Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Hoy a las 10:21 pm

» Criaturas Norethianas: Estrige
por Boxy Hoy a las 10:21 pm

» Aurelius Varano [En construcción]
por Bizcocho Hoy a las 2:03 pm

» Nagash, Melena Dorada [Ficha]
por Bizcocho Hoy a las 1:59 pm

» La belleza es la trampa de la jungla
por Bizcocho Hoy a las 12:27 pm

» Criaturas I - J
por Staff de Noreth Hoy a las 2:28 am

» Criaturas M - N - Ñ
por Staff de Noreth Hoy a las 2:26 am

» Criaturas G - H
por Staff de Noreth Hoy a las 2:23 am

» Criaturas Norethianas: Qallupilluit
por Boxy Ayer a las 11:16 pm

» Criaturas Norethianas: Slime
por Boxy Ayer a las 9:25 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


El divium y la araña [+18]

Ir abajo

El divium y la araña [+18]

Mensaje por Asbel el Sáb Jun 02, 2018 1:18 pm

Ya volvía a venirme el bloqueo, así que no podía escribir nada y para empeorar la situación era una luna roja. Solté un suspiro, no quería que me echasen del local en el que me hospedaba así que lo mejor sería encontrar otra persona para satisfacerme. Me vestí con una camiseta negra y mis pantalones de siempre, sin olvidarme de la chaqueta. Por debajo de la ropa, llevaba unas cuerdas atadas al cuerpo, en forma de arnés, creando tres rombos por el medio de mi torso desde el cuello hasta mi cintura. El resto de cuerda pasaba por mi entrepierna y mi trasero hasta llegar de nuevo al cuello donde se unían a la cuerda que estaba atado a este. Realmente, tener eso atado, no ayudaba a bajar mis ansías, solo lograba subirlas y por ello cada vez respiraba más excitado.

Lo peor, es que no había nadie a quien poder llevarme, ni una sola alma a la vista. Seguí caminando por la calle, hasta llegar a un derrumbe. Una hermosa mujer, con el pelo violeta y los labios finos. Nariz respingona y tez blanca. Sin mencionar esas increíbles curvas que tenía, tenía sus piernas atrapadas, o eso creía. También había una olor bastante dulce por el aire. Me acerqué a la mujer para retirar las piedras como pude. Mi sorpresa fue cuando vi de su cintura para abajo. -Vaya… bonitas piernas, realmente, creo que es la parte más atractiva de esta mujer.- Mientras empezaba a desabrocharme el pantalón para pasar a la acción. -¿Ya quieres tener sexo conmigo y ni siquiera me conoces? Que adorable.- La mujer se levantó y se puso delante de mí y el derrumbe mientras sonreía. -Así es, ¿por donde debería de meterla?- Comenté mientras la otra acariciaba mi rostro con una de sus manos y bajaba un poco la cabeza al sacarme más de medio metro.

-No seas impaciente, dejaré que disfrutes de cada rincón de mi cuerpo, pero antes quiero conocerte más… ¿a que te dedicas?- Empezó a hablarme, mientras mi lujuria empezaba a subir y a subir. -No creo que necesites saberlo, solo quiero violarte de una vez, así que dime por dónde.- No dejaba de excitarme cada vez más y más, aunque cuando quise darme cuenta, vi las verdaderas intenciones de esa mujer. En el derrumbe había cadáveres de hombres, cada uno destrozado y manchando las rocas con su sangre. A uno le faltaba media cabeza, dejando mostrar medio cerebro y sus fluidos desperdigados por el lugar. Otro tenía solo un ojo y la otra cuenca casi vacía, si no fuera porque los nervios salían de esta y al final estaba medio ojo. Daba demasiado asco, y era el que en mejor condiciones estaba. El otro, ni siquiera tenía media cabeza, solo un cuarto de esta, y unida por su esqueleto solo llegaba a tener media boca. Su único ojo visible estaba deshinchado, como si alguien le hubiera quitado todos los fluidos y su cerebro estaba al lado, abierto y desperdigado con otros fluidos que daba miedo preguntar qué eran.

Esa mujer habría usado su olor para camuflarlos, y como era de noche era más difícil de verlos y así antes de que se dieran cuentas, la araña podría comérselos y matarlos. La mujer había seguido hablando mientras yo solo asentía con la cabeza, y empezaba a prepararme para volar. -¿Ya quieres irte? Ni siquiera te he hecho nada.- Dijo con un tono lujurioso, mientras se acercaba a mí poco a poco. -Ya… volveré mañana a la misma hora, lo bueno se hace esperar, ¿no crees?- Comenté antes de salir volando de allí hasta estar por encima de ella lo más rápido posible y sin avisar. -Además, la vista de lo que has hecho desde arriba es mejor de lo que pensé, así que si no te importa, cogeré el que aún está en condiciones.- No aguantaba más, ya me daba igual si estaba vivo o muerto, solo pensaba en satisfacerme como fuera. Volé rápido hasta el que aún tenía la cabeza casi entera ya que estaba algo más lejos y saque las rocas que molestaban. Antes de que la mujer araña enfadada me alcanzase, logré retirarlas y no me importó más el estado, así que me lo llevé de allí lejos.

Volé hasta un lugar apartado y entonces me dí cuenta, de que de cintura para abajo, no tenía nada, su estómago y demás órganos vitales no estaban, seguramente habrían caído. Sin contar que al no estar cerca de esa mujer, la peste inundó mi nariz. Pero daba igual, ya no aguantaba más, así que acabé de retirar los nervios dejando su cuenca vacía solo quedando el cerebro por dentro. Eso ya era más difícil de retirar. Pero aún así acerqué mi miembro a esa cuenca, mientras empezaba a introducirlo. Era un tacto viscoso, sin contar que cuando tocaba al fondo sentía una sensación extraña, probablemente cuando retirase mi miembro, este estaría cubierto de materia gris. Empecé a mover mi cadera, para sentirme mejor, sin importarme ya lo demás. Tras unas embestidas eyaculé dentro de esa cabeza y retiré mi miembro, daban ganas de potar y esperaba que esa fuera la última vez que tuviera que recurrir a eso. Mi miembro estaba cubierto en efecto, de esa materia y hasta algo de sangre. Por suerte, estaba cerca de un lago, así que pude limpiarlo allí.
avatar
Asbel

Mensajes : 5
Link a Ficha y Cronología : Asbel

Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.