Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Emphatos [Skurk Äsping]
por Bennett Lun Dic 17, 2018 11:17 pm

» Graag Tronchahuesos [ID]
por Bizcocho Lun Dic 17, 2018 8:08 pm

» Emphathos [Egil]
por Vanidad Lun Dic 17, 2018 3:03 pm

» Plomo y Tinta [Libre]
por Tanets Iskusstvo Dom Dic 16, 2018 10:04 pm

» Emphathos [Evelyn Blake]
por Bennett Dom Dic 16, 2018 8:03 pm

» Emphathos [Envidia]
por Vanidad Dom Dic 16, 2018 2:05 pm

» Un Dios entre Nosotros.
por Strindgaard Dom Dic 16, 2018 5:56 am

» Empatía [Evento]
por Alegorn Dom Dic 16, 2018 3:12 am

» La Esfinge de los Hielos
por Katarina Sáb Dic 15, 2018 9:48 pm

» Ficha de Anya Bal'Sagoth
por Alegorn Jue Dic 13, 2018 10:29 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Criaturas Norethianas: Pulgas de Metal

Ir abajo

Criaturas Norethianas: Pulgas de Metal

Mensaje por Boxy el Sáb Ago 11, 2018 9:23 pm

Clonk, clonk

-¡Gash!- Boxy escupió la pieza que tantos problemas le estaba causando, lo que había sido, en su momento, un noble caballero en armadura de placas. Ahora ese bien protegido torso estaba resultando un problema para los dientes del mímico, no lo suficientemente duros como para atravesar las placas, lo que había vuelto a ese pobre hombre en un grotesco molusco que el mímico era demasiado estúpido para abrir. Y su compañera no podía ayudarlo, desgraciadamente, puesto que había sido abatida por ese mismo hombre, concretamente había sido usada de escudo humano…demoníaco, para proteger a alguien más importante, Boxy. Para su desgracia, esa bonita y antaño reluciente armadura de placas no había impedido en absoluto que el monstruo le clavara la daga en el cuello, un recordatorio a los caballeros de todo noreth de llevar siempre el casco puesto si no querían ser devorados por una aberración dentada de inteligencia comparable a un ladrillo.

Pero entonces el mímico recordó algo, y recogió el noble molusco, echando a correr en la dirección en la que había llegado antes de la masacre. La caja parlante, con lo que quedaba del caballero, trotó por los túneles, hasta llegar a una congregación de pequeños seres saltarines. “Pulgas de metal” las había llamado Snack mientras viajaban antes. Se había mantenido lejos porque comían metal, y muchos de sus valiosos brillantes eran de metal. Pero no quería la armadura de ese caballero, solo su jugoso interior, el hígado y el corazón eran las mejores partes, además de la cabeza, tan crujiente y a la vez blandita. Así que se la arrojo a las pulgas, que se sobresaltaron, puede que incluso aplastara a unas cuantas, pero eran seres simples, como su alimentador, y no tardaron en volver. Una se subió de un saltito sobre el caballero, y miro con sus negros ojos a la caja, antes de arrancarle un pedacito de placa y llevárselo a la boca. . –Yash.- dijo el mímico, al ver que su magistral plan daba sus frutos, incluso hizo una pequeña danza de la victoria, aunque no hubiera nadie más allá de un atajo de pulgas para presenciarlo. Aún tenía que esperar un poco para tener energía para invocar a su acompañante, y esos pequeños insectos eran, bueno, pequeños, así que también tardarían un rato. Ninguna de las dos cosas suponía un problema para el cazador más paciente de noreth, que aprovechó la ocasión para intentar observar mejor esas pulgas, mucho más grandes de lo normal, según su sierva, y con serruchos en las patas delanteras, cosa que aparentemente, no era normal. Tampoco eran sabrosas, se había dado prisa en aclararle, puesto que sus pelos eran duros como el hierro y pinchaban si las tocabas, por lo que comerse alguna seguramente supondría dolor para semanas. Finalmente, un par de horas más tarde, Snack estaba de vuelta al lado de su amado amo.

-Maestro, admiro tu iniciativa, pero sabes que podías simplemente quitar las correas de la armadura para sacar el torso, ¿cierto?-

-…-

-¿Maestro?-

-¡Gash!-


Smack

El grito de dolor resonó por toda la cueva.
avatar
Boxy

Mensajes : 34
Link a Ficha y Cronología : Boxy

Nivel : 3
Experiencia : 0 / 1500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.