Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Sistema de corrección de partidas por pares
por Amelie Winter Hoy a las 3:34 am

» [Evento] Criaturas Norethianas y dónde encontrarlas
por Staff de Noreth Ayer a las 10:23 pm

» Criaturas Norethianas: Nieveroja
por Boxy Ayer a las 10:22 pm

» Criaturas A - B
por Staff de Noreth Ayer a las 8:30 pm

» Criaturas I - J
por Staff de Noreth Ayer a las 8:25 pm

» Criaturas M - N - Ñ
por Staff de Noreth Ayer a las 8:22 pm

» Ficha: వక్రీకరణ
por Alegorn Ayer a las 2:09 am

» Criaturas Norethianas: Gargola
por Boxy Ayer a las 12:33 am

» Criaturas Norethianas: Diablillo
por Boxy Dom Ago 12, 2018 9:30 pm

» Criaturas Norethianas: Kaoras
por Boxy Dom Ago 12, 2018 8:32 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Criaturas Norethianas: Gargola

Ir abajo

Criaturas Norethianas: Gargola

Mensaje por Kenzo el Sáb Jul 14, 2018 6:44 pm

Me encontraba en las afueras de una ciudad. Divisando entre la bruma espesa de la mañana vi una entrada ligéramente destruida. Me adentré y descubrí un lugar el cual no había visto nunca. Creo que los humanos le suelen llamar a esto cementerio, pero no conocía su significado ni el porqué algunas rocas plantadas en medio de un campo.

-Pst, pst. Tu no eres humano ¿Verdad? - Escuché voces pero, no había nada mas que piedras y musgo. Serán estas otras de mis visiones, espero que el cerebro no me esté jugando malas pasadas ahora mismo.

-Parece que es un poco bobo el chaval. ¿Crees que merecerá la pena jugar con el?- Otra voz, de donde provenía. Por mas vueltas que daba a mi alrededor solo veía piedras y mas piedras.

-Donde estais. ¡Salid de donde quiera que os escondais cobardes!- Alcé la voz, a veces las ilusiones se iban con gritos o dolor.

-Pero vamos a ver chico...eres demasiado tonto, estamos aquí, frente a ti.-

Empecé a mirar a mis alrededores, seguía sin ver nada hasta que vi a dos criaturas de piedra encima de una roca saludarme.
-Aquí, aquí, somos nosotras dos- Eran dos monstruos de piedra, vivos. ¿Será mi imaginación nuevamente? Me acerque a las piedras desconcertado, no sabía si eso era real. Toqué las piedras y si, eran reales. Eran dos monstruos, uno oscuro con cara de semi dragón y alas con unos cuernecitos pequeños, la otra mas clara con cara como mas alegre, no podría definir exactamente que tipo de animal podría ser sus alas eran mas redondeadas y sus cuernos menos puntiagudos que la oscura.
-¡EH! Sin tocar, que sale mas caro- Se sacudía la mas oscura. -A caso vas tocando todo lo que ves por ahí o que muchacho-

No sabía como actuar, era la primera vez que veía ese tipo de bichos por las tierras. -Veo que no sabes lo que somos. Te contaré somos gargolas. GAR-GO-LAS. ¿Me entiendes?- Se miraron una a la otra - Creo que no me ha entendido- .

-Os he entendido, no soy estúpido. Así que gargolas. ¿Y que soleis hacer, por que me habeis hablado?-

Ambas se miraron y empezaron a soltar carcajadas. - Nosotras vigilamos el cementerio - Se bajó de la piedra y se desperezó las alas. Empezó a aletear y se puso a mi altura -Básicamente intentamos que gente insensata se arrepienta de mancillar campo santo- Me quedé perplejo al ver que podían moverse y mas cuando se acercó tanto hacía mi.

-Así que vosotras salvaguardais el cementerio pero, ¿Que tipo de insensateces se pueden cometer aquí?-

La otra gargola mas clarita hizo lo mismo que la otra pero se quedó revoloteando un poco mas atrás. -Ay dios, chico no sabes lo que es un cementerio ¿Verdad? Desde luego si que eres bobo.- Suspiró y se bajó al suelo andando con sus patas cortas por la zona cercana  -Esto que ves aquí son lápidas y debajo hay muertos enterrados.-

Qu...que. ¿Muertos? Miré algo sobresaltado mis pies, no puede ser, aquí debajo hay cadaveres -Pero, ¿Por que hacen eso los humanos? Son sus seres queridos.-

-A los humanos les cuesta desprenderse de lo que quieren, así que las entierran aquí pensando que estarán mas cerca pero no se imaginan que muchos de ellos parten lo mas lejos posible. De todos modos, respondiendo a tu pregunta, normalmente intentamos que los nigromantes no desentierren o jueguen a ser dioses y que los magos no nos capturen. Oh dios esos magos asquerosos, te acuerdas cuando vino aquel viejo barbudo con un caza mariposas.-

-Es verdad, que estupido, se pensaba que con eso y su ridícula magía podría hacer algo.-

Ambas se tumbaron en el suelo de las carcajadas, no podían parar de reir. No me parecia que fueran monstruos a los que temer o tener miedo pero en este mundo nunca se sabe. -Veo que tampoco sois tan malas como pensaba o peligrosas.- Se detuvieron y acto seguido me miraron con sus ojos brillando, un rojo carmín muy vivo.


-Chico, cuidado con lo que dices, si quisieramos ahora mismo tu también estarías aquí enterrado...-

Me sorprendí de la respuesta dada. ¿Tan peligrosas podian llegar a ser?  -Perdón si os he ofendido.-

-Que no te hayamos matado no significa que no podamos, no lo hemos hecho porqué hemos notado bondad en ti, eres un pequeño polluelo que ha roto el cascarón y eso se nota. Notamos tu inocencia de no saber ni tan siquiera lo que estabas pisando. Somos malas, somos juguetonas y nos gusta hacer bromas y perrerias a la gente. Hemos creido que contigo sería divertido pero las bromas que haríamos no las entenderías así que hemos decidido no hacer nada.- Se fue caminando hasta una lápida y se subío ahí posando como si la agarrase. La gargola mas clarita hizo lo mismo en una algo mas alejada mirando hacia la otra dirección.

-Ha sido divertido ver a un chico tan bobo como tú. Cuando tengas mas conocimientos ven a vernos, quizás podamos tomarte el pelo, si no lo hemos hecho ya... Soltó una risa algo malévola.

Las miré, vi que no hacían mas ruido que el del viento entre sus huecos, creo que la conversación ha finalizado aquí. Me quedé unos segundos mirandolas, viendo el entorno. Todavía no estoy del todo seguro si ha sido cosa de mi imaginación o de verdad son ellas unas criaturas que habitan este mundo y ese es su cometido. Suspiré y me di la vuelta para marcharme de ese santo lugar.

-Somos reales...no le des mas vueltas, no es cosa de tu cabeza...atontado.-

Me di media vuelta, sonreí y me fui dejando su campo libre de molestias. Algún día volveré y os contaré lo aprendido, lo prometo.
avatar
Kenzo

Mensajes : 17
Link a Ficha y Cronología : Kenzo Sagreth

Nivel : 2
Experiencia : 0 / 1000

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.