Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ratquest [Campaña]
por Egil Dom Oct 14, 2018 11:12 pm

» Tiempo de caza [ Solitaria ]
por Balka Dom Oct 14, 2018 9:37 pm

» Fue una buena estadía
por Egil Dom Oct 14, 2018 6:14 pm

» Egil
por Egil Dom Oct 14, 2018 5:59 pm

» Elíacer. [Grifo](Terminada.)
por Alegorn Vie Oct 12, 2018 12:20 am

» Un Dios entre Nosotros.
por Strindgaard Miér Oct 10, 2018 5:02 am

» La Esfinge de los Hielos
por Katarina Lun Oct 08, 2018 11:07 pm

» A Tale of Two Fluffs
por Vanidad Lun Oct 08, 2018 9:05 pm

» El Cuervo sobre el Muerto
por Reuven Lun Oct 08, 2018 1:57 pm

» Pesadillas en carne y hueso.
por Tentrei Iskusstvo Sáb Oct 06, 2018 8:42 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Suwan La Sombra

Ir abajo

Suwan La Sombra

Mensaje por Suwan Edhri el Jue Mar 23, 2017 6:29 pm

Datos basicos

Veterano en Noreth: No

Nombre de Personaje: Suwan Do´Aria, La Sombra

Edad: 200 inviernos, a pesar de que aparentaría 20-25 para un humano.

Raza: Elfo Oscuro, Drow.

Sexo: Femenino

Lugar de origen: Cavernas profundas de las Montañas Ancestrales, en la Cordillera Dualin, cerca de Menegorth.



Pertenencias


Capa: Posee una capa negra de piel ligera, de unos 3 kilos aproximadamente. Está compuesta por tres piezas principales de piel, en cuyo interior se acoplan bolsillitos de todos los tamaños para ocultar pequeños objetos junto al cuerpo. La capa tiene una gran capucha, que echada sobre la cabeza cubre hasta la altura de los ojos, permitiendo la vista del sujeto y a la vez la ocultación de su identidad.


Máscara:  Lleva la mayor parte del tiempo una máscara que delinea sus rasgos sin dejar ver el color de la piel. Cubre desde los parpados inferiores hasta la barbilla y oculta el color de la piel y así, la raza a la que pertenece. No muestra su cara en zonas habitadas y/o concurridas, aun descubriéndose frente aquellos con los que tiene confianza o sabe que han llegado a tolerarle. El tono base de la máscara es blanco roto y está fabricada en madera de pino blanco. El antifaz está policromado con pequeños detalles apenas perceptibles en colores más cálidos que tratan de dar profundidad y realismo al objeto. En general es un método de ocultarse a las demás razas, aunque también le imbuye en un aura de misterio que evita conflictos con las demás razas por su influencia.


Bolsa: El petate que lleva tiene una capacidad que oscila entre los 5 y os 8 kilos de peso, dependiendo del tamaño de los objetos. Es de cuero blando curtido y en su capacidad total llega a ser voluminoso. En él lleva varios utensilios funcionales:


- Cuerda: 4 metros, 0,4 kg.
- Útiles de acampada: manta gruesa (0,5 kg), saco de dormir (0,5 kg), estera (0,2 kg)
- 2 odres de agua: 1.1 kg x 2. Capacidad de 1 l cada uno.  
- Herramientas de peletero: enrollados en cuero varios tipos de cuchillo. (0,5 kg)


Junto al petate lleva un macuto pequeño de 3 kg de capacidad en el que lleva pequeños frascos, unos vacíos (3 x 0,05 kg), remedios para el dolor (5 x 200ml), limpieza para heridas leves (5 x 200ml)


Armas


Armas principales:  Posee dos cimitarras curvas a dos tercios, de acero de retorcido y templado, 500 gr y 58 cm cada una de mano y media. Son espadas curvas de un solo filo y empuñadura protectora. La particularidad de este tipo de arma es la hoja curva, la cual permite atacar desde el caballo sin que la hoja se incruste en el oponente. Su filo es extremadamente afilado y el material del que están hechas absorbe los golpes con gran eficacia debido a su dureza y flexibilidad. A diferencia de otro tipo de espadas, la cacha de estas no posee valva ni aro, pero si un gavilán anterior a la guarda a juego con el puño ribeteado en tonos marfil. La perilla de estas es un pequeño cono incrustado en el culo del pomo. Las vainas son de madera forrada en cuero curtido situadas en un cinturón, cada una anclada a un lateral de la cadera.


Armas ocultas:  Escondidas en la espalda lleva acopladas mediante un arnés ajustable dos dagas de acero de retorcido y templado, de 35 cm como arma secundaria, complementando a las cimitarras. Sus hojas son triangulares y rectas, de dos filos, 3 cm de ancho, con remate agudo  y lámina aplanada y puntiaguda. El puño es de 12 cm, pomo incluido, con guarda pequeña de 4 cm y cacha de madera lisa y ergonómica que rodea la espiga, siendo una empuñadura de madera recubierta por un torzal metálico. Tiene ancho recazo con rebaje para el pulgar, gavilanes rectos y cubre mano, curvado hacia la empuñadura en forma triangular.


Armadura


Armadura equipada: La armadura que lleva es una armadura de cuero ligera de 8 Kg, compuesta por cuatro piezas principales: torso, piernas, guanteletes y botas. Es de color caoba y tiene complementos como hebillas y correas de cuero a modo de cinchas. Permite un movimiento rápido y flexible aunque en protección no ofrece demasiadas ventajas, solo un leve amortiguamiento ante los golpes y un breve impedimento a armas blancas para penetrar en la carne. No ofrece protección en la cabeza ni ante impactos de flechas y/o virotes. A cambio aporta mayor libertad de movimiento y mayor velocidad de reacción al no tener un peso elevado.


Ropa: Debajo de la armadura lleva una camisa blanca ancha sencilla y ropa interior simple. Para un mejor movimiento se sujeta el pecho con tiras de cuero, de forma que pueda aparentar ser un hombre


Animales


Montura: Es una yegua llamada Sardinilla, de raza del desierto, una raza de sangre caliente versátil en el uso de la misma. Tiene buen rendimiento en carrera y trabajo, pues es capar de cargar hasta con 200 kg de peso encima y 300 kg en arrastre sin problemas ya que su musculatura fuerte le proporciona fuerza de trabajo. En ocasiones llegaría a soportar cargas de 400 kg durante unos pocos kilómetros. La alzada es de 158 cm y el peso 450 kg. Tiene 5 años y su esperanza de vida ronda los 30 años. Llevan juntas desde que el caballo tenía apenas dos  meses. Su pelaje largo, de la crin y la cola, es negro mientras que el corporal es bayo y la pigmentación del hocico de un tono ceniciento. La densidad de sus huesos es buena, teniendo los huesos inferiores de las patas posteriores, cortos. De dorso corto y amplio y perfil cóncavo destacan los ojos prominentes y los ollares grandes. Su hocico es pequeño de tacita de té. El cuello está arqueado elegantemente y los hombros son largos y de posición relativamente inclinada. El pecho es amplio y lleva la cola en alto. Su temperamento es variable, aunque generalmente, acorde a la raza, es una yegua valiente y enérgica, sensible e inteligente. Si no se le trata correctamente es nerviosa y ansiosa y no está consentida, evitando así el carácter vicioso y cambiante.

En el equipo del caballo hay unas alforjas sencillas con bastante capacidad, correas de cuero, silla común y aparejos. Además lleva unas anteojeras para evitar que el caballo se encabrite en situaciones de peligro.


Rasgos especiales


Dominio básico con armas ligeras duales: A raíz de una menor constitución física, se especializa en armas duales ligeras, aportando golpes certeros con este tipo de armas ya que la lucha ha sido uno de sus medios de supervivencia. Las armas en las que está especializada son las cimitarras duales, las dagas duales, y conjunto daisho (katana y wakizashi o shoto)


Dominio básico de oscurantismo: Al tratarse de un drow, decidió instruirse en las artes del oscurantismo, las cuales le permiten manejar las sombras a su favor.


Habilidades



  • Nombre de la habilidad: Ceguera Umbría
  • Nivel: 1
  • Puntos de evolución invertidos: 0
  • Derivada de: Dominio básico de oscurantismo
  • Clasificación de habilidad: Habilidad de apoyo, normal.
  • Efecto: Esta habilidad tiene un radio de seis metros. Crea una nube de sombras que impedimenta la visión, exceptuando al usuario, quien ve con claridad. Le permite moverse oculta en las sombras sin dificultad. Puede utilizarse de diversos modos según el contexto. Dura un turno y se puede utilizar una vez sí y dos no.


  • Nombre de la habilidad: Sigilo
  • Nivel: 1
  • Puntos de evolución invertidos:  0
  • Derivada de: Dominio básico del oscurantismo
  • Clasificación de habilidad: No combativa, normal.
  • Efecto: El sigilo en su vida ha sido prioritario, tanto en los años de aprendizaje como en su vida en solitario. Es un efecto mágico sobre el sigilo no mágico, utilizando las habilidades del oscurantismo mediante sombras que cubren y evitan ser percibido en gran medida. Tiene varias aplicaciones y aporta una ventaja defensiva al personaje, tanto para asaltos y emboscadas, como para infiltraciones y huidas.


  • Nombre de la habilidad: Sombra
  • Nivel: 1
  • Puntos de evolución invertidos: 0
  • Derivada de: Dominio básico de oscurantismo
  • Clasificación de habilidad: Apoyo, normal.
  • Efecto: El PJ es capaz de transformarse en una sombra intangible para objetos no mágicos. El daño con objetos imbuidos de esencia mágica inflige más daño, siendo así una desventaja en ese sentido. Dentro de combate, la ventaja que aporta es la seguridad en el traslado de un oponente a otro, sin permitir la penetración de armas normales en su carne. En estas situaciones son transformaciones breves que apenas duran el movimiento del personaje y utilizable un turno si, dos no. En este estado no podrá utilizar ningún ataque que no sea de tipo mágico. Sólo podrá mantener la forma 15 minutos como máximo.



Habilidades menores


-Actuar: Es capaz de actuar y fingir que es quien no es ante la gente ya que lleva ocultándose a la población durante media vida. Esto lo ha ido desarrollando a raíz de las incursiones en ciudades, donde tenía que ocultar su raza con los ropajes y la máscara. También se debe en cierta medida a haber sido criada por drows, quienes basan su sociedad en aparentar ante otras familias más pudientes


- Acostumbrado al dolor: La enseñanza en casa de los drows no está exenta de dolor, ya que creen que es el método perfecto para dejar la impronta de un pensamiento en el sujeto. Cuando no evolucionaba en una habilidad, o su instructor no estaba satisfecho con ella, la llevaba ante la matrona de la casa y le sentenciaban a azotes.


- Botánica: Uno de los conocimientos que le inculcaron durante sus años de aprendizaje fue el de botánica, para discernir entre las plantas y sus usos, aunque con fines más perversos que el de la botánica común. Esto solo le permite la identificación del material y el ingerirlo en crudo, no elaborado.


- Botica: Dentro del conocimiento de botánica, se le enseñó a preparar brebajes junto con sus hermanos. Mediante sus conocimientos básicos es capaz de distinguir el principio activo y su efecto..


- Camuflaje : Sabe pasar desapercibida en el entorno. Es algo que aprendió a las malas. Se dio cuenta de que si percibían su presencia, era más fácil que le infligieran el castigo a ella. Esta es una de las habilidades que desarrolló desde pequeña y fuera del mundo drow se alegró de saber adaptarse al entorno. Esto entra dentro de Supervivencia.


- Cazador: Desde que no vive entre los suyos ha tenido que procurarse el alimento y los medios necesarios para la vida diaria. La caza, gracias a sus habilidades guerreras, es uno de sus recursos más explotados a la hora de mantenerse con vida.


- Cocinar: Sabe cocinar y elaborar alimentos correctamente. Lleva años haciéndolo y la práctica hace la maña.


- Domesticación de animales: Aprendió a manejar a los animales con sus hermanos, aunque prefería utilizar unas técnicas menos violentas. Esto no era del gusto de todos, pero aprendió  a domesticar y afianzar lazos de confianza. Pudo poner en practica lo aprendido al tener que criar a una pequeña potra hasta la yegua que es ahora, quien le acompaña en su día a día.


- Encender fuego: El fuego no era indispensable en las cavernas, pero sí en el mundo exterior. Evita el frío, cocina alimentos y ahuyenta a las fieras durante la noche. Por ello vio útil aprender a originar un fuego tanto con yesca y pedernal como sin ellos. Era necesario para sobrevivir.


- Estrategia: Es una gran estratega dado la dedicación fervorosa de los drows a la guerra. Desde bien niños educan a todos los miembros de la sociedad en el arte de la guerra para crear asesinos y soldados aptos para unirse a las filas en cualquier momento que sea necesario. Además, las casas de la ciudad mantienen tensiones por el dominio y el poder, y lo que evita un ataque inminente es engrosar las filas de miembros capacitados para defender la casa y amenazar a la más débil.


- Forzar cerraduras: En el mundo drow el espionaje es esencial y enseñan a sus guerreros la forma de entrar sin ser vistos, sin que nada esté cerrado o se considere un obstáculo en su camino hacia la victoria. 


-Idiomas: Habla élfico y el idioma común. El segundo lo aprendió al salir de su comunidad para poder comunicarse y entender a los habitantes del exterior.


- Intimidar: Dado que su raza es una de las más odiadas es de las menos visibles en noreth, al menos en su exterior. Esto hace que simplemente al descubrir su raza la gente se sienta intimidada, aunque algunos se enajenan y atacan. Al estar educada en un lugar violento es capaz de intimidar con sus habilidades y con la maldad que rodea a los de su raza.  


- Leer y escribir: Tuvo una educación completa con lo que sabe leer el élfico y el común, pero solo sabe escribir bien el élfico. El idioma común se le resiste como para escribir fluidamente de forma legible.  


- Memoria: Después de tiempo viviendo sola ha desarrollado una memoria funcional la cual le permite recordar caminos y sendas, además de la ubicación de las trampas que coloca.


-Mañosa: Es mañosa ya que sus manos pequeñas y hábiles le han permitido siempre crear y arreglar pequeños objetos.


- Montar: Sabe montar a lomos de animales domesticados. Es algo que se le enseña a todo guerrero.


- Nadar: Es capaz de nadar con soltura en aguas relativamente tranquilas, aunque en aguas muy abiertas o en grandes corrientes se vería arrastrada por su poco peso, además de tener respeto a las aguas abiertas y a los habitantes de las profundidades. Procura esquivar estos sitios y cuanto menos tenga que nadar por aguas desconocidas mejor.


- Primeros auxilios: Es capaz de curar en ciertas situaciones de necesidad ante la imposibilidad de acudir a un curandero experimentado o la urgencia.  


- Rastrear: Por su habilidad como cazadora y su vida en el bosque sabe rastrear de forma precisa sus presas. Esto entra derivado de la habilidad menor de cazar, para lo que debe identificar la ubicación de la presa y el seguimiento hasta la misma.  


- Robar: El hurto y el saqueo ha sido un modo de vida que ha preferido evitar, aunque en situaciones desesperadas, medidas desesperadas.  


- Sigilo: Es un drow de las cavernas, el sigilo es clave para su supervivencia, además de que su raza es sigilosa por naturaleza.  


- Sobrevivir: Es capaz de salir de situaciones desesperadas con sus conocimientos del entorno, o incluso aprendiendo sobre la marcha. De esta forma ha conseguido seguir viva los últimos años en soledad.  


- Trepar: Los elfos, a pesar de ser oscuros, son ágiles y habilidosos, lo que le permitió crear un refugio en las alturas, al que solo se puede acceder trepando.


Estadísticas



    Nivel 1, +6 ptos: +2 FOR +2 DES +2 OLF

  • Fortaleza: 10
  • Resistencia: 8
  • Destreza: 12
  • Agilidad: 10
  • Esencia: 12
  • Espíritu: 12
  • Velocidad: 18mts/turno
  • Resistencia al calor: 7
  • Resistencia al frío: 7
  • Oído: 10
  • Vista: 12
  • Olfato: 9



Descripción física





  • Estatura: 1,65, no es tan alta como otras de su especie.
  • Peso: 58 kg, menuda, pero con fuerza muscular.
  • Complexión: Fibrosa y esbelta, de curvas definidas y musculatura fuerte, aunque aparenta menos por la delgadez debida a su vida en el exilio.
  • Cabello: Blanco  y voluminoso, recogido en trenzas o generalmente suelto.
  • Ojos: Heterocromía: el ojo izquierdo violeta y el derecho rojo pálido, por este último tiene reducida la visión térmica.
  • Piel: Tono oscuro, no ébano como otros drows, sino cetrina y violácea
  • Ropa: Generalmente lleva puesta su armadura de cuero ligero, en ocasiones sin la pechera la cual sustituye por una camisa blanca sencilla. Tiene un conjunto ligero de calzas de hombre, de lino, sencillas de clase media. A conjunto utiliza una camisola amplia ceñida a la cintura con un fajín en el que amarra las armas. Las botas de repuesto son de piel blanda, con suela adherente, prácticas para grandes caminatas y esfuerzos físicos. En este conjunto se incluye un sayo ligero de seda, gris plomizo, de largura media cubriéndole hasta la rodilla. Este tiene dos cierres de ojal en el pecho y un amplio cuello plegado. Este conjunto lo guarda en el alijo escondido y en ocasiones, si va a pasar tiempo fuera, lo lleva de recambio junto con varias mudas.

  • Otros: Sus orejas son largas, con gran ángulo y varias perforaciones. Tiene una cicatriz  rugosa y de tono blancuzco, visible desde el nacimiento del pelo en el lateral izquierdo que se curva en el ojo izquierdo (sin daños en la visión de este), llegando a termino hacia la mitad del pómulo. En la espalda se pueden apreciar multitud de marcas finas, recuerdo de numerosos azotes y latigazos, producto de los castigos recibidos durante su enseñanza. En la pierna derecha, a la altura del muslo, tiene una marca de nacimiento en la piel, clara y brillante, semejante a un ovalo distorsionado.


  • Imagen: En proceso*  



Descripción Psicológica


El carácter de Suwan no se asemeja al de otros drows, aunque realmente no se siente como los demás. En su sociedad destacaba por su empatía hacia los desfavorecidos y su denominada "humanidad". En el mundo exterior le ven como un drow, frío y estático, sin sentimientos, peligroso y amenazante. Es por esto que su carácter es reservado siendo la introversión una de sus características de la personalidad más destacada. A pesar de ser un drow, es más cariñosa de lo que le correspondería por naturaleza, adoptando una actitud en ocasiones condescendiente con otras razas. Le gustan los animales, al punto de sentirse más cómoda entre ellos que entre razas de inteligencia superior, aunque nunca sentirá pena por una presa. Es compasiva en cierta medida y no utiliza la violencia extrema y desmedida a no ser que sea absolutamente necesario, en el sentido etimológico y estricto de la esencia de la palabra.
Trata de respetar al resto de seres vivos, aunque en muchas ocasiones no llega a entender ciertos comportamientos del resto de razas, a nivel social, psicológico, emocional y cultural. Evita mostrar sus sentimientos y procura mantenerse alejada por norma general de aquellos que no le inspiran confianza. Intenta no sentirse mal por el rechazo que le demuestran aquellos que saben cual es su procedencia, y a pesar del desligamiento con la raza no puede evitar algunas costumbres como el sentimiento de superioridad ante los machos de cualquier otra especie de subrazas élficas.


Su temperamento es calmado, tranquilo y aparentemente pacífico. Siempre se mantiene alerta y evita los conflictos. Si se le saca de su zona de confort se pone nerviosa aunque sabe manejar el malestar sin mostrarlo. Los episodios violentos de Suwan son portentosos, dejándose llevar por la ira y la violencia. Rechaza desde lo más profundo de su ser estos sentimientos por lo que se mantiene siempre al margen de las sociedades como neutral, a no ser que alguien o algo cambie las circunstancias y el contexto para animarle a participar. En lo más profundo de su ser se siente frustrada ya que ningún ser del mundo exterior ha querido escucharle, ver realmente quien es ni su situación en el mundo.


Posee una personalidad fuerte, propia de lideres natos. No suele acatar las ordenes que le parecen incoherentes, aunque en ocasiones haría excepciones si lo pide alguien de confianza. Este punto es complicado, ya que es desconfiada y esquiva por naturaleza. Al contrario que sus semejantes es capaz de mantener una postura leal sin moverse únicamente por la avaricia. Es estructurada y tanto sus actos como sus pensamientos están medidos con el fin de analizar todas las consecuencias y repercusiones de los mismos.  


Defecto/Debilidad:


Uno de sus mayores defectos es la crudeza a la hora de hablar. No siente la misma empatía que el resto de razas, por lo que en ocasiones sus comentarios pueden resultar hirientes o malintencionados, algo totalmente incierto, pues simplemente se trata de una falta de comprensión de los sentimientos del receptor. Tiene problemas dentro de su coeficiente emocional, siendo este más bajo del nivel sano. La falta de comprensión provoca malentendidos y una mayor dificultad en el trato con el resto. Una debilidad física importante es la reducción de la visión del ojo izquierdo, de color rojo pálido, pues es un problema de nacimiento. Se ha acostumbrado a escuchar más atentamente, lo que le hace más perspicaz a los sonidos que a los movimientos periféricos en su lateral izquierdo.


Aspiraciones:


Su mayor aspiración es llevar una vida correcta, sin molestar a nadie y sin que la molesten, pues desea ser aceptada entre las razas del exterior. Espera que algún día esto sea posible y que pueda apartar a un lado la capa y la máscara que ocultan su procedencia.


Fobia:


Su mayor fobia es su familia. Toda ella exceptuando la figura paterna que tuvo durante los años vividos con ellos quieren verla muerta. La sociedad drow le mataría sin pensarlo dos veces al reconocerla. Esto le hace sentirse rechazada por los suyos y provoca un desarraigo importante en su personalidad. Teme enfrentarse a ellos porque no quiere ver los ojos decepcionados de la única persona que no le ha juzgado jamás, su "padre".


Historia


El día de su nacimiento, la casa de una familia de clase media alta drow se revolucionó. Las entrañas de las Montañas Ancestrales temblaron ante el acontecimiento, comenzando una nueva época de intranquilidad en la estirpe. La novena de los hijos, la última de las mujeres, aquella que pretendían que fuera la más fuerte, la guerrera más destacada del clan resultó ser un bebé que no había llegado a término, o eso creyeron. Era un cuerpo débil, decían, no sobrevivirá, no vale para ser uno de nosotros.

El pequeño cuerpecito, frágil y endeble, era más pequeño de lo normal. Cuando abrió los ojos, para más inri, resultó ser defectuosa. Prácticamente todos los drows tenían los ojos rojos, menos ella claro. Era un defecto que no podían ignorar. Si era ciega y no podía captar las ondas térmicas no podría moverse por las cavernas. Debían esperar a que creciera para saber cuánto veía aunque habría que sacrificarla antes, para aplacar la ira de los señores del caos. Era una maldición que había recibido el linaje, o eso se rumoreaba en todas las casas. Creían que era el momento perfecto para atacarles y aumentar su posición entre las familias más destacadas. Se les honraría si lograban demoler la residencia que había perdido el favor del caos.

La familia de Suwan, sabedores de los rumores, reforzó las defensas para soportar los golpes. Tras los ataques, de los cuales salieron vencedores, decidieron sacrificarla por fin. Cuando la matrona alzó el cuchillo por encima de la pequeña, un atrevido drow se interpuso y evitó la muerte inminente del bebé. Convenció a todos de que su presencia les había hecho más fuertes, habían ganado numerosos ataques sin apenas bajas. Por ello, eran los predilectos de los dioses. Le hicieron caso y observaron crecer a la niña. Desde pequeña, ya era una elfa extraña. Parecía enfermiza con ese color de piel, cetrino, violáceo. La heterocromía de sus ojos le daba un are siniestro pensaban, algo que muchos alababan por la importancia de la intimidación en la guerra, pero muchos otros odiaban por la diferencia clara entre ella y los drows. Destacó sobre todo por su ineficacia al practicar las artes de los elfos oscuros. No fue capaz de realizar su primer sacrificio y cuando les enseñaban a matar, ella no terminaba la tarea.

Cada vez llamaba más la atención por sus divergencias y pronto comenzaron a acosarla. Nadie quería hablar con ella, se apartaban de su camino, le escupían y le llamaban de multitud de formas diferentes. Entre ellas, la más común era Deshecho. No querían saber nada de ella ni sus hermanos, quienes al alcanzar los 50 años de edad pidieron ser entrenados al margen de ella. En su casa le evitaban y no se sentaban a la mesa juntos. Le dejaban las sobras del día anterior y cada vez se sentía más rechazada.

A cada día que pasaba en aquel infierno, latigazo tras latigazo, azote tras azote, comprendía que ella no quería ser así. La crueldad de las mujeres de su familia era famosa y valorada, algo que no llegaba a entender del todo. La violencia y el amor por la guerra no eran cosa suya. Durante todo el calvario, su “padre” estuvo a su lado, tomándole la mano en las curas y evitando mencionar el tono de su piel o los ojos diferentes.

Una noche recibió un mensaje de su maestro, quien le citaba en la torre del reloj en el cambio de hora. Era extraño, pues el anciano drow que le había instruido durante más de 100 años en numerosos oficios y artes era un hombre callado que evitaba mirarle. Iba siempre solo a pesar de utilizar ayudantes, y nunca le permitía el acceso a las instalaciones de entrenamiento, sino que improvisaban en el patio de la mansión. Nunca le dejó demostrar su valía con la espada y mucho menos cuando decidió utilizar las cimitarras duales. Era una deshonra para su raza que no fuera capaz de levantar una espada pesada y mucho menos blandir un objeto tan pesado. Les avergonzaba a todos cuando fallaba los tiros con el arco, y cuando acertaba, nadie lo veía con buenos ojos.

Esa noche, extrañada, acudió a la hora y al lugar acordado. Esperaba encontrar algo diferente, una muestra de respeto de un macho, como la jerarquía drow exigía ante las mujeres. Esperó durante casi una hora, hasta que, cansada y decepcionada, cogió el camino a casa y abandonó la espera. Entró por un túnel estrecho que desembocaba en una de las cavernas más hermosas de la urbe, tallada por completo en columnas y plagada de plantas iridiscentes en la oscuridad. La humedad era mayor allí, algo que le pareció raro, pero continuó por el corredor hacia la caverna.

Al salir de él, embelesada observando la belleza de las profundidades de las montañas, sintió un fuerte golpe por la espalda y cayó al suelo cegada por la confusión. Le dieron la vuelta en el suelo y ella luchó como le habían enseñado. Había puesto mucho empeño en los entrenamientos, y dio resultado. Asestó un golpe directo al atacante, pero cuando este se desplomó, otro lo sustituyó. Sin previo aviso, un fuerte dolor le asaltó en la cara. La sangre salía a borbotones de la herida y no veía por un ojo. La ira y la rabia le invadieron, permitiéndole librarse de los dos cuerpos. Sedienta de venganza sacó sus cimitarras y no dudó en ejecutarles… cuando la guardia, alertada por el ruido, irrumpió en la cueva.

La pena por asesinato era la muerte, mientras que si no te pillaban infraganti, eras un héroe. Allí parada, con las manos hinchadas por los golpes y las cimitarras cubiertas de los fluidos de los ejecutados, se sintió morir. Era una deshonra para la familia, y ahora la mayor vergüenza de toda la ciudad. Le ejecutarían, no sin antes torturarle y después de tiempo haciéndole sufrir por las leyes y pecados infringidos le dejarían morir. Observó con el ojo sano que le quedaba, el que menor visión le aportaba, los cadáveres, dándose cuenta de lo que había hecho. Era peor todavía y la bilis borbotaba en su garganta bregando por salir de un momento a otro mientras los guardias le apresaban con más violencia de la necesaria. Su hermana mayor estaba tendida en el suelo, con la garganta seccionada y los ojos vacíos de vida. En un lateral estaba el maestro, muy respetado en el mundo drow, tirado, con media cara desfigurada.

Le requisaron las armas y le llevaron a una celda oscura y húmeda, al borde de la cordillera, donde habían taladrado unos ojos de buey para que penetrara la luz. Esto, en cualquier otro sitio, hubiera sido una buena señal. Aquí, que dejaran que te diera la luz solar directa era una forma de tortura. Después de toda una vida bajo la superficie, cuando notabas la luz sobre la piel te quemaba, y si la mirabas, hacía arder tus retinas. Le dejaron allí durante meses, aportándole una cantidad ínfima de comida, la justa para que no muriera de inanición. Fueron los peores momentos de su vida, luchando contra sí misma, contra el miedo y el dolor.

Sin saber cuánto tiempo más tarde, quizás más de un año, llegaron unos drows a sacarla de allí. Era un traslado a otra cueva y pretendían hacerlo sin dirigirle la palabra ni la mirada. Las explicaciones no debían de estar permitidas y su otra opción, además del traslado, era la muerte inminente. En esta situación tan desesperada, decidió salir de allí. Sin darse cuenta se soltó de las ligaduras dislocándose los dedos pulgares, daba igual, ya no los sentía. Aprovechando el efecto sorpresa golpeó a sus captores, y sin más dilación echó a correr entre las cavernas. No sabía muy bien por donde iba, estaba alterada. Sin darse apenas cuenta llegó a las puertas de la ciudad corriendo y entre los túneles y callejones llegó hasta su casa. Decidió coger ropa y armas rápidamente y escapar por la puerta superior. Todavía no habría llegado la noticia, tenía que aprovechar.

Sigilosamente entró como una sombra en sus aposentos. Hizo un petate y cargó con él hasta el corredor principal de la casa. Una figura andaba por él y se paró observándola fijamente. Su padre. Echó a correr, pero él la alcanzó. Le abrazó en un breve momento de emoción contenida y pánico descubierto, y le levantó. No hablaron, solo se miraron y él le tendió una bolsa de cuero. En su interior había una capa y una máscara, perfecto para ocultarse del sol y del mundo. Le asintió con la cabeza y con un hormigueo en el estómago echó a correr. Mientras huía se dio cuenta de algo. Él no era su padre, su padre biológico estaría muerto seguramente, víctima de un ritual estúpido y poco coherente a su parecer. Ese drow, que tanto le había cuidado durante toda su vida, era un desconocido en esencia, aunque el único que le había dejado ver la calidez del amor paternal. Las lágrimas quemaban mientras corrían por sus mejillas viendo la luz de las lunas en el exterior. A pesar de lo tenue que era, sintió un leve escozor, aunque ya no era comparable con el dolor de los últimos meses.

Huyó hasta el pantano, donde encontró un refugió. Se construyó un hogar y lo defendió para sí misma. Oculta entre los exteriores, saqueaba campamentos de bandidos, malhechores y mercenarios sin dejarse ver, hasta que un día alguien le descubrió cazando. Los rumores de que un drow mataba en el pantano mandaron a muchos cazadores dispuestos a capturar a la drow.

A duras penas consiguió escapar de nuevo y crear otro refugio cerca del bosque de nenúfares. Era un lugar mucho más tranquilo y todas las incursiones que realizaba eran asaltos sin violencia, sin muertos ni heridos. Sus zonas de acción se alejaron de su guarida y durante mucho tiempo estuvo sola. Prácticamente no hablaba con los del exterior, pues cuando se infiltraba en una ciudad para comprar utensilios temía ser descubierta por el acento o la forma de hablar. Así se acostumbró a imitar los sonidos de los demás, su forma de hablar, los tonos de sus voces o incluso sus propias características. Así, cada vez que interactuaba con ellos se acostumbraban más a su figura encapuchada y enmascarada.

En una cacería mató una gran yegua árabe, salvaje y hermosa, a pesar de que tenía un potro. Al matar a la madre, el joven potro de apenas dos meses estuvo con ella durante días, sin separarse de la carne de su madre. Ante la ternura que le despertó esta criaturilla, le acogió y domesticó, se hizo amiga suya y le aportó la confianza que necesitaba para sobrevivir. A partir de aquellos momentos que pasaron juntas, pasaron cinco años y se encontró celebrando su 200 cumpleaños… noventa años viviendo sola habían pasado más lentos de lo que nunca hubiera dicho. Había muy pocos momentos buenos en sus últimos años, y aunque ahora tenía una amiga, estaban solas en medio de la nada.



Última edición por Suwan Edhri el Miér Mar 29, 2017 12:58 pm, editado 7 veces
avatar
Suwan Edhri

Mensajes : 17
Edad : 21
Link a Ficha y Cronología : Suwan
Leyendas de las sombras

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Suwan La Sombra

Mensaje por Señorita X el Sáb Mar 25, 2017 1:14 pm

Veamos qué tiene usted en su ficha, señorita. Recuerde, le indicaré todo aquello que requiera corrección en principio.


Pertenencias

Separe cada arma que lleva en apartados distintos, para mayor claridad visual a la hora de buscar su equipamiento. La armadura sin embargo, puede dejarla tal y como está.

Rasgos
Debe indicar qué armas están incluidos en un dominio de arma. En su caso, dagas duales, cimitarras duales, y otro par más debe incluir aquí, que sean de uso similar.

Habilidades

Ambidextría: No es necesario a día de hoy incluirlo como habilidad, pero si gusta de ello, no es problema tampoco.

Sombra: En este estado no podrá usar ataque alguno que no sea de origen mágico. Tendrá una duración en combate de máximo 15 minutos en este estado.


Le hago esta revisión parcial para ir adelantando, mientras le termino la revisión en cuanto pueda. Un saludo

EDIT1:

Habilidades menores
Cabe destacar que estas habilidades están pensadas para el desarrollo cotidiano del personaje, no pudiéndose usar lo que aquí aparezca para pelear.

Botánica: Recuerde que, al ser habilidad menor, no podrá hacer más que distinguir para qué podrían servir de forma básica, pero no podrá usarlas para poco más que consumirlas en crudo.

Botica: El mismo caso que arriba. No puede preparar pociones con botica aquí en habilidades. Eso está reservado para aquellos que lo tengan como rasgo. Usted sólo podría intentar distinguir qué pociones son beneficiosas y cuáles no, simplemente.

Por otra parte, y esto es una opinión, a mi parecer su personaje sabe hacer quizás demasiadas cosas. No tiene por qué cambiar esto, pero la autosuficiencia de su personaje puede resultarle complicada a la hora de interactuar con otros jugadores.


Aún queda revisar us historia
avatar
Señorita X

Mensajes : 1269
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Ficha de personaje

Mensaje por Suwan Edhri el Miér Mar 29, 2017 1:04 am

Terminada la corrección parcial indicada.

Esperando resolución de la edición y revisión de la historia.




"Es mejor cortar la flor de loto, que pillarse con la puerta el escroto.- Sabiduría popular china"
avatar
Suwan Edhri

Mensajes : 17
Edad : 21
Link a Ficha y Cronología : Suwan
Leyendas de las sombras

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Suwan La Sombra

Mensaje por Señorita X el Miér Mar 29, 2017 2:34 pm

Todo correcto pues. Pasemos al hijra:


Era una tarde de primavera, fría y lluviosa. Apenas se podía distinguir que era de día, pues los nubarrones eran muy densos y negros.

Usted ha salido al bosque a buscar algo que comer, pues se le están acabando las provisiones.

Encuentra un gran ciervo paseando tranquilamente por un claro, y decide dispararle una flecha que impacta directamente al corazón, cayendo rendido.


Pero nada más caer, emana de su cuerpo un halo blanquecino, clamando ser un espíritu del bosque. EL espíritu procederá a castigarle a no ser que haga algo que le guste. ¿Qué hará? En sus manos queda.


Un salujdo y buena suerte
avatar
Señorita X

Mensajes : 1269
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Suwan La Sombra

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.