Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» A Hope's Tail
Hoy a las 8:32 pm por Gar'Shur

» El deber de un jefe
Hoy a las 3:44 pm por Varok

» Strindgaard
Hoy a las 2:29 pm por Strindgaard

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Hoy a las 1:19 pm por Bizcocho

» Pero sin presiones eeh!
Hoy a las 12:37 pm por Lujuria

» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Vie Nov 17, 2017 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Jue Nov 16, 2017 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Jue Nov 16, 2017 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Jue Nov 16, 2017 7:07 pm por Arete

» El cordero
Jue Nov 16, 2017 9:46 am por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Duelo de sombras

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Duelo de sombras

Mensaje por Helang el Vie Jul 08, 2011 8:57 pm

Me levante mirando ese espectáculo para los ojos bordeando la casa y acercándome preso de la curiosidad.
Al poco estaba luchando por acercarme a un enorme edificio dorado, cosa algo complicada por los movimientos de tierra que me hacían caer y el viento fuerte y rugiente que me hacia perder toda gana de usar las alas para llegar al templo, mientras yo luchaba por avanzar sin poder usar la alas para nada a mi mascota parecía mucho más fácil seguir adelante, usando sus muertes alas para avanzar a poca altura sobre la arena, al final cuando todo ya se calmo y pude llegar a la construcción de oro el ya me estaba esperando delante de las puertas que no tardaron en abrirse en cuando llegue.

Segundos después de que se abrieran ya estaba dentro de la construcción, admirando mientras avanzaba a paso lento las piedras preciosas que conformaban ese lugar y de paso dirigiendo alguna que otra mirada a los que también estaban dentro, la extrañeza que sentí al mirar la barba de tentáculos de la cara de uno de los presentes fue olvidada rápidamente con el escalofrío al ver a un esqueleto en el lugar, vestido de rojo y con algo que parecía ser una corona.

Aparte la mirada de aquella imagen cuando me percate de que Kian no estaba a mi lado, ya era la segunda vez en el día que no sabia donde estaba y eso no me gustaba , mirando alrededor lo encontré mirando su reflejo en una de las columnas, cuando giro su cabeza quizás mirando desde otro ángulo su propio reflejo, hice una señal de que se acercase, prefería tenerlo cerca, pero en lugar de acercarse extendió sus orejas al tiempo que un extraño sonido inundaba la sala y poco después una voz, durante esos momentos casi ignoraba que l pequeño se me acercaba tranquilamente.

En un misero parpadeo tras el aviso de la voz de que estaban obligado a luchar se volvió a encontrar en la misma sala solo que ahora vacía, aunque aun se podía ver allí a una mujer y el mismo ser de los tentáculos y pronto apareció otro más que les explico lo que pasaba antes de esfumarse.
Se miro por el cuerpo buscando la estrella de que les había hablado esa bola de pelo y la encontró en su brazo izquierdo casi a la altura del hombro, -vaya, que extraño, ¿tu también tienes estrellas Ki…….¿Kian?- ya iban tres veces que se había separado de mi y esta era la vez que mas me asuste y mas preocupado me quede, las otras al menos estábamos en el mismo mundo pero ahora no, podía haberse quedado allí o haberse ido a otro mundo diferente de aquel, mientras el hombre pulpo y la mujer iban a lo suyo yo intente en vano encontrarlo por esa sala, ni rastro.

Lo estaba buscando cerca de las escaleras del fondo que después sabría que era por donde la mujer subió y que daba a una sala con muchos desniveles, estaba en la escalera casi en la puerta mirando a la sala, preguntándome donde estaría cuando escuche un grito, reaccione y lo seguí hasta dentro de la sala llegando a tiempo de ver a la mujer recogiendo una de las estrellas que el bicho dijo que debíamos de obtener.

-Vaya, parece que me has adelantado- le dije desde detrás, rascándome la nuca mientras miraba al rastro de la sala, al final observe otras de aquellas estrellas, sonreí y me propuse que esta vez no me adelantaran, ella ya tenia su estrella, ahora me tocaba mi.
Me subí a un desnivel cercano al que estaba la estrella pensando en como cogerla, había visto al bichito que la protegía y aunque tenia tantas estrellas como yo no quería arriesgarme, así que decidí distraerle.

Intente canalizar mi energía para que pasase lo que otras tantas veces, que viniese aquí mi querido amigo demonio, si lograba traerlo le pediría que distrajese a aquella cosa combatiendo con ella si hacia falta y mientras la distraía podría acercarme a toda velocidad y coger la estrella, no necesitaba mucho tiempo, solo unos segundos y una vez con ambas estrellas ese bicho no podría ser demasiado problema, el ya solo lo duplicaría en poder y además tendría a su demonio por si se enfurruñaba y atacaba y si algo fallaba y el demonio no venia tendría que esperar a que le diese la espalda tratar de cortar al ser por la mitad y coger el premio, claro que eso era el segundo plan.


avatar
Helang

Mensajes : 5
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Duelo de sombras

Mensaje por Sebastian Michaelis el Sáb Jul 09, 2011 9:38 pm

Había estado un par de minutos en forma de gato cuando el piso comenzó a sacudirse, la arena se movía abruptamente, y el templo brillaba cual sol en esta oscura noche. Pase tras una casa, rápidamente, para convertirme en mi forma humana-pfff... si sigo así gastare demasiada magia- dije en tono soberbio y me moví, a pesar de lo difícil que se había hecho caminar, hasta el templo. Al llegar, varia gente estaba reunida alrededor del mismo, note seriamente los gravados, brillantes como el resto del templo, al parecer contaban batallas entre varias criaturas, estuve intentando descifrar algunos, pero no llegue a observarlos bien, ya que, al poco tiempo que me concentre en ellos, las puertas se abrieron lentamente y llamaron la atención de todos. Poco a poco comencé a caminar dentro con otros sujetos, algo que no le daba mucha importancia, no era de mi incumbencia su estadía aquí.

Ya adentro, los gravados eran solo una fachada por fuera, adentro era el triple de majestuoso, aunque al caminar logre pasar el dedo por una de las paredes- se que es una ruina…pero alguien…debería limpiar este lugar- dije frotando el dedo que había pasado junto a el consiguiente de mi mano, cubierta por el guante blanco característico que siempre usaba. Poco a poco nos abrimos camino hacia un trono, que por alguna razón estaba ocupado con un esqueleto y su gloriosa corona revestida de minerales preciosos. Me quede observándola casi con adoración, tal vez esa corona era la que me mando mi ama a buscar, pero tal vez no, así que decidí no
mover nada, por el momento. Un ruido de crujir de huesos interrumpió mi pensamiento, y separo mi mirada de la corona, solo para ver al esqueleto cobrar
vida casi por arte de magia.

Nos ido una tétrica bienvenida, algo que no me dio buena espina, consiguientemente hablo de 3 dioses y que tendríamos que pelear por ellos, algo que no me pareció bueno, ya que éramos 6… eso significaría que solo 3 quedarían en pie, pero antes de que pueda seguir con mi pensamiento, el excéntrico cadavérico al parecer rey, señalo a 3 de nosotros y casi por arte de una especia de magia oscura, los convirtió en papiros o en una especie de eso, parecía cartas, pero no estaba seguro que era, era algo que nunca había visto antes. Antes de que pudiera replicar mi suerte de no ser una carta, me entregaron una baraja de estas mismas cartas y a la orden de un chasquido una serpiente se enredo en mi brazo, transformándose en una especie de arma o armadura rara; no estaba seguro que era. El esqueleto siguió con sus palabras, nos ordenaba luchar, no, no solo eso, nos explico las reglas del juego e hizo elevar sombras para cada uno de los presentes. La que estaba enfrente de mí empezó a tomar forma de minotauro. Chasqueo los dedos una vez mas y mi mente fue casi inundada por conocimientos de cartas, las reglas faltantes, según me daba cuenta con mis nuevos conocimientos.

-un gusto…- con una risa casi de hiena, este minotauro armado y fornido, con abdominales marcados y una sonrisa de mejilla a mejilla completo su frase- será matarte...

Spoiler:
minotauro

Enarque una ceja ante tal ego, mas de alguien sumamente peludo y de repugnante aspecto, me daba asco solo pensar que clase de pulgas escondía su pelaje –que arrogante y asqueroso ser…- dije con un soberbio tono- comencemos este “juego” de una vez…-dije mordiendo mi guante blanco y sacándolo de mi mano
libre. El duelo comenzó, empezando el minotauro excéntrico primero, el solo coloco 3 cartas, dos bocas abajo y un monstruo.

Yo robe la carta de mi turno, mi mano plagada de cartas, me hizo sonreír. Coloque un monstruo boca abajo, de poca defensa, pero su destrucción rendiría frutos. También coloque un campo, haciendo que nuestra visión cambiara por completo a unas ruinas- bienvenido joven bestia… esta son las ruinas arco iris-dije sonriente, seguidamente active una magia que se identificaba con mi cronología, una magia que daba a pensar, 2 turnos adelante; fusión futura. En ella mande dos cartas al cementerio, listadas en una fusión poderosa, una llena de mi mazo. Seguidamente coloque una trampa casi seguro que al activaría y termine mi turno.

El minotauro río, y se burlo de mis acciones- no duraras dos turnos- dijo casi seguro que ganaría. Convoco un moustruo, casi igual a el, pero aprecia segado por al furia. Este monstruo no paro de bramar desde que fue convocado algo que me daba mala espina. Más cuando escuche su efecto de parte del minotauro

-si crees que tu vida esta a salvo solo con un monstruo en defensa, estas equivocado, ya que el atraviesa la defensa-río cínicamente yo solo respondí elocuente- deja de referirte a mi vida, cuando te refieres a mis puntos de vida, has lo que debas hacer-dije elocuente y sin darle importancia a sus palabras. El mismo rió ante mi comentario y ordeno a su monstruo atacar el mío, peor no sin antes aplicarle un equipo que le permitiría atacar dos veces. Al destruir a mi monstruo, de mil de defensa, este paso a mi zona de trampas y magias y logre sentir como el aliento se salía de mi ser, como si me hubieran robado parte de mi vida en al
realidad- diablos…ahora se a que te referías….

El minotauro sonrío y ordeno un segundo ataque, a lo que conteste activando mi trampa “cristal riageki”. Envíe mi monstruo en mi zona de trampas al cementerio, y destruí ese maldito buey de batalla- dios….estuvo cerca- reí y observe al minotauro- veamos que mas tienes, horrible vaca superdesarrollada- reí
insultando con mi elocuencia, claro que no era típico de mi caballerosidad, pero no quería perder, no me gustaba.

Ya en mi turno robe una carta, un simple Pegaso. Sonreí y lo convoque, activando su efecto, traje a mi pequeña gata amatista del mazo en forma de cristal, luego active una magia permitiéndome traer un segundo cristal de mi cementerio, coloque una trampa y reí mientras observaba al minotauro- mi próximo turno…pereces-

El minotauro no hizo mucho, solo bajo todas sus trampas o magias a su correspondiente zona, alo que yo conteste comenzando mi turno- se acabo-dije sonriente, al ver como un brillo de arco iris aparecía en el aire-saluda a mi amigo- un alado superhéroe con un arco iris en las alas, aparecía gracias a fusión futura, algo muy poco común – neos arco iris-. El minotauro quedaba casi ciego, pero mi turno aun no acababa. Mande mi gata amatista al cementerio y envíe todas sus trampas al mazo. Active renace el monstruo y traje a mi dragón arco iris del cementerio, el que había mandado para esta fusión, y convoque aun segundo Pegaso. Acabe con su monstruo boca debajo de cero de defensa con mi Pegaso y de un ataque de mi dragón y mi neos arco iris, derrote al minotauro.

Comenzó a reír desquiciadamente este, mientras desaparecida en una nube negra rodeada de estrellas brillantes – no sabes…donde te metiste, joven mayordomo – observe su desaparición mientras mis monstruos desaparecían como parte de una ilusión, pensé la frase del minotauro una y otra vez.
avatar
Sebastian Michaelis

Mensajes : 18
Edad : 24
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.