Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hyaku Monogatari
por Aulenor Sáb Abr 21, 2018 3:50 am

» Polimorfismo, nuevo rasgo para el foro
por Señorita X Vie Abr 20, 2018 10:37 pm

» Revolución en Rodelfia
por Casandra Von Schuyler Vie Abr 20, 2018 6:20 pm

» Polimorfismo
por Staff de Noreth Miér Abr 18, 2018 8:08 pm

» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
por Vanidad Mar Abr 17, 2018 9:24 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Croatoan Lun Abr 16, 2018 11:05 pm

» Escucha el Llamado de los Caídos.
por Strindgaard Dom Abr 15, 2018 9:48 am

» Buenos dias y, por si no los veo, buenas tardes, buenas noches.
por Señorita X Sáb Abr 14, 2018 11:40 am

» Un caballero, un enano, una bruja y un demonio entran en un bar...
por Margaret Orgaafia Sáb Abr 14, 2018 1:00 am

» hola vengo a presentarme y conocer a pjs y divertirme
por Skurk Äsping Vie Abr 13, 2018 1:21 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Un paseo por el bosque (privada Elíacer)

Ir abajo

Un paseo por el bosque (privada Elíacer)

Mensaje por Níobe el Lun Dic 19, 2016 3:40 pm

Hace tiempo que viajo por Noreth, con la silla al lomo y las alforjas llenas de comida. No me es difícil cazar presas pequeñas, que se aterrorizan y se quedan paralizadas cuando me ven lanzarme en picado contra ellas y sienten mis garras en la espalda o el lomo. Intento no atacar a humanoides para no meterme en problemas, pero lo cierto es que son presas bastante jugosas. Lo único es que van casi siempre en grupo, y los pocos que van solos acostumbran a ser sólo pellejo y hueso.

Hoy he llegado a un bosque verde, inmenso. Es húmedo y tupido, la luz se cuela entre las ramas y da un aspecto pacífico y mágico a todo mi alrededor. Aterrizo en un claro y me tiendo en el suelo, con los ojos bien abiertos, y escucho el rumor del viento sobre las hojas. Es flojo, apenas un murmullo, un sonido que me tranquiliza y me ayuda a pensar. También puedo oír las pisadas de algunas alimañas sobre el suelo recubierto de hojas, y lejanas voces a las que no presto atención.

Es todo tan idílico, tan pacífico, que no puedo evitar cerrar los ojos y relajarme, dar una inspiración profunda y oler el aroma de las hojas y la humedad. Luego abro los ojos, no debería bajar demasiado la guardia si quiero sobrevivir sola por aquí. Me levanto lentamente y sacudo la cabeza, mirando a mi alrededor.

Alzo de nuevo el vuelo, alejándome cada vez más de los árboles. El aire se hace más y más frío, y luego bajo otra vez para aterrizar en otro claro distinto, más cercano a Geanostrum. Según he oído, este bosque se llama Physis. Naturaleza, en no sé qué idioma antiguo. Es un nombre muy acertado para él, para cualquier bosque, de hecho. Diré más, para cualquier paraje natural. Suelto un sonido algo gutural, una especie de gorjeo, y me agacho entre la maleza. No me es fácil camuflarme, pero si estoy quieta los animales se confían y se me acercan, curiosos.

Eso hace un jabalí, al que doy una picotada en el costado cuando se me acerca. Me levanto y arremeto contra él con las garras, clavándoselas en el cuerpo y abatiéndolo. Entonces, después de abrirlo, empiezo a comer.

Acabo enseguida y me alejo. Estaba hambrienta, y el jabalí suculento. Me ha quedado el pico manchado, es algo que no me gusta, pero que tiene fácil solución. Caminando, logro encontrar un río bastante profundo como para meterme completamente en él. El sol es cálido, el ambiente húmedo, y hace hasta algo de bochorno que me agobia, por lo que el agua fresca será lo mejor.

Me meto en ese río hasta quedar cubierta hasta el cuello, y me limpio el pico. Luego empiezo a acicalarme las plumas y luego el pelo de la mitad trasera de mi cuerpo. Me siento y también me lavo el vientre. Luego miro esas espirales marrones que tengo en el pelo y las plumas. No sé de dónde vienen, ni por qué las tengo, pero me gustan. Son bonitas. Creo que me las hizo el mago con el que estuve, pero no estoy segura. La verdad es que no recuerdo no tenerlas.

Salgo del agua y me sacudo. Me echo al sol, en la orilla del río, para descansar un rato, pero antes cojo la silla con el pico y me la vuelvo a colocar. No me resulta del todo fácil ponérmela yo sola, pero al menos aprendí y no debo depender de nadie que me vaya abrochando y desabrochando las hebillas. Me quedo ahí, echada, pero con los sentidos alerta por si veo u oigo algo.
avatar
Níobe

Mensajes : 5
Link a Ficha y Cronología : Níobe

Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un paseo por el bosque (privada Elíacer)

Mensaje por Elíacer el Jue Dic 29, 2016 12:17 pm

Elíacer había regresado de uno de sus largos viajes de exploración el día anterior, había llegado a su nido de la torre en ruinas del bosque y tras darse un baño caliente en las termas del sótano había dormido hasta bien entrada la mañana. Se sentía aún un poco cansado pero tras despertar estaba más hambriento que otra cosa, de modo que tras acicalarse un poco y colocarse todas las plumas con el pico, salió a la amplia terraza de la torre y se desperezó y calentó un poco los músculos y tendones antes de impulsarse con patas y alas hacia el cielo. Sentir el Sol y el aire contra su cuerpo siempre lo animaba y mejoraba su estado de humor y disfrutó de un vuelo tranquilo por encima de los árboles de aquel denso y verde bosque. Llegó a la zona del río y descendió para seguirlo y conseguir algo de pescado. Empezó a capturar varios peces, pequeñas delicias que se tragaba enteras de un bocado.

Su figura volando a ras del río entre los árboles era imponente, sus alas parecían abarcar todo el ancho de aquel río de aguas cristalinas y heladas. Ya llevaba como media docena de peces tragados y empezaba a sentirse satisfecho, pensando en volar hasta el cercano lago para tomar el sol sobre la hierba o alguna roca plana. Justo estaba pensando en aquello, algo distraído cuando vio de refilón una figura, pensó que la vista le había jugado una mala pasada y sorprendido giró la cabeza para mirar a un grifo tumbado sobre la orilla del río. Justo iba a lanzar un saludo cuando en vez de eso le salió un grito de sorpresa al rozar una de sus alas la rama baja de un árbol y perder estabilidad cayendo estrepitosamente al agua. Por suerte no se había roto nada y salió a la superficie, tosiendo un poco y nadando hacia la orilla. Salió fuera con las orejas caídas al estar mojada y todo el pelaje empapado pegado al cuerpo. Parecía un gato mojado y se sentía totalmente avergonzado, pues había tenido un fallo de polluelo. Se sacudió con energía dejando su pelaje todo erizado. Miró hacia el grifo y parpadeó sorprendido, pues conocía a todos los grifos que habían salido de la isla en busca de nuevos territorios y conocía a la mayoría de los que allí habitaban de vista. Ahora que tenía tiempo para poder estudiarla se notaba que era una hembra, no solo por el tamaño del pico, las garras o la forma de las caderas, sino que el olor también así se lo indicaba.

-Bu-buenos días…- Saludó con torpeza, algo nervioso.- Buen día para nadar, ¿verdad? –Preguntó como si con aquello pudiera disimular que en realidad se había caído al agua y no se había lanzado él a propósito.- Mi nombre es Elíacer Ojo de Hielo.- Se presentó con su nombre completo.- No sabía que hubiera grifos fuera de la isla Pico de Halcón…- Comentó mientras ahuecaba las alas para que se le secaran al Sol, mientras se colocaba las plumas y el pelaje, peinándose con el pico pero sin quitarle ojo a la hembra, pues no sabía cómo podría reaccionar ante su presencia.

En la isla de Elíacer las hembras eran las que solían llevar las riendas, eran las que solían mandar y organizar todo, mientras que los machos eran los que luchaban, cazaban y recolectaban, las hembras se ocupaban de la organización y liderazgo. De modo que estaba preparado para mostrarse dócil y sumiso ante aquella hembra, siempre y cuando aquello no lo pusiera en peligro o lo humillara demasiado no se opondría.
avatar
Elíacer

Mensajes : 121
Link a Ficha y Cronología : Eliacer

Nivel : 2
Experiencia : 560 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Un paseo por el bosque (privada Elíacer)

Mensaje por Níobe el Mar Ene 03, 2017 11:47 am

El sol me toca las plumas y el pelo, y es agradable recibirlo. Es cálido, pero no abrasador. Cierro los ojos, ahí sí que me molesta, pero por lo demás me gusta mucho que me dé este sol de primavera, no tan fuerte como el de verano, atenuado por una suave brisa.

Un grito de sorpresa y un chapoteo me sobresaltan. Me levanto, abriendo los ojos, y ladeo la cabeza al ver a un grifo en el río. Chasqueo el pico, divertida, y hago algo similar a una carcajada, sin poder contenerme. Doy unos pasos atrás y olisqueo el aire. Por el olor, creo que es un macho. Sí, sí. Es un macho.

Lo miro fijamente, parece nervioso. No entiendo por qué está tan nervioso, supongo que no esperaba encontrarse con otro grifo, y aún menos con una hembra. Yo tampoco pensaba que pudiera llegar a encontrarme con él, no pensaba que hubiera más grifos fuera de la isla donde vivía. Necesitaba irme, cuando lo hice, y no me arrepiento. Seguramente si me hubiera quedado habría acabado mal.

-Sí, hace buen día. ¿Quieres decir que no te has caído? -guiño un ojo-. Mi nombre es Níobe. No soy de la isla Pico de Halcón, además, hace tiempo que me marché de mi isla. ¿Qué te trae por aquí?

Ver a otro grifo se siente extraño. En cierto modo es reconfortante, porque me recuerda a un lugar que hace tiempo que no veo, pero... pero también me evoca ciertos momentos tristes, de cuando estaba en esa cueva, sin hablar con nadie, de la desaparición de mis padres... es algo confuso, es todo un torbellino de emociones que no sé explicar. Alegría, tristeza, extrañeza... Miro de nuevo al grifo.

-¿Qué te trae por aquí? ¿Sueles rondar por este sitio?

No sé si muchos suelen andar por aquí. No lo creo, este bosque se mantiene demasiado virgen como para que demasiados seres lo ronden... en especial humanoides. Humanos, mejor dicho. Los humanos no creo que sean muy capaces de mantener esta belleza intacta. Pero... bueno, lo cierto es que no hay que generalizar.
avatar
Níobe

Mensajes : 5
Link a Ficha y Cronología : Níobe

Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un paseo por el bosque (privada Elíacer)

Mensaje por Elíacer el Mar Ene 17, 2017 11:52 am

Elíacer aún estaba escurriendo agua y al notar todo su pelaje erizado, empezó a peinarse y acicalarse con el pico, para intentar tomar un aspecto algo más digno, la risa de la hembra no ayudaron en hacerlo sentir mejor, y mantenía las orejas tristemente mojadas y gachas, mientras trataba de recuperar un poco de su dignidad. Lo que más destacaba en el joven macho eran aquellos ojos azules, al igual que las hermosas franjas azul cobalto de sus alas y su cuerpo. La pregunta de ella lo hizo sonrojar de nuevo con intensidad, su cabeza parecía echar humo.

-Bueno…- Trató de replicar, aunque el guiño de ella le hizo callar, temblándole las patas, era una hembra realmente linda.- Es un placer, Niobe.- Repitió el nombre de ella con arrobación, mientras terminaba de colocarse algunas plumas y pelaje, sacudiendo la cola felina, mostrando la gran pluma de su extremo.- Estoy explorando nuevos territorios que los grifos podamos colonizar, nuestra isla, Pico de Halcón se nos queda pequeña, tenemos problemas para alimentarnos. De modo que yo y varios exploradores más hemos salido en busca de nuevas tierras.- Informó el grifo con orgullo, sacando pecho pues aquella misión era algo muy importante.

Elíacer mantenía la distancia, pues en su sociedad eran las hembras las que daban siempre el primer paso, las que se acercaban para oler o tocar a otro grifo, el macho se mostraba amistoso y con la cabeza ligeramente gacha, lo que indicaba sumisión e invitación a Niobe para que se acercara a él por si quería olerlo e inspeccionarlo. Asintió a la segunda pregunta de ella.

-Sí, he encontrado un lugar perfecto para mi nido, desde el parto a todas partes buscando nuevos territorios. Necesito un lugar al que volver para descansar de los viajes más largos, además en este lugar podrían instalarse una o dos familias de grifos, algo es algo.- Dijo el grifo mientras mantenía las alas semi abiertas pero también gachas, para que escurrieran y se secaran con el sol. -¿Y qué hay de ti? ¿Qué te ha atraído a éste territorio? –Preguntó curioso, con la cabeza ladeada. La hembra se veía algo más mayor que él, pero no mucho más, olía muy bien y aquello hacía cosquillear las fosas nasales de su pico.- Si necesitas un lugar donde hacer una parada y descansar mi nido está a tu disposición.- Dijo cortes, mostrando ser un buen anfitrión, que era lo que un grifo debía hacer con otro congénere.
avatar
Elíacer

Mensajes : 121
Link a Ficha y Cronología : Eliacer

Nivel : 2
Experiencia : 560 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: Un paseo por el bosque (privada Elíacer)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.