el Lun Jul 18, 2016 7:13 pm

Bien, hijra completado. Sin embargo le recuerdo algo. Usted tiene fobia y animadversión hacia los demonios. De ahora en adelante, si se encontrase con un jugador demonio, recuerde que no le puede matar sin su permiso. Y por otra parte, que lo que tiene es fobia. Respete eso también.


Un saludo
avatar
Señorita X

Mensajes : 1269
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.