Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Camino al sol.
Hoy a las 3:00 am por Gula

» Solo hay un modo de conocer el desierto...
Hoy a las 1:40 am por Kaila

» Otra ausencia
Ayer a las 4:59 pm por La Aberración

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
Ayer a las 12:25 pm por Turion

» Sistema de corrección de partidas por pares
Dom Ago 20, 2017 11:02 pm por Eudes

» Gabranth [Ficha en construcción]
Sáb Ago 19, 2017 12:25 pm por Bizcocho

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Sáb Ago 19, 2017 10:44 am por Niris

» ¿Donde está el Caballero Rojo?(Campaña)
Vie Ago 18, 2017 10:21 pm por Eudes

» Azura (En construcción)
Jue Ago 17, 2017 9:24 pm por Bizcocho

» No tan pequeños problemas (solitaria)
Jue Ago 17, 2017 12:29 pm por Celeste Shaw

» Y les vendieron sus almas al diablo. [Priv. Kaila]
Jue Ago 17, 2017 12:20 am por Jan Egiz

» Òracion a los Dioses] Müsenïe
Miér Ago 16, 2017 2:37 pm por Katarina

» Evento: Fe y devoción
Mar Ago 15, 2017 9:05 am por Niris

» Preguntas a la comunidad (Religión)
Mar Ago 15, 2017 8:47 am por Niris

» Preguntas a la comunidad (Deidades)
Mar Ago 15, 2017 8:46 am por Niris




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Secretos de Familia

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Hecate Graymark el Lun Jul 18, 2011 2:06 am

Seguía tumbada sobre el suelo de la caverna a varios metros de la criatura, todavía en su forma lobuna, debía transformarse pronto o de lo contrario no sabía hasta que punto la mente del animal podría suplantar a la racional. Se incorporo con dificultad, sentía las patas flojas como si en cualquier momento la pudiesen fallar y desplomarse, aunque sentía como con exasperante lentitud iba recobrando fuerzas, las suficientes como para andar hasta donde se encontraban tiradas sus prendas por el suelo. Camino tranquilamente mientras observaba como la criatura por fin caía, en parte por los ataques de sus compañeros y los suyos propios. Se volvió a transformar, esta vez fue mucho mas lento, debido en su mayoría a la perdida de fuerza, y mientras recobraba su forma original una terrible oleada de dolor la sacudió. El dolor disminuyo al finalizar la transformación pero no desapareció, espero a haberse vestido para palparse el costado donde suponía que podía tener alguna costilla rota y en la espalda debía de tener algo también, aunque nada de aquello era preocupante, conociéndose la dolería un rato y empezaría a sanar.

Preparada para continua con la empresa comenzó a seguir al grupo, por suerte descubrió que no se sentía tan malherida como pensaba, algunos dolores que ya había tenido antes y cansancio, no solo físico, la transformación y la adaptación a la emociones humanas podía ser ciertamente agotadoras. Caminaba mirando a su alrededor fijándose detenidamente en los resultados de la batalla, sus compañeros parecían también cansados y en su mayoría más malheridos que ella, y la caverna ahora estaba mucho mas silenciosa, aunque seguían revoloteando algún escarabajo que otro a su alrededor, y las flores que ahora parecían apagas, luciendo tenuemente dejándola apreciar su verdadera forma, ahora no parecían tan espectaculares, aquellas flores la recordaban a las que crecían en los pantanos, seguramente del lugar de donde habían provenido en un principio. Siguió contemplándolo todo mientras caminaban por un pequeño sendero donde terminaba la cueva en una amplia abertura que dejaba ver un increíble resplandor que no se parecía a nada que hubiese visto antes, demasiado intenso para que fuese los simples rayos del sol.

La caverna desembocaba en otra de mayor tamaño, al principio la cegó la intensa luz y tuvo que cerrar los ojos para irse adaptando a ella, pero poco a poco fue resultando menso incomoda pero sin llegar a ser agradable. Una vez se le aclaro la vista pudo reconocer de donde provenía la luz, de más de aquella odiosas flores que cubrían por completo una esplendido edificio que se encontraba en el centro de aquella ciudad, si podía ser llamada así. Mientras caminaban por estrechas calles no pudo apartar la vista de las edificaciones que se encontraban a su alrededor, ahora viejas ruinas de lo que habían podido ser en antaño grandiosos edificios, ahora solo quedaban algunas paredes en pie que se sujetaban con dificultad y lo demás era escombros y polvo.

Antes de llegar al edificio central fue sintiendo el sueño pero lo atribuyo al propio cansancio de la batalla, pero cuando llegaron a las puestas de este quedo claro que no era algo natural. Parpadeo varias veces intentando retirar la fuerte soñolencia pero era inútil, pronto sus compañeros antes que ella cayeron allí mismos presas del mismos sopor. Se dio con la mano en la cara para despertarse pero ni el dolor conseguía apartar a aquella persistente sensación, y lo supo antes de que pasara, no podía luchar contra ello, y al fina termino dejándose llevar por ello.
avatar
Hecate Graymark

Mensajes : 125
Edad : 23
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Zephyrae el Lun Jul 18, 2011 6:35 am

A lo largo de su camino a la entrada a Andeiras , Arkael había vigilado cuidadosamente a sus campeones, su mente acostumbrada a recorrer gran cantidad de sueños a la vez se encargaba de una segunda tarea con esto. Sabía que necesitaría más ayuda de la que poseía, las cinco llaves le permitirían llegar a Kadar pero si su objetivo debía llegar más allá de matarlo debería de solicitar ayuda a otro poderoso hechicero.

Los sueños de su amigo habían cambiado con el paso de los siglos y el tiempo que dedicara a hallarlos había sido mucho mayor de lo planeado pero ahora finalmente ante el se levantaba el brillante punto en el firmamento de los sueños, rodeado de miles, millones de otras estrellas, cada una un ser único en el mundo real y aun más original e irrepetible en el reino de los sueños.

Permitiendo a su forma tomar la apariencia que tuviera entre los hombres antes de volverse un maestro de los sueños floto hasta la esfera de luz, susurrando suavemente al interior de esta su mensaje.

-Erenberd, viejo amigo, Erenberd a quien el mundo aun en sueños conoce como maestro de los cuatro elementos te suplico recuerdes los tiempos de antaña juventud y respondas al llamado de Arkael, quien en alguna era nombraste tu amigo. – El susurro creando luz que lentamente empezara a rodear la esfera y mezclara su brillo con el de esta.

En cuestión de momentos la esfera empezó a cambiar de forma, dos brazos y piernas surgieron de esta, un pequeño cuerpo con brillantes alas, el de un ser de avanzada edad por los blancos cabellos y largas barbas pero que en su apariencia mantenía mucho de la fuerza de la juventud.

-Hace mucho que creí perdida del mundo tu magia Arkael, creyéndote muerto a ti y a tus sueños contigo. Mas siento no me habrías convocado de esta manera si tuvieras tiempo de relatar tu historia, habla pues de que te ha traído hasta mí con tal urgencia.- Erenberd dijo, su voz creciendo en este lugar con calidez y autoridad aun en su pequeño cuerpo de Silfo que trabajosamente rebasaba el palmo de altura.

-Veo que el tiempo también te ha llevado a grandes cambios Erenberd, como bien dices mi prisa es mucha y requiero de tu ayuda para corregir uno de mis mayores errores. Necesito la ayuda de tus sueños para abrirme un camino hasta un ser que se resguarda en sueños con poderes aun mayores a los míos. – Le respondió Arkael intrigado ante la nueva forma adoptada por su amigo, no era una forma creada para el sueño pues claramente podía sentir la verdad de su actual apariencia.

El silfo de anciana apariencia escucho las palabras de Arkael - No está en mi el ayudarte viejo amigo, pactos me atan a la protección de mis tierras, pactos que dan fuerza y poder a mi existencia y de los cuales no soy capaz de liberarme. No puede mi alcance extenderse más alla de los reinos feéricos y cuanto me pides, aun perteneciendo a los sueños escapa de lo que puedo brindarte. Se más claro en mis palabras y quizás otra manera de brindarte mi ayuda encontremos.

Arkael no pudo más que sentir la desesperación embargarlo ante las primeras palabras de su amigo y tras esto quizás un rayo de esperanza, no había tenido a nadie en siglos a quien acudir por consejo. – Necesito de tu magia, no por su poder sino por su naturaleza, aquel que he de alcanzar goza de más poder en lso sueños del que podríamos enfrentar directamente pero una magia diferente, propia del mundo real podría ayudarme a surcar el camino que lleva hasta el.

Erenberd considero con cautela sus palabras. Sabía de la ambición de su amigo y que sin duda la empresa sería peligrosa pero no estaba en él darle simplemente la espalda. – Hay alguien entonces a quien podrías acudir, su magia corre en sus venas pues es hijo mío, y aun cuando su poder dista mucho de estar del todo desarrollado ya se encuentra en su interior. Entiende Arkael que si por algo lo menciono es por que sé que el no daría la espalda a tu petición mas si algún mal llega a el a causa de esta necesidad tuya tendrás en mi un acérrimo enemigo en vez de un aliado. Su nombre es Zephyrae ed Selenyad y si miras en mi sueño podrás verle cercano ami corazón y lograras hallarle.

El silfo se desvaneció poco a poco regresando su forma a la de la esfera de luz, quizás quedara aun alguna esperanza para los planes de Arkael.

*****************************************************

El sueño no fue difícil de encontrar, su brillo similar al de su padre en tantos aspectos no pudo más que despertar tristeza y viejos anhelos en el corazón de Arkael, su amigo de alguna manera había logrado comprender su propia pena y ofrecía su ayuda de la manera que podía hacerlo. No tuvo mucho tiempo para estudiar los sueños del joven Silfo, simplemente de tomarlos y llevarlos consigo mismo al encuentro de sus demás campeones que ya empezaban a soñar, era momento de librar su conjuro y después de esto dormir con ellos.

[Off: este ha sido un post para introducir a mi propio personaje a la segunda parte de esta historia, tras este colocaré el post final del cierre de la misma y con esta concluirémos el primer capítulo de la campaña]
avatar
Zephyrae

Mensajes : 124
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Zephyrae el Lun Jul 18, 2011 6:36 am


Los cinco habían logrado no solo derrotar a las criaturas en su camino sino continuar su avance hasta Andeiras, sin que ellos pudieran saberlo arcanas defensas de gran poder eran abiertas una tras otra para ellos. Muchas otras defensas simplemente ignorándolos mientras se acercaban por razones desconocidas para el grupo entero.

Finalmente estaban en la inmensa caverna donde hace muchos siglos los Dueños de los Sueños habían decidido resguardar su material forma, el lugar en si no había sido de gran importancia para muchos que vivirían plenamente en Andeiras, mas Arkael sintió tristeza al contemplar las ruinas de lo que alguna vez fuera un impresionante reino, aun en su simple forma material.

Sabía que Kadar no tardaría en darse cuenta de su presencia aun oculta dentro de sus campeones, por lo que inicio su conjuro, extendiendo la magia que había acumulado desde que empezara a fraguar su plan, infundiéndola en sus campeones, notó a Kadar percatándose de esto, su magia extendiéndose a los cinco en el grupo para rodearlos de poderoso sueño del cual ni siquiera Arkael podría defenderlos, aun así el evitar que fueran atrapados jamás había sido su plan, por el contrario contaba con que Kadar lo hiciera, por esto era necesario que se trataré de estos cinco seres específicamente.

Poniendo todo su esfuerzo coloco su magia en ellos, la cantidad de poder necesaria para crear un objeto real a partir de los sueños y su magia eran sin duda algo sorprendente. Las flores en su propia cueva marchitándose en su totalidad mientras Arkael les drenaba su poder, y aun cuando ya atrapados por el conjuro de sueño sus campeones no pudieran notarlo gran parte de las flores a decenas de metros de ellos mismos teniendo el mismo destino.

Wilcox Demauj, que tras su oscuro corazón y frialdad poseía uan voluntad ardiente e inquebrantable, el bastón que portara con el absorbiendo gran parte de la magia que Arkael a el dirigía, despertando dentro de si mismo a la voluntad del Divium que más allá de su propia magia era capaz de arriesgarse a atacar el mismo con tal de salir victorioso, el bastón sintiendo y respondiendo ante tal voluntad de combate, alimentándose de la magia de los sueños para cambiar.

Phoenix, la hermosa hechicera de dorados cabellos dormía no muy lejos de el, su fiel compañera buscando la reacción de su duela antes de caer ella también dormida y en las muñecas de la hermosa gitana materializándose y mezclándose con las suyas aparecían pulseras de diversos colores, tomando forma del fuerte espíritu de la hechicera y poco a poco empezando a emitir luz propia, antes de apagarse con Phoenix totalmente dormida.

Sahian portaba el talismán que Arkael le había entregado, resguardándolo con gran cuidado, los deseos de su corazón y la magia del hechicero llenando el talismán de poder, su brillo aumento intensamente y parecía arder en las manos de la hechicera de fuego, el fuego de este internándose en las manos de Sahian y uniéndose a ella.

En la mano de Hecate surgió un metálico guantelete, de brillante color como la luna misma, su fuerza mezclándose con la de la licántropa aun cuando empezando a dormir no pudiera notarlo, el metal similar a la plata solo en apariencia se ajustaba a su mano poco a poco, como una segunda piel.

La magia de Arkael rodeaba a Gerard, mas todo intento de Arkael por crear en este un objeto de poder parecía desvanecerse cual sombra alejándose de él, quizás alguna defensa de los Tenebres que Arkael nunca había conocido o algo particular en el joven, su tiempo no le permitiría averiguarlo y solamente pudo infundir de poder el cuerpo de Gerard, para seguir ofreciéndole su protección.

Finalmente a gran distancia de aquel lugar descansaba un Silfo de nombre Zephyrae, su participación en cuanto acontecía desconocida de todo el grupo e incluso por el mismo. Arkael había solicitado un gran favor para poder conseguir hallar la última pieza de su plan, y fue su propia voluntad y no la del Silfo la que dio forma a la manera en que su poder le alcanzaba, en la espalda del ser que dormía plácidamente al refugio de un árbol empezó a aparecer un antiguo símbolo de protección que Arkael y los suyos desarrollaran para resguardar sus cuerpos antes de abandonarlos para partir al mundo de los sueños, ofreciéndole a la pequeña criatura protección donde se hallase y resguardándolo de los perjuicios del frío de la noche o el calor del día.

Todo puesto en marcha era momento de que Arkael mandara sus últimos mensajes y el mismo durmiera. Ahora la batalla y el destino de esta misión sería cuestión de sueños.

[Off: Concluímos con esto el capítulo uno, pond´re información de lso objetos de recomepensa en Oartidas ne juego, en la solicitud de la misión, ya han sido aceptados y me alegro poder informar que empezaremos pronto el capítulo dos]
avatar
Zephyrae

Mensajes : 124
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Secretos de Familia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.