Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Unos cuantos detalles a tener presentes en Polimorfismo.
por Strindgaard Sáb Jul 20, 2019 2:09 am

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Vanidad Jue Jul 18, 2019 2:30 pm

» [Campaña] Historias de La Tetera de la Señora Freona (Parte 1)
por Rimbaud Miér Jul 17, 2019 6:15 am

» Dald - solicitud afiliación normal
por Invitado Jue Jul 04, 2019 5:35 pm

» Lobo a la brasa [Privada con Dahanajan Dess] (En construcción)
por Dahanajan Dess Miér Jun 26, 2019 11:57 pm

» El Club [priv.] [Celeste Shaw ; Shirei/Baku]
por Shirei Mar Jun 25, 2019 4:20 am

» Golpe de suerte [priv.] [ Skam ; Shirei/Baku]
por Skam Miér Jun 19, 2019 5:19 pm

» ¡Ha llegado la cruzada!
por Strindgaard Jue Jun 13, 2019 4:33 pm

» Reglas de Noreth
por Sigmar Freud Miér Jun 12, 2019 7:01 pm

» Urna
por Amelie Winter Miér Jun 12, 2019 1:39 am



Un pequeño encuentro (priv. Kaila) H8SDUFN
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones
Un pequeño encuentro (priv. Kaila) SiUh6o7
Un pequeño encuentro (priv. Kaila) KRfbrcG
Un pequeño encuentro (priv. Kaila) 9fBXn98

Un pequeño encuentro (priv. Kaila)

Ir abajo

Un pequeño encuentro (priv. Kaila) Empty Un pequeño encuentro (priv. Kaila)

Mensaje por Celeste Shaw el Jue Jun 15, 2017 4:17 pm

Celeste se dirigió de nuevo al Sílvide, ese lugar que tanto le gustaba. No sabía por qué, pero el color verde de los árboles y las praderas la calmaba y la hacía sentir bien. Le gustaba volar a ras de suelo, sintiendo la hierba alta rozarla. Suspiró y se alzó un poco, y luego aterrizó. Estaba ya acostumbrada a que la miraran con desconfianza y temor, al menos la mayoría, por su raza. Aún así, seguía molestándola ese clima de recelo que se generaba cada vez que ella aparecía en cualquier lugar. No solamente por las alas, sino también por las armas, que con la luz del sol relucían amenazadoras, y lo mismo con las cuchillas de sus alas.

Comprobó que todo estuviera en su sitio y que Adrien estuviera bien, que no se hubiera cansado en exceso con el vuelo, ya que no estaba acostumbrado aún a vuelos largos, a pesar de que los viajes de su madre no fueran precisamente cortos. Sin embargo, solían hacer algún alto en el camino, por si acaso se agotaba demasiado y no era capaz de seguir volando, lo que hubiera resultado una tragedia, al conllevar su caída desde unos cuantos cientos de metros de altura. Pero lo había aguantado bien, y ella estaba orgullosa de los progresos de su hijo en el vuelo. Le revolvió el cabello, a lo que el niño se quejó un poco, y madre e hijo se abrazaron.

Cogiéndolo de la mano, fue a la pradera cercana al pueblo y allí jugaron un rato. Celeste hizo algunas acrobacias que le arrancaron carcajadas al niño, y él a su vez intentó imitarla, pero casi cayó al suelo. Todavía no tenía un control absoluto sobre sus capacidades y, si bien podía volar perfectamente, despegar y aterrizar, todavía no era capaz de hacer picados y tirabuzones semejantes a los que hacía su madre.

Después de eso, cansados y un poco hambrientos fueron a una posada que había cerca de allí. Adrien ya le llegaba más o menos a la cintura a su madre, y ésta le revolvía el cabello como una forma de hacerlo enfadar un poco, bromeando, o bien de hacerlo reír cuando estaba verdaderamente enfurruñado. Se sentaron los dos en una mesa, y Adrien no tardó en fijarse en otro niño que había por ahí, más o menos de su misma edad, aunque prestó más atención a la comida que le traían, por el momento. Sin embargo, en un momento, de improviso, lo señaló.

-¡Mama! ¿Puedo ir a hablar con ese niño?

-Va, acábate tu plato primero, Adrien. Luego vas a hablar con él, ¿sí?

-¡Pero no tengo hambre!

-Venga, ¡que no te queda tanto! Además, si no te lo terminas todo, cuando juegues con ese niño te cansarás mucho más rápido.

Eso terminó de convencer al niño, que se terminó el plato con rapidez. Entonces se levantó y le dio un beso a su madre, y fue a hablar con el niño, que miraba con un poco de miedo sus alas membranosas. Por su parte, Celeste se fijó en una chica joven que había por allí, y se entretuvo mirándola con discreción. En cierto momento, en el que sus miradas coincidieron, le lanzó un guiño y simplemente esperó a que ella respondiera o no a su pequeño acercamientos.
Celeste Shaw
Celeste Shaw

Mensajes : 352
Edad : 21
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Cronología

Nivel : 2
Experiencia : 580 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Un pequeño encuentro (priv. Kaila) Empty Re: Un pequeño encuentro (priv. Kaila)

Mensaje por Kaila el Sáb Jun 17, 2017 1:31 pm

Era la tercera taberna a la que entraba intentando hacer un trato e, igual que en las otras dos, iba a correr la misma maldita suerte. No sabía que diantres pasaba en este sitio, pero parecían odiar a los músicos, o al menos a mi. O quizás a los forasteros. No lo sé. El caso es que estaba cansada de andar y, a este paso, acabaría tocando en la calle por un puñado de monedas.

Soy reacia a gastar los escasos ahorros que tengo por miedo a necesitarlos en cualquier otra ocasión.
Suspiro exasperada y miro al tabernero con el ceño fruncido y los brazos cruzados.

- Ya le he dicho que no. No necesitamos música en este lugar. Mi clientela viene a comer, no a ver como un sucio Shike monta un espectáculo.- me dice mientras seca un vaso de forma brusca.

Sin saber muy bien porqué, me puse roja de rabia. ¿Cómo se atrevía este gordo mugriento a despreciarnos así? Aunque ya no estuviera con los míos, aunque ni siquiera pudiera recordarlos por mí misma, esa afirmación se me clavó como un puñal.

- Oh, discúlpeme, no me había dado cuenta de que sus clientes vienen aquí para comer lo que un gordo mugriento y asqueroso les sirve. ¿Con qué lava los vasos, con su propia saliva?

Al decir eso, varios clientes que estaban cerca se giraron mientras miraban con cara de asco sus propios vasos. El tabernero enrojeció y su cara, que ya de por sí recordaba a la forma de un tomate, se puso del mismo color.

- Vaya, por su expresión diría que he acertado.- le sonrío con suficiencia, orgullosa de mi misma.
- Retrocede, pedazo de idiota con patas.- me exige Kabus, divertido.

Por una vez, hago caso a lo que me dice y retrocedo de un salto, al tiempo que el tabernero estampa contra la barra, justo donde yo me encontraba prácticamente apoyada, el vaso que segundos antes había estado limpiando.

Los cristales saltan, pero por suerte ninguno llega a darme. La expresión del tabernero expresa todo el odio que alguien de su tamaño, el cual no es poco, podría contener dentro.

- ¿Se le resbaló por exceso de saliva?.- pregunta Kabus entre carcajadas.
- ¿Se le resbaló por exceso de saliva?.- le pregunto yo al tabernero a su vez

A modo de respuesta, el tabernero golpea la barra con ambos puños, enfurecido. Al parecer no se ha dado cuenta de que está llena de cristales y varios de ellos se clavan en sus manos, aunque este parece ignorarlo.

- ¡Largo de aquí! Largo o te destrozaré esa bonita cara que tienes con mis propias manos, maldita criaja.
- Inténtalo si puedes, bola de sebo.- le reta Kabus, aunque obviamente no pueda oírlo.

Le sonrío al tabernero y hago una pequeña reverencia a forma de burla.

- Espero que haya disfrutado de la actuación. Usted, y sus clientes. Y no olviden que escupe en sus vasos para limpiarlos.- digo alzando un poco la voz para que me escuche todo el que está cerca.

En cuanto termino de hablar me escabullo entre la gente. Por suerte la taberna está abarrotada y solo hay un tabernero. No tiene trabajadores contratados y dudo que quiera descuidar su barra para perseguirme por su taberna.

En lugar de salir me quedo entre la gente, pensando a donde poder ir.

- Kaila, empiezo a pensar que te gusta recibir amenazas de tipos grandes.
- Él se ha buscado que actuara así, yo solo quería tocar a cambio de un poco de comida.- refunfuño algo mosqueada, pero solo algo.
- Si pretendes que no te partan algún que otro hueso, no deberías decir esa clase de cosas.
- ¡Pero si tu mismo me apoyaste!
- Solo pregunté, y tu repetiste la pregunta en voz alta. No es mi culpa que seas estúpida.

Suspiro mosqueada y, mientras voy hacia la puerta, veo como una chica con alas me guiña un ojo. La miro extrañada por unos segundos. ¿Por qué habrá hecho eso? ¿Tendrá algún tipo de tic?

- Claro Kaila, seguro que es un tic. O quizás quiera que le toques la flauta....- empieza a reírse Kabus en mi cabeza.
- Oh, ¿de veras? En ese caso...- Empiezo a caminar hacia la chica. Quizás Kabus tenga razón.
- Kaila, ¿estás loca? Es una divium, una tenebri. No deberías acercarte a ella, y vas justo en la dirección opuesta a la que deberías.
- Oh, cállate.

Ignorando por completo a Kabus, voy hacia la chica y me siento en la silla que está justo delante de ella. Al sentarme, cruzo las piernas, colocando una sobre la otra y dejando más accesible uno de los sais.

- ¿Por qué me has guiñado el ojo?.- le pregunto frunciendo el ceño.
- Tu estupidez me sorprende cada vez más.- suspira Kabus, dándose por vencido.

Sonrío orgullosa de mi logro y espero la respuesta de la chica pelirroja.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

Kaila
Kaila

Mensajes : 100
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 340 / 500

Volver arriba Ir abajo

Un pequeño encuentro (priv. Kaila) Empty Re: Un pequeño encuentro (priv. Kaila)

Mensaje por Celeste Shaw el Dom Jun 25, 2017 11:11 am

La chica montó un buen espectáculo, y Celeste disfrutó mirándolo desde su rincón de la taberna. Se rió a carcajadas cuando al hombre se le resbaló el vaso de las manos y, aunque algunos la miraran mal por reírse de semejante situación, no le importó. Controló también a Adrien, que justo salía con el otro niño, y le señaló que se acercara.

-No te alejes mucho de la taberna, y si pasa algo entra, ¿vale?

-Sí -respondió él, sonriendo.

Justo cuando terminaba de decir eso fue cuando el espectáculo que la chica montó terminaba. Ella se escabulló y se quedó parada, viendo qué hacer, y en ese momento Celeste le lanzó un guiño.

Sonrió cuando ella se acercaba, y la miró. Por lo que veía, tenía una cara dulce y redondeada, y eso le gustaba. Cuando se sentó, la pregunta directa la descolocó un poco. Se tomó su tiempo en terminar el bocado que estaba masticando, mirándola y haciéndose un poco de rogar.

-Menudo espectáculo has montado -le dijo-. Ha estado genial, me he reído bastante.

Esbozó una media sonrisa, y se echó el cabello atrás. Miró su plato, ya casi terminado, y luego a la chica, y se preguntó si había comido algo durante el día, o si era a cambio de un plato que pretendía tocar.

-¿Has comido algo? -preguntó. Luego se quedó callada unos segundos, para recordar luego que debían presentarse, que aún no lo habían hecho-. Yo soy Celeste, ¿y tú?

En ese momento entró Adrien, diciendo que tenía más sed. Celeste sonrió y le dio una moneda para que fuera a comprarse algo para beber, y le revolvió el pelo. Él se vengó haciéndole lo mismo.

-Y éste es Adrien, mi hijo
-sonrió y le dio una palmada en la espalda al niño, que fue a comprarse algo de bebida. Luego volvió y se sentó en la mesa, entre ellas dos, y las miró.

-¿Cómo te llamas? -le preguntó a Kaila, agitando sus alas.
Celeste Shaw
Celeste Shaw

Mensajes : 352
Edad : 21
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Cronología

Nivel : 2
Experiencia : 580 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Un pequeño encuentro (priv. Kaila) Empty Re: Un pequeño encuentro (priv. Kaila)

Mensaje por Kaila el Dom Jul 23, 2017 1:39 pm

Frunzo el ceño cuando la chica sigue comiendo en lugar de responder a mi pregunta. Mi paciencia hoy había llegado a su fin incluso para algo tan estúpido como una conversación con alguien a quien nunca había visto, porque... ¿nunca la había visto, no Kabus? Su risa desenfadada ante mi duda me confirma que estoy en lo cierto, nunca nos habíamos cruzado.

Cuando la chica me responde, lo hace con algo completamente distinto a lo que yo le había preguntado, lo cual me lleva a fruncir aun más el ceño. Estaba ignorando mi pregunta descaradamente.

- Se me da bien montar espectáculos, me dedico a ello.- le digo más seria de lo que pretendía.
- Kaila, si pretendes ser su hmmm amiga, no se hace así, tampoco se consigue ningún tipo de trabajo así.
- Eres tú el que me dio a entender que ella era hostil.- refunfuño dirigiéndome a Kabus.

Las carcajadas de Kabus son la única respuesta que obtengo.
Acto seguido, la chica me pregunta sobre la comida. Evito mirar el plato por razones obvias, llevo todo el día dando vueltas y aun no he conseguido comer nada.

-.- Me aclaro un poco la garganta y desvío la mirada al tiempo de ver como un niño con alas se acerca hasta nosotras.

Sin poderlo evitar, sonrío al ver como se despeinan mutuamente.

- Demasiado tenebri junto, deberías ir pensando en largarte.
- Solo es un niño...

Por segunda vez, me preguntan como me llamo, pero esta vez lo hace Adrien, el niño. Compongo una sonrisa, que por suerte me sale bastante natural. Hasta hacia pocos minutos lo último que me apetecía era sonreír.

- Me llamo Kaila.

Luego, miro al niño sin saber muy bien que hacer o que decir. Pienso en las diversas historias que Kabus me ha contado, pero ninguna de ella implica a niños. Simplemente no se como debo tratarlos. Miro a Celeste en busca de ayuda, temiendo que pueda sentirse ofendida si digo algo que no debo o si simplemente no digo nada.

- Kaila, habla el mismo idioma que tu.
- Ya y... ¿como se supone que debo tratar a un niño?.- susurro bajando un poco la cabeza
- Como te trataban a ti cuando eras una niña

La última frase de Kabus devuelve a mi rostro toda la seriedad que había desaparecido minutos antes. Apenas se como me trataban cuando yo era una niña, mi infancia no son más que un montón de historias empañadas por una niebla extraña y acompañadas de canciones de cuna.

Suspirando, me doy por vencida con el niño y vuelvo a dirigirme a Celeste directamente, aunque mantengo la cabeza algo agachada y la vista fija de reojo en Adrien, sintiéndome mal por no saber como dirigirme a él.

- Has ignorado mi pregunta.


Kabus habla  
Pensamiento Kabus audible para Kaila


Kaila habla
Pensamiento Kaila

Kaila
Kaila

Mensajes : 100
Link a Ficha y Cronología : Kaila

Nivel : 1
Experiencia : 340 / 500

Volver arriba Ir abajo

Un pequeño encuentro (priv. Kaila) Empty Re: Un pequeño encuentro (priv. Kaila)

Mensaje por Celeste Shaw el Miér Mar 13, 2019 3:27 pm

Sonrió. Así que la chica se dedicaba a algún tipo de espectáculo. Música, supuso, o quizá leyera recitales. No creía que hiciera teatro, seguramente iría con una compañía, pero no podía presuponer nada en base a lo que veía. Al oírla refunfuñar, como para si misma, ladeó la cabeza, intrigada. Parecía que hablara o consigo misma o bien, como le pasaba a ella misma, con algún tipo de voz que tenía dentro de la mente. No lo tenía claro, pero sí sabía que era indiscreción preguntar ese tipo de cosas, así que se decidió por hablar de algo bastante menos indiscreto.

—¿Te dedicas a montar espectáculos? ¿De qué tipo? —preguntó, alzando las cejas, con curiosidad. Le gustaba la gente que se dedicaba a la música, el teatro o la danza. Eran cosas que nunca habían estado en su vida por un motivo o por otro, por eso la fascinaban tanto. Por su aspecto físico, la chica parecía una Shike, además de que el tabernero lo había dicho. Era probable que lo fuera.

Suspiró y, cuando Adrien se fue a comprar su bebida, se puso bien el pelo. Agradecía que, por el momento, Lilith no hubiera dicho nada, y lo cierto era que, desde que habían tenido esa charla ya semanas atrás, cuando Celeste estaba enferma, estaba algo más calmada. Eso hacía que la pelirroja se sintiera más tranquila. Alzó las cejas al verla mirar su plato y luego apartar la vista de él.

—Oye, ¿seguro que has comido? Pareces tener hambre —el niño seguía a la suya, mirándolas a ambas, con su zumo entre las manos—. Ah, encantada, por cierto.

Cuando Kaila le reprendió que había ignorado su pregunta, ladeó la cabeza, y luego se llevó una mano a la frente por, a veces, ser todavía tan inepta a la hora de socializar. Quería dar a entender que le había guiñado el ojo por su numerito, pero seguramente había parecido que la ignoraba descaradamente. Era lo último que quería, que Kaila pensara que la había ignorado. Porque no era así, en absoluto.

—Perdona. Creo que no me expresé bien… te guiñé el ojo porque me gustó que montaras ese espectáculo, me reí bastante cuando le dijiste al tabernero si limpiaba los vasos con saliva. Eso fue buenísimo, hacía tiempo que no veía a alguien liarla como tú.

Adrien alzó las cejas, y le dio un puñete a su madre, diciéndole que de aquello no se reía. No le era exactamente agradable que su madre se riera cuando se metían con alguien, pero suponía que aquello era algo que se entendía cuando se era mayor, así que tampoco hacía demasiado caso a eso. Para él lo importante era que su madre lo quería y lo cuidaba, con eso tenía más que suficiente en aquel entonces. Celeste suspiró y lo abrazó. Le gustaba que su hijo fuera así. Tenía, de ese modo, la certeza de que lo estaba haciendo bien con él, de que iba a ser un buen hombre cuando lo creciera. Aun así le habló, bastante en broma.

—Adrien, ¿no me vas a dejar pasar ni una? —dijo entre risas.

—No —el niño se volvió hacia Kaila. No lo había desanimado que antes ella se diera por vencida con él—. ¿Vienes de lejos? —tenía mucha curiosidad por saber sobre ella. Él nunca se había encontrado con alguien que luciera como esa mujer, así que quería tener toda la información que pudiera, aunque Celeste se percató de su mirada y simplemente le sonrió antes de hablarle.

—Sólo responde a sus preguntas sin darle detalles que no pueda entender —dijo. Era la que creía la forma correcta de tratar con los niños, al menos cuando se ponían a hacer más y más preguntas. Al final terminaban cansándose, aunque era muy probable que el adulto que debía contestar se cansara antes que ellos. Celeste no lo hacía, pero entendía que otros sí—. Adrien, no la molestes demasiado, ¿vale? —le dijo, a lo que el niño asintió.
Celeste Shaw
Celeste Shaw

Mensajes : 352
Edad : 21
Link a Ficha y Cronología : Ficha
Cronología

Nivel : 2
Experiencia : 580 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Un pequeño encuentro (priv. Kaila) Empty Re: Un pequeño encuentro (priv. Kaila)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.