Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» La fuga (priv. Calígula) [Phonterek]
Ayer a las 12:56 am por Calígula

» El secuestro de Gr´olKos "El clan cuchilla sangrienta"
Sáb Dic 16, 2017 3:30 pm por Lilith Schwarz

» [Evento] Los Cuentos Perdidos de Noreth
Sáb Dic 16, 2017 10:57 am por Lamb

» Buenas
Vie Dic 15, 2017 3:27 pm por Balka

» A Hope's Tale
Jue Dic 14, 2017 10:56 pm por Gar'Shur

» Anhouk, la forjadora
Jue Dic 14, 2017 9:33 pm por Bizcocho

» Demonología: Adulterium [+18]
Mar Dic 12, 2017 10:23 am por Envidia

» Aulenor Abe
Dom Dic 10, 2017 6:33 pm por Bizcocho

» - Apocalipsis now -
Sáb Dic 09, 2017 10:11 pm por Balka

» Una mala decisión
Sáb Dic 09, 2017 1:56 pm por Bizcocho

» Calígula, el demonio del mar
Sáb Dic 09, 2017 1:13 am por Calígula

» Aracnofobia [Campaña]
Vie Dic 08, 2017 10:27 pm por Vanidad

» Un paseo inesperado [Priv. Celeste Shaw]
Mar Dic 05, 2017 10:06 am por Celeste Shaw

» Locuras en Santa Timotea para Jóvenes Azuzables [Priv. Eudes]
Sáb Dic 02, 2017 9:26 pm por Isarika Endier

» The Shining of a Thousand Suns (Privada)
Miér Nov 29, 2017 6:51 pm por Vanidad




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Resurección (campaña)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Resurección (campaña)

Mensaje por Marius o Malley el Mar Ene 31, 2017 12:19 pm

…Bajo los volcanes, junto a los ventisqueros, entre grandes lagos, la fragante, la silenciosa, la enmarañada meseta de Daulin.

Orcos, Cambiaformas y antropomorfos se acogen en su seno. Lugar de rumores y especulaciones, Inmensas extensas y desoladas repletas de leyendas y mitos.

Sobre una delas innumerables formaciones rocosas algo peculiar ocurría; el tiempo parecía haberse suspendido en aquél páramo, un solo murmullo no se escuchaba, nada.... no había vestigios de plantas o animales cerca, parecía que todo asomo de vida habíase alejado de ese lugar hacía ya mucho tiempo.

Alrededor de aquellas montañas el aire era muy denso corrupto, cualquier ser vivo que se aproximaba a aquel lugar sentía como el oxígeno comenzaba a escasear, una sutil desesperación comenzaba a apoderarse de Marius y si no salía de aquellos linderos la locura amenazaba con poseerle.

Hacía algunos días que había algo mas todavía, aquella energía extraña parecía haberse propagado y se acentuaba de forma crecientes, las montañas parecía palpitar, íbices, cernícalos, roedores, todo tipo de animales se movilizaban lejos de aquel lugar… era extraño, era como si la montaña clamara… por algo… o por alguien….

Cobijado por las tímidas lunas, La sombre de Marius caminaba a tumbos sobre la montaña, su piel mucho más pálida de lo habitual por el frio se cuarteaba conforme el tiempo pasaba. El frío nunca era bueno, mucho menos para él, aquel frio mermaba su raciocinio, atrofiaba su capacidad de reaccionar.

Pero él quería no, corrijo él tenía que llegar, había algo en su interior, una pasión… o mejor expresado, una carestía, tan solo pensaba en seguir… nunca supo bien hacia donde lo llevaban sus pasos, pero tenía la certeza que cualquier lugar que fuera, tenía algo que le pertenecía… algo que cambiaría su estancia en aquellas tierras, y bajo esa fe ciega que ni siquiera el mismo entendía anduvo durante diez noches vagando como un gato sin dueño.

Tan cerca estaba ya de la culminación de su travesía, podía sentirlo… podía olerlo, era el último paso, el último esfuerzo. En lo anterior cavilaba cuando algo muy peculiar sucedió, el frío que le aquejaba había desaparecido, y tenía mucho tiempo que hablaba consigo mismo, quizás por fin enloqueció.

Después de unos segundos de analizar la situación, Marius concluyó que aún estaba en sus cabales, se despojó de su manto de lino y continuó caminando, todo mejoraba… estaba cerca… lo sabía….

Y ahí estaba, como un carrocho ciego clamando por la loba, enterrado entre la nieve yacía un zafiro de hielo que parpadea era blanco como la nieve como si estuviera camuflado, pero al ver a Marius comenzó a destellar. Emitía un extraño brillo, por decirlo de alguna manera, era un fulgor oscuro; Marius se acercó con sigiló, ¿Había sido suerte encontrar esto tan pequeño en tan inmenso mundo?, ¿Marius lo había encontrado, o el zafiro lo haba encontrado a el?

Estiró lentamente su brazo… su mano temblaba, un escalofrío singular le recorrió… y sucedió… apenas la tocó un relámpago cayó de la nada cubriendo el cielo con un blanco cegador…

Y de pronto, todo se oscureció…

Horas después despertó, y esperó, nuevamente sin saber a que, o por qué… tan solo aguardaba con su mirada perdida en el horizonte vaga, evanescente…
avatar
Marius o Malley

Mensajes : 5
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.