Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Adios al hogar.
por Rufus Fortis Ayer a las 11:51 pm

» Presentación
por Capitán Pescanova Ayer a las 10:11 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Margaret Orgaafia Ayer a las 10:06 pm

» Empatía [Evento]
por Katarina Ayer a las 4:22 pm

» Con Honor, Sin Wenkunegen
por Kromul Ayer a las 3:23 pm

» Sistema de corrección de partidas por pares
por Strindgaard Ayer a las 4:18 am

» Cronologia de aventuras y desventuras
por Rufus Fortis Mar Dic 11, 2018 7:31 pm

» Rufus Fortis
por Alegorn Mar Dic 11, 2018 6:49 pm

» Rey Verde (Privada)
por Katarina Mar Dic 11, 2018 2:18 pm

» Ficha de Anya Bal'Sagoth
por Anya Bal'Sagoth Mar Dic 11, 2018 11:53 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Criaturas Norethianas: Pulgas de Metal

Ir abajo

Criaturas Norethianas: Pulgas de Metal

Mensaje por Croatoan el Miér Jul 11, 2018 8:11 pm

-Venga, ya queda poco.- dijo Falt, el líder del grupo, aunque tras una mirada al resto de integrantes del grupo, se lo pensó mejor e hizo una pausa. Vivienne, la elfa con túnica que les hacía de curandera, estaba jadeando tan fuerte que prácticamente sonaba rasposo, como un perro a punto de vomitar, y aunque Rob lo disimulaba mejor, su gambesón estaba empapado de sudor. Solo el, a pesar de la cota de mallas, parecía ser capaz de seguir.

Esa zona parecía segura, por algún motivo desconocido, así que el grupo descanso durante una media hora, sin que ninguno de esos asquerosos bichos los molestara. Había sido sencillo, muy sencillo, “digna de novatos”, como les habían dicho, al fin y al cabo esas hormigas no suponían un peligro muy grande, ni siquiera la reina, pero había tantas, TANTAS, muchísimas más de las que había previsto el gremio. Así que como buen líder tomo la decisión de esperar un rato, para evitar que un error por culpa de la extenuación provocara una desgracia. Al fin y al cabo, con la reina y los huevos muertos, ya habían acabado, solo tendrían que enfrentarse a unos pocos grupos rezagados, en pánico por la pérdida de la reina. Se habría dado un baño en ese lago cercano, si no tuviera vergüenza de hacerlo ante Vivienne, además de ser peligroso descuidarse de tal manera en territorio enemigo, como les había enseñado el maestro. Así que en su lugar, hizo una bola con el envoltorio de su bocadillo y lo arrojo al lago, que ondeo ligeramente ante la poca luz que ofrecían las antorchas y continuo por la cueva, para salir de ese maldito hormiguero.

-Esto… no son hormigas…- Dijo de inmediato Vivienne, alzando la antorcha para iluminar a los pequeños bichitos que saltaban de un lado a otro en esa sala. Median menos de un palmo, y las hormigas no saltaban, asi que eran…

-Pulgas de metal.- Falt y Rob dieron un paso atrás, protegiendo cada uno sus preciadas posesiones, aunque Falt, con sus armas y armadura de acero, simplemente no podía cubrir suficiente. -Vivy, encárgate tú, no usas metal.- Sus armas eran caras, de las mejores armas que había producido el herrero, no estaban dispuestos a volver a pagar la recompensa de dos o tres misiones para reemplazarlas si podían evitarlo.

-NI HABLAR, SON ASQUEROSOS.- ya había llevado a Vivy al límite llevándola a exterminar hormigas, esperar que se enfrentara ella sola a bichos, con el pánico que les tenia, parecía ser demasiado. Podían simplemente dar un rodeo y evitar a esos bich…

Los habían visto, y el enjambre de pulgas trotaba hacia ellos. –CORRED.- el líder del grupo pensaba frenéticamente en un plan, y se le ocurrió uno. No muy bueno, pero funcionaria. –Al lago, tiraros al lago de antes, se ahogaran si intentan seguirnos.- Y allí Rob podría quitarse las armas y aplastarlas a manotazos sin peligro. Los tres integrantes de las dagas carmesíes saltaron al lago prácticamente al mismo tiempo, en su plan para librarse de esos malvados bichos devora-metal que los perseguían. Y prácticamente al instante, supieron que algo no iba bien. Pero ninguno tuvo tiempo de entender porque, puesto que fueron digeridos por el lago segundos después.

Nyami se despertó, algo confundida por la comida que, prácticamente, se había forzado a su boca, y escupió las partes duras que no pudo digerir. Un montón de pequeñas cositas saltarinas se reunieron a su alrededor, cerca de las cosas duras.

Eran bastante sabrosas.

Resultaba que había un motivo por el que esa zona estaba vacía.
avatar
Croatoan

Mensajes : 21
Link a Ficha y Cronología :
Nyami Nyami

Nivel : 2
Experiencia : 0 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.