Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Ayer a las 9:51 pm por Balka

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Lun Mayo 01, 2017 4:41 pm

- ¡Bien, por fin hemos llegado!.- digo con alegría nada más poner uno de mis cansados pies en Phonterek.

No sabía cuanto había durado el viaje, no exactamente. Según Kabus, había tardado en llegar más que de costumbre, pero por fin estábamos aquí, y antes de que anocheciera. Por suerte para mi.

- Genial, y tan solo te has perdido unas cien veces. Enhorabuena.- dice Kabus riéndose en mi cabeza
- Oh, ¿quieres callarte? Por fin hemos llegado, que es lo que importa.

Como única respuesta tan solo obtengo su risa. Es entonces cuando me percato de que ya no estoy sola. Estoy rodeada de gente que me mira raro por estar hablando sola.

- ¿Esto lo has hecho queriendo, verdad?.- le susurro bajando la cabeza y apretando los dientes.
- Por supuesto, es delicioso ver como te pones en ridículo tu solita.

Suspiro y decido ignorar a Kabus. Tengo cosas más importantes que hacer, como encontrar una taberna que contrate mis servicios al menos por una noche.

La verdad es que no se cuanto tiempo me quedaré por aquí, no tengo nada mejor que hacer, no por ahora. Mi búsqueda lleva años sin dar frutos, quizás sea el momento de tomarme un ligero descanso.

Phonterek es una ciudad limpia y ajetreada, sencilla, pero bonita. Parece un buen lugar para vivir. No puedo evitar sentir que desentono, todo el mundo va bien vestido, con ropa nueva (o eso parece) y limpia y yo... Tengo todo el polvo del camino sobre mi, ademas de llevar manchas de ceniza en los dioses saben donde

- En tu cara, por ejemplo.

- Podrías haberme avisado antes, ¿sabes?
- Vuelves a hablar en voz alta.

Exasperada, entro en la primera taberna que me cruzo soltando algún que otro improperio por la boca.
Vale, sí. Quizás no debería haber entrado aquí guiada por mi enfado. De hecho, no se como narices he acabado aquí. Hace tan solo unos minutos me encontraba en una calle limpia y bulliciosa y, ahora, estoy dentro de una taberna no demasiado limpia, de aspecto lúgubre y que me pone los pelos de punta.

- Oh, ¿estas asustada?.- dice Kabus con una sonrisa dibujada en su cara.

Como única respuesta, alzo la cabeza y me dirijo al tabernero con paso firme y decidido. Vale, no es el sitio más bonito en el que podría haber entrado, pero tampoco tengo nada que perder.

- Tu virginidad.

Sin poderlo evitar, me pongo roja y titubeo frente a la barra. Si pudiera, te mataría
El tabernero se ríe al ver mi expresión y me mira de una forma un tanto extraña.

- ¿Qué quieres niña?

Me aclaro la garganta antes de responder.

- Me gustaría ofrecerle mis..hmm...servicios.

Una carcajada de Kabus me hace reaccionar, no sin que antes el tabernero alce una de sus cejas y me mire con renovado interés.

- Eeh..quiero decir... yo... vera...- me pongo nerviosa y en un gesto reflejo saco mi flauta de su funda.- Soy música. Me gustaría ofrecerle mi música esta noche.

La expresión del tabernero se torna desinteresada.

- No necesito música aquí.
- Pero señor, en todas las tabernas se necesita música. Eso hace las noches más interesantes...esto...atrae a más clientes y...
- Largo
- Dile que es una buena tapadera para sus "negocios" y que mantendrá contentos a sus clientes especiales
- Es una buena tapadera para sus negocios.- digo poniendo cierto énfasis en esa última palabra.-  Además, mantendrá contentos a sus clientes especiales.- Me va a matar.

Durante lo que me parecen unos minutos eternos, el tabernero me mira de forma hostil. Creo que se está planteando si cortarme el cuello o no.

- Toca

Y de nuevo y sin pensarlo, hago caso a Kabus y toco.
Algo corto y alegre, desenfadado. Creo que es una de las primeras canciones que aprendí. Sencilla, pero perfecta.
Antes incluso de acabar, el tabernero suelta una carcajada que me interrumpe, pero al menos su mirada ya no es hostil.

- "Y a la rata las tripas le saqué".-  consigue decir entre risas.- Hacía años que no oía esa canción.
- Tengo muchas más como esta, y mejores.
- No hay mejor canción que esa, niña.- me corta de forma seca, pero su actitud ha cambiado.- Está bien. Te quedarás esta noche en una de las habitaciones, y cenaras si sobra algo al cerrar. ¿Aceptas?

- Acepto.- digo con una sonrisa
- Me debes una.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Mar Mayo 02, 2017 7:37 pm

Aquel día había sido largo, muy largo. Miles de temas que tratar con las chicas, nuevos miembros y planes de ataque varios para tratar de erradicar por completo el esclavismo en aquella sucia ciudad.  Ahora mismo salía a descansar un rato con unos amigos aunque sabía perfectamente que acabarían volviendo a hablar de lo mismo, pues a la noche siguiente había un ataque planeado y aún quedaban muchos detalles por hablar.

Una figura humanoide se veía desde lejos trepando a los tejados y haciendo saltos de uno a otro...Darion nunca pudo fardar de discreción, lo cual era un tanto necesario siendo quien era. Tras unos minutos de carrera libre por Phonterek el mono llegó a la taberna donde había sido citado por sus dos amigos. Una mirada cómplice con el tabernero bastó para que saludase y señalase en dirección a la mesa de sus compañeros. A día de hoy aún no sabía bien si aquel tabernero apoyaba su causa o apoyaba su dinero en cervezas, pero el caso es que tenía una buena relación con el joven líder Horige, así que poco le importaba el por qué.

-¿Que pasa chavales?
- Dijo Darion mientras se sentaba en la mesa, dónde le esperaba ya su primera jarra de cerveza. Frente a él dos jóvenes Horiges, uno pelirrojo y con rasgos de zorro y otro con rasgos caninos y pelo plateado.
-Coño...por fin llegas, mono...ya era hora tío, llevamos dos ya ¿Eh?
-Llega tarde porque ya no nos quiere, Tyson...asúmelo.- Dijo el de rasgos caninos fingiendo pucheros.

Darion rompió a reír y chocó las manos con sus compañeros, tras lo cual dio un largo trago a su cerveza.
-Venía con intención de contaros planes para mañana...Pero la verdad es que no tengo ni idea de como abordar esta situación...Y como no quiero amargar la noche, que sea ella misma la que nos dé respuestas...O EL ALCOHOL.- Dijo con energía mientras sus compañeros lo vitoreaban entre risas. Aunque la cara de Darion se volvió seria de golpe. - No en serio tíos no tengo ni puta idea.
Sus compañeros volvieron a romper a reír y lo incitaron a seguir bebiendo. Ya verían mañana que hacer...de momento era tiempo de disfrutar un mínimo.

La noche siguió su curso y la cerveza voló, aunque la costumbre de Darion hizo que en ningún momento llegase a estar realmente borracho. Si tocado, pero no borracho. Estaba hablando con sus compañeros cuando una música de flauta empezó a llenar la estancia...venía de atrás de él. Se giró y vio a una joven tocando mientras la expresión del barman iba cambiando de expresión, cada vez a una más alegre. Lo sacó de su ensoñamiento la voz de Doxa.

-Y A LA RATA LAS TRIPAS LE SAQUÉ
Darion y Tyson lo miraron raro por aquella repentina...acción.
-¿Qué?  ¡Si está genial!
-Oh dios santo Doxa...¡Si todavía es una niña!
-¡Tio!...No me refería a ella, me refería a la música...aunque ella tampoco está mal...

Darion siguió mirando a la niña unos instantes pero pronto volvió la vista a su mesa, donde sus compañeros seguían bromeando sobre la joven. Los mandó a callar levantando el dedo y susurró.

-¿Sabéis esa famosa frase que dice "A donde me lleve la música"? Pues creo que la música podría llevarnos a la libertad.
Doxa y Tyson se quedaron mirándolo, el zorro con cierto interés y el otro, confuso.
-Pero Darion...ya somos libres.
-Mira que eres subnormal cuando quieres ¿Eh?
-Bebe, calla y escucha.- Dijo mientras ponía unas monedas en la mesa, dando a entender que él pagaba la siguiente.
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Mar Mayo 02, 2017 9:59 pm

Todo había salido bien, ahora tan solo tenía que demostrar cuanto valía mi música y, por supuesto, seguir tocando.
Estaba claro que necesitaba un baño, pero la taberna ya tenía gente y no tan solo el tabernero había entonado la canción. Kabus me contó una vez que los artistas se deben a su público, y yo no iba a decepcionar a nadie esta noche.

Le eche una ojeada a la taberna, buscando un buen sitio en el que colocarme, pero no había nada más que mesas y sillas.

- Súbete a una mesa, con suerte te caes y te partes algo
- Yo también te quiero.

Una estridente risa de Kabus me hice darme cuenta de que había vuelto a hablar en voz alta y que el tabernero me miraba de forma extraña.

- Flauta. Yo también te quiero, flauta.- digo mientras me llevo una mano a la cabeza, tirando de una de mis enredadas trenzas en actitud nerviosa.- Esto..voy a empezar ya si no le importa...- digo mientras huyo del tabernero y me llevo la flauta a la boca.

Bien, no hay ningún sitio destinado a los artistas en esta taberna , así que nada más alejarme de él, empiezo a tocar. Una canción alegre que habla sobre unos ladrones que entran a robar en una taberna y acaban siendo echados a golpe de cazo.

Es una canción sencilla, pero cualquier canción puede parecer extremadamente compleja si se mueven los dedos con exagerada rapidez y se baila al mismo tiempo.

Me dejo llevar por la música, y en seguida empiezo a bailar entre las mesas, saltando, subiéndome a las sillas y esquivando a los clientes que vienen y van. Pronto tengo a toda la taberna pendiente de mis movimientos, aplaudiendo y cantando al ritmo de mi flauta. Nada me da más la vida que esto, una lástima que no lo vaya a recordar.

- UN GOLPE DE REVÉS  EN LOS BAJOS SE LLEVÓ

No podía evitar sonreír al ver como la gente conocía las canciones que tocaba. Mis canciones y las historias de Kabus son prácticamente mis únicos recuerdos. El resto no son más que borrones difusos difíciles de comprender.

- Juraría que aquel tipo te acaba de mirar el trasero... ¿Desde cuando permiten animales en las tabernas?

Y una vez más Kabus me jode el momento. Al final de la canción y mientras la gente cantaba la última estrofa, mis mejillas (y toda mi cara, creo) se pusieron rojas como el tomate más maduro que os podáis imaginar.

- HUID COBARDES, Y NO VOLVÁIS JAMÁS.

Los vítores y aplausos inundaron la taberna en cuestión de segundos, pero tan rápido como llegaron, se fueron. La gente pedía canciones a voz en grito, Kabus se reía en mi cabeza y yo necesitaba recuperar un poco el aire. Había sido una canción larga y no había parado de bailar en ningún momento.

Con una sonrisa, hice una pequeña reverencia en dirección a uno de los clientes que había pedido una de mis canciones favoritas y empecé a tocarla. Tocar y bailar era todo lo que tenía que hacer, todo por lo que tenía que preocuparme. Casi podía ignorar a Kabus, casi.

Tras varias canciones, el tabernero me llamó con un gesto y fui hacia él casi dando saltos y sonriendo. Disfrutaba demasiado de esto, lo haría gratis si no fuera porque necesitaba una buena cama en la que descansar después de una dura jornada de viaje.

- Te la has ganado, jovencita.- dijo mientras colocaba frente a mi una jarra de cerveza fría.

Mire la cerveza y puse los ojos como platos. Yo no bebía alcohol, o eso creo, pero la tentativa de cualquier líquido frío era demasiado intensa como para ignorarla.

Oh, que más da, estoy muerta de sed y si sigo así lo quemaré en cuestión de segundos.

Cogí la jarra y me bebí la mitad de un trago, sintiéndome increíblemente ruda durante unos segundos. Tome aire, y en tres tragos más deje la jarra limpia, y con un salto, volví a mi trabajo.

- Genial, pequeña. Dentro de un rato estarás tan borracha que cualquiera de estos besugos podra...hmmm... darte algo más caliente que llevarte a la boca.
- No quiero bebidas calientes Kabus, preferiría otra cerveza, la verdad.

Y dicho eso, volví a tocar. Pronto sentí como la cerveza se me subía a la cabeza. Todo me daba vueltas, más de las que yo estaba dando, pero no me importaba. Me sabía las canciones, coordinaba mis movimientos a la perfección con la música, no necesitaba nada más.

Al cabo de lo que podrían haber sido horas, una petición me llamó la atención más que ninguna otra.

Un chico con aspecto de zorro me pidió una canción sobre Horiges. La canción hablaba sobre como un niño-perro era maltratado por su dueña, una dulce niña que lo compraba en el mercado. Era una canción triste, que acababa con la muerte del niño tras una paliza. Era triste, pero preciosa. Sangrienta, pero llena de vida.

No se si fue la cerveza o que esa canción estaba enganchada a un antiguo recuerdo mío, pero no pude evitar tocarla.
Cuando terminé, un par de lágrimas caían por mis mejillas.

- No eres más que una cría llorona. Anda, vuelve a tocar la de las ratas.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Mar Mayo 02, 2017 10:41 pm

La joven, tras acabar con el tabernero, se dirigió al centro de la sala, aunque sin demasiado espacio, pues aquella taberna no estaba hecha para dar espectáculos...pero todo aquello lo hizo tocando y bailando con alegría.

Los borrachos y los no tan borrachos comenzaron a cantar y a vociferar con alegría al ritmo de las canciones de la chiquilla, quien se movía con soltura por toda la taberna al ritmo de su propia música. Doxa, Tyson y Darion comenzaron a cantar las canciones con alegría y si bien por fuera parecía un borracho más, por dentro Darion estaba urdiendo un plan magnífico que los sacaría del aprieto que tendrían al día siguiente.

-Baila genial...- Decía el cánido con los ojos brillantes.
-¡DOXA!.- Le recriminaron sus amigos con una mezcla de asco y risas.
-¿¡QUE!? En aquel momento y ante el grito del horige uno de los clientes "vecinos" lo miró con rabia, dándole a entender que quería escuchar el espectáculo y no a él.
-¿Me está vacilando? A ver si le tengo que partir la c...Mmpff.- El comentario de Doxa quedó ahogado por las manos de Tyson, quien le dijo que se mantuviera callado de una maldita vez.
-Guárdate la ira para mañana...anda pídele una canción a la muchacha, parece haber hecho una pequeña pausa.
-Vale...Pero que sepáis que solo la admiro por...por ¿Su música?- Tyson rompió a reír y antes de que Doxa se levantase, ya se había levantado él para susurrarle a la chiquilla la canción que quería oír. Tras aquello, volvió a sentarse y la música empezó a sonar.
-No tío...esta no...- Los ojos del Horigue canino ya brillaban con lágrimas apenas empezó la canción. La reconocía perfectamente y se sentía muy identificado al haber vivido él una historia parecida. Darion se limitó a sonreirle comprensivo y le ofreció otra jarra de cerveza.

La canción terminó con los tres Horiges de pie, con una mano en el pecho, en la otra la cerveza en alto y los ojos llorosos...todo aquello mientras cantaban como buenamente podían. En aquel momento Darion aprovechó la pausa y se acercó discretamente a la chica, a la que le susurró rápidamente.- Tengo trabajo para ti, estaré fuera. Ven cuando acabes...es muy importante, mis amigos y yo te necesitamos...No te haremos daño, lo juro Miró a los ojos al tabernero y le hizo un gesto con la mano señalando brevemente a la niña antes. Darion se había asegurado de que la niña cenase algo en condiciones en lugar de sobras y que le diesen algo más que un rincón oscuro como habitación. Acto seguido salió fuera, haciéndole una seña a Doxa y Tyson.

-¿Ya nos vamos?- Refunfuñó el cánido.
-Es tarde...mañana tenemos que atacar y aún tengo que ver si esta chiquilla nos va a ayudar. Y...-Dijo haciendo enfasis en aquella palabra- Si nos ayuda, será exclusivamente profesional...Doxa, no metas tus amoríos en el trabajo, ¿Vale? Por la red.

El joven asintió con cierta tristeza, pero se recompuso rápidamente y siguió bebiendo con sus amigos, esta vez fuera de la taberna, sentados en el suelo como vagabundos y con la tenue música de la joven que se escuchaba más débil fuera.
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Mar Mayo 02, 2017 11:15 pm

Un horige se acerca a mi cuando termino de tocar aquella canción. Por un momento pienso que se ha sentido ofendido por la canción, pero lo que me dice me tranquiliza...al menos en parte.

¿Que tiene trabajo para mí? Quizás solo quiera que toque para él y para sus amigos en una fiesta.

- No creo que sea tu flauta la que quiera que le toques...
- Oh, ¿crees qué él también es músico?
- Claro, Kaila, él también es músico.

Genial, siempre iba bien tener amigos músicos en una ciudad desconocida.

Con una sonrisa dibujada en los labios, seguí tocando hasta que apenas quedó gente y el tabernero me llamó a la barra. Sobre ella, había un humeante plato de comida caliente y una jarra de cerveza fresca.

- No deberías beber más .- me dice Kabus con tono protector.
- Ya soy mayorcita para cuidar de mí misma.
- A ver si repites eso cuando te estén violando..

Sin poderlo evitar, vuelvo a ponerme roja. Por tercera vez. En la misma noche.

- Oye niña...Deberías dejar de hablar sola o la gente te tomará por loca.- su expresión es seria, aunque parece divertido.- Y yo no creo que seas tan "mayorcita"

Como toda respuesta, no puedo hacer más que agachar la cabeza y empezar a comerme mi plato de comida caliente.

- Oiga... ¿Esto han sido las sobras?

El tabernero se ríe. Al parecer acabo de hacer un buen chiste.

- Niña, el mono que te habló antes... El se encarga de tu comida y de que tengas una buena cama esta noche
- ¿Cómo? He estado trabajando toda la noche, no necesito que nadie pague por mi.

El tabernero se encoge de hombros, pero no dice nada más.

¿Pero quién se ha creído que ese mono? Voy a tener que ponerle bien claras un par de cosas

- Kaila, cariño, quiere llevarte al huerto
- Sabes que no entiendo de huertos.
- En serio niña, deja de hablar sola.

Agacho la cabeza y me concentro en mi plato de comida y en mi jarra de cerveza. Me noto algo mareada, pero no demasiado y lo cierto es que me tomaría un par de ellas más.

- Kabus, ¿qué crees que querrá?.- digo susurrando, para que no me oiga nadie salvo Kabus.
- Ya te lo he dicho
- Kabus, no tengo ni idea de huertos
- Tranquila, no te hará nada

Suspiro. Casi puedo ver como una sonrisa un tanto sádica se dibuja en su cara.

Está bien, hora de enfrentarse al chico-mono.

Me bajo de la banqueta, tropiezo y casi caigo al suelo. Kabus y el tabernero se ríen de mi.

Creo que los odio, a ambos.

Con lo poco que me queda de dignidad, salgo de la taberna en busca del horige.

Al salir, veo a tres horiges sentados en el suelo y bebiendo. Reconozco a dos de ellos; el chico-zorro que me pidió la canción y el chico-mono.
Sin ni siquiera pensármelo, le doy una patada en el tobillo al mono.

- ¡Tú!.- le digo mirándolo con odio y cruzándome de brazos.- ¿Quién te crees que eres para pagarme nada? La comida y la cama de esta noche me las he ganado yo, no necesito las limosnas de nadie.
- Oh, es el que se ha propuesto llevarse tu virginidad.- dice Kabus riendo.

No  es el mejor momento para ponerse roja, maldita sea.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Dom Mayo 07, 2017 10:06 pm

La música cesó, por lo que el trío de horiges intuyeron lo que ocurriría próximamente si la chica tenía interés por la propuesta de Darion.
Efectivamente, minutos después del silencio, llegó la joven enrabietada pegando una patada en el tobillo al mono, con los ojos llenos de una furia un tanto cómica. Darion se levantó mirando seriamente a la niña, como si aquello lo hubiese ofendido realmente, pero pronto su seriedad pasó a unas carcajadas limpias tanto por su cutre golpe como por las palabras de la joven.

-Oh...discúlpame pues. Quizá debí dejar que comieras ponzoña en forma de "comida" y que durmieses en el rincón más nauseabundo de la taberna usando un saco de patatas como manta. ¿Has visto la taberna? Está LLE-NA. Si de verdad pensabas que fuese a sobrar comida o una habitación decente, estabas muy equivocada...Aún así no la tomes con el pobre Ray, es un buen hombre, pero no sabe tratar del todo bien a la gente sin dinero de por medio...aunque tu actuación le ha traído dinero.

Darion empezó a caminar haciendo pequeños círculos mientras miraba al suelo pensativo, como si no supiese abordar del todo la situación. Doxa y Tyson lo miraban fijamente, borrachos y absurdamente preocupados por el golpe que recibió su compañero, como si hubiese sido un golpe letal.

-Tio esa niña pega fuerte ¿Eh?...Ha conseguido que Darion se levante al instante.- Susurró el cánido, aunque solo recibió una aprobación con la cabeza de su compañero, que miraba fijamente la escena con la boca abierta.

-Verás.- Retomó el hombre mono.- He podido ver que la gente queda absorta con tu música...es como si los hipnotizases...y viendo esto me gustaría contar con tu arte para algo que tengo en mente.- El joven suspiró profundamente antes de continuar.- ¿Sabes la canción que has tocado que hablaba sobre un horige cánido que era maltratado desde cachorro? Bien...pues esa canción refleja la realidad tal cual es. Actualmente miles de niños como el de tu canción sufren maltratos por ser de nuestra raza...por ser considerados bestias y no seres vivos con psique y sentimientos. A mi me vendieron a un capullo que me maltrataba cuando no llevaba ni 5 minutos fuera del vientre de mi madre. Tyson fue esclavo hasta hace unos meses y a Doxa lo maltrataron como en la canción, pero el sobrevivió...sobrevivió gracias a gente como yo...como nosotros, que ayudan a salvar a esos horiges maltratados, evitando que mueran o tengan una vida de sufrimiento...

Sus compañeros tenían lágrimas en los ojos y se susurraban cosas el uno al otro, como si estuviesen realmente conmovidos por las palabras de su amigo y líder.

-Con tu música puedes ayudarnos a salvar a niños y adultos que sufren de la misma forma que sufrió el pequeño de la canción. Solo necesito que toques...que toques y que entretengas a los guardias mientras nosotros liberamos a nuestros compañeros. No te ocurrirá nada, eres humana, no te relacionaran con nosotros...tu vida no está en peligro, pero la de los que están encerrados allí, si. Por eso he hecho que cenes y duermas en condiciones, pues me gustaría que de contar contigo, al menos estuvieses en plena forma.

-¡BRAVO! ¡BRAVISIMO!.- Dijo el zorro entre lágrimas causadas más por el alcohol que por la situación. Una mirada de Darion bastó para que se callase entre risas al comprender que se había cargado la seriedad de aquel momento.

-No te pido que luches, ni que liberes tu misma a los esclavos. Tu solo toca...ya te recompensaremos de algún modo. Sería mañana por la noche...¿Aceptas?
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Dom Mayo 07, 2017 11:37 pm

Cuando el horige se levantó no pude evitar asustarme. Quizás no debería haberle pegado. Quizás.
Aun así, me mantuve en mi sitio, firme y sin cambiar la expresión. Sin embargo, no pude evitar inclinarme un poco hacia atrás cuando se acercó.
Kabus se mantenía en silencio, expectante.

Y de repente, de la misma forma en la que se levantó con toda la seriedad que podía tener un chico con cola de mono y la camisa desabrochada, se echó a reír. Sus carcajadas fueron acompañadas casi al instante por las de Kabus, lo cual no hizo más que avivar mi enfado.

"Capullos"

- Solo te faltan dos coletas para parecer una niña de diez años.- consigue decirme Kabus entre risas.- ¿En qué pensabas, Kaila?

Las palabras del horige solo me molestan aún más. No necesito que nadie cuide de mi.

- Ejem.- protesta Kabus, dejando las risas de lado

Habría hablado, le habría gritado y vuelto a pegar si no fuera porque, de forma repentina, sus palabras me calaron y sentí como moría de vergüenza. Vale, ya estaba claro que no debí haberle pegado. Mierda.

Agaché la cabeza y me miré los pies, avergonzada. El horige daba vueltas en círculo mientras sus amigos comentaban cosas.
¿Me acababan de llamar niña?

- Sí, justo eso te acaban de llamar.- dijo Kabus riéndose.

Abrí la boca para decir algo, pero justo en ese momento el horige comenzó a hablar. Lo escuché atentamente, sin apartar la mirada de él e ignorando los comentarios de sus compañeros. Creo que están un "poco" borrachos.

Cuando acaba de hablar, retrocedo un par de pasos sin darme cuenta y, nada más siento caer una lágrima por mi mejilla, me limpio los ojos, intentando disimular mi reacción y sorbiendo por la nariz.

- Yo... no sé... no sé como podría ser de ayuda que tocara... cualquier artista podría hacer lo mismo... yo...- Estaba nerviosa, apenas me salía la voz, y no podía evitar retroceder.
- Eres una cobarde, ¿desde cuando te asusta tocar tu flauta?.- me dijo Kabus con desprecio. Para mi sorpresa, no se rió, es más, parecía enfadado.
- ¡No soy una cobarde!.- le respondí enfadada a Kabus.-¡Y tampoco soy una niña!.- le digo a los compañeros del mono.- Y ya lo sé, Kabus, se que estoy hablando en voz alta.

La verdad, no se porqué estaba tan enfadada, quizás fuera la cerveza, pero poco podía hacer para aliviar mi enfado salvo gritar.

- Acepto, os ayudaré, pero como vuelvas a hacer lo de antes te cortaré el rabo.- digo mirando al chico mono

Al instante, Kabus comenzó a reírse. Cada vez estaba más convencida de que le odiaba. ¿Estaba esto relacionado con los huertos y no me había enterado?

- Oh, por cierto... No pretendes llevarme a ningún huerto,¿ verdad?.- Ja, chupaté esa, Kabus

Si hubiera sido posible, las carcajadas de Kabus me habrían dejado sorda.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Lun Mayo 08, 2017 8:46 pm

La expresión facial de la joven fue cambiando conforme Darion daba su pequeño discurso. Empezó cabreada y acabó con una pequeña lágrima cruzando su rostro, la cual limpió rápidamente para que nadie se diese cuenta, pero Darion lo vio y sintió que había conseguido lo que quería, conmoverla. Pero algo iba mal, pues parecía realmente asustada y angustiada, hablaba sola y le chilló a Doxa y Tyson, ofendida. Aunque finalmente accedió.

-Puede que si, puede que otro artista lograra hacerlo, pero es que ahora mismo no hay artista como tu en Phonterek. Eres de lo mejor que ha pisado la taberna y la ciudad en meses y por eso te agradezco tu ayuda.

Cuando soltó lo del rabo, Darion se contuvo, al contrario que sus compañeros, quienes se reían a carcajada limpia tras él...pero cuando dijo lo del huerto le fue imposible y comenzó a reírse a carcajada limpia.

-No, no quiero llevarte al huerto.- Dijo entre risas
-Pues en verdad yo...
-¡DOXA!
-Peeerdón...

La mirada fue fulminante por parte de Darion, pues odiaba que su compañero metiese esa clase de temas en misiones importantes como la que iba a tener lugar al día siguiente y esperaba sinceramente que aquel comentario no fuese a espantar a la joven. Por lo que se acercó a la joven y le puso una mano en el hombro para cambiar de tema.

-Creo que se me ha olvidado algo importante...mi nombre es Darion y ellos son Doxa y Tyson. Son mis mejores amigos y compañeros de la red negra, el grupo que se dedica a salvar a otros Horiges de la esclavitud.

Soltó a la joven y volvió a caminar en círculos pensativo, pensando en un par de detalles antes de contarle el plan definitivo a la joven.

-Verás...sabemos de la existencia de una enorme casa un poco apartada del centro de Phonterek. Hemos podido comprobar que su azotea y su sótano están repletas de gente de nuestra raza esclavizada. Los retienen allí hasta que son vendidos por el mercado negro. Nuestra misión es adentrarnos en esa casa y liberarlos a todos, pero para ello necesitamos que todo ser viviente en esa casa te haga caso, guardias y esclavistas. De aquí a mañana creo que puedo conseguirte un "concierto" en esa casa gracias a un contacto humano...Tu misión sería únicamente tocar hasta que te demos una señal, entonces darás tu concierto por finalizado y huiremos con el trabajo hecho. Digamos que este plan es solo un esquema...ya iremos improvisando, se nos da mejor.- Dijo entre risas el joven mirando a sus compañeros, como evocando antiguos planes.- Bueno, es tarde. Ahora sé que puedo contar contigo así que vuelve dentro y come si aún no has comido y descansa todo lo que puedas, porque mañana será un día largo...oh...y si te falta algo dile al gordo de Ray que te lo de, que ya me encargo yo y si aún así te pone pegas dile que sé cosas que el no quiere que se hagan públicas.

Efectivamente...sería un día larguísimo, pues había que hablar con el viejo Dorm para que se encargase del concierto de la joven en la casa de los esclavistas y aquello sería relativamente fácil para el viejo...pero aunque Dorm apoyase a la red, era complicado tratar con él debido a su extraña forma de ser. Estaba tocado mentalmente, pero era un genio a la hora de conseguir ese tipo de cosas. Hacía parecer oro a una piedra y haría parecer famoso hasta al más sucio de los vagabundos, pero esta vez tenía buen material, pues la joven tenía verdadero talento, por lo que sería capaz de hacer creer que es una artista conocida en todo Noreth por ser la mejor flautista que haya existido jamás.
Todo era cuestión de verlo al día siguiente, de momento lo importante era descansar.
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Mar Mayo 09, 2017 12:20 am

Pero, ¿por qué no dejaban de reírse de mi? ¿Es que había contado algún chiste maravilloso y no me había dado cuenta?. Fruncí el ceño y me crucé de brazos algo molesta.

Cuando el chico se le acercó y puso una mano en su hombro, no pudo evitar sorprenderse y ponerse tensa al instante. No terminaba de acostumbrarse a eso de socializar.

Con que Darion, Tyson y Doxa. La verdad, no se ni por qué me esfuerzo en recordar sus nombres, mañana no los recordaré.

- Una pena, me han caído genial.
- ¿Qué tal si cierras el pico?.- Empezaba a estar cansada de tanto comentario.- Esto... lo siento. Quiero decir..., ¿solo tengo que dar un concierto?.- suspiré para intentar tranquilizarme, estaba nerviosa.- No se me da demasiado bien tratar con la gente, menos aun si son nobles.- Acto seguido, miro mi ropa sucia y mis brazos igualmente manchados de ceniza.- Y las personas andrajosas no les suelen caer muy bien.- digo bromeando un poco y sonriendo.- Pero si me dan la oportunidad antes de empezar a quejarse por mi aspecto creo que los podría entretener cuanto quisierais.
- No hay nada que un baño no solucione, Kaila.- me dice Kabus con tono paterna. Obviamente, no le respondo.
- Oh, se me olvidaba... Me llamo Kaila.- añado sonriendo y saludando con la mano, tanto a Darion como a sus amigos.- Oh, oh... esto también se me olvidaba, y es importante...- me acerco un poco a Darion y lo miro a los ojos. No se si me creerá.- Verás... será mejor que mañana vuelvas por la mañana y me recuerdes mi trato... Suelo tener...hmm... problemas de memoria, y lo más seguro es que no te recuerde del todo bien....- me muerdo el labio nerviosa.- En fin, Kabus se comportará
- Cuanta fe tienes, pequeña...

Te odio.

Con un gesto rápido, saco uno de los sais de su sitio en mis botas y se lo entrego a Darion. Jamás me he separado de uno de mis sais, espero no arrepentirme.

- Búscame mañana y devuélvemelo. Y por favor, ten paciencia si empiezo a decir cosas que no son...

Dicho esto, me aparto nerviosa y voy hacia la puerta, despidiéndome con la mano antes de entrar. Una vez dentro, recuerdo el gesto que malinterpreté de Darion y vuelvo a salir.

- Por cierto, gracias.

Ahora sí, cierro la puerta a mis espaldas y voy hacia el tabernero...hacia Ray. Aunque agradezco el gesto de Darion, no pienso aceptarlo. Ray me dice cual es mi habitación y, efectivamente, se trata de cuatro paredes sucias, con un medio camastro en uno de sus extremos y algo que perfectamente podría haber sido un saco a modo de manta.

Vale, la habitación es horrenda, pero la comida estuvo bien y, por si fuera poco, Ray me ha preparado el baño común con agua caliente. No es tan malo como parecía.


Sin dudarlo, voy al baño, me desvisto y me meto en la bañera de madera que está justo en el centro. Me doy un baño ligero, pues la puerta no se puede cerrar desde dentro y no me fío de que alguien vaya a entrar.

Una vez dentro de mi habitación, invoco a Kabus. Vale, sí, no iba a pedir que me cambiaran de habitación a costa de Darion, pero no me iba a quedar sola en esa maldita habitación oscura.

- ¿Miedo a que te coman las chinches?.- me dice sonriendo y apoyado en la pared.
- ¿Duermes conmigo? ¿Porfa?.- le pregunto mientras me siento en el camastro.

Kabus suspira y se tumba en la cama conmigo, abrazándome.

- Hoy te has ganado una historia.
- ¿Sí?- lo miro emocionada
- Aja....- Kabus suspira y comienza su historia.

"Hace años, una joven niña vivía con una familia de artistas itinerantes. Esta niña se llamaba Kaila, y tenía una asombrosa habilidad para la música y todo lo que ella abarcaba. Una tarde, mientras estaban acampados en un pueblo al sur de los dioses saben donde, escucharon gritos de dolor y rabia, golpes secos, huesos que crujían. Es difícil de creer que un campamento donde no había lugar para el silencio pudiera verse envuelto por esos sonidos y ser percibidos por nuestros artistas, pero lo cierto es que así fue. La primera en oír los gritos fue Kaila, la cual dejó en el suelo sin cuidado alguno el laúd que intentaba tocar y corrió hacia el origen del sonido.

Cuando llegó, vio como tres tipos con piel humana y alma putrefacta, golpeaban sin miramientos ninguno a un horige, un cánido de pelo negro, que ni siquiera luchaba por defenderse. Kaila, sin pensar ni siquiera dos segundos (como acostumbraba a hacer) saltó contra uno de los atacantes. Su golpe no fue fuerte, pero si los sorprendió.

Gritó y berreo cual niña de seis años que era, pero los atacantes no tardaron en recomponerse y golpearla. Por suerte, el contraataque duró poco. Su padre y el resto de su familia llegó y ayudaron a la joven Kaila y al horige.

Los tres malnacidos fueron ejecutados por los artistas, y el cánido fue acogido.
Kaila no se separó de él hasta que se recuperó. El horige se sentía tremendamente agradecido y no tardó en empatizar con la niña. Pronto se convirtieron en grandes amigos y, como no podía ser de otro modo, el horige le regaló a la niña historias y baile.

Así es, el horige fue el que enseñó a Kaila a moverse al son de su propia música y él que le enseñó aquella historia. Aquella historia que hablaba sobre un joven horige, cánido, que fue maltratado y asesinado por su pequeña y malcriada dueña".




Esa noche, dormí entre lágrimas y con pesadillas sobre aquella canción que horas antes hice sonar un piso más abajo.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Miér Mayo 10, 2017 10:53 pm

El joven mono escuchó atentamente las palabras de la joven y tomó con gusto el sai que le tendió. Problemas de memoria...Bueno, no podía ser para tanto ¿No?  

Rapidamente marcharon todos, Kaila a la taberna y el trío horigue a la base de la red. Doxa y Tyson caminaban como podían, apoyados el uno en el otro, entre risas y angustia por la constante sensación de que iban a vomitar. Doxa ni siquiera hablaba, pues sentía que si lo hacía iba a vomitar sin remedio.

-¿Entonces contaremos con ella?. Dijo el zorro justo antes de tropezar.
-Ella ha dicho que si...ahora tengo que hablar con Dorm. Respondió el mono entre risas por lo lamentable de la situación.
-¿A esta hora?
-Ese capullo me debe un favor, más le vale que esté a esta hora...Vosotros marchaos, estáis borrachos y cansados, nos veremos mañana por la tarde, para terminar de arreglar detalles. Iré yo por la mañana a por la niña y la llevaré al punto de encuentro.

Sin dejarlos replicar, Darion desapareció entre las sombras de Phonterek y se dirigió a la zona más acomodada de la ciudad. Tras varios traspiés causados por el alcohol y varias carreras huyendo de los guardias nocturnos, llegó a su destino: Una casa de lo más lujosa, donde lo esperaba su queridísimo Dorm...aunque realmente no lo esperaba como tal, era un decir.

Ágilmente se coló por una de las ventanas de la casa y se dirigió a la habitación de aquel curioso hombre. Después de tantas incursiones se conocía aquella casa de memoria.

Abrió la puerta de manera brusca, con intención de despertar a Dorm, pero no sirvió de nada.- Puta marmota.- Susurró Darion.
Se acercó al cuerpo dormido de su contacto y lo zarandeó levemente, después de manera más brusca, después pegó tirones a la barba canosa y abundante que tenía, sin frutos, por lo que tuvo que darle una bofetada para despertarlo. Dorm, que acababa de despertar y no sabía quien era aquel ser en su habitación, sacó su daga como acto reflejo y la colocó a escasos centímetros del cuello de Darion, el cual levantó las manos entre risas, fingiendo sumisión.

-Joder...eres tú...Nunca vas a venir a horas normales ¿Verdad?.- Dijo aún somnoliento
-Eeeeeh...Probablemente no.- Respondió Darion antes de romper a reir.
-¿Que coño quieres ahora?
-Tengo una artista, una flautista concretamente. Joven, guapa, toca y baila bien...Quiero que le vendas la moto a los de la casa Jasper...ya sabes, los que juguetean con los míos. Quiero que les hagas creer que es una artista reconocida en todo Noreth y que quiere dar un concierto exclusivo para ellos. El cómo me da igual, necesito que lo hagas, sé que puedes.
-¿Para cuando?
-Mañana por la noche

El hombre suspiró profundamente mientras se acicalaba la barba. Los años habían hecho mella en él pese a ser relativamente joven, por lo que su rostro estaba marcado por profundas arrugas y su cabellera era blanca y escasa, al contrario que su barba, la cual era exageradamente abundante. Pese a parecer mayor, su cuerpo seguía en forma.

-Odio cuando me haces esto...pero vale...¿Puedo dormir ahora?

-Si, ahora si...gracias Dorm, si esto sale bien te invitaré a unas cervezas.
-Me vale con que dejes de molestarme a horas intempestivas
-Eso ya lo dudo más...Bueno adiós y gracias, mañana te veré para que me comentes.

El joven mono abandonó la casa por el mismo lugar por el que entró y se dirigió a la base subterránea de Phonterek, donde se encontró a Tyson intentando echar a Doxa sobre su cama, la cual estaba llena de vómito. Tyson parecía ir decente, pero Doxa iba mucho peor de lo que hubiese parecido en un inicio. Con esfuerzo ayudó al zorro a acostar al cánido y luego ayudó al propio zorro a acostarse, para acto seguido ir a lo más profundo de la base, donde se encontraba su cama. Se desvistió y dejó el Sai en su pequeña mesa de noche antes de acostarse hasta la mañana siguiente.


Cuando despertó ya era de día. No lo sabía por la luz, pues estaban bajo tierra, pero las chicas habían inventado un sistema con magia que servía para saber si fuera era de noche o no.

El joven mono se vistió y tomó el Sai de Kaila, dispuesto a ir a la taberna a esperarla y a comprobar cuan graves eran sus problemas de memoria. Por el camino se pasó por la habitación de sus compañeros y al verlos en tan deplorable estado los dejó dormir un rato más...última vez que salían así antes de una misión. Lo cierto es que Darion tenía cierta resaca pero se encontraba bien. Saludó a las chicas, les explicó brevemente el plan de aquella noche y marchó en dirección a la taberna, con el Sai escondido.

Tras una larga caminata llegó a la puerta de la taberna, donde se encontró a Ray abriéndola de nuevo al público para empezar a servir desayunos. Lo saludó con la mirada, se sentó y pidió algo de desayunar, así como un desayuno para Kaila, el cual dejó pagado para cuando despertase. Allí se quedó devorando su desayuno a la espera de la joven.
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.