Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Les traigo canciones olvidadas por este mundo
por Filippo Piazza Hoy a las 12:34 am

» Graag Tronchahuesos [ID]
por Bizcocho Jue Feb 14, 2019 11:20 pm

» Reglas de Noreth
por iZariel Jue Feb 14, 2019 7:46 pm

» Ficha Zariel Ashkajar
por Alegorn Jue Feb 14, 2019 5:09 pm

» Un Dios entre Nosotros.
por Strindgaard Jue Feb 14, 2019 6:08 am

» La Esfinge de los Hielos
por Strindgaard Jue Feb 14, 2019 5:01 am

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Strindgaard Miér Feb 13, 2019 7:32 am

» [Campaña] La Ciudad de Oro, Dinas Aur.
por Bennett Miér Feb 13, 2019 4:19 am

» Nueva presentación.
por Rimbaud Mar Feb 12, 2019 11:48 pm

» [OFF y Reclutamiento] Historias de La Tetera de la Señora Freona
por Lamb Mar Feb 12, 2019 12:03 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Criaturas Norethianas: Gwendrel

Ir abajo

Criaturas Norethianas: Gwendrel

Mensaje por Azura el Mar Jul 03, 2018 2:08 pm

Se encontraban en un tranquilo prado, verde hasta donde alcanzaba la vista, en los montes Keyback, con un “claro y sagrado objetivo” según la gata, aunque a su metálico acompañante le pareciera que solo estaban dando un paseo.

-Mira mira, una cabra.- dijo la gata, golpeando el yelmo de su acompañante, causando un fuerte ruido hueco repetidas veces. Sabía perfectamente lo mucho que le irritaba eso a su compañero.

-Sí, ya la he visto.-

-Es la tercera que vemos hoy, genial ¿huh?-


-Eso eran ciervos.-

-Nono, peludos, cuatro patas, y cuernos, claramente cabras, pero esta tiene SEIS patas, mira mira.- volvió a golpear el yelmo, provocando aún más ruidos huecos. El golem se retorció un poco, conteniendo su irritación para la diversión de la gata.

-Es un gwendrel, son bastante comunes en Keyback.-
como iba la gata a saberlo, ella era una gata domestica hasta que… todo había pasado. Ahora el mundo estaba lleno de nuevos olores, sabores y aparentemente, un montón de diferentes cabras.

-Pero es taaaan blanca, y luce muy esponjosa. Acércate anda.-

-No creo que le vaya a gustar.-


-Oh, venga ya, que le va a hacer una adorable cabrita a un poderoso guerrero de Karzum ¿huh? Venga venga.- el golem se acercó, a regañadientes hacia la cabra, que los encaró. El golem extendió la mano, y Azura descendió hasta estar a la altura de la cabeza del cordado. –Boop.- dijo, después de extender su propia patita para tocarle el morro a la dudosa cabra.  No lucia especialmente molesta, así que la gata dio un salto y se posó sobre su cabeza. –Es taaan suave, tócala.- luego recordó que su acompañante, técnicamente, no tenía tacto. –Oh, cierto.-

Para desgracia del golem, el cabrito no parecía apreciar del todo esa amenazante mole de metal frente a el mientras esa adorable gata jugaba, así que hizo lo que toda cabra haría y cargo, derribando a Velsignet sobre su metálico culo. –Parece que no le gustas.- dijo la gata con una risita mientras una segunda carga en toda la cabeza lo tumbaba para bien. Sus ojos repasaron a su compañero, para asegurarse de que no había daños más allá de alguna ligera abolladura. La cabra se removió, una vez la amenaza que suponía el golem había sido neutralizada. –Muy bien, mi fiel montura, a la batallaaaaa.- su corcel se alzó sobre sus patas traseras, sus cuatro patas traseras, antes de salir disparada hacia alguna dirección desconocida, con una carcajeante gata encima suyo. Hasta que el bicho dio un brinco y mando a la adorable paladina por los aires. Después de unas cuantas volteretas, el sacrosanto felino aterrizo como si nada sobre sus patas, agitando la cola algo molesta hacia la cada vez más lejana cabra. Velsignet se había recuperado y se acercó hacia ella, hasta alzarla del suelo. –Da demasiados saltitos.-

-Suelen montarse con silla.-

-Puede que deba practicar primero con esas cabras sin cuernos.-
el golem tardo unos buenos treinta segundos en entenderla. No era de extrañar que la gata lo llamara cabeza-hueca todo el tiempo.

-¿Caballos?-


Spoiler:

Azura
Azura

Mensajes : 32
Link a Ficha y Cronología : Azura

Nivel : 2
Experiencia : 270 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.