Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Hoy a las 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Ayer a las 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Ayer a las 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Ayer a las 7:07 pm por Arete

» El cordero
Ayer a las 9:46 am por Bizcocho

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Miér Nov 15, 2017 5:48 pm por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria

» Deal with the Devil [Solitaria]
Dom Nov 12, 2017 7:40 pm por Casandra Von Schuyler

» Anhouk, la forjadora
Sáb Nov 11, 2017 1:26 pm por Bizcocho

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Vie Nov 10, 2017 9:47 pm por Lujuria

» Peccata Carnalia
Vie Nov 10, 2017 9:26 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Gotas negras de agua dulce

Página 3 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Daithé el Mar Jun 14, 2011 4:15 am

Esgal se encogió de hombros, y dió una vuelta por el lugar con las manos a la espalda, admirando el lugar mientras sus compañeros recogían sus pertenencias. Revisó cada palmo de su cuerpo para comprobar si le faltaba algo, y decidió rellenar la cantimplora ahora que podía, nunca sabía cuando volvería a encontrar agua. Mientras enroscaba el tapón del recipiente, Destello chilló, y el icario rapidamente extendió su brazo para que el animal volase hacia el.

Vamos allá entonces, yo ya estoy listo.

Miró con fastidio el angosto sendero que señalaba el hada, y torció el gesto. Abrió sus alas en toda su envergadura y las plegó lo mas que pudo sobre su espalda, para que las plumas no se enganchasen en la frondosa vegetación que parecía crecer ante sus ojos. Descolgó la ballesta de su carcaj, y cogió un virote, aunque no cargó su arma, para no someterla a tensiones innecesarias. Tras unos minutos andando, Esgal comenzaba a ponerse nervioso; no soportaba perder el cielo de vista. Se sentía atrapado e indefenso...

Este sitio me da mala espina... es muy hermoso, pero parece como si nos estuviesen observando...

Llegaron a lo que parecía un tajo en la tierra, al fondo del cual se podía oir el rumor del agua corriendo entre las rocas. Un maltrecho puente lo cruzaba, pero estaba tan viejo que no se podía estimar si aguantaría el peso. Pensó en cruzarlo volando, pero descartó la idea por dos razones. La primera es que si lo hacía no tenía garantías de que sus compañeros pudiesen seguirle. La segunda es que la vegetación le impedía alzar el vuelo, y mucho menos aterrizar en medio de la fronda. Iba a votar por cruzarle de uno en uno, cuando escuchó que el hada le advertía de no usar sus alas por noseque de los árboles

Si disculpa mi impertinencia, lady Irial... ¿que quereis decir con que los árboles pueden triturar mis alas?
avatar
Daithé

Mensajes : 72
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 4:28 am

-Quiere decir, joven –hizo una pausa, viendo las ramas de los árboles y su duro tronco, enredados como si fuera una selva-, que si extiendes tus alas aquí, podrías salir muy herido.
Ahora sentía más pesados sus pasos, pero no era tanto. La armadura agregaba unos cuatro kilos a su peso normal, más tres kilos entre ambas lanzas, eran apenas 7 kilos de más. Gibil podía aguantar eso y un poco más si se lo proponía.
Alesth se sintió algo “de lado” cuando todos apoyaron su idea de regresar al carromato por sus pertenencias. Era cierto que sin sus armas era de poco uso aunque tuviera los hechizos, pero una cosa era saberlo y otra que los demás pensaran eso de él; lo dejaba como un inútil.

Caminó al lado, sin moverse bruscamente para evitar causarle daño al hada. Ella como ente mágico, también poseía más “fuerza” que Gibil, y quizás, que la mayoría de los ahí presentes. Miró a la felina “sonriendo” –vale, que a Alesth no se le dan los actos de cariño, ni de afecto, ni de nada- mientras examinaba su constitución física. Los felinos no solo eran buenos en el combate rápido y silencioso; sino en la ligereza de su cuerpo y en lo ágil de sus piernas.
-Quizás tu puedas pasar por el puente sin que se caiga –le dijo, como ofreciéndole esa idea. Luego regresó su mirada al lycano- Por otra parte, tú y los demás, deberíamos buscar otra parte para andar. No quiero que una caída nos mate, a eso no le puedo presentar batalla.
Sonrió, como si se hubiese tratado de una broma.

Caminó hacia el filo del acantilado, sujetándose bien de lo que pudiera para no caer por error. Miró hacia abajo, y luego nuevamente hacia el frente. La distancia era obviamente imposible de ser saltada de un solo brinco, y bajar escalando también parecía una idea completamente estúpida. Lo más apropiado sería vigilar los costados, por si se encontraba algún otro puente o una bajada segura. Iba a indicarles que lo mejor era dividirse y andar a izquierda y derecha, y llamar al otro grupo que más rápido encontrase una bajada, pero recordó entonces las palabras de la elemental.

Miró de nuevo hacia el puente, y luego giró para ver al hada.
-Ella, la elemental, dijo que nos tenías abierto el camino ya ¿Esto es una prueba?
avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 4:29 am

El humano Bastian le hablo, decía que esperaba que su perro no fuese una molestia para el.

-Tranquilo, no me molesta.-Dijo sonriéndole.

Tras una buena caminata llegaron hasta un puente colgante, dudaba que pudiese aguantar su peso, pero rodearlo podría ser mas peligroso, Esgal no podía volar por culpa de las ramas bajas. Gibil dijo que seguramente no podrían pasar, y era cierto... Tras un buen rato de escuchar a los demás y pensar que hacer se le ocurrió algo. Rodearlo podría ser peligroso, pero había una forma de cruzar, el truco de cruzar puentes débiles pesando mucho es mantener el peso en las frágiles tablas en mínimo tiempo posible, Jacob era muy veloz... así que... Se arriesgaría, cruzaría el puente lo mas rápido que pudiese, ya lo había echo en una ocasión, pasó tan rápido que era como volar por encima de las tablas, y el puente aguanto... ¿lo haría este también? Pero no quería poner en peligro al resto, era mejor no hacerlo... Pero... ¿merecía permanecer en lobo la caída?
Tristemente por volver a fallar devolvió su cuerpo a el estado humano, en el que pesaría menos, y habría menos posibilidades de que se cayera.

-Cruzad antes vosotros.-Dijo a los demás.-Si el puente se parte bajo mis pies no es justo que os arrastre a vosotros también, seria muy egoísta.

Mientras esperaba que los demás avanzasen el estaba pensando en su palabra... aun no podía aguantar todo un día en su forma animal... bien por cansancio o bien porque esta tenia sus cosas malas, pero el caso es que los animales no eran tan perfectos, y ahora se daba cuenta, los humanos también tenían cosas buenas... ¿Estaría equivocado respecto a aquella raza que parecía tan frágil? Recordó entonces a Arys... Ella también era humana, pero había luchado junto a el, y en una ocasión le salvó la vida... tal vez fuese cierto, tal vez los humanos fuesen mas de lo que había pensado... tl vez tuviese que replantearse su forma de pensar sobre ellos... tal vez... tal vez... Una masa de pensamientos se arremolinaban en su cabeza...




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Daithé el Mar Jun 14, 2011 4:30 am

Era difícil tomar una decisión cuando todos formulaban una resolución diferente. Algunos preferían cruzar por el puente colgante, otros seguir un camino diferente y algunos todavía no tomaban una decisión.
Bianca, al igual que la felinus, se mantenía callada, ambas alternativas le parecían igual de peligrosas.

-Gibil tiene razón-dijo al fin clavando su castaña mirada en el hada-Hanali nos dijo que nos abriste un camino-

-¡Y lo hice!-contestó al hada con voz chillona e irritada como si la hubiesen ofendido-Pero yo desconozco vuestro peso, lo tuve que aproximar... ¡pero veo que me equivoqué!, ¿cuánto pesan acaso? ¿Treinta, cuarenta kilos?-inquirió exasperada extendiendo los brazos para darle énfasis a sus palabras-Pues lo lamento… hice… hice lo mejor que pude… -Y entonces se llevó ambas manitos al rostro y comenzó a llorar-¡no, no… no tenía ni idea de cuantos iban a ser! ¡y mucho menos de cómo iban a ser!-balbuceó entre gemidos angustiosos.

-Tranquila, no importa, en realidad no es importante… además, ¿quién sabe? Quizá algunos de nosotros pueda cruzar por alla y salir… ¡ileso!-Le intento tranquilizar Bianca sin tener mucho éxito. El hada seguía cabizbaja y no tenía intenciones de hablar ni de mirar a nadie.

Por supuesto el puente colgante quedó descartado, luego de la explicación del hada nadie se atrevía a cruzar por él.

Excepto una persona.

Todos voltearon la mirada hacia la felinus de nombre desconocido que se ofreció voluntaria para cruzar por el puente. Bianca se le acercó y le intentó convencer de que desistiera, de que no era necesario. No obstante la felinus firme en su determinación depositó su pie derecho en el primer peldaño de madera con su grácil andar que la caracterizaba. La madera crujió y las cuerdas se tensaron… Pero nada sucedió.

La felinus confiada introdujo su otro pie y comenzó a caminar. Nada sucedía. Al parecer el puente soportaba más de lo que aparentaba, o tal vez Tiiwele era una muchacha con demasiada suerte. Pero entonces el hada levantó el rostro que mantenía oculto entre sus manos y profirió una leve sonrisa, tan efímera que nadie la alcanzó a percibir, y entonces los maderos crujieron más fuerte, las cuerdas se rompieron y el puente calló con estrépito hacia el vacío.

-¡No!-Gritó Bianca corriendo hacia las cuerdas que se desprendían del madero que las sujetaba y tomando una de ellas con ambas manos comenzó a jalar con toda la fuerza que sus débiles brazos le permitían. Entonces la felinus comenzó a trepar ágilmente hasta llegar a la superficie, y entonces Bianca pudo soltar las cuerdas y caer de espaldas ante el gran esfuerzo físico que tuvo que experimentar.

La felinus se mostró molesta, a tal grado que decidió marcharse y regresar por donde vino.

Se marchó y ni siquiera se despidió.

No quedaba otra que desviarse del sendero a pesar de las advertencias de Hanali. El hada, un poco más relajada se limpió sus húmedas mejillas y miró atentamente al grupo.

-Vamos por la derecha, los protegeré, confíen en mí-Musitó separándose del hombro de Gibil y emprendiendo el vuelo en dicha dirección.

La espesura de los árboles dificultaba un poco el trayecto principalmente al icario y al lycan. Los rayos del sol se filtraban por periodos intermedios a través de las hojas que formaban una inusual techumbre vegetal.
Cada vez el camino se tornaba más oscuro y si no fuera porque las alas del hada comenzaron a emitir un leve fulgor lila posiblemente nadie le hubiera podido seguir el ritmo.
Entonces unas hermosas y exóticas mariposas surgieron de los arbustos, sus alas brillaban con la misma intensidad que las del hada y danzaban alrededor del grupo como si quisiesen acompañarles.



No obstante, lo que el grupo no sabía era que las mariposas soltaban un polvillo adormecedor que poco a poco iba surgiendo efecto. Bianca comenzó a bostezar constantemente y veía como su vista se nublaba y sus pies le desobedecían.

Intentó pestañear consecutivas veces para evitar así la caída de sus parpados, sin embargo fue en vano, el somnífero era mucho más potente hasta el punto de caer desmayada sobre uno de los arbustos.

Poco a poco todos le imitaron.
����������.
Nuevos turnos:

Gibil

Bastian

Esgal

Jacob

Tiiwele queda afuera por ausencia, y como anteriormente mencioné que la partida no sería con riesgo de muerte su pj queda intacto.
Pero ahora les aviso, HAY PELIGRO DE MUERTE, estamos ya en la etapa complicada de la historia y me molesta que muchos se retrasen o simplemente se olviden de postear.
¡Tres días! No lo olviden
avatar
Daithé

Mensajes : 72
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 4:41 am

Genial, una parte importante de aquel “grupo” se había retirado de buenas a primeras. Suponiendo que fue por culpa de alguien, se la podía atribuir a sí mismo por haber dado la idea, y por haber pensado, que siendo una felinus, sería capaz de cargar con ello sin dificultades.

¡Pero qué había pensado! ¡Si desde el primer momento demostró ser una tímida! No supo ni pelear contra su miedo para mostrar una cara más fuerte de sí ¡Así quien iba a ayudar!
Aunque, no todo era su culpa. Gibil lo notó… La pequeña hada estuvo totalmente “agonizante” cuando fue señalada como culpable, y luego voló como si nada, lejos de Gibil, alegre de que la felinus se hubiera ido ¿Qué pasaba?

Luego, contenta como siempre, nos decía que fuéramos por la derecha ¿Por qué no lo dijo antes? Y protegernos… Bha, se notaba su interés en nosotros. Ella, la pequeña hada, parecía llevarle la contraria a la elemental. Aunque… ¿Qué pasaba si ese era el verdadero plan? Reunir a los que “podían hacer algo” y luego matarlos uno a uno.
Parecía… un tanto lógico, por ahora, Gibil se limitaría a ir tras la pequeña hada, y cuando hubiera la posibilidad, averiguar un poco más.

Recordaba las palabras de Hanali. El bosque estaba “espesando” y era mala idea cruzar por allí, pero… Vale, si pasaba algo, podría señalar con total indiscreción a la pequeña hada.

El paso lento, lento, despacio. Torció la boca, por ver a unas mariposas a su alrededor, bailoteando con alegría; como en aquellas historias de la princesa bellísima que era acompañada por aves, mariposas y cuanto animal “lindo” hubiese por el camino. Gñá, patrañas.
Bostezó, y camino despacio, bostezó y se aferró a las lanzas, en un intento desesperado por mantenerlas en sus manos. Luego giró a los lados, viendo que aunque él se sentía que avanzaba lento, era más bien que todos hacían lo mismo. Todos iban con pezades, y con cansancio en el rostro, supuso que el también iría así.

Bostezó nuevamente, mirando hacia el suelo. Luego ya no supo que pasó. Se había quedado dormido.
avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 4:42 am

Mire como en el grupo la discusión empezaba a volverse un poco mas fuerte, hasta que Gibil se dio cuenta de que supuestamente se nos había despejado un camino, cosa que Bianca reafirmo, la pequeña hadita dio unas palabras que mostraban un poco de molestia y empezó a llorar, a lo que solo pude pensar que, pese a que lo había leído, los patrones de conducta de los seres feéricos eran mas erráticos de lo que esperaba.

Ninguno de los presentes quería cruzar por el puente, salvo por la felinus, esta dio un par de pasos sobre el viejo puente, el cual no soporto cuando la chica poso su pie sobre un madero cerca del centro del armatoste de madera y cuerdas, el cual crujió y cayo hasta el fondo del despeñadero, y tan solo gracias a una rápida reacción de Bianca, la felinus pudo sobrevivir aferrándose a una de las rotas cuerdas del puente, y pudo subir hasta el risco, y molesta se fue.

Irial se mostró un extrañamente contenta ante este suceso, ¿relajada quizá?... esa pequeña criatura, tan frágil como una flor de desierto, aunque oscura como la noche, ¿cual eran sus verdaderas intenciones para el grupo y para mi?

Pero ya había aceptado participar en estar en ese grupo cuando estábamos con Hanali, y a pesar de mis verdaderos deseos de retirarme, sabia que ya que el bosque estaba respondiendo al ataque de los contaminadores podría perecer en las ramas de esos árboles, pero si me quedaba el hada podría también llevarme a un final seguro.

Vamos por la derecha, los protegeré, confíen en mí- musito el hadita, mientras se separaba del hombro de Gibil y se perdía entre los árboles, no tuvimos mas opción que seguirla a través de una especie pasillo entre los árboles y arbustos, abierto por Hanali quizás, que permitía el paso a los de envergadura mas pequeña como yo, pero al lycan y al icario les era molesto.

A medida que nos adentrábamos más, este “pasillo” se volvía mas espeso y oscuro, la luz se colaba entre los espacios que quedaban entre las ramas. Llegamos a un punto en que la visibilidad era bastante pobre y solo podíamos seguir a la pequeña Irial gracias a un leve fulgor que desprendía de sus alas, y fue cuando unas pequeñas mariposas se cruzaron con nosotros y empezaron a revolotear amorosamente entre nosotros, esto a Baldur, que me había estado siguiendo por todo el trayecto, le molesto un poco y cada vez que uno de esos insectos se cruzaba por delante de su hocico el intentaba morderlo.

Empece a sentirme extrañamente ligero, como si estuviese flotando, comencé a aligerar mi paso y antes de poder darme cuenta de mi verdadero estado, yo y Baldur dormíamos tirados en el suelo




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Daithé el Mar Jun 14, 2011 4:43 am

Esgal seguía mirando al puente, cuanto mas le miraba, mas desvecinjado le parecía, y menos intenciones tenía de intentar cruzarle siquiera. Iba a decir que escogiesen la ruta alternativa cuando la pequeña hada comenzó a llorar desesperada. A punto estaba de decirle algo para tranquilizarla, cuando la chica de las orejas de gato avanzó con paso resuelto a cruzar el puente. El icario alzó una mano en pose dramática, como queriendo detener a la felinus, pero se quedó como todos los presentes, conteniendo la respiración mientras Luthien cruzaba el puente. Parecía que iba a conseguirlo, cuando un enorme crujido restalló en el aire como un látigo.

Esgal vio casi a cámara lenta como el puente se deshacía literalmente con la felinus encima. Quiso hacer algo por ayudarla, pero Bianca se le adelantó, y su oportuna intervención salvó la vida de la chica, que visiblemente molesta y murmurando algunas palabras demasiado malsonantes como para citarlas aqui, se alejó del grupo para perderse en la espesura.
El icario se encogió de hombros. Una cobarde que se asustaba al ver a un lobo sobredimensionado muy útil no les podría haber sido.

Avanzaron entonces por un sendero aún mas estrecho que el anterior. Esgal tuvo que guardar su ballesta y plegar sus alas lo mas que pudo a su espalda, y aún asi de vez en cuando tenían que parar cuando la maraña aprisionaba sus plumas. Destello en un momento tuvo que bajarse del hombro del icario, y seguir a la comitiva por atrás, caminando a saltitos por el suelo, pues no podía volar en un espacio tan cerrado.

Fue entonces cuando unas mariposas surgieron de la espesura. Esgal, fascinado, intentaba atrapar alguna cuando estas se acercaban demasiado, pero estas se alejaban tan rápido como se aproximaban, exhibiendo todo su esplendor a los ojos del icario.
Ensimismado con las mariposas, no se dio cuenta que sus movimientos se iban haciendo cada vez mas pesados. Lo último que oyó antes de caer al suelo fue un débil chillido de advertencia de su halcón.
avatar
Daithé

Mensajes : 72
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 4:45 am

Jacob miraba como nadie quería ser el primero en cruzar... Miró el puente... y... ciertamente... no daba confianza suficiente para que cruzasen... mas bien parecía que una simple hormiga seria capaz de hacerlo caer. Nadie se atrevía... pero entonces, la felinus se encaminó hacia el puente con intención de cruzarlo. lo cierto es que ella poseía mayor ventada, era mas ligera y ágil, con mas posibilidades de pasar... Pero aun así el puente cedió. Vio como el puente caía, y con unos reflejos impresionantes, antes de que nadie pudiese hacer nada, Bianca agarró a la felinus y, esta, trepó para evitar la caída, seguramente, letal. Miró asombrado como la felinus daba media vuelta y se marchaba... Era realmente impresionante... Aunque en cierta forma, alegró a Jacob, ahora no tendría que preocuparse de no asustar a una felinus asustadiza.

Continuaron por un camino que les había indicado el hada... Se adentraron en una gran espesura de árboles... y a medida que se adentraban la luz menguaba, hasta que las alas del hada empezaron a brillar, guiándoles por el camino. Jacob la siguió junto al resto del grupo, aunque la luz que emitía el hada no era demasiada, y era como caminar a oscuras. Jacob de vez en cuando tropezaba con alguna rama que sobresalía del suelo.

Legados a un punto unas mariposas aparecieron de los árboles, lucían bellos dibujos en sus alas, los cuales hacían que Jacob desviase su mirada hacia ellos, solo por ver aquellos detalles que mostraban esas criaturas... Pero al final empezó a sentirse algo mareado, y dejó de mirar a las mariposas, para centrarse en el camino que seguía, o al final acabaría saliéndose del rumbo. Pero poco a poco el mareo aumentada, todo empezaba a darle vueltas, a la vez que notaba sus parpados caer pesadamente. Jacob intentaba mantenerlos abiertos, pero al final calló al suelo con un golpe seco quedando dormido, como le había pasado antes cuando la elemental le había teletransportado.

avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 4:57 am

De los sueños a las pesadillas

Irial detuvo el vuelo y se volteó para ver victoriosa al grupo que caía rendido ante el efecto del polvo de las mariposas. Caminó alrededor de sus enormes cuerpos al tiempo que tarareaba con su aterciopelada vocecita un tema sin letra, luego detuvo su andar y soltó una graciosa risita.

-Mis queridos, no quería llegar a esto, pero no me dejaron otra opción, si detenían a los cazadores echarían a perder el plan de mi verdadera ama y eso no lo puedo permitir-

Musitó delineando una amplia sonrisa antes de que todos perdieran por completo la conciencia.

-Dulces pesadillas, y no se preocupen, le diré a Hanali que fueron sobornados fácilmente por los cazadores, así que duerman tranquilos no los extrañara…-

Luego su voz se fue perdiendo hasta convertirse en un rumor incoherente.


Aquel polvo no era un somnífero cualquiera, tenía propiedades mágicas que hacían evocar los recuerdos más tristes y los miedos más profundos de la conciencia.


Esgal.

Múltiples imágenes evocativas recorrían la mente del icario, desde los sucesos más recientes hasta llegar a un punto de su vida, un punto en el cual todavía era parte de la comunidad icaria, un punto donde su corazón destrozado dominaba su mente, una época la cual quería olvidar.

Fue entonces que el escenario cambió radicalmente, y ya no se encontraba bajo la mullida hierba silvestre frente a los espesos árboles del bosque, no, ahora se encontraba frente a un rostro familiar que sonreía abrazada a su compañero. A ambos Esgal conocía muy bien, principalmente a ella; Nelia.

No obstante era un recuerdo distorsionado debido al veneno de las mariposas, por lo cual sentía que aquello estaba ocurriendo de verdad, en ese mismo momento, y que el verdadero sueño fue cuando se encontró con Hanali y decidió ayudarla, pero en ese momento aquello carecía de importancia, ya que Nelia aún abrazada a su compañero soltó una carcajada cargada de burla y musitó:

-No sé que tienes en la cabeza, pero alguien como yo jamás podría enamorarse de ti, Esgal-

Entonces una frágil mariposa revoloteó alrededor de Nelia y un extraño fuego azul comenzó a consumir el interior de la vivienda, pero no quemaba y su humo tampoco asfixiaba.

De pronto Esgal se dio cuenta que la ballesta cargada que traía consigo había desaparecido al igual que su halcón…

Bastian mackay

-Eres un incompetente, voy a morir, y es tu culpa, ¿con qué derecho te haces llamar doctor si ni siquiera eres capaz de salvar a tu propia madre?-

Aquella voz que Bastian conocía muy bien pertenecía a su madre y se repetía una y otra vez en su mente al tiempo que entraba al remolino de la inconsciencia.

Entonces se encontró en un lugar completamente diferente al bosque, estaba en su casa, en la habitación de su madre, frente a ella, mirándola fijamente, viendo como su vida se consumía inevitablemente.

Entonces un trueno cortó el silencio de aquel trágico momento y su luz cegadora bañó de blanco la habitación por unos instantes, era época de invierno y afuera llovía sin pausa.
Aquel recuerdo había sido modificado por el veneno de las mariposas condimentándolo con los miedos y las penas más profundas del médico. Él había olvidado casi por completo los sucesos recientes; el encuentro de Hanali, Irial y su desmayo en medio del oscuro bosque, ahora lo único que tenía cabida en su mente, lo que tenía importancia, era la mano de su madre que asía la suya con fuerza.

-¿Qué clase de médico deja morir a sus pacientes? ¡Tú!-Resonó por toda la habitación y cuando una colorida mariposa entró por la ventana millares de enfermos aparecieron por toda la habitación, los cuales gemían y lloraban su pronto encuentro con la parca.

Ahora, las manos de Bastian estaban manchadas de sangre.

Jacob Aarons

El oscuro bosque quedó atrás, ahora Jacob se encontraba, en su versión lobuna, corriendo alrededor de un claro iluminado únicamente por Deior, el lycan perseguía, sin razón aparente, una mariposa blanca que emitía un leve fulgor de su mismo color.

No recordaba muy bien los sucesos pasados; el encuentro con Hanali, el hada y sus compañeros, todo ello cayó en el olvido o en un profundo rincón apartado de su mente.

Ahora el lycan buscaba algo, ¿qué sería?

La mariposa se detuvo frente a un cadáver en medio de la hierba, el cual pertenecía a alguien que Jacob quería mucho; su padre.

Entonces Phobos se hizo espacio entre Deior y su propia malsana luz hizo que el lycan reviviera unos recuerdos falsos, creados por el veneno de las mariposas, pero que para él eran muy reales.

Se encontraba con sus garras clavadas en el abdomen de su padre, envuelto en un frenesí de furia y locura que sólo se tiene en las noches de Phobos, no obstante en aquella noche Phobos estaba ausente.

Y ahora Jacob observaba sus garras que goteaban sangre de su progenitor.

Gibil

Todo a su alrededor se volvió oscuro, tan oscuro como el carbón y tan negro como las sombras. Y aquella máxima oscuridad estaba acompañada del silencio, un silencio fúnebre que sólo se interrumpió por unas risas acompasadas, risas perversas y crueles que provenían de todas partes pero de ningún lugar en específico.

Entonces vio una mariposa de alas rojísimas como el carmín que a medida que aleteaba iba dejando brillantes gotas de sangre que formaban un camino bajo sus pies, y, aunque a parezca surrealista era lo único que en esos momentos Gibil podía ver.

Hasta que de pronto la visibilidad regresó a sus ojos y las risas malignas aumentaron su volumen, y se vio entonces en un escenario completamente opuesto al cual se encontraba anteriormente y los recientes recuerdos de la misión encomendada por Hanali pasaron a segundo plano, su mente solo tenía espacio para almacenar lo que admiraba a continuación:

Una mansión, los miembros Dherlik muertos, desparramados por todas partes con aquellas marcas en sus cuellos que Gibil tanto repudiaba.

Después una intensa quemazón invade su cuello creándole un dolor insoportable sumándole además que al revisar su cuello vería unas repugnantes huellas de colmillos marcadas en él.

-¿Duele?-Preguntó una voz familiar, y ante sus ojos se presentó Eki-Re el vampiro que anteriormente había torturado y asesinado, y además no estaba solo, trece vampiros le acompañaban y dos de ellos tomaron los brazos de Gibil y hundieron sus blancos colmillos en él causándole un dolor tan intenso que resultaba incluso ilógico, como si se estuviera quemando.



Bianca

Me encontraba en el orfanato, en mi antigua habitación conjunta, frente a la que fue mi cama. Sentía una gran nostalgia y congoja en mi alma, y así, conmovida como estaba me senté en mi cama.
Algo en mi mente me decía que no debía estar aquí, que estaba perdiendo un tiempo valioso que ahora mismo debía estar…
-No lo sé-
No recordaba nada, y poco a poco sentía que la realidad era ésta y que mi caída en el bosque era el sueño.

Todo estaba muy silencioso, y muy oscuro, era una noche sin luna. Alicaída sostuve mi libro azul el cual tanto quería, pero al abrirlo descubrí que no era un libro, si no un espejo. Me mordí el labio inferior con miedo y me asomé en él, y cuál fue mi sorpresa al no encontrar mi rostro reflejado en él, si no el rostro de mi maestra… de Demangree.
Cada movimiento, mueca o gesto que yo efectuaba, ella, la hechicera maligna, lo hacía también.

-¡No!-Exclamé soltando el espejo y quebrándolo en pedazos sobre el suelo-Yo… ¡yo jamás seré como tú!-Gemí llevándome ambas manos al cabello, entonces un sonoro ronquido se escucha a mis espaldas, y al voltearme descubro a un gigantesco troll que portaba un enorme y pesado mazo el cual iba dirigido directo a mi cráneo.

Sentí aquel efecto “deja vu” de reflexión, no obstante la situación no era la adecuada para pensar, debía correr de aquella criatura, ¡pero cómo! ¿Cómo lo haría si mis piernas no me obedecían?...




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Daithé el Mar Jun 14, 2011 4:59 am

Jacob golpeó el suelo y quedó sin sentido... aunque, mientras su mente se sumía en un profundo sueño, escuchó levemente al hada... Pero un momento después, todo desapareció... Se encontró corriendo en un claro. Corría en su forma lupus, y perseguía a una mariposa blanca que relucía.
Pensó en la razón para esta acción... pero su mente estaba en blanco. Solo había en ella trizas de los recuerdos que tenia... Intentó recordar, pero no conseguía nada... solo un par de palabras sin sentido... elemental... cazadores... bosque... nada de eso tenia sentido... Frustrado, dejo de pensar y continuó la persecución.

Al poco la mariposa se detuvo. Jacob se acercó, y vio el lugar donde se había posado... un cadáver... lo miró con mas atención... su cara... le era extrañamente familiar... entonces recordó a su padre... era el... Su mente entró en shock... muerto, estaba muerto ¿como? ¿quien? ¿por qué? Un torrente de peguntas recorrieron su cabeza. Entonces empezó a recordar... Vio sus garras penetrando en la piel de su padre... vio como su padre chillaba de dolor... Jacob sacudió su cabeza... eso no era posible, su padre siempre fue mejor luchando que el, y aunque buscó respuestas, no la encontró... Miró sus garras tintas de sangre... la cual goteaba sobre el cadáver de su padre.
Jacob lanzó un rugido cargado de ira y tristeza.

¿Pero cual era el motivo por el cual lo había matado? El cielo le dio la repuesta... su luna... Phobos. ¿Seria la razón? ¿En un momento de la noche había matado a su padre? Era la única posibilidad, su mente se lo decía, sus recuerdos lo hacían, su... no... su corazón lo negaba... algo le decía que no era posible. Jacob intentó razonar... y entonces lo vio... su padre también era un garou... en esa noche, el también se habría transformado, habría luchado con el en una de sus transformaciones... Y según tenia en sus recuerdos, había matado a su padre en su forma humana... entonces... no lo había echo en una noche de locura.

Su mente se colapsó, si no era esa la razón... ¿cual era? ¿por que motivo mataría a su padre? ¿por que?... Lleno de ira y rabia miró a la mariposa, la había seguido hasta allí... otra pregunta mas sin respuesta ¿por que?. Concentró su ira en ella y le lanzó un zarpazo para así desquitarse.

-¿Por que?-Chillo con todas sus fuerzas mientras lanzaba un zarpazo con todas sus fuerzas, y en el que cargaba todos sus sentimientos, el objetivo, la mariposa.
avatar
Daithé

Mensajes : 72
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.