Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Emphatos [Skurk Äsping]
por Bennett Lun Dic 17, 2018 11:17 pm

» Graag Tronchahuesos [ID]
por Bizcocho Lun Dic 17, 2018 8:08 pm

» Emphathos [Egil]
por Vanidad Lun Dic 17, 2018 3:03 pm

» Plomo y Tinta [Libre]
por Tanets Iskusstvo Dom Dic 16, 2018 10:04 pm

» Emphathos [Evelyn Blake]
por Bennett Dom Dic 16, 2018 8:03 pm

» Emphathos [Envidia]
por Vanidad Dom Dic 16, 2018 2:05 pm

» Un Dios entre Nosotros.
por Strindgaard Dom Dic 16, 2018 5:56 am

» Empatía [Evento]
por Alegorn Dom Dic 16, 2018 3:12 am

» La Esfinge de los Hielos
por Katarina Sáb Dic 15, 2018 9:48 pm

» Ficha de Anya Bal'Sagoth
por Alegorn Jue Dic 13, 2018 10:29 pm




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Criaturas Norethianas: Diablillo

Ir abajo

Criaturas Norethianas: Diablillo

Mensaje por Boxy el Dom Ago 12, 2018 9:30 pm

-¿Huh?- dijo una confundida caja a la figura que se le acababa de aparecer enfrente con una nube de humo negro como la noche de manera tan teatral. No era como si Boxy lo apreciara, era demasiado simple para apreciar el esfuerzo que el archicemonio había invertido en su aparición. Y directamente demasiado estúpido como para entender su propuesta.

-Creo que vas a tener que repetírselo, lentamente, con palabras más simples.- ayudó Snack. Karasharnak suspiró, exasperado tras veinte segundos con esa estúpida caja. Cuando le había comentado su plan a Carlaxius y le había dicho que era un “cliente complicado”, se esperaba algún tipo de erudito que había rescatado un tomo de demonología de algún lado, un maestro de la manipulación y los contratos con el que tendría que tener especial cuidado si no quería acabar atrapado en alguna baratija para toda la eternidad. En su lugar se había encontrado…eso, un ser a todas luces demasiado estúpido como para haber hecho un contrato sin ayuda, de hecho, estaba sorprendido de que hablara siquiera. El archidemonio suspiro por segunda vez, mientras, juraría, podía oír a Carlaxius riéndose a pierna suelta en el foso, sin duda observando su encuentro.

-Quiero que mates a cierta persona por mí.-


-Lo que ves es un constructo de sombras, maestro, este demonio no está, técnicamente, ante nosotros, por lo que su influencia sobre el mundo es limitada.-
esa zorra. Tenía razón, por supuesto, pero revelar tal información sin que el monstruo le preguntara al respecto, debilitando su posición para negociar… ¿Cómo se atrevía? ¿Por qué lo hacía siquiera? Por más que esa cosa no tuviera libido, manipular a un ser tan s imple hacia su propia muerte debería haber sido increíblemente simple para ella. El archidemonio suspiro, en lo que ya empezaba a ser un vicio.

-Paga, ¡paga!- ah, avaricia, esa cosa SI tenía motivaciones al parecer, y la idea de que podía recibir un pago si realizaba un servicio finalmente había calado en su carcomido cerebro.

-Si la matas, puedo ofrecerte varios de mis siervos, sellados en un colgante, una bandada de unos diez diablillos que te servirán como la súcubo aquí presente.-

La caja miro a lado y lado ante la mención de “súcubo”, como buscando una cuarta persona.

-Habla de mí, maestro.- joder, ¿Cómo de estúpida era esa cosa?

-Ensheña, ¡ensheña!- quería una prueba de que podía hacerlo, o quería ver que aspecto tenía un diablillo, más probablemente. Invocar un ser sin técnicamente estar presente era complicado, pero solo en concentración, invocar un solo diablillo requería menos energía que mover un solo brazo, y un archidemonio de su calibre pudo reunir la concentración necesaria en segundos. El pequeño ser bermellón aleteo ante su mano, justo enfrente del mímico… que alargó la lengua y se lo comió.

-Puaj, no como Snack, ¡no trato!- y Karasharnak, uno de los archidemonios más poderosos que habían existido jamás en ese plano, se quedó estupefacto, incapaz de responder, mientras una carcajeante súcubo se iba, sentada sobre un estúpido cofre con patas.
avatar
Boxy

Mensajes : 34
Link a Ficha y Cronología : Boxy

Nivel : 3
Experiencia : 0 / 1500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.