Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Un paseo inesperado [Priv. Celeste Shaw]
Hoy a las 9:05 am por Celeste Shaw

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Ayer a las 4:11 pm por Balka

» Pero sin presiones eeh!
Mar Nov 21, 2017 3:21 pm por Polvoso Von Lipwig

» The Shining of a Thousand Suns (Privada)
Mar Nov 21, 2017 10:46 am por Lia Redbart

» Varok Martillo de Trueno
Mar Nov 21, 2017 12:34 am por Varok

» Reglas de Noreth
Lun Nov 20, 2017 10:56 pm por Varok

» El deber de un jefe
Lun Nov 20, 2017 5:51 pm por Bizcocho

» A Hope's Tail
Lun Nov 20, 2017 1:09 pm por Gar'Shur

» Strindgaard
Dom Nov 19, 2017 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Dom Nov 19, 2017 1:19 pm por Bizcocho

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Gotas negras de agua dulce

Página 7 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 6:24 am

Mientras Jacob dejaba el arco en el suelo consiguió escuchar un grito de dolor procedente del hombre de la ballesta, y sonrió sádicamente, su flecha había acertado, no había sido letal, pero tampoco apuntó demasiado, así que fue un disparo acertado.
Mientras Jacob se transformaba los hombres se acercaron, pero al ver la impresionante transformación de Jacob se lo pensaron dos veces antes de atracarle. Jacob aprovechó ese momento de duda para asestar un potente zarpazo al hombre que tenia mas cerca, intentando así que se alejara. Aunque al final acabó rodeado

Pero cuando estaba preparándose para el segundo golpe un ave silbó por el aire, Jacob desvió la mirada, y vio como se posaba delante de una mujer alta, que portaba un arco y un carcaj con bastantes flechas, una armadura que le cubría algunas zonas de su cuerpo, y al acercarse dejó caer algo en el suelo. Tras aquella aparición comenzó a hablar, al parecer, reprendía al ballestero, advirtiéndole de que la próxima vez no le salvaría, y después se disculpó con el grupo. Esgal no pareció importarle mucho las disculpas, y, lo cierto es que no convenció demasiado a Jacob.

Después Leika les preguntó si podría hacer algo para que les perdonasen, Esgal sugirió que les llevasen al pueblo para sanar sus heridas, y que después explicarían los motivos de que se encontrasen en aquel bosque.

-Coincido con el icario... Si queréis el perdón nos agradaría poder recibir ayuda medica...Dijo Jacob observando su pata derecha, la sangre salía continuamente, y su pelaje se tornaba pegajoso, además sentía un fuerte dolor en la herida.

Jacob avanzó un par de pasos, para acercarse a los demás, apenas podía caminar sin sentir aquella punzada de dolor... Auque había estado en situaciones peores, supuso que podría caminar bastante distancia. Pensó en volver a su forma humana, pero tantas transformaciones continuadas le empezaban a agotar, prefería mantenerse por el momento en una forma concreta.

avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 6:27 am

Lo sabia, mi flecha seria certera en su blanco, pensé victorioso al darme cuenta que mi saeta iba por el camino correcto, pero algo evito que impactase, no lo logre notar al principio, pero luego vi a un ave, un águila blanca para ser concreto, la cual dejo caer mi flecha al suelo, siendo esta inofensiva, pero no pude ver en un principio a quien había detenido mi ataque.

Cargue otra flecha y me dispuse a disparar, pero una mujer, bastante bonita, se acerco a mi objetivo, este bajo la mirada como si su madre le estuviera regañando, y preste atención a lo que se dijo a continuación, esperando que este nuevo acontecimiento pudiera serme de ayuda… terminada la conversación, note como es que los matones se retiraban y el ballestero quedaba mudo y bastante enojado, merecido lo tenia.

Me asome de entre los arbustos, a tiempo que daba un silbido y Baldur no tardaba en aparecer a mi lado y empezar a seguirme por donde caminase, la luz del sol llego hasta mis ojos y pestañee levemente para acostumbrarme a la falta de oscuridad de entre los árboles, y mire a mi alrededor, los demás viajeros que me acompañaban, habían resultado heridos de variada gravedad, y de hecho, el icario se mostró bastante enojado en contra de la tal Laika, y bueno, era entendible, su ala estaba gravemente dañada, además, era apoyado por el licántropo.

Mire a mi equipo, la chica no me agradaba para nada y me parecía que podía estar ocultando algo, lo mejor seria probar a ver que era lo que ocurría –mi lady, si desea compensarnos de algún modo, podría ofrecernos refugio y atención medica, por mi mismo no soy capaz de curarlos a todos aquí- luego desvíe la mirada, Bianca y yo éramos los únicos ilesos, en parte gracias a ella, pero por ahora no era tiempo de palmar espaldas, me acerque a Esgal, mientras caminaba, de entre mi mochila extraje un vendaje y lo arroje a Jacob diciendo –tapa tu herida, no querrás desangrarte- al llegar a Esgal, mire su ala herida atentamente, la mirada bastante seria mientras hacia memoria acerca de los diagramas de alas que había estudiado con detenimiento cuando era mas pequeño, -Esgal,¿ me permites tu ala un momento, creo poder ayudarte?- mientras esperaba su respuesta, desvíe fugazmente la mirada a Bianca y al viejo, el cual ya empezaba a recuperarse, desde donde estaba, le dije –Que no se quite las flechas, evitan que se desangre-, luego volví a centrar la mirada en el ala del icario, su herida era preocupante, sanaría demasiado lento, había perdido mucha sangre… y si no era atendido pronto, para su pesar, la habilidad de volar…permanentemente




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 6:31 am

Luz… y oscuridad. Todo en un segundo, con tanta rapidez, tan… todo… Joder. Parecía que la edad ya le pesaba, o que todo ese momento se había juntado para hacer de él la burla de un “grupo” en que nadie conocía a nadie. Bueno, ahí se esfumaban las ideas de conseguir un nuevo Dherlik y de mostrar sus habilidades. Todo… todo se esfumaba, incluso un poco de su propia vida.

Sus ojos fueron borrosos cuando conjuró Estule, y al hacer Lithi… realmente cayó sin conciencia. Golpeando el suelo, seguramente. No supo más. Nada de nada, bueno… de la realidad más bien.

Apenas cerrar los ojos, regresó su mente para crearle imágenes quizás ficticias. Vio entre su pensamiento la mansión Dherlik, o Alesth más bien. Como la había dejado, sin nadie dentro, con polvo y todo oscuro. Abrió la puerta, como si en realidad estuviese ahí, y al entrar… contempló a Alesth XXVIII sobre un sofá, con los dedos entrelazados soportando su barbilla, con guantes de cuero oscuro en las manos, y con su pulcro traje blanco. Mirándolo con ira, con tanta ira…
-Eres, sin equivocarme, la persona más estúpida del mundo. Sucumbiste ante un engaño. Idiota. Y sucumbiste ante un simple tirador. Te caíste en batalla, y seguro que le diste pena a tus soldados… Espera… Ni siquiera son tus soldados. ¡Eres realmente idiota! Y ni pienses que esto es un sueño, no tienes la suerte de verme en ellos, imbécil. Esto es por Eluth. Le pedí conservar mi espíritu por un tiempo más. Ya… te enterarás de qué hablo. Por ahora, imbécil, necesitas sólo saber esto: Eres la persona más idiota del mundo.

De pronto, se puso en pie, alcanzó a Gibil… y le golpeó la frente con fuerza, haciéndolo trastabillar y caer de espaldas; humillándolo incluso mientras estaba semimuerto. Humillándolo como siempre… Como siempre… Como… Siempre…

-El…i…dio…ta…e…res… -abrió los ojos con rapidez, recordando su posición, y… soltó un grito desgarrador cuando todo el dolor se apoderó de su cuerpo.

-¡Cargarte al arquero, mátalo y me lo pensaré! –Gritó sin poder moverse, solo mirando el cielo. De cierta manera se lo había ganado, pero… Eso no quitaba que pudiera estar enojado ¡y lo estaba!
avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 6:32 am

La mujer de altivo desplante observó a los presentes que respondían a su pregunta. Su plan estaba funcionando a la perfección, si no se equivocaba aquellos forasteros venían desde el río de plata, por lo tanto, lo más seguro es que trataron con la dama Hanali, aquella elemental... no hacía más que causarle problemas, a ella y a todo su equipo. Laika suspiró, no importaba, le daría caza a esa criatura, solo era cuestión de tiempo.

-Sí, el pueblo posee curanderos eficientes-Contestó en voz alta mirando al equipo-Y no, no mataré a Barlam, soy cazadora, no asesina, pero me encargaré de que reciba su merecido castigo. Además les entregaré refugio temporal, comida y medicamentos... o sea, todo lo que esté a mi alcance, pero no mataré a ninguno de los míos, ¿lo toman o lo dejan?-Preguntó tajante para luego llevarse dos dedos a los labios y proferir un fuerte silbido que alertó a sus compañeros en la otra orilla, estos descendieron ágilmente por la pendiente para luego escalar la otra cuesta y llegar hasta los pies de Laika.

-El pueblo no queda muy lejos, pero, me gustaría saber el motivo de vuestra visita ya que como les mencioné anteriormente no estamos acostumbrados a recibir forasteros, los que llegan aquí generalmente son ladrones y piratas-

Bianca en tanto ayudaba a levantar a Gibil sin poder evitar observar horrorizada las múltiples heridas que este presentaba, además sus lamentos y ataques de rabia la ponían más nerviosa de lo que ya estaba. La mujer seguía hablando y algo logró la pequeña captar de sus palabras. No le parecía una mala persona, al menos su apariencia no era para nada tosca como la del sujeto de la ballesta. Pero una palabra mencionada por ella quedó levitando en su mente.

-Cazadora...-murmuró recordando las palabras de Hanali. Tragó saliva, no deseaba eliminar a nadie, y mucho menos a esa mujer que se mostraba amable y preocupada por lo que acontecía, no, ella no merecía un final de esa índole, aunque claro, para Bianca: ningún ser humano merecía la muerte. Entonces con la finalidad de resolver el problema de la forma más diplomática posible decidió informarle acerca de la elemental, ¿y quién sabe?, tal vez ella encontrase una resolución favorable a aquel conflicto.

-Seño...señorita-Vaciló mirándola de reojo, ahora que la miraba directamente notó que había algo en sus ojos que no le gustaba, le perturbaba, ¿a qué se debería?, sólo sabía que era una mirada salvaje y peligrosa.
-Señorita nosotros venimos de parte de la dama Hanali, la elemental de los ríos, la cual nos solicitó buscar información acerca de un problema que le acecha-

-Continua-Pidió Leika mostrándose interesada.

-Vera-Comenzó Bianca-Unos cazadores extranjeros están ensuciando los ríos y cazan animales en e exceso dañando de sobremanera la fauna y la flora, además las personas del pueblo se ven amenazados por eso y…-

-Te entiendo, quizá nosotros tenemos cierta culpa -Admitió la cazadora sorprendiendo a Bianca la cual pestañeó desconcertada sintiendo cierta desconfianza hacia aquella mujer que, segundos antes, había entregado su confianza.

-Pero no es así, realmente-Agregó Leika con su voz grave antes que cualquiera alcanzara a objetar algo-Desde antes que llegáramos, este pueblo ya estaba muerto, la tierra nunca fue buena para cultivar por lo cual la mayoría de los habitantes se dedicaban a la pesca pero los pueblos más cercanos estaban a días de distancia y por ello el comercio a través de caminos les resultaba inútil con alimentos como esos, y como podrán suponer no tienen dinero para comprar o crear barcos mercantes sumándole además que sus divinidades les prohíben dañar el bosque el cual es rico en recursos…, como ya habrán comprobado-Suspiró-Nosotros le trajimos vida a este pueblo, un gran porcentaje de nuestras exportaciones van para él, si no fuera por nosotros esos habitantes permanecerían en hambruna.

-Pero…-Titubeó Bianca-Ella nos dijo que ustedes molestaban al pueblo y los amenazaban constantemente…-

-¿Eso dijo?-Inquirió fingiéndose ofendida con excelente destreza-Ella se equivoca completamente, quizá su especie le impide comprender las necesidades humanas-Se encoge de hombros y da un paso adelante-Pero, a pesar de todo, le entiendo de alguna manera, sea cual sea nuestros motivos no es excusa para el daño que le estamos causando al bosque-Avanza olvidando su arco y sus flechas en el suelo-Niña, llévame hacia ella e intentaré convencerla para solucionar este problema de la mejor manera posible, ¿qué te parece?-

Bianca se quedó en silencio momentáneamente olvidándose por completo de sus compañeros que de seguro estarían opinando algo en ese momento.
-Está bien, yo te llevaré a ella-decide luego de un rato-Pero creo que mis compañeros están muy heridos y deberían ser atendidos primero...-

-No te preocupes por eso, Barlam y los demás los llevarán al pueblo-Interrumpió mientras descendía con rapidez con la intención de llegar hacia Bianca-Estoy completamente desarmada y mis compañeros se encuentran del otro lado, y no bajaran.
Mis intenciones hacia la elemental son de las mejores, ¿ahora me crees pequeña?-Preguntó mirando a Bianca directamente a los ojos la cual por más que lo intentó no pudo desviar la mirada de ella y sintiendo una repentina estima hacia Laika como si estuviera cargada carisma caminó hacia ella y asintió en silencio.

Ambas cruzaron el peñasco que las conducía hacia el otro lado, de regreso hacia la elemental, Bianca caminó en silencio al igual que Laika sumergiéndose en la frondosidad del camino que anteriormente tuvo que recorrer. Y en ese mismo instante el ave de Laika cruzó el cielo y las siguió desde la altura.

----------------------------

Barlam acarició su barbilla y cuando su jefa junto con la niña se hubieron perdido de vista comenzó a reír con sorna.
-Ahora esa ilusa morirá y ese espectro llamado Hanali será nuestro al fin-Levantó una mano y apuntó a los forasteros.
-¡A ellos muchachos!-

Y sus compañeros obedecieron.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Bastian el Mar Jun 14, 2011 6:34 am

Jacob miraba atento la situación, Gibil estaba inconsciente...Bianca hablaba con la mujer, Esgal seguía envuelto en su rabia... Entonces Bastian le pasó un vendaje... Jacob lo miró, como si esperase a que se pusiese solo... si quería tapar su herida, debería retomar su forma humana, pero eso lo debilitaría mas, y, no estaba en situación de estar débil... no confiaba en aquella panda... ¿Les atacaban? ¿Les herían? y cuando al fin consiguen debilitarlos... ¿se rinden? ¿alegan que fue un error? Jacob no se lo tragaba... era demasiado extraño... Mas bien que unas disculpa parecía ser que intentaban salvar sus vidas...
Jacob tomó el vendaje con la boca, y empezó a intentar colocarlo torpemente, sus garras no estaban preparadas para eso.. Tras varios intentos, consiguió que la venda se quedase fija, y entonces miró a su alrededor... Bianca conducía a la cazadora por donde habían venido ¿para que? había estado tan pendiente de su torpe curación que no escuchó lo sucedido.
Jacob miró a Bastian, el cual atendía a Gibil y Esgal, los mas heridos, Jacob sabia que su herida no era demasiado grave, y que se curaría rápido, así que sabia que era mejor que atendiese a los demás... Se fió mas en Bastian... había algo que le resultaba extrañamente familiar en el... Se acercó lentamente a él, y miró como atendía al icario... Tras observarle breves instantes empezó a recordar unas imágenes...
Un claro nevado en los bosques de Drasnia... Un joven elfo asustado... y... un chico humano mirándoles... ese chico se parecía... tenia bastantes rasgos similares a...

-¡Bastian!-Dijo Jacob sorprendido.-Bastian... ¿has estado alguna vez en los bosques de Drasnia?-Dijo Jacob intentando acordarse mas de ese día... no recordaba mucho... solo que ese día fue casi una pesadilla, habían pasado ya 10 años... y siempre intentó olvidar lo sucedido allí... pero ahora quería recuperar aquellos recuerdos.

Pero entonces, el ballestero y sus compañeros reemprendieron el ataque... Jacob lo había esperado, se puso en posición defensiva, esperando que alguno se le acercase para darle un zarpazo en cuanto estuviese a distancia.

avatar
Bastian

Mensajes : 135
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 10:29 pm

Esgal resopló de furia, ¿Iba a ser tan fácil? No acababa de convencerle… pero con el ala así, no le quedaba otra que confiar en ellos. Escuchó una voz a sus espaldas, y se dio la vuelta. Era Bastian, que le pedía su ala para examinarla. Aunque se mostró reacio al principio, al final el icario le permitió aproximarse. Quiso extender el ala, pero un calambre recorrió el miembro entero.

Que sea rápido…


Apretó los dientes cuando el humano apartó las plumas para ver mejor la herida, y de haber tenido el ala sana, posiblemente le hubiese golpeado con ella del acto reflejo. Tratando de distraerse, escuchó lo que decía su compañera. Asique estos eran los que Hanali les había dicho… Y ahora sabían que iban de parte de la elemental… Escuchó un ruido de exasperación a sus espaldas, y giró la cabeza para mirar a Bastian. La expresión de su cara no le gustó

¿Qué ocurre? ¿Es muy grave?


No tuvo tiempo de preguntar mas, por que vió como Bianca abandonaba la escena, seguida de ¿Maika? Bueno, como se llamase. ¿Adonde iba? ¿Sola? Quiso seguirla, pero en ese estado no podría llegar muy lejos a menos que le acompañasen, y el anciano no estaba en condiciones de acompañar a nadie. Tuvo que resignarse, y dejó caer los hombros mientras Bastian seguía a su lado.

¿Tiene cura…? Comienza a preocuparme que no digas nada todavía…


Entonces el ballestero y sus muchachos se lanzaron de nuevo contra ellos. Esgal tardó unos segundos en reaccionar, pero esta vez no vaciló. Tomó su ballesta, la tensó lo mas rápido que pudo, y disparó hacia el cuello del ballestero. Se guardó la ballesta, y desenfundó su estoque, dispuesto a vender cara su vida. Entonces cayó en la cuenta de algo… Si los bandidos los estaban atacando… y Bianca se había ido con su lider… ¿Corría peligro la muchacha también? Esgal se dio la vuelta, y corrió en la dirección en la que se habían ido las dos mujeres. Gritó por encima del hombro a sus compañeros

¡Bianca puede estar en peligro! ¡Voy en su ayuda, quedaros con Nibil vosotros!


Tras unos minutos corriendo, tuvo que detenerse. La pérdida de sangre, la carrera y la pelea comenzaba a pasarle factura al cuerpo del icario, que respiraba entrecotadamente apoyado en un árbol. ¿Dónde estaba? A su alrededor solo había árboles, y ni rastro de las dos mujeres. A lo lejos se escuchaba el rumor del agua corriendo, y Esgal decidió dirigirse hasta ahí. Por lo menos podría lavarse la herida




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 10:43 pm

EL icario me permitió acercarme a su ala, yo me acerque con cuidado, esta son el orgullo de su raza, y si hacia un movimiento en falso y en un reflejo del ala podría llevarme un golpe, Esgal se mostraba un poco molesto mientras revisaba su herida, y es que mi expresión era como para hacerlo preocuparse, las cejas juntas y la mirada seria, la herida por la flecha necesitaba atención rápida, pero era sencillo, de mi mochila saque un vendaje el cual unte con resina en los bordes y parche la herida, tras limpiarla, y detenido el sangrado, desvíe mi atención a la otra herida de Esgal, la estuve observando mientras Laika y Bianca intercambiaban unas palabras, al fin, recordé una cosa sobre las alas de los icarios, y es que tenían de dos articulaciones en ciertas zonas de sus alas, las cuales podían ser desencajadas con facilidad, quizás el golpe disloco lo que se llamaría el “codo” del ala, palpe esa zona y mi suposición era correcta, el ala estaba dislocada, pero no era grave, Jacob me hablo, no le preste mucha atención al estar ocupado en atender al herido, solo tuve que usar las manos para con un movimiento rápido, encajar de nuevo la articulación en su sitio, la cual crujió de buena forma pero causo poco dolor.

Luego al ver que Bianca y Laika seguían hablando, me di el tiempo para revisar un poco la situación, a juzgar por la conversación que estaba teniendo, y de que Bianca guiaría a Laika con Hanali, cosa que seria inútil ya que según la bella elemental ya había intentado dialogar con los invasores, sin resultados, al ver que la partida de Bianca era inminente, me di cuenta de que las intenciones de Barlam con ver su rostro, era buen ballestero, pero no era muy listo, y podía ser leído como un libro con solo mirarlo, imperceptiblemente, fingiendo inocencia de todo mal, fui rodeando el lugar, recogí unas piedras que metí al bolsillo, era del tamaño de un puño, y hacia ver mi bolsillo un poco grande, pero espere que ningún cazador lo notara.


-No te preocupes por eso, Barlam y los demás los llevarán al pueblo-inquirió la cazadora, -Estoy completamente desarmada y mis compañeros se encuentran del otro lado, y no bajaran, mis intenciones hacia la elemental son de las mejores, ¿ahora me crees pequeña?- como me lo espere, ellas se fueron, por un momento decidí dejar que Bianca se cuidara por si misma, ya que ella poseía habilidades con las que yo llegue a soñar de pequeño, pero que nunca pude aprender, como ultima parte de mi plan, me ubique cerca de uno de los cazadores, con la mano izquierda en el bolsillo correspondiente a ese lado, donde estaba la piedra y la otra con la ballesta al mi alcance.

Barlam se llevo la mano a la cara y se acarició la barbilla y cuando su jefa junto con la joven maga se alejaron, vocifero triunfante
-Ahora esa ilusa morirá y ese espectro llamado Hanali será nuestro al fin-Levantó una mano y apuntó a los forasteros.
-¡A ellos muchachos!-

Como me lo espere, en cuanto se dio la orden, saque la piedra la mi bolsillo, y la deje caer con todo su peso sobre el cráneo del cazador que tenia mas cerca, y luego desechando el pedrusco, tome la ballesta y asumí posición de disparo, sujetando el gatillo con la mano derecha y teniendo la ballesta apoyada en el antebrazo.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Daithé el Mar Jun 14, 2011 10:43 pm

Ahhhhhh... Siempre imaginó una muerte más... Honorable. Luego de hacerse de renombre y de ganarse una buena parte del territorio geográfico de Utopía, con miles de hombres bajo su mando, siguiendo cada orden con verdadera voluntad. Captando todo, y sin soltar una queja siquiera.

Era totalmente contrastante con la muerte que sentía avecinarse. Ese día... todo iba del carajo. El hada los traicionaba, y los cazadores los traicionaban.
Sintió los brazos de Bianca ayudándole a levantarse y él trató con toda su fuerza de ponerse en pie. Atendería por ahora las instrucciones del joven. No arrancarse las flechas. Con eso podía. Sin embargo, sintió todo su cuerpo débil, sucumbiendo ante la derrota. Sin ganas de tratar de seguir, solo... quería dejarse caer y acabar con todo. Era el último de su linaje, si moría, a nadie le iba a importar...

Pero debía seguir el refrán familiar: Si te vas a morir, cárgate a todos contigo.
Él no era de la clase de personas que llevaban químicos variados en todo el cuerpo, dispuestos a explotar cuando su cuerpo dejase de emitir calor. Pero sí podía matar a alguno usando su vasta inteligencia (aunque le diera pena admitirlo, ahora no funcionaba con gala).

Así que al escuchar el reto de nuevo, aunque temblando, se acostumbraba a ese dolor, y hasta le empezaba a gustar... Sí, lo motivaba.
Sonrió y ahora sí, por fin, trató de cumplir su plan inicial: Esconderse tras un árbol. Si lo miraba por otra parte, él estaba semimuerto, así que los cazadores quizás preferirían que muriese desangrado mientras se entretenían con los otros.

Aunque cada paso le dolía hasta el alma, los dio con fuerza y con seguridad, y tan rápido como pudo, tratando de mantener el equilibrio para no caer y enterrarse las flechas más. Giraba la cabeza cada tanto para ver que no fuese objetivo de una flecha, o que alguien le siguiese. Con su lanza en la mano (entre el desmayo y todo, había perdido la otra) se trataba de dar seguridad, presionándola más fuerte, sabiendo que pronto cazaría una vida. Y eso sería una venganza muy divertida.

Apenas llegar tras el primer árbol (era un bosque, así que al lado del primero, había unos tantos más, y hierbas) se sentó, tomó una larga bocanada de aire, y se puso de cuclillas. La flecha de la pierna dolió, y mucho, pero había de soportarla. Con sudor en la frente, se movió en derredor, tratando de rodear a los cazadores, vigilándolos a cada paso, y moviéndose con mucho cuidado, para que no se notasen sus movimientos.

Esperaba que todo funcionara, realmente lo esperaba...
avatar
Daithé

Mensajes : 72
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Inuwel el Mar Jun 14, 2011 10:44 pm

Esgal:

Ella presenció su acercamiento, esperó con calma a que llegara, a que se inclinara y del agua se confiara. La elemental se trasladó en estado líquido, fluyó en su propio estado como ave que vuela en el cielo y un pequeño remolino de agua cristalina envolvió la mano del icario, comenzó por sus dedos y terminó por su brazo, luego se trasladó al ala y este pudo sentir como cosquilleo de energía envolvía sus heridas y lo curaban. Era una sensación agradable y tranquilizante, pero el agua pura del río lo envolvió por completo y comenzó a girar violentamente alrededor de él.

El icario desapareció.

Bianca y Leika:

Bianca le dirigía cortas miradas a la cazadora, pero esta ni se inmutaba, avanzaba en silencio, con la vista al frente, concentrada en algo, y de vez en cuando aceleraba el paso bruscamente como si se preparara para correr. Leika denotaba demasiada ansiedad y Bianca no pudo evitar sentirse incomoda por ello, ¿había hecho lo correcto al dirigirla con Hanali?, quizás no, pero ya era tarde para arrepentirse.

-Falta poco-Le murmuró intentando con sus piernas seguir su ritmo.

Jacob:

Barlam cogiendo nuevamente su ballesta le disparó al lican desde su posición hacia sus patas aprovechando la distancia, sumándole además que su oponente no había efectuado ataque alguno más que ponerse en posición defensiva, era evidente que en una pelea cuerpo a cuerpo con aquella bestia tenían las de perder, por ello dispararle desde el otro lado del acantilado era la mejor opción. Uno de sus compañeros se quedó con él y sosteniendo el arco y las flechas que Leika había dejado le disparó en la frente.

Bastian Mackay

Los cazadores restantes (dos en total) habían dado por vencido al viejo así que acudieron a combatir contra el humano, uno de ellos esquivó la piedra con gran agilidad y retirando de su bolsillo una daga la lanzó con precisión hacia él para que no tuviera tiempo de disparar con la ballesta.


Esgal:

El icario despertó lentamente, de la misma forma que lo había hecho al principio del viaje, el mismo río, los mismos árboles, incluso a lo lejos se divisaba el carromato de Gibil. Había regresado a donde Hanali, y ella lo observaba en silencio sentada sobre un conjunto de rocas al borde del río, con el agua bañándole hasta las rodillas.
-Me he tomado el tiempo de sanarte las heridas, pero para ello tuve que trasladarte aquí, espero que no te moleste-Comentó con parsimonia mirando al horizonte, como si esperara algo, o a alguien.

Gibil:

Sentiría un peso liviano en su hombro derecho y un agradable olor a lavanda mientras vigilaba a los dos cazadores que iban por Bastian.
-No te vez nada bien-Murmuró una voz en su hombro dejando escapar una risa divertida. Se trataba del hada Irial quien lo miraba como si nada hubiera ocurrido anteriormente.
-No estás en condiciones de atacarme, te lo advierto, además vengo a ayudarte-Comenzó a reír súbitamente-Seguramente te estarás preguntando, ¿por qué?, ¿por qué tendría que aceptar la ayuda de un hada loca que casi acaba con mi vida?-Soltó una carcajada como el ruido de una campanilla-Simple, ahora te queda muy poco tiempo y morirás desangrado, no obstante te necesito vivo-Dejó de reír y observó al anciano con una amplia sonrisa-Curaré tus heridas y te dejaré fresco como una lechuga así podrás tomar sin problemas el mando que te corresponde en el grupo, tu sabes que eres el más indicado, eres un Dherlik, ¿no?, tu papi se decepcionaría mucho si te ve morir aquí de esta forma tan… humillante-Ladeó la cabeza de derecha a izquierda presentando impaciencia-Imagino que te estarás preguntando qué gano yo al ayudarte, pues bien, más adelante nos volveremos encontrar, quieras o no, y voy a necesitar un favor tuyo. Tienes poco tiempo, tu veras, dime sí o no, y nada de responder con preguntas o me largo y solito te las apañas en esta pelea donde tienes las de perder-Finalizó clavando sus enormes ojos en los del humano.

Bianca y Leika:

-No es posible-Murmuró Bianca al oír la corriente del río de plata y ver los mismos árboles que presenció al principio, se supone que el viaje demoraba horas, ¿cómo era posible haber regresado tan prontamente?, ¡sólo habían pasado unos minutos!

-Al parecer la elemental nos transportó-Dijo simplemente Leika curvando una sonrisa victoriosa. Perfecto, la estúpida elemental también había creído en sus palabras. Acarició súbitamente un broche que colgaba en su pecho y suspiró de alivio al ver que todavía lo llevaba consigo.

-¡Esgal!-Exclamó Bianca avanzando a paso rápido hacia su compañero-Cómo… ¿cómo llegaste aquí? ¿y qué haces aquí?-Le preguntó extrañada mirando luego a Hanali-Señorita Hanali…-empezó a decir con nerviosismo-Yo… ella…-

-Dama Hanali-Se adelantó Leika acercándose a paso firma hacia la elemental-Mis más cordiales saludos-Agregó inclinándose levemente-Me han hablado acerca de los problemas que le han traído a su río ciertas costumbres del pueblo costero, y para que negar, acciones de mi oficio y el de mis compañeros. Desconocía el verdadero daño que causábamos y por ello he venido en nombre de mis compañeros a disculparme y…-Detuvo la conversación al sentir un ruido en las ramas de los árboles sobre su cabeza, sonrío interiormente y acercó su mano al broche, el cual descolgó y se lo tendió la dama Hanali-Prometemos marcharnos para dejar de causar daños al río de plata y me gustaría también que recibiera este obsequio como muestra de nuestras disculpas-

La elemental se acercó a la mujer y la miró con tranquilidad asintiendo a sus palabras-Me alegro que todo se solucionara de la mejor manera-Musitó llevándose una mano al corazón mientras que la otra la alargó para coger el hermoso broche de plata, pero entonces, sin previo aviso la cazadora le lanzó el artefacto a la elemental y de él surgió una amplia red que atrapó por completo a la elemental.

-Humana ilusa, ¿crees que con una simple red me podrás contener?, ¿ a mi?-Exclamó indignada la elemental por el engaño sufrido por aquella humana y de su cuerpo surgieron remolinos de agua que prontamente fueron reducidos a nada, en su expresión se denotaba extrañeza y miedo, mucho miedo.

-Es una red especial para cazar criaturas como tú, en coronas me costó años de cacería pero fácilmente triplicaré ese dinero cuando ingreses al mercado negro-

Bianca contempló toda la escena con los ojos bien abiertos, sin evitar su sorpresa ante aquel engaño y sin perder un segundo más emprendió una corta carrera hacia la cazadora con el báculo en alto decidida a emplear uno de sus hechizos contra ella, pero cuál fue su sorpresa cuando ésta sacando una daga escondida entre sus escasos ropajes la impactó de lleno en el estomago de la humana provocando que callera de rodillas sobre la hierba.

Y por si fuera poco su águila descendió de lo alto y retorciéndose comenzó a mutar hasta convertirse en una enorme criatura alada que clavó su mirada en el icario.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Daithé el Mar Jun 14, 2011 10:49 pm

En cuanto notó que el ballestero tomaba su ballesta usó toda su capacidad de reacción y velocidad y dio un salto hacia atrás, había permanecido a la espera del primer movimiento para saber como y a quien atacarían... ahora ya lo conocía, entonces atisbó como otro cazador tomaba un arco y lo cargaba.

Jacob comenzó a correr en dirección a los otros cazadores, pero no seguía una línea recta, conocía perfectamente, y por experiencia, que alguien con un arma de distancia seria capaz de acabar con s vida con facilidad, pero también había que era mas difícil acertar a un objetivo en movimiento, pero si corría en línea recta podría anticiparse, sin embargo, si seguirá un camino errante la probabilidad de que acertasen era escasa.

Cuando llegó lo suficientemente cerca de los cazadores como pudo lanzó un gruñido intimidatorio sincronizado con un zarpazo cargado de su rabia. En estos momentos no era cuestión de detener los ataques, le apuntaban con armas a distancia y tenia ante el a gente que intentaba matarle, así pues sin preocuparse de si el golpe fue efectivo dio un saltó hacia un lado y propinó otro zarpazo al mismo hombre, después retrocedió varios pasos rápidamente, no era inteligente permanecer quieto... Bastian tenia una ballesta, si conseguía evitar sus disparos Bastian podría acabar con ellos. Hasta entonces, debería defenderle y evitar los disparos.

Se retiró rápidamente colocándosete los árboles para refugiarse de los disparos y poder tomar el aliento antes de emprender otra arremetida...
Su mente empezaba a llenarse de ira… el era cazador… era un garou… ¡no podía acabar así! ¡Jamás! No permitiría que unos simples humanos le cazasen a el…
Nunca lo permitiría… El no estaba destinado a perecer en aquel combate… no… ¡No!
avatar
Daithé

Mensajes : 72
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Gotas negras de agua dulce

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.