Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Rise of Legends [Afiliación Normal]
Hoy a las 11:34 am por Bruce Wayne

» -A quien le pueda llegar a interesar.-
Hoy a las 1:59 am por Niris

» El amor... ¿perdido? ¿O reencontrado? [Isla de Sade] (priv. Atlas y Axis)
Ayer a las 9:53 pm por Atlas y Axis

» Strindgaard se ha hecho invisible.
Ayer a las 5:47 pm por Runesha

» Anhouk, la forjafora
Vie Oct 20, 2017 10:04 pm por Anhouk

» Ingeniería Rúnica
Jue Oct 19, 2017 2:30 am por Staff de Noreth

» El cordero
Jue Oct 19, 2017 12:08 am por La Aberración

» Rakaash
Miér Oct 18, 2017 2:06 pm por Señorita X

» Llegando a ciudad esmeralda [El Gremio de la Pureza]
Mar Oct 17, 2017 4:57 pm por Veronika

» Malleus Maleficarum [Campaña +18]
Mar Oct 17, 2017 4:59 am por Lujuria

» Visión del primer paso...
Lun Oct 16, 2017 1:03 pm por Alegorn

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Vie Oct 13, 2017 4:00 am por Aulenor

» [Historia de Asterion] El clan "Cuerno de Hierro"
Jue Oct 12, 2017 10:01 pm por Minos

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Miér Oct 11, 2017 11:56 am por Minos

» Aracnofobia [Campaña]
Mar Oct 10, 2017 2:06 am por Almena




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Secretos de Familia

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Phoenix el Miér Jul 13, 2011 8:20 pm

No es suficiente.

“¡¡No bastara con eso!! Debes… ¡¡Debes luchar!!”

Mis manos se cerraban en puños, como flores salvajes que se protegen de manos descuidadas. Como quien busca la fuerza que no puede ver para enfrentar la adversidad. Y yo no podía encontrarla así… no con ella gritándome, rogando que luche por la vida, por el futuro, por el destino. Su desesperación me estaba llevando al límite de la exasperación.

Pero yo era más fuerte que ello, que todo lo que pudiera desviarme de mi camino hacia el destino. No existe borde… no hay limites. No puede existirlo si realmente deseas esto… si realmente lo deseo no puede haber barrera alguna.

Tome la mano de Sahian con la fuerza del apoyo, si bien aun no podía confiar en las personas con facilidad, podía ver su valor personal con poco tiempo. Y sabía que todo esto era una prueba no solo para mi, si no para el resto…

“Nadia más compartirá tu destino… es tuyo, y mío. Únicamente de nosotras… que somos una. Nunca olvides eso.”

Asenti con delicadeza y mire hacia el resto de los que estaban presentes y peleando, suspire con pesadez y no sabia en realidad que debíamos hacer, hasta que la voz calmada de Sahian se dirigió a mí y la conteste con temple.

-Así es… pero…- Mire unos momentos a un par de esos escarabajos escarlata. -…hay algo que me parece mantener alimentada de energía.

Y de no ser por la nueva presencia habría intentado ir a socorrer al resto… muy a pesar de que no les quería tener demasiado cerca. Y cuando pude reaccionar Wilcox ya el resto ya habían entrado a atacar al ser, yo no pude hacer demasiado pero mire a mi alrededor… teníamos que seguir el camino o salir de ahí. Pero yo me había comprometido, y permanecería en el camino hasta el final.

Mire a Wilcox aferrarse a su propia fuerza para derrotar lo invencible… y una energía oscura, densa y asfixiante comenzó a envolvernos como una sombra de la muerte que acecha a sus nuevas victimas. Era como si el aire se convirtiera en una sustancia pesada, entraba por mis pulmones con dificultad… la sensibilidad ante las energías me había hecho así de perceptiva.

¿Sería del divium de donde la sombra de la muerte asoma?

Me inquietaba, tanta muerte cerca de mi era como si me sintiera vigilada, de una u otra forma estaba conciente de que yo había vuelto del reino de los muertos. Y ahora no quería tener cerca esa sensación. De pertenecerle de nuevo a ella, y de que en esta ocasión sea incapaz de volver. Y casi como si todo fuera un mal sueño de una noche de otoño, la energía y la sensación de malestar e incomodidad se disperso como una niebla ante la llegada del viento fresco.

Entonces vi al Golem amenazar a Wilcox, el alado de apariencia enfermiza y con la actitud más extraña dentro de los presentes, en ese momento solo pensé una cosa… los insectos siempre aman la luz… mis manos juntas se alzaron a la altura de mi cara, con los brazos estirados y acumulando la energía de la luz lo más posible. Quería que el tamaño de la esfera fuera más grande que mis palmas juntas y tan luminosa y ardiente como el mismo sol. Una esfera que pudiera permanecer en mis manos el tiempo necesario para llamar la atención de los insectos… aun que tomando en cuenta lo inteligentes que parecían ser no estaba segura de si esto iba a funcionar… si se acercaba a mi el Golem debería entonces impactar la esfera ardiente y extremadamente brillante para poder distraerlo…

-Si no continuamos pronto… no podremos realizar lo prometido…
avatar
Phoenix

Mensajes : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Gerard Sieglein el Vie Jul 15, 2011 7:17 pm

Adolorido observe a mis compañeros entrar en acción hacia el tremendo Golem, logre ver la red en la roca de los insectos parpadeando, observe a mí alrededor para descubrir quien los atacaba. Era el divinum, que les atacaba fuertemente. Logre ver las
plantas morirse y descubrí que formaban parte de la red del lugar, tal vez las
plantas eran la energía del lugar. Mire a Sahian y a los demás, luego mire al Golem.
El ataque había sido efectivo, peor no lo mato, el divinum cansado no se podía mover y el Golem le apuntaba. Pensé que seria nuestra muerte, o al menos de el, pero la chica que me había salvado antes actúo rápido y ataco, al a vez la otra chica intentaba distraerle con una esfera de fuego, o atacarle? No estaba seguro de que planeaba pero parecía que tendría éxito. Me intente incorporar con dificultad. No seria muy útil en esta situación, con mis heridas y mis escasos poderes no tendrían mucho que hacer.


Gracias por las firmas---->Ficha<----inuwel y arwen owo


avatar
Gerard Sieglein

Mensajes : 155
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Rosalie el Vie Jul 15, 2011 10:28 pm

"Respira hondo, cuenta hasta que te canses de repetir números"

Uno. La suave mano de Phoenix cernida sobre la mía me invitó a mirarla, a confiar en ella al tiempo que la ayudaba a incorporarse, quise darle a entender con la simple fijeza de los ojos que confiaba en ella, pero no de la manera en que como solía hacerlo con casi todo el mundo, no, una confianza distinta, más firme y verdadera, y quería que ella confiara también en mí, mis intenciones no eran malas, para con nadie, y quería demostrárselo de alguna manera.

-Eso es cierto... recientemente una oleada de energía, no sabría decir de donde vino pero... sentí que trajo de vuelta mis energías para canalizar dos hechizos seguidos, me pregunto... ¿de donde vendrá esa ayuda?- Inquirí pensando en Arkael, pero... no creo, él mismo dijo que ya no tenía los poderes de antes y que vendría en nuestra ayuda solo si le llamábamos, pero nadie lo había hecho... al menos, no a viva voz. En fin, no era el momento adecuado para comerme la cabeza con preguntas de las cuales como respuesta solo tendría la duda. Mis manos, mis pies se desplazaron por el terreno pedregoso hacia otro de los heridos, el más grave de todos seguramente.

-¡Gerard!-Exclamé avanzando hacia él.


Dos. Tenía la pierna herida, por lo tanto le sería difícil avanzar, necesitaba de la ayuda de alguien. Una vez junto a él, me acuclillé hasta quedar más o menos a su altura mientras le sostenía uno de los hombros.

-¿Estas bien?... claro que no...-Me respondí mi propia pregunta al darme cuenta que era demasiado obvia, más bastante cliché para situaciones ominosas como aquella.
-No te muevas yo te ayud...-Pero mis palabras se cortaron de golpe, y mi vista quedó pasmada hacia el golem que venía a atacarnos, emití un ligero grito ahogado bajando el rostro y escondiéndolo en el hombro de Gerard, más una oleada mágica oscura, propia de la muerte, fue arrojada contra quién nos iba a atacar cortando sus movimientos.


Tres. Un suspiró de alivio se escapó de mis labios, y aunque sentía que todo a mi alrededor perdía consistencia por tanto que sucedía imposible me fue evitar la voz entrecortada del divium propia de alguien cansado por el exceso de magia, era una orden, clara y precisa, que obedientemente no ignoré, alcé el brazo, sentí como un estremecimiento envolvía mi cuerpo por completo, abrí los ojos de golpe y de mi mano impulsé la misma bola de fuego que la vez anterior en dirección a las piernas del golem, esperando que Gerard hiciera lo solicitado por el divium, tal vez estaba muy cansado para ello, o las heridas lo tenían un poco aturdido.

Cuatro. Solo sé que traté junto con el herido Gerard de alejarme del golem, pero no evité mirar por el rabillo del ojo un gigantesco can que recibía el zarpazo del golem, pestañeé desconcertada, puesto que me había perdido el momento de la transformación, sin entender de donde había salido esa criatura, aunque... ¿donde estaba Hécate?

A veces si habían respuestas dentro de las propias preguntas.
avatar
Rosalie
La Inquisidora

Mensajes : 203
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Zephyrae el Sáb Jul 16, 2011 12:48 am



Los constantes ataques de Hecate parecían no tener mayor efecto en la criatura, el filo de sus cuchillos sacando constantes chispas en la roca sin hacerle mayor mella, aun así la guerrera mostró su tenacidad , el ataque recién realizado por Wilcox no solo debilitando a la criatura sino finalmente abriendo un hueco en las defensas de la misma.

Sahian logrò ver el poderoso conjuro de Wilcox, asì como escuchar como les aprestaba al ataque, las llamas que conjuraba ya no tan fuertes a causa del cansancio peor suficientemente amplias para quemar una de las piernas de la criatura, los insectos en esta muriendo y el monstruo perdiendo balance.

La imparable furia de la licántropo aprovechando la oportunidad para finalmente acabar con su enemigo, el hueco en su pecho creado tras la gran pérdida que le había causado el conjuro del Divium y la pérdida de todo equilibrio a causa del fuego de la pelirroja hechicera dejaban finalmente a su alcance al rojizo escarabajo, a pesar de arriesgarse a las rocas y golpes de la criatura la ferocidad de Hecate logro hacerse cargo de su oponente, su cuerpo malherido tras tantos golpes pero la satisfacción de la victoria clara en ella tras la muerte de su adversario.

Los demás insectos abandonando el cuerpo que empezaba a caer sin la criatura que lo guiaba. Alzando en vuelo, muchos de ellos volando hacia la esfera de luz creada por Phoenix y quemándose en el proceso, otros huyendo al techo y las paredes de la cueva, su leve resplandor aun visible una vez que el grupo hubiera recuperado la visibilidad tras el intenso resplandor causado por Phoenix.

Más de la mitad de las criaturas muertas, el resplandor de las paredes drásticamente reducidos así como el de la cueva tras todas las flores marchitadas ante el impresionante conjuro del alado nigromante.

Tras desvanecerse el sonido del aleteo de cientos de pequeñas alas en la distancia de la cueva, el silencio reinante era impresionante, montículos de piedras donde no hace más de segundos hubiera habido terribles adversarios, las agitadas respiraciones del grupo y la oscuridad más densa a su alrededor mantenida a raya por el resplandor de las flores que se mantenían con vida, el cetro de mago de Wilcox, y el leve pero constante brillo del talismán de Sahian, marcando el camino a seguir, ya tras esta batalla el grupo más cercano a su objetivo.

****************************************

Arkael respiro aliviado al ver al último de los constructos de roca caer. Uno solo de sus campeones que se hubieran perdido y su causa hubiera perecido antes de la verdadera batalla.

Había contemplado la batalla tras los ojos de sus emisarios, la desesperación de hallarse en la realidad en vez de un reino onírico menguando sus poderes, aminorando sus fuerzas y la ayuda que podía brindarle a sus cinco elegidos, sin poder más que enviarles parte de su propio poder y fuerza para ayudarlos en la batalla, en su magia.

Su labor ya casi había terminado y en unos momentos cuando el grupo llegara a las ruinas de Andeiras el conjuro que había estado preparando tras tanto tiempo finalmente sería liberado. En estos momentos solamente Wilcox y Sahian portaban parte de cuanto les brindaría por su ayuda, los otros tres habrían de recibir sus regalos pronto, así como la ayuda que podría darles en los reinos oníricos, al momento ninguno había procurado el contactarlo con sus dudas, lo cual le había dado mayor libertad para preparar su poder a cuanto sería necesario.

A través de ellos podía sentir como el poder de Kadar había crecido y cambiado con el tiempo, sus fuerzas alteradas por el paso de los siglos y la soledad. Solamente la esperanza de conseguir su objetivo le permitía arriesgar tanto en este movimiento. Esperanzas y Fe colocada en sus cinco campeones, los cinco seres que sin saberlo guardaban gran relación con Kadar y a través de esto una oportunidad de éxito.

Pronto el conjuro estaría concluido y su participación en esta historia habría terminado, esperando hasta el final y confiando cuanto pudiera a los cinco que portaban la llave a Andeiras, actualmente reino y prisión de Kadar.

********************************************

[Off: La batalla ha terminado, en el siguiente post será necesario que atiendan sus heridas, así como que avancen en la cueva, el camino se irá reduciendo hasta tratarse de poco más de un sendero y al final de este una impresionante caverna de mucho mayor tamaño a la que venía, el resplandor de las flores mucho más intenso que en la cueva anterior, grandes edificios en ruinas y en el centro de la caverna un inmenso edificio, totalmente cubierto de las brillantes flores y resplandeciendo en el lugar con gran fuerza. Su post debe de llevarlos hasta la entrada a tal lugar así como a una fuerte sensación de sueño que les hará. Empezará a hacerles quedarse dormidos. Terminen su post antes de caer dormidos]

Hecate

Spoiler:
No estàs tan malherida, principalmente es dolor de los impactos lo que sientes, ya con las flores marchitas tus conocimientos te dejan reconocer que en algun momento fueron flores de pantano, raras y acostumbradas a florecer en lugares donde la vida decae constantemente. No tienen muchos usos herbolarios pero se encuentran muy lejos de algun lugar donde pudieran haber nacido de manera normal. Al momento de narrar el empezar a quedarse dormida a la llegada de la cueva tu personaje es el menos afectado, aun asì estaràs a punto de perder la conciencia pero seràs la última en hacerlo.

Wilcox

Spoiler:
Te tomará algo de tiempo recuperarte, la resistencia de la criatura ante tu conjuro de dolor fue algo colosal, mucho mayor de la que esperabas pero también lo fue el poder del conjuro que lanzaste auxiliado por la energía que se desprendía de las flores. Cuando llegues a la cueva lograras sentir un gran poder de energìa nigromántica pura, ubicado principalmente en el gran edificio al centro de la gran caverna.

Phoenix.

Spoiler:
Sientes como los escarabajos que se queman en tu gran esfera de luz al deshacerse casi no desprenden vida, si te quedaba alguna duda de ello ya no las hay, las criaturas eran construcciones màgicas y no estaban propiamente vivas. La cueva para ti tiene una sensación muy desgradable, como de podredumbre o falsa vida.

Gerard

Spoiler:
Los insectos que quedan son inofensivos sin alguno rojo para volverlos violentos, la red de energìa entre estos y las plantas parecerìa estar relacionado con esta magia de sueños que Arkael ha mencionado. Cuando lleguen a la cueva podràs contemplar una red de mucho mayor magnitud que las de Arkael, extendiéndose por toda esta, estaràs conciente de que los rodea y empieza a atrapar pero demasiado tarde como para evitar el ser afectado por esta.

Sahian

Spoiler:
La batalla ha terminado, el talisman que te dio Arkael aun brilla mostrando el camino, al llegar a la ciudad antes de ser afectada por la magia de los sueños te parecera ver llamas danzado en el lugar, no de manera amenazadora sino como luces constantes de pequeños fuegos flotando a su alrededor.
avatar
Zephyrae

Mensajes : 124
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Rosalie el Sáb Jul 16, 2011 5:51 am

Cinco... y se me acabaron los números, la calma invadió la cueva al igual que la imponente oscuridad, extendí la mano con delicadeza para observar el resplandor que emitía la piedra entregada por Arkael, se concentraba en un punto en específico informándonos a donde debíamos ir, mi vista recorrió a derredor viendo la desaparición de aquellas hermosas flores pero también la de los insectos, era extraño sentir tanta tranquilidad luego de aquel arranque de dificultad y peligros que nos había atenazado recientemente.

Era momento de seguir avanzando y como siempre debía ir al frente, no porque fuera la más fuerte ni la más valiente, era porque la esfera nos informaba a donde ir y no tenía intenciones de prestársela a nadie más, era de suma importancia personal conservarla intacta.

-Gerard -Dije mientras me quitaba el morral de la espalda y lo abría sacando unas vendas y unos ungüentos curativos - No tienen nada de mágico, es una venda común y corriente... solo evitará que brote más sangre y se infecte la herida, además así podrás seguir caminando...-Miré a los demás alzando la esfera hacia mi barbilla como lo hacen los niños con las linternas cuando van a contar cuentos de terror, pero no era mi intención causar esa sensación, sencillamente quería que me prestaran atención y aquel que necesitara de mis vendas y ungüentos no tuviera problema en pedirlos, aquí todos estábamos para ayudarnos.

(...)

Cuando comenzamos a caminar, no evité estar pendiente de cada recodo que se nos presentaba a cada paso, temía que volviera a repetirse lo ocurrido, o quizás nos viéramos sorprendidos por algo mayor, lo importante ahora era recuperar energías, por suerte físicamente no había resultado lastimada, conservaba además conmigo mi báculo por lo cual podría concentrar mis hechizos desde ahí haciendo más fácil la tarea de invocarlos, un estremecimiento recorrió mi espalda al recordar como esos bichos se alejaron volando cual murciélagos, perdiéndose en la oscuridad, envolviéndonos en ella con su ausencia y mi mirada se alzó hacia arriba, como si los fuera a volver a ver en el techo, pero al hacer ese movimiento la punta de mi zapato se atascó con una piedra y trastabillé torpemente hacia adelante apoyando con firmeza el bastón para no caer de bruces.

-Lo siento...-Me disculpé considerando que ayudaba a Gerard a caminar y al hacer ese movimiento quizás hasta le hiciera caer a él, luego no evité mirar a los demás por si estuvieron pendientes de mi torpeza, no era algo que me importaba enormemente pero... Miré de reojo a Phoenix y suspiré, ¿cómo le iba a dar una buena impresión a ella? siendo tan... ¡tan torpe!, seguramente debía pensar que era una tonta, así jamás me ganaría su confianza, bajé la mirada y me concentré en caminar bien y pensar en cosas bonitas para no atormentarme con esa idea.

A medida que avanzábamos el camino se hizo más y más estrecho, nuevas luces regresaron a recibirnos y no evité temer que esos bichos regresaran, pero solo eran las flores y junto a ellas una construcción se presentaba al frente, me acerqué e impulsada más por la curiosidad que otra cosa aceleré el paso para ver lo que ofrecía su interior, me maravillé al ver delicadas llamas danzando sobre las construcciones como pequeños silfos de fuego, me quedé mirándolas un largo rato, haciendo caso omiso a las palabras de cualquiera, poco a poco el fuego comenzó a difuminarse, al igual que todo a su alrededor, levanté las cejas tratando de mantener los ojos abiertos, pestañeé considerables veces pero el peso de mis párpados era cada vez más incontenible, entonces, mis piernas comenzaron a temblar, caí de rodillas, apoyé una mano con báculo sujeto contra el suelo mientras que con la otra comprimía protectoramente la esfera contra mi pecho, como si fuera un bebé y yo su madre, todo a mi alrededor comenzaba girar y perder sentido, un bostezo se escapó de mis labios al tiempo que susurraba -Tengo sueño...- Y achinaba más y más los ojos.

avatar
Rosalie
La Inquisidora

Mensajes : 203
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 16, 2011 10:06 pm

Respiré hondo un par de veces y noté como la criatura caía abatida por la loba y por la quemadura de una pierna. Puede que después de todo aquel grupo de inútiles no lo fuera tanto, al menos sabían cumplir órdenes, eso los ponía un poco más cerca de los zombis, aunque aún por debajo. Miré como todos se ayudaban entre sí y escupí algo de sangre al suelo, no valían la pena si no eran capaces de ponerse en pie por sus propias fuerzas, si debían de apoyarse en los otros. Con un sonoro “clack” clavé mi bastón en el suelo mientras que me ponía en pie lentamente, todavía bastante dolorido y notando como la esencia volvía a entrar en mí. Suspiré y terminé de ponerme en pié con dificultad, usando ahora el bastón más que como simple ornamento o catalizador como apoyo para caminar, recostándome en él suavemente como si fuera un hombro amigo. Estiré las alas y sentí una repentina punzada de dolor en el centro de la espalda, donde nacían las dos extremidades extras. El dolor era horrible, como si hundieran allí una hoja ardiente y luego arrojaran sal sobre la herida, pues igual. Seguramente tuviera algo roto, o casi.

Ignorando aquel temible dolor comencé a caminar tras los que ahora eran mis “compañeros”, al menos así tenía que llamarlos por ahora. De no ser por mí dos de ellos serían ahora un amasijo de huesos en el suelo, convertidos en simples trozos de carne y sangre por todos los lados. Miré con especial odio a la mujer rubia, la única que no había demostrado el respeto hacia mí que habían demostrado los demás, ella se había atrevido a cruzar palabras conmigo, mocosa. Chasqueé la lengua molesto y seguí caminando por la caverna, mirando como los escarabajos todavía se retiraban temerosos y asustados de mi temible poder, volando bien lejos. Las flores del lugar ya no brillaban como hacía un rato, ahora lo hacían de una forma mucho más tenue, dejando ver una especie de pasillo iluminado por ellas que conducía hasta un resplandor mucho mayor que antes, como un camino directo a lo que se parecía al típico “Túnel de la muerte” que cualquiera describía tras estar cerca de esta. ¿Qué sabrían ellos, simples mortales? De nuevo volvía negar con la cabeza y me limité a seguirlo, planeando varias formas de matarlos en cuando me dejaran de ser útiles.

Finalmente tras un rato de dolorosa caminata en el que cada paso era un nuevo infierno por el movimiento de las alas crucé la abertura en la roca. Esperaba encontrarme con un enorme desierto algún lugar de mucho sol, puesto que la luz que emanaba era igual o mayor que la del astro rey, pero ni por asomo era eso. Al terminar de cruzar el umbral de la gigantesca puerta natural mantuve los ojos cerrados unos momentos, abriéndolos lentamente para acostumbrarlos de nuevo a la luz. Lo que encontré allí me dejó enormemente confundido: miles de flores por todos los lados, brillando con sus característicos colores cambiantes y en el centro lo que parecía ser el centro de su poder.

Una enorme torre que destellaba multicolor alzándose varios metros sobre mi cabeza, desprendiendo una fuerte energía de magia negra. Por un momento dudé sobre si acercarme, no sería la primera vez que aquellas flores me confundía con su poder, pero también era cierto que me lo habían entregado para hacer mi conjuro terriblemente devastador. Sin vacilación alguna más que mi cojeo me acerqué a la construcción de flores, mirando con curiosidad su superficie pero sin llegar a rozar las flores por si las moscas. Noté entonces un gran sueño, una sensación de pesadez en los párpados y como todo el sueño se me venía encima. – Mierda… - mascullé para mí – Un… trampa… - me costaba terminar las palabras por el sueño, que cada vez era mayor, haciendo que me tuviera que frotar los ojos en un intento por mantenerme despierto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Phoenix el Dom Jul 17, 2011 4:20 am

La fuerza…

Tan banal, tan necesaria, tan bruta.

La voluntad.

Tan firme, tan débil, demasiado absoluta.

La luz…

Infinita.

Mis ojos se convierten en la única ventana entre la realidad y el delirio que esta energía me estaba causando. Todo tiene un precio, y es la magia la que más altos precios cobra por otorgarnos su bendición. Mis manos… mientras una tiembla y se cierra en un fuerte puño, esperando el instante en que mi alma tome un descanso.

La otra.

Sostiene luz, sostiene voluntad, fuerza… pero al final de todo, es luz. Lo único que mantiene a los humanos sobre el camino correcto. Y sin embargo me surgen dudas…

¿Qué hay detrás de todo ello? Cuando la luz se ausenta, cuando oculta su abrazo de nuestra vista… ¿Qué nos espera?

Mis ojos comienzan a ver la lluvia de un verano de oro, entre los cielos azules se ven las suaves gotas saladas, corriendo entre los bordes de la arena dorada, y cubriendo las mejillas de un sol que se extingue… tiempo. Poco tiempo.

Y un destino largo…

Y las lagrimas comienzan a brotar como sueños que escapan para ser realizados, sueños que desean ser verdaderos, huyen de entre mis pestañas, corren hacia un destino que ellas mismas ignoran. ¿Por qué lloro? Por dolor, el dolor que causa la duda. El mismo que causa la incertidumbre. ¿Qué me espera en las sombras?

Mientras la luz me hace mirar hacia su infinito resplandor, con la mente en un abismo de oscuridad que espera silenciosa, con la mirada perdida en mis ojos de cielo, perdida… como yo en mi misma. Como la mujer en mi cabeza que susurra lentamente, como un dolor agonizante, como una tristeza profunda, como un amor perdido…

“Mira… el cielo volverse gris… las sombras palidecer… las rosas llorar… escucha al mar gritar tu nombre… el mar lo grita, Nix… te llama…”

Mi mano… arde tanto. Siento la carne recibir el calor de la luz que se concentra en mi mano, bajo mi mando, tan cerca que puedo ver mi piel enrojecer y sacarme deliberadamente de mi ensimismamiento. Duele. Arde el abrazo del calor, de la fuerza de la luz que no se extingue, que permanece, que ilumina, que guía… que puede destruir. Y puedo ver el poder de la fuerza de Wilcox derribar todo aquello… y los insectos volar hacia la engañosa luz, inofensiva al parecer, mortal al tocarla con sus pequeños cuerpos que sin la roca ya no son nada…

Y el aroma de la muerte me parece un delirio… un engaño es el velo que cubre el ambiente y mi mano recae… mi cuerpo se vence dejándose relajar y mi respiración es agitada.

Miro hacia mi mano que yace ante mí, con su color marcado por las quemaduras, pero había funcionado, de una u otra forma había ayudado, y la atraje hacia mi pecho, acunándola como si pudiera consolar su amargo dolor.

“¿Cómo es que llora el sol?”

Sonrío con amargura, y llevo mi otra mano hacia mis mejillas para secar las lágrimas que yacían ahí, esperando ser borradas después de no hallar destino. Y contemplo a cada cual que en su momento se encuentra aliviado, o cansado… o herido… ¿Qué esconden estas paredes en realidad? Me sentía insegura, mucho más que antes y acompañando a eso, estaba la firme sensación de ser vigilada… no de ser engañada. Suspirando con cansancio, con desvelo y un sollozo al final… me acerco de nuevo a ellos y continuamos el camino.

En esta ocasión hable mucho menos, mi mente estaba encerrada en un calabozo de dudas, de soslayo que me embriagaba con su deseo de pertenecer al destino. Mis ojos celestes se marchitaban hacia el suelo con la tristeza de no saber que existe o que me espera… pero pronto una luz interna me muestra que en medio de mi propia oscuridad, puedo ver claramente un camino, paso a paso. Sin ver detrás del horizonte. Hay algo… algo que late y espera. Y que espera por mí. Y así permanecía en ese silencio, como si la muerte se adueñara de mi voz, y mi mente fuese una fiel prisionera de la calma. Hasta que próximamente habíamos ingresado a una nueva cámara dentro de la misma cueva… una que…

Mis ojos asombrados volvían a la vida, resurgiendo de entre la propia oscuridad, cuando las flores de nuevo presentes, miles… demasiadas de ellas, brillando en sus colores cambiantes. Como un sueño… un amor de sol y lluvia. Y seguidamente, como un fantasma que persigue mis pasos, me invadió una aturdidora sombra de maldad, de… desolación. De desconcierto… como si en el sitio hubiera ojos por cada rincón, como si la verdadera suciedad se encontrara aquí, mirándonos con ojos desorbitados esperando para impregnarnos con la muerte… o con algo peor. Las flores eran su mascara y cuando me di cuenta de que esto no era si no un engaño…

La oscuridad fue poco a poco, pidiendo mi mente para si. Fue acunando el cansancio a mi cuerpo, y el tiempo rápidamente pasaba mientras el sueño inagotable me derrumbaba como un desolador guerrero vencido.

La oscuridad gritaba….

“Mía… y un destino… mía. Por siempre… al final del horizonte. ¡Mía!”
avatar
Phoenix

Mensajes : 22
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Gerard Sieglein el Dom Jul 17, 2011 8:51 pm

Mi cuerpo aun adolorido, estaba bastante agotado, mis heridas dolían, no podía dejar de ver la red, por alguna razón. Sahian preocupada. Me coloco unas vendajes en mis heridas, no estaba acostumbrado a tal traro, menos por una mujer, así que me sonroje y tímidamente respondí con un –Gra...gracias- luego se ilumino con el colgante y se giro para ver quien mas necesitaba tratamiento, me puse a pensar, en esta calma e intente levantarme.-aghhh- mi pierna no estaba buena y me costaba caminar, gracias a dios Sahian me vino y me ayudo a levantarme, avergonzado, por mi debilidad le agradecí. Comenzamos a caminar, avanzando por la cueva, Sahian, que me ayudaba a caminar iba adelante. La misma se distrajo y tropezó, peor gracias a su bastón pudo sostenerse sin caer, suspire aliviado, no quería que ella cayera por mi culpa…

Avanzábamos lentamente por al oscura cueva, los insectos que quedaban eran todos amarillos, la amenaza roja ya no estaba entre nosotros, pero, sin embargo, comencé a notar una extraña red formarse, note las construcciones, pero la red me preocupaba mas. Para cuando me di cuenta de la trampa ya era tarde, todos sucumbimos al sueño y caímos lentamente, dormidos- mal…di…cion….


Gracias por las firmas---->Ficha<----inuwel y arwen owo


avatar
Gerard Sieglein

Mensajes : 155
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Hecate Graymark el Lun Jul 18, 2011 2:06 am

Seguía tumbada sobre el suelo de la caverna a varios metros de la criatura, todavía en su forma lobuna, debía transformarse pronto o de lo contrario no sabía hasta que punto la mente del animal podría suplantar a la racional. Se incorporo con dificultad, sentía las patas flojas como si en cualquier momento la pudiesen fallar y desplomarse, aunque sentía como con exasperante lentitud iba recobrando fuerzas, las suficientes como para andar hasta donde se encontraban tiradas sus prendas por el suelo. Camino tranquilamente mientras observaba como la criatura por fin caía, en parte por los ataques de sus compañeros y los suyos propios. Se volvió a transformar, esta vez fue mucho mas lento, debido en su mayoría a la perdida de fuerza, y mientras recobraba su forma original una terrible oleada de dolor la sacudió. El dolor disminuyo al finalizar la transformación pero no desapareció, espero a haberse vestido para palparse el costado donde suponía que podía tener alguna costilla rota y en la espalda debía de tener algo también, aunque nada de aquello era preocupante, conociéndose la dolería un rato y empezaría a sanar.

Preparada para continua con la empresa comenzó a seguir al grupo, por suerte descubrió que no se sentía tan malherida como pensaba, algunos dolores que ya había tenido antes y cansancio, no solo físico, la transformación y la adaptación a la emociones humanas podía ser ciertamente agotadoras. Caminaba mirando a su alrededor fijándose detenidamente en los resultados de la batalla, sus compañeros parecían también cansados y en su mayoría más malheridos que ella, y la caverna ahora estaba mucho mas silenciosa, aunque seguían revoloteando algún escarabajo que otro a su alrededor, y las flores que ahora parecían apagas, luciendo tenuemente dejándola apreciar su verdadera forma, ahora no parecían tan espectaculares, aquellas flores la recordaban a las que crecían en los pantanos, seguramente del lugar de donde habían provenido en un principio. Siguió contemplándolo todo mientras caminaban por un pequeño sendero donde terminaba la cueva en una amplia abertura que dejaba ver un increíble resplandor que no se parecía a nada que hubiese visto antes, demasiado intenso para que fuese los simples rayos del sol.

La caverna desembocaba en otra de mayor tamaño, al principio la cegó la intensa luz y tuvo que cerrar los ojos para irse adaptando a ella, pero poco a poco fue resultando menso incomoda pero sin llegar a ser agradable. Una vez se le aclaro la vista pudo reconocer de donde provenía la luz, de más de aquella odiosas flores que cubrían por completo una esplendido edificio que se encontraba en el centro de aquella ciudad, si podía ser llamada así. Mientras caminaban por estrechas calles no pudo apartar la vista de las edificaciones que se encontraban a su alrededor, ahora viejas ruinas de lo que habían podido ser en antaño grandiosos edificios, ahora solo quedaban algunas paredes en pie que se sujetaban con dificultad y lo demás era escombros y polvo.

Antes de llegar al edificio central fue sintiendo el sueño pero lo atribuyo al propio cansancio de la batalla, pero cuando llegaron a las puestas de este quedo claro que no era algo natural. Parpadeo varias veces intentando retirar la fuerte soñolencia pero era inútil, pronto sus compañeros antes que ella cayeron allí mismos presas del mismos sopor. Se dio con la mano en la cara para despertarse pero ni el dolor conseguía apartar a aquella persistente sensación, y lo supo antes de que pasara, no podía luchar contra ello, y al fina termino dejándose llevar por ello.




Dicen que la realidad nos engaña y la fantasía nos confunde. Para mi la realidad se terminó y la fantasía se marchó.
Spoiler:
avatar
Hecate Graymark

Mensajes : 125
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Zephyrae el Lun Jul 18, 2011 6:35 am

A lo largo de su camino a la entrada a Andeiras , Arkael había vigilado cuidadosamente a sus campeones, su mente acostumbrada a recorrer gran cantidad de sueños a la vez se encargaba de una segunda tarea con esto. Sabía que necesitaría más ayuda de la que poseía, las cinco llaves le permitirían llegar a Kadar pero si su objetivo debía llegar más allá de matarlo debería de solicitar ayuda a otro poderoso hechicero.

Los sueños de su amigo habían cambiado con el paso de los siglos y el tiempo que dedicara a hallarlos había sido mucho mayor de lo planeado pero ahora finalmente ante el se levantaba el brillante punto en el firmamento de los sueños, rodeado de miles, millones de otras estrellas, cada una un ser único en el mundo real y aun más original e irrepetible en el reino de los sueños.

Permitiendo a su forma tomar la apariencia que tuviera entre los hombres antes de volverse un maestro de los sueños floto hasta la esfera de luz, susurrando suavemente al interior de esta su mensaje.

-Erenberd, viejo amigo, Erenberd a quien el mundo aun en sueños conoce como maestro de los cuatro elementos te suplico recuerdes los tiempos de antaña juventud y respondas al llamado de Arkael, quien en alguna era nombraste tu amigo. – El susurro creando luz que lentamente empezara a rodear la esfera y mezclara su brillo con el de esta.

En cuestión de momentos la esfera empezó a cambiar de forma, dos brazos y piernas surgieron de esta, un pequeño cuerpo con brillantes alas, el de un ser de avanzada edad por los blancos cabellos y largas barbas pero que en su apariencia mantenía mucho de la fuerza de la juventud.

-Hace mucho que creí perdida del mundo tu magia Arkael, creyéndote muerto a ti y a tus sueños contigo. Mas siento no me habrías convocado de esta manera si tuvieras tiempo de relatar tu historia, habla pues de que te ha traído hasta mí con tal urgencia.- Erenberd dijo, su voz creciendo en este lugar con calidez y autoridad aun en su pequeño cuerpo de Silfo que trabajosamente rebasaba el palmo de altura.

-Veo que el tiempo también te ha llevado a grandes cambios Erenberd, como bien dices mi prisa es mucha y requiero de tu ayuda para corregir uno de mis mayores errores. Necesito la ayuda de tus sueños para abrirme un camino hasta un ser que se resguarda en sueños con poderes aun mayores a los míos. – Le respondió Arkael intrigado ante la nueva forma adoptada por su amigo, no era una forma creada para el sueño pues claramente podía sentir la verdad de su actual apariencia.

El silfo de anciana apariencia escucho las palabras de Arkael - No está en mi el ayudarte viejo amigo, pactos me atan a la protección de mis tierras, pactos que dan fuerza y poder a mi existencia y de los cuales no soy capaz de liberarme. No puede mi alcance extenderse más alla de los reinos feéricos y cuanto me pides, aun perteneciendo a los sueños escapa de lo que puedo brindarte. Se más claro en mis palabras y quizás otra manera de brindarte mi ayuda encontremos.

Arkael no pudo más que sentir la desesperación embargarlo ante las primeras palabras de su amigo y tras esto quizás un rayo de esperanza, no había tenido a nadie en siglos a quien acudir por consejo. – Necesito de tu magia, no por su poder sino por su naturaleza, aquel que he de alcanzar goza de más poder en lso sueños del que podríamos enfrentar directamente pero una magia diferente, propia del mundo real podría ayudarme a surcar el camino que lleva hasta el.

Erenberd considero con cautela sus palabras. Sabía de la ambición de su amigo y que sin duda la empresa sería peligrosa pero no estaba en él darle simplemente la espalda. – Hay alguien entonces a quien podrías acudir, su magia corre en sus venas pues es hijo mío, y aun cuando su poder dista mucho de estar del todo desarrollado ya se encuentra en su interior. Entiende Arkael que si por algo lo menciono es por que sé que el no daría la espalda a tu petición mas si algún mal llega a el a causa de esta necesidad tuya tendrás en mi un acérrimo enemigo en vez de un aliado. Su nombre es Zephyrae ed Selenyad y si miras en mi sueño podrás verle cercano ami corazón y lograras hallarle.

El silfo se desvaneció poco a poco regresando su forma a la de la esfera de luz, quizás quedara aun alguna esperanza para los planes de Arkael.

*****************************************************

El sueño no fue difícil de encontrar, su brillo similar al de su padre en tantos aspectos no pudo más que despertar tristeza y viejos anhelos en el corazón de Arkael, su amigo de alguna manera había logrado comprender su propia pena y ofrecía su ayuda de la manera que podía hacerlo. No tuvo mucho tiempo para estudiar los sueños del joven Silfo, simplemente de tomarlos y llevarlos consigo mismo al encuentro de sus demás campeones que ya empezaban a soñar, era momento de librar su conjuro y después de esto dormir con ellos.

[Off: este ha sido un post para introducir a mi propio personaje a la segunda parte de esta historia, tras este colocaré el post final del cierre de la misma y con esta concluirémos el primer capítulo de la campaña]
avatar
Zephyrae

Mensajes : 124
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.