Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reunión en sueños [Partida Publica]
Hoy a las 1:15 am por Skurk Äsping

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 8:32 pm por Atlas y Axis

» [Evento] El Cuestionario Diario
Ayer a las 3:20 pm por Alegorn

» - Apocalipsis now -
Ayer a las 5:59 am por Niris

» [Off , reglas y reclutamiento] Reunión en sueños
Sáb Ene 20, 2018 9:47 pm por Jan Egiz

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Sáb Ene 20, 2018 4:16 am por Strindgaard

» Creación de reglas estandarizadas para las resurrecciones de personajes
Jue Ene 18, 2018 7:41 pm por Señorita X

» Reglas de Resurrecciones
Jue Ene 18, 2018 7:36 pm por Staff de Noreth

» Un error a la vez [Libre]
Jue Ene 18, 2018 3:28 am por Jan Egiz

» Escucha el Llamado de los Caídos.
Miér Ene 17, 2018 4:16 am por Strindgaard

» Maleficarum [Solitaria +18]
Vie Ene 12, 2018 8:09 am por Lujuria

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Ene 11, 2018 2:55 am por Almena

» Sistema de corrección de partidas por pares
Miér Ene 10, 2018 1:33 pm por Strindgaard

» El cofre maldito [Privada con Masterización]
Lun Ene 08, 2018 8:29 pm por Vanidad

» Reglas de Noreth
Lun Ene 08, 2018 7:38 pm por Rectina Pomoviejo




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Escila y las Ninfas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Escila y las Ninfas.

Mensaje por Sotét el Lun Ene 02, 2017 11:30 pm

Después de que el deslizador de arena diera un salto sobre una duna, se levantó una nube dorada que bofeteo la cara de los navegadores del desierto que solo se sacudieron un poco el polvo de sus hombros. Pitch por otro lado se ahogó con un poco de arena que trago sintiendo como ardía su garganta y quemándose el cuello con el ardiente sol (Obviamente los conocedores de estas tierras tenían un turbante, ropas grandes y largas con anteojos de protección que los defendían de los intensos rayos solares y la resequedad de la arena, todo esto para evitar los desagradables choques contra nubes de arena que te secan la boca dejándola tierrosa, con un sabor salado y con los ojos irritados.), él no contaba con la misma protección de sus arenosos amigos. Después de toser sentado en la planta baja del deslizador durante unos segundos, buscó su cantimplora y bebió los últimos dos sorbos de su maravilloso licor de Cocuy de Penca

-Buahg! Todo lo que siento en mi boca es el asqueroso sabor a arena! –Exclamó internamente la voz gruesa y gutural Bhakshak en la mente de Pitch. -¡Tengo sed joder! ¡Ya me harté del alcohol!

-Y lo peor ha ocurrido… Se nos acabó el Cocuy… Cálmate, ya desde aquí se ve la ciudad. -Respondió mientras veía unos muros y torres de vigilancia, también notaba que el timonero y capitán del deslizador hablaba con uno de los 2 morenos muchachos, este había ofrecido a Pitch un viaje “gratis” a Loc-Lac en deslizador, “gratis” significó que tuvo que escribir 5 facturas detallando las compras que habían hecho en su ciudad, acompañar una caravana hasta la frontera de Efrinder con Mashamba Milele y cargar 3 cajones de madera pesados al deslizardor.

-Mi jefe dice que está muy agradecido por tu ayuda, que las facturas quedaron muy bien explicadas y te recompensará, tenga. –Le entrega un pedazo de lo que parece ser un pan plano y en forma de círculo, carne seca salada con un sabor extrañamente peculiar y un poco de agua en una jarra. –Además dice que dejará que entres a la ciudad con nosotros, así no tendrás problemas.

-¿Problemas? –Dijo Pitch luego de recibir la comida.

-Sí, las inspecciones para entrar en Loc-Lac son muy rigurosas, te pueden robar tus pertenencias sino pagas un buen soborno o eres fuerte como un cazador. Es una ciudad muy… Movida y hasta se podría decir salvaje, así que le recomiendo cuidarse evitar peleas a toda costa. Uno no puede distinguir a ciencia cierta quien es un asesino en esa ciudad, además veras distintas razas, así que te recomiendo no mirarlo fijamente por un rato largo.


-Entiendo… Lo tendré en mente, muchas gracias por la comida. –Dijo después de pasar 3 tragos de agua por su garganta y extendiéndole la jarra vacía. Al recibirla, el muchacho quedó atónito ya que notó que la jarra estaba vacía y cuando se la entregó estaba hasta él tope, además no había comida en sus manos y pestañeo asombrado tratando de entender en qué momento se comió todo y trago tanta agua ya no percibió que la guardase.

Al entrar a la ciudad y luego de bajar las mismas 3 cajas pesadas del deslizador, Pitch se despidió de sus acompañantes de viaje para luego ponerse a caminar por la ciudad. Lo primero que notó en el lugar donde llegó fue un gran, pero gran bazar lleno de puestos de mercaderes vendiendo desde las más extrañas reliquias hasta baratijas de “buena fortuna”.

La gente empujaba, gritaba, cargaba cestos  y cajas de aquí a allá. Además de que había todo tipo de “personas” Elfos de orejas puntiagudas y ropas finas mirando joyas majestuosas siendo escoltados por guardias de su misma raza. Orcos con la cara fea y de deforme peleando con enanos por el precio de armas y armaduras. Estas razas eran muy familiares para Pitch, ya que en el puerto de su ciudad se les veía como comerciantes, no como ricos monarcas o aventureros. Lo más impactante de todo fue ver a los antropomorfos, ¿Animales en dos patas? Estos raros seres generaron una curiosidad en Bhakshak bastante peculiar… Imaginaba el sabor combinado de la carne humana pero con una deliciosa piel de conejo. “Exótico manjar que hay que probar” fue lo que pensó.

Se hacía de noche, el hambre golpeaba y ponía de mal humor tanto al demonio como al humano, al no tener dinero y no encontrar trabajo decidió pasar por la plaza a pedir un poco de sobras en algún puesto de comida. Al llegar, Pitch inmediatamente notó aquella extraña y pequeña tarima alta alumbrada por varias antorchas tanto en el piso como en la tarima, con un telón y forrada de retazos de tela de diferentes colores donde había unas personas montadas con un público de aproximadamente 15 personas de las cuales 4 eran guardias. “¡Indudablemente, una obra de teatro! Es más que perfecto, pasaré a ver y pediré trabajo.” Fue su pensamiento, pero al llegar y ver a los actores mal vestidos, ebrios, lo que parecía ser una “cueva” que en realidad era una caja grande de madera con una cortina de escenografía,  diálogos absurdos, la gente riéndose de las estupideces hechas y lo peor… ¡Era una obra de Lucia!

-¡¿Qué clase de blasfemia, que clase de sacrilegio al arte es esté?! –Gritó pero su voz se perdió entre la risa de los espectadores. Con la sangre hirviendo se dirigió a la parte de atrás de esta tarima para ordenar que detuvieran esta atrocidad, esta infamia contra el arte pero para su sorpresa lo único que encontró fue a un jovenzuelo con una jarra de madera medio llena algún tipo de alcohol, durmiendo panza a arriba en las escaleras, no divisó a nadie más, ni director, ni músicos… Esto era una tima echa por unos vagabundos. Aún más inconforme y lleno de cólera e impulsividad decidió acabar con esta aberración él mismo.

Acto seguido, arrastró al muchacho debajo de la tarima levantando la tela que ésta la recubre, se puso de rodillas encima de él y abriendo su mano izquierda sobre el pecho del joven, sacó con su mano derecha su cuchillo para desollar y le proporcionó una fuerte y profunda puñalada en la garganta de aquel miserable ser que abrió los ojos solo para escupir y ahogarse en su propia sangre mientras que Pitch retorció el puñal de lado a lado asegurándose de cortar internamente toda su garganta para no dejar que su alma se escapara y sufriera sintiendo el ahogamiento...

Al levantarse ya del cadáver y ponerse de cuclillas, limpio el cuchillo en la ropa de este y lo guardó en su estuche. A un lado notó una pequeña bolsa con unas 20 monedas “Seguramente era quien se encargaba de recoger la monedas al final de la obra… Maldito mendigo.” Pensó para sus adentros mientras agarraba la bolsa.

-¿Quieres más venganza? ¿No crees que deberíamos terminar de esta forma con todos esos Malvivientes y Blasfemos? –Dijo lo boca de Pitch con una voz gutural y llena de malicia, sobresaltando a Pitch. –Solo alcanza esas monedas y déjamelo todo a mí.


-¿Qué planeas hacer demonio? ¡NO! Mira lo que he hecho… Este muchacho ni siquiera tenía la culpa y le he dado fin a su corta vida… -Decía la boca de Pitch con su voz normal, un poco apagada por el suceso.

-Lo hiciste porque lo merecía y lo disfrutaste. ¡No niegues tus instintos, maldito cobarde! Tú mismo lo pensaste, “es solo otro hereje y vividor del arte” mientras le abrías la garganta. ¡Hiciste justicia en el nombre del arte!


-¡Cállate! ¡No, no no! –Dijo mientras se agarraba la cabeza con ambas manos, manchándose el pelo de sangre.

-¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA MIRATE! Eres patético… Y así planeas saber que paso con la perra esa…


-¡CÁLLATE! ¡NO HABLES ASÍ DE ELLA!


-No eres nadie. ¡No sirves para nada! Si ni siquiera puedes arrebatarles la vida a unos mendigos, ¿Cómo esperas encontrarla? Por eso es que ella se fue… A causa de tu ¡COBARDÍA! ¡No pudiste hacer nada, cobarde!


-Noooo, por favor no… -Dijo Pitch desplomándose en el suelo de medio lado, llorando con los ojos cerrados y ahogándose en lamentos recordando que se encontraba solo en el mundo. El sentimiento de desesperanza y la depresión se adueñaron de el mientras que una especie de humo negro y rojo salía de su boca, rodeándolo poco a poco sin que él se diera cuenta.

De un momento a otro una nube negra lo rodeo completamente, ya su lamento no se escuchaba y habían sonidos de huesos crujiendo y piel siendo arrancada. La nube tomo varias formas macabras y cadavéricas que fueron revelando poco a poco una figura femenina, una joven de pelo rojo oscuro ondulado, senos redondos y cintura pequeña cubierta por un vestido rojo carmesí pegado al cuerpo  y sin tirantes, por el poco brillo que emitía parecido a la seda descubría una de usas piernas hasta un poco más arriba de la rodilla dejando ver su muslo blanco carnoso.
Spoiler:

Al levantar los parpados se pudieron ver unos ojos amarillos llenos de brillo lascivo y hechizantes. La joven se levantó y sentó como pudo apoyando su mano en el suelo mientras extendía y observaba su mano.


-Vaya… Esto es nuevo. –Dijo la boca de la joven con una voz fina de mujer. –Y mi voz... Ya era hora de que este cuerpo me perteneciera, debo decir que esta forma humana no está nada mal. –Dijo Bhakshak al sentir con su mano su cuello, senos y piernas nuevas. Notó que no tenía mucha fuerza y le faltaba equilibrio al cansarse rápidamente de apoyarse con un solo brazo.

-Es solo cuestión de práctica y ¡Oh! Jejeje, mis ganas de comer por fin podré satisfacer y como no empezar esta primera cena ya servida… -Dijo suavemente lamiéndose los labios mientras veía el cadáver que yacía a su lado al cual fue acercándose lentamente y disponiéndose a comer, su boca se abrió un tanto más de lo normal mostrando una lengua larga llena de saliva y dientes filosos, blancos, puros dispuestos a bañarse en ese elixir carmesí que rodeaba la cabeza del cuerpo que empezó a comer justo donde había tenido la puñalada.

-¡NO! ¡DETENTE! –Dijo la voz de Pitch dentro de la cabeza de Bhakshak obligándola a detenerse justo cuando tensaba un trozo de garganta con su boca.

-Así que aun sigues aquí… -Dijo Bhakshak en su mente como respuesta. –Entonces el cuerpo aun no es mío totalmente… Mmmm esto puede generar problemas… Bah. ¡Que es la hora de comer no de pensar!

-No, no lo hagas. –Decía Pitch en la mente de la demonio ya que quería evitar a toda costa la grotesca escena

-Tengo hambre, estoy débil así que cállate y déjame comer tranquila. –Mientras mascaba, tragaba y sorbía para volver a arrancar otro trozo de carne.

-¡Detente! No sigas o nos pueden descubrir y ahí si será problemático.

-A ver… ¿Y por qué según tú? –Dijo cuándo dejo de tragar.

-Hay guardias, personas, seguramente buscaran al muchacho y por lo que oigo ya la obra va por la mitad. Es mejor escapar, toma las monedas y vamos a comer a otra parte. –Al terminar, se escuchaba la risa de las personas y las voces, pisoteos y gritos de los “artistas” encima de ellos.

Por un momento la expresión de Bhakshak fue de tener una brillante idea, sus ojos se llenaron de brillo y una mórbida sonrisa se dibujó lentamente en su rostro para decir las siguientes palabras:


-Cierto… La obra va por la mitad. Escila y las ninfas, no? Recuerdo haberla visto entre tus memorias ahora que recuerdo. Eran 2 ninfas y un hombre haciendo de Escila los que están aquí arriba, creo que va siendo hora de que yo también actúe.


-¿Qué piensas hacer? Por favor basta de ideas locas y vámonos de una buena vez.

Bhakshak ignorando la voz de Pitch tomo unas cuantas monedas y se las empezó a comer. Se escuchaba el crujir del metal y las fue tragando poco a poco. Luego de haberlas comido todas, sus manos  y brazos empezaron a tomar un color plateado y una textura lisa desde su hombro hasta sus largas uñas solidificando sus huesos y carne. Mientras las abría y cerraba como acostumbrándose a su nueva “mutación” miro la cara del joven y lanzó un feroz zarpazo con los dedos unidos que le rajó la cara a gran profundidad y mando a volar uno que otro trozo de carne mientras que de la mejilla le colgaba un pedazo de piel y se veía su mandíbula llena de sangre.

Salió de donde estaba, subió por las escaleras de la tarima y de un momento a otro, brinco al escenario atravesando el telón y extendiendo los brazos diciendo con voz imponente:


-¡He aquí Escila, la monstruosa devoradora de ninfas!

El público aplaudió la sorpresiva entrada y todos quedaron impresionados con la belleza de la joven además de notar que sus brazos parecían estar pintados de un color plateado y un poco brillante. Cuando hubo silencio y volteo hacia su izquierda vio a las dos “ninfas” murmurando entre ellas, cuando miró a la derecha vio al hombre alto, delgado pelón con una corona de cabello corto vestido con unas ropas sucias y los ojos fijos, llenos de excitación al ver el cuerpo de la joven, ebrio hasta la médula.  La joven se acercó a este con un lento y sensual andar agarrándose la cadera con una mano mientras que con la otra lo agarro por el mentón empujándolo a la orilla sin mucha dificultad debido a la falta de equilibrio del mismo. Se acercó a su oído y le dijo:


-Déjame comérmelas a mí ahora, ¿sí? –Proporcionándole una larga lamida desde la mejilla hasta el oído que le causó un escalofrío que le recorrió todo el cuerpo, perdiendo el poco equilibrio que le quedaba y cayendo por un lado de la tarima. La gente se burlaba y el ebrio trataba de ponerse de pie sin mucho éxito mientras la pelirroja lo veía desde abajo y se reía, volteo la mirada al público.

-¡Es hora de que el monstruo sea representado con una diosa! Y no por un feo, ebrio y rey de los calvos. -Luego miró a las muchachas subiendo las cejas y haciendo gestos de que le siguiera la corriente.
Al ver que estas no reaccionaban y seguían murmurando  se acercó a una de ellas, tomándola de la mano y tirando de ella para que quedara de frente al público dijo:  

-Oh hermosa ninfa, yo te mostraré donde están las más hermosas perlas y corales para adornar tu hermoso cabello. Seguramente cuando termines de adornarlo atraerás más a los hombres que con ese pequeño pecho. –Dijo con voz burlona mientras el público se reía y la joven asustada sentía la fría y metálica mano de la mujer, al mismo tiempo que notaba los intensos ojos amarillos que la misma tenia.

La otra joven al ver que la gente se reía y enfocaba su atención en la dama de rojo, se molestó se sentó en la orilla y dio un pequeño impulso para caer de la tarima e irse caminando hacia donde estaba el público donde observaba a su compañera con cara de niña malcriada y los brazos cruzados. Bhakshak al notar esto se echó a reír y de un tirón acercó a la joven a su lado y dijo:


-Entonces mi bella ninfa, ¿Quieres ser bonita y atractiva a los hombres? –Apretó con fuerza su mano mirando a la joven y esta al sentir el apretón respondió titubeando.

-S-s-sí, diosa… Monstruo…

-Aaaay dioses, ahora vemos que no cualquiera está preparada para recibir los dotes de una mujer de verdad. –Giró la cabeza hacia la caja que se suponía era la “cueva de las perlas” y de un tirón de su brazo la muchacha fue halada con fuerza y metida a través de una leve cortina dentro de la caja dándose un sonoro golpe en la frente, quedando mareada. El público se sorprendió al escuchar el golpe y la demonio hizo una sarcástica expresión de dolor antes de entrar a la caja que causo risas entre el público.

Dentro de la caja, la joven se encontraba con una mano en la frente y de espaldas a la mujer de pelo rojo que le rodeo el cuello lentamente a la pobre inocente hasta sujetarlo completamente.

-¡No! ¡Basta, no lo hagas! ¡Ella no tiene la culpa! ¡No es su culpa, déjala! ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOO! -Gritaba desesperado Pitch desde el interior observando la horrible escena cuando una vil sonrisa se dibujó en la cara de Bhakshak y con sus frías garras clavó lentamente sus filosas uñas, hundiendo sus dedos en la garganta de la joven que ahogaba gritos de dolor mientras rasgaba con desespero la madera con sus dedos y sus los dedos de sus pies se tensaban al igual que su vista se comenzaba a nublar. Bhakshak estaba excitada con el sentir cálido de la sangre y un grito atrapado entre sus dedos. De un tirón terminó de abrirle la garganta, dejando caer su cabeza contra la pared de fondo mientras su sangre caía y se esparcía, escapándose entre los espacios de las tablas de la tarima.

Dando medio vuelta Bhakshak gritó de manera sobre actuada: -¡Ayuda ayuda! ¡Me va a comer! Oooooh no…
Se sacudió las manos y las limpió en el sucio vestido del sangrante cadáver. Dando un salto  atravesó la cortina y abriendo los brazos dijo:

-¡Esto pasa cuando las niñas se creen mujeres! ¡Y se buscan monstruos que las complazcan! –Al terminar la frase se inclinó rápidamente haciendo la típica señal de agradecimiento de los artistas y el público empezó a aplaudir, gritar, silbar y lanzar monedas que el ebrio y la malcriada iban recogiendo del suelo. Se dio medio vuelta y bajo rápidamente por las escaleras; cogió la jarra de madera del joven y arrojo lo que quedaba de alcohol  en la tela que forraba la parte trasera de la tarima, luego agarró una antorcha y la colocó cerca para que se encendiera en fuego para después tirar la antorcha hacia las escaleras detrás del telón y correr apresurada fingiendo una dramática desesperación en dirección del público.

-¡Ayuda! ¡Ayuda por favor! ¡La tarima se quema, la tarima se quema! –Inmediatamente se alzaron llamas sobre el umbral que sostenía el telón y debajo de la tarima se veía humo salir. La gente se alejó apresurada y los guardias fueron corriendo a buscar baldes de agua, pero la estructura ya se había empezado a caer a pedazos y nos les quedo de otra que esperar a que se derrumbara y luego apagarlo. Mientras tanto Bhashak se alejaba lentamente con una sonrisa macabra, llena de éxtasis y lujuria por el sonido de la gente gritando, los guardias y la conciencia de Pitch que lloraba aquella vil atrocidad. Todo lo que ella había querido era sembrar caos y ahora se aleja lentamente mientras las llamas iluminan el nacimiento del pecado de la Gula en este mundo…

Al día siguiente Pitch se hallaba parado enfrente de las cenizas aquella tarima, ya con la forma de su propio cuerpo recordaba los eventos de esa noche y una sensación de inseguridad lo abrumaba mientras en su mente dijo:


-No puedo dejarme caer de esa forma otra vez y que ella tome el control, para ella el arte es comer y hacer masacre.


 Humano(color=#ff9900) - Pensamiento en cursiva

I will kill you so hard. You will die to death... ¡Invitado!

avatar
Sotét

Mensajes : 169
Edad : 21
Link a Ficha y Cronología : Sotét
Litterae Acetabula

Nivel : 3
Experiencia : 555/1500

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.