Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Un paseo inesperado [Priv. Celeste Shaw]
Hoy a las 9:05 am por Celeste Shaw

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Ayer a las 4:11 pm por Balka

» Pero sin presiones eeh!
Mar Nov 21, 2017 3:21 pm por Polvoso Von Lipwig

» The Shining of a Thousand Suns (Privada)
Mar Nov 21, 2017 10:46 am por Lia Redbart

» Varok Martillo de Trueno
Mar Nov 21, 2017 12:34 am por Varok

» Reglas de Noreth
Lun Nov 20, 2017 10:56 pm por Varok

» El deber de un jefe
Lun Nov 20, 2017 5:51 pm por Bizcocho

» A Hope's Tail
Lun Nov 20, 2017 1:09 pm por Gar'Shur

» Strindgaard
Dom Nov 19, 2017 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Dom Nov 19, 2017 1:19 pm por Bizcocho

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Gotas negras de agua dulce

Página 4 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 5:01 am

El icario se sentía flotar, desnudo, en un cúmulo de nubes tan suaves como la mas refinada seda que un gusano hubiese podido tejer. Se sentía libre, limpio, puro, feliz. De pronto, todas las nubes desaparecieron, y Esgal apareció, ya vestido, en una sala.
Hacia uno y hacia el otro lado la cabeza giró, volviéndose sobre si mismo, tratándo de ver donde estaba. Era una vivienda del estilo de su raza, pero dentro de esa decoración, había algo que le resultaba terriblemente familiar, pero no supo decir el que. Se fijó entonces en dos figuras que permanecían abrazadas. Se acercó a ellas, y pudo ver que se estaban besando. Entonces vió que una de esas figuras era Nelia

Pero... ¿que?

Nelia le miró con un destello de burla en sus ojos, y dijo unas palabras que martillearon sus oidos como piedras cayendo en una campana de cristal. Sostuvo su mirada, con el corazón encogido. Fué a decir algo pero su voz se quebró. Una sola lágrima resbaló por su mejilla y se estrelló contra el suelo. Las dos figuras volvieron a besarse ante sus ojos. El icario quiso gritar, pero entonces vió una mariposa, y una llamarada azul envolvió la casa.

¡Nelia cuidado!

El icario se lanzó hacia la pareja, con el único objetivo de separar a Nelia de aquellas llamas. Aún despues de sus palabras, aún despues de no haber sido correspondido, su amor por ella seguía siendo patente. No se fijó en la mariposa que aleteaba por la sala, no se fijó siquiera en si había llamas de camino a la icaria, solo quería salvarla, aún a costa de su vida.
avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 5:04 am

¡Que alguien les calle, joder!
Pensó para sí, mientras extendía los brazos y movía casi todo el cuerpo, para asegurarse de que estaba sano y con vida. No sabía qué carajos había pasado, ni lo sabría nunca quizás. Solo… miró una mariposa en medio de tanta oscuridad, y olvidó por solo unos instantes las risas. Las calló en su mente, las ignoró por completo; lo único que sus ojos captaban era aquel aletear rojo, tan lúgubre como curios, y tan lindo como asqueroso, pues de ella caían gotas de sangre.

-¿Yo no estaba aquí, no?
preguntó en un susurro. Por un segundo, pudo recordar un bosque, grandes hojas verdes, vegetación por doquier, y luego una punzada en su cabeza le hizo olvidar todo y pensar que siempre estuvo allí; que ningún bosque había visitado más que el que rodeaba la mansión Alesth.

Luego, la mariposa se desvaneció, o desapareció entre las nuevas cosas que surgían a la vista. Todo estaba allí, todo… La mansión destruida, los Dherlik muertos y regados por el suelo. Su padre, Gibil Alesth XXVIII estaba clavado a una pared, “sujetado” por cinco espadas en distintas partes de su cuerpo. Y mientras más exploraban sus ojos, más cercano sintió el ardor en el cuello; un dolor tan insoportable y tan “teóricamente” conocido que le hizo escupir saliva e intentar dirigir su mano hacia el cuello de su atacante.

Pero no encontró a nadie, más al llevar los dedos sintió dos profundas heridas, calientes por la sangre surgiendo; aunque no era mucha sangre… Se habían tragado toda la demás…
Escupió como respuesta a la pregunta.

-¿Da asco?
No se daría por vencido tan fácil. Nunca ¡Pelearía hasta el final, pelearía hasta darle la muerte a Eki-Re y a los suyos, a todos los malditos vampiros…!
Sus pensamientos se apagaron, todo volvió a quedar a oscuras. Había caído desmayado, preferible eso, a sentir todo el dolor que los demás impuros causaban en su cuerpo…




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Daithé el Mar Jun 14, 2011 5:05 am

La alquimia, ciencia que me enseño mi madre y sin numero de profesores y maestros, arte que unía magia y ciencia para el propósito de crear los objetos mas raros, capaces de ir mas allá de la imaginación de las razas mayores, muchas veces, esta ciencia prohibida, había sido usada para destruir, solamente por la codicia de algunos hombres que no pudieron manejar aquello que no debían tocar, pero, otras personas, como mi madre, yo, y otras personas que solo son contadas con los dedos de las manos, habíaan aprendido a usarla para propósitos benéficos, pudiendo encontrar la cura a muchos males del mundo en el que vivimos.

Desde que empecé a recorrer este mundo con mis pies, o quizás incluso desde antes, pensé que era un hombre fuerte, capas te tomar sus propias decisiones y que incluso podia cambiar el rumbo de la vida de otros, y a pesar de mi corta edad, ya era la envidia de muchos eruditos y sabios, y también de muchas personas que a mi misma edad solo conocía sus pueblos y sus familias, pero a pesar de todo eso, hay algo que nada para lo que nada me pudo preparar, humana y profesionalmente, hay algo que para todo medico es uno de los sucesos mas horribles que te puede ocurrir, y es que, la muerte de un paciente, es siempre funesta, casi sin importar cuantas veces lo haya visto, ver a alguien morir es algo a lo que simplemente nadie se acostumbra nunca… nunca…

Eres un incompetente, voy a morir, y es tu culpa, ¿con qué derecho te haces llamar doctor si ni siquiera eres capaz de salvar a tu propia madre?-

La fría y dura voz que llego a mis odios me saco de golpe de los pensamientos en los que me había sumergido mientras estaba sentado en una silla al lado de la cama de mi madre, ella estaba sentada, mirándome fijamente, sujetando mi mano derecha con la poca firmeza que sus músculos podían proveer, ella estaba muriendo.

Baje la mirada, era la única reacción que podía tener, y tiempo que mi cuello se estiraba para mirar el piso, una pequeña mariposa entro a la escena, empezando a revolotear tiernamente, no me di cuenta de su presencia,
un trueno se escucho por el lugar, en situaciones normales, me hubiera erizado la piel, pero en ese momento nada me importaba, y mis peores recuerdos se agolpaban en mi mente, y se reproducían ante mis ojos cerrados como si se tratase de una mala película, y dejo que su luz iluminara el lugar, y cuando su luz se disipo, en la habitación vacía, solo ocupada por la silla y la cama, aparecieron sin numero de personas, las cuales, gemían agónicos, temiendo su encuentro con aquel ser oscuro al cual desafiaba con frecuencia, pero que aquella maldita vez no pude vencer.

-¿Qué clase de médico deja morir a sus pacientes? ¡Tú!

Retire la mano de la cama, para apoyarlas en mis rodillas, me encorve, sentía mi cuerpo frío, débil ante todos los seres infames que me rodeaban… estaba solo… sin levantar la mirada del suelo, abrí lentamente los ojos, y mire mis manos, llenas de la fría sangre de los que no había podido salvar… entre ellos mi madre…

Una pequeña lagrima se deslizo por mi mejilla, y cayo sobre la sangre seca de mis manos… apreté los puños… y perdí mi conexión con la realidad, o la que yo pensaba era la realidad
avatar
Daithé

Mensajes : 72
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 5:10 am

Jacob:

El sonido de su padre gritando por un dolor desgarrador hizo mella en sus oídos y todo a su alrededor pareció distorsionarse como si la realidad se cortase en dos, justo en el momento en que le dio un zarpazo a la mariposa blanca.
Entonces varias imágenes del presente acudieron a su mente en plan de ayuda, el rostro de Hanali-el amplio bosque-sus compañeros-Irial-las mariposas… No obstante no fue suficiente para que recuperara por completo la memoria pero le ayudó a dudar de su actual situación.

Entonces el veneno actúo con mayor fuerza para que la conciencia de Jacob no regresase, y fue así como Jacob se vio convertido en humano y por más que lo intensase no podía volver convertirse en lupus.

“Débil” Susurró una voz a la lejanía “Eres una vergüenza para los lycan, débil, débil ¡débil!”

De pronto el cadáver de su padre abrió los ojos y cogió la mano de Jacob con fuerza, sonrió con dificultad y le susurró:

-Me decepcionas hijo, nunca podrás ser un gran lycan…-

Y finalmente se desvaneció hasta quedar hecho polvo. Debajo de él estaba la mariposa blanca que postrada seguía moviendo las alas.

Esgal:

El icario siguiendo a su corazón se lanzó sobre su amada olvidándose de todo lo demás, pasando por alto las hirientes palabras de ella. A pesar de todo él estaba determinado a salvarla de las llamas azules.

Sin embargo cuando volvió a verla notó que no era ella a quien había salvado, si no a su compañero, y entonces unos llantos se hicieron oír a su espalda, y al voltearse vería a Nelia ser consumida por aquellas llamas ficticias.

-Jamás podría amar a alguien como tú-Repitió la icaria hasta que desapareció entre las llamas. Pero aquello no fue el fin, el icario al regresar la vista hacia el compañero de ella que tenía contra el suelo vería en su reemplazo a una criatura completamente diferente, sus alas eran membranosas como la de los murciélagos y su cuerpo oscuro y brillante, sus dientes largos y filosos y sus ojos rojos enormes; vería a un demonio.

Aquella criatura rugió y de un zarpazo empujó a Esgal a las llamas, ahora rojizas.
La mariposa seguía revoloteando tranquilamente hasta posarse en el hombro del demonio.

Gibil:

El humano perdió la conciencia mientras era mordido por todos los vampiros y aquella intensa quemazón recorrió todo su cuerpo hasta hacerlo despertar de dolor.

Ya no se encontraba en su mansión si no en el patio de esta, entonces, cuando el sol comenzó a asomarse por el cielo sintió que comenzaba a quemarse; sus manos se volvían cenizas lentamente.

-Has desobedecido a Juste, le has traicionado-

Afirmó su padre el cual estaba frente a él con una lanza en sus manos dirigida directamente a su corazón, pero en la punta de la lanza estaba posada la mariposa roja.

Bastian:

Otro trueno rugió con fuerza acompañado de su luz alba que iluminó por completo la sala plagada de pacientes agonizantes y la mariposa seguía revoloteando cerca del médico.

Todos los pacientes agonizantes comenzaron a levantarse de sus camillas y marcharon hacia Bastian entre pasos torpes y débiles.

Su madre dejó de sujetarle la mano ya que se había convertido en un esqueleto, frío, sin vida, y, a su lado, volaba la misma mariposa que entró por la ventana.


Bianca:

Además de encontrarme con mis piernas completamente inmóviles la criatura comenzó a crecer considerablemente de tamaño hasta que llegué a sentirme del porte de una hormiga, y no sólo eso, la cama y la habitación habían acompañado su crecimiento…

A menos que…

¡Hubiera empequeñecido! Aquella absurda idea hizo despertar el entumecimiento de mis piernas y pude comenzar a correr lo más rápido que mis pequeñas piernecitas me permitían. No obstante la criatura era enorme y estaba segura que le bastaba sólo un pisotón para que acabara conmigo.

Entonces decidí pasar por una pequeño agujero de ratones hasta perder de vista a la criatura, pero una voz familiar a mis espaldas me hizo cambiar de opinión:

Desconocido: Pensé que ya no quedaba nadie aquí, jeje, ven te llevaré a un lugar seguro-

Pero esas palabras no pertenecían a la misma persona de quien las había escuchado hace años, no, y al voltearse no vio al chico pelirrojo que hace muchos años la salvo de la amenazada de un troll. Mi mirada se encontró con algo mucho mejor.

-¡Edgar!-Exclamé a viva voz con los ojos llorosos y corriendo hacia quien era mi amor platónico me dispuse a abrazarlo pero bastó sólo un pestañeo para que él desapareciera y fuera reemplazado por otro personaje.

-Tía Juliet-Balbuceé con timidez miedo sintiéndome nuevamente una niña pequeña. La antigua maestra del orfanato me tomó del cabello y me lanzó contra el suelo con rudeza.

-No eres más que una aberración oscura y diabólica, tu trajiste desgracia a nuestra aldea, criatura maldita-Exclamó la mujer tal y como lo hacía cuando yo era una niña, entonces una mariposa que surgió de la nada comenzó a bailar burlonamente alrededor mío.

-Mariposas… las he visto antes-murmuré alargando la mano hacia ella ignorando las palabras de la tía Juliet la cual seguía amedrentándome con insultos.

-Bianca detente-Ordenó ahora otra voz, anciana y cansada la cual no me costó reconocer-Me avergüenzo mucho querida mía de haberte salvado la vida esa noche…-

-Abuela Daniel-Dije sintiéndome desarmada-¿por qué dices esas cosas?

-Porque te odio, por tu culpa muchos niños murieron en otoño, por aliarte con esa bruja de Demangree nos trajiste la perdición… Pero es culpa mía, debí seguir los consejos de Juliet, no eres más que una criatura demoniaca-

-¡Mentira!-Grité estallando en lágrimas y siguiendo un impulso, similar a una corazonada tomé con mi derecha a la mariposa que volaba a mí alrededor. Y a medida que la comprimía en mi mano los recuerdos del río de plata acudían como torbellino a mi conciencia. Pero la abuela Daniel me sujeto de la mano haciendo que soltase a la mariposa la cual se escapó completamente ilesa. Miré a mi abuela y por primera vez descubrí la verdad.

-No, tú me quieres, lo sé-Susurré y la abracé. Entonces ella desapareció, no obstante seguía en aquella pesadilla. Me levanté y al escuchar voces provenientes del túnel de ratones decidí caminar hasta allá…

TODOS:

Bianca llegó a una amplia habitación completamente vacía a excepción de una cama y una persona frente a ella que, debido a tener de vuelta sus recuerdos, no le costó reconocer.

-¡Bastian!-gritó a todo pulmón corriendo hacia él, no obstante seguía manteniendo el tamaño de un hada así que su voz no se escuchó como quería.
Vio que Bastian movía los brazos como si luchara contra oponentes invisible ya que, nadie podía ver las pesadillas de los otros.

-¡Bastian despierta! ¡Todo esto es una pesadilla causada por las mariposas! ¡Tómala allí está!-Gritó cuando se hubo encontrado a unos escasos centímetros de él, pero la mariposa blanca al verla descendió y se lanzó contra ella empujándola contra el suelo de madera. ¡Aquella mariposa para Bianca era gigante!

Y, en esa misma sala, una puerta entre abierta dejaba vislumbrar al icario que intentaba liberarse de unas llamas ficticias y de aquel demonio que lo atacaba. Si Bastian o Esgal atinaban a coger la mariposa podrían verse a través de la puerta.

La lluvia caía estrepitosamente allá afuera, o al menos ese era el escenario que presentaba aquella falsa ventana, pues al abrirla se observaría a Jacob y a Gibil que sufrían un tormento no visible para los otros.

Jacob al haber tocado la mariposa tenía cierta ventaja para regresar a la realidad, y si lograba su cometido podría ver a Gibil que sufría el martirio del sol como si fuese un vampiro, y si este último lograba tomar la mariposa probablemente vería al lycan convertido en humano.
avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 5:13 am

Deje de sentir la ligera presión que ejercían los dedos de mi madre, pero no solo eso, sentí una extraño movimiento que provenía desde el interior de sus músculos, como si estos se contrajeran y se desvanecieran en el aire, otra gota se dejo caer en mis manos, humedeciendo un poco de la sangre seca que había en ella, y mire hacia arriba, levantando la mirada suave y de forma poco confortante, abrí los ojos, y me di cuenta de la terrible verdad… mi madre había muerto en mis manos, y su piel y carne había desaparecido dejando al descubierto el hueso blanquecino.

Por el sobresalto de aquella imagen dantesca, me silla se fue hacia atrás, debido a que mis piernas se tensionaron y la empujaron, la silla callo hacia atrás y yo quede de lado, ya que oportunamente di una cómica pirueta en el aire y quede tirado boca abajo, apoyado en mis manos y rodillas, otro trueno, se dejo escuchar, iluminando con su tétrica luz el lugar, y haciendo que los ya agonizantes gemidos de los muertos se intensificaran, y que de hecho algunos se levantaran y empezaran a caminar cruelmente hacia mi.

Me levante como pude, levemente torpe y presuroso, ya que, pese a que no quería aceptarlo, tenia miedo, así es, tenia miedo…

Estaba de pie, me sentía desnudo frente a aquellos seres espantosos, llenos de heridas o enfermos con algunas de las plagas mas mortíferas que había visto, levante las manos y las dirigí hacia ellos, - los puedo, salvar… solo están enfermos, denme tiempo para curarlos, yo los puedo ayudar – pero sin importar mis promesas y juramentos, estos seres no parecían detenerse ante nada, solo avanzaban con pasos, débiles y frágiles pero extrañamente repulsivos.

Entonces sentí, algo extraño, como si se tratase de algo exterior a la realidad, o la que yo pensaba era la realidad, alguien me llamaba, era una voz tenue, casi imperceptible, pero que yo escuche con claridad, como si mi aquella voz procediera desde poco centímetros a mis oídos, y entonces lo vi., casi como una epifanía, una mariposa que orbitaba mi alrededor, algo no encajaba de forma correcta.

La despierta mente del joven medico se dio cuenta de la verdad, que hacia una mariposa, en invierno, en aquel sitio… la extraña voz que parecía transmitirse a su mente, y los insultos de su madre hacia el, otrora una madre cariñosa hasta el ultimo momento… LA mariposa, esa era la respuesta… si es que aquella tenia una situación, el insecto debía serlo, las enfermas y agónicas personas se dispusieron a lanzarse sobre el medico, pero este con un movimiento de manos, trato de atrapar a la mariposa, a la vez que el primero de la fila de los seres desdichados, se abalanzaba sobre el, embistiéndolo




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Daithé el Mar Jun 14, 2011 5:14 am

El icario no se paró a pensar por que las llamas no le abrasaban los pies. De haber estado mas tranquilo, posiblemente se hubiese dado cuenta que aquel mundo no era real, pero el veneno de las mariposas intoxicaba su organismo a niveles alarmantes. Cuando solo un paso le separaba de su objetivo, dio un salto para echar cuerpo a tierra a su amada, a un lugar seguro. No solo no lo consiguió, si no que salvó a aquel a quien odiaba en sus mas profundos pensamientos.
Se dio la vuelta para ver como Nelia se iba consumiendo poco a poco, devorada por las llamas

¡Nelia! NOOOOO

El icario cayó de rodillas, al ver que no había esperanza de salvarla ya. Enterró la cara entre las manos, y comenzó a llorar.
Al dolor de no haber sido correspondido se agregó entonces el verla morir otra vez... ¿otra vez? ¿como que otra vez? El icario parpadeó, algo extrañado. Creia recordar que Nelia ya estaba muerta... ¿entonces que estaba pasando? ¿por que la veía arder hasta no quedar mas que polvo?.
En medio de su paranoia, escuchó una especie de crujido. Se dio la vuelta, y vio como el compañero de Nelia se transformaba. El cabello se replegó sobre su craneo, del que nacieron cuernos, toda su piel se volvió grisácea, y las alas perdieron sus plumas, y se deformaron hasta ser membranosas, como de murciélago.

El icario se quedó estupefacto. Ante el tenía uno de los demonios que le aterrorizaban en sueños cuando era niño... y cuando era adulto desde que mató por error a su amada. Se quedó paralizado de miedo mientras el demonio comenzaba a levantarse, en toda su altura y poderío. Entonces el demonio extendió las alas a la vez que abría sus brazos, con un rugido estremecedor, y se prendió fuego en toda su totalidad. Las llamas de la casa se tornaron color rubí, y el demonio, con una risa gutural, se lanzó sobre el.

Esgal recibió el impacto del ser demoníaco en todo el pecho, y salió propulsado hacia atrás, cayendo sobre un monton de brasas encendidas. Se levantó como pudo, sin darse cuenta que el dolor no se hacía presente en aquella ilusión, y desenvainó su estoque por precaución. Examinó a su enemigo, tratando de contener el temblor que poseía a sus rodillas. Vio entonces como una mariposa revoloteaba, y se posaba sobre el llameante hombro del demonio, sin resultar herida. Con un extraño presentimiento, el icario se lanzó a la desesperada contra el demonio, apuntando su cuchillada al hombro de este.
avatar
Daithé

Mensajes : 72
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 5:18 am

“Quería” convulsionar; sentía cada músculo contraerse y volver a tensarse, en incontables ocasiones y de innarrable forma. Sentía dolor por doquier, era raro que alguna parte de su cuerpo no lo sintiera. Era todo un martirio, sentir la sangre hirviendo, el corazón más lento, la ausencia de cansancio y aquel jodido dolor provocado por las fuertes llamaradas que despedía el sol.

Antes de ese día no sintió el calor inminente que desprendía el sol. Hasta ahora se daba cuenta de lo engañado que estaba; el sol era su enemigo, y el sol le provocaba la muerte y los incontables dolores que sentía.

Logró mirarse, pero su piel estaba siendo “achicharrada” por los rayos incandescentes, tan fuertes y tan duros que era imposible que cosa alguna pudiera sobrevivir a ellos. De cada poro de su piel, de cada parte de su cuerpo, se miraba vapor surgiendo, y aunque la piel se le caía y se mostraban los tejidos y la carne roja, no había sangre. No lo pudo explicar –ni pensaba en explicarlo en aquel momento- pero era algo realmente raro. No vio sangre por ningún lado, ni aquí ni allá.

Entonces fue cuando, subiendo la cara vio a Gibil XXVIII, quien se jactaba de ser su padre. Él le reprochaba por desobedecer a Juste, incluso por traicionarle.
No entendió ni una palabra ¡Él era fiel a Juste! ¡Cada batalla, cada guerra y cada viaje lo encomendaba a él y a la salvación de la raza humana! ¡Cada que tomaba sus armas lo hacía en nombre de Juste! ¡Cada vez que alzaba la voz para vengar a los vampiros, era en nombre de Juste mismo! ¡Cada vez que…!

Entendió.
Comprendió dos cosas: La primera, él era un jodido vampiro. Por eso el sol ahora era una tortura, cuando antes lo había visto como un salvador. Seguramente ahora conjurar Luz Solar lo calcinaría demasiado rápido.

La segunda era un acto lógico: Recordó todos esos viajes; cada pelea que libraba él mismo. Recordó las guerras en que había sido herido, y los vampiros que él había matado. Y todos estos actos fueron hechos después de la eliminación de los Dherlik. Entonces esto… No era algo real.

Gibil sonrió, aún sintiendo todo ese dolor y casi convulsionando.
-Ya te… vi… morir una… vez.
Le dijo amenazante, mientras acercaba su mano hacia el filo de la lanza.
avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 5:21 am

Su garra dio con la mariposa, y fue como si aquello hiciese salir el sol tras las nubes, su mente se abrió y un montón de imágenes y recuerdos entraron... Recordó a una mujer... una elemental... en un extraño bosque... un hada que les condujo... hasta un profundo lugar... y unas... mariposas volaban... ¡mariposas!
¡Eso era! Las mariposas... empezó a razonar, y a dudar de aquel lugar... Estaba seguro de que aquello no podía ser cierto... algo no cuadraba y lo descubriría.
Entonces notó su cuerpo encoger... el pelo reducir... ¡Estaba regresando a su forma humana! pero... el no lo hacia... una fuerza superior lo volqueaba. y entonces una voz rompió el silencio... su padre... pero... estaba muerto... Notó algo que le cogía...

-¡Calla! ¡Lo seré! No me lo podrás impedir... esto... esto no es real...-La cabeza de Jacob empezaba a trabajar para buscar una explicación...

El cuerpo de su padre se convirtió en polvo... Jacob razonó sobre lo que ocurría... no era real, era ilógico. Esa mariposa... al tocarla había recordado... y luego todo cambió... su padre resucitó... otra cosa mas que no encajaba...
Miró la mariposa, que estaba donde el cuerpo de su padre había estado. Sacó su daga, dispuesto a clavarla en la mariposa... no era débil ¡No! y una mariposa no conseguiría engañarle...
Pero justo cuando iba a clavarla... Se le ocurrió que si la mataba tal vez no saldría nunca de aquello... dudó un momento, y guardó su daga. Después con cuidado agarró la mariposa y cerro su mano.
Había recordado al tocarla... tal vez se repitiese... y si debía destruirla, siempre podría cerrar su mano para acabar con ella...




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 5:22 am

Bianca retrocedió alarmada por la mariposa que se lanzaba sobre ella, pero Bastian con su “gigantesca” mano la agarró desapareciendo al instante, y lo mismo ocurrió con Jacob y con Gibil que agarraron al insecto en vez de matarlo.

No obstante Esgal había eliminado a su mariposa por lo cual su única salida hacia el mundo de la realidad se había esfumado. Y Bianca estaba en una situación similar, ya que, debido a su reducido tamaño no podía coger a su mariposa, es más, no le convenía encontrarse con ella ya que seguramente le atacaría.

El caza vampiros, el médico y el licántropo despertaron de súbito sintiendo que el corazón se les escapaba del pecho, estaban sudados y muy agotados, como si no hubieran descansado absolutamente nada a lo largo de toda la pesadilla. Se encontraban, por supuesto, en el interior del bosque solo que la noche había acaecido y la intensa bruma envolvía a los árboles otorgándoles un aura de misterio.

No había rastro de las mariposas y mucho menos del hada, sólo se encontraba Bianca y Esgal profundamente dormidos por las pesadillas causadas por el somnífero y con serios riesgos de no volver a despertar. Jamás.

La joven hechicera se sobrepuso a duras penas del susto que acababa de experimentar y caminando a pasos cortísimos por la habitación divisó un color rojo intenso que sobresalía de una puerta que se encontraba entre abierta. La muchacha tragó saliva y dudo en seguir avanzando, pero de pronto es empujada con rudeza por una mariposa de tonalidad amarilla haciendo que cayese de bruces al suelo.

Esgal se encontraba en una situación muy desfavorable, no sólo había perdido su pasaje de regreso al mundo real si no que se encontraba alrededor de un círculo de fuego y además frente a una peligrosa criatura, pero aquello no era todo, poco a poco el fuego comenzó a quemar y asfixiar de verdad.

Bianca se levantó torpemente y se giró en dirección a la inmensa mariposa que aleteaba sus alas como si tomase impulso para volver a lanzarse hacia ella. Lo primero que pasó por la mente de la hechicera fue correr, ¡correr lo más rápido que pudiera para evitar que la mariposa le atrapase!

-“Siempre así”-Cruzó por la mente de Bianca provocando que desechara de inmediato aquella idea. Siempre corría del peligro, lo evitaba y se escondía de él, pero aquello debía acabar, y ahora.

La muchacha miró a la mariposa con altivez y espero que se lanzara a por ella, estaba segura que la derrumbaría nuevamente contra el piso. Pero eso no importaba. Quería demostrar que tenía valor, que podía enfrentar sola los peligros de la vida y que era capaz de vencer cualquier obstáculo y adversidad con tan sólo proponérselo.
Se preparó, y antes de que la mariposa la arroyara saltó sobre ella sintiendo sus delicadas alas en sus manos. Entonces comenzó a despertar, pero un ruido evitó tal ascenso, si no se equivocaba era la voz de Esgal, el cual estaba siendo atacado por aquel demonio de sus pesadillas, y Bianca no podía dejarlo a su suerte, sentía que debía ayudarlo. Asimismo se percató que había regresado a su tamaño original y que tenía a la mariposa entre sus manos, por lo tanto comenzó a correr a toda velocidad y abrió de golpe la puerta aquella sintiendo que se asfixiaba ante tanto humo negro, y tosió un par de veces sintiendo que sus ojos se agolpaban de lágrimas. Pero allí, entre el imparable incendio se encontraba Esgal el cual recibía un duro latigazo de la mano de aquel demonio. Bianca no podía mirar al demonio pero le bastaba con ver la reacción del icario para darse cuenta de que sufría en demasía.

-¡Esgaaaal!-gritó histérica entreabriendo los dedos de las manos dejando ver unas suaves alas amarillas pertenecientes a una mariposa.

Si Esgal lograba llegar hasta ella y tocar al insecto, ambos despertarían.
avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 5:30 am

Su mano se cerró sobre la mariposa, y un instante después se incorporó súbitamente, el corazón le lata fuertemente en el pecho a gran velocidad, grandes gotas de sudor les recorrían la cabeza, y se sentía sumamente cansado, como si hubiese echo un montón de ejercicio.
Miró a su alrededor... Estaban en el bosque, pero las mariposas habían desaparecido, y en su lugar una misteriosa niebla invadía toda la zona.

Ahora lo recordaba todo... Esa hada los había traído hacia allí... y las mariposas los habían adormecido... esa hada antes de irse había dicho algo... no recordaba sus palabras exactas, pues estaba aturdido por las mariposas, pero había entendido que los había traído para deshacerse de ellos porque echarían a perder el plan de su ama... ¿Su ama?
Algo no cuadraba... pero le daba igual, esa hada se enteraría.

-¿Donde demonios está esa hada bastarda?-Dijo Jacob e vos alta, aunque no demasiada, pues sabia que e esa niebla una criatura peligrosa podría estar acechando, y no quería llamar la atención en exceso.

Entonces se fijó en los demás... habían despertado todos, a excepción de Bianca y Esgal.
Súbitamente el corazón se le aceleró aun más, se levantó y corrió hacia donde Esgal descansaba, y comenzó a sacudirle.

-¡Esgal! ¡Despierta! ¡Es solo una pesadilla! ¡No es real!-ijo Jacob mientras le sacudía, intentando despertarlo, aunque, en el fondo, sabia que no serviría de mucho, debía atrapar a su mariposa...-¡Esgal! ¡Coge tu mariposa!

Jacob sentía un dolor en el peco, Jacob se había ofendido cuando Esgal le ignoró, pero aun así le había cogido aprecio al icario, y no podía imaginarse que se quedase dormido eternamente solo por unas mariposas.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.