Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Y solo los más pequeños quedaron atrás...
por Vanidad Ayer a las 9:23 pm

» Criaturas U - V
por Staff de Noreth Ayer a las 4:43 pm

» Criaturas S - T
por Staff de Noreth Ayer a las 4:35 pm

» Criaturas C - D
por Staff de Noreth Ayer a las 4:27 pm

» Fue una buena estadía
por Malina Mar Oct 16, 2018 11:30 pm

» La Incertidumbre de la Magia [CAMPAÑA]
por Strindgaard Mar Oct 16, 2018 11:20 pm

» Ratquest [Campaña]
por Egil Dom Oct 14, 2018 11:12 pm

» Tiempo de caza [ Solitaria ]
por Balka Dom Oct 14, 2018 9:37 pm

» Egil
por Egil Dom Oct 14, 2018 5:59 pm

» Elíacer. [Grifo](Terminada.)
por Alegorn Vie Oct 12, 2018 12:20 am




Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Criaturas Norethianas: Gargola

Ir abajo

Criaturas Norethianas: Gargola

Mensaje por Boxy el Lun Ago 13, 2018 12:33 am

Boxy debería estarle agradecido a Snack, desde que la súcubo lo había motivado a abandonar su zona de confort, la caja dentuda había encontrado muchas cosas, desde inconmensurables riquezas a criaturas curiosas o, más importante, sabrosas. Aunque la verdad era que había visto más comida que riquezas. Lamentablemente para ella, el mímico era demasiado estúpido como para darse cuenta de eso, y su estupidez no parecía que fuera a cambiar en un futuro próximo.

Y una de esas interesantes criaturas se encontraba ante él. Según su acompañante, era un gato de piedra, aunque tenía cuernecillos y alas, y de hecho estaba volando ante sus ojos… bueno, los de la demonesa al menos, para su incredulidad. Pero el mímico era diferente, el mímico percibía la esencia arremolinándose alrededor de esa cosa y… nada más, era como un punto negro en sus sentidos. Cierto era que podía hacerse una idea de la forma de la criatura por la ausencia de señal, y que efectivamente, la forma le recordaba a esos pequeños y agiles seres que habitaban a veces los pueblos y ciudades, pero con alas y cuernos.

También parecía ser el único en ese cementerio. Lo habían escogido precisamente por ser un lugar discreto y apartado, pero la existencia de ese alado y ruidoso ser que parecía estar disfrutando haciendo vuelos cada vez más rasantes a la elfa que Snack fingía ser. Habría tolerado eso sin problemas, al fin y al cabo, la incomodidad de su sierva le traía bastante sin cuidado, aunque sí que dedico especial atención cuando estas empezaron a amenazar con abrirle la cabeza, no porque temiera por la vida de su posesión, sino por la molestia que habría sido volver a invocarla, por no hablar de que, como mímico, no podía evitar pensar que esa no era más que una elaborada treta que acabaría en un ataque contra Snack, seguido de un atentado contra su vida.

Pero la situación escaló, tomando un giro violento, cuando ese pseudogato-pedrusco le robo la espada a Snack. Cierto, técnicamente, se podría haber considerado una parte más de la broma pesada, y no lo volvía necesariamente una agresión, solo altamente sospechoso, pero robarle a Snack era robarle a Boxy, y robarle a lo más parecido a la encarnación de la avaricia que había visitado en ese cementerio en… nunca, seguramente. Ese gato empedrado jamás vio lo que le cayó encima, principalmente, un pedrusco en toda la cabeza, que podía o no haber formado parte de una lápida, aunque el siguiente sin duda lo era, puesto que estaba formado por al menos tres cuartas partes de esta. Todo gracias a la potente lengua prensil del mímico y a su puntería, potenciada por pura avaricia.

-Yash.-
dijo Boxy, mientras atizaba a lo que quedaba de la gárgola con otra lapida y recuperaba la espada de su frio cadáver, haciendo la danza de la victoria. Luego se encaró a Snack, que trago saliva, puesto que ya se imaginaba lo que estaba a punto de pasar. La caja dentada apuñalo a la súcubo, por dejarse robar, y siguió su camino dejando el desvaneciente cadáver atrás.
avatar
Boxy

Mensajes : 31
Link a Ficha y Cronología : Boxy

Nivel : 3
Experiencia : 0 / 1500

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.