Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ingeniería Rúnica
Ayer a las 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Ayer a las 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría

» ¿Quién rolea?
Dom Oct 08, 2017 2:51 am por Runesha

» Un Zarpazo en la Tormenta.
Lun Oct 02, 2017 1:19 am por Ayanne

» Índice de ciudades
Lun Oct 02, 2017 12:41 am por Minos




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Kaila el Miér Jun 07, 2017 11:12 pm

Arrastro los pies cansada mientras busco un buen sitio donde hacer un alto en el camino. Mire a donde mire, todos son árboles y más arboles. El paisaje es espectacular, no lo puedo negar, pero monótono. Ningún lugar me parece lo suficientemente bueno como para hacer un alto en el camino, al menos no si me mantengo en él.

Cansada de seguirlo, salto la línea imaginaria que separa el denso bosque del camino seguro y, procurando no alejarme demasiado, busco un claro donde poder descansar.

Caminar por aquí se me hace más agradable y, sin poderlo evitar, sonrío al recordar las historias que Kabus me ha contado alguna vez sobre bosques como este donde mi familia y yo acampábamos tan a menudo.

- Al final te perderás, como siempre.- ríe Kabus en mi cabeza
- No me voy a perder. Además, si me despisto.- le respondo poniendo énfasis en esta última palabra.- Siempre puedo esperar a que anochezca y guiarme por las estrellas. Será fácil.

- Ya...ya... Eso dijiste la última vez, pequeña.

Justo cuando Kabus termina de hablar, tropiezo y caigo de culo, resbalando por una pequeña pendiente.
Mientras caigo, oigo las sonoras carcajadas de Kabus en mi cabeza, al cual le parece tremendamente divertido el hecho de que pueda partirme un brazo.

Finalmente, un árbol para mi caída y, de forma repentina aunque esperada, el aire abandona mis pulmones al chocar contra él.
Como buenamente puedo, que no es mucho, me levanto tosiendo y me apoyo en el tronco del árbol.

- ¿Puedes dejar de reírte de mí?.- le pregunto molesta a Kabus.
- Kaila, en mis milenios jamás he visto a alguien tan rematadamente torpe como tú.- consigue responderme entre risas.
- Tu no has vivido milenios.
- Eso no puedes saberlo.- me responde. Casi puedo ver como se encoge de hombros.

Más recuperada, miro a mi alrededor. He caído por una cuesta más empinada de lo que pensaba. Puedo volver a subirla, aunque me llevará un rato y probablemente vuelva a resbalar. Todo está lleno de árboles altos, que le otorgan a la luz tintes verdosos y amarillos. Es hermoso, pero no un buen sitio para descansar.

- Escucha.- me ordena Kabus.

Sin rechistar, le hago caso.
Lo primero que oigo es el sonido de montones de pájaros cantando, bichos que reptan, animales de mayor tamaño que rompen ramitas a su paso y un río.

Un río. Perfecto.

Escucho unos segundos más hasta que soy capaz de localizar de donde viene el sonido y me dirijo hacia él. Con paso ligero y alegre, deseando llegar y refrescarme un poco. No hay mejor lugar para descansar que cerca de un río.

Pronto, llego. No sin antes haber tropezado varias veces. No terminaba de habituarme a plantas tan altas y, más de una vez, mis pies se enredaban en sus ramas, raíces y hojas.

El lugar es precioso y parece estar en completa calma. No hay nada ni nadie junto a la orilla del río en toda la zona que alcanza mi vista. Genial, podría estar tranquila.

Empiezo a acomodarme, preparo la que sería una buena hoguera e improviso una lanza con un palo que encuentro. Con mi viejo cuchillo, afilo la punta del palo. Una vez acabo, lo dejo a mi lado y me dispongo a quitarme las botas para probar suerte pescando.

- Kaila, no sabes pescar así.
- No es mal momento para aprender, total, no tengo nada mejor que hacer
- ¿Sabes por qué nunca averiguamos nada de tu pasado? Porque cada vez que vamos a buscar al...
- Cállate.- le interrumpo a la par que frunzo el ceño y me concentro.
- No, Kaila. Siempre te pas...
- ¡Qué te calles! Escucha, joder.- le exijo mientras vuelvo a concentrarme.

Esta vez Kabus me hace caso y, a los pocos segundos, confirmo mis sospechas.
No estoy sola.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Turion el Jue Jun 08, 2017 10:23 am

Ah, el bosque de Silvide... Un lugar vivo, lleno de animales y plantas que para mi son desconocidas, y ante todo un lugar para descubrir todo aquello que me haga seguir adelante... Y es que la idea de refundar mi clan allí donde nací ahora no me parece algo bueno. No tenía claro si podría seguir adelante, sabiendo que todos los míos murieron en aquel lugar, y desde luego, no quería arriesgarme a que sucediera lo mismo de nuevo: la influencia de Foso Negro era demasiado peligrosa.

Es por eso que me había aventurado por el mundo, tratando de encontrar un lugar donde los míos pudieran vivir... cuando existieran. Por el momento no era una preocupación, pero de algún modo, me servía para alejar mi mente de otros temas peores. Me había vuelto debil, dejaba que mis emociones fluyeran en lugar de controlarlas, y eso no era bueno... O al menos eso es lo que verían los otros centauros de mi clan, pues para los humanos no era más que un "tío serio", como ellos decían.
Tampoco puedo decir que me desagrade la idea de que me vean así, pues cuanto menos se me acerquen, más facilidades tendré para no hablarles... Suelen ser criaturas sin honor, y eso no me agrada.

En cualquier caso, haría pocas horas que había llegado a aquel bosque, y aunque no lo demostrara por mi clásico orgullo de Tyrandor, estaba algo cansado. Llevaba varios días en el camino, y eso implicaba galopar durante horas, haciendo las paradas mínimas para comer y descansar, y aunque acostumbrado a viajar, la carga de cansancio de esas ocasiones siempre se notaba.

Agradecí demasiado la sombra que proyectaban los árboles, y la leve brisa que corría por el bosque. Era más que evidente que no iba a viajar por el camino... Eso era para humanos, y comerciantes. Los míos solíamos viajar por el bosque, a modo de agradecimiento por todo lo que nos había dado. Era nuestro hogar, y nosotros lo cuidabamos... Al menos, así era en mi hogar. Pero las viejas tradiciones son difíciles de olvidar, y aquí me hallaba yo.

Avanzaba despacio, fijándome bien en mi alrededor, buscando el rastro de alguna presa. Si algo había aprendido es que todos dejaban alguna marca, y que eso podía ayudarme a obtener algo de comer. Por supuesto, no solo me fijaba en aquello, sino que buscaba hierbas comestibles también... ¿Que por qué? Mi parte humana podía digerir perfectamente la carne y demás, pero la parte de caballo... Bueno, prefería más lo vegetal, y eso implicaba el tener que hacer un complejo equilibrio para no terminar mal.

Sea como fuera, durante las primeras horas que pasé en el bosque no hice más que eso: buscar plantas y algún animal que comer. Para mi suerte, he de decir que el bosque era una fuente inagotable de alimentos, si alguien tenía el suficiente respeto, y es que casi como si quisiera darme la bienvenida y comprobar mi honor, el bosque mandó varios animalillos en mi busqueda... Seguramente si le preguntases a un humano diría que simplemente los animales se asustaron con el ruido de mis cascos y salieron a vigilar, pero... No creo que fuera así.

Así que tras haber cazado dos conejos, y haber recogido en una de las bolsas de viaje en mi lomo suficientes plantas y frutos como para comer aquel día, continué mi camino, internandome algo más en el bosque, en busca de algo que sin ningún lugar a dudas es necesario: agua. Pero el oido, el aire y el propio bosque me marcan el camino.

Y es que al igual que yo ahora, muchos animales pasaban diariamente por aquel lugar, dirigiendose al río y, si sabes seguir el rastro, todo es mucho más sencillo. Sin embargo había un pequeño problema... Y era la frondosa vegetación.

Aunque no era algo típico en mi, me centré demasiado en apartar las hierbas, ramas y demás de en frente de mi, y cuando llegué a un pequeño claro junto al cauce del río, algo me sorprendió... Alguien había hecho una hoguera allí... y estaba comiendo.

¿Sabéis? Esas son la clase de cosas que, por lo general, habría descubierto si hubiera estado atento... por eso me molestaba.

-Saludos, humana.-

Dije en mi tono de voz de siempre. Seguramente algo grave y seco, pero tampoco era momento ya de cambiar. Todos los humanos decían lo mismo, a fin de cuentas. Al igual que siempre, llevaba mi hacha colgada en la espalda, mis guanteletes en las manos, y el yelmo de mi padre en la cabeza... nada de eso cambiaba. También tenía aquel ropaje, similar a un cinturón, en la unión entre humano y caballo... pero nada más.
Cuando perdí mi honor, perdí el resto de mi armadura, y aunque lo recuperé, todavía no me he ganado el resto del ropaje.

Caminé despacio hasta el río, sin perder de vista a aquella persona, y me tumbé justo en la orilla, de manera similar a como lo hacen los caballos. Necesitaba refrescarme.
Es por eso que me quité tanto el yelmo como los guanteletes, colocándolos en la bolsa de mi lomo destinada a ello, y me lavé la cara. El agua del río estaba fría, y era perfecta para aquello.

-Kurga orn ra mory...-

Dije en mi idioma mientras me quedaba allí, mirando fíjamente a aquella humana... y atento a si venían más. Si algo había descubierto de ellos, y no era mucho, es que siempre solían viajar en manada.
avatar
Turion

Mensajes : 44
Link a Ficha y Cronología : Turion, el Centauro
Mi historia en Noreth

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Kaila el Jue Jun 08, 2017 11:28 pm

La aparición del centauro me pilla completamente desprevenida. Creo que nunca había visto.

- No, nunca nos hemos topado con un mediocaballo antes.- me dice Kabus, risueño. Aun así, puedo notar como se tensa y como las marcas arden ligeramente.

Es descomunalmente enorme y algo rudo hablando. No entiendo lo último que ha dicho, pero si entendí el saludo, algo tosco y mecánico. Sin poderlo evitar, me relajo y le sonrío.

- Eres jodidamente estúpida.
- Cállate, no parece peligroso...- alzo más la voz para asegurarme de que me escucha aunque...ahora que lo pienso, quizás también oyó lo que le dije a Kabus. En fin, poco podía hacer ya con eso.- Saludos, centaruo.- le respondo imitando su saludo.- ¿Qué os trae por aquí?
- ¿Que no te parece peligroso? Kaila, podría espachurrarte con sus manos desnudas.- me dice riéndose, al parecer divertido por mi aparente estupidez.
- No me va a espachurrar. Si quisiera matarme, ya lo habría intentado, y no me habría saludado.- le respondo a Kabus, empezando a molestarme
- Kaila, por una vez en tu vida, se sensata.- me exige suspirando, exasperado.

Enfadada por la actitud paternalista de Kabus, me cruzo de brazos y, en una ataque de rebeldía, camino hacia el centauro.

- Por favor, dime que no me he metido en tu te....

A mitad de frase, tropiezo con una de las innumerables raíces que no he visto y me caigo de boca, quedando a los...las patas del centauro. Desde esta perspectiva parece aun más grande.

- Estúpida
- Imbécil
- Estás hablando "sola".- me contesta dándole énfasis a la última palabra.
- Mierda....- digo mientras me incorporo, quedándome sentada y oyendo como Kabus vuelve a decirme lo estúpida que soy por quedarme aquí.- Lo siento, lo de imbécil no iba para ti, lo prometo.- le digo levantando la mano en son de paz

Espero no haberla cagado lo bastante como para que Kabus esté en lo cierto y quiera matarme. La suerte está echada.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Turion el Jue Jun 08, 2017 11:52 pm

Parecía que la humana no iba a hacer comentarios sobre lo último que dije... Mejor. Lo que menos ganas tenía de hacer era explicarle qué significaba aquello, principalmente porque estaba en el idioma de los Tyrandor, y no todo el mundo podía aprenderlo... Por no decir que yo era el único que lo conocía. Ventajas de ser el último vivo de los tuyos, supongo. Y es que con los años había aprendido que, en las pocas ocasiones en que no te queda más remedio que pasar por los lugares donde habitan los humanos, lo mejor que puedes hacer es hablar tu propio idioma cuando no quieres que se enteren de lo que hablas. Por lo visto, aquella especie tenía la malsana costumbre de meterse en donde no les llamaban.

Allí me encontraba yo, recostado en la orilla del río, metido en sus aguas, mientras la miraba fijamente. A pesar de estar tumbado, medía practicamente lo mismo que un humano adulto de pie... Ventajas de la media parte de caballo, supongo. No era algo que me molestara, pero siempre atraía miradas que no quería contestar, pues la gente tenía la estúpida sensación de hacer ver a la gente como... ¿cual era la expresión que ellos usaban? ¿Monos de fiesta? ¿O fuera?... No sé, era algo que empezaba por efe, eso seguro. Como si fueran bichos raros, a fin de cuentas.
Y hablando de gente rara, aquella humana no paraba de hablar con ella misma. "No parece peligroso", fue lo primero que dijo. Si se refiriera a mi, entonces no podía estar más acertada, y equivocada a la vez. No era alguien que me metiera en peleas sin sentido, pero cuando tocaba pelear... no era mi estilo el contenerme.

Después de aquello imitó mi saludo, y me hizo una pregunta... Ah, ¿no era así como funcionaban los protocolos humanos? Por lo poco que había visto hasta ahora, las conversaciones parecían tener una serie de patrones... Algo así como "pregunta, respuesta, pregunta, respuesta", todo ello cargado de halagos, y tonterías varias que sólo servía para esconder los significados que se usaban tras las palabras... Todo demasiado estúpido y complejo para prestarle atención.

-Lo mismo que a ti, por lo visto...-

Comenté señalando la pequeña hoguera junto a la mujer había estado comiento, y descansando. A juzgar por las marcas del suelo, también había dado un buen uso del río para su particular festín, y no es algo por lo que yo fuera a quejarme. Si estuviera en mis bosques, tal vez habría mencionado algo sobre tratar con honor al lugar, o cualquier cosa de aquellas. ¿En este lugar? Bueno, yo era un invitado más.

"Si quisiera matarme, ya lo habría intentado, y no me habría saludado"... Estas palabras me hicieron reflexionar durante unos segundos. Parece que las diferencias culturales eran muy grandes... En mi asentamiento podías matar a una persona por mucho que le saludaras... Es más, era casi una obligación o muestra de respeto el saludar a la gente. Hicieras lo que hicieras, lo hacías a la cara, y por tanto debías mostrar el debido respeto en todo momento. Incluso cuando ibas a matar a alguien.
De todos modos, en este momento no estaba muy equivocada, pues a fin de cuentas no pretendía matarla.

-Este no es mi territorio...-

Comenté mientras veía cómo la humana caía al suelo, tropezandose con una rama. ¿Es que no tenía ni siquiera equilibrio? ¿Qué había hecho esta especie para sobrevivir tantos años? Y si, ahí estaba yo, el gran "no juzgues a un libro por su portada", haciendo precisamente eso. En ocasiones pienso que tanto tiempo separado de los míos, y en contacto con los humanos, estaba atontandome, pero no dije nada al respecto, simplemente me quedé mirándola.

No fue hasta que me llamó imbécil que me crucé de brazos, y di suaves golpecitos con uno de los cascos en la pata. Aparentemente la chica me tenía miedo, y eso en parte era divertido. Por otro lado, tampoco tenía intención de hacerle nada, pero si algo había aprendido de los humanos, es a intentar sacar información.

-¿Para quién iba, si aquí solo estamos tú y yo? Espero que tengas una buena explicación, humana, insultar a un centauro es una grave ofensa.-

Dije aquello con una voz que en mi clan se entendería como broma... pero que para los humanos tendía a sonar más seria e intimidante de lo que normalmente era. Algo bueno debía tener ser un centauro en estos lugares, ¿no?
avatar
Turion

Mensajes : 44
Link a Ficha y Cronología : Turion, el Centauro
Mi historia en Noreth

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Kaila el Vie Jun 09, 2017 5:10 pm

Me quedo mirando al centauro y, de un salto, me pongo de pie, sin saber que contestarle todavía. Su tono de voz me ha desconcertado, pero su postura no parece amenazante.

- No Kaila, no es buena idea decirle que tienes a un invocación viviendo en tu cabeza.
- Pero...
- Pero nada, Kaila. Hazme caso por una vez.

Suspiro molesta con Kabus, pero decido hacerle caso, al menos por esta vez.

- Siento si te he ofendido.- le sonrío arrepentida.- ¿Sabes? El resto de humanos tiende a decirme que estoy loca, quizás estén en lo cierto.

Cuando termino de hablar, vuelvo hacia donde tengo la hoguera y cojo de nuevo la lanza improvisada que preparé para intentar pescar peces.

- Antes de que llegaras había pensado en intentar pescar algo. Nunca antes he pescado así, pero no creo que se me de demasiado mal.

Mientras hablo, camino hacia el río y, de vez en cuando, miro al centauro de reojo. Con cuidado para no tropezar de nuevo, entro en el río y busco la zona más indicada para atravesar peces con la lanza.

Me coloco en posición de ataque y sonrío. Esto iba a ser divertido.

- Oh, por cierto, soy Kaila. ¡La gran música Kaila!.- grito bromeando y alzando los brazos al cielo.- Hmm...vale, así no se me acercarán los peces....- susurro para mi

Kabus se ríe, divertido.

- Si te portas bien te invocaré para que puedas divertirte conmigo, Kabus.- le susurro, esperando que solo él me haya oído.

Me centro en mi tarea, fracasando estrepitosamente y uniendo mis risas a las de Kabus, el cual parece más que divertido. No obstante, se que no se ha olvidado del centauro y que parte de su atención está fija en él. Por mi parte, de vez en cuando lo miro de reojo y le hago gestos con la mano para invitarlo.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Turion el Vie Jun 09, 2017 5:34 pm

Por lo visto mi táctica no había funcionado tan bien como yo pensaba... No me había dicho nada, y no parecía haberse asustado más, aunque lo cierto era que seguía hablando sola. Y eso me desconcertaba. La gente que habla sola no es de fiar, y si ella lo hacía, y además era una humana... Algo malo podía pasar.
No me entendais mal, no tengo miedo, pero si desconfianza. Los humanos no son gente de honor por lo general, y uno que hablaba solo... Menos aún.

También tenía claro que esa persona, por mucho que se comportara tan amablemente (para el concepto humano), seguramente fuera alguien peligrosa. No bajaría la guardia ante ellos. Ya bajé una vez la guardia con los de mi propia especie y no terminó precisamente bien para mi.

Como sea, la chica comenzó a hablar de nuevo tras aquella pequeña pausa, pidiendome disculpas. No terminaba de entender hasta qué punto las palabras tenían tanta fuerza para esta especie, pues para los míos apenas significaban nada. Los actos hablaban, las palabras solían engañar. Sin embargo, su propia actitud parecía indicar lo mismo que sus palabras, así que por el momento había sido acertado el no atacar... o el no irse de allí.

Para nosotros huir no era una deshonra cuando el combate no era necesario, y eso era algo que aprovechabamos mucho. ¿De qué valía luchar hasta la muerte, si la muerte no iba a tener valor?

-Era una broma, humana. Debes hacer algo peor que eso para ofender a un centauro.-

En cuanto observé cómo recogía la lanza, y a pesar de la actitud calmada de la chica, llevé mi mano a la empuñadura de mi hacha, por encima de mi hombro. No me sorprendería, si es lo que quería. De esa manera también le indicaba que, en caso de que iniciara cualquier ataque, reaccionaría. Por suerte o por desgracia, la guerra era un idioma universal.

Pero después ella anduvo hacia el agua, e hizo algún tipo de gesto como de pescar... Cosa que también explicaba sus palabras. Había que admitir que para ser una humana, era demasiado torpe y despreocupada, y eso hacía que siguiera preguntandome hasta qué punto la supervivencia de esa mujer no era algo divino. Un centauro en sus mismas condiciones ya habría muerto... o habría sido sacrificado.

Una vez más, cuando la mujer se pone en guardia con la lanza, me tenso un poco. No hago intenciones de moverme, y no aparto mi mirada de ella, aunque trate de escuchar a mi alrededor. Mi supervivencia es lo único que me importa, eso lo tengo claro.

Y como si fuera otro "regalo" de cultura humana, la mujer me dice su nombre. ¿Es que no entendían el valor del mismo? Lo peor es que si no respondía, el que quedaría como maleducado sería yo... Si no fuera porque ahora no tenía clan, eso no me importaría, pero lo cierto es que no estaba en tan buena posición como me gustaría creer.

-Mi nombre es Turion, humana.-

No terminaba de entender la necesidad de aquella especie por hablar y comunicarse en todo momento. En ese sentido, los Tyrandor eramos mucho más eficaces... por así decirlo. Sólo hablabamos de aquello que debíamos hablar, y cuando debíamos hacerlo. De esa manera, no nos complicabamos la vida unos a otros, ni nos dabamos problemas innecesarios. Estabamos siempre preparados. Bueno, cuando estabas en familia no era igual, pero el caso era que no eramos tan charlatanes.

En cualquiera de los casos, seguí observando a la muchacha, hasta que llegado un momento (poco después de que la chica empezara a "pescar"), me levanté para salir y secarme. Ya me había refrescado, a fin de cuentas, y no quería remojarme en exceso. Las herraduras podían llegar a molestar si estaban mucho tiempo en el agua...
También he de decir que no me fui muy lejos, sólo me moví unos pasos hacia la hoguera, sin perder de vista a Kaila, y me volví a sentar allí. Tendría que ser un necio para no aprovechar aquello, y más cuando no había ningún indicio (aún) de que ella estuviera acompañada.
avatar
Turion

Mensajes : 44
Link a Ficha y Cronología : Turion, el Centauro
Mi historia en Noreth

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Kaila el Sáb Jun 10, 2017 4:17 pm

- Con que Turion, eh...- le respondo sonriendo mientras de reojo miro como un pescado pasa cerca de mis pies. Con decisión, trato de atravesar al animalillo, el cual se escapa dejando la lanza más próxima de mi propio pie que de su cuerpo.- Puedes llamarme por mi nombre y dejar de decirme humana, es...extraño.- le digo a Turion mientras frunzo el ceño observando mi propio pie.

Kabus se ríe divertido por mi extremada torpeza con la lanza.

- Por qué no lo haces tu en lugar de reírte de mi, maldito seas.- le digo intentando parecer seria, aunque no puedo parar de sonreír.- Arrg... conseguiré pescar, ¡ya verás!

Vuelvo a centrarme en mi tarea y paso unos largos minutos completamente quieta, mientras Kabus intenta desconcentrarme con sus tonterías, pero estoy más que decidida a pescar usando este maldito método y no me moveré hasta conseguirlo.

Finalmente, un pez más grande que mis pies pasa entre ellos, distraído, y mordiéndome la lengua y con toda la fiereza que soy capaz de aunar, bajo la lanza consiguiendo atravesar al pez con ella.

Sorprendida, dejo clavada la lanza en el lecho del río, con el pie dando coletazos todavía en ella, y con mis manos aun haciendo fuerza.

- ¡Lo conseguí!.- empiezo a reírme, sin mover aún la lanza de su sitio.- ¿Has visto eso, Kabus? ¡Lo he conseguido!

Con todo el cuidado del mundo, agarro con fuerza al pez. Por suerte se mueve poco, o no dejaría de escurrirse de mis manos. Tiro del pez hacia arriba, haciendo que suba por la lanza mientras separo esta del suelo. Cuando por fin he terminado mi medida y lenta acción, giro la lanza, dejando la lanza con la punta hacia arriba y al pobre pez que me servirá de almuerzo clavado en ella.

Dando saltos, salgo del río y corro hacia la hoguera, dejando el pez en el suelo, cerca de mis cosas.

- Hmm... no se si los centauros coméis peces, pero si es así podría pescar otro, aunque no será algo rápido.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Turion el Sáb Jun 10, 2017 4:43 pm

Asentí con la cabeza cuando la muchacha dijo mi nombre, más como un "si, y no es que me haga gracia haberlo compartido contigo" que como un "si, por supuesto, encantado de conocerte, compañera humana". ¿Qué esperáis? A fin de cuentas, en mi clan el decir tu nombre era algo... raro. Sabías cómo se llamaban todos los demás, pero sólo usabas sus nombres cuando era completamente necesario. El nombre era un título, un honor, algo que no se permitía que todos llevaran. Por eso no era algo que se compartiera así como así. Los humanos sin embargo parecían regalarlo. ¿Y por qué no dijiste un nombre distinto, Turion? Porque un Tyrandor nunca miente.

-Para mi sería extraño llamarte por tu nombre. No has hecho nada para demostrarme que debo llamarte así.-

Siendo sinceros, me costaba adivinar cuando aquella mujer me hablaba a mi, o hablaba a su mente, y eso era algo pesado. Era algo difícil entender si debía responder, callar, o simplemente observar, y de algún modo u otro, me ponía nervioso. ¿Sabes ese momento en que sientes que algo raro pasa, y no sabes qué puede ser, porque te sientes a salvo? Pues más o menos estaba en ese punto. Me estaba empezando a preguntar si realmente esa mujer tramaba algo bueno o no.

Desde la muerte de mi clan, lo de confiar en gente era algo cada vez más complicado, y eso que antes de que aquello pasara, no lo hacía en absoluto. Pero ahora... Se había convertido casi en una obsesión. Si no me notaba seguro, tendía a irme o pelear, pero en aquel momento estaba cansado, y lo peor es que sabía que aquello podía ser mi perdición.

La mujer sacó un pez del agua... Ya era hora. Espero que no se ganara la vida de esa manera, porque sino la pobre lo iba a tener crudo... ¿es por eso que era tan delgaducha? Claro, el no comer es lo que tenía, ¿no? A todas las especies les pasa lo mismo, incluyendo a los centauros. Claro que también es cierto que estos centauros terminaban siendo usados en sacrificios por el bien del clan... Todos cumplíamos nuestro cometido.

La mujer había mencionado a alguien, ¿cómo era su nombre? No importaba realmente, pero eso fue lo que me hizo terminar más en guardia aún. Puede, y solo puede, que desde la masacre de los míos esté algo paranoico, pero no voy a morir por bajar la guardia. Todavía tengo una misión que cumplir en el mundo, aunque ni yo mismo sepa cual es.

Aprovechando el momento en que la mujer se acerca, me pongo en pie desenfundando mi hacha. No me gusta llegar a estos extremos, pero como bien he dicho, tengo las patas cansadas del viaje, y no quiero salir corriendo.
Mi actitud ha cambiado por completo... Esta vez no es la falsa intimidación de antes, no... Esta vez es pura amenaza. Todos mis músculos se han tensado, y sujeto el hacha con las dos manos. No llevo armadura puesta, ni los guanteletes, ni el yelmo, pero eso no quiere decir que no vaya a luchar. Quiero respuestas, y las quiero ya.

-¿Estás acompañada, humana? ¿Quién es esa persona con la que hablas? Te he escuchado llamarle nombres. Ni siquiera un loco se inventa a personas.-

Por supuesto estaba hablando de los locos que yo conocía... los locos Tyrandor... que no solían sobrevivir más de dos días desde que se diagnosticaba su locura, y se empleaban en rituales para proteger al pueblo y otorgar fuerza para combatir a los demonios.
Pero ante todo, por mucho que mi actitud implicara una cosa, muy en el fondo de mi cabeza sentía algo muy distinto: miedo. No quería dejarlo todo aquí, no quería morir y fallar a mi clan otra vez. Debía sobrevivir, aunque el precio fuera aquella humana.
avatar
Turion

Mensajes : 44
Link a Ficha y Cronología : Turion, el Centauro
Mi historia en Noreth

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Kaila el Sáb Jun 10, 2017 7:36 pm

He de admitir que la reacción de Turion me asusta, más de lo que me gustaría pensar, pero por suerte, el enfado y la rabia que generan en mi su reacción superan a ese miedo.

Conteniendo el temblor que agita mi cuerpo, me incorporo todo lo tranquila que soy capaz. Ignoro el hecho de que empuña su hacha y de que claramente podría partirme en dos como si de mantequilla me tratase. Estoy enfadada, pero no por ello me he vuelto estúpida, así que me mantengo a cierta distancia de él.

- Kaila, apartate.- me exige Kabus con la voz fría y tensa.
- ¿Como te atreves a amenazarme, chucho de caballo?.- le digo enfadada, mientras lo señalo con un dedo y agarro con fuerza la lanza con la otra mano.- He sido amable contigo en todo maldito momento, te he ofrecido comida y te he dejado sentarte junto a mi hoguera, ¿y me lo pagas así? ¿amenazándome con tu hacha de tipo grande?

Le miro enfadada. El temblor que antes era de terror, ahora es de puro enfado. ¿Pasaban estas cosas cuando viajaba con mi familia? Probablemente no, ninguna de las historias que me había contado Kabus se parecía a esta que estaba viviendo ahora mismo.

- Kaila...
- No Kabus, no me voy a callar. .- le respondo a Kabus bajando ligeramente la mirada.- ¿Quieres matarme?.- le pregunto a Turion, desafiándole con mi voz.- ¡Adelante!

Kabus sonríe de una forma un tanto sádica dentro de mi cabeza. Planea algo, y no seré yo la que le impida llevarlo a cabo.

- Los tipos como tu os sentís orgullosos de vuestras acciones y alardeáis sobre cuan honorables sois.- dice Kabus en mi cabeza, envenenando las palabras con odio.
- Los tipos como tu os sentís orgullosos de vuestras acciones y alardeáis sobre cuan honorables sois.- repito tal cual y con el mismo veneno.
- Dime, ¿a los centauros os crece lo que os cuelga entre las piernas cuando amenazáis a niñas que no os llegan al ombligo?
-Dime, ¿a los centauros os crece lo que os cuelga entre las piernas cuando amenazáis a niñas que no os llegan al ombligo?.- justo cuando termino de hablar me doy cuenta de que Kabus me ha llamado niña y, obviamente, se lo reprocho.

Se que me estoy sobrepasando y se que esto posiblemente sea mi final.

- No mientras yo viva, pequeña.- susurra Kabus con fiereza

Lo único que yo quería era pescar tranquila y tocar un poco de música. Hacía tiempo que no paraba en ninguna ciudad y no tocaba para nadie. Soy artista, no puedo evitar disfrutar cuando hago que otros vivan mi música. Estoy terriblemente frustrada y cabreada, tanto que prácticamente le estoy sacando la lengua a un centauro que fácilmente podría acabar tanto conmigo como con Kabus.

En fin... de perdidos al río.

- ¿Quieres saber con quien hablaba? De acuerdo... .- sonrío y en un rápido movimiento clavo la lanza lo suficiente en mi mano como para que esta sangre.

Llevo mi mano manchada a la marca del pecho y sonrío cuando la siento arder al contacto de la sangre. Con un fogonazo cegador de luz blanca, aparece Kabus frente a mi, ambas espadas en mano, una apuntando ligeramente hacia el centauro y la otra extendida frente a mi, en señal de protección.

- ¿Que haces fuera de tu cuadra, mula?.- le pregunta Kabus sonriendo, deseando la más mínima provocación para atacar.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

avatar
Kaila

Mensajes : 85
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Turion el Dom Jun 11, 2017 12:22 am

Durante los primeros instantes, puedo notar como el miedo sobrecoge el corazón de la muchacha... He estado en muchos combates como para intuir lo que pasa por la mente de aquellas personas que no han tocado la guerra de cerca. Cuando una persona que es más fuerte, más alta, más imponente, y en general más "todo" que tú trata de imponerse, lo general es sentir miedo, seguido de aceptación... Asumes que debes hacer lo que esa otra persona quiere si con eso tienes una posibilidad más de sobrevivir. Te unes a cualquier posible rastro de supervivencia que queda en ti, y piensas que arrodillar tus patas no es tan deshonroso si con eso puedes vivir un día más. Por desgracia es un sentimiento que conozco demasiado bien... Lo sufrí varias veces cuando era más joven.

Hasta que, como aquella chica hacía ahora, cambié mi actitud. ¿De qué valía seguir viviendo si para ello tenías que doblegar tu cuerpo y tu mente? ¿Qué honor había en bajar la cabeza, y permitir que el resto te miraran por encima del hombro? No, era mejor decir "aquí estoy yo", demostrarles que si había que morir, al menos sería con honor verdadero.

Es por eso que me mantuve callado en todo momento. No dije nada cuando me devolvió la amenaza, ni cuando me insultó. Quería ver hasta qué punto llegaba. Quería comprobar hasta qué punto aquella humana podía sorprenderme, pero ante todo, y por mucho que me molestara decirlo, por primera vez en mucho tiempo ahora me sentía de vuelta en mi clan... Como si esta conversación no estuviera surgiendo con una humana, sino con una pequeña potrilla, tan rebelde como para saber cuando negarse a aceptar todo aquello, pero tan joven como para no saber cuando parar.

Y con cada palabra que decía, si bien mi actitud se hacía más hostil (a propósito), en mi interior lo que estaba surgiendo era algo bien distinto. No era ira, no era enfado, ni siquiera era molestia... Era algo similar a la alegría, pues en un pequeño lugar de mi mente, y aunque supiera que todo aquello era una vana ilusión, pues todos habían muerto ya, por algún motivo me reconfortaba saber que había pasado en algún momento, y que aunque fuera bajo aquellas circunstancias, podía sentirme como en casa de nuevo.

Mientras soltaba todo aquello de menciones a mi pene y demás, cosa que los humanos solían hacer bastante, coloqué el hacha sobre uno de mis hombros, como si me preparara para cargar sobre ella. En realidad, cualquier persona algo acostumbrada a las batallas sabría que no tenía intención de ello, pero asumía que la chica no. Y yo quería saber hasta qué punto ella se asustaría, o si seguiría luchando de aquella manera hasta el final. Quería saber si se mantendría fuerte.

Cuando llegó el momento de aquella especie de llamada, no pude evitar susurrar algo. -Kror Mhoge...- Y fue en ese momento, al ver a aquel guerrero que me señalaba con una espada y parecía cubrir a su compañera con la otra, que comencé a reir. Aquello era demasiada coincidencia para ser cierto, ¿verdad? ¿Acaso en otras especies aquello también pasaba?

Mi risa no era amenazadora... o no lo intentaba, al menos. Era fuerte, era segura, pero no tenía segundas intenciones. Por primera vez en muchos años, desde que comencé a vagar por aquel lugar, había conocido a una persona que me recordaba a los Tyrandor. Y no era un centauro, o un minotauro como cabría esperar... Sino una humana. Aquello me dejaba algo confuso.

-Así que tú eres su Kror Mhoge, ¿eh?... ¿Cómo lo llamáis los humanos? ¿Espiritu guardián?... Eres una caja de sorpresas, Kaila...-

Había destensado mi cuerpo, y colgado de nuevo el arma. Se me había olvidado por un momento que aquellas personas no eran centauros, sino humanos, y que era yo quien estaba en su territorio. Pero por otro lado, yo sabía, y seguramente ellos lo notaran, que no iban a ser rivales para mi... Pero eso tampoco importaba, porque no tenía intención de pelea. Y en un acto que los Tyrandor considerabamos de respeto, me volví a sentar, mientras miraba fijamente a ambas personas, esperando a ver su reacción.
avatar
Turion

Mensajes : 44
Link a Ficha y Cronología : Turion, el Centauro
Mi historia en Noreth

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Un alto en el camino [Bosque de Silvide] (Turion y Kaila)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.