Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» *dances the seaweed dance* (〜 ̄△ ̄)〜
Hoy a las 2:01 pm por Balka

» Aracnofobia [Campaña]
Ayer a las 9:56 pm por Almena

» - Apocalipsis now -
Ayer a las 7:42 pm por Abdel Azim

» 5 días bajo la nieve [Grupo 1][Campaña][Kasumi, Arete, Pereza, Eudes, Niris, Suwan]
Ayer a las 7:07 pm por Arete

» El cordero
Ayer a las 9:46 am por Bizcocho

» Ficha Varok del Clan Martillo de Trueno
Miér Nov 15, 2017 5:48 pm por Bizcocho

» Apocalipsis now
Miér Nov 15, 2017 10:39 am por Abdel Azim

» Varok viene a saludaros
Miér Nov 15, 2017 9:14 am por Bizcocho

» Maleficarum [Solitaria +18]
Miér Nov 15, 2017 6:36 am por Lujuria

» Cassandra vs Aulenor
Mar Nov 14, 2017 3:09 am por Aulenor

» Demonología: Adulterium [+18]
Lun Nov 13, 2017 5:46 pm por Lujuria

» Deal with the Devil [Solitaria]
Dom Nov 12, 2017 7:40 pm por Casandra Von Schuyler

» Anhouk, la forjadora
Sáb Nov 11, 2017 1:26 pm por Bizcocho

» Índice de Personajes No Jugadores o NPC
Vie Nov 10, 2017 9:47 pm por Lujuria

» Peccata Carnalia
Vie Nov 10, 2017 9:26 pm por Lujuria




Cuentos de Noreth
Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth Cuentos de Noreth

Las afiliaciones hermanas se hacen por invitacion de nuestros administradores hacia otros Admins de los foros que decidamos, o por invitaciones de ellos hacia nosotros, sin embargo nos reservamos el derecho de admision de estas mismas pues seran solo una limitada cantidad y minima. Para mayor informacion acuda a la sección de Afiliaciones


Lazos - Privada

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lazos - Privada

Mensaje por Inuwel el Miér Jul 13, 2011 6:05 am

Era una zona desértica, con dunas a la izquierda, algunos árboles propios del área pero que no alcanzaban a dar sombra siquiera, habían cactus esparcidos en los alrededores y los soles palpitaban intensos en el firmamento... demasiado. En esta ocasión venía con ropa ligera y cubierta con un velo para proteger mi rostro del sol, llevaba mi bastón a mi espalda junto a mi bolso cargado de armas, y como siempre, nunca ausente de mis tan preciadas joyas, lástima que ahora al estar completamente sola no podía hacerlas relucir.

Entrecerré los ojos recordando lo sucedido solo unas noches atrás...

"El arma se desplazaba con una facilidad de corte impresionante y podía manejarla con soltura, cosa que no me imaginaba lograr por su considerable tamaño, un ¡zas! y su hoja se vertía con la sangre de los vampiros como si fuera un elixir de mana para el arma, su filo cercenó una pierna completa y luego rebanó su cabeza como quien corta un durazno, me giraba y luego enterraba el arma en el pecho de otro chupasangre, veía divertida como sus manos trataban de darme alcance, sacudí su cuerpo con mi arma para liberarlo y luego darle un tajo en el rostro desde la barbilla hasta el cerebro por simple diversión..."

Sacudí la cabeza cortando aquel recuerdo y curvando una media sonrisa sádica frente a mis morbosos gustos, por culpa de aquel ataque improvisto había perdido el rastro de Locrian... bleh, de algún modo él siempre lograba encontrarme, además ahora tenía otros planes de que preocuparme, la cacería de vampiros, a decir verdad me sonaba a responsabilidad sin embargo... era deliciosamente divertido masacrarlos.

Pero ahora era de día, el sol despuntaba en lo alto y... ¡uff que calor! estaba por comenzar a arrastrarme, tenía mucha sed y temía gastar el odre con agua que portaba en mi bolso, tenía que ahorrar por si terminaba aquí más tiempo del previsto, me llevé una mano a la frente para hacer sombra sobre mis ojos y vislumbrar mejor el paisaje, ¿donde había un oasis cuando se necesitaba?... vi entonces... algo... aceleré el paso y poco a poco aquella figura se fue notando más, no, no era una persona, tampoco una roca o alguna colina, era una construcción, y no era la única habían más, varias salpicadas en distintas direcciones, vi un cartel grande destrozado en el suelo, seguramente daba la bienvenida al pueblo, las letras estaban borradas así que no pude leer nada, suspiré y me llevé ambas manos a los costados de mi boca para gritar.

-¡¡Holaaaaaaaaaaaaa!!! ¿¡¡Hay alguien aquí!!!?-

Eco y nada más.

Genial. El pueblo estaba abandonado, eso significaba que no habría agua, ni comida, ni nadie que me pudiera guiar a la salida, bueno al menos podría refugiarme del sol y tal vez pasar la noche en un lugar seguro.

Aunque... era curioso, ¿por qué habría un pueblo abandonado en medio del desierto?


Última edición por Inuwel el Jue Oct 06, 2011 5:47 am, editado 1 vez




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Kouta Silverwolf el Jue Jul 14, 2011 7:58 pm

Habían pasado noches, noches desde que desperté en el campo y el olor de mi madre se me había perdido. Por pequeños rastros la seguí, al parecer de lejos, por un largo, caluroso y seco desierto.

Mi olfato fallaba por momentos por el cansancio, me indicaba que estaba en un pueblo abandonado, y durante horas di vueltas alrededor, hasta que decidí creerle. Entre alas ruinas exhausto, no había agua en ningún lado y una tormenta de arena se acercaba, mi cuerpo de lobo no soportaba bien el calor y me semi arrastre hasta
una casa, en donde me tire a descansar. Cerré los ojos buscando conciliar el
sueño, pero al lograrlo solo encontré pesadillas.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~ Sueños ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Era yo en forma humana… corría y corría, casi como huyendo de algo… una sombra. Me perseguía, me perseguía con unos ojos asesinos. Gritaba por ayuda, en el maizal, por alguna razón nadie me escuchaba... corría lo mas que podía, la sombra parecía jugar conmigo, hasta que una rama, me tiro al piso. La sombra sea cerco, su aliento bramaba furia y más, yo con miedo solo me arrastre pero fue inútil. Un dolor recorrió mi espalda y mi cuello...

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~ Despertar ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Desperté a mitad de la noche, en forma lobo, gritando de miedo y en un gran llanto…solo quería encontrar a mama, quería hablar, pero solo salían aullidos y llantos caninos de mi boca.
avatar
Kouta Silverwolf

Mensajes : 13
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Dalahak Schtzie el Sáb Jul 16, 2011 2:57 am

Genial, sencillamente genial. Ahora había cambiado de un clima temperado a uno caluroso. Arena por todas partes y sol, mucho, mucho sol. El día apenas comenzaba y ya hacía unas horas que me había puesto en marcha, mis botas estaban llenas de arena, para variar. Hacía poco que había terminado mi “pequeña” aventura junto con la otra licántropa, Inuwel, aquel paseo por el castillo del condenado vampiro de los huevos que solo me había traído más problemas que de costumbre. No quería ni recordarlo, aunque en sueños todavía me perseguían las imágenes de decenas de vampiros siendo rebanados por la espada demoniaca. No era exactamente un sueño malo, me gustaba recordar aquello, aquella sangre reseca golpeando el filo de la espada y luego mi camisa, que todavía estaba ligeramente manchada de negro. Recuerdo como las cabezas cortadas caían al suelo con aquella mueca de dolor y luego se deshacían en cenizas como el resto del cuerpo.

Suspiré y miré a los alrededores, nada, solo unos cuantos cactus y el sol cayendo a plomo durante la mañana. Me sequé el sudor de la frente y miré al horizonte, nada. Ni siquiera sabía qué hacía ahí. Había llegado siguiendo el rastro de Lizbeth, siguiendo su el pequeño olor que todavía podía distinguir en el desierto. La conocía desde hacía poco, pero una de las cosas que sabía de ella es que había nacido en el desierto y que allí se había criado. En mi cabeza no entraba la idea de que era casi imposible encontrarla entre aquel montón de arena, sol y cactus. La sed me acosaba desde hacía unas horas y no me quedaba agua, me la había terminado toda hace un rato. En el horizonte no alcanzaba a ver nada, pero nada de nada, solo arena y el sol elevándose. Caminé durante horas con el sol de frente, cubriéndome la cabeza con la camisa azul para no morir del calor o dejarme las retinas como dos huevos fritos. El viento que soplaba era suave y arrastraba con él finos granos de arena que empezaban a tenerme negro, golpeando cada poco mi cara de frente y haciéndome cerrar los ojos. Mi alma por un dichoso oasis o por algo con agua.

Tras horas de caminar y caminar sin rumbo, derrotado por el calor y sudando a mares me pareció distinguir algo en el horizonte, a unos cuantos kilómetros. Usé la mano de sombrilla para ver mejor y entre la flama de calor que ascendía desde la arena lo vi; un pueblo, un pequeño pueblo de color gris entre el blanco de la arena. Sin pensármelo dos veces me quité la camisa y los pantalones, básicamente me desnudé. Iría convertido hasta allí. Sí, no parecía muy inteligente, si al acercarme la gente me veía en esa forma seguramente se asustarían, gritarían y me atacaría, pero como hombre-lobo iba mucho más rápido. Terminé de meter las botas en la mochila y tomé mi forma de licántropo, dejando que el pelo negro me cubriese y mis huesos se deformaran para el nuevo aspecto. Dolía un poco pero ya estaba acostumbrado. Me colgué la mochila a la espalda y salí corriendo como alma que lleva al diablo. En apenas quince minutos estaba en la entrada del pueblo. Una ruina. Era imposible que allí asustase a alguien, entre otras porque no había nadie. De un poste colgaba un cartel corroído por la arena y el tiempo, ponía algo, pero ya era ilegible, seguramente fuese la bienvenida al pueblo en tiempos prósperos. Las casas estaban destrozadas y la gran mayoría faltas de alguna pared pero… al menos daban sombra.

En un momento tomé la forma humana y me puse los pantalones y las botas para no quemarme los pies, ahora que carecía de las almohadillas protectoras. Caminé un poco por las destrozadas calles y me metí en la primera casa que contaba con cuatro paredes. Por dentro no era nada lujosa, es más, estaba bastante destrozada, llena de polvo y telarañas, pero al menos me ocultaría del sol y podría dormir un rato apartado del infernal calor del exterior. Me tendí en lo que en su día sería el salón y dejé mi espada a un lado, lo suficientemente cerca de mí como para poder alcanzarla si pasaba algo, que lo dudaba. La mochila a un lado y la camisa doblada un par de veces a modo de almohada. Me quedé mirando el techo grisáceo con los ojos entrecerrados, los párpados me pesaban y un bostezo habló por mí. Y así poco a poco fue como quedé dormido en mitad de aquella casa, descansando un rato con la tórrida brisa veraniega del desierto entrando por la ventana.





avatar
Dalahak Schtzie

Mensajes : 146
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Inuwel el Dom Jul 17, 2011 6:26 am

La soledad repleta de calor, arena seca, tierra muerta, susurros cargados de silencio, vientos estáticos, ausentes, una bola de paja pasó rodando mecida por una brisa esporádica hasta perderse en una dirección en inconcreta, mis pasos en tanto hacían eco en las callejuelas, explorando a mi alrededor, me relamí los labios sedienta con una mano sobre la frente evitando el sol abrasados opacar mi visión, gruñí por lo bajo maldiciendo constantemente la ausencia de vida, un papel me detuvo en la calle, me incliné para tomarlo, era un dibujo acompañado de unas letras de un idioma desconocido, arrugué el papel e hice ademán de tirarlo a otro costado pero mis ojos se abrieron ampliamente al divisar un pozo, me giré sobre mis talones y avancé hacia allá haciendo percutir mis pulseras y collares, guardé el papel arrugado entre medio de una de mis pulseras ajustadas a la muñeca y casi corrí hasta el poso, me arrimé a su entrada sintiendo la humedad provenir de su interior, tomé el balde que tenía colgado y lo comencé a bajar, bajar y bajar hasta que era momento de subirlo, lo hice con cuidado de no perder aquel divino tesoro que tendría que portar dentro del balde, lo tomé con ambas manos y vi sedienta la brillante agua que estaba en su interior, con ambas manos me mojé el cuello, detrás del cabello y luego comencé a beber con avidez, volví a bajar el balde al pozo pero hasta vez sentí que chocó contra la superficie, arqueé una ceja extrañada y comencé a subir la cuerda de nuevo, esta vez el balde estaba vacío, metí la mano hasta el fondo y sentí la sequedad sobre la madera, era incomprensible considerando que como recientemente lo había llenado con agua que estuviera tan seco… era ilógico. Suspiré hastiada y dejé el baldé a un costado del pozo, no sé porque perdía tanto tiempo en este lugar muerte y abandonado de la nada, no iba a mentir que no me gustaba el calor, pero este lugar era un desierto prácticamente muerto, Akhdar en cambio era todo un oasis, cubierto de bosques de palmera… esto parecía ser su cementerio.

Sentía deseos de volver a matar, de envolverme en mi forma natural y vengar mi hastío con algún alma inocente, una sonrisa se dibujó en mis labios al recordar la deliciosa muerte de la noche anterior, vampiros que seres más… repugnantes, incluso su aroma era un asco. Volví mis pasos decidida a alejarme de ahí, pero un ruido me sobresaltó, giré la vista y cuál fue mi sorpresa al ver una gigantesca ola de arena marchar hacia mi dirección.

Genial, había llegado justo cuando se iniciaba una tormenta de arena, mascullé unas cuantas palabras altisonantes y corrí de regreso a la ciudad abandonada, me impulsé con fiereza contra una puerta derrumbándola de una patada y me refugié en el interior de ese hogar esperando a que la tormenta terminara, pero parecía no parar nunca, el viento de la arena ser empujada era muy fuerte, llevándose todo lo que estuviera en el suelo a su paso. Pero de pronto sentí que mi vista se nublaba, arañé delicadamente las paredes hasta quedar profundamente dormida en el interior de ese cuarto vacío pero al menos protegida del infierno arenoso de allá afuera.

Vientos fieros, memorias olvidadas… Una niña corría por un jardín repleto de flores… específicamente rosas, rosas tan rojas que por alguna razón Inuwel pudo verlas, pudo ver su color, un color que jamás había conocido… pero que ahora no podía olvidar.

Desperté de golpe, sobresaltada, me levanté mirando de un lado a otro con actitud defensiva, pero la sala estaba tan vacía como al principio, solo que ahora era de noche, quién sabe qué hora, un frío invernal recorrió mi espalda, el desierto en la noche era muy frío. Salí de la vivienda y el lugar estaba tan vacío como al principio, de puro ocio y falta de sueño me puse a explorar algunas casas buscando si había algo útil, más todo lo que alcancé a recorrer estaba vacío, solo unos maderos tuvieron la oportunidad de ser escogidos por mí, hice fricción con algunos maderos y por alguna razón no tuve problemas en formar una hoguera, juntando además las bolas de paja que a veces navegaban por el viento sobre la arena, me senté en medio del silencio nocturno frente al fuego gris, imaginando una fiesta pagana mirando de reojo las estrellas.




http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Kouta Silverwolf el Lun Jul 18, 2011 1:17 am

La tormenta de arena mermaba, sacudía las paredes y calcinaba el aire. Yo estaba tirado mirando la nube anaranjada del otro lado de la pared. La casa destruida dejaba pasar arena levemente, yo estaba acostado cual perro callejero mirando el vacío, rogando por agua, por encontrar a mi madre, y por comida. Mi pequeña mochila en mi espalda, no la podía alcanzar, ahí tenia galletas y una botellita de agua, pero, no podía alcanzarla. Me retorcía intentando alcanzarla, peor el cansancio hacia que ceda rápidamente. Aullaba rogando por ayuda... Aullaba, por que no podía hablar, pero estaba solo, en esa casa, cual niño en una cuna, esperando que su madre lo atienda. Pero nadie venia…estaba solo? Debería rendirme? Era claro que no era más que un gasto en ese momento, un ser inútil buscando a su madre, mis ojos se cerraban, el cansancio, la falta de energía se sentía y así cerré mis ojos, para dormir una noche mas.

------------------------------Recuerdos-----------------------------------
- hijo estas listo?- una voz femenina de alguien sin rostro, de dulces manos lo llevaba a la escuela
-claro mama…- el joven no poda ver el rostro de su madre
La escuela paso rápido, y en el sueño, antes de que se diera cuenta, estaba corriendo con una criatura detrás de nuevo
------------------------------fin sueño-----------------------------------

El amanecer se acercaba… debería intentar levantarme?... o debería dejarme morir? Ironicas preguntas…para alguien de 10 años…solo, quería encontrar a mi mama.


---------->Ficha<----------
avatar
Kouta Silverwolf

Mensajes : 13
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Dalahak Schtzie el Lun Jul 18, 2011 3:51 pm

Pasto verde por donde quiera que mirase. El olor de la hierba, de las flores silvestres y de un perfume que me resultaba muy familiar. Bajé la vista hacia mis piernas, donde notaba un ligero peso y vi el bello rostro de Lizbeth con los ojos cerrados mientras que su boca se mantenía ligeramente abierta y ella respiraba de una manera pausada y tranquila mientras que su cabello fino y rubio se mecía por el viento. Acerqué lentamente mi mano para ver si era solo un sueño o realidad y cuando noté la calidez de su cuerpo me di cuenta de que era real, totalmente real. ¿Cómo había llegado hasta allí? Lo último que recordaba era haberme dormido en una casa abandonada en mitad de un pueblo arrasado de un desierto. No me importaba, la volvía a tener cerca, entre mis brazos y eso era todo. La moví ligeramente para despertarla esperando ver sus ojos azules como el aguamarina, pero en lugar de eso al abrirlos solo vi unos ojos negros, sin pupila. Abrió la boca y me dejó ver dos enormes colmillos hechos claramente para clavarse en la carne. Sus manos finas y suaves ahora eran garras que se hincaban dolorosamente en mi pierna - ¿Qué te pasa Noctis? – preguntó con una voz antinatural.

Di un respingo hacia un lado y rápidamente me alejé de ella, o de lo que demonios fuere aquello. Aquel ser con la forma de Lizbeth se me acercaba lentamente para morderme, con los colmillos fuera y las manos alzadas para atacar. Pero… no, no era posible, aquello solo lo hacían los vampiros, los chupasangres como Gabriel. Miré hacia todos los lados y vi como el pasto se podría lentamente allí donde ella pisaba, desapareciendo la vida de aquel lugar. Por los alrededores comenzó a flotar una niebla morada extraña y de olor asqueroso, olor a cadáveres. Me arranqué la camisa dispuesto a convertirme para acabar con Lizbeth, con lo que la poseía, pero no pude, mis poderes no me respondían ¿Qué demonios estaba pasando? Miré entonces el colgante con la droga de berserker en mi cuello y sin pensarlo dos veces ingerí por completo el líquido de color gris claro, pero nada, ni tan siquiera eso. Bebí todos los frascos de mi cinto pero nada, no tenía mi espada, ni mi daga, solo esa forma de humano. Pues al menos lo intentaría. Lancé un primer puñetazo hacia ella, que con toda facilidad cogió la mano y me la rompió. Un aullido salió de mi garganta y finalmente… desperté.

Frío, mucho frío es lo que recuerdo. Estaba empapado en un gélido sudor que me cubría todo el pecho y la cara, goteándome desde el pelo desordenado y cayendo sobre mis cejas. Moví la cabeza hacia los lados rápidamente despidiendo algunas de esas perlas de sudor tan frío y miré por la ventana. Era ya de noche y un viento fuerte y frío recorría las calles de la ciudad arrastrando consigo grandes cantidades de arena. Palpé a mi lado y toqué la espada, suspirando aliviado al mismo tiempo que buscaba su empuñadura para usarla a modo de apoyo a la hora de levantarme. Ya era momento de seguir buscando, lo último que quería era que aquella pesadilla se hiciera real, que Lizbeth fuera convertida en vampiro. Me cambié rápidamente la ropa metiendo la camiseta y los pantalones sucios en la mochila hechos una bola y aseguré la espada en la vaina, recogiéndolo todo. Dispuesto ya a salir algo me hizo pararme en seco, un aullido, un aullido bastante agudo y lastimero. Parecía ser de un cachorro.

Lo primero que pensé fue en responder, pero luego negué con la cabeza, si era un cachorro se asustaría de oír un aullido adulto. Comencé a caminar por las calles buscando la fuente de aquel llanto perruno y cuando se acalló maldije por lo bajo, cerrando los ojos y olfateando como podía. No estaba demasiado lejos. Caminé unas cuantas calles más y finalmente llegué a una casa algo destartalada pero en “buen estado”, comparando con las otras. Aparté una vieja cortina que había por puerta y vi a un cachorro de color gris plata durmiendo. Tenía una mochila a la espalda, lo que lo delataba como licántropo, pero a juzgar por el tamaño del animal no sería más que un niño ¿Qué hacía un niño en mitad de un pueblo abandonado en el desierto? Con mucho cuidado abrí su mochila, de la que él tenía cerca el morro, y saqué una pequeña botella de agua. Miré hacia todos los lados y maldije no tener nada darle el agua sin desperdiciarla o... Abrí mi propia mochila y metí una mano rebuscando entre las vendas y finalmente di con una especie de cacharro para perros de madera, un mortero en realidad. La capacidad que tenía para el agua era bastante, con lo cual el pequeño podría dar un trago largo. Vertí el agua en el recipiente y me quité uno de los guantes de cuero negro para acariciarle lentamente la cabeza – Despierta chico… - dije mientras lo movía levemente, como había hecho con Lizbeth en el sueño – Venga, no me jodas que no solo duermes… despierta. Hay agua. – dije al final, rezando en mi interior porque solo estuviera profundamente dormido.





avatar
Dalahak Schtzie

Mensajes : 146
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Inuwel el Mar Jul 26, 2011 5:46 am

"La pequeña niña corría por el campo de rosas, parecía estar jugando a través de aquella pradera roja escarlata, alzaba los brazos, dejándolos extendidos horizontalmente mientras sus risas se escuchaban a distancia.
Parecía muy feliz."


El desierto por las noches, paralelo al día, era profundamente helado, como si estuviera en eterna contraparte con el día, me arrimé a la fogata mirando las chispas de fuego que brincaban, chispas que aunque grises, tenían el color del calor. Ladeo la cabeza mirando la línea del horizonte, estática e igual, más allá algo abría... ¿pero qué?, me pregunté sin comprender porque seguía perdiendo el tiempo en ese lugar perdido y muerto. Se levantó con la resolución de marcharse hasta que un olor le alertó, se giró de golpe y comenzó a correr.

La niña seguía corriendo, pero había bajado los brazos, su rostro se mostraba compungido y las rosas perdían su color, ya no corría con alegría, no corría por diversión, su hermoso paraíso había perdido el color y cuidado que su amor le había entregado, despechada entonces, y con el miedo palpitante en el corazón la niña continúo corriendo pero ya no como un juego, ya no deteniendo las miradas para asombrarse de su hermoso jardín.
Ahora corría por su vida.
Con miedo y horror de su propia creación.


A solo unos pasos de diferencia de donde Inuwel estaba, una criatura arrimada al techo, con las manos adheridas a él como si tuviera pegamento en sus palmas se relamió los labios al ver aquellas dos apetitosos bocados, estaba hambriento y colérico, sus ojos inyectados de rojo, miraban hacia todos lados pero no fijaban su vista en nada en particular, su cuerpo se movía cual araña, mimetizándose con el ambiente y desvaneciendo su esencia, olor y presencia, pero en breves segundos no pudo evitar que los poros de su cuerpo se abrieran delatando su aroma, el cual ocultó de golpe apretando los dientes, para luego morder con sus colmillos su labio inferior a tal punto de sacarse sangre, sangre que lamió después con una mirada loca, volviendo a ser sombras con la vista clavada en Noctis y luego en Kouta.

Mis pasos se detuvieron en seco, como si aquel aroma se hubiera cortado de un momento a otro, miré a todos lados alertada... pero nada, sacudí la cabeza mientras caminaba derecho, quizás no fuera buena idea irme por el momento, algo raro pasaba, entonces otro olor llamó mi atención, y luego unos sonidos... avancé raudamente hacia una vieja casa, con cortinas en ves de puerta pero como era mi manía, me impulsé para saltar y entrar por la ventana de una patada la cual estaba tapada por unos maderos bien desgastados por el tiempo, los maderos salieron volando hacia todos lados hasta caer acuclillada sobre la vivienda y enarbolar mi bastón mirando al frente.

-Ea, sabandija, ¿No te parece qué es un poco tarde para jugar?... un momento, ¿Noctis?-Inquirí de golpe bajando el arma ignorando al pequeño cachorro que estaba acostado-¿Qué haces aquí?-





http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Kouta Silverwolf el Jue Jul 28, 2011 4:48 am

Sentí una voz, masculina, hablándome casi como exaltado. Mis ojos se abrieron en esa polvorienta habitación, y mi vista, borrosa, me hacia no distinguir su rostro. Sus palabras eran que despertara, que había agua, peor mi cuerpo no reaccionaba, solo echado con los ojos abiertos y la lengua afuera, respiraba con dificultad. La ventana se partió en pedazos y algo entro, de voz femenina, trayéndome recuerdos ala mente, largue un leve llanto canino e intente incorporarme. Esa voz, parecía familiar, casi como si fuera mama…podría ser ella?; a intentar incorporarme , mis piernas flaquearon y me golpeé contra la pared, mi mochila rompió, en ese momento, uno de sus brazos que sostenía y callo, dejando regar por el piso mis pertenencias, entre ellas, una bolsa con galletas, y un cuaderno , una cartuchera con mis lápices que se salieron y regaron por todo el piso. Estaba algo mareado y miraba borroso, intente acercarme a la voz nueva, a la que me sonaba familiar, gritando mama, peor mis llantos ante cualquier oído, pareciera que no me escucharan, como si gritara en otro idioma. Escuchaba un aullido a veces cuando intentaba gritar, y este caso no era excepción; aun así no desistí, y tambaleándome me acerque a ella, con la lengua afuera y sediento. Mi cuerpo se sentía débil, casi como si comenzara a desmayarme, el calor, el hambre y la falta de agua y sueño surtían efecto combinándose como un gran martillo, que me tiraba boquiabierto junto a una especia de plato hondo, de madera, lleno de agua. Mi lengua intento alcanzarlo varias veces, peor no pude, solo jadeaba agitado, casi como rindiéndome.


---------->Ficha<----------
avatar
Kouta Silverwolf

Mensajes : 13
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Dalahak Schtzie el Jue Jul 28, 2011 3:40 pm

Miré al cachorro preocupado de que solo abriera los ojos, asustado por lo que le pudiera haber pasado antes de llegar o una vez allí. Olfateaba el ambiente cada poco tiempo buscando algún tipo de ser desconocido, o demasiado conocido, que hubiera podido hacer daño al pequeño. No era normal que teniendo el agua delante no bebiese aunque fuera un poco. Por la puerta, apenas cubierta por una raída cortina de color grisáceo, entraba una suave brisa cálida que aumentaba todavía más la temperatura del ambiente. El sol en su punto álgido calentaba la fachada superior de la casa blanca que parecía querer renegar de esos rayos solo para poder enfriarse como solo durante la noche podía hacer. Por un momento pude notar algo, un olor fuerte muy conocido, parecido al de los vampiros, pero no sabría decir si era ese o no. Estaba en la sola, conmigo y con el pequeño. Rápidamente llevé la mano a la empuñadura de mi espada y sin pensarlo dos veces, en cuanto algo entró por la ventana, la levanté a la altura del cuello de lo que fuera, sosteniéndola con una mano y cubriendo con la otra al lobezno. Las astillas volaron hacia todos los lados y una figura femenina cruzó el umbral de la ventana hasta posarse dentro de la casa. Aquella voz era imposible de confundir, aun así mantuve la espada en su cuello unos instantes, lo suficiente como para que el polvo se despejara y me dejase ver más claramente a la caza-vampiros, Inuwel.

Retiré el filo de la espada de su cuello y asentí – Sí, soy yo. – confirmé mientras acariciaba lentamente la cabeza del más pequeño. Lo vi intentar ponerse en pie para ir hacie Inuwel pero se cayó de nuevo, y esta vez se le rompió la mochila, dejando esparcidos un montón de lápices grises y negros que rodaron por el suelo mientras el animal jadeaba agitado, casi como si le costara respirar – Solo estaba de paso… pero escuché el aullido del cachorro y vine. – recordé entonces el intenso olor que había sentido hacía unos minutos y miré a Inuwel, olfateándola para ver si era ella, pero tampoco, olía de manera ácida, a sudor, pero el otro olor había sido mucho peor, tanto que todavía lo tenía metido en la nariz y casi podía sentir su extraño y asqueroso gusto.

Mojé un poco la nuca del cachorro con el agua del cuenco y miré a Inu unos instantes antes de percatarme de algo -¡Quédate con él! – dije mientras me salía de la casa, a pleno sol. Miré unas cuantas de los alrededores y vi que no tenían maderos en las ventanas, en la que yo había dormido el solo podía entrar perfectamente ¿Por qué en aquella no? Volví dentro de la casa con Inu y el cachorro y la miré bastante serio – Inuwel… ¿Has visto otras casas que tengan tapiadas las ventanas? – luego caí en la cuenta de otro detalle, al entrar me había llamado “sabandija”, además de que había entrado dispuesta a luchar. Miré al cachorro preocupado y luego de nuevo a la licántropa - ¿Por qué al entrar me has llamado sabandija? ¿Tú también has notado ese olor fuerte? – saqué la espada lentamente mirando hacia todos los lados e intentando prepararme para arremeter contra lo que fuese – Cubre al cachorro… en esta casa creo que no estamos solo los tres. -





avatar
Dalahak Schtzie

Mensajes : 146
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Inuwel el Vie Jul 29, 2011 7:24 am

Los rayos del alba comenzaban a asomarse tímidamente por el horizonte desértico de la ciudadela abandonada, por la mañana la temperatura se podía considerar "templada" pero no tardaría mucho en que aquel calor volcánico volviera a hacer presencia en aquella parte, y ahora con el calor palpitante en el firmamento mas protegida por el techo de la lóbrega vivienda me dispuse a recorrer visualmente a quienes tenía por delante. Noctis y un pequeño cachorro, observé de reojo su mochila, y caminé hacia ella tomando sus cosas y revisándolas cuidadosamente con bastante curiosidad, un cuaderno, lapices... y ala, algo útil. Tomé la bolsita de galletas y la abrí sin reparos para coger una y morderla... ¿qué?, tenía hambre.

Volví la vista al pequeño lobo, y lo observé con cierta curiosidad, no parecía ser un animal cualquiera, portaba además con una mochila, ¿qué animal carente de razón llevaba eso?. Pero, en caso de ser un lican, ¿no sería demasiado pequeño?, ¿qué hacía solo y en medio del desierto?

-No sabía que te pagaban también como niñera -Comenté con aire distraído mascando aquella galleta como si me hubiera olvidado de aquel olor molesto que me había alertado hacia solo unos minutos. Vi que Noctis salía rápidamente hacia afuera y mi vista declinó hasta volver a fijarse en el cachorro, tuve la caridad de acercarle el cuenco con agua sobre el hocico al tiempo que mascullaba - bebe o tendré que hacerte tragar el embace para que lo hagas - Mi voz sonaba seca, como una orden, a pesar de no ignorar el mal estado en que se encontraba. Era extraño, pero el aroma del cachorro me resultaba familiar, pero no recordaba jamás haberlo visto... me quedé pegada viendo que hacía el cachorro como si fuera a ver a través de él hasta que Noctis apareció, lo noté algo nervioso y serio, lo último bastante raro en él.

-No, pero en cambio las vi lucir unas cortinas bastante feas -Respondí sacando otra galleta y llevándola a mi boca, ¿a qué venían esas preguntas?, me dije saboreando cada particula de la galleta, quién sabe hasta cuando volvería a comer- Porque no encontré otro apodo que te quede mejor -Respondí con sorna hasta que vi que realmente iba en serio - Ya, ok, pues... si, sentí un aroma molesto de golpe, ese olor tan asqueroso que me recuerda a esos elfos con colmillos, pero ese olor se sentía aún más fuerte, por eso lo pude sentir a relativa distancia, sin embargo desapareció de golpe, aquí mismo, raro, ¿eh? -Murmuré volviendo a mirar al cachorro pero alzando la cabeza de golpe ante lo último que dijo Noctis - ¿Y perderme toda la diversión?, que poco me conoces chico... -Aún así, volví a ver al cachorro levantándolo por el pellejo sobre el cuello bajo la nuca con mi delicadeza propia, examinandole -¿Sabes de donde pudo haber venido?, aquí no hay nadie, se nota que hace mucho que abandonaron este lugar, apenas hay muebles, se nota que se llevaron las cosas o tiempos más tarde vinieron a saquear como siempre se hace con los pueblos fantasmas, pero aún así, si la criatura que se esconde en esta casa es la que creemos, ¿por qué estaría aquí?, a kilómetros de distancia que no hay nada, ¿comerá arena? -Inquirí con gracia acariciando la cabeza del cachorro - más vale que no seas parte de una trampa pequeñín o te costará caro-murmuré con voz siniestra volviendo la vista a Noctis - Vamos arriba, esas escaleras aún deben servir, y si no, trepamos, aquí por la ventana hay demasiada luz, lo que sea no se acercaría, si queremos encontrarla tenemos que buscarla-





http://www.cuentosdenoreth.net/t159-inuwel-y-la-luna-orgullosa-es-aplaudida-por-aullidos

Gracias Jose n-n
Spoiler:


La última Garra Gris

Spoiler:
[/center]
avatar
Inuwel
Belleza letal

Mensajes : 470
Nivel : 1
Experiencia : 0 / 500

Volver arriba Ir abajo

Re: Lazos - Privada

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.