Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ingeniería Rúnica
Ayer a las 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Ayer a las 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Miér Oct 18, 2017 10:12 am por Celeste Shaw

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena

» La fuga (solitaria) [Phonterek]
Lun Oct 09, 2017 1:29 pm por Lilith, la sombría

» ¿Quién rolea?
Dom Oct 08, 2017 2:51 am por Runesha

» Un Zarpazo en la Tormenta.
Lun Oct 02, 2017 1:19 am por Ayanne

» Índice de ciudades
Lun Oct 02, 2017 12:41 am por Minos




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El extraño encuentro del bosque [Privada con Xazis][Isla de Sade][Probable +18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El extraño encuentro del bosque [Privada con Xazis][Isla de Sade][Probable +18]

Mensaje por Janna Tanya el Miér Ago 09, 2017 2:04 am

Mis alas me solían llevar a sitios nuevos que no conocía. Pero esta vez me jugaron una mala pasada. En medio del vuelo sobre el mar, en dirección a la isla de Taimoshi Ni Kao, se empezaron a formar unas nubes de tormenta sobre mi cabeza, que oscurecía el vuelo por los cielos de Noreth.

Al principio, unas caricias frescas caían sobre mi espalda, pero poco a poco, esa caricia se convirtió en un golpeteo que fue creciendo hasta ser una paliza de agua, continua y pesada, que hacía que mi cuerpo empezara a no moverse tan bien. Las gotas eran tan fuertes que notaba lastimar mis propias alas, y fue entonces cuando me di cuenta de que era granizo, del tamaño de perdigones. Unas presiones que me hacían temblar las alas aumentaban por mi espalda, hasta que decidí que no podía seguir volando en esas condiciones. Me dejé caer hacia el nivel del mar, mientras el tamaño de las piedras de granizo aumentaba y me golpeaban los pies y los glúteos. El dolor era cada vez más intenso, y mientras me dejaba caer, cogía velocidad, y cuando quise darme cuenta, ya estaba casi a punto de impactar contra la superficie del mar, agitado y bravo como si la tierra lo estuviera agitando con violencia.

Erguí mi tronco para elevar el vuelo, haciendo que salga con mucha velocidad hacia delante, pero en el proceso me seguían cayendo piedras de granizo en las alas y en la espalda.

Ya estaba cerca de la costa, y una espesa arboleda estaba unos metros no mucho más adentro de la isla. Avanzaba a mucha velocidad, tanta que estaba segura de que si tocaba la superficie del agua me chocaría violentamente con ella.  Cuando sobrevolaba la superficie de la isla, recogí mis alas alrededor de mi cuerpo, creando una especie de capota que protegiera mi espalda y cabeza de las piedras de hielo, dejándome arrastrar por el suelo rodando cuando toqué la tierra. Rodando y rodando acabé bajo la copa de los árboles que cubrían el horizonte desde aquí. El sonido de la tierra mojada bajo mi cuerpo siendo aplastada inundaba mis oídos hasta que se hizo el silencio, a excepción de los golpes de las piedras de granizo que caían unos pocos metros más atrás, y las gotas de agua recién descongeladas en la cara.

Me sostuve del tronco de un árbol para levantarme, y me dispuse a mirarme. Sólo alcanzaba a verme la mitad de la espalda, pero estaba amoratada con unos circulitos separados de distintos tamaños que casi parecía pintar una galaxia enorme en mi espalda.

Al menos con tiempo sabía que se acabaría curando, pero ahora estaba segura de que, si me tocaba, me dolería. Así que lo evitaría mientras andaba hacia lo profundo del bosque, evitando los claros para que no me cayeran piedras. El camino que pasaba por claros estaba lleno de cráteres provocados por el hielo, que dejaban un trazado de esferas blancas por el bosque.


Sin embargo, avanzando todo el camino, acabé encontrando una zona sin troncos de árboles, pero con una planta que se movía y hacía de capota o eso parecía. Observando desde detrás de un tronco, me di cuenta de que había ahí alguien… Sólo podía ver su espalda, una espalda amplia, de piel aceitunada, y de aspecto firme, reposando sobre unas imponentes nalgas. Alcé una ceja. ¿Qué haría alguien con este tiempo aquí perdido en el bosque?


Ficha de Janna
Cronología de Janna

Diálogo ( #cc0000 ) - Narrativa - Pensamientos ( #ff9900 )


avatar
Janna Tanya

Mensajes : 158
Link a Ficha y Cronología : Janna
Diario de Janna

Nivel : 2
Experiencia : 600 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: El extraño encuentro del bosque [Privada con Xazis][Isla de Sade][Probable +18]

Mensaje por Bruja Ninfómana de Bosque el Miér Ago 09, 2017 8:29 pm

Era casi medio día y el guardián se dedicaba a nutrirse de la forma más primitiva que podía. Los granizos se condensaban al chocar con las copas de los árboles y caían en una pulverizada lluvia, bastante suave. Los jugos que solían excretarse de los poros de la elfa, eran bañados al instante, por lo que su cuerpo se mantenía húmedo producto de la tierna agua. El conjunto de agua con los fluidos corporales, caía irremediablemente sobre la tierra y se drenaban a las gruesas raíces, alimentando al gigante vegetal.

La sacerdotisa se mantenía ocupada con una liana abierta, intentando chupetear como podía la salvia que se había acumulado. El sabor le seguía pareciendo exquisito, por lo que la situación no le incomodaba tanto como podría ser.

La lluvia, hasta ese entonces, siempre le podía dar dos resultados. Que nadie fuera por ella o que algún incauto se fuera a refugiar a aquel pervserso lugar. El granizo debiese dar resultados similares, por lo que no esperaba un flujo importante de visitantes.

La elfa andaba desnuda, dejando sus adornos metálicos sobre su cuerpo y protegiendo su única prenda, en un lugar que fuera menos aquejada por la humedad. Su cuerpo brillaba por sus constantes jugos, mientras recibía el masaje de las aguas y se perdía hasta que la liana quedó seca.

Soltó un suave suspiro y luego un leve jadeo. Un trago delicioso que satisfacía un poco su inmensa necesidad, a pesar de que aún sentía la falta de ser violentamente penetrada por su inmenso protector.

Su mirada se perdía viendo qué podía montarse, los diversos huesos sobre el pasto eran una buena posibilidad, pero la falta de la ansiada carne y los anhelados fluidos corporales, le quitaban todo la pasión a su idea de masturbarse.

- Necesito que me fornique, por favor, deme amor - le rogaba en suaves súplicas, con los brazos abiertos hacia arriba, intentando alcanzar el deseo de la gran masa vegetal, sin aparente resultado. De saber la verdad, tal vez habría evitado esa patética plegaria. El gigante guardián había notado la presencia de la recién llegada y sentía que no era necesario, ni buena idea, entrometerse.

Al no recibir respuesta, la sacerdotisa comenzó a juguetear con su propio cuerpo. Ayudándose del cariño de la suave lluvia, se masajeaba los senos, el abdomen y el inicio de sus muslos. No se comparaba a la brutalidad que disfrutaba,  pero lograba evocar sus recuerdos más antiguos, incluso su época de juventud. La diferencia de sus pechos de ese entonces con los de ahora, le causaban cierta gracia, jamás podría haber servido a tantos seres con los pequeños senos que tenía. Jugueteaba con sus pezones y con lo que resaltaba de sus huesos de su pelvis, sin darse cuenta aún de su visitante.

Dejándose llevar por la suavidad de sus propios toques, se arrodilló de golpe y luego se fue de espaldas. Sentía el barro en su espalda y glúteos, revolviéndose en él. Una de sus manos se deslizó hasta sus labios vaginales y comenzó a masajearlos por un momento. Tras pocos segundos, sus propios dedos se decidieron a aventurarse más adentro de su jugosa entrepierna, la cual era bañada continuamente por la pulverizada agua.

Su rostro apuntaba hacia la demonio, aunque no lograba percatarse aún de su presencia. Su boca liberaba sencillos gemidos, fácilmente podía hacerse acabar a sí misma, pero esperaba que el árbol se entusiasmara nuevamente por el aroma que comenzaría a liberar.



Ninfómana, sumisa, masoquista y puta asumida <3
avatar
Bruja Ninfómana de Bosque

Mensajes : 11
Link a Ficha y Cronología : Xazis Suj

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El extraño encuentro del bosque [Privada con Xazis][Isla de Sade][Probable +18]

Mensaje por Janna Tanya el Jue Ago 10, 2017 4:08 am

La persona que estaba frente a mí tenía la piel brillando bajo las gotas de agua que resbalaban por su espalda. Pero no estaba simplemente pasando el rato ahí. El quejido de placer que dejaba oír me denotaba que es una mujer quien tenía delante de mí, que estiraba sus brazos pidiendo a… ¿A qué? ¿Qué había ahí arriba aparte de una planta? ¿O es que… es esa planta a quien le pide que le penetre?

¿Qué clase de persona estaba frente a mí? ¿Estaba delirando o acaso… acaso era de verdad? Quiero pensar que no es una fantasía o no está en demencia esta mujer. Pero eso significaría que una planta le penetra a esta mujer. Realmente, quizás yo no era la más adecuada para siquiera plantearme estas preguntas, dado que yo tampoco tengo un origen normal.

Podía empezar a notar movimiento, sus manos se colocaban en su tronco por delante, y de repente, cayó de rodillas y su espalda al suelo, dejándome observar el rostro níveo de esta mujer, con una expresión de éxtasis que se dejaba esparcir por su rostro y los poros de su piel.

El ver a esta moza mostrarse así ante mí me hacía querer aventurarme hacia delante. Mi piel la notaba ardiente, mientras veía su rostro en mi dirección, aunque claramente ella estuviera sumida en otros asuntos.

A pesar de que no era de mi incumbencia meterme en asuntos ajenos, me aventuré a acercarme, traspasando los matorrales con paso algo titubeante.

Poco a poco me acercaba a la muchacha, y podía ver como sobre ella, había una enorme planta que estaba cubriendo del granizo a esa mujer, dándole una leve sombra y haciendo que el granizo cayera en forma de agua, mucho más agradable para el cuerpo que las piedras de hielo.

Me quedé sin habla al ver a la mujer echada en el suelo, masturbándose sin pudor alguno porque estuviera yo, aunque quizás no era siquiera consciente de mi presencia. Mi cuerpo reaccionaba a lo que veían mis ojos, aumentando la libido como si alguien hubiera pinchado en el sitio adecuado para ello.

Me acerqué hasta arrodillarme a su lado, notando un temblor en mis piernas que antes no notaba, y no pude evitar posar una de mis manos sobre su cara, preguntándome si siquiera estaría bien acercarse a esta moza, porque si algo hacía yo era no tomar lo que no es mío.

Pero, por otra parte, estaba tan a mano, que me hacía plantearme siquiera esos principios. Así que mis manos se acercaron a sus hombros, acariciando su piel lentamente, mientras le observaba con atención.

- Vaya… ¿Qué haces aquí tan solita sumiéndote en el placer de tu propio cuerpo? ¿Y con quién… con quién hablabas hace un instante?

Repuse mirándole con los ojos titilantes, atentos a su rostro para no perderme en las numerosas curvas que cubren su cuerpo, y concentrándome en no embriagarme por el olor corporal que despide ésta. Se supone que mi raza estaba preparada para hacer embriagar a los demás, y no quería sucumbir a otro ser que no sabía bien qué estaba haciendo aquí sola y lejos de cualquier sitio donde resguardarse.

¿Acaso este era su hogar? ¿Esa planta era su techo y su forma de sobrevivir a las inclemencias del tiempo? ¿Y cómo era que viviría ella aquí? Había muchas preguntas que debía resolver si quería tranquilizar a mi conciencia.

Mientras tanto, mi cuerpo se estaba preparando para algo que mi mente no estaba siquiera asimilando que podría pasar. Acababa de conocer a la mujer, y me duele la espalda. No era momento de sumergir la mente en otros pensamientos ¿no? ¿O tal vez sí?


Ficha de Janna
Cronología de Janna

Diálogo ( #cc0000 ) - Narrativa - Pensamientos ( #ff9900 )


avatar
Janna Tanya

Mensajes : 158
Link a Ficha y Cronología : Janna
Diario de Janna

Nivel : 2
Experiencia : 600 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: El extraño encuentro del bosque [Privada con Xazis][Isla de Sade][Probable +18]

Mensaje por Bruja Ninfómana de Bosque el Vie Ago 11, 2017 6:15 am

Su mirada seguía perdida cuando una mano se puso en su enrojecido rostro. Sintió el delicado toque y mostró una mueca sonriente, pensando que sus plegarias habían sido respondidas, tal vez no por el gigante vegetal, si no que por el destino mismo. Intentó dar besos a aquella mano, sin embargo, se perdió de inmediato y se fue a posar a su hombro, junto con la otra de la silueta sobre ella.

Los pequeños rayos de sol que  lograban penetrar las tornentosas nubes y la gruesa cubierta de plantas, le imposibilitaba ver con detalle a su visitante. En un principio, pensaba que eran tres individuos, pero poniendo más atención, notó que era sólo un ser con alas. No sería el primer demonio, ni divium que se habría encontrado, pero fuera lo que fuera, era mucho mejor que masturbarse.

Llevó sus propias manos hacia las que se posaban sobre su cuerpo y las comenzó a acariciar con delicadeza, al mismo tiempo, su boca abierta dejaba salir enternecidos suspiros por su disposición a entrar en físico tan pronto. Parecía que si afrodisíaco aroma había captado la atención del ser alado o había ido a visitarle ya sabiendo de su presencia ahí.

¿Acaso era un enviado de Sanctra? Tal vez la diosa estaba intentando llamar su atención, tal vez quería recuperarla, sanarla, ayudarla a olvidar todo sus malos recuerdos... ¿Acaso era un enviado de Lluuhgua? Tal vez la diosa simplemente iba a reclamar lo que era suyo, exigirle hacer lo que hacía, en su nombre.

- Deme el honor de probar su cuerpo, por favor - le dijo, obviando sus preguntas, no porque no las escuchara o porque no estuviese dispuesta a responderlas. Su prioridad era el placer, necesitaba saborear a su visitante, necesitaba alimentarse de sexo.

Su voz era claramente femenina, aunque aún dudaba de su especie. No despedía un hedor diferenciable, pero sin duda alcanzaba a notar un rostro bastante bello y unas curvas bien atractivas, casi que podían ser envidiables.

- Necesito hacer el amor - dijo con voz más suplicante - Con usted - aún más - Ahora - terminó agregando, casi con un gemido y casi pareciendo una exigencia, pero claramente manteniéndose en un ruego casi desesperado... O tal vez, esperanzado.

Sus fluidos vaginales ya podían permanecer por más tiempo, emanando aquel embriagante efecto a su al rededor. Sus pensamientos eran nublosos,  pero lograba mantenerse en posición de sumisa, esperando a ser aceptada más que lanzándose e intentar ir directamente a chupar el cuerpo.

- Haga conmigo lo que desee, pero permítame beber de sus jugos - le continuó rogando a la bella silueta sobre ella.

Tornó su cabeza con cuidado y lamió lo que alcanzó de uno de los brazos de su invitada, abandonando el toque de la mano correspondiente a esa extremidad, con tal de seguir masturbándose. Ya no podía parar, necesitaba más. Por suerte, el exquisito sabor de aquel brazo era una gran ayuda y su sensitiva y jugosa boca, era suficiente para obtener más placer de las suaves lamidas. De no ser interrumpida, seguiría lamiendo hasta que la figura sombría decidiera si quería parar o ir por otra dirección.

La sacerdotisa retorcía sus piernas entre sí, mientras se masturbaba. El barro se había pegado en su espalda y había ensuciado su pelo, aunque la lluvia se podía encarar la limpiarla, necesitaba usar sus manos para poder quitárselo bien. Sus dedos juguetones, se empapaban de sus dulces jugos y su boca se deleitaba del exquisito cuerpo, que se daba el lujo de saborear. Una bendición que esperaba con ansias disfrutar de todas las formas posibles.



Ninfómana, sumisa, masoquista y puta asumida <3
avatar
Bruja Ninfómana de Bosque

Mensajes : 11
Link a Ficha y Cronología : Xazis Suj

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: El extraño encuentro del bosque [Privada con Xazis][Isla de Sade][Probable +18]

Mensaje por Janna Tanya el Sáb Ago 12, 2017 3:04 pm

Por unos instantes antes de apartar noté algo suave, blando y húmedo en mi mano. Los labios de esta chica, que besaba con ahínco hasta que le quité la mano de su alcance. Estaba claro que tan ávida estaba que cualquier cosa haría ahora mismo por recibir lo que ella desea. Y yo se lo podía dar.

Su rostro estaba perdido por el ansia de placer, pero la visión que ofrecía desde mi punto de vista era exquisita. Parecía estar hecha para las relaciones sexuales, pues esa relación de caderas, pechos y cintura no era muy habitual entre las elfas. Yo no era quién para hablar de ello, pero me justificaba mi nacimiento.

Y junto a todo aquello, había un olor atrayente en el ambiente. Quizás su propio olor, pero con una intensidad mucho mayor a la que cabría esperar.

Sus palabras eran muy claras. Era una súplica por el placer. Un mero trámite para obtener lo que, estaba claro desde hacía un rato, ella desea.  Podía ver cómo sus pupilas dilatadas me observaban de arriba abajo con atención, estudiando mi piel y mi aspecto.

El sonido de su gemido y de su voz suplicante hacían que mi corazón palpitase con fuerza y con más velocidad. Me creaba un sentimiento de satisfacción que ni siquiera había comprobado que tendría bajo estas circunstancias. ¿Qué significaba?

Sin siquiera darle una respuesta, se acercó a lamer mi brazo, mientras una de sus manos se perdía entre sus piernas para darse placer. Sus movimientos me hacían querer morderme el labio, y empezaba a quebrar mi voluntad de ser cauta.

– Muy bien, tendrá usted lo que desea, aunque poco a poco

Repuse dejando que una sonrisa se esparciera por mi rostro, adornándose con toques de perversidad.  Había algo dentro de mí que me estaba haciendo querer dejarle suplicar más aún, pero mi instinto ya se había disparado, y la necesidad de alimentarme urgía más que aquel sentimiento que empezaba a pedir atención por mi parte.

Llevé la mano que tenía libre a la mano que usaba para masturbarse y detenerle. Si quería disfrutar, tendría que esperar un poco a disfrutar las cosas. Y le llevé esa mano a posarla sobre uno de mis pechos, por encima de la ropa, aunque ella sería capaz de buscar cómo sumergirla debajo y tocar la piel directamente. No me importaba mucho que estuviera su mano empapada en sus jugos, sería como un perfume que tendría sobre mí para cuando me fuera.

Ahora que ya la tenía ahí, mi mano ya libre se acercó hasta ella, para apoyarme en su pecho, y pasar una pierna por encima de ella, quedando a horcajadas sobre su cintura. Me incliné hacia delante, acercando mis labios a su oreja, donde dejé escapar un suspiro suave.

– Probablemente te impacientes un poco, pero lo bueno se hace esperar… Repuse riendo para mí, antes de morder el lóbulo de su oreja sin pudor.

Por otra parte, notaba que mi vagina empezaba a quedarse más húmeda que antes, y no sabría si ella lo notaría o no, hasta que ella dijera. Pero lo que sí estaba claro es que ella notaba que yo estaba interesada en el asunto, aunque la necesidad de esta muchacha superaba con creces la mía.


Ficha de Janna
Cronología de Janna

Diálogo ( #cc0000 ) - Narrativa - Pensamientos ( #ff9900 )


avatar
Janna Tanya

Mensajes : 158
Link a Ficha y Cronología : Janna
Diario de Janna

Nivel : 2
Experiencia : 600 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Re: El extraño encuentro del bosque [Privada con Xazis][Isla de Sade][Probable +18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.