Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Y solo los más pequeños quedaron atrás...
por Vanidad Ayer a las 9:23 pm

» Criaturas U - V
por Staff de Noreth Ayer a las 4:43 pm

» Criaturas S - T
por Staff de Noreth Ayer a las 4:35 pm

» Criaturas C - D
por Staff de Noreth Ayer a las 4:27 pm

» Fue una buena estadía
por Malina Mar Oct 16, 2018 11:30 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Strindgaard Mar Oct 16, 2018 11:20 pm

» Ratquest [Campaña]
por Egil Dom Oct 14, 2018 11:12 pm

» Tiempo de caza [ Solitaria ]
por Balka Dom Oct 14, 2018 9:37 pm

» Egil
por Egil Dom Oct 14, 2018 5:59 pm

» Elíacer. [Grifo](Terminada.)
por Alegorn Vie Oct 12, 2018 12:20 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


You give love a bad name

Ir abajo

You give love a bad name

Mensaje por Grimley el Miér Jul 04, 2018 1:32 pm

La noche estaba tranquila siendo que la luz de la luna llena iluminaba mi camino como si fuera un sol pálido, los sonidos de los animales era reconocibles haciendo que el camino a mi alrededor fuera algo familiar, e incluso acogedor… Esto me empezaba a preocupar bastante, era el tipo de enano que sabia que las cosas pueden salir mal, y por “pueden” me refiero a que lo harán, por lo que mientras mas pacifico el ambiente mas rápido se ira al caño con una gloriosa explosión de fuego y sangre.

Me mantenía atento a la distancia en búsqueda de mi destino, mi última conversación con un ser consiente había sido hace un par de días, un comerciante me hablaba de un pueblo cercano con problemas relacionados a Goblins, si bien criaturas que alguno considerarían poco mas que sabandijas la verdad es que causan mucho sufrimiento a las comunidades que atacan, por lo que mi labor como héroe es exterminarlos a todos, asi que técnicamente cometería un genocidio… tenia una misión divina y la justificaciones estaban de mas.

Revise a una mula llamada libertad, como siempre mantenía su vista en el suelo y tranquilamente se movía hacia adelante, le di una pequeña caricia, claro por la diferencia de altura tenia que levantar bastante las manos pero se merecía una muestra de aprecio tras acompañarme por tanto tiempo. Fue en ese momento que respire hondo y me di cuenta que por primera vez en mucho tiempo me sentía en control, siento que todo va bien, solo debo mantener mi mirada hacia adelante y… hay alguien sentado a un lado del camino. Mi primera reacción era mover mi mano hacia mi arma pero eso no era algo muy heroico, los héroes deben presentarse de manera amigable incluso ante los extraños, así que mi arregle mi mohawk y camine en su dirección. Al acércame un poco mas me di cuenta que portaba una figura femenina, por su altura y contextura parecía ser una enana, esto hace que mi pecho se levantara y mi postura imitara a la de un pavo real. Era parte de mi prueba divina el crear varios herederos por lo que no perdería una oportunidad, aun asi mientras mas cerca estoy de ella mas se me hace familiar, hasta que se da cuenta de mi presencia, levanta su mirada y al ver sus ojos la reconozco de golpe. Oh mierda.- dejo escapar mientras mi ego se desinfla. –¿Grimley?-se levanta y se mueve hacia mi con velocidad, me quedo quieto para esperar la bofetada pero en vez de eso recibo un abrazo, lo que la verdad resultaba ser mucho peor.

-Pensé que jamás te volvería a ver después de que quemaras la casa- decía aun sujetándome, su respiración se agitaba y mi mirada se mantenía hacia la distancia, como si mi conciencia hubiera escapado, siendo que lo único que me hace responder es ese detalle final.- ¿QUEME LA CASA? eso era algo que no sabia, pensé que las luces eran por la celebración de la boda no…-No importa ahora, cometí un grave error al escoger a tu hermano sobre ti, al igual que tu escape de nuestro pueblo por lo que  ahora podemos estar juntos como parias-  la situación había pasado de uno a cien en pocos segundos, yo con esto tuve que separarme de ella.

- Escucha, he crecido mucho desde entonces, te perdono por la enorme traición y descaro hacia mi persona, perdone a mi familia excluyendo claro a aquel que no debe ser nombrado, y estoy bien excluyendo como me siento al saber que deje mi viejo hogar hecho cenizas, aun asi, ahora estoy en el medio de una misión  divina, muy peligrosa mucho letal, asi que recomiendo vuelvas al pueblo y lo resuelvas con el- ella negó, sus ojos lloros lograban que mi corazón se saltara un latido aumentando con velocidad, los años solo la habían hecho mas bella lo que me empezaba a incomodar. –No lo entiendes, estaba siendo sofocada, todos los días la misma rutina es horrible, en cambio tu- sus manos se acercaron a mi pecho, a pesar de que sus movimientos eran obvios no se me ocurrió detenerla, sus dedos rozaban mis cicatrices mientras su mirada se perdía concentrada en ellas, yo veía mis opciones, la idea de voltearme y salir corriendo se veía para vez mas agradable, aunque eso era lo peor que podría hacer, a pesar de que me esforcé en decir algo ella fue quien volvia a hablar. –Has vivido tantas aventuras no es asi- su mirada se encontraba con mi mía- Por favor déjame ir contigo, podemos ser un duo dinamico, tener aventuras de dia y… de noche- su actitud se tornaba lasciva, sentía bien como la debilidad de mi carne y mi nostalgia me empujaba a cometer un error, pero para poder dominar mis habilidades me habia autoimpuesto un régimen de control emocional, el cual pareció solo servir para la ira dado mis manos se movieron a sus caderas antes de darme cuenta, sabia que estaba por hacer algo estúpido cuando me di cuenta que una mula llamada libertad había seguido su camino y al levantar la mirada pude ver la silueta de un pueblo a la distancia. El movimiento de las hojas me hicieron girar mi cara, y al hacerlo pude notar multiples pares de ojos rojos…- Corre- le dije al alejarla y al tomar mis hachas.

Antes de que ella se diera cuenta nuestros enemigos se abalanzaron, me movi hacia adelante logrando darle en el torso al goblin que lideraba el grupo, con mi siniestra realizaba otro corte hacia el siguiente dándole el cuello, pero como  una piedra en un rio algunas me ignoraba para ir en contra de ella, teniendo que atacarlos por el costado dejando mi franco libre a las ofensivas de sus compañeros. Mate otros dos cuando entonces escuche dos ruidos que lograron causarme escalofríos, el primero fue el de un hoja de metal rasgando la carne, mirando a mi lado pude notar como uno habia logrado atacarla, y lo otro fue el sonido de un cuerno, estaban llamando refuerzos. Golpee a varios con mi brazo y Sali corriendo para clavando mi hacha en el cráneo del que se habia escapado.  –Grimley...- dijo al caer al suelo, el corte no fue falta pero si podría desangrarla, de no hacer algo pronto moriría. Le levante con cuidado y corri hacia mi montura para ayudarla a subirse, los movimientos de una mula llamada libertad eran los suficientemente suaves para no tirarla,  además de que podría recostarse encima de ella, agarre una tela y la puse en contra de su herida. –Has presión.- Con eso empezaría a moverse hacia el pueblo, lo único que debía hacer era ganar tiempo.

Lo cual no seria tan fácil tomando en cuenta que ya se reincorporaban el resto de las fuerzas de los goblins, por la cantidad me atrevería a suponer que tenia planeado un ataque hacia la ciudad. Lo primero fueron los jinetes, usando lobos como monturas, uno saltaba en mi contra y yo respondía deslizándome con mis rodillas para asi clavar mi hacha en el estomago de la bestia logrando que esta cayera al suelo. Lo malo es que el otro iba por una presa mas fácil, por lo que no tuve mas opción que lanzar mi hacha logrando impactar en la espalda del jinete haciéndolo caer el suelo, el lobo por otro lado al perder a su amo dejo su lado salvaje salir abalanzándose en contra del goblin mas cercano, yo corrí para mantenerme cerca en caso de que buscaran franquearnos, agarraba mi escudo lo cual era útil contra los proyectiles de los goblins que preferían mantenerse ocultos, a pesar de ser solo piedras también podra resultar como una amenaza.


Tras varios minutos asi ya casi llegábamos hacia el pueblo, tanto que los guardias se habían dado cuenta de nuestra presencia. Un grito llamo la atención de todos los presentes, provenía de la torre de la iglesia –HORDA DE GOBLINS- A al escuchas esas palabras guarde mi hacha y mi escudo, agarre mi hacha de guerra y mire hacia la horda que aun se mantenía algo lejana, le grite a los guardias –NECESITA AYUDA MEDICA- antes de empezar a correr en dirección a los enemigos, de esta manera los guardias podrían acercarse y brindarle ayuda, mientras me movia me deba cuenta que las posibilidades no eran muy esperanzadoras pero… los heroes se hacen en la adversidad, por lo que era mi momento.

Al impactar mi hacha con el frente de la oleada pude ver como varios goblins era tirados hacia atrás, chocando con sus compañeros e incluso lastimándose entre ellos, mi ataques lograban causar daño a varios de ellos pero entre los mismo me dejaba abierto ante sus pequeñas ofensivas, por suerte para los demás se concentraba en mi, rodeándome para poder atacar mi espada, a esto respondería realizando un giro con mi hacha llevándome a tantos por delante como fuera posible, pero por cada goblin que mataba otros dos tomaban su lugar, y en uno de mis ataque mi hacha quedo clavara en el cuerpo de uno ellos dejándola como un mazo de carne, no tenia tiempo para retirarlo, al intentarlo uno se abalanzo encima de mi, tuve que agarrarlo con mi diestra y lanzarlo, entonces entre varios me quitaron mi hacha, ya con esto quedaba indefenso, o por lo menos eso podría parecer rodeado de tantos enemigos, no tenia otra opción que probarlo, deje que el dolor de las heridas se convirtiera en furia, soltando un grito al los cielos empezó a golpearlos con mis puños, el dolor ya no me afectaba y mis ataques lograban empujarlos hacia atrás, poco a poco los mantenía a raya despedazándolos  con mis propias manos, antes de darme cuenta  varias flechas caían en su contra, y jinetes humanos cargaban en contra la horda ahora debilitada. Yo por mi parte caería de rodillas, las heridas y el cansancio eran demasiado para poder mantenerme de pie, gire mi atención pudiendo ver como la mujer que alguna vez ame era cargado hacia el interior de una casa, sin saber su destino solo pude cerrar mis ojos y caer al suelo.


Cuando los abri pude notar como un hombre humano sacaba media mi cuerpo y hacia anotaciones –¿Que haces?- mis palabra a pesar de bajas lograron hace que se levantara de un salto. –Estas vivo!... oh bueno, estaba sacando las medidas de tu ataúd- de tener energías hubiera agarrado su libreta para lanzarla por la ventana pero simplemente mire a mi alrededor buscándola a ella-Buscas a la otra enana, ella esta bien, la verdad todo el pueblo lo esta- no estaba entiendo bien que habia pasado. –Que…- antes de poder terminal mi pregunta volvía a sentir como mi conciencia  se deslizaba a la oscuridad. Al abrirlos de nuevo ya era de noche, ahora una mujer atendía mis heridas. Pensé hablar hasta que vi que saco una esponja, entonces me mantuve callado mientras duraba el baño y después fue que decidí hacer que despertaba –Que paso- ella sonrió – La guardia derroto a la horda, su líder intento apuñalarte cuando estabas en el suelo y uno de los arqueros le dio justo en ojo, los demás ya estaban dispersos por lo que solo tuvieron que cazarlos, solo le tomos 3 dias terminar de matarlos a todos- eso era lo que llevaba en cama, me levante con mi pecho cubierto de vendajes- ¿Donde esta ella?- ella supo a quien me referia –O su hermana esta en la taberna celebrando con los guardias- yo solté un suspiro. –Ella no es mi hermana- al decir eso su expresión cambio por completo, eso me daba a entender que su actitud coqueta no estaba reservada solo para enanos. Me coloque sobre mis pies y con un poco de dificultad camine hasta mis cosas, sin ningún decoro me desvestí y coloque de nuevo mi armadura, a pesar de sentir molestias camine hasta la puerta, la mujer llamó mi atención –Espere, el alcalde estaba reunión algo de dinero como agradecimiento por su ayuda- yo negué con mi cabeza-  Que su paga sea contar mi historia, la de Grimley- sus ojos se llenaron de brillo.

[b]–Me asegurare que sepan su nombre señor gromly-
mi ego estaba aun mas roto que mis costillas –Grimley.. es Grimley. Sabe que, denle el dinero a la enana, ella sabrá porque-  tras decir esto no espere por su respuesta y simplemente Salí, una mula llamada libertad me esperaba, me montaría sobre su espalda usando mi escalera y me dirigiría fuera del pueblo, mientras salía pase por el bar pudiendo verla por la ventana, sentada en la barra con copa en mano rodeada de hombres, me daba cuenta que lo que sufrí pudo ser por lo mejor, me reconfortaba ver que mi camino ya había sido puesto desde antes de que yo me diera cuenta y que todo era parte de mi destino. Esta vez no había sido lo que esperaba, no derrote al villano, no gane la batalla, y sobretodo no me quede con la damisela. Pero sigo vivo y con un mundo de posibilidades enfrente de mi.[/b]
avatar
Grimley

Mensajes : 7
Nivel : 1
Experiencia : 200 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: You give love a bad name

Mensaje por Bizcocho el Vie Jul 06, 2018 2:50 pm

Buen hijra. Felicidades. Procedo a darle color, es hora de empezar a descubrir este mundo.
avatar
Bizcocho

Mensajes : 159
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.