Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Ayer a las 9:51 pm por Balka

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Jue Mayo 11, 2017 6:53 pm

Un cuchillo impasible rasgaba el pálido cuello de su víctima, la sangre empezaba a bañar toda su piel, dejando oculta primero la piel blanca, y luego las marcas negras que dejaban las invocaciones en su piel. La sangre lo inundó todo, todo comenzó a desaparecer. Su huargo, blanco y resplandeciente como los rayos del sol, desapareció; Kabus, con una última caricia sobre ya su pálida y teñida mejilla, desapareció; Kaila despare....

Un golpe seco. El de mi cuerpo contra el sucio suelo de la habitación, me trae de vuelta a la realidad. No he tenido suerte y mis manos no han podido amortiguar el golpe, así que es mi cadera derecha la que se lleva la mayor parte del golpe, luego mis manos y por último mi cara.

- Hijo de....- susurro entre dientes.- ¡Kabus!.- grito mientras me incorporo, haciendo una mueca de dolor al sentir un dolor punzante en mi cadera.

Sobre la cama y como quien no ha roto un plato en su vida, está Kabus, mirándome de reojo y con una leve sonrisa que intenta disimular.

Me ha tirado de la cama, maldito cabrón.

- Buenos días, pequeña. ¿Que tal esas pesadillas? Espero que no te haya importado que te despertase.

Le lanzo una mirada cargada de odio y le doy la espalda. Tengo que buscar mi ropa y vestirme. En seguida la encuentro, pues la habitación en la que estoy no es demasiado grande, ni está demasiado limpia, ni siquiera está demasiado entera. ¿Que clase de trato hice anoche para dormir en un sitio tan asqueroso?.

Kabus se sienta en la cama mientras me visto y me observa.

- ¿Puedes hacer algo útil y explicarme que pasó ayer?
- A sus ordenes, pequeña.- suspira y se levanta, colocándose frente a mi y apoyando su espalda desnuda en la pared.- Ayer llegamos a Phonterek, diste una vuelta por la ciudad y te perdiste, llevada por el enfado entraste en esta taberna que deja bastante que desear. Conseguiste convencer al tabernero: a cambio de cama y comida, tu le darías espectáculo durante toda la noche. Lo hiciste bien, como siempre, y un grupo de horiges intentó llevarte al huerto, sobre todo el que tenía cara de mono. También te propuso ayudarle con un concierto, quizás hoy venga a buscarte. Oh, y no te fies del tal Doxa, es un cánido.
- Hmmm de acuerdo...- contesté mientras terminaba de vestirme.- ¿Qué canciones toqué ayer?

Kabus me las explicó mientras yo me recogía el pelo en una cola de cualquier forma, despeinada, pero cómoda. Tras acabar, empiezo a recoger mis cosas. Entonces me percato de algo que me deja sin aliento.

- Bueno, pequeña, es hora de que vuelva a entrar en ti.- dijo con una sonrisa que me resultó un tanto macabra.
- Espera.- lo miro con pánico.- Kabus, ¿dónde está mi otro sai?

Como toda respuesta solo se encoje de hombros.

- ¡Kabus!.- le grito desesperada. Siento como se me empiezan a empañar los ojos a causa de las lágrimas que contengo.
- ¿Qué? No es mi culpa que vayas dando tus armas como si de pendientes se tratasen.- dice mientras me mira molesto.
- Kabus, dime que hice ayer con mi sai.- le exijo, cada vez más enfadada y desesperada.
- Ya lo averiguarás.
- No, Kabus, por favor. Dime donde está.- alzo la voz. Empiezo a respirar con dificultad y a temblar.

Me acerco a él y  le agarro de los brazos con intención de zarandearlo, pero apenas me da tiempo de rozar su piel. Con un rápido movimiento, Kabus me aparta y me da una bofetada en la cara.
Por unos segundos me deja sin respiración y algo mareada. El golpe es seco y directo. Las lágrimas que contenía ahora están por mis mejillas.

Me duele todo el lado izquierdo de la cara, y el oído me pita. Sin decir nada más, termino de recoger mis cosas.


- Baja a desayunar, estás famélica.

Le hago caso sin rechistar. Kabus desaparece, volviendo dentro de mi cabeza.

Debería tener un aspecto horrible. Las tripas no paraban de sonar, protestando por estar vacías, tenía la boca seca, los labios cortados a causa de ello, cojeaba un poco por la caída de antes, y lo más seguro es que unas bonitas ojeras adornasen mi cara. Por no hablar del lado izquierdo de mi cara, el cual luciría enrojecido por los dioses saben cuanto tiempo.

- No te equivocas en nada.- dijo Kabus con tono seco

Suspiré y pasé las manos por mis marcas, distraída, mientras bajaba las escaleras mirándome los pies. Le echo un rápido vistazo a la sala principal de la taberna; no hay  demasiada gente y el tabernero estaba tras la barra.

- ¿Crees que tendré que pagar por el desayuno?
- Sí, anoche no acordasteis que entrara el desayuno.

Empiezo a andar hacia la barra, intentando disimular mi cojera, aunque no demasiado bien. Veo a un horige, un chico mono, de pelo rubio, que se zampa lo que parece ser un buen desayuno.

- ¿Es el de anoche?.- le pregunto a Kabus.

No hay respuesta. Su cara me suena, pero no sé de qué. En fin, supongo que me toca averiguarlo por mi misma.
Con paso decidido me acerco y me siento frente a él.

- Dime, ¿te conozco?


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Vie Mayo 12, 2017 10:13 pm

Aquel día iba a ser largo, casi tan largo como se le estaba haciendo esperar a Kaila. Necesitaba verla para comprobar como de serios eran sus problemas de memoria y para ver si tenía que volver a explicarle todo el plan. El problema no era aquel, sino más bien si se iba a olvidar en plena actuación de que estaba allí o a saber...hay gente muy rara en Noreth.

Mientras él desayunaba, Doxa y Tyson estarían aún durmiendo la mona, aunque no tardarían en despertar, resacosos y con la boca seca. Por su parte, Dorm a estas horas estaría haciendo su magia, probablemente en la propia casa de los Jasper, tratando de convencerlos de que Kaila era una flautista a nivel mundial que quería deleitarlos con su bella música...la situación era absurda ¿Por qué iba a querer una artista de tal calibre dedicarles un concierto a ellos? La verdad es que probablemente ni se lo plantearían, pues el ego en Phonterek es bastante abundante, sobre todo entre las personas como los esclavistas de Jasper.

La voz de Ray lo sacó de sus pensamientos:

-Algo en mente ¿No? ¿Otro ataque? ¿O Solo quieres conquistar a la flautista? Está un poco ida ¿Eh? Habla sola
-¿Qué sabes tú de mis ataques?
-¿Quién no sabe de tus ataques? No eres discreto, Darion...
-Y precisamente esa es mi mayor baza en la mayoría de casos.- Rió el mono.
-Digamos que eres tan obvio que nadie te ve venir...en fin...¿Cómo está eso?

Darion se llenó la boca con el pan, la mantequilla y con porciones de todo lo que había en su bandeja. Ante aquello Ray sonrió.

-Grotesco, pero me lo tomaré como un cumplido...y no has respondido sobre conquistar a la flautista.-Dijo ampliando la sonrisa y alzando las cejas.
-No por dios, por primera vez en mucho tiempo no tengo esas intenciones, sin embargo Doxa si parece tenerlas...Espero que no joda el plan.
-Ajá...plan...la usaras para tu plan que intuyo que será de ataque.- Sentenció rompiendo a reír.
-Eres un hijo de puta...pero si...casa Jasper...tienen a decenas.
-Si te preguntas por qué te trato tan bien es, a parte de por el dinero que te dejas en cervezas y porque me tienes agarrado por los huevos, porque apoyo tu causa...No daré detalles, pero viví la esclavitud de muy cerca. No te preocupes, no te delataré...no puedo permitirme perder a uno de mis mejores y más alcohólicos clientes. Dijo guiñando un ojo.- Mira, ahí llega la flautista.- Al tiempo que decía eso, sacó el desayuno de la joven y lo puso sobre la barra, al lado de Darion. Era una bandeja que contenía de todo: Carne, pan, fruta, huevos, mantequilla, mermelada...En fin, un festival de sabores que probablemente no era sano desayunar pero que estaba riquísimo gracias a las habilidades culinarias de Ray.

El joven mono no se percató de su llegada, pues la respuesta de Ray con respecto a la esclavitud lo dejó sorprendido. Cuando se giró vio a Kaila en un estado un tanto deplorable, pero si, era ella y...si, su memoria parecía tan horrible como le advirtió la noche anterior.

-Dime ¿Te conozco?

Darion no pudo evitar reir al escuchar aquello y comprobar su falta de memoria.

-No se...dímelo tu.- Respondió sonriendo a la vez que sacaba el sai de Kaila, clavandolo en un chuletón que reposaba en la bandeja de la joven.
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Sáb Mayo 13, 2017 12:01 pm

Antes incluso de poder entender nada, las carcajadas de Kabus ya me impedían escuchar nada más.
Mire hacia la bandeja, donde el chico había clavado algo... ¡Mi sai!

Los ojos se me abrieron como platos, sorprendida ante aquella situación.

- Tu...¿por qué tienes mi sai...?

No puedo apartar la mirada de la hoja del sai, clavada en aquel trozo de carne de cualquier manera. No entiendo nada. ¿Qué pasó anoche?

- Kaila, reacciona. .- intenta decirme entre risas. Esta situación parece divertirle mucho.

La voz de Kabus me saca de mi estado de shock, y efectivamente, reacciono.
Miro al chico con cara de pocos amigos. Mi día había empezado lo suficientemente mal como para tomarme bien eso.

- Te vas a enterar..- susurro mas para Kabus, que para el chico.

Poniendo las cosas en claro. Aquel muchacho, al que por alguna extraña razón le di mi sai la noche anterior, lo había usado a modo de tenedor y lo había clavado en un trozo de carne grasienta. Mi sai. Iba a matarlo.

- Kaila, no.

Aprieto la mandíbula enfadada, intentando contenerme. Dolía.
¿Y por qué narices iba a contenerme?

- Kaila, si haces eso, podría matarte con total tranquilidad y ni siquiera tendrías tiempo de defenderte. De hecho, si hicieras eso te merecerías morir a manos del mono.

La voz de Kabus parece sonar... ¿tensa? ¿Estaba preocupado?

- Que te jodan, Kabus. Si me hubieras explicado lo del sai esto no pasaría.
- Kaila, no
- A ver que tan cierta era tu palabra en ese trato...- digo sonriendo.

Aunque lo parezca, no estoy loca.

Con un movimiento rápido, agarro el sai y tiro de él hacia arriba. Lo giro con la misma soltura que hago sonar mi flauta y en un rápido movimiento lo dejo cerca de la garganta del mono.

Vale, quizás esto no este del todo bien. Quizás.

- Bien, está claro que te conozco.- intento sonreír, aunque la verdad es que me tiembla un poco el pulso y estoy agarrando con demasiada fuerza el sai.- Ahora por favor, serías tan amable de explicarme lo que pasó anoche.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Sáb Mayo 13, 2017 12:46 pm

Kaila no se tomó muy bien aquel gesto con el sai. Su rostro mostraba furia, apretaba la mandíbula y los puños y, de nuevo, decía cosas sin mucho sentido, hablando sola.

Con un rápido movimiento, Kaila arrancó el sai de la carne y lo acercó con rabia al cuello de Darion, quien mostró pasividad frente a aquel movimiento, pues la veía incapaz de hacer daño. Aun así, aunque su semblante no hubiera cambiado, si le sorprendió el repentino gesto. Aún con el sai en el cuello, rompió a reir a carcajada limpia.

-Creo que he visto apios con más capacidad intimidatoria que tú...Si es para agarrar tu arma así, deberías plantearte seriamente ciertas cosas.- Dijo observando el bailoteo del arma. La agarraba con miedo, temblaba y su mano estaba demasiado tensa.

-No he venido a devolverte esto para que me trates así, Kaila

En cuanto acabó aquella frase, Darion usó sus manos de manera rapidísima para golpear la muñeca de Kaila, no de forma violenta pero si apretando en puntos que harían que soltase su arma, cosa que efectivamente pasó. El sai salió volando por los aires y el mono lo agarró con su cola antes de que cayese al suelo. Ray empezó a reir. Empuñando el sai con la cola pero sin amenazarla con él, le explicó lo mismo que la noche anterior.

-Anoche viniste, tocaste y te propuse un plan mediante el cual me ayudarías a liberar a gente de mi raza con tu música. Gente como la de la canción del horige cánido, maltratada y vejada , adultos y niños. Tu te dedicarías a tocar para los esclavistas mientras que yo los liberaba...a ti no te harán nada, eres humana y por tanto no te relacionarán con mi causa. Además ellos pensarán que eres una flautista conocida en todo Noreth que simplemente quiere deleitarlos con su música. Prometí pagartelo, aun no se como pero lo haré.

Mientras hablaba, Darion hacia círculos en el aire con el sai de la niña, aún empuñándolo con la cola. Cuando acabó se lo tendió, de manera pacífica para que no lo interpretase como amenaza.

-Prometiste ayudar...y que tenga tu sai es prueba de ello. También hablaste de un tal Kabus...¿Es un compañero de actuaciones?

Sin dejar de mirarla volvió a centrarse en su desayuno y la invitó a que ella también desayunase. Ray los miraba a ambos, sin saber muy bien que acababa de pasar frente a él. Darion lo miró divertido, para calmarlo. Ahora solo quedaba esperar la respuesta de Kaila y luego ir a visitar a Dorm para ver como avanzaba su trabajo.
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Sáb Mayo 13, 2017 1:32 pm

Pero, ¿por qué se reía?

Casi pude sentir como se relajaba Kabus, aunque esa relajación duró poco. El horige se movió con rapidez y me desarmó con la misma facilidad con la que un matón le roba la comida a un crío. En ese momento pude sentir como la marca de invocación de Kabus ardía. Quería salir, pero no podía. No había peligro.

- ¡Au!.- me quejo cuando me golpea la muñeca.

Pero no digo nada más. El horige me cuenta lo que pasó ayer, y rápidamente lo entiendo todo. Bueno, no todo. No entiendo porqué quiere que toque yo, no soy una artista reconocida en Noreth, de hecho... solo me conoce Kabus... creo. En fin... si ya acepte... tendré que hacerlo.

Cuando acaba de hablar, cojo mi sai, el cual me tiende de forma pacífica. Lo recojo sin mirarle a los ojos, algo mosqueada, y lo limpio distraidamente.

Noto a Kabus enfadado conmigo. Quiere salir, pero no pienso dejarle.

- Ya se que no intimido.- susurro entre dientes mientras me siento y empiezo a comer. Joder, que hambre tenía.- Y sé empuñar mis propias armas, aunque no lo parezca. Se defenderme.- En ningún momento aparto la vista del plato, comer ayuda a que se me pase el enfado, pero no facilita el hecho de que tenga que dirigirme a otra persona que no sea Kabus. Hablar no es lo mio.

Me quedo callada un rato mientras como. No debería contarle lo de Kabus, puedo ayudarles sin necesidad de que ellos sepan que soy invocadora y que, una de estas invocaciones, se dedica a joderme la vida y a robarme los recuerdos.

Suspiro antes de volver a hablar.

- No recuerdo nada de ayer.  Ni de ayer ni de ningún día.
- Kaila, cállate.- me exige Kabus enfadado.
- Que te den.- susurro.- No pierdo la memoria durante el día, pero al día siguiente ya no recuerdo nada. Sé que te conozco, tu cara me suena, pero no se de qué. Supongo que por eso te di mi sai, para saber que podía confiar en ti. Aunque sinceramente, no sé porqué debería.

Lo miro de reojo, esperando a ver su reacción. El tabernero nos mira a lo lejos. Parece curioso, a saber por qué.

- Oh, tampoco recuerdo como te llamas... porque no eres Doxa, ¿verdad?
- No deberías hablar de tus problemas de memoria. .- dijo Kabus enfadado.
- Nunca me dijiste que no pudiera hablar de mis problemas de memoria, a no ser que no me contarás esa parte del trato. ¿Sabes qué? Creo que no me lo cuentas todo, ¿y sabes por qué lo creo?. Porque no recuerdo absolutamente nada.

Kabus suspira, resignado.

- De verdad, a estas alturas lo raro es que no piensen que estas más loca que una cabra.

Me pongo roja, pero lo ignoro.  

- En fin, ya accedí a ayudaros. La respuesta no ha cambiado.... Oh, y actúo sola, lo último que hace Kabus es ayudarme.- digo sonriendo mientras me llevo la mano a la marca de manera distraída.
- Mentirosa


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Sáb Mayo 13, 2017 7:11 pm

Aquello era raro. Kaila tenía una extraña manía por hablar sola. No parecía cansarse nunca y cuando se daba cuenta, se ponía roja, como si en ese momento fuese consciente de que lo que hacía no era normal. Aquello unido a la pérdida de memoria y al tal "Kabus" al cual no había visto aún pero que parecía estar al tanto de todo, hicieron que el mono empezase a sospechar y a querer unir hilos.

-Así que olvidas de noche y no recuerdas nada o casi nada del día anterior...¿No deberías entonces olvidarte de hablar? o incluso olvidar tus propias canciones...pensaría que me mientes si no fuera porque hasta hace un rato de verdad no me reconocías...o eso o eres una genial actriz.

Darion hablaba a la vez que se llenaba la boca de comida, por lo que era posible que se le entendiese a medias nada más. Él sabía que era de mala educación hacer tal cosa, pero se encontraba en una taberna de mala muerte con un tabernero grasiento y una chica más rara que él mismo, así que le dio igual, no había formas que mantener pues no había imagen que dar.

-Doxa...curioso que recuerdes su nombre pero no el mio. No se hasta que punto es bueno que recuerdes concretamente ese nombre, pero por si acaso no vuelvas a decir que lo recuerdas, a menos que quieras que se ponga intenso y quiera...- Apartó sus manos del plato e hizo un gesto grotesco pero gráfico para que se le entendiese.- Tampoco te preocupes, no sería capaz de hacerlo, es un buen chico, solo que es demasiado enamoradizo. Aún así si se pone pesado le pararé los pies.

Pronto acabó su desayuno y, en silencio, esperó a que lo hiciera Kaila. Faltaban muchas cosas por hacer aún, antes de que llegase la gran hora y no podían perder mucho más tiempo. Debían despertar a Doxa y Tyson si es que no lo habían hecho ellos mismos ya. Debían ir a ver a Dorm para que conociera a Kaila y terminase de dar últimos detalles y les contase qué había conseguido y cómo. Dorm siempre conseguía lo que Darion le pedía, pero no siempre de la manera que más le agradaba, por lo que tenía que ver de qué manera la había liado esta vez. Más tarde deberían ir a la propia casa para espiar sus puntos flacos para la hora del ataque.

Cuando vio que la joven terminó su desayuno, se levantó y despiéndose antes de Ray, se dirigió a la puerta, la cual mantuvo abierta con la cola para que pasase la joven.

-Vamos Kaila, aún hay cosas que hacer.
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Sáb Mayo 13, 2017 8:00 pm

¿Como le explicas a alguien que hace años hiciste una invocación a cambio de perder todos tus recuerdos?

- Fácil, no se lo explicas.
- Verás... es que... no pierdo la memoria, no exactamente. Es algo más complejo que simplemente perder la memoria... Más bien pierdo los recuerdos, pero no lo aprendido de ello...aunque no se como lo he aprendido.


Miro al chico y bueno, digamos que probablemente un mono comería mejor que él. Sin poderlo evitar, en mi cara se forma una mueca de desagrado, que cambia a mueca de perplejidad cuando hace aquel gesto con las manos.

No lo entendía, el tal Doxa quería hacer eso...¿con mis manos?

- ¡Pero serás tonta!.- exclama Kabus, entre divertido y enfadado.- Doxa quiere follar contigo, Kaila, ese gesto significa follar.

Oh...
Y de nuevo la mueca de  desagrado.

- No recuerdo su nombre, Kabus me lo dijo, no quería que me fiara de él, y creo que ahora entiendo por qué...creo.- me quedo pensativa y vuelvo a centrarme en mi desayuno. Esto era interminable.
- Pero cállate, pedazo de carne con patas.


Resoplo mosqueada con Kabus y me termino mi plato de comida. Sin darme tiempo a decir nada más, el chico se levanta y va hacia la puerta, manteniéndola abierta con su cola.

Me levanto de mi asiento y busco mi dinero en la bolsa. No se si tendré suficiente para pagar tanta comida.

- El chico ha pagado, no es necesario que lo hagas tú otra vez.

Me quedo quieta, con la bolsa de dinero a medio abrir y mirando hacia el frente. La verdad es que sí, un poco loca si debía parecer.

- ¿Y cómo sabes tu eso?
- Intuición de invocación, pequeña.

Frunzo el ceño y miro al tabernero, el cual me indica con un gesto que me largue.
Oh, pues tenía razón.

Voy hacia la puerta medio corriendo, sin querer hacer esperar más aún al mono.

- Oye, ¿por qué no me dices su nombre? Estaría bien dejar de pensar en el como "el mono", porque tampoco es que sea un mono...En fin...- le digo a Kabus mientras paso entre el chico y la puerta, olvidándome una vez más de que estaba hablando en voz alta. La verdad es que tener cola parecía práctico.

Kabus suspira. Creo que hoy ya está bastante harto de mí.

- Darion.
- Darion.- repito casi sin darme cuenta.

Una vez fuera miro a mi alrededor. Phonterek ya está llena de vida, bulliciosa y con un encanto un tanto extraño. Había muchísima gente en la calle...Bueno, muchísima, para mi tres personas eran multitud.

- Tranquila, no te van a comer.

Ignorando a Kabus, me quedo mirándome las muñecas, recordando como Darion me desarmó con extrema facilidad. Quizás...

- Oye, ya se como quiero que me pagues por mi ayuda.- le digo sonriendo a Darion
- Kaila, no.
- Enséñame como se hace eso que me hiciste antes, para desarmarme. Enséñame cosas como esa, seguro que sabes más trucos.

Kabus se enfada, lo cual no hace más que aumentar mi sonrisa.
Ja, a ver si así aprendes.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Dom Mayo 14, 2017 8:12 pm

Darion la miró perplejo mientras avanzaba en dirección a la casa de Dorm. ¿Eso es lo único que querría? ¿Aprender a desarmar? Si él ni siquiera era experto, solo pudo hacerlo por ser un arma pequeña y estar ella tan nerviosa. Bueno, algo tendría que explicarle ¿No?

Tomó su mano sin dejar de caminar y la puso boca arriba y le señaló diversos puntos en la propia mano.

-Estas zonas son muy dolorosas, así están muy expuestas por lo que es fácil acceder a ellas, sin embargo cuando la mano empuña un arma, es bastante más complicado. No es solo cuestión de velocidad y precisión, aunque las necesitarás porque si fallas te llevas una puñalada muy probablemente. También es cuestión de ubicar esos puntos y saber cuáles están expuestos y cuales no en función de como empuñe el enemigo su arma.

Todo aquello lo decía mientras presionaba levemente los puntos que nombraba, lo suficiente para que ella notase el dolor pero no tanto como para que le doliera realmente.

-Cuando empuñas un arma, tu mano forma un puño, pero obviamente no está totalmente apretado, pues está el mango del arma. No es como si cerrases el puño como tal.- Decía mientras la obligaba a realizar esos movimientos, abrir y cerrar el puño o girar la mano.- Al no estar el puño totalmente cerrado, ciertos puntos en la mano quedan libres y son vulnerables, pero aún así la mejor de las soluciones es golpear la muñeca de forma rápida y contundente.

Darion explicaba aquello encantado, pero se planteaba seriamente en que momento había acabado así, enseñando a desarmar a una chiquilla a cambio de que le ayudase en el que probablemente era el mayor plan de liberación en Phonterek de su vida.

-Sin embargo...esto solo te servirá contra algún malandrín y en el caso de que lleve un arma corta y todo eso suponiendo que estás desarmada. Contra armas grandes no sirve y como comprenderás el riesgo es mucho mayor. Además alguien que domine su arma no se dejará desarmar tan fácilmente.

Pronto llegaron al barrio rico. El camino se hizo corto al estar entretenido explicándole aquello. Los guardias ignoraron su presencia, aunque enrolló su cola en la pierna para que no fuese tan llamativo. Esperaba que Kaila no se diese cuenta...ni el tal Kabus, del cual sospechaba que vivía en la cabeza de la niña, fuera por locura o por algún otro tipo de pacto. Quizá estuviera parcialmente poseída...

La casa de Dorm se levantaba imponente y, por primera vez en mucho tiempo, Darion llamó a la puerta. No hubo respuesta durante los primeros minutos pero luego se oyeron unos pasos y el hombre abrió. Los hizo pasar apresuradamente.

-Hola Darion y...hola...¿Kaila?
-¿Alguna noticia? Se que es temprano, pero igual has conseguido ya algo.
-Oh...y tanto...esos malditos Jasper tienen tanto ego que se han tragado la trola a la primera.
-¿A la primera?.- Preguntó Darion incisivamente, para que Dorm soltase su "pero"
-Eh...si...¿Por qué?.- Respondió nervioso
-¿Algo que añadir?
-Uy...casi lo olvido...jejeje...creen que Kaila apoya plenamente su causa, así que espero que sepa mentir bien.
Darion golpeó con firmeza la pared que tenía a su derecha, hundiéndola considerablemente...su mano brillaba ligeramente en un tono morado, por lo que cualquiera con algo de vista hubiera notado que era magia.
-SIEMPRE pasa algo
-Pero se lo han tragado!.- Replicó nerviosamente Dorm
-Esto no entraba en mi plan, Dorm...esto no entraba en mi puto plan...- Darion caminaba nervioso por toda la estancia y se giró de golpe hacia Kaila
-Dime que se te da bien mentir, por favor, dime que podrás fingir que los apoyas...solo tendrás que fingir durante un rato, hasta que los liberemos a todos.
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Kaila el Dom Mayo 14, 2017 9:13 pm

Al principio me sorprendo de que Darion me coja la mano y, mi primera reacción es apartarla y mirarlo mal. Por suerte, me contengo lo suficiente como para darme cuenta de que solo va a mostrarme lo que le he pedido. La verdad es que no esperaba que empezara a enseñarme eso tan pronto.

- Tss...que poca clase..
- Calla....- susurro mientras me concentro en lo que Darion me empieza a contar.


Pongo toda mi atención en sus palabras, fijándome en los puntos que me señala y comprobando como molesta cuando los presiona. Algo me dice que me voy a pasar varios horas buscándome esos puntos en las manos.

Pronto llegamos al barrio rico y a lo que parece ser nuestro destino. Una leve risa de Kabus me hace prestar atención a los gestos del mono, el cual enrosca su cola.

- ¿Se esconde?.- me pregunta Kabus a la par curioso y divertido
- No lo se.... Oye Darion, ¿por qué ha...?

Pero no me dio tiempo a preguntarle, cuando la puerta se abrió y entramos dentro de la casa de forma apresurada.
Era una casa enorme y lujosa, cuyo anfitrión tenía unas barbas que hacían honor al tamaño de la casa.

Lo miro con curiosidad unos segundos y le sonrío a modo de respuesta cuando me saluda, pero mi atención en ellos dura poco. En seguida la vista se me va al resto de la casa.

No puedo evitar admirar los altos techos, los cuadros, el suelo... todo desprende lujo y parece brillar.

- No, nunca habías estado en un sitio tan lujoso. Has salido poco de los caminos, Kaila.- me dice Kabus al percatarse de mi asombro.

De repente, el enfado de Darion me trae de vuelta a la conversación, al tiempo de ver como golpea el muro que hay a su derecha. El golpe es fuerte, su mano está intacta y, en torno a ella, una especie de resplandor morado.

- Magia.

Lo miro asustada y, sin poderlo evitar, retrocedo. Parece enfadado, o al menos es lo que da a entender cuando eleva su tono de voz.
Kabus se tensa antes incluso de que yo me de cuenta de que Darion se ha girado hacia mi.

- Cuidado.- me dice Kabus.

La marca de su invocación empieza a quemarme la piel, tanto que no puedo evitar hacer un gesto de dolor. Vale, ya me queda claro que quiere salir.

Sin poderlo evitar me encojo cuando Darion se dirige a mi, esperando el golpe que, obviamente, nunca llega.

-Dime que se te da bien mentir, por favor, dime que podrás fingir que los apoyas...solo tendrás que fingir durante un rato, hasta que los liberemos a todos.
- No...no entiendo.- lo miro extrañada, primero a él y luego al otro hombre.- ¿Qué se supone que tengo que fingir? ¿Qué apoyan?.- la marca sigue ardiendo, tanto que me es difícil centrarme.- ¡Kabus, para! No me van a hacer daño... ¿verdad?


Los miro a ambos, nerviosa, mientras respiro e intento serenarme.
Al parecer algo había salido mal en el plan de Darion, pero no me queda claro en que medida eso me afecta a mi.
Por otro lado, la maldita marca no deja de quemarme. Kabus no puede tomar el control y salir, pero no le gusta esta situación, quizás él esté viendo algo que yo no.

Cierro con fuerza mi mano, clavándome las uñas hasta que siento como empieza a sangrar. Esto relaja a Kabus, por suerte. Miro a Darion intentando parecer serena.

- Por si no lo habías notado, relacionarme no es lo mio.- sonrío un poco, nerviosa.- De hecho, parezco un poco loca.... Aunque no lo estoy. No  se qué queréis que finja, ni siquiera sé si se me da bien, pero...si solo tuviera la oportunidad de tocar...podría distraer a todo el que me oyera el tiempo que quisierais.- trago saliva y respiro hondo.- La gente solo me ve cuando toco...
- Y no dejan de mirarte hasta que no dejas de tocar
- Y no dejan de mirarme hasta que no dejo de tocar.

Aunque ya estoy más calmada, mantengo mi mano cerrada, llena de sangre, lista para posarla sobre la marca e invocar. No hay ningún peligro.

- No estés tan segura.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Darion el Lun Mayo 15, 2017 8:22 pm

Kaila retrocedió ante sus gestos. Parece asustada...quizás el mono reaccionó demasiado mal a la noticia de Dorm. Luego vio como su mano se cerraba con fuerza, mucha, y con su olfato de horige detectó olor a sangre, aunque no la vio pues la mano la tapaba.

-¿Daño? No, tranquila...estoy aquí para todo lo contrario, para protegerte si es necesario...aunque algo me dice que no soy el único.- Añadió sonriendo y señalando la marca que cubría su pecho y parte de su cuello.- Nadie va a hacerte daño, menos aún yo.  

Se quedó en silencio unos segundos y se acercó a Dorm, al cual tomó por los hombros sin decirle nada, a modo de disculpas. Tras aquello se acercó a una de las paredes para agarrar un cuadro y ponerlo donde hizo el hueco hace escasos segundos. Su sorpresa fue ver que aquel cuadro tapaba otro hueco.

-También lo hiciste tú.- Dijo Dorm encogiéndose, esperando algún golpe por parte de Darion por echárselo en cara.
-ME QUERÍAS HACER PASAR POR MUJER.- Gritó entre risas el mono.- Perdón...perdón...te compensaré los daños colaterales de tu retraso intenso en algún momento.
-De hecho te hiciste pasar por muj...-Dorm no pudo terminar la frase, pues Darion le había tapado la boca rápidamente para evitar que la joven escuchase aquellas palabras.
-Mi trabajo es muy duro ¿Vale? No me juzgues.

Darion volvió cerca de Kaila, esta vez mas calmado.

-Si tan buena eres...de lo cual sinceramente no dudo después de verte anoche...toca, toca y que callen. Sin embargo, si ellos te preguntan ciertas cosas, miente. Son esclavistas, apoyan el maltrato a los horiges y Dorm les ha hecho pensar que tu apoyas su causa, es decir, que apoyas el maltrato horige. Si te preguntan, solo confirmales eso, poco más. Toca y que solo quieran escuchar tu música hasta que te demos la señal.

Tras aquello hizo un gesto a Kaila de que debían irse. Se despidió de Dorm no sin antes disculparse de nuevo. Trabajaba bien, pero siempre había algo que no era esperado y aquello enervaba a Darion.

Una vez abandonaron la casa, Darion volvió a enrollar la cola discretamente alrededor de su pierna, para evitar a los guardias curiosos. Se aseguró de que Kaila le siguiese y fue en dirección a los barrios pobres.
Una vez allí, Darion desenroscó su cola y caminó más tranquilo. La gente lo saludaba alegremente y más de uno preguntó si Kaila era un nuevo ligue, a lo que él respondía que no, que ella era libertad en forma de persona.

Tras una larga caminata en silencio, pues sabía que Kaila no estaba del todo a gusto hablando, la hizo entrar en una chabola mugrienta que había en una esquina de una calle olvidada. Estaba vacía, inhabitada, pero tenía una trampilla en el suelo, la cual abrió y dejó ver unas escaleras. Invitó a la joven a bajar con cuidado al subterráneo de Phonterek y tras ella, bajó él.

Lo primero que vería la joven serían luces, de lámparas de aceite o llamas sostenidas con magia piromántica en algunos casos. Además podría ver a algún que otro horige, pues aquella zona era transitada debido a que era un cruce donde se encontraban diversas habitaciones. Uno de ellos miró mal a Kaila y al tomarla por extranjera empezó a correr hacia ella para atacarla. Darion aún no había bajado del todo, por lo que no le dio tiempo a reaccionar ni a parar a aquel horige. Lo único que alcanzó a ver fue cómo se trataba de abalanzar sobre ella.
avatar
Darion

Mensajes : 70
Link a Ficha y Cronología : Darion

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: No una taberna cualquiera (Privada Darion y Kaila) [Phonterek]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.