Conectarse

Recuperar mi contraseña




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Los antiguos dioses

Ir abajo

Los antiguos dioses

Mensaje por Señorita X el Lun Jul 18, 2016 9:22 pm



Los antiguos dioses


Hubo un tiempo en el que otras creencias se extendían por Noreth, y aún a día de hoy, hay personas y bestias que creen en estas deidades. Algunos dicen que son padres de los actuales, otros dicen que son nada más que un mito. Sea como fuere, aquí hablaremos de ellos y los mitos que los rodean.

Por Ithilwen Erulaëriel


Se cree que en el comienzo era Noreth, o Anthä para los elfos, la Tierra, madre de todos. Era ella la precursora de todas las cosas, de los vientos, de los mares, de las estrellas. Luego vinieron los astros y de la fuerza de ellos, la tierra tuvo a los primeros gobernantes, el panteón de los dioses, antes del advenimiento del Gran Árbol y las razas que surgieron por su poder. Es así como del Sol nacieron los gemelos Luminaris y Elhías; de las tres lunas arribó al mundo Morderkaiser y, de la soledad y la vacuidad de la oscuridad, el Caos. Estos cuatro son los antiguos dioses de Noreth y tocaron el mundo en los tiempos primigenios antes de que las razas se hicieran al dominio de la tierra.




Luminaris o en lengua élfica Lümenïrïe, el justo o el gran juez. Es la principal deidad del panteón de los dioses de la luz y se le reconoce como el heraldo de la verdad, la rectitud y la justicia. Sus acólitos son caballeros consagrados a la evangelización y la defensa del bien sobre la maldad, guerreros y santos, siempre inculcados en la magia divina, tienen sus sedes en casi todo el mundo conocido, lo que incluye la fortaleza de Samrat y la Orden de Sumatra, Tirian Le Rain, Thalis Nerthaliam, Erinimar, Dhuneden. Sus seguidores son la mayoría de las razas más longevas del mundo, principalmente los solares y silvanos, diviums, humanos y algunos enanos.




Elhías (Änthäk-La para los elfos), es el hermano gemelo de Luminaris, también conocido como el Transformador. Los enanos le llaman Kharzún, por ser un dios bélico, fuerte, combativo, precursor de la muerte. Contrario a su hermano racional y justo, Elhías es impulsivo. Todas las razas que posean habilidades combativas y sangre conquistadora le son fieles a este heraldo de la luz. Difiere de su hermano, el Caos, en que es él el dueño de los procesos aleatorios del devenir en el mundo: la muerte y la resurrección; la destrucción y la renovación; felicidad y martirio, muerte y vida. Sus acólitos pueden usar magia divina como profana, pero siempre en función del balance del mundo y de los suyos. Son seguidores de esta deidad los cambiaformas, antropomorfos, orcos, humanos y otras criaturas que sienten la necesidad de expandir sus fronteras y basar su vida en la lucha.




Caos (Töt-dëlrïe en lengua élfica) es el Señor de la tiranía, terror de la luz, dador de poder a través del sufrimiento. La mezquindad, crueldad y el engaño son su dominio, y gracias a él es el poseedor de 4 hijos (Yigionath, Lluuhgua, Ghadrakha y Rhaggorath) a los cuales dotó con parte de sus poderes: los señores del Caos. El foso es su hogar y su dominio y a él respetan todas las criaturas que tienen tratos con los demonios. Celoso de los gobernantes de la luz, el Caos es el único dios del panteón que busca hacerse con el poder global del mundo y sumir a Noreth en las tinieblas, contando con acólitos en todas las razas existentes y en criaturas diversas.




Morderkaiser (llamado también Müsenïe), es la deidad neutral, en ocasiones reconocida como una mujer de impoluta belleza cuyos acólitos llaman Delia, seguida por cualquier raza con capacidad de ser dotada de inteligencia e ingenio para el arte. Es el artesano de la voluntad, capaz de dominar el espíritu y someter a las almas a través de la creatividad. Su magia es divina y profana a la vez, dependiendo del propósito para el que se use. Sólo pide de sus acólitos el ejercicio del arte y a cambio los provee con el poder de corromper o transformar las almas de aquellos a los que dedican su arte. Músicos, artesanos, pintores, son acólitos de esta deidad y se encuentran desperdigados por todo Noreth en cultos diversos que, aunque pueden llegar a ser profanos, nunca buscarán promulgar el caos en el mundo.
avatar
Señorita X

Mensajes : 1264
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.